viernes, 30 de octubre de 2015

Vendrían tres Hercules C-130 para la FAA


Actualmente, una comisión mixta de personal de FAdeA y la Fuerza Aérea Argentina se encuentran en el AMARC (EE.UU.) evaluando aviones Lockheed Martin Hercules C-130 para su puesta a punto y adquisición por la Argentina. 

Se estiman que serán tres unidades de la versión  C-130 E (132, en existencia) o C-130H (3, en existencia). 

Recordaremos que el Lockheed C-130 Hercules es un avión de transporte táctico medio/pesado propulsado por cuatro motores turbohélice, fabricado en Estados Unidos desde los años 50s por la compañía Lockheed Martin. Se trata de un avión de ala alta, con un compartimiento de carga libre, rampa de carga trasera integral con o sin balanceo, bodega de carga totalmente presurizada que puede ser adaptada con rapidez para pasajeros, camillas o transporte de tropas. Con capacidad para despegues y aterrizajes en pistas no preparadas, el C-130 fue originalmente diseñado como avión de transporte de tropas, carga y evacuaciones médicas. Su versátil estructura le permitió realizar funciones adicionales como apoyo aéreo cercano, asalto aéreo, búsqueda y rescate, soporte a la investigación científica, reconocimiento meteorológico, reabastecimiento en vuelo, patrulla marítima y lucha contra incendios.
El Hércules es el principal avión de transporte militar de muchas fuerzas militares del mundo. Ha prestado servicio en más de 50 países, en sus cerca de 40 versiones y modelos distintos, en incontables operaciones militares, civiles y de ayuda humanitaria. En diciembre de 2006 el C-130 se convirtió en la quinta aeronave (después de los English Electric Canberra, B-52 Stratofortress, Tupolev Tu-95, y KC-135 Stratotanker) en alcanzar los 50 años de uso continuo con su cliente primario original, en este caso la Fuerza Aérea de los Estados Unidos. Además, es la única aeronave militar que continúa en producción después de 50 años. 
En 1961, la producción de “Hercules” cambió a la variante C-130E, que se convirtió en estándar para la USAF, introduciendo motores Allison T56-A7 de 4050 c.v. para mejorar rendimiento en despegues y aumentó el peso máximo a despegue de 56 t a 79 t para lo que se reforzaron los largueros del ala. 
Además, el C-130E añadió depósitos externos de combustible bajo las alas y una cabina más moderna con nuevos sistemas de navegación. A partir del C-130E se creó una versión civil denominada Lockheed L-100 Hercules.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...