Mostrando entradas con la etiqueta Defensa. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Defensa. Mostrar todas las entradas

jueves, 23 de julio de 2020

Alberto Fernández anunció que eliminarán el pago en negro en los sueldos de las Fuerzas Armadas

Gesto: Alberto Fernández elogió la tarea de las Fuerzas Armadas en la pandemia y anunció un reconocimiento salarial para el personal militar(La Nación) - Gesto: Alberto Fernández elogió la tarea de las Fuerzas Armadas en la pandemia y anunció un reconocimiento salarial para el personal militar 
Crédito: Presidencia

El presidente Alberto Fernández elogió la tarea de los militares que "ponen todo el esfuerzo para preservar la vida de los argentinos", en medio de la pandemia, y anunció una recomposición salarial en las Fuerzas Armadas, a través de la regularización del 100% de los haberes, a partir de octubre, y la eliminación de sumas no remunerativas. Se trata de un antiguo reclamo del personal militar, especialmente los retirados, que había generado una avalancha de juicios y sentencias millonarias.

"A partir del 1 de octubre, la totalidad de los suplementos no remunerativos que cobra el personal militar pasarán a ser cobrados como suplementos remunerativos y esto pondrá fin a iniquidades y desigualdades que se dieron por años", dijo el Presidente, acompañado por el ministro de Defensa, Agustín Rossi, en el encuentro de camaradería compartido con la conducción de las Fuerzas Armadas, en el edificio Libertador.

Con esta medida, los militares dejarán de cobrar en negro entre el 20% y el 30% de sus haberes, proporción que -según las categorías- percibían como suplemento no remunerativo..

El nuevo esquema salarial implica unos $2250 millones por mes. Por los juicios, además, este año se prevé el pago de sentencias judiciales y el levantamiento de embargos bancarios por $ 4550 millones, según pudo saber LA NACION. Y en 2021 los juicios de militares por las liquidaciones salariales llegarán a $40.000 millones, estimaron fuentes del Ministerio de Defensa.

"No es estrictamente una recomposición salarial, porque no hay un aumento de sueldo. Pero impacta en los haberes del personal retirado y en la obra social, que viene arrastrando una abultada deuda", dijo a LA NACION el jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, general Juan Martín Paleo, quien celebró la decisión del Presidente..

"La demanda sobre la composición salarial del personal militar llevaba más de 30 años. El anuncio es una muy buena noticia para terminar con una situación anómala que venía de la década del 90", dijo el ministro Rossi, al explicar el impacto de la regularización salarial. En su entorno deslizaron que prefieren no hablar de blanqueo.

El anuncio del Presidente fue favorablemente recibido en las filas militares, según revelaron distintas fuentes castrenses a LA NACION.

Con distanciamiento social y barbijos, el encuentro de camaradería reemplazó la tradicional comida que anualmente reúne al poder política con la cúpula de las Fuerzas Armadas y fue la primera en la gestión de Alberto Fernández, quien comenzó su mensaje con un homenaje a los caídos en Malvinas y a los 44 tripulantes del submarino ARA San Juan.

Además de Rossi y el general Paleo, estuvieron presentes los jefes del Ejército general de brigada, Agustín Cejas; de la Armada, contraalmirante Julio Guardia, y de la Fuerza Aérea, brigadier Xavier Isaac.

"Todos estos años las Fuerzas Armadas no fueron bien tratadas en términos salariales y sus sueldos se integran de una serie de suplementos remunerativos que han desquiciado el funcionamiento" del ámbito militar, sostuvo Fernández, quien aludió a la avalancha de juicios y al "gran desorden en el sistema salarial de las Fuerzas Armadas".

"Es ordenar lo que estaba desordenado y pone fin a muchas inequidades y desigualdades", sintetizó el Presidente. "Se ganaron el reconocimiento de los argentinos", dijo, al reivindicar la actuación de los militares durante la pandemia. "Son una generación de oficiales que debieron enfrentar algo único en la historia, poner todo el esfuerzo para preservar la vida de los argentinos. Hicieron mucho. Y esto habla de las FF.AA. que nosotros queremos integradas a la sociedad", agregó Fernández.

También destacó la iniciativa del ministro Rossi de crear un Fondo para la Defensa, que se destinará exclusivamente al reequipamiento militar y que espera ser tratado en el Senado. 

lunes, 29 de junio de 2020

Gobierno deroga reforma de Macri en FFAA y restablece el rol asignado por Kirchner

Defensa derogó los decretos que ampliaban facultades a las FFAA. (Ambito.com) - Desde 2016, los jefes militares podían realizar designaciones, incorporar personal civil y establecer los destinos de misión. Ahora se retrotrae esa decisión.

El Gobierno, a través del Ministerio de Defensa, encabezado por Agustín Rossi, derogó dos decretos del expresidente Mauricio Macri que ampliaba las facultades de las Fuerzas Armadas, y devolvió las funciones a los que había establecido durante su mandatos Néstor Kirchner.

Se trata de la potestad que Macri les había otorgado en 2016 a los jefes de las fuerzas para realizar designaciones, incorporar personal civil y establecer los destinos de misión, que ahora regresará a manos del Ministerio. También los habilitaba a decidir bajas y retiros obligatorios, otorgar ascensos a suboficiales, licencias, y resolver cuestiones disciplinarias.

El decreto que se publica hoy en el Boletín Oficial deroga dos de Macri, que a su vez anulaban dos de Kirchner se revirtió. En los considerandos se cuestiona la decisión del Gobierno anterior.

Por caso, se indica "que el Decreto N° 683/18 planteó la necesidad de modificar la reglamentación de la Ley de Defensa Nacional N° 23.554, que había sido plasmada en el Decreto N° 727/06, arguyendo que un supuesto e inexplicado exceso reglamentario restringía las potencialidades para la Defensa Nacional".

"Que el citado Decreto N° 683/18 modificó la voluntad del legislador y el espíritu de la Ley de Defensa Nacional Nº 23.554, al eliminar lo dispuesto en la redacción original del Decreto Nº 727/06, el que sostenía que debía entenderse el término “agresión de origen externo”, expresada en el artículo 2º de la mencionada Ley Nº 23.554, como “el uso de la fuerza armada por un Estado contra la soberanía, la integridad territorial o la independencia política de nuestro país, o en cualquier otra forma que sea incompatible con la Carta de las Naciones Unidas”, continúan los considerandos.

Tras lo que añade: "Que alterando ostensiblemente el criterio demarcatorio que separa la Defensa Nacional de la Seguridad Interior, el Decreto N° 683/18 omitió que la escisión de estos campos deviene del tipo y/o naturaleza de la amenaza, concluyendo que, como consecuencia de la evolución del entorno de Seguridad y Defensa, resultaba necesario establecer nuevos roles y funciones para cada una de estas instancias, lo que contraviene el sólido consenso normativo y doctrinario alcanzado desde la recuperación de la democracia en el año 1983".

Asimismo, se afirma que la derogación del referido Decreto N° 1691/06 "alteró un criterio esencial de organización de las Fuerzas Armadas consistente en que su misión principal, cual es la de conjurar y repeler toda agresión externa perpetrada por Fuerzas Armadas de otros Estados, debía estructurar doctrinaria, orgánica y funcionalmente su funcionamiento, de modo tal de fungir como principal criterio ordenador de todo su diseño de fuerzas" y que "alteró también un criterio fundamental de la organización y el funcionamiento basado en que las misiones subsidiarias del Instrumento Militar, incluida la participación de las Fuerzas Armadas en operaciones de seguridad interior prevista por la Ley de Seguridad Interior Nº 24.059, no debía afectar las capacidades requeridas para el cumplimiento de su misión primaria y esencial".

viernes, 29 de mayo de 2020

El jefe del Ejército: “La pandemia es una oportunidad que tenemos para revalorizar a los militares"

El jefe del Ejército, Agustín CejasPor Martín Dinatale - Infobae.com
El general de Brigada Agustín Cejas remarcó que el cambio de imagen de las Fuerzas Armadas “depende en gran medida de nosotros”


Agustín Humberto Cejas - Jefe del Estado Mayor General del Ejército

El jefe del Ejército, General de Brigada Agustín Humberto Cejas, expresó ayer que romper el estereotipo del militar que la Argentina arrastra de la época de la dictadura “es una obligación nuestra. Nosotros debemos mostrar cuáles son nuestras aspiraciones y qué es lo que podemos hacer por la sociedad”. No sólo esto. Cejas cree que la lucha contra la pandemia del COVID-19 puede ser “una oportunidad” que tiene hoy el Ejército y los militares para “abrirse a la sociedad y mostrar cómo se puede servir para que haya una revalorización de los militares por parte de la sociedad en general”.

Hoy se cumplen 210 años del Ejército Argentino y está claro que a Cejas le gustaría festejarlo de otro modo, sin pandemia mediante y en otra situación del país. Por esto no dudó un segundo en expresar sin vueltas: “Es lamentable que tengamos que vivir circunstancias extremas o negativas como estas (por la pandemia) para que se generen espacios donde se advierte la importancia de la capacidad del Ejército para proporcionar apoyo a la sociedad”.

Cejas asumió en febrero pasado la conducción del Ejército y está abiertamente alineado a la conducción del ministro de Defensa, Agustín Rossi. En diálogo con Infobae el jefe del Ejército no ocultó este alineamiento cuando deslizó una velada crítica al gobierno de Mauricio Macri. “No hay bases para sustentar que en la administración anterior haya habido una aproximación con las Fuerzas Armadas que se haya materializado con la asignación de recursos”.

Con larga trayectoria en el ámbito académico, Cejas fue formado en el Colegio Militar de la Nación como Subteniente de Artillería en 1984. Ocupó cargos relevantes en la Escuela de Artillería del Ejército, el Colegio Militar de la Nación y la Dirección General de Educación del Ejército. También tuvo una formación en el Ejército de Estados Unidos y en la OTAN. Además posee varias especializaciones de combate entre las que se cuentan el ser paracaidista militar y especialista en asalto aéreo.

Cejas recibió a Infobae en el tercer piso del Ministerio de Defensa, en un amplio salón desde donde graficó que en materia de defensa “la Argentina hoy no tiene todas las capacidades que tiene que tener”, aunque aclaró que “vemos que existen posibilidades de desarrollar proyectos que hacen al fortalecimiento de las Fuerzas Armadas”.

-¿Cómo está preparado hoy el Ejercito frente a la panademia de COVID-19 y qué reflexión hace en el día del Ejército Argentino frente a esta situación que se vive en el país y en el mundo?

-Este es el día quizás más importante para el Ejército porque podemos reflexionar de su historia porque vamos a cumplir 210 años y nuestro lema es que el Ejército nació con la Patria en 1810. Esta conmemoración en el contexto de la pandemia realza aun más la importancia que tiene el Ejército como un instrumento al servicio del Estado con muchas capacidades y fundamentalmente está constituido por personal motivado para llevar adelante estas cuestiones. Así que para nosotros el festejo es importante y empatizamos con lo que les pasa los conciudadanos, a nivel local y en las provincias que no nos es ajeno. Estamos consustanciados con las tareas que hacemos.

- ¿Cómo los recibe la gente en las recorridas y los operativos de ayuda en los barrios vulnerables que hoy está haciendo el Ejército?

- La gente nos recibe muy bien y para nosotros no es una sorpresa. Sabemos lo que la gente piensa y siente del Ejército y de nuestras Fuerzas Armadas. En el momento de necesidad la gente está mucho más sensibilizada y cuando llega la ayuda, que es neutral y desinteresada, la gente nos recibe muy bien. Pero reitero que esto no es una sorpresa sino una ratificación de una sensación que existe en el pueblo por su Ejército. Esto no se da sólo en esta campaña. También estamos desarrollando un trabajo que consiste en la distribución de agua en Salta en una zona donde viven pueblos originarios, de los wichis. Y cuando tuve la oportunidad de acompañar allí a un grupo de soldados encontré dos particularidades que emergen de este nivel de compromiso que tiene esta gente y como nos reciben. Me encontré que a través del juego los soldados enseñaban a lavarse las manos para este tipo de enfermedades que vemos hoy. Y cuando luego vi esto mismo en un banner en lenguaje originario que destacaba la importancia de lavarse las manos. Así, vemos un pequeño ejemplo de lo que puede hacer una misión.

- ¿Cree que la pandemia es una oportunidad para el Ejército de superar diferencias con la sociedad?

-De hecho, es una gran oportunidad. Lo que es lamentable es que tengamos que vivir circunstancias como extremas o negativas como estas para que se generen espacios donde se advierte la importancia de la capacidad del Ejército para proporcionar este apoyo. También está vinculado con un estereotipo que está instalado en el inconsciente colectivo de mucha gente. Y hay una gran diferencia entre la relación que hay hoy en el vínculo de las Fuerzas Armadas en el interior donde se ve un vínculo más cercano con los vecinos que trabajan en el cuartel. Diferencias que se ven con las grandes ciudades donde hay un estereotipo diferente de los militar. Romper este estereotipo de militar es también una obligación nuestra. Nosotros demos mostrar cuáles son nuestras aspiraciones y que es lo que podemos hacer por la sociedad. En la medida en que nosotros nos abramos y mostremos a la sociedad como podemos servir creo que habrá una revalorización por parte de la sociedad en general.

- ¿Es un desafío de ustedes también esa revalorización del militar en la sociedad argentina?

- Es un desafío enteramente nuestro. Pero también es un desafío para el nivel de la conducción, para los políticos, para los intelectuales. Hay que poner en agenda lo que significa la defensa para el país. No solo lo que se puede hacer en caso de catástrofes sino también lo que pueden hacer las fuerzas armadas como un instrumento militar como parte de nuestro sistema de defensa y que el argentino camine por las calles ya que tiene un sistema de defensa que es respetado. Desde ese punto de vista también es importante el descubrimiento que hace la gente en general para que todos podamos intervenir en una política de defensa que sea respetada.

- ¿Piensa que la política que lleva hoy el gobierno acompaña este sentir del Ejército?

- Claramente sí, lo veo, lo escucho e interactúo con el ministro de Defensa (Agustín Rossi) y tengo en claro que lo está haciendo. Esto lo dijo cuando planteaba hace unos días que aquellos pueblos que tienen un sistema defensivo fuerte, ello hace a autoestima del pueblo. Esto define en gran medida lo que implica la defensa para este gobierno. También vemos un grado fuerte de involucramiento del ministro en los operativos que estamos llevando adelante. En la interacción diaria se preocupa por saber cómo estamos y claramente conoce cuáles son nuestras necesidades.

- ¿Qué aspectos cree que ante una eventual reforma militar se deberían plantear como urgentes o necesarios?

- En principio para nosotros hay un tema central que es que a lo largo del tiempo se introdujo con suplementos o partes no remunerativas que fue dificultando claramente el haber militar. Hoy pasa que muy probablemente muchos militares desarrollan las mismas tareas y no perciban el mismo haber. Eso claramente genera una situación injusta. También aspiramos a introducir una perspectiva más nueva y moderna de derechos y garantías.

- ¿Cree que esas desigualdades de haberes se contraponen con los salarios que cobran hoy los miembros de las fuerzas de seguridad federales?

- En líneas generales hemos expuesto objetivos que hay que alcanzar y marcan una continuidad en el Ejército que no son personales. Estas diferencias de haberes se podrían solucionar en la reorganización del haber militar o en el llamado blanqueo. Esta es una aspiración de la conducción política y está en la agenda del ministro y del Presidente de la Nación.

- En los últimos años hubo una baja importante de uniformados tanto de la Armada, la Fuerza Aérea y el Ejercito, ¿a qué lo atribuye?

- En este caso diferenciaría baja a incorporaciones. Cada vez que abrimos incorporaciones son respondidas masivamente. Nunca tomamos más gente porque hay una decisión administrativa que rige y que fija los techos para los montos de haberes y de incorporaciones en el caso de soldados. En general se establece un número y estamos regidos por ello. En el Colegio Militar se incrementó en los últimos seis años la cantidad de postulantes. Antes cada dos postulantes ingresaba uno y ahora hemos llegado a tener cinco postulantes por cada ingresante. Claramente la profesión militar parece atractiva para los jóvenes. Cada vez que hacemos convocatoria para soldados tenemos ocho veces la cantidad que vamos a incorporar pero no podemos hacerlo por una limitación presupuestaria. Se había hablado de una mayor incorporación de soldados para dar una mayor capacidad de respuesta como los casos que estamos viviendo. Así que en este contexto hay una atracción del Ejercito para los jóvenes. En cuanto a bajas lo veo positivamente en comparación con años anteriores donde había una importante baja que teníamos de gente que se iba a fuerzas policiales. Muchos se incorporaban a fuerzas de seguridad o a policía de la Ciudad. En el 2015 y 2016 el Ejército perdió mucha gente. Esto no es solo una pérdida en cantidad de gente sino en los años que invirtió el país en capacitación. Lograr que un piloto de helicóptero o de aviación termine su carrera nos llevó mucho tiempo y recursos entonces cuando migran no solo impactan por el número sino también por lo que deja.

- ¿Cómo se revierte esto?

- Es una situación compleja que tiene variables a evaluar. Un sueldo equivalente a las fuerzas de seguridad y los recursos para desarrollar la capacidad profesional a pleno. Esto es importante y hace a que nosotros consolidemos un espíritu de pertenencia. Y desarrollemos este formar parte del Ejército y demostremos que formamos parte de una institución bicentenaria que tiene un alcance sorprendente. Esto hace a la revalorización de la profesionalización militar. El haber militar está compuesto por un respeto y reconocimiento y esto ayuda mucho. Creo que en este camino estamos marchando.

- También hubo una revalorización de la mujer en las Fuerzas Armadas…

- Esto lo atribuyo a que tanto mujeres como hombres tienen oportunidades similares y esta profesión no pone límites. Cuando una va desarrollar una operación militar analiza los medios y opciones para lograr el objetivo y cómo, cuándo y cómo lo vamos a ejecutar. Nunca nadie pregunta si el que la ejecuta es una mujer o un hombre. Entonces tanto mujeres como hombres pueden acceder a cualquier puesto sin limitaciones y operaciones siempre y cuando cumplan las exigencias para sus puestos.

- ¿Qué fue lo que cambió para que suceda esto?

- Los integrantes del Ejército tienen un promedio de edad de 32 años y los jóvenes tienen una percepción del mundo y una naturalidad para encarar ciertas cuestiones. Es decir que las mujeres incorporadas en el escalafón de mando desde el año 1995, hoy es una situación normal. Quizás esto no lo tengamos tan explicitado fuera del Ejército. Pero la mujer del Ejército tiene el mismo sueldo que el varón, un reconocimiento igual y un especial cuidado y respeto por todo tipo de diversidades. Ante un promedio de 32 años es una cuestión natural la incorporación de la mujer.

- ¿Cuál es hoy el nivel de la inteligencia militar? ¿Cree que se aprendió de errores del pasado?

- En cuanto a la inteligencia militar hay una estructura legal. Hay una ley de inteligencia que regula las actividades. En cuanto a la inteligencia militar la Dirección Nacional de Inteligencia forma parte de esa estructura de inteligencia nacional y tiene claramente una función dividida en inteligencia de combate para la fuerza operativa. Es decir, hombres que se deben adelantar al sistema militar en terreno para obtener la mayor cantidad de información de este enemigo para ver las armas con las que cuenta y, a la vez, darle al comandante la mejor situación de cómo uno ve al oponente. Es la idea de contar con información relevante para la toma de decisiones. Esto forma parte del sistema general del Ejército como el área de personal, logística y operaciones. No hacemos diferencias. Esto está relacionado con un cambio de paradigmas en estereotipo. La inteligencia fue estigmatizada, con razón seguramente, por situaciones que se desarrollaron en otras épocas. Pero cuando digo que 32 años es la edad promedio de un hombre del Ejército digo que todos estos nacieron después del 24 de marzo de 1976. Con lo cual nosotros desacoplamos esta carga y nuestra inteligencia militar cumple la situación de combate sin otra consideración

- ¿Cuáles son los nuevos enemigos en la Argentina? ¿El terrorismo? ¿El narcotráfico?

- Cuando hablé de enemigos me refería de una ejemplificación de una situación militar donde claramente vemos que el trabajo de inteligencia es el de obtener información. Pero hoy vivimos en una zona de paz con una relación muy positiva con nuestros vecinos a nivel regional. Obviamente un país que tiene una gran extensión territorial enorme como la Argentina y es la octava extensión territorial mundial con diversidad de recursos nos hace apetecibles a futuro por otros que necesiten esos recursos. No solo recursos que estén en el suelo sino en el Mar Argentino. Con lo cual como país necesitamos desarrollar un instrumento militar que sea respetado para darnos una seguridad de defensa de nuestros recursos. Nos preparamos con una característica disuasiva. Pero no tenemos enemigos. Esto es como una casa que tiene un buen sistema de alarmas y rejas. Una buena forma de disuadir al enemigo. Ese es el concepto.

- ¿Está preparada la Argentina para la defensa de sus recursos?

- No tiene todas las capacidades que tendría que tener. Porque estamos equipados y disponemos de los recursos que la Nación puede dedicar a fortalecer el instrumento militar. Pero vemos que hay posibilidades de desarrollar proyectos que hacen al fortalecimiento de las fuerzas armadas. Lo que sí tenemos es un concepto que llamamos núcleos de modernidad. Transpolamos a escalas más pequeñas desarrollos o posibilidades tecnológicas aplicadas al instrumento militar que permiten mantener a nuestra gente adiestrada, motivar a nuestros jóvenes y en la medida que presupuestariamente podamos equiparnos conocer mejor cual es el estado del arte en este sentido.

- ¿Cómo se prepara el Ejército en materia de ciberdefensa?

-Ciberdefensa es una de las incorporaciones más adelantadas que han hecho las fuerzas en su conjunto. La ciberdefensa no reemplaza a ningún otro medio sino que complementa todos los medios para cumplir nuestra misión. Estas son medidas de protección para nuestras redes y sistemas críticos. Hay una dirección de ciberdefensa en su conjunto que vinculan los esquemas de defensa de cada fuerza. Esto requiere una inversión permanente. Tenemos un nivel aceptable de seguridad en cuanto a ciberdefensa.

- ¿Cree que se debería actualizar los planes de estudio militares?

- Habiendo sido director general de educación hasta hace dos meses y habiendo sido director del Colegio Militar de la Nación y habiendo invertido 10 años de mi carrera en el ámbito educativo este aspecto está superado en relación a la ley de reestructuración de las fuerzas armadas. Gratamente soy un producto de este cambio en el sistema educativo del Ejército. Desde 1992 los oficiales que egresan del Colegio Militar obtienen un titulo terciario y posteriormente de grado. Es decir, que nuestros oficiales obtienen titulo de grado. Entonces formamos gente que académicamente pueden vincularse al mundo. Obviamente que la formación académica es lo mas solido que tenemos y el activo critico que tenemos. Estamos dando una base para que críticamente puedan dar una respuesta.

- ¿Cree que la visión que tiene el gobierno actual es diferente a la de Macri respecto a las fuerzas armadas?

- No podría aseverar su pregunta. No hay bases para sustentar que en la administración anterior haya habido una aproximación con las Fuerzas Armadas que se haya materializado con la asignación de recursos. Si quizás recibimos una serie de materiales y adquisiciones que se habían hecho en gestiones anteriores a la administración que se fue. De hecho encaramos un proceso de reconversión de nuestra Fuerza y esa transformación requería recursos que nunca llegaron. A su vez, se vendieron activos de las Fuerzas y no todo el producto de la venta se destinó al equipamiento de Ejército. Respecto a esta administración política trabajamos en proyectos que están enmarcados en un planeamiento de máximo nivel conjunto y esto derivará en una estrategia militar. Hay un montón de ideas e iniciativas que tenemos un grado de expectativas que seguramente el Poder Ejecutivo dentro de la realidad ya lo dejó planteado en acompañar. De hecho el ministro llevó al Congreso un proyecto de ley de fondos de la defensa que nos va a permitir ver el largo plazo y dar previsibilidad en las inversiones. Necesitamos tiempo, mirada a largo plazo y que este cadete que recibe la bandera cuando sea jefe del Estado mayor disponga de capacidades mucho mas fuertes.

- El año pasado Estados Unidos hizo una objeción a la estación espacial de China en Neuquén que depende del Ejército Popular y que tendría fines duales, ¿qué dice el Ejército de estas objeciones?

- No puedo ser imprudente en las manifestaciones que haga porque nuestra política está atada a la visión del Poder Ejecutivo y la política exterior que el Presidente marca. Con ese criterio enmarcamos una vinculación con todos los países con visitas, cursos que no elegimos sino que responden a los objetivos del Ejecutivo. En ese sentido, la decisión de haber instalado la estación en Neuquén fue tomada en un marco político y no tengo ninguna apreciación institucional que hacer al respecto.

martes, 28 de abril de 2020

El gasto militar mundial creció un 3,6% en 2019, el mayor aumento de la última década

(Infobae.com) - El aumento en el gasto global se aceleró en los últimos años, alcanzando los 1,91 billones de dólares. En total, la inversión en Defensa representa el 2,2 por ciento del PIB mundial, aproximadamente 249 dólares por persona. Cuáles son los países que más recursos invierten
Un sistema de misiles balísticos intercontinentales rusos Yars RS-24 (REUTERS / Grigory Dukor / Foto de archivo)
Un sistema de misiles balísticos intercontinentales rusos Yars RS-24 (REUTERS / Grigory Dukor / Foto de archivo)

El gasto militar a nivel mundial alcanzó los 1,91 billones de dólares en 2019, lo que supone un aumento del 3,6 por ciento con respecto a la cifra del año anterior, el mayor incremento en la partida militar en la última década, según el anuario elaborado por el Instituto de Investigación Internacional para la Paz de Estocolmo (SIPRI).

El informe apunta que el aumento en el gasto global se ha acelerado en los últimos años y desde 2010 ha experimentado un crecimiento del 7,2 por ciento. En términos totales la inversión en Defensa el pasado año representa el 2,2 por ciento del PIB mundial, aproximadamente 249 dólares por persona.

El gasto mundial se concentró en cinco países, que suman el 62 por ciento del gasto militar mundial. Por este orden, Estados Unidos, China, India, Rusia y Arabia Saudí son las principales potencias por gasto militar. En el contexto europeo destaca Alemania, que destinó un 10 por ciento más a esta partida el último año, siendo el país que más incrementó el gasto en Defensa entre las principales potencias militares.

EEUU representa un 38% del gasto total

Estados Unidos se mantiene a la cabeza en el gasto militar a nivel global, según recoge el informe en su estadística desglosada por países. Washington contabilizó el pasado año un 38% del gasto mundial en Defensa, con 732.000 millones de dólares, y aumentó un 5,3 por ciento su inversión con respecto a 2018.

Para dar cuenta de las cifras de gasto militar estadounidense, el incremento por parte de la administración norteamericana equivale a la inversión total realizada por Alemania.

“El reciente aumento militar en Estados Unidos se debe a que vuelve de nuevo la percepción de que hay una competencia militar entre grandes potencias”, ha asegurado el investigador del SIPRI Pieter Wezeman.
Desfile militar para celebrar el 90 aniversario de la fundación del Ejército Popular de Liberación de China en la base de entrenamiento de Zhurihe (Tpg Via Zuma Press/Shutterstock)
Desfile militar para celebrar el 90 aniversario de la fundación del Ejército Popular de Liberación de China en la base de entrenamiento de Zhurihe (Tpg Via Zuma Press/Shutterstock)

China ha sido el segundo país del mundo con mayor gasto militar, con 261.000 millones de dólares, y un aumento del 5,1 por en 2019. Mientras que India es el tercero con una inversión de 71.100 millones y un crecimiento del 6,8 por ciento. Según Wezeman, estas cifras se explican por la rivalidad regional entre Pakistán, India y China, lo que ha llevado a estas dos últimas potencias a registrar uno de los mayores aumentos en su inversión en Defensa.

Por su parte, Rusia se sitúa como cuarta principal potencia militar por inversión en Defensa. El pasado año destinó 65.000 millones, para un incremento interanual del 4,5 por ciento. Este gasto representa el 3,9 por ciento de su PIB, lo que le sitúa como una de las naciones que más invierte en términos porcentuales.

En el contexto europeo, destaca el incremento del 10 por ciento del gasto en Alemania, para una inversión total de 49,3 mil millones de dólares. El informe atribuye este auge en el gasto de Defensa a los esfuerzos de Berlín, en el marco de la OTAN, para hacer frente a la amenaza rusa en el Báltico. Sin embargo, otras potencias europeas como Francia o Reino Unido mantuvieron estable su inversión militar.

Otras regiones mundiales como Sudamérica no experimentaron cambios en su gasto militar. El gasto conjunto de la región alcanzó los 52.000 millones, con Brasil liderando la inversión con un 51 por ciento.

En el caso de África, el gasto combinado de todo el continente se estima en 41.000 millones de dólares, lo que representa un incremento del 1,5 por ciento con respecto al año anterior. Es la primera vez en cinco años que aumenta el gasto en Defensa.
(Con información de Europa Press)

Rossi confirmó que el Pentágono donó insumos médicos para combatir el coronavirus

(LPO) - El ministro de Defensa expuso en el Senado y contó el diálogo con su colega de Estados Unidos. Pese la tensión con Bolsonaro, creó un sistema de cooperación con Brasil.

Agustín Rossi expuso este lunes ante la Comisión de Defensa del Senado y confirmó que Donald Trump envió a Argentina una donación de insumos médicos para combatir el coronavirus a través del Pentágono, en un claro intento por equilibrar la ayuda que reparte China en el planeta. 

El ministro de Defensa relató que recibió un llamado del secretario adjunto de asuntos de Latinoamérica del Pentágono, Sergio de la Peña, y encontró "el mismo espíritu con el que llamé al resto de los ministros de la región: intercambiar cómo estamos funcionando. La situación es distinta, porque las políticas son distintas", se diferenció.

Pero cuando describió las ayudas recibidas destacó una "importante donación" del "Departamento de Defensa", que no especificó, pero sus voceros precisaron a LPO que consistió en "barbijos, camisolines, termómetros y material de protección personal para las fuerzas de operaciones". 

Se trata de un material similar a los que China informó haber enviado a Argentina y, además, llegó en tres aviones de Aerolíneas con 13 toneladas cada uno y sin respiradores, según comunicó el ministro de Salud Ginés González García en Ezeiza, quien después de despacharlos reconoció que la falta de insumos puede provocar una merma del recurso humano. Por lo tanto, la ayuda de Trump fue bienvenida. 

Sergio de la Peña, secretario adjunto de asuntos de Latinoamérica del Pentágono, llamó a Rossi y coordinó el envío de insumos médicos. Pese a la mala relación con Bolsonaro, el ministro armó una comisión con Brasil para intercambiar experiencias.  

Otros aportantes a las fuerzas armadas para su mayor despliegue logístico desde el retorno de la democracia fueron la empresa Danone, que colaboró con bidones de agua; y la minera Barrick Gold, que contribuyó con contenedores y carpas.

Rossi contó que mantuvo un diálogo con sus colegas de la región para compartir experiencias y todas las fuerzas armadas están abocadas a asistir al Gobierno en el combate a la pandemia. "En todos los lados participan en tareas de ayuda humanitaria y fortalecimiento", comentó.

Y en ese marco confirmó que, aun cuando Alberto Fernández no cruzó una palabra con Jair Bolsonaro desde que pisó la Casa Rosada, armó una comisión de "dos más dos" entre los jefes de los estados mayores conjuntos de Argentina y Brasil, con el fin de compartir experiencias sobre el coronavirus.

La Comisión de Defensa del Senado se conformó por teleconferencia y fue elegida presidenta Nancy González, una de las compañeras de Cristina Kirchner en el bloque minoritario que tuvo hasta diciembre. El vice será Ernesto Martínez, que integra el bloque del PRO y es cercano a Luis Juez. 

Como en su exposición en Diputados, Rossi reiteró que las fuerzas armadas realizan una asistencia operativa y humanitaria dividida en 14 centros de coordinación operativa, sin armamento y, aclaró, cumpliendo con el requerimiento de cada dependencia del Estado. Realizaron 2008 tareas por día con 22089 personal involucrado. 

Hubo recorridas en helicóptero "para verificar el eficaz cumplimiento del aislamiento social, preventivo y obligatorio" y  "14 vuelos humanitarios en los que 1041 argentinos han vuelto al país en aviones Fokker F28 y Hércules C130. La cancillería nos indica a qué lugar ir, no lo decidimos nosotros. Los destinos han sido Lima, Arequipa, Guayaquil y San Pablo".

Rossi informó que trabajan en la asistencia al combate del coronavirus los 17 hospitales militares y los 2 reubicables: el del ejército en Campo de Mayo y el de la fuerza aérea en el centro aeronáutico de Pompeya. Se reparten 124 camas críticas, 632 intermedias con posibilidad de que se amplían a críticas y 364 generales. Hay 3628 personal sanitario, entre 1354 médicos militares y 2274 enfermeros militares. Sumará al hospital de Naciones Unidas que trabajó 11 años en Haití y otro en el apostadero naval de Tandanor. 

Los fuerzas armadas tienen por ahora a 19 infectados, 18 de ellos en Tierra del Fuego, por una situación particular; 3 casos recuperados, 3 casos sospechosos y 1 fallecido, pero hubo además 9 casos de dengue.

El ministro anticipó que insistirá para sancionar la ley que crea un fondo para la industria militar, aprobada en Diputados por gestión suya antes de renunciar para asumir como ministro. "Todos los países industriales del mundo tienen una producción fuerte en las fuerzas armadas. Hace a la autoestima". 

viernes, 17 de abril de 2020

El Gobierno reforzó el presupuesto militar para potenciar la ayuda de las Fuerzas Armadas ante la pandemia

Por Martín Dinatale - Infobae.com
Inyectaron $500 millones al Ministerio de Defensa para el operativo de contención social, los hospitales y la presencia de comandos de emergencia. Habrá más vuelos humanitarios, equipamiento para el Malbrán y la refacción de aviones en FADEA
El Hércules de las Fuerzas Armadas, ayer, al traer argentinos varados en Guayaquil, Ecuador
El Hércules de las Fuerzas Armadas, ayer, al traer argentinos varados en Guayaquil, Ecuador
En su estrategia de contención social por la cuarentena obligatoria y el plan de mitigación contra el avance del COVID-19 el Gobierno decidió reforzar los operativos de asistencia de las Fuerzas Armadas, aumentó el presupuesto en Defensa y elevó en los últimos días la presencia de militares en todo el país.

El ministro de Defensa, Agustín Rossi, dio instrucciones a las tres Fuerzas Armadas para potenciar más de “500 intenciones de apoyo”, como les dicen en el ámbito castrense a los operativos sanitarios. Esto es: mayor ayuda sanitaria en todo el país, aporte de una mayor capacidad de hospitales militares, el despliegue de aviones de la Fuerza Aérea para establecer más puentes humanitarios destinados a repatriar argentinos en el exterior y el aporte de equipamiento sanitario para la detección del virus.

“Estamos con capacidades extremas desplegadas en todo el país y poniendo a todo el personal militar a disposición para combatir esta pandemia”, dijo a Infobae un allegado al ministro Rossi.

A la vez, se pudo saber que el presidente Alberto Fernández instruyó al ministro de Economía, Martín Guzmán, a ampliar el presupuesto de Defensa en 500 millones de pesos para atender los operativos contra el COVID-19 en estos meses.

Entre las acciones desplegadas por las Fuerzas Armadas en las últimas semanas para atender la pandemia figuran los siguientes movimientos militares:

Vuelos humanitarios. Anoche arribaron a El Palomar dos Hércules C130 con 140 argentinos que se encontraban varados en Guayaquil, Ecuador. De esta manera se concretaron dos nuevos puentes aéreos militares por requerimiento de la Cancillería Argentina en el marco de la pandemia del coronavirus COVID-19 y ya son más de 10 los vuelos humanitarios que hicieron las Fuerzas Armadas tanto para repatriar argentinos como para enviar respiradores a distintas provincias por orden del Ministerio de Salud.

Equipo molecular. El Hospital Naval Pedro Mallo –dependiente de la Armada Argentina– ayer puso a disposición del Hospital Malbrán un equipo de diagnóstico molecular “ELITECH IN- GENIUS”, que incorpora la técnica para detección de COVID-19. De esta manera, el Hospital perteneciente a la sanidad militar se sumó a la red de laboratorios para realizar testeos. La nueva aparatología es totalmente automatizada y puede procesar en forma simultánea la muestra de doce pacientes por ciclo.

Hospitales militares. El Ministerio de Defensa ya puso a disposición de Salud un total de 14 hospitales militares en todo el país para atender casos de contagio de coronavirus graves y leves. A estos hospitales militares se les deben añadir los dos hospitales reubicables que se instalaron en Pompeya y en Campo de Mayo. También todo el personal de sanidad de las Fuerzas Armadas está abocado a atender la pandemia con médicos, enfermeros y paramédicos que están trabajando en esos hospitales. Y se hizo una convocatoria a todo el personal retirado de las Fuerzas Armadas del área de sanidad que no sea grupo de riesgo para que se sume al operativo.
El hospital militar reubicable de Campo de Mayo se abocará a la atención de contagiados de COVID-19 al igual que un hospital similar en Pompeya
El hospital militar reubicable de Campo de Mayo se abocará a la atención de contagiados de COVID-19 al igual que un hospital similar en Pompeya

Comandos de emergencia. El Ministerio de Defensa dividió el país en 14 comandos de emergencia con oficiales de todas las fuerzas que trabajan en conjunto con gobernadores e intendentes para tareas de sanidad, de logística, de traslados. Las tareas que tienen son de apoyo humanitario previsto dentro de la ley de defensa nacional en cuanto a la distribución de alimentos en el Conurbano y en distintos lugares del país. En el conurbano bonaerense el Ejército está trabajando en la atención de comedores de Quilmes, La Matanza y en las comunas de La Plata y Cañuelas. Se estima que en los próximos días habrá más presencia de comedores de campaña militar instalados en otros municipios bonaerenses según instruyeron a Rossi desde el Ministerio de Desarrollo Social. La idea es contener al máximo a la población vulnerable que debe cumplir la cuarentena obligatoria y carece de alimentos.

FADEA en funciones. Desde el Ministerio de Defensa dieron instrucciones a la fábrica de aviones de las Fuerzas Armadas, FADEA, para potenciar su capacidad de operación en medio de la pandemia. Según pudo saber Infobae, Rossi ya pidió que se ponga en reparaciones un tercer avión Hércules para hacer vuelos humanitarios y se entregaron dos helicópteros Augusta Westland AB-206 al Ejército Argentino, previendo la entrega de otras tres aeronaves en el corto plazo. Las aeronaves intervenidas para la modernización de su aviónica y vuelta al servicio serán utilizadas para tareas de apoyo y patrullaje aéreo de Ejercito, en el plan operativo de emergencia COVID-19. El proceso realizado en FADEA contó con la colaboración del Comando de Aviación del Ejército Argentino, implicó tareas de inspección estructural, sistemas, aviónica, pintura, tapicería, motor, ensayos funcionales y modernización. El proyecto que involucra 19 aeronaves en total se concretó con el apoyo de FADEA.

Por otro lado, las Fuerzas Armadas desarrollan tareas de apoyo logístico a las fuerzas de seguridad en cuanto al patrullaje aéreo con helicópteros en el AMBA. Estos buscan colaborar con las tareas de las fuerzas de seguridad para el cumplimiento de la cuarentena. En algunas zonas de frontera también se hacen patrullajes aéreos en apoyo a las fuerzas de seguridad. Pero el Ministerio de Defensa quiere limitar al máximo esta tarea porque cree que el límite con la violación a la ley de seguridad interior es muy débil. Además este tipo de movimientos generaron un fuerte malestar en las filas del kirchnerismo duro.

miércoles, 15 de abril de 2020

Así son los patrullajes en helicóptero que realiza el Ejército para controlar el cumplimiento de la cuarentena

Por Leonardo Scannone - Infobae.com
Infobae voló sobre la Provincia de Buenos Aires junto a los soldados que, desde el inició del aislamiento total, vuelan sobre los centros urbanos al rededor del país y dan aviso a las fuerzas de seguridad para intervenir donde se aglomeran personas
 “Nosotros somos militares, nos preparamos para lo peor situación, así si llega a pasar no nos toma por sorpresa. Ante esto aprovechamos está tarea para trazar posibles lugares de aterrizaje cercanos a hospitales
Desde que el coronavirus se expandió en el país, el Gobierno nacional utiliza todas las herramientas del Estado para amainar los daños que este virus pueda llegar a provocar. Una de ellas fue la puesta en escena del Ejército nacional. El presidente, Alberto Fernández, convocó a los soldados para que brinden su ayuda frente a la urgencia que la situación necesita. Así, con hospitales en varias provincias del país -como el Hospital Militar Reubicable que está en Campo de Mayo- y las ollas de las cocinas de campaña, para aliviar las necesidades en los barrios populares del Conurbano, el Ejército se moviliza en esta guerra contra el “enemigo invisible”.

De esta manera, a partir del 20 de marzo, cuando el Presidente decretó el comienzo de la cuarentena total, los efectivos realizan patrullajes aéreos en helicópteros en distintos centros urbanos del país. Infoabe presenció uno de estos recorridos por la ciudad y la provincia de Buenos Aires.

“Nosotros somos militares, nos preparamos para lo peor situación, así si llega a pasar no nos toma por sorpresa. Ante esto aprovechamos está tarea para trazar posibles lugares de aterrizaje cercanos a hospitales"

“Nosotros lo que hacemos es hacer helipatrullajes, para poder avisarle a las fuerzas de seguridad, que son quienes pueden intervenir, donde se están produciendo las concentraciones de ciudadanos que nosotros observamos desde el aire. Son ellos los que después van a actuar para intentar desalentar que la gente salga de su casa”, dijo el Coronel Luis Bennardi, Jefe de Estado Mayor del Comando de Aviación de Ejército.

Además, contó: “A través del comando de aviación, el Ejército está efectuando vuelos de reconocimiento sobre las principales arterias y así tratando de reconocer posibles lugares de aterrizajes próximos a los lugares sanitarios. Que se disponen tanto en la ciudad de Buenos Aires como en la provincia de Buenos Aires, a fin de que en el futuro, ante cualquier urgencia, puedan ser lugares para aterrizar con las aeronaves”.
Desde que el coronavirus se expandió en el país, el Gobierno nacional utiliza todas las herramientas del Estado para amainar los daños que este virus pueda llegar a provocar. Una de ellas fue la puesta en escena del Ejército nacional
Desde que el coronavirus se expandió en el país, el Gobierno nacional utiliza todas las herramientas del Estado para amainar los daños que este virus pueda llegar a provocar. Una de ellas fue la puesta en escena del Ejército nacional

Lo que Bennardi quiere decir es que el Ejército se está preparando para cualquier tipo de urgencia en el futuro cercano. “Nosotros somos militares, nos preparamos para lo peor situación, así si llega a pasar no nos toma por sorpresa. Ante esto aprovechamos está tarea para trazar posibles lugares de aterrizaje cercanos a hospitales", relató.

El helicóptero partió desde Campo de Mayo. Luego atravesó la autopista Panamericana y la avenida General paz. Esas dos puntos en el mapa, son centrales. son los lugares por donde más personas transita por el paso de la provincia a la Ciudad. “Vimos mucho movimiento por aquellas arterias el primer fin de semana largo, que fue cuando se inauguró el aislamiento. Quizá la gente aún no había comprendido lo complejo del tema. Luego, el feriado del 24 de marzo, los ciudadanos ya mostraron otro comportamiento. Este lunes, que se extendió la cuarentena, vimos mucho gente en la calle”, relató Bennardi.

Tras el paso por la General Paz, el helicóptero bordeó el Rió de la Plata a la altura del Aeroparque Jorge Newbey. Lo llamativo es que en otro contexto sería imposible que otra aeronave atraviese aquella pista que hoy está cerrada. Continúo por le riachuelo hasta llegar a La Matanza y después regresó a Campo de Mayo.

El Ejército cuanta con una flota de 46 helicópteros desplegados al rededor del país. Los recorridos que realizan son siempre a pedido del Gobierno para tener un control aéreo de la situación en las calles y avenidas de mayor transito. “Nuestros recorridos son por los llamados ‘helicorredores’, que son rutas marcadas por donde se puede volar, no es que nos metemos por las calles de una ciudad”, explicó Bennardi.
Una de ellas fue la puesta en escena del Ejército nacional. El presidente, Alberto Fernández, convocó a los soldados para que brinden su ayuda frente a la urgencia que la situación necesita
Una de ellas fue la puesta en escena del Ejército nacional. El presidente, Alberto Fernández, convocó a los soldados para que brinden su ayuda frente a la urgencia que la situación necesita

Por otro lado, el Subteniente de reserva, Ricardo Acosta, contó: “La sección reserva está capacitando a pilotos del medio civil para tener los conocimientos necesarios en caso de que necesitemos completar la tripulación. Nunca me imaginé tener que estar en una situación como esta. Pero de todas maneras para nosotros es un orgullo estar prestando está colaboración”.

En general este “helipatrullaje” tiene una duración de una hora. Se hace dos veces por semana e incrementa su cantidad de vuelos en los momentos en que, por ejemplo, hay un fin de semana largo o se decreta la extensión de la cuarentena. Los militares contaron que aquellos días son donde, desde el aire, se ve la mayor cantidad de gente, luego, cuando esos días de “confusión” de la población se acomodan vuelve un amesetamiento de la movilidad de los ciudadanos.

Después de realizar los vuelos, los militares realizan un informe de la situación que es entregado al Ministerio de Defensa para luego dar aviso a las fuerzas de seguridad.
(fotos: Matías Arbotto)
(fotos: Matías Arbotto)

Según relató Bennardi: "La ventaja que tiene el Ejército argentino es el despliegue territorial ya que actúa en todo el país. Fácilmente uno puede desplazar equipo médico o material médico a cualquier parte de la manera más rápida posible. Para brindar apoyo a estar tarea de ayuda humanitaria”. +

Por ejemplo, este mes se desplegó a la ciudad de Córdoba un helicóptero Bell UH-1H-II “Huey II” para reforzar las aeronaves que el Ejército tiene pre posicionadas. Es empleado para apoyar a la Fuerza y a la comunidad durante esta operación.

Lo que sí dejaron en claro los militares que sobrevuelan la ciudad es que en cuarentena “desde el aire no parece la ciudad de Buenos Aires”.

lunes, 13 de abril de 2020

Ecuador: puente aéreo traerá 500 argentinos

Por Edgardo Aguilera - Ambito.com
Mision. Avión Hércules C 130. Volarán hasta Guayaquil para repatriar argentinos desde ese pais.
Aviones Hércules volarán a Guayaquil (verdadera bomba viral) desde donde se activarán repatriaciones. Los viajes se inician hoy con dos aeronaves que serán sometidas a un esfuerzo extra para cumplir con la misión.

Dos nuevos vuelos de los Hércules C-130 de la Fuerza Aérea Argentina traerán de regreso al país a unos 150 argentinos desde Guayaquil, Ecuador. El parte del domingo último en Ecuador reveló 7466 casos contagiados y 333 personas fallecidas confirmadas con Covid-19.

Guayaquil, capital de la provincia de Guayas, es una de las cinco provincias de Ecuador donde el contagio es comunitario, hay circulación de virus, y la ciudad de Guayaquil es la que más casos tiene. Concentra el 89,3 por ciento de los confirmados. Hacia esa zona crítica, una verdadera bomba viral, parten hoy a las 10 desde la base aérea El Palomar los aparatos matrícula, TC-69 y TC-70. Será el inicio de una odisea para traer al país cerca de 500 argentinos que buscan salir del territorio ecuatoriano. Los vicecomodoros Néstor Brunetta y Marcelo Pulenta, el mayor Pablo Andino, los capitanes, Mauricio Vela. Luis Calfin, Diego Aranda, Juan Cervi, Silvina Navarro (médica) y Silvia Bruzuela (médica), los primeros tenientes Matías Arco y Federico Narvarte, el suboficial principal Luciano Mangarella, los suboficiales auxiliares César Voltolini y David Santos y los cabos Martín Bottino, Sergio Carranza, Denis Lucero y Alexis Flores son los tripulantes de estos vuelos humanitarios, casi una misión de combate en un teatro hostil dada la expansión del virus que soporta Guayaquil.

Los aviones regresarán mañana y aterrizarán en el aeropuerto comercial de El Palomar, la instalación donde operan las aerolíneas low cost. En la operación de tierra intervendrán AA2000, Policía de Seguridad Aeroportuaria, Migraciones, Aduana, y Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC). La revisación y control estará a cargo de médicos de la Fuerza Aérea y de Sanidad de Fronteras.

En esta emergencia epidemiológica que sufren los ciudadanos del país y los que quedaron varados en el exterior quedó clara la insuficiente capacidad de transporte estratégico/logístico con que cuenta la Fuerza Aérea Argentina. Dos aviones Hércules en vuelo constante y un Fokker F-28 resucitado tras su desprogramación lucen como los únicos sistemas al servicio de la operación humanitaria de repatriar argentinos y trasladar carga medicinal al interior del país. El esfuerzo se completa con vuelos zonales de aviones de entrenamiento, Grob TP-120, Texan II, Tecnam y hasta un Cessna del Centro de Ensayos de Vuelo de FAdeA. Trasladan muestras de posibles contagiados desde su localidad de residencia por caso, San Francisco, Villa María, Cruz del Eje y Río Cuarto hasta el laboratorio central de Córdoba para el rápido diagnóstico y resultado del test de coronavirus. El planeamiento por capacidades tan meneado en el discurso del ministerio de Defensa parece no acompañar la realidad del faltante aéreo en tareas estratégicas de la fuerza. La capacidad de transporte y soporte logístico se perdió tras la desprogramación del sistema Boeing 707 en 2006 y nunca se recuperó. Hubo proyectos durante la gestión de Cambiemos de contar con algún Boeing 737, quedaron en el papel.

La Fuerza Aérea llegó a contar con seis aviones 707, la mayoría transferidos de Aerolíneas Argentinas, esos cuatrirreactores jugaron un rol clave en el despliegue de tropas y logística durante el conflicto por las islas Malvinas, hasta operaron en vuelos de reconocimiento de largo alcance para ubicar la flota británica, también prestaron ayuda humanitaria. Uno de ellos se transformó en plataforma ELINT/ SIGINT (acrónimo en inglés de inteligencia electrónica y de comunicaciones), modificado con asistencia de empresas israelíes. 

Todas capacidades hoy inexistentes suplidas por el parche de los Hércules y el único Fokker F-28 en vida que se usa para distribuir respiradores y kits de testeo a las provincias más afectadas. El alto mando aéreo espera contar con otro Hércules a punto de finalizar su modernización en los talleres de la Fábrica Argentina de Aviones (FAdeA). El aparato matrícula TC-66 (el cuarto en recibir actualizaciones de aviónica y otros sistemas) tenía fecha de entrega en noviembre de 2019, la demora de la fábrica responde a una recurrente falla en el sistema de control de flaps que se dice ya estaría solucionada. Luego se lo remolcará desde el hangar de reparación de FAdeA hacia la pista de la Escuela de Aviación Militar, cuya cinta asfáltica se renovó y aguarda habilitación de la propia fuerza.

Las FF.AA. ya ejecutan el mayor despliegue operacional desde la guerra de Malvinas

Por Daniel Santoro - Clarin.com
En tres semanas repartieron 300 mil raciones de comida, instalaron 900 camas y repatriaron 900 argentinos. Defensa recibió un refuerzo presupuestario de 583 millones. Rossi dijo los militares son recibidos con aplausos en barrios pobres.
Con los pocos medios que les quedan las fuerzas armadas realizan el despliegue operacional más grande desde la guerra de Malvinas de 1982: ya repartieron 300 mil raciones de comida, prepararon 900 camas hospitalarias y repatriaron 900 argentinos en las primeras tres semanas de cuarentena, entre otras tareas. Si bien el Gobierno dividió el país en 14 zonas de emergencia los esfuerzos de los militares -que van desarmados- se concentran en el Gran Buenos Aires, donde para su sorpresa son recibidos con aplausos.

Hasta antes del DNU que decretó el aislamiento obligatorio, las FF.AA. prácticamente no tenía recursos presupuestarios para sus actividades diarias, ahora el Gobierno les reasignó una partida de 583 millones de pesos, más otros 400 millones que cobran los militares como parte de los 5 mil pesos extra asignados a los empleados públicos. Pero dicen en Defensa hará falta más dinero para mantener el operativo hasta, por lo menos, el 24 de abril.

El virus cambió de repente la situación de las FF.AA. Incluso el ministro de Defensa, Agustín Rossi, no había sido invitado a la primera reunión del comité de crisis que creó el presidente Alberto Fernández, pero con el correr de los días la presencia de militares de uniforme y sin armas -van con una custodia policial-, repartiendo comidas calientes en barrios pobres de La Matanza, por ejemplo, resignificaron el rol militar ante una emergencia sanitaria.

"El personal militar que participa de estas operaciones es muy bien recibido por la comunidad, con mucha empatía y reconocimiento; muchas veces con aplausos", reconoció Rossi a solo tres semanas de que el presidente Fernández fuera criticado por el kirchnerismo duro por haber pedido “dar vuelta la página” respecto de la última dictadura militar, al relacionar a los delitos de lesa humanidad con “la inconducta de algunos” militares.

Se trata de un giro ideológico del kirchnerismo que, por ejemplo, había bloqueado en el 2001 la propuesta del ex jefe del Ejército Ricardo Brinzoni de enseñar oficios en los cuarteles a jóvenes desempleados y criticado, el año pasado, la creación del servicio cívico voluntario de Gendarmería que implementó la ex ministra de Seguridad Patricia Bullrich. En cambio, el ex presidente Eduardo Duhalde había aceptado una propuesta del ex ministro de Defensa, Horacio Jaunarena, para que los militares repartieran alimentos en la crisis del 2001. Y en el 2018 se lanzaron tareas comunitarias en la Villa La Carbonilla del “Ejército nacional y popular” de César Milani  (el Dorrego II), inspirada en el Operativo Dorrego del gobierno de Héctor Cámpora en 1973 cuando el Ejército y Montoneros ayudaron juntos a esa ciudad por una inundación en esa ciudad bonaerense. Algunos ya llaman a este despliegue "Dorrego III".

Rápido de reflejos políticos, en una teleconferencia con la comisión de Defensa de Diputados, Rossi dijo esta semana que era el momento de rediscutir el rol militar “como una política de Estado”, luego de años en que los militares quedaron fueron del debate nacional, excepto por la represión ilegal de la dictadura.

Esta operación de Defensa Civil sin precedentes es conducida por el titular del Estado Mayor Conjunto de las FF.AA, general Juan Paleo, el Comandante Operacional, general Martín Deimundo Escobal; el Jefe del Estado Mayor del Ejército, general Agustín Humberto Cejas; el jefe de la Armada, contralmirante Julio Horacio Guardia y el jefe de la Fuerza Aérea, brigadier Xavier Isaac. Bajo las órdenes de Rossi se instaló un comité de Riesgo Sanitario en el edificio Libertador desde donde se monitorean las operaciones.

Las Fuerzas Armadas ya realizaron las siguientes actividades:
- 117 operaciones de Sanidad: confección y distribución de 48 mil barbijos, producción de alcohol en gel, campaña de vacunación, controles de temperatura de personas en tránsito en apoyo al ministerio de Seguridad y despliegue de dos hospitales de campaña reubicables.
- 333 operaciones de reparto de alimentos calientes (con cocinas de campaña) y fríos, que suponen la entrega de casi 300 mil raciones.
- 12 de agua: potabilización y distribución.
- 112 actividades de protección civil.
- 12 de transporte con el empleo de 1108 vehículos.
- 48 aeronaves y 181 horas de vuelo para repatriar casi 900 argentinos. Pese a que la Fuerza Aérea prácticamente no tiene aviones de combate, los nobles C-130 Hércules de transporte pasaron a ser los niños minados del arma. El viejo Fokker F28 de la Armada, también está siendo clave.

La crisis comprobó, dijo Rossi, que “no hay otra agencia logística en el Estado que tenga la capacidad territorial de las Fuerzas Armadas a lo largo y a lo ancho del país”. El operativo llega hasta Los Toldos, en Salta –pueblo encerrado por la geografía al que hay que ingresar desde Bolivia- a Tierra del Fuego que ha quedado aislada del resto del país. Como esta provincia es la que tiene mayor cantidad de casos por habitante, la Armada reparte su comida caliente y puso a disposición de la gobernación su infraestructura sanitaria. Rossi aclaró que, por ahora, no tiene órdenes del presidente de usar el rompehielos Irizar como hospital militar porque en agosto empieza la campaña antártica y hay que ir a buscar y reemplazar el personal que está pasando el invierno allá. Un contagiado arriba del buque lo paralizaría por meses. Otro problema es Catamarca, que tras las reducciones de las FF.AA. de los últimos años, quedó sin una sola unidad militar.


En relación a la infraestructura sanitaria militar disponible, Rossi dijo que "tiene una cantidad de 115 camas de terapia intensiva (con respiradores y gases), 372 de intermedia (con gases) y 390 generales" y que "hay otras 27 -de terapia intensiva-solicitadas para aumentar la capacidad". En fuentes militares se explicó que el hospital de campaña de Campo de Mayo “tiene camas y otros insumos mínimos” y que aún le falta equipamiento para como tener un rol clave en la crisis. En cambio, el hospital reubicable de la Fuerza Aérea de mediana complejidad y que estuvo 11 años en Haití fue desplegado en el barrio porteño de Pompeya. Mientras el laboratorio de las FF.AA. ya fabricó de alcohol en gel. Pasó de aproximadamente 2.000 a 5.000 litros por semana pero por ahora son para autoconsumo y tiene el problema de la escasez de carbopol, un insumo necesario para su elaboración.

El personal que sale a los barrios a repartir alimentos lo hacen con su barbijo, sus guantes y sus antiparras y, por ahora, los efectivos de la Compañía de Ingenieros QBN -especializada en Defensa Nuclear, Radiológica, Biológica y Química- que es la única cuenta con trajes especiales- solo será usada para tareas de desinfección.

En cuanto al despliegue en el GBA, el ministro consignó que se sobrevoló la zona donde se encuentran los principales centros de distribución de alimentos que el Ejército instaló en la Matanza. “Estamos distribuyendo 24.000 raciones de comida por día, con el personal que cumple funciones entre las 8 y las 18 y que duerme en esas instalaciones” dijo en el territorio que dirige el kirchnerista Fernando Espinoza. El ministro explicó el método: las municipalidades piden ayuda militar a los ministerios de Desarrollo Social o Salud y Defensa envía los medios, intentando no politizar la asistencia. Sin embargo, el referente de Cambiemos en La Matanza, Alejandro Finocchiaro, se quejó porque Espinosa aparece como el “padre” de la ayuda militar en algunas fotos.

Los mayores esfuerzos son en el GBA donde el Gobierno teme crezca la pandemia en las próximas semanas. Como el Ejército tiene pocos camiones con las habilitaciones legales para circular, Chevrolet puso camionetas a disposición del arma. Si la epidemia crece, Defensa convocará a militares retirados bajo el artículo 14 sobre todo del área médica y logística. En definitiva, un despliegue sin precedentes desde 1982. La única preocupación de los militares es que esta misión secundaria pase a ser la principal de las FF.AA. que están destinadas a la defensa de la soberanía, pero este es otro debate.

viernes, 10 de abril de 2020

Un Conurbano paralizado recibe a las Fuerzas Armadas con aplausos

(Perfil.com) - En el distrito de La Matanza, el punto más poblado del Gran Buenos Aires, el personal militar distribuye cada día unas 24.000 raciones de comida en sectores de escasos recursos. 
Reparto de comida en Rafael Castillo. Foto: Marcelo Silvestro.
Las Fuerzas Armadas de Argentina desempeñan estos días un papel primordial en puntos sensibles del territorio para apoyar en la batalla contra la pandemia del nuevo coronavirus, cuyos casos confirmados suman hasta ahora 1.894 en todo el país. Mientras las Fuerzas de Seguridad controlan el cumplimiento de la cuarentena obligatoria dispuesta por el Gobierno, las FFAA colaboran con el reparto de alimentos para los más necesitados. 

El despliegue, ordenado a finales de marzo por el Ministerio de Defensa, incluye a efectivos del Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea. En el distrito de La Matanza, el punto más poblado del Gran Buenos Aires, el personal militar distribuye cada día unas 24.000 raciones de comida en sectores de escasos recursos. Las fuerzas tienen el encargo de alimentar a la población de una de las zonas más pobres de la provincia de Buenos Aires mientras el confinamiento obligatorio para mitigar los efectos de la pandemia paralizó la actividad laboral de muchos. 

Para realizar la tarea se emplean vehículos livianos, pesados, vehículos cocinas y módulos de apoyo sanitarios Reparto de comida en Rafael Castillo. Foto: Marcelo Silvestro. El Ejército Argentino reparte más de 24 mil raciones de alimentos en La Matanza Uno de los puntos en los que se desarrolla la tarea es el centro "Polideportivo Eva Perón", de la localidad de Rafael Castillo, donde la llegada de camionetas, camiones, ambulancias y cocinas del Ejército despertó la emoción de los vecinos, según contó el ministro de Defensa, Agustín Rossi. "Lo que hacemos es una tarea de ayuda humanitaria, básicamente el traslado de víveres secos con vehículos de mayor porte. Una vez que los traen acá, se cocinan y se distribuyen en los distintos comedores de la municipalidad. 

Repartimos específicamente a 16 comedores del partido de La Matanza, en Rafael Castillo", dijo el capitán del Ejército Francisco Moulia. El funcionario militar, jefe de la Unidad de Respuesta Número 1 de La Matanza, perteneciente al "Regimiento de Granaderos a Caballo General San Martín", puntualizó que la tarea se realiza en esa zona porque allí reside "población con carencias, población que realmente necesita un plato de comida". 

La tarea se replica en todo el país, donde se han puesto a disposición los 90.000 efectivos de las Fuerzas Armadas. Reparto de comida en Rafael Castillo. Foto: Marcelo Silvestro. Ya son más de 10 millones los anotados para cobrar los $ 10 mil del Ingreso Familiar de Emergencia "El Ejército argentino en este momento, sus hombres y mujeres, y sus medios, están desplegados en todo el territorio nacional, y la misión que tienen que cumplir, que es la establecida por el comandante en jefe de las Fuerzas Armadas, el señor presidente (Alberto Fernández), es mitigar los efectos del coronavirus", enfatizó el capitán Moulia. 

Para organizar el despliegue especial de asistencia humanitaria, las Fuerzas Armadas establecieron distintas zonas de operación para brindar la mejor ayuda de acuerdo a la necesidad de cada región. Un comando operacional fue designado en cada una de las siguientes zonas: Capital Federal, Buenos Aires Norte, Buenos Aires Sur, Entre Ríos, Chaco, Córdoba, Neuquén, Mendoza, Chubut, La Pampa, Santa Cruz, Misiones y Tierra del Fuego. 

lunes, 6 de abril de 2020

“La prueba del vinagre”: militares estadounidenses aplican un sencillo test para intentar detectar el coronavirus sin fiebre

(Infobae.com) - Los visitantes a la guarnición de Daegu, en Corea del Sur, deben verificar si mantienen intacto el sentido del olfato
(Shutterstock)
El test rápido permitiría detectar casos desapercibidos por falta de fiebre

Uno de las mayores preocupaciones ante el avance de la pandemia de coronavirus es la posibilidad de los contagios por personas que no presentan síntomas y pueden estar transmitiendo el virus sin tomar precauciones. Ante ello, militares estadounidenses desplegados en Corea del Sur comenzaron a aplicar un sencillo test que apunta a uno de los efectos menos evidentes del Covid-19.

Sin tomar la temperatura ni consultar sobre el historial de viajes o estado de salud de los familiares, personal militar de la guarnición de Daegu, en Corea del Sur, están realizando “la prueba del vinagre”.

En la entrada del complejo, los guardias de seguridad detienen a cada visitante y le ofrecen un pequeño algodón humedecido en vinagre. Según explicaron en sus redes sociales, “el principal síntoma para un 30% de los pacientes con casos leves es la pérdida del olfato (o anosmia), según estudios recientes, y 66% de los pacientes de Covid-10 sufren de anosmia”.

Según explicó a Newsweek un vocero de las fuerzas estadounidenses desplegadas en Corea del Sur, el procedimiento comenzó el viernes en varios puntos de acceso. Además, aclararon que los hisopos utilizados son inmediatamente descartados.

La anosmia es un síntoma establecido recientemente. Los médicos detectaron muchos casos de personas que solo presentaban este síntoma sin tener la nariz congestionada. “Nos pareció raro”, confía a la AFP el otorrinolaringólogo Alain Corré, del Hospital Rothschild de París. Junto a su colega Dominique Salmon del hospital Hôtel Dieu, hicieron la prueba a unos 60 pacientes con anosmia: el 90% eran positivos.

La pérdida del olfato parece ser un síntoma patognomónico, es decir, que por si solo permite establecer un diagnóstico. “En el contexto actual, si usted tiene anosmia sin congestión nasal, es que es positivo a la COVID-19, no vale la pena ni pasar el test”, según el doctor Corré. En ese caso, hay que aislarse para no contagiar a los demás, pero el síntoma en sí no es grave.
El test rápido permitiría detectar casos desapercibidos por falta de fiebre
(Shutterstock)

El virus SARS CoV-2 es atraído por los nervios: cuando penetra en la nariz, en vez de atacar la mucosa como otros virus, ataca el nervio olfativo y bloquea las moléculas del olor, explica Corré. En principio se trata de una afección local.

“Hay un vínculo evidente” entre la anosmia y el virus, afirmó Jean-Michel Klein, presidente del Consejo Nacional Profesional de los ORL, que ejerce en París. “No todos los positivos con COVID-19 son anósmicos, pero todos los anósmicos aislados sin causa local, sin inflamación, son positivos de COVID-19”, indicó el especialista a la AFP.

Según los primeros casos registrados por la red profesional de otorrinolaringólogos, los pacientes afectados son más bien jóvenes, entre 23 y 45 años. Muchos profesionales de la salud también se verían afectados, entre ellos varios otorrinos.

“Las personas que sienten anosmia deberían confinarse por precaución, y llevar mascarilla, incluso en familia”, según Jean-Michel Klein.

Contrariamente a lo que se hace en el caso de una anosmia clásica, el médico recomienda no administrar corticoterapia, “que disminuiría las defensas inmunológicas”, o un lavado de la nariz que podría “enviar el virus de la mucosa nasal a los pulmones”.
(Con información de AFP)

sábado, 4 de abril de 2020

Ejército Argentino activa Batallón Servicios “2 de abril”

(Zona Militar) - El Ejército Argentino con el objetivo de contribuir a mitigar los efectos sobre las comunidades ocasionados por la Pandemia CODIV-19 activo en el día de ayer, 2 de abril, el Batallón de Servicios “2 de abril”.
El Batallón tendrá por misión fortalecer las operaciones que viene realizando el Ejército Argentina en el área Metropolitana y alrededores por medio del Comando de Zona de Emergencia Metropolitana. Posee una plana mayor como un Grupo Sanidad, una Sección Transporte, una Sección Mantenimiento, una Sección Intendencia y una Compañía Mano de Obra.

Su base tiene sitio en Campo de Mayo, en el Centro Argentino de Entrenamiento Conjunto para Operaciones de Paz (CAECOPAZ), desde donde desplegará para realizar apoyo de sanidad, transporte de personal y cargas, preparación y distribución de comida, reparación de instalaciones, construcción de cocinas en barrios, armado de alojamientos, carga y distribución de efectos, en el marco del Operativo COVID-19 iniciado por el gobierno Nacional en cooperación con el gobierno de la Provincia de Buenos Aires.

El despliegue de la unidad, como su nombre indica, coincide con el 2 de abril homenajeando la fecha en la cual tuvo lugar la Operación Rosario que reincorporó al patrimonio nacional las Islas Malvinas, Georgias y Sándwich del Sur después de 150 años de ocupación ilegal por parte del Reino Unido de la Gran Bretaña.

Las Fuerzas Aerea Argentina instala un segundo hospital reubicable

(Zona Militar) - El 26 de marzo como informo el Ministro de Defensa, Agustín Rossi, en una entrevista la Fuerza Aérea Argentina movilizo y desplegó en las inmediaciones del Hospital Aeronáutico Central, ubicado en el barrio de Pompeya de la Ciudad de Buenos Aires, el Hospital Militar Reubicable con que cuenta la fuerza.

Entre las capacidades que cuenta el HMR se hallan dos unidades de terapia intensiva con la capacidad de extender ese servicio a cuatro espacios separados. Cuenta con una serie de centros de salud que permiten una completa atención de pacientes, contando con: sala de cirugía, shock room, recepción de emergencias, internación general, como aislamiento aportando 24 camas de hospital. Además, cuenta con generadores eléctricos, cocina, baños y servicios de laboratorio.

El Hospital Militar Reubicable ha sido desplegado en el pasado en varios escenarios internacionales formando parte de los contingentes argentinos destinados a Misiones de Paz. En el año 2010 tuvo destacada participación durante la crisis humanitaria que genero el terremoto que asolo la capital de Haití, Puerto Príncipe. También fue destinado para brindar ayuda humanitaria frente al terremoto que afectó Chile, siendo trasladado por medio de aviones C-130 y en el caso de sus integrantes a través de aviones Fokker F-28.

Con este ya son dos los Hospitales Militares Reubicables desplegados por las Fuerzas Armadas Argentinas, siendo el primero de ellos ubicado en Campo de Mayo, con el objetivo de fortalecer la respuesta del Sistema de Salud Nacional frente a la Pandemia COVID-19 que afecta actualmente a la Argentina y al mundo.  

Partieron dos aviones de la Fuerza Aérea para buscar argentinos varados en Perú

(Telam) - Los dos Hércules C-130 forman parte del “puente militar” de repatriación de argentinos varados en el exterior como consecuencia de las restricciones impuestas para mitigar la propagación del coronavirus.
Los dos aviones Hércules C-130 de la Fuerza Aérea Argentina, que forman parte del “puente militar” de repatriación de argentinos varados en el exterior como consecuencia de las restricciones impuestas para mitigar la propagación del coronavirus, partieron esta mañana rumbo a Arequipa, informaron a Télam fuentes aeronáuticas.

Las aeronaves despegaron desde la Base Aérea de El Palomar a las 7.30 y 8, respectivamente, y está previsto que aterricen en la ciudad peruana después del mediodía, para emprender el regreso prácticamente en forma inmediata y aterrizar nuevamente en El Palomar a las 21,30 y 22, con 140 ciudadanos nacionales que se encontraban en Cusco.

Los pasajeros debieron recorrer por tierra los 550 kilómetros que hay entre Cusco y Arequipa, ya que las operaciones aéreas en Cusco son inviables debido a la altura de la ex capital del imperio Inca.

La repatriación de argentinos en Cusco se tornó en muchos casos prioritaria tras complicarse la situación de quienes estaban allí debido a que la mayoría contaba ya con muy pocos recursos económicos para su subsistencia, a lo que se sumó una creciente hostilidad de parte de los habitantes del lugar, que, incluso derivó en algunas intervenciones de la policía local, que mantuvo detenidos por varias horas a varios jóvenes.

Fuentes de Cancillería explicaron que Perú se encuentra altamente militarizado y solamente se permiten cuatro vuelos diarios sobre su espacio aéreo y siempre supervisados por control militar, lo que dificulta las operaciones para repatriar a los aún más de 400 argentinos que están en distintos puntos, pero sobre todo en Lima y Cusco.

Estos vuelos de repatriación, se suman a otros similares realizados por la Fuerza Aérea Argentina a Perú con tres vuelos de aviones Hércules C-130, dos a Lima y uno anterior a Arequipa.

La nueva operación está enmarcada en las nuevas disposiciones del Poder Ejecutivo, que establecen límites al reingreso de personas mediante transporte aéreo, en las que Cancillería seguirá coordinando junto al ministerio de Salud de la Nación y la División Salud de la sede diplomática, las prioridades de embarque por edad, cuestiones de salud o razones humanitarias.

Fuerzas Armadas en "guerra": el decálogo de acciones para evitar la pandemia

Por CRISTIAN RICCOMAGNO - Perfil.com

De la fabricación de insumos sanitarios, al control de fronteras y patrullaje interno. Sumado a la asistencia social y el despliegue de hospitales de emergencia. El Ejército asumió un rol clave. La experiencia de uniformados en China, Estados Unidos, Europa y los países la región.

- FOTO: XINHUA MÁS NOTICIAS DE EQUIPO DE INVESTIGACIÓN

Poco presupuesto y con personal precarizado, así trabaja el Malbrán contra el coronavirus Con la cuarentena obligatoria ampliada hasta el 13 de abril por la propagación del coronavirus en el país, las Fuerzas Armadas (FFAA) se transformaron en un actor clave para poder hacerle frente a la pandemia. 

No es un caso único: los militares se han convertido en una pieza fundamental para enfrentar esta complicada "guerra" en todo el mundo. A principios de enero, cuando el virus comenzaba a propagarse en China, el gigante asiático también optó por desplegar a sus tropas y al personal de sanidad militar en la ciudad de Wuhan, donde todo comenzó. 

Mientras que en España e Italia, los dos países de Europa más afectados, los uniformados forman parte del esquema ideado para detener el avance del coronavirs. Por orden del presidente español, Pedro Sánchez, personal de la Unidad Militar de Emergencias recorre a diario las calles de Madrid, Valencia, Sevilla, Zaragoza, León, Las Palmas y Tenerife. En tanto que en Lombardía, la región italiana más afectada, las Fuerzas Armadas también realizan patrullajes para controlar el cumplimiento de al cuarentena que se expandió ahora a todo el territorio de la península. 

 Por otra parte, en algunos países de la región, como Perú y Chile, los militares están abocados a cumplir tareas de control de frontera e incluso de personas. Hace pocos días, los oficiales peruanos, que vigilan a diario las calles del país latinoamericano para garantizar el cumplimiento de la cuarentena, fueron eximidos de toda responsabilidad penal en caso de que hieran o maten gente mientras patrullan las calles. 

Mientras que en Chile, donde las tropas cumplen una labor similar, el presidente Sebastián Piñera, ya convocó a los reservistas del Ejército para sumarse a los esfuerzos en el marco del estado de emergencia. En Argentina, hasta el momento, las FFAA han asumido un fundamental rol de apoyo logístico y realizan tareas humanitarias, de prevención y de provisión de insumos sanitarios. 

En este informe, Equipo de Investigación de Perfil Educación reconstruye el decálogo de acciones que llevan adelante los militares argentinos en la lucha contra el coronavirus en el país.   

 1- Producción de insumos 

 Desde hace varias semanas, la sastrería militar del Ejército Argentino elabora y distribuye barbijos, cofias, sábanas, camisolines y demás productos necesarios para el tratamiento de enfermedades infectocontagiosas. Con el objetivo de abastecer a los 15 hospitales militares distribuidos por todo el país, el Laboratorio Farmacéutico Conjunto de las Fuerzas Armadas, que usualmente elabora repelente, analgésicos y antibióticos para abastecer a las tropas durante los ejercicios de entrenamiento y misiones humanitarias, ahora se abocó a la producción de insumos médicos requeridos para el tratamiento del Covid-19. El Labortorio de las Fuerzas Armadas también aumentó sus partidas presupuestarias y por orden del Ministerio de Defensa está produciendo mil litros de alcohol en gel por día. Esa producción, según confirmaron desde el organismo al Equipo de Investigación aumentará en los próximos días a dos mil litros diarios.   
Las acciones estarán coordinadas por el Ejército Militar Conjunto
 2- Repatriación de argentinos en el exterior 

 La Fuerza Aérea puso a disposición dos aviones Hércules C-130 con capacidad para 70 personas cada uno, paraque se utilizaron para repatriar a 140 argentinos que se encontraban varados en Lima. Hizo lo mismo con argentinos que estaban en Arequipa, una ciudad ubicada al sur de la capital peruana, más cercana a la frontera con Bolivia. Según pudo saber el Equipo de Investigación, a pesar del cierre de fronteras decretado en la Argentina y en gran parte del mundo, es posible que en los próximos días se realicen más vuelos con el mismo objetivo. Los aviones de la Fuérza Area ya están listos para salir a bucar más argentinos que continúen varados en el exterior, especialmente, los que se encuentran en Europa, Estados Unidos y Asia, los destinos de mayor conflcitivdad a causa de la pandemia.   

 3- Patrullaje del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) 

 Desde que el presidente Alberto Fernández emitió el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) en el que se establecía la cuarentena obligatoria, el Ejército y la Fuerza Aérea vienen realizado tareas de control de forma conjunta. Dos helicópteros del Ejército sobrevuelan a diario junto a la Fuerza Aérea el AMBA para verificar el cumplimiento de las nuevas normativas. En caso de registrarse situaciones de incumplimiento, reportan directamente a las Fuerzas de Seguridad para que actúen en consecuencia, ya que las Fuerzas Armadas no pueden actuar en cuestiones de seguridad interna. A las tareas de prevención también se sumaron otras fuerzas. 
En los últimos días, por ejemplo, los efectivos de Gendarmería que forman parte de las unidades de prevención barriales que se encargan de controlar la paz social en las villas de emergencia, se asombraron durante su patrullaje en el Barrio Esperanza cuando la población empezó a aplaudirlos en reconocimiento por su labor.      

 4- Despliegue recursos sanitarios 

 Ya se encuentra operativo el Hospital Militar Reubicable en Campo de Mayo. La Fuerza Aérea instaló uno igual en Nueva Pompeya, donde está el Hospital Aeronáutico Central. Estas unidades cuentan con capacidad para realizar atención de primeros auxilios y analizar si el enfermo debe ser internado. Además, cuenta con un quirófano con todos los equipados necesarios para realizar todo tipo de cirugías, un sistema de rayos x, ultrasonido y laboratorio bioquímico, entre otras facilidades. En el Hospital Militar Central, que está emplazado en Belgrano, además se diagramó también un circuito de atención y circulación especial para pacientes que presenten síntomas de este virus, para aislar por completo al resto de las personas.   

 5- Perfeccionamiento en coronavirus 

 El Equipo de Investigación también pudo comprobar que en las últimas semanas, el personal de sanidad, que está operando al ciento por ciento, recibió cursos de actualización para la contención y tratamiento de pacientes con coronavirus. Desde el Ministerio de Salud, a cargo de Ginés González García, se elaboró un instructivo en el que se detallan los síntomas de esta enfermedad: problemas respiratorios agudos, Infecciones Respiratorias Agudas Graves (IRAGS) e Infecciones Respiratorias Agudas Graves Inusitadas (IRAGI).   

6- Asistencia Humanitaria y Protección Civil 

Catorce Comandos Conjuntos de Zonas de Emergencia y diez Fuerzas de Tarea desarrollan actividades en todo el país. En coordinación con las autoridades políticas locales, como La Plata y Quilmes, por ejemplo, el Ejército realizó distribución de alimentos. En estos días, la Armada Argentina ya preparó sus medios y personal para sumarse a las misiones de ayuda humanitaria y asistencia a las comunidades. 
 En La Plata, además, el Ejército instaló un centro de atención intermedia de la salud en el Polideportivo Los Hornos, que cuenta con capacidad para albergar a 90 pacientes que necesiten cumplir con el aislamiento por contagio del COVID-19. Esta instalación permite un refuerzo de camas donde serán trasladadas aquellas personas que estén infectadas por el virus y no se encuentren en estado crítico.      
Asistencia del Ejército
 7- Convocatoria a retirados y reservistas 

 Así como las Fuerzas de Seguridad Federales están convocando a personal retirado  que ha sido dado de baja en los últimos años, especialmente médicos y enfermeros para fortalecer sus recursos humanos, no se descarta el despliegue del cuerpo de reservistas de las FFAA. Los reservistas son ciudadanos voluntarios que dependen del Sistema de Reservas del Ejército Argentino (Sirea), enmarcado bajo la órbita de la Dirección General de Organización y Doctrina del Ejército. 

Si bien durante la semana se dedican a realizar sus actividades profesionales normalmente, los sábados se presentan en los regimientos correspondientes a realizar prácticas de adiestramiento en el marco de los Cursos de Formación de Oficiales de Reserva (Cufor). A diferencia de lo que ocurre en el resto del mundo, este cuerpo no está entendido como un elemento constitutivo dentro de las FFAA, es decir, no están activos permanentemente. 

Mientras que Estados Unidos supera ampliamente el millón y medio de reservistas y la Guardia Nacional por sí sola tiene 200 mil hombres, en la región Brasil pasa el millón 600 mil, Colombia llega a 500 mil y en Chile rosa los 100 mil, Argentina no llega a los 20 mil hombres distribuidos en quince compañías en todo el país. 

Por ahora, el Gobierno sigue cumpliendo con el plexo normativo, es decir, que la capacidad militar se destine al apoyo logístico y no a la seguridad interior.   8- Control de fronteras Los instrumentos militares trabajan durante todo el año en conjunto con las FFSS brindando apoyo logístico en el marco del programa Fronteras Seguras, y realizan acciones en apoyo a la comunidad, ya sea ante inundaciones, catástrofes e incendios, como así también campañas de vacunación y asistencia médica y odontológica por la Mesopotamia. 

Sin embargo, no están entrenados ni habilitados para suplantar a las fuerzas de seguridad, en caso de que haga falta con un estado de sitio, tratando de lograr paz en las calles ante eventuales descalabros. 
Trabajo del Ejército Argentino.
9- Más presupuesto 

 Entre los especialistas del mundo de la Defensa Nacional, al momento de referirse al financiamiento y desarrollo de las Fuerzas Armadas siempre se escucha la misma frase: mejor tenerlo y no necesitarlo, que necesitarlo y no tenerlo. 
La crisis producto del coronavirus le dio aún más sustento a esta proposición. Aún es imposible determinar cuánto dinero hará falta para contener la pandemia. Lo único cierto es que, como corroboró el Equipo de Investigación el Estado asignará las partidas presupuestarias que sean necesarias. “En un mundo donde la disuasión recupera protagonismo y el gasto militar aumentó incluso en armas convencionales, Argentina es uno de los países que menos presupuesto destina a la Defensa (solo el 0,90% del Producto Bruto Interno)”, explicó Marcelo Seghini, presidente del Centro de Estudios en Defensa y Seguridad (CEDySEG). “En los últimos diez años, incluso, Argentina destinó más de nueve mil millones de dólares al financiamiento de las Fuerzas de Seguridad (FFSS) y las Policías Provinciales, superando así el gasto en Defensa que para 2008 era mayor que el de Seguridad”, agregó al Equipo de Investigación. 

 Por su parte, la analista Lourdes Puente Olivera, directora de la Escuela de Política y Gobierno en la Universidad Católica Argentina, insistió en que “esta crisis no se puede superar individualmente y eso implica directamente a las FFAA”. “El problema es que el Estado estaba en crisis y es una institución que pertenece al Estado. No vimos el peligro, no creíamos que sean necesario, y ahora nos encantaría tener una Fuerza Aérea que le diga al país yo los traigo (por los argentinos varados en el mundo)”, agregó. En relación a lo que expresa Seghini, fuentes vinculadas a las tres fuerzas confiaron al Equipo de Investigación que uno de los escollos que deben sortear, justamente, es la escases de recursos. 

De las tres, la Armada es la fuerza que menos recursos tiene y el Ejército y la Fuerza Aérea ya desplegaron casi toda su logística. “El deterioro que se produjo en las últimas décadas en el ámbito militar se ve sobre todo en el material bélico, no así en la sanidad”, afirmó el ex ministro de defensa, Oscar Aguad en dialogo con el Equipo de Investigación. “Las FFAA están muy capacitadas y entrenadas y tienen buen equipamiento, como los hospitales móviles que son de origen chino a los que hay que sumarle ambulancias, camiones, infraestructura sanitaria en todas las provincias y capacidad para potabilizar el agua”, detalló el ex funcionario.   

 10- Intervención en casos de excepción 

 Aunque Fernández negó la posibilidad, en un sector del Gobierno toma fuerza la idea de decretar el estado de sitio ante el avance del virus y los numerosos casos de incumplimiento de la cuarentena. Esta postura es alimentada por el temor de algunos funcionarios e intendentes, de no poder mantener la tranquilidad en zonas calientes como el conurbano bonaerense. 
Consultados por el Equipo de Investigación, desde el Ministerio de Defensa diversos funcionarios optaron por mantener la calma, pero no descartaron la posibilidad de que esto ocurra. Según pudo saber el Equipo de Investigación, esta idea generó cierta inquietud dentro de las Fuerzas Armadas ya que, a priori, para este sector no basta la aplicación del estado de sitio con un eventual Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU). 
Ocurre que aún hoy, existen casos de militares presos por su desempeño durante el 2001, cuando se instaló el estado de sitio con cierta falta de claridad legal, por no haber sido tratado el tema en esa oportunidad por el Congreso de la Nación. “De aquí en adelante habrá más participación de la FFAA en apoyo a la comunidad y en apoyo logístico a las FFSS. 
La constitución dice que pueden intervenir en el control de la paz social ante una situación de conmoción interna, por eso, sin estado de sitio declarado formalmente, las FFAA no estarán en la calle realizando algún tipo de control, menos si esta idea no pasa por el pleno del Congreso", explicó Seghini.    

 El Equipo de Investigación es dirigido por Rodrigo Lloret y está integrado por los mejores egresados del Posgrado en Periodismo de Investigación y la Escuela de Comunicación de Perfil Educación. Mail: equipo@perfil.com / Twitter: @EquipoPerfil (Fuente www.perfil.com). 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...