Mostrando entradas con la etiqueta Defensa. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Defensa. Mostrar todas las entradas

martes, 14 de mayo de 2019

Siete militares deben declarar ante la Justicia por el desvío de dos millones de dólares

Se investiga la fuga de fondos reservados del área de Inteligencia de las FF.AA. que se destinaban a las embajadasPor Rodrigo Alegre - La Nación
Se investiga la fuga de fondos reservados del área de Inteligencia de las FF.AA. que se destinaban a las embajadas. 

Siete militares fueron citados a indagatoria por malversación de fondos públicos. Los investigan por el presunto desvío de casi dos millones de dólares de las arcas castrenses hacia cuentas bancarias personales durante las gestiones de los ministros de Defensa Arturo Puricelli y Agustín Rossi.

Dos exjefes de alto rango que comandaron la Jefatura de Inteligencia del Estado Mayor Conjunto (EMCO) también tendrán que dar explicaciones sobre la maniobra que originó un desfalco al erario. La malversación, que investiga el juez federal Sebastián Ramos, ocurrió durante 2012 y 2013 con gastos reservados administrados por el área de Inteligencia del Estado Mayor Conjunto, que estaban destinados al funcionamiento de las agregadurías militares en Australia, Rusia y Corea del Sur. El dinero fue enviado vía transferencia bancaria a cada una de las dependencias investigadas, pero un alto porcentaje de esos recursos finalizó en cuentas personales abiertas en el exterior de distintos miembros de las Fuerzas Armadas. Una maniobra que se inició, casualmente, durante el cepo cambiario dispuesto por el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.

Por eso, la Justicia Federal comenzó a tomar las primeras declaraciones indagatorias, entre quienes figuran los entonces jefe y subjefe de la Jefatura Inteligencia: el general José Eduardo Demaría y el comodoro Luis Patoco, respectivamente.

Ambos eran los encargados de las agregadurías militares y fueron promovidos dentro de la estructura militar gracias a su estrecho vínculo con el teniente general del Ejército Cesar Milani, quien actualmente está preso por delitos de lesa humanidad.

El juez también ordenó que sean indagados los militares de bajo rango que administraban los recursos del EMCO en el exterior. Fueron citados el suboficial Claudio Velardez, auxiliar en la agregaduría de Australia; al coronel Oscar Vuisso, agregado militar en Rusia; Alejandro Pacheco, auxiliar en la agregaduría de Rusia, y el suboficial Sergio Trombino Ghivareli, auxiliar en la agregaduría de Corea del Sur. Los cuatro uniformados son investigados por haber participado en forma directa o indirecta en el desvío de los millones de dólares.

Por último, el magistrado también pidió que declare el responsable de la División de Presupuesto de la Jefatura de Inteligencia, Jorge Sícaro. El militar recibió siete transferencias bancarias por un monto total de US$339.439 en su caja de ahorro personal en el Commonwealth de Australia. Los depósitos provenían de la cuenta oficial de la agregaduría militar de Corea del Sur y así figuran en un peritaje contable dispuesto por el juez federal Sebastián Ramos.

Hasta 2016, la República Argentina tenía agregadurías de Defensa en trece países: Alemania, Canadá, Australia, Corea del Sur, España, Francia, India, Israel, Japón, Italia, Reino Unido, Rusia y Venezuela. Las agregadurías, integradas por militares de Ejército, Armada y Fuerza Aérea, dependen directamente de la Jefatura de Inteligencia del Estado Mayor Conjunto. Y cada sede tiene asignado un presupuesto anual en dólares que se depositaba los primeros cinco días de cada mes. 

En las últimas semanas, el Ministerio de Defensa, que conduce el cordobés Oscar Aguad, ordenó cerrar la agregaduría militar de Australia y abrir una nueva sede en China. Según explicaron a LA NACION desde el ministerio, "la decisión no tiene nada que ver con el fraude en el manejo de los presupuestos, sino con la necesidad de abrir una nueva base en un país con el que existe un fuerte vinculo comercial".

El primero en denunciar la fuga de millones de dólares fue el capitán de navío Carlos Mighera. El uniformado llegó a Canberra la última semana de diciembre de 2013 para comandar la agregaduría de Australia. Apenas se instaló, motorizó una auditoría contable sobre los gastos y rendiciones atrasadas. Allí, detectó que el suboficial Claudio Velardez había realizado nueve transferencias bancarias por US$405.007 desde la cuenta oficial de la agregaduría de Australia a su caja de ahorro personal en el Commonwealth Bank of Australia, Sidney. Las transacciones se iniciaron en mayo de 2012 y culminaron en 2013.

Por entonces regía el cepo cambiario impuesto por Cristina Kirchner con restricciones para el acceso a la divisa norteamericana y cada dólar oscilaba entre 4 y 5 pesos argentinos. Según la normativa vigente, los militares a cargo de las agregadurías están obligados a enviar mensualmente recibos y resúmenes de las cuentas oficiales en el exterior para respaldar los gastos. Se sospecha que se inventaron facturas, se duplicaron carpetas y hasta se adulteraron comprobantes para engordar los presupuestos de cada una de las sedes sospechadas. 

Solamente Australia, que tenía un presupuesto anual de US$240.000 para 2012 y 2013, recibió en total US$640.000 sin ninguna orden jerárquica que lo justificara. En Corea del Sur, según el informe del auditor interno del Estado Mayor, los gastos de funcionamiento se incrementaron un 300 por ciento más que el año anterior.

viernes, 10 de mayo de 2019

¿Se destruirían las bases marinas del sur de China en una guerra?

Por Robert Farley - The National Interest - Traducción Desarrollo y Defensa
Un experto naval superior nos da su opinión.
Las islas de la SCS tienen cierta relevancia militar, pero son más importantes como un reclamo político a las vías fluviales y los recursos submarinos. Militarmente, representan una corteza delgada en el sistema A2 / AD de China. Bajo ciertas condiciones, esta corteza podría perturbar la libertad de acción de los Estados Unidos, pero no será difícil para la Fuerza Aérea y la Armada de los Estados Unidos superarla.

China ha construido algunas islas en el Mar del Sur de China. ¿Puede protegerlos?

Durante la Segunda Guerra Mundial, Japón encontró que el control de las islas ofrecía algunas ventajas estratégicas, pero no lo suficiente como para obligar a los Estados Unidos a reducir cada isla individualmente. Además, con el tiempo, las islas se convirtieron en un pasivo estratégico, ya que Japón luchó por mantenerlos provistos de alimentos, combustible y equipo. Las islas del SCS están convenientemente ubicadas para China, pero ¿representan realmente un activo para el ejército de China? La respuesta es sí, pero en un conflicto real, el valor disminuirá rápidamente.

Las instalaciones

China ha establecido numerosas instalaciones militares.en el Mar de China Meridional, principalmente en las Islas Spratly y Paracel. En los Spratly, China ha construido campos de aviación en Subi, Mischief y Fiery Cross, junto con una posible infraestructura de misiles, radares y helicópteros en varias formaciones más pequeñas. 
En Paracels, China ha establecido una importante instalación militar en Woody Island, así como instalaciones de radar y helicópteros en varias otras áreas. China continúa la construcción en toda la región, lo que significa que puede ampliar su presencia militar en el futuro. 
Resultado de imagen para islas Spratly y Paracel.
Las bases más grandes (Subi, Mischief, Fiery Cross y Woody Island) tienen la infraestructura necesaria para la gestión de aviones militares, incluidos los cazas y las grandes naves de patrulla. Estos misiles, radares y aviones extienden el alcance letal de los militares de China a lo largo del Mar de China Meridional.

Misiles

Varias de las islas sirven como base para los sistemas SAM (incluido el HQ-9, con un alcance de 125 millas, y quizás con el tiempo el S-400 ruso) y los misiles de crucero lanzados desde tierra (GLCM). Estos misiles sirven para hacer que el Mar de China Meridional sea letal para los buques y aeronaves de EE. UU. que no tienen capacidades ocultas o que no cuentan con un sistema de defensa aérea en capas. Las instalaciones de SAM, impulsadas por redes de radares, pueden limitar efectivamente la capacidad de las aeronaves enemigas para ingresar a su zona letal sin una asistencia significativa de guerra electrónica. Los GLCM pueden agregar otro conjunto de lanzadores a la red A2 / AD de China, aunque no necesariamente con mayor efectividad que los misiles lanzados desde submarinos, barcos o aviones.
Imagen relacionada
Pero es una cuestión abierta cómo sobrevivirían las instalaciones de misiles en un conflicto. Los misiles terrestres sobreviven a los ataques aéreos porque pueden esconderse entre colinas, bosques y otras coberturas naturales. No hay una cobertura natural efectiva en las islas que China ha creado, e incluso las instalaciones defensivas hechas por el hombre no pueden sobrevivir a un ataque concertado. Además, los lanzadores de misiles dependen de una red logística al menos algo robusta para el combustible, la energía y las municiones, que China no puede proporcionar de manera confiable durante una guerra de tiro.

Aeródromos

Las cuatro instalaciones militares más grandes en el SCS tienen instalaciones extensas para la operación de aviones militares. Esto incluye a los combatientes avanzados, pero, lo que es más importante, a las patrullas, a la guerra electrónica y a los aviones avanzados de alerta temprana. La capacidad de usar estos aeródromos extiende efectivamente el alcance de la burbuja A2 / AD de China, permitiendo la transmisión de datos de objetivos a los lanzadores de misiles en el mar y en China continental. Los propios aviones de combate sirven para hacer que los cielos del SCS sean más letales de lo que serían de otra manera, además de amenazar a los barcos estadounidenses a distancia con misiles de crucero.
Resultado de imagen para islas Spratly y Paracel.
Pero en conflicto, la durabilidad de un aeródromo depende de la disponibilidad de materiales y equipos para ejecutar reparaciones después de un ataque. No es obvio que las islas que China ha creado en el Mar del Sur de China sean lo suficientemente robustas para continuar en operación después de los ataques con misiles y bombas en Estados Unidos. Aunque las islas más grandes tienen refugios para aviones, es una cuestión abierta si estos refugios podrían sobrevivir durante mucho tiempo a un ataque concertado de los Estados Unidos.

Radares

Los SAM, los GLCM y los aviones de combate dependen de datos de objetivos precisos para su efectividad. La contribución más importante que las islas SCS pueden ofrecer al ejército chino es a través de las instalaciones de radar que China ha establecido en muchas de las islas. Estas instalaciones, aunque son individualmente vulnerables, ayudan a proporcionar una imagen mucho más completa del espacio de batalla de lo que China disfrutaría. Juntos, mejoran significativamente la letalidad de las redes defensivas de China.
Resultado de imagen para islas Spratly y Paracel + radar
Dicho esto, los radares en sí son vulnerables a una amplia gama de ataques estadounidenses. Estos incluyen métodos cinéticos tales como misiles (lanzados desde submarinos, aviones ocultos u otras plataformas), guerra electrónica, ataques cibernéticos e incluso ataques de fuerzas especiales. En un conflicto, China podría perder rápidamente el acceso a la red de radar que ha establecido. Aún así, la red ofrece una manera relativamente económica de complicar el trabajo que enfrenta el ejército de los EE. UU. al penetrar en el SCS.

Logística

Todas las capacidades militares de las islas SCS de China dependen de comunicaciones seguras con China continental. La mayoría de las islas construidas por China no pueden soportar extensas reservas logísticas, o mantener esas reservas a salvo del ataque. En una guerra de disparos, la necesidad de mantener el suministro de combustible, equipo y municiones a las islas se convertiría rápidamente en una responsabilidad para los supuestamente activos de transporte chinos. Suponiendo que el PLAN y la PLAAF tendrían poco interés en realizar esfuerzos costosos y arriesgados para reabastecer a las islas bajo fuego, el valor militar de las islas del SCS sería un activo inútil durante un conflicto. Desafortunadamente para China, la naturaleza misma de la guerra en las islas y la naturaleza de las formaciones específicas que China ha decidido apoyar,
Resultado de imagen para islas Spratly y Paracel.
Naves vs. Fuertes

Como Lord Horatio Nelson pudo haber dicho en broma , "Para un barco es tonto luchar contra un fuerte". Pero hay situaciones en las que los barcos tienen una gran ventaja sobre los fuertes. Las islas de China en el SCS no son móviles, y no son lo suficientemente grandes como para esconderse mucho en cuanto al equipo y material militar. Los Estados Unidos podrán hacer un mapa meticuloso de las instalaciones militares en cada una de las islas en el SCS, y probablemente podrán rastrear los envíos de equipo militar a las islas. Esto hará que las islas sean extremadamente vulnerables a los ataques de barcos, submarinos y aviones, ya que los misiles no requerirán datos de objetivos en tiempo real.
Resultado de la imagen para Zumwalt
Un paso positivo para los Estados Unidos sería revertir la decisión de "retirarse en el lugar" del Sistema de armas avanzado en el destructor de la clase Zumwalt. Poner a disposición una munición para este cañón permitiría a los Zumwalts atacar las instalaciones de las islas chinas a distancia, lo que podría causar daños graves, prácticamente irreparables a un costo relativamente bajo. De lo contrario, las islas absorberán misiles de crucero que podrían usarse efectivamente en objetivos más jugosos.

Las islas de la SCS tienen cierta relevancia militar, pero son más importantes como un reclamo político a las vías fluviales y los recursos submarinos. Militarmente, representan una corteza delgada en el sistema A2 / AD de China. Bajo ciertas condiciones, esta corteza podría perturbar la libertad de acción de los Estados Unidos, pero no será difícil para la Fuerza Aérea y la Armada de los Estados Unidos superarla.

miércoles, 8 de mayo de 2019

Argentina y Estados Unidos realizarán un ejercicio conjunto para interceptar armas de destrucción masiva

Por Martín Dinatale - mdinatale@infobae.com - Infobae.com
Se trata de un seminario que organiza el Ministerio de Defensa con la capacitación norteamericana. Se sumarán Chile, Panamá y Colombia y se trabajarán casos donde se frenó la exportación de material sensible

¿Cómo detectar exportaciones de material que puede ser usado para armas de destrucción masiva? ¿Qué estrategia puede encarar un país ante la intercepción de un buque que transporta un producto que puede derivar en la construcción de una bomba usada por grupos terroristas? ¿Cuáles son las herramientas legales para avanzar en un operativo de control de una transacción de material sensible?

Todas estas y muchas más preguntas circulan hoy en diferentes despachos de las Fuerzas Armadas y buscarán ser despejadas en un ejercicio conjunto que organizó el Ministerio de Defensa con militares de Chile, Panamá, Colombia y Paraguay bajo la supervisión y capacitación de especialistas de Estados Unidos.

El ejercicio conjunto de gabinetes multilaterales para la "seguridad contra la proliferación", como fue presentado, se realizará en Buenos Aires entre el 11 y el 13 de junio. Estará coordinado por el Ministerio de Defensa y se tratará de trabajar en asociaciones para que los Estados empleen sus capacidades legales, diplomáticas, económicas y militares para interceptar cargamentos que amenazan la paz y la seguridad internacional. Esto forma parte del diálogo que viene manteniendo el presidente Mauricio Macri desde que Barack Obama estaba en la Casa Blanca y que luego continuó con Donald Trump en función de la preocupación que tienen ambos gobiernos ante el avance de proliferación de armas de destrucción masiva, sobre todo en poder de grupos terroristas.

"Muchas veces hay cargamentos de materiales que en apariencia no parecen peligrosos pero que pueden implicar una amenaza en la construcción de armas de destrucción masiva y para esto hay que estar preparados a la hora de actuar", comentó a Infobae un funcionario de Defensa que se encarga en estos días de la organización de este ejercicio que harán los ministerios de Defensa de los países mencionados.

Según se explicó, la idea es que los representantes militares de Estados Unidos, Panamá, Colombia, Argentina y Chile compartan experiencias de casos de intercepción de materiales sensibles y evalúen todas las opciones tendientes a eliminarlos.

En este sentido, se mencionaron ejemplos de algunos países en los que se detectaron buques en altamar que transportaban a Corea del Norte material inofensivo pero que en el análisis de los especialistas podía ser usado para armas de destrucción masiva. También hay ejemplos en que se interceptaron exportaciones de bombas de cobalto de hospitales cuyo uso podía ser el de construir las denominadas "bombas sucias" que muchas veces utilizan los grupos terroristas. Y se llegó a mencionar a algunos países que entrevieron una exportación normal que encubría el traslado de material sensible para uso de armas altamente peligrosas.

Todo esto será abordado en el ejercicio conjunto que se realizará próximamente en la Argentina con capacitación de expertos de Estados Unidos y que surge de la Iniciativa de Seguridad contra la Proliferación (PSI por sus siglas en inglés) que comenzó a funcionar el 31 de mayo de 2003 con la idea de que los gobiernos trabajen en forma conjunta en herramientas legales, diplomáticas y militares destinadas a interceptar armas de destrucción masiva.
El ministro de Defensa Oscar Aguad forma parte de la organización de este evento con Estados Unidos (Archivo DEF)
En mayo del año pasado, el ministro Oscar Aguad y el Ministerio de Defensa de Estados Unidos realizaron un ejercicio similar y ahora se ampliará esa experiencia con otros países que integran la PSI.

Durante los días del ejercicio que se realizará en junio se presentarán paneles de cada país con experiencias en común. Luego habrá una evaluación de los expertos y la capacitación de los funcionarios norteamericanos.

Además de los funcionarios del Ministerio de Defensa y el Estado Mayor Conjunto participarán de esta actividad, en el caso de la Argentina, representantes de la Aduana, la AFIP, la Agencia Federal de Inteligencia, la Unidad Antilavado, el Ministerio de Justicia y la Cancillería. De hecho, buena parte de la organización de este evento lo está realizando el Ministerio de Relaciones Exteriores en coordinación con Defensa.

Según informaron en el Gobierno, por parte de Estados Unidos, además de los expertos en Defensa habrá una comitiva de la Universidad Nacional de la Defensa, el Estado Mayor Conjunto, la Agencia para la Reducción de Amenazas del Departamento de Defensa, el Departamento de Estado, la Aduana, el Departamento del Tesoro, la oficina de Protección de Fronteras, la Secretaría de Energía y el Comando Sur.

viernes, 3 de mayo de 2019

Fijan nueva escala salarial para el personal de las Fuerzas Armadas

Resultado de imagen para Fijan nueva escala salarial para el personal de las Fuerzas ArmadasSegún el portal del Cronista.com. la medida fue publicada en el boletín oficial, rige desde ayer y alcanza también a la policía de establecimientos navales. 

El Poder Ejecutivo fijó una nueva escala salarial para el personal militar de las Fuerzas Armadas y para la policía de establecimientos navales, a través de la resolución conjunta número 2 de los ministerios de Defensa y Hacienda.

La medida, que fue publicada en el Boletín Oficial y entró en vigencia ayer y remarca que se trata del ítem "haber mensual" y apunta a reconocer "una adecuada jerarquización en relación con la capacidad, responsabilidad y dedicación que demanda la correcta ejecución de su actividad".

De acuerdo a la resolución, el sueldo de teniente general, almirante y brigadier general será de $ 66.409 pesos; general de división, vicealmirante, y brigadier mayor, $ 59.223; general de brigada, contraalmirante y brigadier, $ 53.361; coronel, capitán de navío y comodoro, $ 46.59 y teniente coronel, capital de fragata y vicecomodoro, $ 40.155.

Mientras que, para mayor, capitán de corbeta y mayor se ubicó en $ 32.099; capitán, teniente de navío y capitán, $26.812; teniente primero, teniente de fragata y primer teniente, $ 23.848; teniente, teniente de corbeta, y teniente, $21.499; subteniente, guardiamarina y alférez, $ 19.471.

En el grado de suboficiales, un suboficial mayor percibirá $ 32.979; suboficial principal, $ 29.196; sargento ayudante, suboficial primero, suboficial ayudante, $ 25.883; sargento primero, suboficial segundo, suboficial auxiliar, $ 22.767; sargento, cabo principal, $ 20.440; cabo primero, $ 18.344; cabo segundo, $ 16.977; voluntario de primera, marinero de primera, $ 15.465 y voluntario de segunda y marinero de segunda, $ 14.446.

Por último, en la Policía de Establecimientos Navales, el mayor sueldo en la escala corresponde a comisario inspector, de $28.217, y en el último lugar figura el agente segundo, con $ 10.979

El Estado vendió en USD 18 millones un predio ubicado en Las Cañitas

(Infobae.com) - La subasta la llevó a cabo la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE). El 30% de lo recaudado se destinará al Tesoro Nacional
Resultado de imagen para El Estado vendió en USD 18 millones un predio ubicado en Las Cañitas
Como parte de la serie de subastas que impulsa la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE), se vendió un predio de 6.750 metros cuadrados, ubicado en la zona de Las Cañitas, por 18 millones de dólares.

El predio, lindante con el Campo de Polo, pertenece al Estado nacional y está bajo jurisdicción del Ministerio de Defensa ,ya que parte de sus terrenos los ocupa el Instituto de Obra Social de las Fuerzas Armadas y de Seguridad (Iosfa), que seguirá funcionando en el lugar hasta el 31 de marzo de 2020, según indicó un vocero del organismo a Télam.

De los 18 millones de dólares en los que se subastó el predio, el 30% de los fondos obtenidos se destinará al Tesoro Nacional; y el otro 70% a la dependencia que posee el bien, según lo establece el artículo 57 de la ley 27.341.

La empresa Arkinver S.A. fue la única oferente que se presentó a la subasta y se adjudicó el predio del barrio de Las Cañitas, delimitado por las calles Huergo, Clay, Baenz y Dorrego.

El inmueble que está bajo jurisdicción del Ejército Argentino se vendió por el precio de base a la misma empresa que ya había adquirido – a través de otra subasta  en 2017 – un terreno lindante donde funcionaba una sastrería militar. De esta forma Arkinver S.A. contará con 50 mil metros cuadrados para edificar.

Los socios de Arkinver S.A. son dueños de la desarrolladora AVB que ya emprendió construcciones de edificios de lujo en Recoleta, Las Cañitas, Núñez, Barrio Norte y Palermo Nuevo.
El predio que fue subastado en Colegiales
El predio que fue subastado en Colegiales
Esta resulta ser una más de las subastas millonarias de terrenos estatales. En noviembre del año pasado el Banco Ciudad subastó las dos manzanas del ex Tiro Federal Argentino ubicado en la Avenida del Libertador y Udaondo, en el barrio porteño de Núñez.

Para aquella ocasión se presentaron más de 20 oferentes, de los cuales Landmark, empresa de la familia Werthein junto al grupo inversor Sielecki, ganó y se quedó con una parte de la subasta en 151.500.000 dólares.

En diciembre de 2018 fue la empresa Sancor Seguros quien en otra inversión millonaria se quedó con cuatro terrenos ferroviarios en el barrio de Colegiales por 19 millones de dólares. En total son 897 metros cuadrados destinados a la construcción de edificios y espacios públicos.

domingo, 28 de abril de 2019

Fabián Calle: “No hay ningún sector político relevante al que le interese la Defensa”

Por Francisco Reyes. (Infobae.com) - DEF dialogó con el especialista en Defensa Fabián Calle para conocer su visión respecto a los temas que atraviesan la temática, desde el manejo de los recursos naturales hasta los ejes estratégicos que deberían tener en cuenta nuestras Fuerzas Armadas. 

En el marco de una serie de entrevistas que formarán parte de un libro que será publicado por la Editorial Taeda este 2019, Fabián Calle, director académico del Instituto del Servicio Exterior de la Nación (ISEN) y especialista en Defensa por la National Defense University of Washington, repasó las distintas aristas que comprenden a la actualidad de la Defensa a nivel global y en particular en la Argentina. El académico hizo hincapié en que "la mejor manera de proteger nuestros recursos naturales estratégicos es mediante alianzas internacionales inteligentes, una buena gestión de lo público y con el apoyo del instrumento de la Defensa".

Calle es licenciado en Ciencia Política de la Universidad de Buenos Aires y magíster en Relaciones Internacionales de la Universidad de Bologna.
La mejor manera de proteger nuestros recursos naturales es mediante una buena gestión de lo publico,  y a su vez apoyado por un instrumento que es la defensa. Foto: Fernando Calzada.
La mejor manera de proteger nuestros recursos naturales es mediante una buena gestión de lo publico,  y a su vez apoyado por un instrumento que es la defensa. Foto: Fernando Calzada.

-¿Qué lugar ocupan los recursos naturales en una renovada competencia geopolítica y cuáles serían las posibles consecuencias de conflictos en países con reservas, como los sudamericanos?
-Los recursos naturales son activos importantes para la Región y la Argentina. El país está en la agenda del mundo por sus desarrollos en energía nuclear y en tecnología satelital, por ser proveedor de alimentos y materias primas, por sus recursos naturales y por el paso estratégico natural que posee entre los dos océanos. China necesita esos activos y se los podemos vender, porque Estados Unidos también les vende estos recursos. Estas naciones tienen un comercio bilateral de 700.00 millones de dólares, 100.000 millones más que el PBI argentino; o sea que comercian por año más de una Argentina entera. Somos una zona muy relevante en materias primas estratégicas, algunas tradicionales y otras nuevas, como el litio. Argentina tiene la tercera reserva de litio más importante del mundo. Por su parte, Vaca Muerta es la segunda reserva de shale gas del mundo. Argentina va a exportar en los próximos diez años lo que hoy exporta en soja en energía de Vaca Muerta. Existirá toda una cosecha y un poco más solo derivada de la energía.

-Se habla de una competencia geopolítica por el control de los bienes comunes globales: alta mar, ciberespacio, espacio exterior y aéreo. ¿Cómo cree que la Defensa argentina podría hacer frente a estos desafíos?
-En el caso del ciberespacio, existen potencialidades. Los argentinos somos bastante buenos en temas vinculados al software. Varios de los emprendimientos empresariales nacionales más importantes de la Región, por ejemplo Mercado Libre, están dedicados a la tecnología. Es un área que tiene prensa y cae bien. Hay un gran campo de desarrollo en ciberseguridad con apoyo de países amigos y capacidades propias. De hecho, le compró a Israel tecnología de ciberseguridad.

-¿Y el control del espacio marítimo?
-Una de las pocas cosas inteligentes que hizo Argentina en los últimos diez años fue lograr agrandar su plataforma continental a partir de la última extensión. Incorporamos un territorio equivalente a la superficie continental, pero ahora hay que patrullarlo, con barcos, drones, aviones, etc. Este tema es muy importante por los recursos naturales presentes y futuros que se pueden explotar.
”En el espacio aéreo hay que hacer una debida radarización. No es tan difícil”. Foto: Fernando Calzada.
”En el espacio aéreo hay que hacer una debida radarización. No es tan difícil”. Foto: Fernando Calzada.

-¿Qué sucede con la Defensa a nivel aéreo?
-En el espacio aéreo lo que hay que hacer es una debida radarización del territorio, con una Fuerza Aérea medianamente digna que sirva de factor de disuasión frente a cualquier amenaza estatal y no estatal. No es tan difícil. La idea de que hacer un cacth up de la Defensa es imposible es falaz. Esa falacia no tiene en cuenta la cantidad de dinero que ha perdido el Estado argentino en corrupción y en obras inconclusas. ¿Cuántas veces armamos la Defensa? La mejor manera de proteger nuestros recursos naturales estratégicos es mediante alianzas internacionales inteligentes, una buena gestión de lo público y con el apoyo del instrumento de la Defensa.

-¿Puede la Argentina jugar un papel dentro del sistema internacional a través de la participación de sus Fuerzas Armadas en alianzas internacionales?
-Argentina tuvo un rol muy destacado en operaciones de paz y asistencia en desastres humanitarios, y lo debe volver a tener readaptado a la época, tiempo y espacio. El país cuenta con un gran prestigio en el mundo en el tema Cascos Azules, en medicina forense, y en operativos de búsqueda y rescate. Argentina tiene un activo que claramente se va marginando y olvidando, pero hay que aprovechar que todavía hay en las Fuerzas Armadas gente que ha estado en Chipre, Angola, Haiti, Colombia, etc. Entonces, Argentina tiene instrumentos en soft power. Somos un país que en general no es considerado agresivo o problemático, más allá de que lo somos entre nosotros mismos.

– ¿Debería estar nuestro país en la OTAN?
-No, Argentina no tiene nada que hacer en la OTAN. Hemos hecho muchas cosas incoherentes en la vida, pero pertenecer al Atlántico Norte nos es geográficamente imposible. Lo que sí hay que tener es un gran vínculo con esos países, con Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña. Argentina tendría que desarrollar y cultivar los vínculos de Defensa y de Seguridad en el plano internacional, y más aún con los países que tienen valores y principios semejantes a los nuestros. Por ejemplo, mantener y reforzar el vínculo extra OTAN que tenemos con Estados Unidos. Se trata de un vínculo directo que tenemos desde 1997, y que no perdimos ni siquiera en los peores momentos. Estuvieron por sacarnos esa categoría en 2005 cuando fue la contracumbre de Mar del Plata. El Pentágono analizó sacarlo, pero lo pensó con la cabeza fría y lo conservaron. Es un vínculo muy importante. Se puede recuperar también la oficina de enlace que teníamos en la OTAN.
“El país cuenta con un gran prestigio en el mundo en el tema Cascos Azules, en medicina forense, y en operativos de búsqueda y rescate”. Foto: Fernando Calzada.
“El país cuenta con un gran prestigio en el mundo en el tema Cascos Azules, en medicina forense, y en operativos de búsqueda y rescate”. Foto: Fernando Calzada.

-En síntesis, ¿cómo cree que esta transformación en ciernes del orden internacional impactará sobre la Defensa argentina?
-En la Argentina no hay ningún sector político relevante al que le interese la Defensa. Ya sea por prejuicios ideológicos –somos un país donde nadie se reconoce de "derecha"– o porque siempre hay otra prioridad. El espectro político argentino es del centro a la izquierda. De la derecha no hay nadie. ¿Cómo nuestros políticos ven el tema de Defensa? Cómo algo que los derechiza. El tema de la Defensa en la Argentina es muy difícil. Tenemos dos opciones que podrían llegar a cambiar el panorama: uno es un gran susto, por ejemplo, que perdamos una porción de nuestro territorio. Argentina en términos geopolíticos está viviendo de la piedad de quien nos detesta. Sabemos que en varios de nuestros países vecinos hay una inercia de cierto redentismo nacionalista. Recientemente, el presidente de Chile, Sebastián Piñera, les entregó medallas a los que se movilizaron en diciembre del 78 en el conflicto de Beagle. Eso muestra que hay una inercia en ese sentir. La segunda posibilidad es que los países importantes, como ha sucedido en el G20, nos digan que necesitan que tengamos un sistema de defensa sólido. Especialmente Estados Unidos. Por ese lado, podría llegar a haber un avance. Pero siempre está la excusa de la crisis, las prioridades. De todas formas, aun en la época de las "vacas gordas" tampoco hicimos nada. Tenemos que prepararnos para la próxima etapa de la Argentina, que entrará en uno o dos años en una "fase de bolsillo". Hay que estar en ese momento para presentar a la Defensa como una prioridad.

miércoles, 24 de abril de 2019

"Opción 13": el plan secreto de los ingleses para bombardear Buenos Aires durante la guerra de Malvinas

Por Alejandro Amendolara - Infobae.com

La información desclasificada en los archivos británicos revela que existieron planes para lanzar las bombas de los aviones Vulcan sobre la capital. “Ataque a blancos seleccionados en el Continente”, dicen los documentos que detallan las estrategias que se iban perfeccionando o descartando según la evolución del conflicto. La "Opción 13" nunca llegó a materializarse, pero la amenaza jugó un importante papel en la guerra psicológica
El documento secreto del ministerio de Defensa británico con el plan de las operaciones para los aviones Vulcano,, elegidos para bombardear Buenos Aires y otros blancos del continente
 El documento secreto del ministerio de Defensa británico con el plan de las operaciones para los aviones Vulcano,, elegidos para bombardear Buenos Aires y otros blancos del continente

El documento secreto del ministerio de Defensa británico con el plan de las operaciones para los aviones Vulcano, elegidos para bombardear Buenos Aires y otros blancos del continente.

Ante la inminencia de una acción militar argentina sobre las islas Malvinas, alertados por los servicios de inteligencia propios y de EE.UU., en una reunión en el Ministerio de Defensa británico en Whitehall, se asumió que nada podía hacerse en el corto plazo para impedirla. En esos momentos, la flota de desembarco argentina aún se encontraba en navegación hacia su objetivo final: la recuperación de las Islas Malvinas.

Eran las 14.00 horas del 31 de marzo de 1982, en la Sala 5301 del edificio del Ministerio de Defensa, cuando se inició el estudio de sanciones y represalias para el supuesto que se concretara la amenaza. En la minuta de esa reunión, se incluyó como posible represalia contra Argentina, que la Real Fuerza Aérea realizara ataques aéreos "sobre ciudades argentinas o a buques en el mar, que tendrían que ser lanzados desde la isla de Ascensión. Sin el apoyo de aviones cisternas, debido a la distancia involucrada en la aproximación, la aeronave tendría que aterrizar para completar la misión en el continente sudamericano, posiblemente Montevideo o Santiago. En consecuencia, en el probable supuesto de negativa en el uso de aeródromos en América del Sur, los ataques sobre blancos argentinos no son factibles".

Para entonces, el ministro de Defensa John Nott ya había ordenado la zarpada de un submarino nuclear hacia el Atlántico Sur, y el alistamiento de dos más. La Marina Real (Royal Navy) desempolvó los planes de contingencia para Malvinas y colocó en alerta a la flota, mientras que la Real Fuerza Aérea (RAF) apresuradamente preparó un plan para bombardear objetivos en Argentina.

La Operación Rosario: 2 de abril de 1982, la Argentina recupera las islas MalvinasLa Operación Rosario: 2 de abril de 1982, la Argentina recupera las islas Malvinas

En la reunión de Jefes de Estado Mayor de las fuerzas armadas británicas del 2 de abril a las 15.10 horas de Londres (+3 respecto de Buenos Aires), se discutió la "posibilidad de obtener asistencia de potenciales aliados, particularmente Chile, y en menor medida Brasil", para el empleo de bases aéreas en América del Sur, y se encomendó al Foreign Office para "obtener autorización para el uso de aeródromos en Chile, si se intentara desplegar aviones de la RAF dentro del alcance operacional de las islas Malvinas".

En ese mismo momento, en el Atlántico Sur, se cumplían las etapas finales de la Operación Rosario, que culminarían con la evacuación del Gobernador Rex Hunt y la dotación de Royal Marines de las islas.

A las 9 de la mañana del 3 de abril, se realizó una nueva reunión de Jefes de Estado Mayor para evaluar los acontecimientos ocurridos desde el día anterior. En su transcurso se informó que Chile había recibido una solicitud argentina para que no reabasteciera buques y aeronaves del Reino Unido en ruta hacia las Islas Malvinas, y que Brasil no brindaría instalaciones o asistencia a las fuerzas británicas comprometidas en operaciones contra los argentinos.

No obstante el intenso despliegue diplomático británico, el 4 de abril, el Foreign Office debió informar a los jefes militares que la mayoría de los países sudamericanos habían expresado su apoyo a la Argentina. Pero la embajada británica en Santiago de Chile había comunicado que "existía la posibilidad de apoyo chileno" (Telegrama N° 66 del 3 de abril 82), por lo que se decidió que debían continuar los esfuerzos para determinar la posibilidad de usar aeródromos en ese país.

La RAF echaría mano a los viejos bombarderos Avro Vulcan, cuyo retiro gradual del servicio se encontraba a medio completar cuando estalló la crisis. A pesar de tantos años asignados a operaciones para ataques con cargas nucleares a baja altura dentro de la OTAN, con su gran alcance y capacidad para llevar una importante carga de bombas convencionales, resultaba ideal para la tarea.

Desde comienzos de la década del 70, no habían ejercitado su capacidad de bombardeo convencional ni el reabastecimiento en vuelo, por lo que resultaba indispensable el entrenamiento de las tripulaciones y capacidades de las aeronaves, previo a su despliegue a la Isla de Ascensión.

Las distancias hacia objetivos en Argentina eran más de lo que podía lograr el avión, por lo que –además de sucesivos reabastecimientos en vuelo-, resultaba vital obtener permisos de sobrevuelo y eventual aterrizaje en países sudamericanos para que el bombardeo sea efectivo.
Avión Avro Vulcan B.2 utilizado por la Real Fuerza Aérea para cumplir operaciones en el Atlántico Sur. Esta aeronave, matrícula XM597, cumplió misiones sobre Malvinas con misiles antirradar “Shrike” norteamericanos
Avión Avro Vulcan B.2 utilizado por la Real Fuerza Aérea para cumplir operaciones en el Atlántico Sur. Esta aeronave, matrícula XM597, cumplió misiones sobre Malvinas con misiles antirradar “Shrike” norteamericanos

Se encomendó al Foreign Office obtener esos permisos para sobrevolar Brasil, Perú, Bolivia, Paraguay y Uruguay, y así asegurar la aproximación aérea para incursionar sobre territorio argentino. Las Cancillerías de estos países negaron en forma inmediata los permisos a los británicos.

Quedaba aún abierta la opción de operar desde Chile. Las horas pasaban y la planificación comenzó a contemplar el envío de aviones Vulcan para operar desde bases trasandinas, para lo cual tendrían que trazar una ruta de vuelo desde su base en Gran Bretaña hasta Santiago/Punta Arenas. Ante las negativas de sobrevuelo sobre América del Sur, se debió delinear una ruta que implicaba cruzar el Atlántico Norte, sobrevolar Estados Unidos, y llegar a Chile desde el Pacífico.

Con estas premisas, el 8 de abril se emitió el primer borrador titulado "Operaciones de Vulcan contra Argentina desde Ascensión", para utilizar estos bombarderos contra blancos en Argentina. El concepto de la operación sería el siguiente:

1. Los Vulcan a gran altura, particularmente de día, serían extremadamente vulnerables a las fuerzas de defensa conocidas. Se recomienda que las operaciones deberían ser contempladas solo de noche y a baja altura. El bombardeo sería realizado por radar, y en consecuencia, los blancos deberían ser de área más que de naturaleza puntual; poblados, aeródromos e instalaciones portuarias serían esa mejor opción.

2. La distancia extrema desde Ascensión, aún a Buenos Aires con regreso a Ascensión, requeriría el apoyo de 7 aviones cisterna Víctor para un único Vulcan cargando solo 7 bombas de 1.000 libras. Las misiones desde Ascensión hacia blancos en o alrededor de Buenos Aires y la recuperación a la base más cercana con capacidad para Vulcan en Chile, que es Santiago, sería de todos modos considerablemente más efectiva en costo. El requerimiento de cisternas sería de xx Víctor para cada Vulcan; el último reabastecimiento sería realizado apenas antes de las últimas luces a gran altura con una penetración del espacio aéreo argentino realizado en la oscuridad y a bajo nivel.

3. Una vez en Santiago, los Vulcan proveerán un blanco muy vulnerable para misiones ofensivas de apoyo. De todos modos, desde esta base podrían realizarse ataques convencionales a bajo nivel, y sin recurso de AAR (Reabastecimiento en Vuelo). Sin embargo, se requeriría un sustancial soporte terrestre en términos de hombres y equipamiento para apoyar operaciones sostenidas.

El informe concluía que "Un despliegue hacia Ascensión y una operación única por cada avión desde Ascensión, es una propuesta factible. La capacidad máxima de 56 bombas de 1.000 libras es, sin embargo, de escasa significación real, pero el rápido y despliegue abierto de los Vulcan a Ascensión con sondas de reabastecimiento visibles, Víctor cisterna aparcados a lo largo y anunciando que cada Vulcan es capaz de cargar 21 bombas de 1.000 libras, debe imponer una amenaza real y significativa a Argentina –si ellos creen que tenemos la voluntad de emplearlos".
Primer borrador del 8 de abril de 1982. “Operaciones de Vulcan contra Argentina desde Ascensión”
Primer borrador del 8 de abril de 1982. “Operaciones de Vulcan contra Argentina desde Ascensión”

Una consulta informal entre oficiales aeronáuticos de Gran Bretaña y Chile, dio como resultado que John Heath, embajador británico en Santiago de Chile informara, por Telegrama Secreto N°89 del 9 de abril, que "el General López, Jefe de Operaciones de la Fuerza Aérea de Chile (FACH), ha pasado el mensaje vía Griffin para expresar que la FACH se encuentra ansiosa por ayudarnos y expectante de tener que recibir aeronaves británicas en emergencia, por ejemplo, dañadas en combate".

Pero, previendo una represalia argentina sobre los aeródromos chilenos, la ayuda tendría sus condiciones, por lo que el mensaje proseguía: "En razón de la debilidad de la defensa aérea en los aeródromos del sur, especialmente Punta Arenas y Balmaceda, la FACH necesita urgentemente lo siguiente, en anticipación de un posible ataque argentino: a) 4 ó 5 unidades antiaéreas móviles Bofors 40/70 (usadas); b) 2 unidades de Bloodhound".

La urgencia resultaba ser tal, que Heath aclaró en el telegrama que "la FACH estaría lista para comprarlos inmediatamente por contrato comercial y a precio normal, y enviar mañana un C-130 al Reino Unido si fuera necesario para recogerlos. Como no tienen experiencia en unidades Bloodhound en particular, la FACH estaría lista para recibir expertos británicos vestidos sin insignias para operar las unidades, lo que será normal para contratos comerciales similares para armamento nuevo".

El diplomático británico solicitó respuesta inmediata sobre estas posibilidades y requerimientos para poder contar con información para la reunión del 12 de abril, a la que lo había convocado el Comandante en Jefe de la FACH, general del aire Fernando Matthei Aubel, en la cual "seguramente se levantará el tema".

El mensaje era música para los oídos de los oficiales aeronáuticos británicos. Contarían con una base a pocos cientos de kilómetros de las bases argentinas, y la factibilidad de la opción de bombardear Buenos Aires comenzaba a tomar forma.

Pero el general Augusto Pinochet dejó en claro a sus Jefes de Estado Mayor, que no autorizaría que los británicos iniciaran operaciones militares contra Argentina desde territorio chileno, por temor a provocar a "un vecino inestable". A pesar de ello, no habría problemas en recibir en aeródromos chilenos aeronaves británicas "en emergencia".
Telegrama Secreto N°89 del 9 de abril de 1982 del embajador británico en Santiago de Chile. “La FACH se encuentra ansiosa por ayudarnos y expectante de tener que recibir aeronaves británicas en emergencia, por ejemplo, dañadas en combate”
Telegrama Secreto N°89 del 9 de abril de 1982 del embajador británico en Santiago de Chile. “La FACH se encuentra ansiosa por ayudarnos y expectante de tener que recibir aeronaves británicas en emergencia, por ejemplo, dañadas en combate”

El Jefe del Estado Mayor de la Defensa, almirante Terence Lewin, encomendó la preparación de un documento de trabajo estableciendo las opciones para la Operación Corporate. Siguiendo sus instrucciones, y tras la consulta a cada una de las fuerzas armadas, al ministerio de Defensa, y al Foreign Office, se confeccionó un listado de opciones, que se dividía entre aquellas que se encontraban en curso y las que quedarían disponibles para su futura consideración. Se pretendió formular una graduación en orden ascendente de acuerdo al impacto político-militar de cada una, en base a apreciaciones eminentemente subjetivas, que se revisarían y eventualmente se modificarían a medida que evolucionara la situación.

Entre las opciones futuras, bajo el título "Ataque a blancos seleccionados en Argentina Continental" se encontraba la "Opción 13", bajo la cual se fijaba el objetivo y las circunstancias que se consideraban operarían a favor y en contra de la iniciativa.

Entre los primeras, se señalaban la obtención de la sorpresa; la reducción de la efectividad de la Fuerza Aérea Argentina; la posibilidad de aferrar la defensa aérea argentina en forma remota al área del conflicto. Las desventajas serían las repercusiones internacionales; el cuestionamiento de la legalidad de los ataques; la justificación directa para aplicar represalias contra expatriados británicos en Argentina, entre otras.

Contando con nuevos datos y estimaciones, el 10 de abril se introdujeron modificaciones a la planificación. Se concluyó en el informe que "un despliegue hacia Ascensión, y un solo vuelo saliendo de Ascensión por cada uno de los ocho Vulcan a fin de atacar blancos en los alrededores de Buenos Aires, es una proposición factible. La capacidad de 168 bombas de 1.000 libras es significativa, a pesar de la limitada precisión de los Vulcan operando de noche en misión convencional".

Se insistía con el aspecto psicológico que la maniobra pudiera causar entre los argentinos: "el despliegue rápido y abierto de los Vulcan a Ascensión, con sondas de reabastecimiento visibles, y los Víctor cisterna aparcados a su lado, constituirá una amenaza real y significativa a Argentina –si están convencidos que tenemos la voluntad de emplearlos".

En paralelo se confeccionó un informe con los posibles blancos de carácter económico en territorio argentino, apuntando principalmente a campos y refinerías petrolíferas; yacimientos y sistemas de gasoductos, sobre nudos de las redes ferroviarias, y el sistema de carreteras, y de sus efectos para el esfuerzo militar y sobre la población.
En la reunión del Gabinete de Guerra del mediodía del viernes 16 de abril, presidida por Margaret Thatcher, se discutió la filtración a la prensa sobre el reacondicionamiento de los aviones Vulcan y su capacidad para llegar a blancos sobre territorio continental argentinoEn la reunión del Gabinete de Guerra del mediodía del viernes 16 de abril, presidida por Margaret Thatcher, se discutió la filtración a la prensa sobre el reacondicionamiento de los aviones Vulcan y su capacidad para llegar a blancos sobre territorio continental argentino

La isla de Ascensión se encontraba en medio del Océano Atlántico, y lejos de los ojos argentinos. Había que difundir los preparativos de las misiones de bombardeo, y que los mandos militares y opinión pública argentina tomaran conocimiento de ellos. Pero ¿cómo se lograría?

Cumpliendo directivas del Gabinete británico, el 11 de abril de 1982 se constituyó el Grupo de Proyectos Especiales, bajo la dirección del Coronel T.S. Sneyd, en el ámbito del Ministerio de Defensa, para la preparación y promulgación de las operaciones de decepción y propaganda. Sus planes serían implementados por el Servicio Secreto de Inteligencia y por el Foreign Office.

El arte del engaño o decepción, es tan antiguo como la guerra misma. En las operaciones militares convencionales, los comandantes no solo deben motivar a sus tropas, sino también buscar afectar la del enemigo. La propaganda, como elemento crucial de las acciones psicológicas, debe basarse en información que resulte creíble para el enemigo.

Apenas dos días después de los desembarcos argentinos en Malvinas, el 4 de abril, el periodista Jon Connell, del Sunday Times, realizó un análisis sobre las distintas opciones militares para "recapturar las Falklands", expresando que "una posibilidad, por supuesto, sería no atacar las Islas Falklands sino Argentina misma –sus bases militares y navales costeras".

Los cuadros comparativos de las fuerzas de ambos países mostraban un claro desbalance a favor de Argentina en el número de medios aéreos. La opinión pública británica comenzaba a preocuparse sobre el éxito de la fuerza de tareas.

En la reunión del Gabinete de Guerra del mediodía del viernes 16 de abril, presidida por Margaret Thatcher, se discutió la filtración a la prensa sobre el reacondicionamiento de los aviones Vulcan y su capacidad para llegar a blancos sobre territorio continental argentino.

La noticia sería publicada el próximo domingo en el Sunday Express en primera plana. A pesar que el acta de la reunión refleja la lamentación por no haber logrado detener la filtración, los asistentes concluyeron que "si bien en realidad no hay intención de atacar el continente argentino, podría existir alguna ventaja militar si los argentinos lo temieran".

Ese mismo domingo 18 de abril, la portada del Sunday Express titulaba "Los Vulcan listos para golpear Argentina". La nota, firmada por Michael Toner, relataba con detalle el alistamiento de los bombarderos y de su despliegue al Atlántico Sur, y que si bien no estarían equipados con bombas nucleares, "tendrán la capacidad para destruir cada aeródromo y puerto naval argentino", y que "si los Vulcan eran empleados adecuadamente, toda la estructura militar argentina podría ser destruida".

El periodista reconocía en su nota que la decisión de utilizar los Vulcan contra Argentina "puede ser un resultado del trabajo de 'operaciones psicológicas'" dentro del Ministerio de Defensa. "Un poco conocido grupo de expertos ha estado trabajando horas extras para desalentar y desestabilizar la opinión militar en Argentina". Tal vez, al decirlo, Toner reconocía implícitamente su participación en la acción de propaganda. Su nota contenía detalles similares a la planificación del 10 de abril, y que el Gabinete ahora había considerado oportuno que llegara a oídos argentinos.

Toner concluyó describiendo la amenaza en términos inequívocos: "No hay duda que la mera amenaza de operaciones de Vulcan aterrorizará a cualquier experto en Argentina que conozca lo que pueden hacer estos aviones. Pueden destruir cualquier blanco virtualmente a voluntad. Solo con ese hecho, se le podría prácticamente garantizar inmunidad a la flota británica en el Atlántico Sur contra ataques aéreos argentinos".

La acción psicológica ya había dado su puntapié inicial. La noticia, tomada por las agencias internacionales, fue replicada profusamente en los medios británicos y argentinos durante los días siguientes. La "diplomacia de cañoneras" hacía una nueva demostración de lo que estaba en condiciones de hacer.
“Por qué deberíamos bombardear Argentina”, declaraciones de Winston Churchill (nieto), en el periódico The Sun,  el 23 de abril de 1982
“Por qué deberíamos bombardear Argentina”, declaraciones de Winston Churchill (nieto), en el periódico The Sun,  el 23 de abril de 1982

Fue el vocero del Partido Conservador, el parlamentario Winston Churchill, nieto del famoso primer ministro británico, quien, en una nota publicada por el periódico The Sun el 23 de abril, bajo el título "Por qué deberíamos bombardear Argentina", justificaba las acciones sobre el continente ante la amenaza de la aviación argentina operando desde sus bases en el litoral Atlántico contra la fuerza de tareas británica.

Expresaba Churchill: "Un factor adicional evidente, que hasta ahora podría haber sido pasado por alto por la Junta, es la capacidad de la fuerza de bombarderos Vulcan de la RAF para eliminar –si fuera necesario-, todas las bases aéreas argentinas clave en el continente con un único ataque sincronizado al estilo israelí. Desde bases en el Atlántico Sur los Vulcan tienen el alcance y la capacidad para hacer cráteres en las pistas con bombas convencionales y destruir en tierra la mayor parte de la Fuerza Aérea Argentina con bombas de racimo… Eliminar a la Fuerza Aérea Argentina con un golpe rápido y devastador, garantizaría la victoria para la Fuerza de Tareas, y aseguraría un mínimo de bajas británicas".

Si bien las fuerzas argentinas estaban tomando las medidas adecuadas para la defensa del territorio argentino, de sus bases aéreas y de las instalaciones estratégicas en el territorio nacional, también comenzaron a actuar las organizaciones de Defensa Civil y las delegaciones locales de la Cruz Roja Argentina.

Pero la reacción más pintoresca fue la del Semanario Tal Cual, en su edición del 23 de abril, que esbozó una serie de interrogantes y respuestas ante "estos momentos de tensión e incertidumbre que vive el país", con recomendaciones prácticas ante un bombardeo de la ciudad de Buenos Aires.

* Si [la guerra] llega al continente ¿llegará a Buenos Aires? – Si es una guerra abierta entre los dos países, puede ser bombardeada tanto Buenos Aires como Londres o cualquier ciudad.

* Si llega a Buenos Aires ¿se construirán refugios? – Seguramente, ya que no serán suficientes los refugios naturales (sótanos especiales, subterráneos, etc.)

* ¿Hay que evacuar la ciudad? – Esta posibilidad se atenderá únicamente si existiese un ataque con invasión a Buenos Aires.

* En caso de bombardeo, ¿qué hay que hacer? – Los miembros de la Defensa Civil instruirán a la población a su debido tiempo, por todos los medios de información que están a su alcance (radio, TV, etc.).

* ¿Cuáles son los refugios para bombardeo? – Los naturales, las construcciones de hormigón armado que estén bajo la superficie. Subterráneos, garajes subterráneos, sótanos de grandes edificios (el Barolo en Avenida de Mayo al 1300, tiene sótano anti-bombardeo).
 El 4 de mayo de 1982, el destructor HMS Sheffield fue alcanzado por uno de los dos misiles Exocet lanzado por los Super Etendard. La opción de bombardear Buenos Aires se diluía y los ingleses se concentraron en las Bases Aéreas
El 4 de mayo de 1982, el destructor HMS Sheffield fue alcanzado por uno de los dos misiles Exocet lanzado por los Super Etendard. La opción de bombardear Buenos Aires se diluía y los ingleses se concentraron en las Bases Aéreas

En Buenos Aires la guerra todavía parecía muy lejana, y se confiaba en una solución pacífica del conflicto. No había necesidad de buscar refugio o prestar atención a las prevenciones. En cambio, en las principales ciudades del sur argentino, en donde eran incesantes los movimientos de tropas y armamentos, las autoridades y la población habían tomado completa conciencia de la eventualidad de un ataque, realizando ejercicios de oscurecimiento y simulacros de evacuación a refugios y medidas de protección ante bombardeos.

En el atardecer del 30 de abril, llegó a los comandantes argentinos el aviso del despegue de aviones Vulcan y Víctor cisternas desde la Isla de Ascensión, apreciándose que tendrían como destino el litoral continental.

Los soviéticos habían desplegado un buque "científico" para que navegara en proximidades de la isla, por lo que presumiblemente fue quien dio el alerta ante semejante movimiento de aviones. Sin embargo, el rumbo tomado por los atacantes sería Malvinas.

A las 4.40 de la madrugada del 1° de mayo se efectivizaba la amenaza del Vulcan, lanzando sobre la pista del aeropuerto la cantidad de 21 bombas de 1.000 libras, de las cuales solo una impactó en forma efectiva, rápidamente reparándose los daños. Se iniciaban así las misiones denominadas "Black Buck" por los británicos.

Con el desarrollo de las operaciones militares, y el acceso a mayor información de inteligencia, la "Opción 13" continuó reformulándose. El 4 de mayo de 1982, el destructor HMS Sheffield fue alcanzado por uno de los dos misiles Exocet lanzado por un par de aviones Super Etendard que operaban desde la Base Aeronaval de Río Grande, en Tierra del Fuego.

La opción de bombardear Buenos Aires se diluía de las planificaciones, que ahora se concentraron principalmente sobre las Bases Aéreas Militares en el sur del continente. En cada oportunidad en que la flota británica recibía un golpe certero de la aviación argentina, se ajustaban las planificaciones ante la presión parlamentaria y de la opinión pública.

No obstante, la idea de bombardear Buenos Aires, que había surgido aún antes del 2 de abril y descartada a medida que evolucionaban las operaciones, recobró vigencia el 13 de mayo, pero para una nueva acción psicológica.
Recorte del periódico “Daily Express” del 19 de abril de 1982, con la especulación de los posibles blancos en territorio continental argentino.
Recorte del periódico “Daily Express” del 19 de abril de 1982, con la especulación de los posibles blancos en territorio continental argentino.

Previo a los desembarcos británicos en San Carlos, en la isla Soledad, la aviación argentina basada en tierra era considerada como la principal amenaza para el establecimiento de una cabeza de playa segura.

El Grupo de Proyectos Especiales realizó una propuesta para "pasar el rumor por medios discretos no atribuibles que se están planificando ataques diurnos con bombarderos Vulcan contra blancos al norte en el continente, previos a cualquier desembarco principal en las Islas Malvinas". Con ello se intentaría reducir la cantidad de aviones atacantes en el área de operaciones de Malvinas, replegando algunos elementos hacia los aeródromos en el norte.

De todos modos, para que fuera efectivo, el rumor debía resultar creíble y atractivo para los mandos argentinos, el Grupo consideró que "si se difundiera que los ataques están siendo cambiados a horas diurnas, ello podría motivar a la Fuerza Aérea Argentina a buscar activamente el enfrentamiento a fin de lograr una victoria prestigiosa derribando un Vulcan. Indicando que los ataques serán realizados contra una instalación grande de combustible cerca de Buenos Aires, una opción creíble, se espera que atraiga algunos cazas al norte".

El Coronel T.S. Sneyd, finaliza su informe expresando: "Se recomienda que se otorgue autorización para emplear medios discretos y no atribuibles para informar a las autoridades argentinas que aviones Vulcan van a atacar instalaciones de combustible en el área de Buenos Aires a la luz del día en el futuro cercano. Se destacará que el cambio a bombardeo en horas diurnas es a fin de lograr mayor precisión y así reducir bajas civiles".

Las consecuencias políticas de una acción británica sobre el continente condicionaron cualquier ataque de estas características. Argentina encontraba apoyo en el ámbito de la Organización de Estados Americanos, y siempre quedaba latente la posibilidad de regionalizar el conflicto. Era un riesgo que Gran Bretaña no pretendía asumir. Había justificado su reacción militar en el principio de legítima defensa del Artículo 51 de la Carta de las Naciones Unidas y en la Resolución 502 del Consejo de Seguridad, por lo que un ataque abierto sobre el continente parecía innecesario, y ello pondría en peligro la legalidad de sus acciones.

Siempre existió la posibilidad de que Gran Bretaña pudiera fracasar en su objetivo militar primario en las Islas Malvinas, y que la Fuerza de Tareas fuera humillada. Fue así que, hasta el final del conflicto nunca se descartó la idea de estos ataques sobre el continente, ni se suspendieron las planificaciones.

La opción quedaría reservada para cuando las necesidades operativas militares así lo requirieran, siempre que justificara el medio empleado, y se soportara la condena internacional. La "Opción 13", de "Ataques a blancos seleccionados en Argentina Continental", siempre estuvo sobre la mesa de planificación, a la espera de obtener luz verde en el Gabinete de Guerra.

El bombardeo de la ciudad de Buenos Aires permaneció vigente en la mente de los planificadores británicos como también en el diseño de las acciones de guerra psicológica.

Cumplidos 37 años de que Charly García compusiera la canción "No bombardeen Buenos Aires", ahora sabemos que su plegaria no fue ficción.
-*-
Cuando el Vulcan bombardeo Malvinas, ese fue el aviso británico. Solo había que tomar un compás y determinar las zonas posibles de ataque en el continente por la RAF.

sábado, 13 de abril de 2019

Alerta en las FF.AA: el 70% de los jóvenes que buscaron ser soldados voluntarios fueron rechazados en el exámen psicofísico

Por Martín Dinatale - mdinatale@infobae.com - Infobae.com
Se estima que, de cada tres que aspirantes que se presentan en el Ejército, solo uno es aceptado; presentan problemas con drogas y un bajo nivel educativo
En una dura radiografía del deterioro económico y social que transita la Argentina en estos momentos, el Ministerio de Defensa alertó en los últimos días sobre un tema de elevada preocupación en las Fuerzas Armadas con un dato concreto: el 70% de los jóvenes que quisieron ingresar en el último año al Ejército como soldados voluntarios fueron rechazados en los exámenes psicofísicos por presentar problemas de drogas o por tener bajos niveles educativos.

Según datos recientes del Ministerio de Defensa sobre la incorporación de soldados voluntarios que hace el Ejército,  a los que pudo acceder Infobae, se estima que de cada tres jóvenes de entre 18 y 24 años que quieren ingresar en las filas militares como una salida laboral o por vocación, sólo uno puede entrar sin inconvenientes. El año pasado se presentaron como postulantes en todo el país 7.000 jóvenes para ser soldados voluntarios y sólo el 30% pudo ingresar.

"Es lamentable decirlo pero muchos jóvenes están quemados por las drogas o directamente no saben leer ni escribir. Esto es parte de la realidad de la Argentina", explicó un funcionario del área castrense en base a los informes que el Ministerio de Defensa recibe del Ejército.

Actualmente existen unos 19.000 soldados voluntarios en la Argentina. Forman parte del régimen creado desde el año 1994 en reemplazo al anterior sistema de Servicio Militar Obligatorio. La principal ventaja que presenta este sistema de incorporación, es que el soldado voluntario puede tener una permanencia dentro de la Fuerza de hasta diez años, donde desempeña variadas funciones dentro de la organización, dependiendo de sus capacidades y aptitudes personales.

El problema es que la gran mayoría de los que buscan esta salida laboral no logran ni siquiera pasar los exámenes psicofísicos. Por ejemplo, en el 2018 de los 1.800 jovenes que se presentaron en Campo de Mayo para la revisación médica y psicológica, sólo 360 fueron aceptados. El resto se los tuvo que rechazar por presentar varios problemas: intoxicación en el cuerpo por drogas, problemas de lectura y escritura, tatuaje en el cuerpo que complica la situación de donación de sangre y otro tipo de inconvenientes psicofísicos.

Esta tendencia se reiteró y se agravó en los primeros meses de este año. De los 600 jóvenes que se presentaron en Campo de Mayo para ingresar como soldados voluntarios en el Ejército hasta ahora, sólo 40 pudieron sortear el exámen psicofísico. En todos los casos se reiteraban problemas de adicciones y retrasos educativos severos que impedían a las Fuerzas Armadas darles el apto.

Un destacado funcionario de las Fuerzas Armadas explicó a Infobae que la mayoría de los casos rechazados responden a jóvenes que viven en el conurbano bonaerense mientras que los del interior del país no presentan estos problemas en su gran mayoría. En los exámenes toxicológicos se detectaron sustancias tóxicas que datan de más de 60 días en el cuerpo.

"No podemos incorporar a una persona en condiciones de adicción o con problemas de lectura si va a manejar un arma o tendrá la responsabilidad de cuidar de la sociedad. En esto tenemos tolerancia cero", explicó otro funcionario de Defensa que sigue de cerca los exámenes que realiza el Ejército.

En rigor, muchos de estos soldados voluntarios también realizan tareas del Ejército de ayuda o asistencia social en casos de catástrofes. Recientemente hubo operativos realizados por soldados voluntarios en la zona norte del país y en el litoral ante problemas de inundaciones.

Los ciudadanos que se acercan al Ejército para sumarse como voluntarios lo hacen en gran medida por un tema económico: cobran unos 17.000 pesos mensuales y tienen cobertura social. En sus primeras semanas dentro del Ejército pasan por un período de instrucción básica como soldado individual, aprenden técnicas y tácticas para el ámbito castrense dentro de cada unidad y pueden desempeñarse como soldados hasta los 28 años, que es cuando indefectiblemente deberán dejar la Fuerza.

No obstante, los ingresantes luego pueden decidir continuar en el Ejército más allá de la edad en la carrera de suboficial en la Escuela de Suboficiales del Ejército "Sargento Cabral" o de oficial, en el Colegio Militar de la Nación.

La semana pasada el Ejército lanzó una nueva convocatoria a inscripción para soldados voluntarios. Lo hicieron para las provincias de Buenos Aires, Chaco, Misiones, Córdoba, Jujuy y Salta.

Entre los requisitos que se les exigen figura: ser ciudadano/a argentino/a nativo/a, por opción o naturalizado; tener entre 18 y 24 años al momento de la incorporación; ser soltero/a, pudiendo tener hijos y/o personas legalmente a cargo; tener estudios primarios aprobados; presentar certificado de antecedentes penales y poseer buenas condiciones físicas y de salud para lograr el apto psicofísico.

viernes, 12 de abril de 2019

El Ejército Argentino convoca a jóvenes para incorporarse como soldados voluntarios

(MisionesOnline) - El Ejército Argentino, a través de la Brigada de Monte XII, comunica a la población que iniciará con las inscripciones para el ingreso a la Institución como Soldados Voluntarios.
El Ejército Argentino convoca a jóvenes para incorporarse como soldados voluntarios
Los ciudadanos interesados en formar parte de esta Fuerza, deberán inscribirse en la oficina de reclutamiento del Comando de la Brigada de Monte XII, situada en la avenida San Martín 1700, entre las avenidas Leandro N. Alem y Centenario, de la Ciudad de Posadas.

Los días de atención son de lunes a viernes desde las 07:00 hasta las 13:00 horas (presentarse con DNI). Para aquellos que residen en el interior de la Provincia, pueden acercarse a la unidad militar mas cercana a su domicilio. Todos los requisitos serán informados en la mencionada oficina en los horarios indicados.

Los requisitos principales son:
• Ser ciudadano/a argentino/a nativo/a, por opción o naturalizado.
• Estar comprendido entre los DIECIOCHO (18) y VEINTICUATRO (24) años de edad al momento de la incorporación.
• De estado civil soltero.
• Tener estudios primarios aprobados.
• Presentar el certificado de buena conducta expedido por la policía correspondiente (Antecedentes Penales).
• Poseer buenas condiciones físicas y de salud.

lunes, 8 de abril de 2019

¿Es hora de un portaaviones de la Unión Europea?

Por Michael Peck - The National Interest - Traducción Desarrollo y Defensa
Una muy mala idea. 
A menos que Europa continental esté planeando invadir Gran Bretaña en una nueva Operación Sealion, un operador es la elección equivocada. Tal vez Alemania esté planeando una revancha para el Brexit hundiendo nuevamente los buques mercantes británicos en el Atlántico Norte. Porque de lo contrario, el llamado de un importante político alemán a un portaaviones de la Unión Europea no tiene mucho sentido.

Annegret Kramp-Karrenbauer, presidenta de la Unión Demócrata Cristiana de Alemania y probable sucesora de la canciller Angela Merkel, provocó un gran revuelo cuando abogó por que las naciones europeas trabajen juntas para construir una fuerza aérea embarcada.

"Alemania y Francia ya están trabajando juntos en el proyecto de un futuro avión de combate europeo", escribió en un ensayo en el periódico alemán Die Welt (traducción al inglés aquí ). "El siguiente paso podría ser el inicio del proyecto simbólico de construir un portaaviones europeo común para expresar el papel global de la Unión Europea como una potencia que garantiza la seguridad y la paz". Merkel parecía apoyar la idea. "Es correcto y bueno que tengamos este tipo de equipo en el lado europeo, y estoy feliz de trabajar en ello".

Irónicamente, Kramp-Karrenbauer rechazó una llamada del presidente francés Emmanuel Macron para una integración europea más estricta. "No hay una versión de un superestado europeo que pueda estar a la altura de la meta de una Europa formada por Estados miembros soberanos y que pueda actuar", escribió. Pero eso aún deja espacio para una política de defensa europea común, incluido un Consejo de Seguridad Europeo que incluya a Gran Bretaña. Y, un portaaviones europeo.

Significativamente, incluso Kramp-Karrenbauer se refirió al portaaviones europeo como un "acto simbólico". El valor de un portaaviones es que es un campo de aviación móvil que puede estacionar aviones cerca de lugares a los que podría ser difícil llegar con aviones terrestres. Eso es importante para algunas naciones con intereses o pretensiones globales, como los Estados Unidos, Rusia, China e incluso Gran Bretaña y Francia, dos naciones europeas que operan portadores. 

Gran Bretaña, por ejemplo, está enviando a su nuevo portaaviones, el HMS Queen Elizabeth , como una advertencia a China para que enfríe sus ambiciones regionales. El francés Charles de Gaulle , y el nuevo operador propuesto para reemplazarlo, señalan los intereses coloniales de Francia en lugares como el Océano Índico. Pero la mayoría de las naciones europeas no envían habitualmente buques de guerra a estaciones extranjeras, o tienen marinas diminutas, o están sin salida al mar y no necesitan armadas. 
Resultado de la imagen para el bastión hipersónico K-300P
Un portaaviones tendría un valor limitado en un conflicto con Rusia en Europa del Este o del Norte, o los Estados Bálticos. Necesitaría sofisticadas defensas y una pantalla de naves de escolta para sobrevivir en el Báltico contra las fuerzas navales y aéreas rusas, así como misiles de defensa costeros como el Bastión hipersónico K-300P. (Ver arriba) Incluso la Marina de los Estados Unidos, con todo su dinero y recursos, se preocupa por la supervivencia de sus superportaaviones. Es difícil imaginar que Europa sería capaz de diseñar y financiar un barco más potente, con la supervivencia del portaaviones americano de US$ 13 billón de la clase Ford.
 Resultado de la imagen para clase Ford.
Europa tiene intereses en el Mediterráneo. En 2018, Gran Bretaña y Francia se unieron a Estados Unidos en el lanzamiento de ataques aéreos y de misiles contra instalaciones del gobierno sirio. Pero los aviones terrestres pueden operar desde Chipre o Italia. La Unión Europea también quiere detener un flujo masivo de inmigrantes ilegales que navegan por el Mediterráneo hacia Europa. Un portaaviones sería un buque de la guardia costera muy caro.

Quizás la verdadera pregunta no sea lo que traería un portaaviones, sino a qué se rendiría Europa. El ejército alemán es apenas funcional , con aviones de combate Typhoon que no vuelan, barcos que no pueden navegar y un ejército mal equipado que está a una fracción de su fuerza de la Guerra Fría. Muchos miembros de la OTAN ni siquiera están gastando el 2 por ciento del PIB que se supone que deben destinar a la defensa, lo que deja poco dinero para un portador costoso, aviones basados ​​en portaaviones y barcos de escolta. Las mayores amenazas a las que se enfrentan las naciones europeas, desde los misiles rusos hasta la guerra cibernética, una fuerza aérea embarcada no lo resolvería.

Y, por supuesto, está la cuestión de quién controlaría un transportista europeo. ¿Dónde se construiría, quién lo construiría y qué avión volaría (Francia construye sus propios aviones de portaaviones Rafale M, mientras que Gran Bretaña optó por el F-35)? ¿Qué autoridad lo ordenaría y lo comprometería ante situaciones peligrosas?

A menos que Europa continental esté planeando invadir Gran Bretaña en una nueva Operación Sealion, un portaaviones es la elección equivocada.

lunes, 25 de marzo de 2019

El Gobierno perdió el voto militar: ¿todavía está a tiempo de recuperarlo?

Resultado de imagen para El Gobierno perdió el voto militaPor Rosendo Fraga - El voto militar tiene una constatación: cómo vota el medio centenar de personas que lo hacen en las bases antárticas. De ellos, 9 cada 10 son militares en actividad, de las tres fuerzas y todas las jerarquías hasta el nivel de jefes.

Tanto en 2015, como en 2017, pudo así verificarse, que el 85% votó por Cambiemos. Los votantes del sector militar son aproximadamente un millón, comprendiendo el personal en actividad y retiro y parte de su núcleo familiar.

Pero este voto ha abandonado al oficialismo. ¿Los motivos? Falta de cumplimiento de promesas, decepción por la inexistencia de una política militar, la visión "economicista" de la Defensa que tienen sectores del Gobierno, la venta de inmuebles, un ajuste sin precedentes que ha suspendido el racionamiento, entre muchos otros.

El domingo 17 de marzo, en un artículo periodístico, Jaime Durán Barba alertó acerca de que las Fuerzas Armadas no estaban teniendo  la prioridad que era necesario darles para asegurar el monopolio de la Fuerza en manos del Estado. Fue la señal más clara de que el Gobierno ha decidido recuperar este segmento de votantes que ha perdido.

Quienes en el oficialismo tomen las decisiones para recuperar el voto militar deben asumir que sólo un escenario de largo plazo sobre la Defensa puede recuperarlo. Ya no alcanzan los gestos.

Como referencia para un escenario para la defensa de largo plazo, cabe analizar el que ha definido España.

A fines del año pasado se realizó una cumbre en Bruselas para avanzar en la "defensa europea". Se resolvió poner en marcha diecisiete de treinta y cuatro proyectos específicamente europeos en materia de desarrollo militar. España participa en seis de ellos: el primer drone europeo para uso bélico, que debe estar listo en 2025; el nuevo helicóptero de combate Tigre; la organización de puntos logístico de apoyo para operaciones internas y externas; la articulación de una red de centros de excelencia para evaluar capacidades; un plan de protección médica y el proyecto para la protección frente al riesgo químico y nuclear.

Pero España también ha solicitado a Alemania y Francia sumarse como tercer socio al proyecto del "eurocaza" del siglo XXI, que es quizás la iniciativa más relevante en términos militares y tecnológicos.

Se denomina NGWS y está ideado como un avión de combate con piloto, que opera con un "enjambre" de drones, que serán plataformas de armamentos y sensores avanzados. El avión se integrará con el sistema de armas "Combate Aéreo Futuro".

Cabe señalar que la Fuerza Aérea española (denominada "Ejército del Aire") debe sustituir antes de 2025, 20 cazas estadounidenses F-18 desplegados en la base de Gando (Canarias) y hacia 2030 los 65 restantes.

Aunque la decisión formal se toma este año, parece haberse descartado  comprar los casas estadounidenses F-35. Serían sustituidos por los cazas Eurofighter modernizados, de fabricación europea. Esta decisión, es evaluada como práctica y eficiente, para hacer el "puente" entre los aviones que deben salir de servicio en la próxima década, hasta la incorporación del nuevo "caza europeo" del siglo XXI, que llevará décadas.

Pero, paralelamente, el gobierno del socialista Pedro Sánchez incluye en el presupuesto a aprobarse este año tres proyectos para modernizar el equipamiento de las Fuerzas Armadas españolas: la construcción de 5 fragatas F-110, con un presupuesto de 5.000 millones de dólares; la fabricación de los primeros 348 vehículos de combate sobre ruedas para el Ejército (VCR 8×8) con una inversión de 1.800 millones de dólares y la actualización de los cazas Eurofigther, proyecto que requiere 1.200 millones de dólares, que estarían destinados a sustituir a los F-18 estadounidenses.

Se trata de tres proyectos que en conjunto requieren una inversión de 8.000 millones de dólares y que fueron definidos en la Administración del Partido Popular de Mariano Rajoy, demorados en su ejecución por las limitaciones presupuestarias. El gobierno socialista decidió llevarlas adelante, en el marco de una verdadera política de Estado que trasciende el signo político de las sucesivas administraciones.

Se suman a proyectos ya aprobados por 6.500 millones de dólares. Se trata del destinado a modernizar los submarinos S-80 (2.200 millones de dólares); el destinado a  la dotación de satélites de comunicaciones (1.800);  millones); la modernización de los helicópteros Chinook (1.000 millones); y la compra de 23 helicópteros NH-90 (1.600 millones). Si se logra este año la aprobación parlamentaria, la modernización militar española implicará una inversión de aproximadamente 14.600 millones de dólares.
Imagen relacionada
Para un país como Argentina, que busca mejorar su inserción en el mundo, asumir que la política de defensa es un instrumento eficaz para ello es necesario y conveniente. La reciente cumbre Bolsonaro-Macri, mostró cierto vacío por parte de argentina, de proyectos comunes de defensa en el mediano y largo plazo entre los dos países.

Argentina es un país mediano, que no puede tomar como referencia a las grandes potencias como EEUU y China para su política de defensa.

Los problemas no se pueden resolver de un día para otro. Pero definir un escenario de largo plazo, que genere un horizonte creíble, será la única alternativa eficaz para que el oficialismo recupere el voto militar.

El autor es analista político. Director del Centro de Estudios Unión para la Nueva Mayoría

Hubo gente que acerco ideas a la Fundación Pensar y no fueron escuchados...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...