Mostrando entradas con la etiqueta Agricultura. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Agricultura. Mostrar todas las entradas

jueves, 13 de diciembre de 2018

Presentaron la primera papa genéticamente modificada de Argentina

Resultado de imagen para PAPA SPUNTA TICAR
(Ambito.com) - El Grupo SIDUS realizó la presentación del primer evento genéticamente modificado de papa resistente al virus PVY (Potato Virus Y), aprobado recientemente por las autoridades nacionales para su comercialización, y que fuera desarrollado desde 1999 de manera conjunta con el INGEBI-CONICET.



“La PAPA SPUNTA TICAR® significa para nosotros la culminación de un proceso de muchos años para el logro del primer evento biotecnológico vegetal del país. Llegamos primeros y eso implica seguir trabajando en aportar soluciones al sector” explicó el presidente del Grupo SIDUS, Marcelo Argüelles, durante un evento que se realizó hoy en la Ciudad de Buenos Aires y que contó con la presencia de los secretarios de gobierno de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, y de Agroindustria, Lino Barañao y Luis Miguel Etchevehere respectivamente, además de científicos, productores, empresarios y dirigentes del sector.

El Grupo SIDUS es pionero en desarrollos biotecnológicos e invirtió una gran cantidad de recursos humanos, científicos y financieros para impulsar esta iniciativa. Se trata de un caso inédito a nivel internacional: que una empresa nacional logre un evento transgénico vegetal con impacto en la cadena de valor gracias al trabajo conjunto de científicos, productores y empresarios junto al estado. “Estos procesos nos demuestran que existe la tecnología más allá de la informática y del mundo digital, lo biológico es una clara demostración que debemos apostar como país al desarrollo de otras tecnologías” enfatizó Marcelo Argüelles.

En este evento, desarrollado por TECNOPLANT SA del Grupo SIDUS, se modificó el código genético de la papa para que sea resistente al virus PVY. Se trata de un proceso similar a lo que produce una vacuna en el caso de humanos o animales, que activa y prepara al sistema inmune para la defensa contra un patógeno determinado.

Con el cultivo de esta nueva papa mejorada los productores obtendrán beneficios directos tales como: reducción cercana al 10% en los costos de producción de papa para consumo fresco, con una valoración económica anual de la mejora de 40 a 45 M u$s, aumento de la competitividad de la cadena de valor, menor uso de agroquímicos (en especial, insecticidas) con la consecuente reducción del impacto ambiental, y mejoras en los rendimientos con mayor productividad.

jueves, 25 de octubre de 2018

China analiza dejar de comprar soja a EE.UU., un escenario que estimula a la industria argentina

Por Héctor Huergo - Clarin.com
El planteo de Beijing se debe a la guerra comercial con Washington. Y tendrá efectos en nuestro país y Brasil.

Cambios. La decisión de China tendrá impacto en el mercado mundial de soja.

La escalada del conflicto entre Estados Unidos y China tiene implicancias de enorme envergadura para la Argentina. Si bien lo que está en juego es mucho más que una escaramuza comercial (se están enfrentando las dos más grandes potencias económicas y sociales en el siglo XXI), uno de los bujes sobre los que gira el diferendo es la soja. Sí, la pobrecita soja, aquel “yuyo” que conoció la luz pública hace diez años, cuando la batalla por las retenciones móviles puso en vilo al país.

Los chinos se han convertido en “sojadependientes”. En el truco del desarrollo económico y social, necesitan anotarse varios millones de toneladas de porotos por año. La soja es originaria de China, pero hace 20 años que su producción está estancada en 15 millones de toneladas, con variedades destinadas al consumo humano directo: tofu (una especie de queso), edamame (que se come como los lupinos), etc.

Pero el boom económico que estalló en el siglo XX provocó un cambio dietario vertiginoso. Pasaron de una dieta cuasi vegana, típica de países pobres, a otra cada vez más rica en proteínas animales. Esto provocó una expansión considerable de la soja, que forma parte sustancial de las raciones que alimentan a todo bicho que camina y va a parar al asador.

Hasta el año 2000, China prácticamente no importaba soja. Desde entonces, su demanda creció a un ritmo de 5 millones de toneladas por año. Los grandes proveedores fueron Estados Unidos y Brasil, hasta alcanzar las 100 millones de toneladas actuales, por un valor de más de 40 mil millones de dólares. Argentina estuvo hasta ahora afuera de este juego, porque aquí hay una enorme capacidad de industrialización, y todo se exporta convertido en harina y aceite. China tiene su propia estructura de “crushing” y prefiere comprar la materia prima (poroto), castigando con derechos de importación a los productos elaborados. 

El tercio de las necesidades chinas de soja es satisfecho por la producción de EE.UU. Pero ahora cambia el juego. Trump trabó una serie de productos industriales chinos. China respondió con derechos de importación del 25% para la soja. Los farmers de Iowa –que votaron por el republicano—quedaron fuera de combate. El mercado se partió en dos: la soja norteamericana se vino abajo, y la brasileña subió fuertemente. Brasil emerge como un claro ganador, en especial cuando todo indica que una eventual presidencia de Jair Bolsonaro va a dar un gran impulso al agronegocio sojero.

Para la Argentina, donde la soja significa exportaciones por US$ 20 mil millones anuales, no hay una ventaja clara en este escenario. El abarrotamiento del mercado de EE.UU. y el consecuente bajo precio de la soja, implican un estímulo a la industria procesadora local. Tienen unos márgenes extraordinarios para elaborar harina y aceite, con lo que pueden atacar con ventajas a los clientes tradicionales de la Argentina, en particular Europa. Frente a este panorama, se corre el riesgo de una primarización de las exportaciones argentinas, atendiendo a China con poroto sin procesar.

De todas maneras, el hecho saliente es que la soja, aquel yuyo, cobra una dimensión estratégica que la hace merecedora de mejor trato.

jueves, 18 de octubre de 2018

Aprueban la primera soja tolerante a sequía y a herbicidas

Resultado de imagen para Aprueban la primera soja tolerante a sequía y a herbicidas
(Clarin.com) - Fue introducido por Indear, la empresa de Investigación y Desarrollo de Bioceres, y tiene resistencia a la sequía y a los herbicidas glifosato y glufosinato. 



Este cultivo presentaría un mejor rendimiento frente a condiciones ambientales adversas, gracias a un desarrollo tecnológico del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET)

La Secretaría de Gobierno de Agroindustria a través de la Secretaría de Alimentos y Bioeconomía autorizó una acumulación de eventos biotecnológicos que combina tolerancia a la sequía y a herbicidas en soja (glifosato y glufosinato) introducido por Indear, la empresa de Investigación y Desarrollo de Bioceres.

Este cultivo presentaría un mejor rendimiento frente a condiciones ambientales adversas, gracias a un desarrollo tecnológico del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), conservando la opción de contar con una herramienta de control de malezas muy demandada por la producción sojera actual.

El evento HB4 que confiere esta característica también ha recibido la aprobación de la Food and Drug Administration de Estados Unidos, y en base a estos antecedentes se encuentra en proceso de autorización en la República Popular China, el principal mercado para la soja argentina.

Este producto exhibió una notoria eficacia en reducción de pérdidas debidas a la falta de irrigación durante la sequía que afectó al cultivo de soja durante la última campaña. Ello fue verificado en pruebas a campo realizadas en distintos puntos del país.tec

En lo que va de 2018 se aprobaron con éste 9 eventos biotecnológicos, 3 corresponden a soja, 4 a maíz, uno a papa y otro a alfalfa. En tanto, en 2017 se aprobaron 2 eventos, uno de ellos corresponde también a soja; en 2016, fueron 6, la mitad fueron de soja, y en 2015, se aprobaron 5, de los cuales tres fueron de la oleaginosa.

miércoles, 17 de octubre de 2018

La movida económica del silo bolsa: generaría US$ 500 millones en la próxima cosecha

Clarin Rural (Extractado) - Involucraría 250.000 unidades. A un promedio de 200 tn cada una, se almacenarían 45 millones de toneladas de los tres granos principales. Permite vender en temporadas de mejores precios.
Palo y a la bolsa. La soja volverá a marcar el camino en 2015. Del surco al silobolsa, la elección de la producción para cuidar su cosecha. BLOOMBERG

En la campaña 2018/19 podrían usarse 250 mil silos bolsas para guardar 45 Mt de granos con una facturación (entre productos y servicios) de 500 millones de dólares, según las estimaciones del Departamento de Informaciones y Estudios Económicos de la Bolsa de Comercio, basadas en información aportada por participantes del sector y entrevistas a especialistas en la materia.

En la medida que el clima ayude y se confirmen las previsiones, se espera que tras la próxima cosecha de trigo se almacenarían 8,4 Mt, y luego, 17,2 Mt de maíz y 20 Mt de soja, estimaron los analistas Julio Calzada, Blas Rozadilla y Emilce Terré. Y estimaron que “sólo la venta de bolsas podría reportar una facturación de US$ 88 millones, a lo que deben sumarse los servicios prestados por contratistas por unos US$ 410 millones. El gasto total en compra y manejo de silos podría oscilar los US$ 500 millones en la próxima campaña. Esto sin tener en consideración la producción de maquinaria agrícola específica para la utilización del sistema silo bolsa (extractoras y embolsadoras) y dejando de lado el comercio internacional que genera alrededor de 50 millones de dólares anuales.

Los datos surgen de suponer un escenario de alta demanda por el sistema silo bolsa, en el marco de una cosecha total esperada de 120 millones de toneladas, y teniendo en cuenta que la capacidad de estructuras fijas -silo, celda o galpón- de todas las plantas de acopio de sociedades comerciales, cooperativas, industrias, fábricas y depósitos portuarios a lo largo de todo el país se ha estimado en 60 millones de toneladas. A lo cual deben sumarse otros 15 millones de estructuras fijas en campos de productores.

Los analistas de la Bolsa de Comercio de Rosario remarcaron que “la industria del silo bolsa cuenta con cada vez más participantes, generando una mayor competencia en el mercado, lo que se traduce en un creciente desarrollo de nuevas tecnologías y de búsqueda de diversificación de productos que le otorguen mayores beneficios tanto al productor como al resto de la cadena. Esta es una tecnología que ha llegado para quedarse y se espera que su industria continúe ganando terreno compitiendo con los sistemas de almacenaje fijo”.

Reduce la volatilidad de precios

Además, el silo bolsa tiene otro tipo de efectos, particularmente sobre los precios. Retomando la metodología de un análisis de años atrás realizado por Julio Calzada y Guillermo Rossi, desde la Bolsa de Comercio de Rosario destacaron que “en el caso de la soja, a partir del año 2004, cuando se empieza a generalizar el acceso a los silos bolsas, se nota un cambio en el componente estacional de los precios”.

Hicieron referencia a las oscilaciones que estos precios presentan, dentro de un mismo año, alrededor de una tendencia y que se repiten de manera muy similar en el mismo mes o en el mismo trimestre de cada campaña productiva.

Los analistas destacan que "la caída de las cotizaciones en época de cosecha en el período 2004-2018, en el cual hubo un fuerte desarrollo y adopción del sistema silo bolsa, es más moderada que la del período 1992-2003. En definitiva, la nueva estimación muestra que el silo bolsa ha ayudado a dar una mayor estabilidad en los precios que recibe el productor por la soja, moderando la caída de precios en la época de cosecha".

jueves, 20 de septiembre de 2018

Salta: inauguraron el sistema de riego presurizado más grande de América latina

(Clarin.com) - Son obras para la reconversión productiva del área tabacalera de la provincia norteña. Se invirtieron más de de $700 millones.  Estuvieron Macri y Etchevehere. Las obras se ubican en el Valle de Lerma, al sur-oeste de la ciudad de Salta.
El presidente de la Nación, Mauricio Macri, junto al secretario de Gobierno de Agroindustria de la Nación, Luis Miguel Etchevehere, al gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, y al secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis, inauguró en Salta un nuevo sistema de riego que permitirá diversificar la base productiva, mejorar la rentabilidad de los proyectos y hacer más eficiente las ventajas agroecológicas en la zona de influencia del Valle de Lerma.

El presidente Macri puntualizó que ese tipo de emprendimientos posibilitarán "realmente llevar la capacidad y la infraestructura necesarias para que cada argentino en el norte pueda desarrollarse, elegir dónde vivir, dónde trabajar" y que su producción "llegue al resto del país y al mundo".

Las obras, entre las que se encuentran el sistema de riego presurizado más grande de Latinoamérica, se ubican en el Valle de Lerma, al sur-oeste de la ciudad de Salta y abarcan los Departamentos de Cerrillos y Rosario de Lerma, y actualmente cuenta con 11.571 hectáreas de superficie irrigada que benefician a 350 productores. "Mediante estas obras no sólo se benefician a los productores que podrán diversificarse y aumentar su productividad, sino también que se contribuye con la sostenibilidad del sistema al maximizar el ahorro de agua y disminuir el consumo de energía" señaló Etchevehere.

El proyecto de Reconversión Productiva del Área Tabacalera del Rio Toro significó una inversión de $ 719.596.851 financiados en un 76% por la Confederación Andina de Fomento (CAF) ejecutados a través del Programa de Servicios Agrícolas Provinciales (PROSAP) del Gobierno Nacional y un 24% por aportes de la provincia de Salta. La construcción implicó la creación de 780 empleos directos y 500 indirectos.

La zona podrá incrementar el uso eficiente del recurso hídrico, mediante la implementación de un Sistema Presurizado colectivo gravitacional y obras aluvionales para la defensa de las zonas agrícolas y ciudades involucradas.

Felicitaciones... Pensar que hace unos 18 años transite por esos caminos rumbo a San Antonio de los Cobres. No debemos olvidar que el rio Toro es una reserva de piedras "bola" utiles para rellenar gaviones que se emplean como estabilizadores de las paredes de los causes de rios. Un recurso aun poco aprovechado. 

sábado, 8 de septiembre de 2018

La necesidad de agregar más valor al maíz

Por Fernando Vilella - Clarin.com
La producción mundial de maíz está en torno a los 1.040 millones de toneladas, de ellos solo 140 se comercializan en los mercados internacionales.


La producción mundial de maíz está en torno a los 1040 millones de toneladas, de ellos solo 140 se comercializan en los mercados internacionales. Es decir, el 14 %. En cambio, de los 340 millones de toneladas de soja que se producen, se comercializan 160, es decir más del 45 % es exportada por unos muy pocos países, los EE.UU. y el Mercosur original generan más del 80%.

Si toda la superficie actual de soja en Argentina del rango 18/20 millones de has de últimos años, se siembra con maíz a un rendimiento medio más bajo que el nacional, en torno a las 7 toneladas por ha sería más que todo el mercado mundial de grano de maíz.

Entonces, si queremos llegar a una rotación más equilibrada corremos el riesgo de saturar los mercados y bajar los precios. Lo único que podría modificar este esquema es que la tendencia a consumir proteínas en Asia, especialmente en China, generen mayores incrementos de importaciones de grano. ¿La estrategia será venderles soja y maíz o carnes, o preparados alimenticios? ¿Biomoleculas?

Hoy Argentina exporta el 35 % del grano de maíz que produce, mientras que Brasil el 65 % y EE.UU. solo el 87 %. Nuestros competidores transforman grano en proteínas animales y en etanol la mayor parte de su producción. Es imprescindible y posible avanzar aumentando la superficie bajo cultivo de cereales, con base en trigo y maíz, para este a partir de agregar valor produciendo carnes, etanol, burlanda, biomoléculas y productos a desarrollar en química verde.
Resultado de imagen para burlanda
Hay que aumentar la producción de cerdo, pollo, leche y huevos. O la de carne vacuna con grano, silo o burlanda. Esta ultima resulta de la extracción de almidones del grano que se transforman en etanol, pasando de ser un grano energético a un producto proteico, con aceite como mayor aporte energético. De una tonelada de grano podemos extraer 400 l de etanol y 330 kg de burlanda- Si se generara una política de mayor corte en las naftas, hoy 12 %, pasando al 23/25 y motores flex (funcionan con cualquier combinación de nafta/etanol), se mejoría el balance comercial en dólares y habría más burlanda para ganado vacuno, más trabajo y más exportaciones.

En ese contexto tenemos buenas y malas noticias, las malas que dominan las cabezas petroleras en energía, las buenas son varias, ya que hay múltiples experiencias privadas exitosas, hay políticas provinciales que ponen en relieve estas necesidades como las de Buenos Aires, el Ministro Sarquís generó el primer plan provincial de Bioeconomía, luego otros siguieron como Santa Fe y Córdoba con iniciativas relevantes, y a nivel nacional hay iniciativas importantes que reúnen a varios ministerios en tratar estos temas. Por ejemplo, el grupo de Bioeconomía, otra iniciativa transcendente de MINCyT y MINAGRO es la creación de la COBIOMAT, la Comisión Nacional Asesora en Biomateriales. Ya hablaremos de todos ellos.

Nota de redacción: el autor es profesor Titular Cátedra de Agronegocios y Director ​del Programa​ de Bioeconomía de la Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires.

Nada frena el crecimiento del etanol de maíz

Por Emiliano Huergo - Clarín Rural
En Río Cuarto, analistas, especialistas y empresarios confirmaron las buenas perspectivas que hay para ese producto.

Planta de etanol de Bio4 en Rio Cuarto.

La industria del etanol de maíz ratificó esta semana su compromiso de aumentar 25% la capacidad instalada para el próximo año. Los 80 millones de dólares que demandarán las inversiones podrían llegar a 1.000 millones si hubiera más lugar en la matriz energética del país. Así lo aseguró Patrik Adam - director ejecutivo de la Cámara de Bioetanol de Maíz -durante el Taller de Etanol Combustible TECO, llevado a cabo el martes pasado en Rio Cuarto.

Por octavo año consecutivo, la empresa Novozymes -líder a nivel mundial en soluciones biológicas y principal proveedora de tecnología microbiana y enzimática- reunió a los principales actores de la cadena agroindustrial de bioetanol con el objetivo analizar las tendencias y futuro de esta actividad.

Adam destacó que la producción de etanol ha llegado al límite de la capacidad instalada y hace falta definir cual será la política del biocombustible a futuro. Para el ejecutivo es el momento de juntar a todos los actores de la cadena: fabricantes de automóviles, estacioneros, distribuidoras de combustibles y gobierno y que cada uno exponga sus ideas y establecer las metas a futuro. “Es la hora de tomar definiciones”, declaró.

Tomás Uriberti – en representación de FCA Fiat Chrysler Automobiles – contó la experiencia brasilera en el uso de bioetanol desde la óptica de la industria automotriz. Destacó que para FIAT, el costo de un vehículo apto para funcionar con mezclas mayores a 22% (incluyendo etanol puro) respecto de un automóvil convencional es de apenas USD 50. Respecto a cuestiones ambientales, según sus ensayos, un auto funcionando con etanol 100% derivado de caña de azúcar reduce en 78% las emisiones de gases de efecto invernadero respecto a utilizar nafta convencional.

Previamente Jorge Hilbert, Asesor de Actividades de Innovación en INTA, mostró los resultados del cálculo de emisiones de gases de efecto invernadero para el etanol de maíz. El ensayo elaborado bajo estándares internacionales arrojó un resultado de reducción de 71% y en el caso de captura de dióxido de carbono durante el proceso de fermentación, el valor llega al 81%.

Luego fue el turno de Gerard Ostheimer, asesor de “Below 50” – una iniciativa para crear conciencia a nivel mundial de la necesidad de un transporte neutro en carbono. “Aún con la electrificación del transporte, para alcanzar las metas del Acuerdo de París, los biocombustibles son muy necesarios”, destacó. “Los resultados que mostró Hilbert ubican al bioetanol de maíz dentro de los biocombustibles avanzados”. Para Ostheimer el uso de biocombustibles ya no es una cuestión estricta de políticas públicas. “Vamos a ir viendo cada vez más Iniciativas privadas como la del Biobus en Rosario o la de Scania y la línea 132.”

Durante la mañana, el encuentro incluyó charlas técnicas de expertos relativas a la optimización y eficiencia de procesos. Sobre este punto se refirió el Agustín Torroba, Director de Biocombustibles del ex-Ministerio de Energía y Minería, recientemente fusionado con la cartera de Economía que comanda Dujovne. El funcionario destacó que la industria de etanol ha alcanzado la madurez. “Hemos hablado de optimización de procesos, de menor consumo de energía, de eficiencia. Esto es propio de una industria que ha alcanzado la madurez”.

Dave Vendergriend, CEO de ICM, una de las proveedoras de tecnologías para la producción de etanol ve en Argentina un mundo de oportunidades. “El 65% del maíz exporta, ahí es donde están las oportunidades”, destacó.
Resultado de imagen para Bio4 + etanol
La jornada continuó al día siguiente con visitas a las plantas de Bio4 y Bioeléctrica. Los invitados pudieron apreciar la puesta en funcionamiento de la nueva planta que generará energía a partir de efluentes de la producción de etanol. Un claro ejemplo de economía 360.

lunes, 23 de julio de 2018

Nuevo invento argentino: un gen para la soja y el trigo que resiste a la sequía


(Clarin.com) - Fue desarrollado por una científica. China lo autoriza en breve. La apuesta de un grupo empresario.



Jorge Wagner, directivo de Rizobacter. (Foto: Andrés D'Elía)

Argentina está a punto de debutar mundialmente con el gen HB4. Se trata del gen resistente a la sequía y a suelos salinos aplicable al trigo y a la soja. Fue desarrollado por Raquel Chan en la Universidad del Litoral, mostrando la integración del sector científico con el empresario y con el aporte del Estado a través del Conicet. A su vez, ese gen es el principal activo de la empresa Bioceres, compuesta por 308 socios que son productores agropecuarios de punta que apostaron a la tecnología vegetal.

Resultado de imagen para gen HB4 + sojaEl HB4 ya fue aprobado por las autoridades locales para la soja y está a punto de autorizarlo China, uno de los principales destinos de la soja argentina. Falta que el Ministerio de Agroindustria lo apruebe para el trigo de modo de iniciar un camino que implica autorizaciones en los destinos de exportación del cereal.

En 2016 Bioceres compró el 51% de Rizobacter, también de capitales nacionales y líder en microbiología agrícola, es decir en tratamiento de semillas para que alcancen su máximo potencial productivo, Rizobacter cuenta con una amplia red comercial que tiene nueve subsidiarias en el exterior. “Tenemos previsto el lanzamiento comercial del HB4 en menos de un año”, anticipa a Clarín Jorge Wagner, director de Rizobacter.

-¿Qué falta?
-Con la autorización de las autoridades regulatorias chinas a fin de este año se podrá comercializar en soja. Está retrasado en trigo por la demora en la aprobación de las autoridades argentinas de la semilla de trigo genéticamente modificada. Sería el primer trigo genéticamente modificado en el mundo. Y sería una pena que no podamos avanzar con nuestros investigadores y tecnología y expandirla al mundo. Caso contrario la terminaremos comprando después a otro proveedor

-Bioceres con Rizobacter iban a salir a la bolsa pero la volatilidad se lo impidió ¿Se retrasan los planes?
-Las condiciones del mercado no son favorables pero es nada que no hayamos vivido en estos 40 años de Rizobacter. Tenemos el cuero curtido y visión de largo plazo.

-¿Cómo observa a los productores en esta campaña?
-Ávidos de recibir tecnología, lo vemos saneado, está capitalizado pero se ha especializado mucho en lo financiero. Las condiciones de mercado hace que las empresas financiemos a productores y distribuidores y lo que hacen es buscar la mejor tecnología al mejor precio y un plan de financiación. Antes veían sobre todo la calidad y hoy cuenta todo.

-Ustedes son una empresa de capitales nacionales y compiten con gigantes como Bayer-Monsanto o Syngenta, ahora de capitales chinos y la fusión Dow-Dupont. ¿Cómo hacen?
-Nuestra ventaja es estar cerca de las necesidades en el momento justo. Reinvertimos todo en investigación y desarrollo. El productor argentino es proclive a la nueva tecnología que desarrolla en el país.

jueves, 14 de junio de 2018

Gesto al Gobierno: Las cerealeras aceptar liquidar u$s 4 mil millones para calmar al mercado

Resultado de imagen para Las cerealeras aceptar liquidar u$s 4 mil millones para calmar al mercadoLPO - Lo anticipó CIARA-CEC y será una liquidación récord para un mes de junio. Prevén una cosecha récord en 2019.

Las principales compañías agroexportadoras nucleadas en CIARA-CEC tuvieron este miércoles un gesto muy valorado en la Casa Rosada. Es que, para sorpresa de muchos, anticiparon que en junio liquidarán una cifra récord histórica de divisas.

En rigor, se trata de una liquidación récord de u$s 4.000 millones durante el presente mes de junio que se sumarían a los u$s 6.000 millones ingresados en el periodo enero/mayo totalizando, entonces, unos 10.000 millones en el primer semestre del año.

El dato es que, a pesar de la peor sequía de los últimos 70 años que golpeó fuertemente a la economía, la liquidación de divisas mensual de las cerealeras comenzó a recuperarse en mayo al incrementarse en un 21,8% con respecto al mes anterior. "Se dieron pasos clave para que la Argentina crezca, con un mercado de cambios libre, transparencia y libertad de precios", destacó el presidente de CIARA-CEC Gustavo Idígoras, un especialista en comercio que reemplazó a Alberto Rodríguez en mayo.

Idígoras, que fue Agregado Agrícola de la Argentina en la Unión Europea, remarcó además que ahora hay "exportaciones abiertas" y un proceso de "desburocratización para ser más competitivos", sumado a "estratégicas inversiones en logística".

En un comunicado al que accedió LPO, el presidente de CIARA-CEC dijo que "las condiciones de estabilidad económica alcanzadas en el país, con el reciente y auspicioso respaldo del FMI, seguramente producirá una mayor compra de la cosecha gruesa".

"Hoy mejoraron las condiciones de mercado que benefician a los productores, facilitando la comercialización de existencias", agregó Idígoras en función de la preocupación existente en el Gobierno por la especulación que hay el mercado.

En este sentido, Idígoras estimó una cosecha récord de trigo durante la presente campaña con buenos precios y una gran perspectiva para la cosecha de soja y maíz 2018/2019, "por lo que se espera una producción récord histórica para el próximo año".

Así las cosas, este miércoles el dólar cerró casi sin cambios a $ 26,50 en el Banco Nación, al tiempo que la soja en el recinto de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) se negoció a $ 7.200 por tonelada, el maíz a $ 4.200 y el trigo a $ 5.800.

En 2017 la liquidación de divisas del agro fue de u$s 21.399 millones, unos u$s 2.600 millones menor respecto a 2016 cuando se liquidaron u$s 23.910 millones. En tanto, la liquidación más alta del sector se dio en 2011 cuando ascendió a u$s 25.133 millones.

Cabe destacar que, según datos del INDEC, el complejo oleaginoso aporta aproximadamente un 33% del total de los productos vendidos por la Argentina al exterior, dentro del cual el complejo de la soja representó un 32%. En tanto, la Argentina es líder mundial en exportaciones de aceite de soja (47% del mercado global), harinas proteicas de soja (50,5%) y aceite de maní (34%); al tiempo que es el segundo exportador mundial de sorgo (14%).

También, actualmente el país es el tercer exportador mundial de grano de soja (7,8%), de maíz (17%), harina de maní (15%) y harina de girasol (8 %); el cuarto de aceite de girasol (4,8%); el quinto de cebada (7%); y el séptimo de trigo (1%).

viernes, 27 de abril de 2018

Argentinos inventaron una soja "antisequia" y mas barata

Resultado de imagen para soja antisequia(Infotechnology) - Cómo funciona la tecnología argentina que está salvando el agronegocio de las sequías.

Este año se registraron pérdida de hasta el 30% en las plantaciones de soja y trigo debido a las fuertes sequías que azotaron al país, según datos de Bolsa de Cereales. En este contexto se llevaron a cabo las primeras pruebas de la soja modificada HB4 resistente a las sequías. 

En su primera prueba de fuego, la soja se desempeño satisfactoriamente: Bioceres –empresa controlante de Indear– registró en 2017/18 un rinde 26% superior de la soja HB4 versus la misma variedad sin el evento (2560 versus 2030 kg/ha). En las próximas semanas estarán disponibles los resultados de otros ensayos de soja de primera realizados en otros sitios de la zona núcleo pampeana, oeste bonaerense y Entre Ríos. La prueba se realizo en la zona de Pergamino, en Rosario.

El evento HB4 –un desarrollo único en su tipo para el cultivo de soja– cuenta con la aprobación condicionada en Argentina y EE.UU. Se requiere que el mismo sea habilitado en China (primer comprador mundial de poroto de soja) para que pueda liberarse comercialmente en ambas naciones (además de Brasil y Uruguay, donde está siendo evaluado por las autoridades regulatorias), según consigno el portal ValorSoja.

Las plantas tienen una tolerancia superior en periodos de sequía y un rinde mucho mayor. Como diferencial este gen mejora la capacidad de adaptación de las plantas a situaciones de estrés, sin afectar su productividad.

¿Cómo funciona?

El evento HB4 es una tecnología desarrollada por investigadores argentinos a partir del gen de girasol HAHB-4 que confiere a los cultivos la capacidad de responder ante diversos estreses abióticos, entre ellos la sequía y la salinidad. El gen mejora la capacidad de adaptación de las plantas a situaciones de estrés sin afectar su productividad. La soja HB4 no requiere ningún manejo específico para que el gen pueda expresarse ante situaciones de restricciones hídricas.

Para crear un “evento transgénico” —o “trait” como se lo conoce en la jerga— se le roba información genética particular a un organismo. Puede ser, por ejemplo, una proteína especial en una bacteria que la haga resistente a cierto pesticida, como hace Monsanto con su soja Roundup Ready (RR) resistente al glifosato— y se la implanta en el núcleo de la planta, creando así una semilla modificada. Cuando un agricultor planta una semilla de esas características tiene una ventaja adicional por sobre el que no: puede rociar sus campos con glifosato, por ejemplo, y sus plantas no morirán junto con las malezas que pretenden devorarlas y arruinarla cosecha.

“La inserción genética tiene miles de años. Las tribus más antiguas elegían ciertas características y las reproducían. Las espigas de trigo, por ejemplo, no son naturalmente altas. Hoy, sobre ese chasis genético se agregan eventos transgénicos, que son transcripciones de ADN que le sacan a una especie y se la pasan a otra. Eso le dio un empujón muy importante a la agricultura”, explicó Lucas Burzaco, ingeniero agrónomo, asesor y consultor de empresas agropecuarias a Infotechnology en una nota publicada en la edición número 246.

“El descubrimiento lo hicieron en la Universidad Nacional del Litoral (UNL) a principios del 2000,” cuenta Federico Trucco, director de la compañía a Infotechnology. “En esa época Monsanto y Basf tenían un joint venture para generar tecnología resistente a la sequía y no lograban desarrollarla. Se estudió pasar los genes del cactus a la soja pero no funcionó: eran plantas resistentes pero no rendían. Lo que se descubrió en la UNL fue que, en realidad, había que ‘engañar’ a la planta para que no necesite más agua. Con eso lograron un rinde 20 por ciento mayor. Ese descubrimiento no fue intuitivo y hoy es el estado del arte; lo que todos quieren hacer.”

El costo de desarrollo de esta tecnología fue de US$ 20 millones sobre los típicos US$ 100 millones que invierten las grandes compañías en promedio.

miércoles, 24 de enero de 2018

Sembrar desde el aire: la nueva especialidad de la "fuerza aérea agrícola"

(Infobae.com) - La flota de aviones de trabajo agrícola de la Argentina es una de las más grandes del mundo. La siembra desde los cielos abarcó 250.000 hectáreas en 2017-2018 y crece de manera sostenida hace varios años
Argentina ha pasado a ser la tercera o cuarta fuerza área agrícola en el mundo.
Argentina ha pasado a ser la tercera o cuarta fuerza área agrícola en el mundo.

Una nueva modalidad de siembra creció exponencialmente en las últimas temporadas de trabajo agrícola: la siembra aérea. Los expertos indican que esta forma facilita la llegada de cultivos a terrenos más difíciles, además de ser barata, eficiente y veloz.

Los números indican que en diferentes ambientes, con diversos suelos y condiciones climáticas, inclusive con diferentes fines, la siembra aérea está creciendo año a año y campaña tras campaña suma hectáreas y profesionales que se capacitan en esta tarea.

Tan es así, que en dialogó con Infobae, César Antonietti, presidente de FEARCA informó la progresión de la siembra área de las últimas tres campañas: "En la campaña 2017/18 se van a completar 250.000 hectáreas de siembra, en el ciclo 2016/17 fueron 175.000 hectáreas, y en la campaña 2015/16, resultaron ser 125.000 hectáreas".

Beneficios

Desde la Federación, subrayaron que la siembra aérea ha demostrado ser una alternativa con ventajas para la siembra de grandes superficies por varios motivos: simplicidad operativa, rapidez de implementación y bajos costos relativos, sobre todo, cuando se la emplea en sistemas mixtos sobre cultivos de verano. Según detallan, los aviones agrícolas tienen la capacidad para la siembra de arroz, avena, centeno, cebada sobre otros cultivos y siembra de pasturas para ganadería en terrenos bajos o de difícil acceso.

En relación a las pasturas, expresaron: "La principal ventaja es la posibilidad de sembrar sobre otros cultivos en crecimiento y también se puede hacer resiembra de especies naturales en terrenos no preparados o en terrenos no aptos para transitar con equipos terrestres y mejora la producción de forraje en zonas marginales para la agricultura (campos bajos, recortes de chacra)".

Otro punto a tener en cuenta, considerando la variabilidad climática de estos últimos tiempos, es que en zonas complicadas por perfiles demasiado cargados de agua es una forma de deprimir las napas ya que las pasturas tienen un gran consumo de agua. "Esto, es un enorme beneficio, ya que contribuye a que los productores no pierdan sus cultivos debido a las lluvias excesivas y puedan acceder a cosechar esa materia prima, que a posteriori será un alimento que llegará a nuestras mesas", resaltaron desde FEARCA.

En diversas partes del mundo se utilizan las técnicas de siembra con aviones agrícolas como una herramienta irremplazable por sus íntegros beneficios. En este sentido, al ser consultado sobre el lugar que ocupa el país en cuánto a la aplicación aérea, Antonietti, respondió: "Durante décadas, Argentina fue la segunda fuerza aérea agrícola del mundo, ahora ha pasado a ser la tercera o la cuarta, evidentemente con el crecimiento de un país como Brasil nos ha relegado, ellos han crecido exponencialmente en su trabajo aéreo y nosotros hemos involucionado".
En la campaña agrícola 2017/18 se completarían 250.000 hectáreas con siembra área.
En la campaña agrícola 2017/18 se completarían 250.000 hectáreas con siembra área.

Aviones anti-incendios

En sintonía con las actividades que realizan los aviones agrícolas y su aporte a la producción, el titular de la Federación también señaló que "somos aviones de bomberos, los que apagamos el fuego en Mendoza, en Córdoba y en San Luis", un dato no menor si se tiene en cuenta esta época propensa a incendios en la que se han visto afectadas miles de hectáreas productivas del país.

En cuanto a las fumigaciones, el titular de la Federación, subrayó: "Es fundamental respetar las distancias, la ley por sobre todas las cosas y lograr con el Gobierno de turno un consenso para ponernos de acuerdo". A su vez, enfatizó: "las acciones mal hechas son las que conllevan riesgo".

"Nuestro eje es concientizar a la población de que somos útiles en la cadena productiva, ponemos nuestro capital e inclusive nuestra vida en defensa del ambiente y de los alimentos", concluyó.

sábado, 2 de diciembre de 2017

Soja y maíz, dos granos forrajeros que crecen por la mayor demanda de carne

Soja y maíz, dos granos forrajeros que crecen por la mayor demanda de carnePor Jorge Castro - Clarin.com
El mayor consumo de proteínas cárnicas en China y el mercado asiático impulsa los dos cultivos, que son claves para el desarrollo de la Región Centro. 

Se expanden arrastrado por el vuelco masivo al consumo de proteínas cárnicas (transición dietaria) que experimenta más de la mitad de la población del mundo: en China y Asia en primer lugar.

La regla establecida por USDA (Departamento de Agricultura de Estados Unidos, por sus siglas en inglés) es que el consumo per cápita de trigo y arroz prácticamente no ha crecido en el mundo en términos reales, más allá del alza demográfica, entre 1990 y 2016, en tanto que el consumo per cápita de maíz y soja ha aumentado en gran escala en este periodo. En el caso del maíz, ese incremento es del 1,3% por año y en el caso de la soja del 2,3% anual.

La raíz del auge de la soja (la Argentina es el tercer productor mundial, detrás de Brasil y EE.UU) y el maíz responde a su conversión en granos para la alimentación animal (dos tercios del total), mientras que el consumo restante responde a la demanda de etanol.

Por eso es notable la divergencia entre el consumo de granos para la alimentación humana (trigo y arroz), cuyo crecimiento responde al factor demográfico, y el de los granos para la alimentación animal (soja/maíz), que se expande arrastrado por el vuelco masivo al consumo de proteínas cárnicas (transición dietaria) que experimenta más de la mitad de la población del mundo: en China y Asia en primer lugar.

De ahí que FAO/OCDE prevean que el comercio internacional de granos se duplicaría en los próximos 10 años, pero que más de 70% de ese incremento sería obra del alza del consumo de soja y maíz, con el agregado de que 80% de las exportaciones de granos para la alimentación animal se dirigen a un sólo mercado: China/Asia.

El resultado es que los fondos de inversión (hedge funds) han seguido los trazos de esta nueva geopolítica de la soja y el maíz, y han comenzado a invertir fuera de Estados Unidos, en primer lugar Rusia y Ucrania, los nuevos grandes productores de trigo, y luego en América del Sur, debido a la explosión de soja, sobre todo en Brasil y la Argentina.

Los principales fondos de Wall Street estiman que la tasa de retorno que ofrecen las inversiones en Ucrania, Rusia, Brasil y la Argentina es 2 y 3 veces superior a la que corresponde a Iowa, Nebraska y Kansas.

Esto significa que las oportunidades de negocio que ofrecen los nuevos grandes productores emergentes son cualitativamente superiores a las del Medio Oeste norteamericano.

El rendimiento del maíz en Brasil ha crecido 7% anual a partir de 1991, mientras que ha sido 1,4% el promedio mundial en el mismo periodo. Por eso el área sembrada con maíz ha aumentado 193 millones de acres (78 millones de hectáreas) entre 2002 y 2012, y más de 80% del incremento ha tenido lugar en Brasil, India y China.

La producción agroalimentaria norteamericana dispone de una extraordinaria infraestructura de transporte y una red de conectividad que le otorga una decisiva ventaja competitiva. USDA señala que la red ferroviaria de carga estadounidense supera los 160.000 kilómetros, a lo que hay que agregar 18.000 kilómetros de canales y 180.000 kilómetros de grandes redes de autopistas.

Esto implica que el costo de transporte y logístico de 1 tonelada de granos desde las planicies de Dakota del Norte a Portland en el Estado de Oregón, sobre el Pacífico, asciende a 55 dólares la tonelada, en tanto que transportar en Brasil 1 tonelada de granos desde Mato Grosso al Puerto de Santos, en el Estado de San Pablo, supera los 100 dólares la tonelada.

Estos son algunos de los trazos fundamentales de la nueva geopolítica de la soja y el maíz, dos granos forrajeros que son estratégicos para la seguridad alimentaria global y un eje de desarrollo central para la Región Centro en la Argentina.

sábado, 21 de octubre de 2017

La cáscara de maní, un activo bioenergético

La cáscara de maní, un activo bioenergéticoPor Juan I. Martínez Dodda (Clarin.com) - Los Cavigliasso, dueños de Prodeman en Córdoba, son productores y exportadores de la oleaginosa. Ahora, dan un paso más: obtendrán energía a partir de las vainas. 

En el campo, la empresa siembra 45.000 hectáreas de maní. La vaina, que antes se descartaba, les permitirá producir 10 megavatios de energía eléctrica por día.

La empresa cordobesa Prodeman hace unos años ideó la manera de darle uso a la vaina que envuelve al maní, que era un desperdicio para la industria y que ellos, ahora, convierten en energía. Con ella, no sólo abastecen parte del proceso industrial, sino que pueden llegar hasta a 12.000 hogares en forma de bioelectricidad.

“Mi papá nunca se imaginó todo esto, hoy hay cosas que no puede creer, como el tamaño al que llegó la empresa y tampoco que estemos vendiéndole a China, Japón y los países más importante de Europa”, contó Gustavo Cavigliasso, vicepresidente de Prodeman, a Clarín Rural.
La cáscara de maní, un activo bioenergético
Una vista panorámica de la fábrica Prodeman. Allí se procesan 140.000 toneladas de maní con vaina y se obtienen 50.000 toneladas con cáscara.

Lo que seguro tampoco hubieran imaginado los Cavigliasso fundadores, Oscar (padre de Gustavo, Marcela, Guillermo e Ivana), Aldo y Delmo cuando a mediados de los años 80 arrancaron con el maní como un “hobbie agronómico”, es que producirían electricidad con cáscara de maní a partir de 45.000 hectáreas que implantan cada año.

De las 140.000 toneladas con vaina que cosechan anualmente, luego de ser procesadas quedan unas 50.000 toneladas de cáscara. Procesan a un ritmo de 1.000 toneladas diarias de maní con cáscara para obtener unas 600-650 toneladas de grano.

“Todo surgió para empezar a administrar un recurso que era un residuo industrial, la biomasa de cáscara del maní que queda fruto del proceso de la obtención del grano”, explicó Jorge Ciravegna, coordinador de la Planta Generadora de Energía de Prodeman.
La cáscara de maní, un activo bioenergético
Jorge Ciravegna es el coordinador de la planta de energía.

Hasta ahora la cáscara se tiraba, se enterraba, se daba a feedlots, o se llevaba a otros lugares para producir calor y usarlo en aceiteras como combustible. Pero lo cierto es que no había un uso concreto para grandes cantidades.

“No hay en el mundo otra planta que funcione pura y exclusivamente en base a cáscara de maní para generar bioenergía sin la intervención de ningún combustible fósil u otra biomasa”, destacó Ciravegna. Cambiaron un pasivo ambiental por un activo energético.

La cáscara llega a una caldera donde se quema para transformar energía calórica en eléctrica.

La cáscara de maní, un activo bioenergético
Una cinta que transporta el grano sin cáscara.

¿Cómo? Al quemar la cáscara se transforma en vapor de agua de alta presión (a 480°C). Ese vapor se conduce a una turbina que produce energía mecánica de rotación que, con el acople a un generador, se termina transformando en energía eléctrica.

La construcción de la planta demandó una inversión de alrededor de 20 millones de dólares. Con 10 megavatios de capacidad de producción la planta de Prodeman es la más grande de Argentina. El propio funcionamiento de la usina consume 10 por ciento (1MW/h).

La industrialización del maní demanda 25% (unos 3 MW/h), mientras que el 65% restante queda disponible para inyectarse al Sistema Eléctrico Nacional, a través de la Cooperativa Eléctrica de General Deheza, a 10 kilómetros de la planta.

“Estamos en un periodo de prueba con el objetivo de ser aprobados para participar del RenovAr 2, y así firmar un contrato de vinculación con el Estado que nos permita inyectar toda la energía que producimos en el sistema interconectado nacional”, contó Ciravegna.

RenovAr es el programa del Ministerio de Energía y Minería, que contempla la licitación de emprendimientos vinculados a bioenergías, del cual ya hubo dos ediciones y los pliegos de oferta de esta tercera se presentaron hasta el jueves de esta semana.

“La situación es favorable para estos proyectos con tarifas que permiten que sean amortizables con contratos a 20 años”, opinó Ciravegna.

Con el autoabastecimiento, la empresa se ahorraría el costo de 17.000 MWh al año. No obstante, el Estado exige que siga comprando toda la energía que consume. Por supuesto, pagándola a igual o menor precio del que vende la bioenergía producida. Digamos, para salir empatados.
La cáscara de maní, un activo bioenergético
Hace tiempo que Prodeman tomó nota de la necesidad de agregar valor. “La idea de mi padre y de mi tío siempre fue que todo el maní que iba hacia Europa se terminara en un producto cerrado desde acá, fuimos aprendiendo de los errores y creciendo hasta hoy que tenemos certificaciones europeas que nos abren puertas en distintos mercados”, explicó Gustavo Cavigliasso.

El 80- 90% de la producción de Prodeman se exporta a granel como maní confitería, blancheado, tostado, frito, maní con chocolate, maní con chocolate blanco, garrapiñada y aceite de maní a todos los continentes, pero principalmente a Europa.

Actualmente, de las 70.000 toneladas que exportan por año, un 20% es elaborado, aunque el objetivo a siete años es trepar al 70% con unas 50.000 toneladas elaboradas. Para eso se está invirtiendo en otro sector de valor agregado.

Abocados a la exportación, los Cavigliasso no se desentienden del mercado interno. “El consumo de maní en Argentina no es fuerte, por eso nosotros estamos trabajando en la difusión y a lo que apuntamos con nuestra marca propia, Maní King desde 2010, que el producto se quede acá”, cerró Cavigliasso.

Para Prodeman la decisión de producir bioenergía significa un mojón en la historia de esta empresa familiar. “Es un proyecto fantástico y lo interesante es que generamos energía cerca de los centros de consumo, a diferencia por ejemplo de parques eólicos que después tienen que trasladarla”, se entusiasmó Cavigliasso.

La Argentina, en el mapa mundial del maní

Argentina es el primer exportador mundial de maní. Según la Cámara Argentina del Maní (CAM), en 2016 ingresaron 800 millones de dólares por ventas al exterior.

Para la campaña 2016/17 se cosecharon 1,25 millones de toneladas de maní en vaina/caja. Lo que representa un aumento del 10% respecto de las 876.000 toneladas de la campaña pasada. No obstante habrá una menor oferta exportable dado que no hay stock acumulado de la campaña precedente.

Todo esto, pese a las inundaciones, que complican y mucho un cultivo que tiene su fruto enterrado y se extrae en tres pasos: arrancado, oreo y posterior cosecha.

La provincia de Córdoba es la meca de esta economía regional. Según la CAM el sector está compuesto por 25 empresas (2 en Salta y el resto en Córdoba) entre Pymes y cooperativas y dos empresas de capitales extranjeros. La mitad de las exportaciones son realizadas por 3 empresas: Aceitera General Deheza (AGD), Prodeman y Olega.

sábado, 14 de octubre de 2017

Piden suspender la venta de un campo del Ejército por el cual el Estado espera recaudar US$ 100 millones

(La Nación) - Lo reclamó Federación Agraria Argentina (FAA), que señaló que las condiciones fijadas en la subasta no aseguran a los pequeños productores el acceso; el Gobierno afirmó que el proceso se había acordado con los productores y ratificó la venta
Los productores de FAA en la asamblea en el ingreso al campo del ejército
Los productores de FAA en la asamblea en el ingreso al campo del ejército. Foto: FAA

La Federación Agraria Argentina (FAA) pidió hoy suspender la venta de un campo del Ejército en Ordóñez, Córdoba. Se trata de 8267 hectáreas del establecimiento General Paz de Remonta, ubicado sobre la ruta 6.

Como informó LA NACION, el Estado subastará allí 47 lotes de entre 50 y 370 hectáreas y espera recaudar unos US$ 100 millones. La primera venta está prevista para el 9 del mes próximo.

Hoy FAA realizó una asamblea de productores frente al establecimiento del Ejército y allí solicitó que no se siga adelante con el proceso.

"Los chacareros no podemos competir de igual a igual con grandes empresas, inversores, fideicomisos, pooles de siembra o capitales extranjeros. Por eso decimos que la subasta no es el mecanismo para asegurar que los pequeños productores puedan acceder a la tierra, ni garantizar un modelo sustentable ambientalmente y que genere desarrollo", dijo la entidad.

FAA señaló que pedirá reunirse con las autoridades de la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE) por este tema y reclamará que las hectáreas de ese campo sean "destinadas al desarrollo territorial de la zona"

De acuerdo a la FAA, las condiciones que fijó la AABE "no aseguran" que los pequeños productores puedan participar de la subasta.

El organismo público había informado que para evitar la concentración de lotes en cabeza de un mismo comprador estableció límites de adquisición de cinco lotes para el caso de que el interesado fuera una cooperativa del agro y dos lotes para los restantes tipos de interesados.

También comunicó que había financiamiento disponible del Banco de la Nación Argentina y del Banco de Córdoba. Para un lote chico, de 69 hectáreas, se puso como valor base 883.903,68 dólares. En tanto, para la subasta de 371 hectáreas se estableció un precio base de 3.453.940,13 dólares.

Desde la AABE, una fuente mostró su sorpresa por la postura de FAA. "La subasta sigue en pie y se va a realizar. En las condiciones del pliego se tuvieron muy en cuenta las opiniones de Federación Agraria, Coninagro y Cartez (entidad del agro con base en Córdoba). Tomamos con sorpresa lo que dice Federación Agraria porque lo hicimos con ellos. No entendemos por qué piden suspender la subasta", dijo.

martes, 10 de octubre de 2017

Por primera vez, la Argentina le exportará trigo a México

Por primera vez, el cereal argentino llegará a MéxicoPor Cristian Mira - LA NACION
Luego de un acuerdo fitosanitario firmado entre los dos gobiernos se embarcarán 30.000 toneladas en diciembre próximo.

Tras llegar a un acuerdo fitosanitario, México le comenzó a comprar trigo a la Argentina por un volumen de 30.000 toneladas que se embarcarán en diciembre próximo, según informó el Ministerio de Agroindustria de la Nación. En la cartera agropecuaria no tienen registros de exportaciones argentinas del cereal al mercado mexicano.

"Nuestro trigo fue el más golpeado por las políticas de gobierno pasadas. Junto con el presidente Macri estamos revirtiendo la situación, y ganar mercados como el de México es la mejor señal que se puede dar. Tenemos que seguir por este camino", dijo el ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile.

El acuerdo se logró mediante una negociación que llevaron adelante la secretaria de Mercados Agroindustriales, Marisa Bircher, el subsecretario de Mercados Agropecuarios, Jesús Sylveira y especialistas del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa).

"No estamos hablando de cupos, es una buena noticia porque podría haber más ventas", dijo Bircher a LA NACION.

Además de las negociaciones entre los gobiernos, en mayo pasado visitó el país una delegación de empresarios mexicanos interesados en comprar cereales en la Argentina ante el riesgo de que los Estados Unidos anulara el tratado de libre comercio con México y Canadá (Nafta, en sus siglas en inglés). En ese momento, los mexicanos dijeron que estaban dispuestos a adquirir 50.000 toneladas de trigo de la Argentina para su industria molinera.

Sylveira, en tanto, dijo que la operación es "entre privados" y que "abre un camino" en el comercio entre los dos países. No se informó el nombre de los vendedores. Sobre el precio de la operación, el subsecretario de Mercados señaló que se pactó a "valores de mercado".

México es uno de los principales importadores de trigo del mundo con compras anuales de 4,5 millones de toneladas. Estados Unidos y Canadá son sus principales clientes. "También estaban comprando de Rusia y Ucrania", explicó Bircher.

En febrero pasado, el secretario de Agricultura de México, José Calzada, había expresado el interés de su país por encontrar nuevos abastecedores en Brasil y la Argentina frente a las amenazas del presidente de los EE.UU., Donald Trump, de poner trabas a las exportaciones mexicanas a su país.

Al mismo tiempo, el gobierno argentino buscó profundizar el Acuerdo de Comercio con México, (conocido como ACE 6), para revertir el déficit de la balanza comercial argentina con la nación de América del Norte.

miércoles, 27 de septiembre de 2017

La campaña finalizó con una cosecha récord de 136 millones de toneladas

La campaña finalizó con una cosecha récord de 136 millones de toneladas(Clarin.com) - El volumen que se trilló en el ciclo 2016/17 aumentó un 9,3%, en comparación con la campaña pasada, según un informe de la consultora IES. El incremento en la producción de cereales fue clave para el repunte de la cosecha.

La cosecha argentina del ciclo 2016/17 finalizó con un volumen de 136,6 millones de toneladas, una cifra histórica que implica un aumento del 9,3%, respecto de la campaña pasada, de acuerdo a un informe de la consultora Estimaciones Económicas Sectoriales (IES).

En la tendencia influyó -según la consultora- la fuerte recuperación de la producción de cereales (cosechas récord de trigo y maíz) y el mayor uso de tecnología (fertilizantes y maquinaria), que permitieron alcanzar un mayor rinde medio a nivel nacional. 

En relación con las exportaciones del sector agrícola, a pesar de la muy buena cosecha, en la comparación interanual se registró un descenso de 5,5% en valores y del 4,5% en volumen.

La participación del sector agrícola en las ventas externas de la argentina llegó al 45,5% en el acumulado a julio de 2017, un guarismo que es inferior al 48,8% de igual período de 2016. "Aún así el sector agroindustrial continua siendo el más importante en el comercio exterior argentino”, destaca el informe.

La nueva campaña está marcada por las importantes inundaciones en el área central del país, que afectan cerca de 5,6 millones hectáreas de la zona núcleo, una situación que genera un recorte en el área sembrada de trigo y cebada, y también pone en riego el inicio de la siembra de maíz. En ese sentido, el informe considera que todavía es “incierto" el impacto final que los excesos hídricos tendrán en los campos y que se espera un volumen de cosecha que se mantendrá elevado en volúmenes físicos en el ciclo 2017/18.

También se proyecta que la actual campaña tendrá márgenes brutos más ajustados que la previa dado que "la abultada oferta" de los principales granos a nivel global mantendrá "los precios contenidos", lo que se combina "con la suba de costos de insumos a nivel local, que reduce la rentabilidad del sector”.

miércoles, 23 de agosto de 2017

Harina de vino, maíz blanco y quinoa: las producciones no tradicionales también se expanden

Por Gabriela Origlia - LA NACION
En Córdoba rescatan la polenta blanca, una costumbre del norte italiano; en San Juan aprovechan el orujo de la uva y desde la Puna crece el consumo del cereal andino
Resultado de imagen para harina de vino propiedades
CÓRDOBA.- Aun en un contexto complicado por diversos factores macroeconómicos, los productores de economías regionales buscan revalorizar su actividad, encontrar nuevos segmentos de consumidores y, en algunos casos, asociar su producción al turismo para ofrecer un atractivo extra. Por caso, en Puesto Viejo, un paraje cordobés pegado a Colonia Caroya, Ricardo y Agustín D'Olivo recuperaron la tradición que don José -abuelo y bisabuelo, respectivamente- trajo de Italia en 1908, cuando fundó su almacén de ramos generales. La polenta blanca era el producto más buscado por los italianos del Norte que se habían asentado en la zona.

Resultado de imagen para maíz blanco para polentaHoy, Colonia Caroya -45 kilómetros al norte de la capital cordobesa- es el único lugar del país donde se siembra maíz blanco para polenta (en el noroeste argentino el grano se consume entero). 

La producción empezó a inicios del siglo XIX en un contexto de chacras y viñedos y, básicamente, los colonos la hacían para autoconsumo. La molienda se hacía en Jesús María, a pocos kilómetros del lugar.

En 1983, cuando el molino de Jesús María se cerró, el cultivo de maíz blanco se frenó, pero la costumbre de comer polenta blanca, no. Los D'Olivo resolvieron traer los granos desde Salta y poner ellos un molino en funcionamiento; hace unos años, empezaron a cultivar. Tienen cinco hectáreas que dan unos 5000 kilos anuales de polenta.

Agustín D'Olivo explicó a LA NACION que aplican técnicas agroecológicas para mantener "el proceso lo más artesanal posible". Cuenta que el impulso al producto fuera de Colonia Caroya se lo dio, hace cinco años, el cocinero y crítico gastronómico Pietro Sorba, quien encontró el almacén "Puesto Viejo" mientras hacía su relevamiento para el libro Sabores de Córdoba.

Desde entonces, otros chefs se fueron sumando a la tendencia y la polenta blanca producida en Córdoba es parte de platos de Dolli Irigoyen, Narda Lepes y Germán Martitegui. "Quisimos recuperar la historia y el lugar. Todo es artesanal, desde el envasado al pegado de las etiquetas", señaló D'Olivo.

Otro caso es el de Finca Don Antonio, una bodega familiar en Valle Fértil, San Juan. Es la única en la zona (que no es vitivinícola) y surgió como un emprendimiento familiar de enoturismo. Hace un tiempo decidieron incorporar más valor a su producción y diseñaron un proyecto para hacer harina de vino aprovechando el residuo de la uva, el orujo.

Matías Sánchez, director del proyecto, señaló a este medio que por año les quedan unos 3000 kilos de orujo, hollejo y semillas, después de la fermentación para hacer el vino. En general, se usa como abono o suplemento de alimento para vacas y cerdos, pero resolvieron aprovecharlo para hacer harina. "Deshidratado y molido el rendimiento es menor, al perder la humedad quedará alrededor del 60%", contó.

Admitió que la idea surgió porque el proceso ya se hace en algunas bodegas europeas, de Estados Unidos y de Chile. En la Argentina -en mucha menor escala- se instrumenta en Mendoza y Salta. Después de una investigación, se comprobó que la harina de vino se puede consumir en pequeña cantidad mezclada con jugo o agua y en cocina.

"Hemos hecho experiencias con una pastelería artesanal y da muy buen resultado; estamos abiertos a otras pruebas", agregó. La iniciativa fue seleccionada por el Ministerio de la Producción sanjuanino en el concurso "Emprender, un camino de oportunidades" y ganó el horno deshidratador que se requería para trabajar. De cara al futuro, empezarán a producir en la próxima vendimia, en marzo, en alianza con otro emprendedor que cuenta con molinos. La finca inició la implantación de viñedos en 2003 y la producción de vinos en 2005. Como es artesanal, su cupo anual es de 12.000 litros. Por ahora están en la mitad, ampliando la superficie productiva y la industrialización.

La harina de vino es libre de gluten, de color borravino, "de muy fácil digestión, buen sabor y simple de incluir en dieta para quienes se alimentan con productos libres de TACC y de gluten".

Quinoa en la Puna

La quinoa es considerada un "súper alimento" por la cantidad de beneficios que otorga y, en los últimos años, el consumo de este cereal andino comenzó a extenderse más allá del norte del país, donde se cultiva desde hace siglos.

Resultado de imagen para quinoa es considerada un "súper alimentoLa Mesa Quinoera Agroecológica de la Puna reúne a medio centenar de pequeños productores del departamento jujeño Yaví. Se organizaron hace tres años para "agregar valor", según apuntó a LA NACION Luis Gerónimo, uno de sus miembros. Se autoimpusieron un límite de cuatro hectáreas por productor para "poder sostener que sea agroecológica, que no haya necesidad de agroquímicos". En estos días están roturando el suelo para empezar a sembrar en septiembre y cosechar en marzo y abril. "Es un grano andino que soporta la escasez de agua y las altas temperaturas -describió-. Nos organizamos y capacitamos para potenciar el cultivo, extender su consumo y no necesariamente depender de otros para comercializarla".

El año pasado acopiaron 5000 kilos y empezaron a fraccionarla en paquetes de 500 gramos para venderla; ahora analizan producir harina. "Tenemos que generar valor agregado. Para los molinos, estamos viendo de dónde lograr el financiamiento", añadió.

El cultivo es un trabajo familiar. Desde que se hace el trillado, el venteado y el lavado todos se involucran en el proceso. En un trabajo conjunto con escuelas gastronómicas jujeñas, los productores ampliaron la variedad de platos a cocinar y las modalidades de uso. Gerónimo dijo que, desde que en 2012 se hizo el Congreso Mundial de la Quinoa, se "la revalorizó, se la reconoció como la «madre de los granos» y nosotros estamos comprometidos con su difusión".

Alternativas regionales

Harina de vino
La harina de vino se logra a partir del residuo de la uva
La harina de vino se logra a partir del residuo de la uva. Foto: Archivo 
La bodega familiar Finca Don Antonio, en Valle Fértil (San Juan) realiza harina de vino a partir de 3000 kilos de residuos que deja la uva

Polenta blanca
Maíz blanco a partir del cual se hace la polenta blanca
Maíz blanco a partir del cual se hace la polenta blanca. Se hace a partir del maíz blanco, que se siembra en Colonia Caroya, a 45 km al norte de la capital cordobesa

Quinoa
La quinoa ya es un clásico en los mercados jujeños
La quinoa ya es un clásico en los mercados jujeños. Foto: Diego Lima
En los últimos años, el consumo de este cereal andino comenzó a extenderse más allá del norte del país

jueves, 10 de agosto de 2017

El país crece en el mercado mundial de harina de trigo

Resultado de imagen para La Argentina se está volviendo un jugador de peso en el mercado mundial de harina de trigoPor Cristian Mira - LA NACION
Ya se ubica entre los cuatro principales exportadores globales, según un informe del Consejo Internacional de Granos.

La Argentina se está volviendo un jugador de peso en el mercado mundial de harina de trigo y, por el aumento de sus ventas al exterior, se ubica entre los cuatro principales exportadores del mundo.

Así lo destaca un trabajo de la publicación del Consejo Internacional de Granos (IGC, según sus siglas en inglés), que informó que el comercio mundial de harina creció 4,5% en el ciclo comercial 2016/2017 por el aumento de las exportaciones en la Argentina, Canadá y Kazakhstán.

Para este período las ventas externas de harina argentina, cuyo principal mercado es Brasil, alcanzan el millón de toneladas, equivalentes a la producción de trigo, esto representa un aumento de 39,4% respecto del ciclo pasado, según el informe del IGC.

El dato parece desmentir las críticas a la "primarización" de las exportaciones argentinas tras la baja de las retenciones al trigo y al maíz dispuestas por el gobierno de Mauricio Macri en diciembre de 2015. Al llevar los derechos de exportación del trigo y de la harina a cero se levantaron algunas voces que alertaron sobre el posible riesgo de alentar las ventas de materias primas en detrimento de aquellos productos con un mayor grado de desarrollo.

Además de la baja de retenciones al trigo, el Gobierno eliminó los cupos a las exportaciones del cereal y de la harina que había instaurado el ex secretario de Comercio Guillermo Moreno. La otra medida que permitió una recuperación de las ventas externas fue la reinstauración de los reintegros, fijados en el 3% para igualar la desventaja con la alícuota de retención cero que tiene el trigo.

Por las trabas de la administración kirchnerista, hubo una brusca caída de las exportaciones de harina argentina a Bolivia. En 2013 directamente se prohibió la exportación, lo que afectó a la economía del país que preside Evo Morales.

Bolivia ahora es el segundo destino de las exportaciones de harina argentina, con el 45,4% de los envíos en el período enero-mayo de este año. 

El informe del IGC, además, es optimista con las perspectivas de las importaciones de Brasil y de Bolivia, los dos principales clientes argentinos. Calculó que sus necesidades de compra llegarán a 1,17 millones de toneladas con un aumento de 130.000 toneladas respecto del informe de febrero pasado.

El socio mayor del Mercosur importará unas 750.000 toneladas, 50.000 más que las previstas en el anterior informe. A su vez, Bolivia importará 340.000 toneladas, 60.000 más que las calculadas hace cinco meses.

Respecto del mercado internacional, el mayor exportador es Turquía, con 4,35 millones de toneladas, por la fuerte demanda de Irak y África subsahariana. Los molineros argentinos sostienen que Turquía se convirtió en un fuerte jugador del mercado debido a un programa de subsidios que le permitió atraer la producción de trigo de Rusia y Ucrania.

En esa región Kazakhstán se convirtió en el segundo exportador mundial y para este año se prevé que sus ventas crezcan 8 por ciento.

Según estimó recientemente el presidente de la Federación Argentina de la Industria Molinera (FAIM), Diego Cifarelli, la Argentina podría exportar dos millones de toneladas de harina.

Una de las limitantes para las exportaciones de harina es la cuestión del flete para llegar a países fuera del área de influencia del Mercosur. El objetivo es incrementar la presencia en Angola, adonde se exportaron 6000 toneladas entre enero y mayo pasados.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...