Mostrando entradas con la etiqueta Conflicto. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Conflicto. Mostrar todas las entradas

martes, 4 de agosto de 2020

Diputados busca convertir en ley proyectos para afianzar la soberanía en Malvinas

(Telam) - Se crearán un consejo asesor y el establecimiento de la nueva demarcación del límite exterior de la plataforma argentina que ya fe aprobado por el Senado.
Las funciones del Consejo serán las de contribuir a generar los consensos políticos y sociales en pos de la soberanía.
Las funciones del Consejo serán las de contribuir a generar los consensos políticos y sociales en pos de la soberanía.

La Cámara de Diputados buscará hoy convertir en ley los proyectos que proponen afianzar la soberanía argentina sobre las aguas del Atlántico Sur, las Islas Malvinas y su espacio marítimo circundante, mediante la creación de un consejo asesor y el establecimiento de la nueva demarcación del límite exterior de la plataforma argentina.

El presidente de la Cámara, Sergio Massa, acordó con la oposición incluir sobre tablas en la sesión especial convocada para hoy a partir de las 14, en la que se analizará un amplio temario, los proyectos de creación del consejo asesor y el que fija la demarcación del limite de la plataforma, que ya se había aprobado en el Senado.

El temario para hoy incluye la reestructuración de la deuda, la ampliación del Presupuesto nacional, los dos proyectos de Malvinas, un pedido de asistencia para los jardines maternales y una reforma de un artículo de la ley de Protección a los Menores.

Uno de los proyectos crea el Consejo Nacional de Asuntos Relativos a las Islas Malvinas en el ámbito de la Presidencia de la Nación.

Las funciones del Consejo serán las de contribuir a generar los consensos políticos y sociales necesarios para diseñar e implementar políticas de Estado que tengan por objeto efectivizar el ejercicio pleno de la soberanía sobre Malvinas, las islas Georgias y Sandwich del sur y los espacios marítimos circundantes.

El artículo 3 dispone que el Consejo estará integrado por el Presidente de la Nación, quien lo encabezará; el ministro de Relaciones Exteriores y un diputado y un senador designados por cada uno de los tres bloques con mayor representación parlamentaria en cada una de las cámaras.

El Consejo estará integrado, además, por el gobernador de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur; dos especialistas en Derecho Internacional, tres representantes del sector académico y científico de reconocida trayectoria en la materia y un representante de los ex combatientes de Malvinas.

El otro proyecto, que consta de 4 artículos, establece los límites exteriores definitivos de la plataforma continental, más allá de las 200 millas.

miércoles, 10 de junio de 2020

Malvinas: acciones para recuperar el ejercicio pleno de nuestra soberanía

Por Daniel Filmus - Infobae.com

Hoy, 10 de junio, se conmemora el Día de la Afirmación de los Derechos Soberanos Argentinos sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes. Sancionado por el Congreso Nacional en noviembre de 1973, es el día en que los/as argentinos/as recordamos la creación de la Comandancia Política y Militar de las Islas Malvinas y las adyacentes al Cabo de Hornos por parte del Gobierno de la provincia de Buenos Aires, a cuyo frente fue designado Luis Vernet. Como heredero de los territorios españoles, desde el propio inicio del proceso de la Independencia nuestro país ejerció de manera permanente la soberanía sobre las islas ubicadas en el Atlántico Sur, para lo cual procedió al dictado de normas y estableció estructuras jurídicas y administrativas. Uno de los hitos más importantes en este proceso será recordado especialmente el próximo 6 de noviembre, cuando se cumplirán 200 años desde el primer izamiento de la bandera nacional en las Islas Malvinas por parte de David Jewett, también por encargo del gobernador de Buenos Aires, Martín Rodríguez.

El 3 de enero de 1833 se produjo la intervención militar del Reino Unido, que expulsó violentamente de las Islas a las autoridades y a la población argentina que allí residía. A través de esta usurpación se quebró la integridad territorial de nuestro país. A partir del mismo momento del acto de fuerza británico, e ininterrumpidamente desde hace 187 años, nuestro país viene reclamando por la restitución del ejercicio pleno de la soberanía en toda esa región del Atlántico Sur. Tal como lo plantea la Disposición Transitoria Primera de nuestra Constitución Nacional, se trata de un objetivo “permanente e irrenunciable” de todos/as los/as argentinos/as, siempre de forma pacífica, de conformidad con el derecho internacional y respetando el modo de vida de sus habitantes. En esta causa, Argentina no está sola.

La Resolución 2065 (XX) de la Asamblea General de las Naciones Unidas y la comunidad regional e internacional, a partir de numerosas declaraciones de organismos multilaterales y foros regionales, exhortan permanentemente al Reino Unido a retomar las negociaciones por la soberanía de las Islas. Mientras rechaza permanentemente el diálogo, el Reino Unido continúa violando la Resolución 31/49 de la ONU al ejecutar un conjunto de acciones unilaterales que tienen como objetivo militarizar la región y adueñarse de los vastos recursos naturales que pertenecen a los/as 45 millones de argentinos/as. En una reciente carta dirigida a nuestro canciller Felipe Solá, el secretario general de las Naciones Unidas ha destacado la vigencia de las Resoluciones de la Asamblea General y el Comité de Descolonización de la ONU respecto a Malvinas, ha planteado las características especiales que tiene el proceso de descolonización en la cuestión de las Islas y ha reiterado su disposición a ejercer la misión de buenos oficios entre Argentina y el Reino Unido que le encomendara la misma Asamblea General.

Este año la celebración del día de la Afirmación de los Derechos Argentinos sobre las Malvinas, Islas y Sector Antártico, según lo dispuso la Ley 20.561, tiene características particulares. En sus discursos del 10 de diciembre y el 1 de marzo, el presidente Alberto Fernández anunció la presentación de tres proyectos de ley del Poder Ejecutivo ante el Congreso Nacional. Estos proyectos tienen como objetivo proteger nuestros recursos naturales, además de reafirmar y darle estatus de política de Estado al reclamo argentino de soberanía sobre las Islas y los espacios marítimos circundantes. Estas iniciativas, marcan la centralidad que deben tener políticas de esta índole en el contexto de un mundo fuertemente convulsionado y crecientemente desigual como el actual.

El primero de los proyectos promueve la creación de un Consejo Nacional Asesor de Políticas sobre Malvinas, situado en el más alto nivel político y de composición plural. Su objetivo es trazar y sostener políticas de Estado a mediano y largo plazo sobre esta causa. Estará ubicado en la órbita presidencial e incorporará integrantes de los diferentes bloques parlamentarios, juristas, académicos y representantes de la provincia de Tierra del Fuego y de los excombatientes. Su objetivo será estudiar y diseñar las políticas que nuestro país debe llevar adelante sin distinción de perspectivas partidarias en una causa cuyo reclamo debe mantenerse incólume a través del tiempo y tener como horizonte el cumplimiento del mandato que dispone nuestra Constitución.

El segundo proyecto consiste en demarcar el límite exterior de nuestra plataforma continental más allá de las 200 millas. Es el resultado de una verdadera política de Estado que llevó adelante la Comisión Nacional del Límite Exterior de la Plataforma Continental (COPLA) durante varios gobiernos de diferente identidad partidaria y que permitió que la Argentina realizara ante el Secretario General de la ONU la presentación completa del límite exterior de su plataforma continental. Con posterioridad a ello, en marzo de 2016 y marzo de 2017, la Comisión de Límites de la Plataforma Continental (CLPC) en Naciones Unidas adoptó por consenso las recomendaciones sobre la presentación argentina realizada el 21 de abril de 2009. Esta norma contribuirá a proteger los derechos de soberanía sobre los inconmensurables recursos del lecho y subsuelo del mar argentino.

El tercer proyecto, elaborado en conjunto con la Secretaría de Pesca del Ministerio de Agricultura, eleva considerablemente las sanciones y multas a quienes ejerzan la pesca ilegal en nuestras aguas, incluyendo por supuesto las que circundan a las Islas Malvinas. La nueva ley será una herramienta poderosa para evitar el saqueo que pretenden realizar los buques pesqueros que se introducen sin permiso en los espacios marítimos argentinos. También fortalecerá el trabajo de la mesa que recientemente se ha conformado con los Ministerios de Defensa, Seguridad, Agricultura y la Cancillería, y que tiene como objetivo la defensa de nuestros recursos naturales en el Atlántico Sur.

El Gobierno que asumió el pasado 10 de diciembre está convencido de que la conmemoración de hoy no puede quedar únicamente circunscripta a la reiteración de discursos reivindicativos de nuestros derechos. Es necesario encontrar nuevos caminos que nos permitan generar las condiciones tendientes a recuperar el diálogo imprescindible para lograr el ejercicio pleno de nuestra soberanía. El pueblo argentino ha sostenido con convicción la Cuestión Malvinas durante 187 años y lo seguirá haciendo hasta que nuestra bandera vuelva a flamear sobre las Islas.

El autor es secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur de la Cancillería

sábado, 9 de mayo de 2020

Malvinas: ¿cuál es el caso de descolonización que reforzaría el reclamo argentino?

Por Redacción DEF - INFOBAE.COM
El archipiélago del océano Índico es clave para el Reino Unido y para EE. UU., que posee una base militar en Diego García. ¿Cómo puede influir su descolonización en el reclamo argentino sobre Malvinas?
El archipiélago Chagos consiste en un grupo de islas y atolones que se encuentran en el océano Índico, donde tiene particular relevancia la isla Diego García. Foto: Archivo DEF.
El archipiélago Chagos consiste en un grupo de islas y atolones que se encuentran en el océano Índico, donde tiene particular relevancia la isla Diego García. Foto: Archivo DEF.

El pasado 25 de febrero, la Corte Internacional de Justicia (CIJ) emitió una opinión consultiva sobre el caso Chagos, que guarda relación con la cuestión de las islas Malvinas. Ese tribunal es, tal como explicó a DEF el embajador Atilio Molteni, “el principal órgano jurídico de Naciones Unidas” y “desempeña una doble función: el arreglo, conforme al derecho internacional, de las controversias que le someten los Estados y el dictamen sobre cuestiones judiciales que le someten los organismos autorizados por la ONU”.

¿Por qué la CIJ emitió la citada opinión consultiva? Debemos retrotraernos a junio de 2017, cuando la Asamblea General de la ONU aprobó la Resolución 71/292, en la que se solicitaba a la Corte que determinara si el proceso de descolonización de Mauricio se había completado adecuadamente, conforme al derecho internacional, en 1968; y cuáles eran las consecuencias legales de la continuación de la administración británica sobre el archipiélago Chagos, situación que se mantiene desde 1965. Molteni aclara que esa consulta de la Asamblea General fue “consecuencia de la Resolución 1514 (XV), adoptada por la propia Asamblea General en 1960, en la que proclamaba la necesidad de poner fin al colonialismo en todas partes y en todas sus formas”.
La República de Mauricio se independizó del Reino Unido en 1968, pero los británicos mantuvieron el control sobre Chagos y negociaron el arrendamiento de una base militar a EE. UU. en la isla Diego García. Foto: Archivo DEF.
La República de Mauricio se independizó del Reino Unido en 1968, pero los británicos mantuvieron el control sobre Chagos y negociaron el arrendamiento de una base militar a EE. UU. en la isla Diego García. Foto: Archivo DEF.

El archipiélago Chagos consiste en un grupo de islas y atolones que se encuentran en el océano Índico, donde tiene particular relevancia la isla Diego García. El territorio de Mauricio fue controlado por los ingleses entre 1810 y 1965, período durante el cual Chagos fue administrado como una dependencia inglesa. En 1964, el Reino Unido comenzó a discutir con las autoridades de la futura República de Mauricio la separación del archipiélago de Chagos para que Londres asumiera su control directo, lo que se concretó en un acuerdo alcanzado en septiembre de 1965. Fue entonces cuando Gran Bretaña estableció en Chagos la creación del British Indian Ocean Territory (BIOT).

Anteriormente, precisa Molteni, “el Comité de los 24 de la ONU opinó que los representantes de Mauricio no tenían en ese momento poder real de decisión, debido a que la autoridad estaba concentrada en el Reino Unido, observación que fue aceptada por la CIJ y que es también aplicable a la cuestión de las islas Malvinas”. Finalmente, en diciembre de 1966, EE. UU. y el Reino Unido convinieron el uso militar del archipiélago, debido a su situación estratégica, lo que incluyó –añade el diplomático consultado por DEF– “el reasentamiento de los habitantes chagosianos, que fueron expulsados del territorio, al igual que lo ocurrido con los habitantes argentinos de las islas Malvinas” en 1833. La República de Mauricio alcanzó finalmente su independencia en abril de 1968, pero sin la soberanía sobre Chagos, que se mantuvo bajo control británico.
Molteni explica que la decisión tomada por la Corte Internacional de Justicia respecto al caso Chagos, también es aplicable al caso Malvinas. Foto: Archivo DEF.
Molteni explica que la decisión tomada por la Corte Internacional de Justicia respecto al caso Chagos, también es aplicable al caso Malvinas. Foto: Archivo DEF.

Atilio Molteni aclara que CIJ rechazó la posición del Reino Unido, que rechazaba su intervención en esta materia, y sostuvo que tenía jurisdicción sobre el asunto por tratarse de una cuestión jurídica, y que la existencia de una disputa entre las partes no lo impedía, ya que la Asamblea General le había pedido asistencia para dirimir cómo se debía dar cumplimiento a la descolonización de Mauricio.

En ese sentido, el embajador Molteni detalla cuáles fueron las respuestas de la Corte a la requisitoria de la Asamblea General de la ONU: “Con respecto a la pregunta sobre si se había completado adecuadamente el proceso de descolonización, la Corte sostuvo que, si bien la Resolución 1514 (XV) funciona como una recomendación, en lo referente al derecho de autodeterminación es una norma consuetudinaria; y, en ese sentido, la práctica de los Estados y la opinio juris confirman el derecho de integridad territorial de un territorio no autónomo”.
El archipiélago Chagos consiste en un grupo de islas y atolones que se encuentran en el océano Índico, donde tiene particular relevancia la isla Diego García. Foto: Archivo DEF.
El archipiélago Chagos consiste en un grupo de islas y atolones que se encuentran en el océano Índico, donde tiene particular relevancia la isla Diego García. Foto: Archivo DEF.

¿Cómo podría proyectarse este caso sobre la usurpación británica de las islas Malvinas? El propio Molteni afirma: “Cuando se aprobó, en 1965, la Resolución 2065 (XX) sobre Malvinas, que también es consecuencia de la resolución que cinco años antes se había adoptado en torno a los procesos de descolonización, se reconoció que el de Malvinas era un caso particular y que la situación colonial debía resolverse mediante negociaciones, teniendo solamente en cuenta los intereses –no la opinión– de la población de las islas (los llamados kelpers), pues el pueblo argentino es el que desde la ocupación británica no puede ejercer sus derechos de soberanía sobre ellas”.

 El reasentamiento de los habitantes chagosianos, que fueron expulsados del territorio por el Reino Unido, es una circunstancia similar a la ocurrida con los habitantes argentinos de las islas Malvinas tras la usurpación británica.

Debido a que el archipiélago de Chagos fue indebidamente separado e incorporado a una nueva colonia administrada por el Reino Unido, la Corte rechazó la posición británica y sostuvo que el proceso de descolonización de Mauricio no se completó conforme a derecho cuando esta república logró su independencia en 1968. Sobre el segundo tema en discusión, explica Molteni, “la Corte concluyó que la persistencia de la administración del Reino Unido constituye un hecho ilícito que importa su responsabilidad internacional, por lo que debe ponerle fin, y que el proceso se encuentra dentro de la competencia de la Asamblea General de la ONU, que es la que decide sus características; y que no corresponde que lo haga la potencia colonial, argumento que también tiene relevancia con relación a las islas Malvinas”.

El embajador Molteni aclara que “las opiniones consultivas de la Corte Internacional de Justicia no son obligatorias, pero tienen relevancia innegable, ya que provienen del mayor órgano judicial de la ONU”. Esta importancia adquiere incluso mayor peso en el caso Chagos, “al tratarse un caso relativo a la descolonización, que conforme a la Asamblea General constituye una obligación erga omnes. El diplomático concluye que esta opinión de la Corte es de importancia para Argentina pues “Londres se niega a la negociación de la soberanía y utiliza el supuesto derecho a la autodeterminación de los isleños para justificar sus acciones sobre las islas Malvinas y sus dependencias”.

martes, 5 de mayo de 2020

Coronavirus en Malvinas: vuelos cancelados, crisis económica y temor a una ola de contagios

Por Martín Dinatale - Infobae.com
Los isleños registraron 13 casos hasta ahora pero hay mucha preocupación por la parálisis de la pesca, el turismo y la venta de lana. Problemas de aprovisionamiento por la falta de puentes aéreos
Con 13 casos de coronavirus confirmados hasta ahora y una estricta cuarentena impuesta para los próximos 12 meses, la economía de las islas Malvinas se encuentra en severa crisis desatada por la cancelación de los vuelos, la falta de ingresos por el turismo y una fuerte caída en la producción pesquera y de la lana, dos de las principales fuentes de sustento de los isleños.

Si bien la mayor parte de los infectados de COVID-19 en las islas Malvinas provienen de la base militar británica apostada en Mount Pleasant, la administración isleña decretó un aislamiento muy estricto que alcanzan a los derechos constitucionales impuestos y hay mucho temor en la población por un contagio masivo de infectados en un lugar de no más de 2.500 habitantes.

En las calles de Malvinas prácticamente no circula nadie estos días. Y hay mucho temor por una expansión del COVID-19 ya que la ayuda sanitaria que llega de Londres se da cada dos semanas. Muchas personas que trabajan en Puerto Argentino tuvieron contacto con la base militar de Mount Pleasant donde está el mayor foco de contagios.

La crisis del coronavirus se vio reflejada en las últimas tres semanas en una profunda parálisis en la economía isleña. Y la dura frase de Lisa Watson, editora del diario local el Pengüin News, que dijo “déjennos en paz en nuestro pequeño y frío rincón”, no hizo más que cristalizar la situación de aislamiento pleno que tienen hoy los isleños y que dificulta mucho más los problemas de la economía de las islas. Esto es: el rechazo a cualquier ayuda de la Argentina pero al mismo tiempo la imposibilidad de contar con un nexo con el resto de los países del continente.

Por lo pronto, las islas Malvinas quedaron totalmente aisladas desde los primeros días de abril en su puente aéreo que había a Chile y a Brasil. La compañía LATAM confirmó ayer a Infobae que el servicio aéreo de Mount Pleasant-Punta Arenas-Santiago seguirá cortado sin fecha certera de reanudación. Lo mismo ocurre con el vuelo de San Pablo-Córdoba-Mount Pleasant que seguirá suspendido hasta nuevo aviso.

Con este panorama, los isleños sólo cuentan ahora con un vuelo al Reino Unido para abastecerse y tomar contacto con algún lugar del mundo. El mantenimiento de este puente aéreo es crucial ya que de allí proviene toda la ayuda sanitaria para enfrentar la pandemia y llevar las muestras de hisopados a Londres para evaluar los nuevos contagios.

“El material de testeo y de protección para combatir el coronavirus junto al restablecimiento pleno del puente aéreo bisemanal con el Reino Unido, son los puntos prioritarios para las Falklands (Malvinas)”, explicó la legisladora de las islas, Teslyn Barkman.

A este problema de una reducción drástica de las comunicaciones aéreas se le añade hoy en Malvinas una fuerte caída en la industria pesquera. La Gerente de Consolidated Fisheries, Janet Robertson, comentó hace unos días que la empresa está evaluando continuamente la situación y “manteniendo contacto con nuestros distintos compradores para tener una idea del pulso del mercado en respuesta a la actual pandemia”.

Es que la caída en la venta de pescado a restaurantes y hoteles de Estados Unidos, Europa, Asia y el Reino Unido está totalmente parado. “No tenemos forma de saber cuál será el estado de la economía global, a medida que el mundo emerge de la crisis, por tanto sobre esta base estamos preparados para un escenario de precios bastante deprimidos por un buen tiempo”, añadió Robertson.

Por su parte el director de la compañía Fortuna, Stuart Wallace admitió al Pengüin News que la situación operativa y de comercialización de la pesca en las islas Malvinas es preocupante.

“Al momento todo eso está cerrado. Muchas más personas están preparando sus comidas en casa, y por tanto esa parte del mercado se ha incrementado, pero no creemos que alcance a compensar el segmento de mercado perdido. Pero, repito, un mes es mucho tiempo en estos días y circunstancias, y habrá cambios en ese discurrir”, destacó Wallace.
La mayoría de los negocios en las islas hoy se encuentran cerrados y los hoteles vacíos (infobae)
La mayoría de los negocios en las islas hoy se encuentran cerrados y los hoteles vacíos (infobae)
Según la reciente investigación “Pensar Malvinas desde la universidad” elaborada por Susana Pereyra, Ricardo A Frias y Alberto Martínez del Pezzo a la que tuvo acceso Infobae y que fue realizada bajo el auspicio del gobierno de Tierra del Fuego y la Secretaría de Malvinas de la Cancillería que dirige Daniel Filmus, el 93% de las exportaciones de las islas Malvinas están acaparadas por la industria pesquera. El 77% de la pesca va a parar al mercado de España, el 11% a Sudáfrica, un 8% a Estados Unidos, el 2% al Reino Unido y el otro 2% a Asia. Pero hoy todos estos mercados no compran absolutamente nada.

El otro ingreso económico de las exportaciones de los isleños que es la lana ovina también se encuentra en decadencia en medio de la pandemia del COVID-19.

El gobierno de las Islas Malvinas anunció la semana pasada un programa de ayuda para los productores laneros en vista de las consecuencias generadas por la pandemia. Así, se autorizó al Departamento de Recursos Naturales a desarrollar un programa de compra de lana sin vender de la zafra actual, operación de una única vez, y a valores vigentes el 20 de marzo. Sucede que la comercialización de lanas se cerró en su gran mayoría y los precios se encuentran entre un 40% y 50% por debajo de un año atrás. Según datos del Departamento de Recursos Naturales de las islas en la actualidad el 71% de la lana permanece sin vender, es decir unos 5.800 fardos de lana.

El informe de Argentina sobre las Malvinas reveló al mismo tiempo que en 2016 se había apreciado una la evolución de las ovejas sacrificadas en función a la última década analizada. Pero a partir del año pasado y hasta ahora el negocio de la lana fue decreciendo y la pandemia del COVID-19 no hizo más que acelerar esa caída exponencial.

El Consejo Ejecutivo de las islas decidió dar un subsidio a los productores de lana con el programa de adquisición de la fibra que permanece sin poder vender. De todos modos, la proyección de este subsidio es incierta.
El ex legislador de Malvinas, Mike Summers, expresó que hay ayuda de Gran Bretaña para asistencia sanitaria pero no para la economía (AFP)
El ex legislador de Malvinas, Mike Summers, expresó que hay ayuda de Gran Bretaña para asistencia sanitaria pero no para la economía (AFP)
La industria pesquera no es la única que recibe ayuda estatal. El gobierno isleño ya anunció un paquete de medidas en apoyo a empresas, empleados del sector privado y hogares a medida que se van ajustando a los efectos económicos de la pandemia. “Hemos recibido ayuda del Reino Unido pero sólo para material sanitario, equipos médicos o control de hisopados por el COVID-19 pero no recibimos ayuda financiera para nuestra economía”, explicó a Infobae el ex legislador isleño y activo en la diplomacia de Malvinas, Mike Summers.

A la vez, este isleño explicó que otra de las industrias que genera mucha incertidumbre en Malvinas es la del turismo. “Es cierto que estabamos al final de la temporada, por lo que ha habido poco efecto sobre los ingresos. Pero hay una gran incertidumbre por lo que pueda ocurrir en el futuro”,dijo.

En rigor, el ingreso por el turismo constituye otro de los pilares en las islas. Según el relevamiento de la economía de las islas el ingreso por el turismo creció sustancialmente en los últimos tres años. Pero con el parate mundial por la pandemia del COVID-19 ya no llegan más cruceros a las Malvinas. Además, muchas empresas de cruceros han quebrado y es muy probable que ese negocio se vea afectado en los próximos años dejando a las islas con otro frente de tormenta.

“Es probable que la temporada turística 2019/20 se recuerde como la que cayó del acantilado en marzo”, dijo recientemente el director ejecutivo de la Junta de Turismo de las Islas Malvinas, Steph Middleton. Esta caída se vio reflejada en la postal de hoteles vacíos, negocios cerrados y empresas de turismo en plena parálisis.

El aprovisionamiento de los isleños en materia de alimentos frescos y otros productos se transformó también en otro problema para la alicaída economía local.

El reciente informe Pensar Malvinas desde la Universidad destaca que “la economía de las islas sufre estaciones de escasez por retrasos en los desembarcos de mercadería (principalmente en alimentos frescos y no perecederos) o por alguna alteración en la cadena de suministros que se soluciona rápidamente, pero a veces con demoras por la distancia entre los proveedores de las mercaderías y el destino final (sobre todo en el sector de construcción y rodados)”.

Sin dudas, la pandemia del COVID-19 está pegando fuerte a una economía como la de Malvinas que ni siquiera acepta recibir ayuda de la Argentina. El secretario de Malvinas de la Cancillería lamentó que los isleños se nieguen a recibir ayuda o venir a tratarse a la Argentina.

“Cuando el gobierno argentino se enteró de las dificultades que tenían los isleños por el puente aéreo a Londres y otros lugares o con el aprovisionamiento de alimentos nos comunicamos con el embajador británico Mark Kent para ofrecer ayuda pero nunca hubo una respuesta oficial. Y nos enteramos que previeron un apoyo desde el Reino Unido aunque de todas maneras la Argentina autorizó vuelos humanitarios al continente”, expresó Filmus a Infobae al evaluar la situación actual en que se encuentran los isleños ante la pandemia.

Filmus añadió otro problema en puerta para las Malvinas. “No cabe dudas de que la salida del Reino Unido de la Unión Europea marcará profundamente que el lugar natural de relacionamiento de las Malvinas es con América latina a partir de que el Reino Unido abra la posibilidad de discutir la soberanía en los términos que marca Naciones Unidas”. Pero para ese debate falta mucho. Mientras tanto la pandemia y sus efectos en la economía son el tema de mayor preocupación hoy en las islas.

miércoles, 15 de abril de 2020

Islas Malvinas: Firman contrato para el diseño y construcción del nuevo puerto en Puerto Argentino

El Gobierno de las Islas Malvinas dio a conocer el 6 de abril la firma de un contrato con BAM Nuttall para el diseño y la construcción de un nuevo puerto en Puerto Argentino, acción que fue anunciada en febrero de 2020, tras el término de un proceso de licitación.
Islas Malvinas: Firman contrato para el diseño y construcción del nuevo puerto en Puerto Argentino
El jefe del portafolio de servicios de desarrollo y comerciales, Barry Elsby, celebró el contrató: “Aunque Covid-19 puede estar dominando nuestros pensamientos en este momento, estaremos listos para empezar a trabajar con BAM Nuttall en los primeros pasos hacia la entrega de esta infraestructura nacional vital una vez que se levanten las restricciones relacionadas con Covid-19.

La necesidad absoluta de un nuevo puerto para apoyar a nuestra industria pesquera y otras industrias permanece”. Debido a las circunstancias actuales, el compromiso de los interesados con los sectores industriales clave no comenzará de inmediato. La situación se mantendrá en examen, con miras a comenzar tan pronto como sea posible.

Martin Bellamy, director general de BAM Nuttall, señaló: “BAM se enorgullece de colaborar con el Gobierno de las Islas Malvinas para desarrollar un nuevo puerto que apoyará la economía local, incluida la pesca, el turismo y el transporte marítimo, y facilitará el crecimiento económico previsto para el futuro. Estamos aprovechando nuestra amplia experiencia en el Reino Unido y en todo el mundo en la realización de obras marítimas en entornos vivos, incluido el muelle de Rothera para la Asociación de Construcción del British Antarctic Survey (BAS)”.

Desde “BAM” señalaron que se enfocan en la protección de las personas, el medio ambiente y la vida silvestre. Este compromiso ha influido en el enfoque del proyecto propuesto y en los métodos de construcción. Esperamos con interés participar inicialmente con los principales interesados y trabajar con los isleños para desarrollar una pieza tan crítica de la infraestructura”.

La nueva instalación estará en las proximidades del actual puerto de Stanley Harbor, ofreciendo nuevas instalaciones que beneficiarán a los usuarios clave de los sectores de la pesca, el turismo y el transporte marítimo, así como a muchos otros sectores de la economía. (MUNDO MARITIMO CHILE) #NUESTROMAR

sábado, 4 de abril de 2020

Filmus: “Trabajamos en una política integral hacia el Atlántico Sur”

Por Mariano Roca - Infobae.com
El nuevo secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur, Daniel Filmus, detalla la agenda del Gobierno respecto de la reivindicación soberana sobre las islas, lamenta la baja en la intensidad del reclamo durante los últimos cuatro años y reivindica el camino del diálogo y la paz como el único posible.
“Es importante destacar que, en los últimos cuatro años, se siguió avanzando en el proceso de identificación del ADN de nuestros soldados caídos en las islas, algo que habíamos iniciado en 2010 durante el gobierno de Cristina Fernández”, dice Filmus. Foto: Archivo DEF.
“Es importante destacar que, en los últimos cuatro años, se siguió avanzando en el proceso de identificación del ADN de nuestros soldados caídos en las islas, algo que habíamos iniciado en 2010 durante el gobierno de Cristina Fernández”, dice Filmus. Foto: Archivo DEF.

“Lo que pedimos al Reino Unido es que se siente a dialogar, como lo hizo en enero de 1966, cuando el secretario de la Foreign Office [Michael Stewart] vino a la Argentina, se reunió con el canciller Miguel Ángel Zavala Ortiz y entablaron conversaciones”, expresó, en diálogo con DEF, Daniel Filmus, quien acaba de regresar al cargo que ocupó entre diciembre de 2013 y diciembre de 2015, durante los últimos dos años del gobierno de Cristina Kirchner.

El funcionario, que renunció a su banca de diputado para asumir esta función en Cancillería, recuerda que fue a partir de aquel diálogo, en los años 60, cuando nuestro país financió la construcción del aeropuerto de Puerto Argentino, llevó por primera vez combustible y el servicio de correo postal a las islas, un grupo de maestras argentinas se estableció allí para enseñar español en las escuelas y los adolescentes isleños solían finalizar sus estudios en el territorio continental argentino. El funcionario admite que la recuperación de la confianza mutua, luego de la traumática guerra de 1982, dependerá de “la capacidad que tengamos de generar las condiciones para que se pierdan los prejuicios respecto de las relaciones entre Argentina y la población isleña”.

-Usted ha sido muy crítico del gobierno de Mauricio Macri y su política sobre las Malvinas. ¿Considera que hubo un retroceso en los últimos cuatro años?

-Ha habido una baja en la intensidad del reclamo respecto de Malvinas y un descuido respecto de la defensa de la soberanía sobre nuestros recursos naturales. No estoy diciendo, de ninguna manera, que el gobierno de Mauricio Macri haya dejado de reclamar la soberanía. De hecho, nosotros, desde la oposición, lo hemos acompañado en Naciones Unidas y en otros foros. Sin embargo, el país debilitó su presencia en los organismos multilaterales en los que debía mantener el reclamo, y las medidas que tomó, incluido el comunicado conjunto Foradori-Duncan, generaron condiciones para la enajenación de los recursos naturales que pertenecen a los 44 millones de argentinos. También es importante destacar que se siguió avanzando en un proceso de identificación del ADN de nuestros soldados caídos en las islas, que nosotros habíamos iniciado en 2010, durante el gobierno de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner. Vamos a seguir con esa tarea que, en una buena decisión, el gobierno de Macri decidió continuar.

-Hay dos temas puntuales del comunicado Foradori-Duncan de 2016: la explotación de los recursos naturales y el vuelo adicional desde San Pablo a Malvinas, con dos escalas mensuales en Córdoba, ¿los van a rever?

-Nosotros estamos en proceso de evaluación. Por ahora, no hay cambios en los vuelos. En el caso particular de la pesca, hemos decidido postergar las reuniones previstas hasta que se haga un análisis de qué impacto van a tener las investigaciones. Estamos en una etapa de evaluación, que significó la postergación de la reunión prevista para enero y la elaboración de una agenda propia para continuar.
Sobre la eventual extracción de petróleo en las islas, Filmus afirma: “Cualquiera que explore o explote hidrocarburos en la plataforma continental argentina será demandado de acuerdo con la ley argentina”. Foto: Archivo DEF.
Sobre la eventual extracción de petróleo en las islas, Filmus afirma: “Cualquiera que explore o explote hidrocarburos en la plataforma continental argentina será demandado de acuerdo con la ley argentina”. Foto: Archivo DEF.

-¿Cómo va a actuar el Gobierno respecto de la exploración y eventual explotación de petróleo en aguas de Malvinas?

-La ley está vigente y, por lo tanto, ninguna empresa que explore o explote hidrocarburos en Malvinas puede participar en licitaciones continentales u offshore de la Argentina. No solo eso, sino que, al iniciarse la demanda que nosotros planteamos, varias empresas decidieron abandonar sus concesiones en Malvinas y, si hubiera alguna nueva empresa que decidiera explorar en Malvinas, será advertida en forma inmediata. La ley es muy clara: cualquiera que explore o explote hidrocarburos en la plataforma continental argentina será demandado de acuerdo con la ley argentina. Para nosotros, las Malvinas son tan argentinas como el Obelisco.

-Un dilema que enfrenta la Argentina es cómo tomar en cuenta los intereses de los habitantes de las islas sin que ellos formen parte de la negociación bilateral con el Reino Unido.

-Ese tema se discutió en el ámbito de las Naciones Unidas en 1965, y se resolvió que debían tenerse en cuenta los “intereses” y no los “deseos” de los isleños. En ese sentido, la ONU ha sido muy clara: solo existen dos partes, la Argentina y el Reino Unido. Nuestra Constitución, en la cláusula sobre Malvinas, habla del “respeto del modo de vida de sus habitantes”. La democracia argentina ha sido históricamente muy respetuosa de los intereses y las condiciones de vida de los isleños. Ahora bien, fueron los propios isleños los que definieron que el Reino Unido manejara sus relaciones exteriores y su defensa. Está claro que el Reino Unido va a defender la mirada de los isleños, que son británicos. Nosotros estamos dispuestos a tener las mejores relaciones.
Para el secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur, “la democracia argentina ha sido históricamente muy respetuosa de los intereses y de las condiciones de vida de los isleños”. Foto: Archivo DEF.
Para el secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur, “la democracia argentina ha sido históricamente muy respetuosa de los intereses y de las condiciones de vida de los isleños”. Foto: Archivo DEF.

-El presidente anunció que va a enviar tres proyectos de ley al Congreso y uno de ellos tiene que ver con la ampliación del límite exterior de la plataforma continental.

-Argentina posee una plataforma continental que representa el doble del territorio continental. Debido a eso y al hecho de ser un país bioceánico, Argentina debe tener una política integrada de investigación científica, explotación de recursos y defensa de la soberanía en una región muy vasta. Se necesita un espacio donde coordinarla, y ese espacio lo constituye esta Secretaría.

-¿Tiene algún impacto el reconocimiento de la Convemar del límite exterior de la plataforma continental en términos de nuestro reclamo soberano sobre Malvinas?

-Para ser precisos, lo que las Naciones Unidas reconoció ha sido la parte que no está en litigio. Lo importante es que la ONU haya reconocido que hay un diferendo territorial, como plantea la Resolución 2065, y hasta que no esté resuelto, en forma bilateral con el Reino Unido, no se puede avanzar en la delimitación. Igualmente, por derecho histórico y jurídico, nuestro país reivindica la soberanía sobre las islas y la delimitación de nuestra plataforma continental va a incluir, por supuesto, la proyección de las islas.

-El presidente también anunció la creación del Consejo Nacional de Asuntos relativos a Malvinas. ¿Cómo va a funcionar y cuáles van a ser sus objetivos?

-Argentina viene reclamando hace 187 años la restitución de la soberanía integral sobre las islas. Sin embargo, las estrategias utilizadas han sido diferentes y, en algunos períodos, como ocurrió durante los últimos cuatro años, implican retrocesos. No podemos seguir con esas idas y vueltas. Los países que han tenido éxito en sus reclamos han sido aquellos que han sostenido políticas coherentes y constantes. Esta Comisión, que va a incorporar a las fuerzas de la oposición, a expertos juristas y académicos, a representantes de la provincia de Tierra del Fuego y a excombatientes, no va a tener una mirada coyuntural, sino que va a delinear una estrategia a largo plazo. La idea es que la Comisión funcione bajo la órbita del Poder Ejecutivo y asesore al presidente.
“Argentina debe tener una política integrada de investigación científica, explotación de recursos y defensa de la soberanía en su plataforma continental”, sostiene Daniel Filmus. Foto: Archivo DEF.
“Argentina debe tener una política integrada de investigación científica, explotación de recursos y defensa de la soberanía en su plataforma continental”, sostiene Daniel Filmus. Foto: Archivo DEF.

-El tercer proyecto anunciado por el Ejecutivo tiene que ver con la modificación del Régimen Federal Pesquero. ¿Cómo se va a luchar contra la depredación de los recursos pesqueros?

-El proyecto reformula la ley original, que data de 1998. Recordemos que en ese momento regía la Ley de Convertibilidad; por lo tanto, los valores de las multas no podían ser ajustados y se fijaron en valores constantes en pesos, que hoy están muy desfasados por la devaluación. En realidad, Argentina hace años que no tiene una política para sancionar a los buques que pescan ilegalmente en nuestras aguas. Nos parece sustantivo contar con una política activa de defensa de nuestros recursos, que debe complementarse con el trabajo con los países de la región sobre la milla 201, más allá de nuestra soberanía, pero que hace a la sustentabilidad de las actividades pesqueras. Lo que sucede en la milla 201 impacta también sobre nuestra riqueza ictícola. Por eso, vamos a avanzar en políticas que permitan proteger la biodiversidad y los recursos minerales que existen en la zona.

-¿Qué va a ocurrir con el programa Pampa Azul?

-Como ministro de Ciencia y Tecnología, me tocó esbozar el proyecto de ley que dio origen al programa; después, como senador, me tocó defenderlo y votarlo; y, ya como secretario de Malvinas, tuve que implementarlo en su primera etapa. Ese proyecto se diluyó en estos últimos cuatro años y el país no tuvo ninguna política respecto del Atlántico. Hoy el Ministerio de Ciencia y Tecnología recuperó su rol de coordinación; participan siete Ministerios y nos estamos reuniendo todas las semanas. Si tuviera que sintetizar nuestra política hacia el Atlántico Sur, recuperaría el concepto de Pampa Azul.

-¿Argentina se siente acompañada por la región en su reclamo soberano?

-Sí, sentimos el respaldo de Latinoamérica. En la última reunión de la Organización de Estados Americanos (OEA), se planteó el tema y se ha venido reclamando, asimismo, en el marco del Mercosur y del Parlasur con el apoyo de toda la región. También lo planteó el Parlamento Latinoamericano (Parlatino) en la última reunión de la Asamblea Parlamentaria Euro-Latinoamericana (Eurolat). Nos parece muy importante la asunción de la presidencia de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (CELAC) por parte de México y esperamos que mantenga lo que vino sosteniendo esa organización, como ya ocurrió cuando Bolivia, como presidente de la CELAC, habló en 2019 en nombre esta organización en defensa de la causa Malvinas en la reunión del Comité de Descolonización de las Naciones Unidas.

Argentina continuará reclamando por la soberanía de Malvinas en todos los organismos de política multilateral. Foto: Archivo DEF.
Argentina continuará reclamando por la soberanía de Malvinas en todos los organismos de política multilateral. Foto: Archivo DEF.

-En cuanto al respaldo internacional a la causa Malvinas, ¿se buscará reactivar el foro de países de la Zona de Paz y Cooperación del Atlántico Sur (Zopacas)?

-Hemos estado hablando con el canciller de Cabo Verde y con Brasil, que también está preocupado por la situación de la piratería en el Atlántico Sur. A raíz de un pedido de Brasil, estamos buscando recuperar este año el funcionamiento de la Zopacas, que incluye 21 países africanos y tres países sudamericanos. Para nosotros, es muy preocupante la militarización británica, ya que tenemos en la zona la base militar más importante al sur del paralelo 50, lo que va en contra de todos los acuerdos internacionales en los que participan los países de este foro. Esa presencia militar no tiene, para nosotros, ningún sentido, porque nuestro país ha dicho una y mil veces que el único camino que vamos a emprender para la recuperación de las islas es el del diálogo y la paz.

-Otro foro importante es el G77. ¿Cuáles serán los próximos pasos?
-Argentina planteará su reclamo en la próxima cumbre, que tendrá lugar en Kampala, la capital de Uganda. Este reclamo está muy vinculado al del archipiélago de Chagos, ocupado por el Reino Unido. La ONU había dado seis meses al Reino Unido para abandonar el archipiélago y restituir su soberanía a las islas Mauricio. La resolución de la Corte Internacional de Justicia por el caso Chagos plantea que los países están obligados a respetar las resoluciones de la Asamblea General. No puede haber una desigualdad tal que los países con derecho a veto en el Consejo de Seguridad se arroguen la prerrogativa de no respetar esas resoluciones. Nosotros creemos que esos resabios de colonialismo deben resolverse con la restitución en los casos de usurpación territorial.

-¿Podría ser el Brexit un factor positivo para instar a la contraparte británica al diálogo?
-Todavía es muy temprano en el proceso para poder dar definiciones, pero nosotros imaginamos que es posible que Europa esté en mejores condiciones de escuchar la necesidad de diálogo que reclama la Argentina. Si analizamos el caso de Chagos y vemos cómo votaron los países europeos en las resoluciones de Naciones Unidas, después del Brexit el único país que votó con el Reino Unido fue Hungría. El resto votó en contra o se abstuvo. Es decir, el Reino Unido no fue acompañado por sus históricos socios de la UE. La salida de Londres de la Unión también puede tener un impacto económico. 
Debemos plantearnos tres cuestiones. 
Primero, ¿qué pasará con aquellos productos que lleguen de los territorios de ultramar británicos? ¿Seguirán siendo considerados europeos? 
Segundo, observar cómo avanza la firma del acuerdo entre la UE y el Mercosur, teniendo en cuenta que más del 50 por ciento del producto bruto de las islas depende de Europa. 
Y el tercer tema son los acuerdos entre el Reino Unido y el Mercosur; se podría tomar como antecedente el caso de Gibraltar, donde el Reino Unido se ve obligado a mantener el diálogo bilateral con España luego del Brexit.

martes, 3 de marzo de 2020

Malvinas: Los primeros tres proyectos de ley ya preocupan en las islas

Por Natasha Niebieskikwiat - Clarin.com
Se creará un consejo especial, habrá un nuevo mapa del territorio nacional y marítimo, y se endurecerá el control pesquero.

Puerto Argentino, en las Islas Malvinas. Foto: Andrés D'Elía.

El domingo, durante su discurso de apertura del año legislativo, el presidente Alberto Fernández anunció tres nuevas medidas en lo referente al conflicto de soberanía con el Reino Unido sobre las islas del Atlántico Sur.

Anunció que enviará al congreso un proyecto de ley para la creación del Consejo Nacional de Asuntos Relativos a las Islas Malvinas, Georgias del Sur, Sandwich del Sur y Espacios Marítimos Correspondientes, que presidirá él mismo.

Otro proyecto de ley para la nueva demarcación del límite exterior de la plataforma continental argentina que fijó un organismo de Naciones Unidas, por lo que Argentina podrá tener a partir de entonces un nuevo mapa del territorio terrestre y marítimo.

Y por último, mandará a reformar el régimen Federal Pesquero para endurecer las sanciones a los buques que pescan en los espacios marítimos bajo jurisdicción argentina o en aguas donde la Argentina tiene soberanía sobre recursos vivos marinos, y que por lo tanto se consideran aquí extracciones ilegales.
Barcos pesqueros anclados en las costas de las Islas Malvinas, en York Bay cerca de Puerto Argentino. Foto: Andrés D'Elía.
Barcos pesqueros anclados en las costas de las Islas Malvinas, en York Bay cerca de Puerto Argentino. Foto: Andrés D'Elía.

Este lunes llegaron las primeras repercusiones en la prensa isleña: "Alberto Fernandez anunció la reedición de las políticas agresivas de los Kirchner hacia las Falklands", tituló la agencia Mercopress.

Entre tanto, la nueva política del Gobierno también estará presente en las conversaciones que mantendrá aquí este martes la vicecanciller del Reino Unido, Wendy Morton, con las autoridades de la Cancillería argentina. Morton, cuyo cargo es el de secretaria para Europa y las Américas del Ministerio de Asuntos Exteriores del Reino Unido, llegó al país tras participar en el traspaso de mando en Uruguay. Y su agenda aquí, en pleno proceso su país del Brexit (su separación de la Unión Europea) es mucho mayor que el conflicto. Conversará con el ministro de Producción Matías Kulfas, y con el vicecanciller Pablo Tettamanti. 

El nuevo límite exterior de la plataforma continental argentina, que, tras un fallo de la ONU, incorpora 1.700.000 metros cuadrados, 35 por ciento más que que la superficie actual. Foto: DyN
El nuevo límite exterior de la plataforma continental argentina, que, tras un fallo de la ONU, incorpora 1.700.000 metros cuadrados, 35 por ciento más que que la superficie actual. Foto: DyN
Con todo, las medidas anunciadas por el Presidente son el inicio de sus promesas al asumir el 10 de diciembre. Entonces, dijo que el conflicto de soberanía iba a ser una cuestión prioritaria en su agenda nacional. Primero elevó al rango de secretaría el Area de Malvinas, Antártida e Islas del Atlántico Sur, y puso en el cargo a Daniel Filmus, autor de los proyectos anunciados este domingo.

Una lectura de la futura normativa denota mayor dureza en la retórica respecto a la administración de Mauricio Macri -que mantuvo una política de diálogo con Londres, y de cooperación con los isleños.

Pero está lejos -por ahora- de la presión marítima, aérea, pesquera e hidrocarburifera que estableció el kirchnerismo contra el archipiélago entre 2003 y 2015. Años de máxima tensión con Londres.

Por cierto la reforma del régimen pesquero se ve a grandes rasgos como la más significativa dureza en función de que ya se suspendieron reuniones que había pactado el macrismo. En las islas dicen que hay unas cinco empresas pesqueras e hidrocarburíferas que tienen intereses en Malvinas como en el continente. Y que las multas van de 1 a 5 millones de dólares. "Nuestro hogar común tiene una herida sangrando en lo más profundo de nuestro sentimiento soberano: la usurpación de las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur", dijo Fernández en el Congreso.

En lo que hace a la funcionalidad del Consejo, se verá en el futuro. La Argentina ya experimentó numerosas iniciativas sobre Malvinas en tiempos de paz como de guerra. Lo interesante es que dicho organismo "contará con representantes de la oposición política, del mundo académico y jurídico, de la provincia de Tierra del Fuego y de los ex combatientes", dijo el presidente.

Tierra del Fuego mantuvo una crítica viva al gobierno de Macri porque la provincia siempre quiso ser incluida -y no lo fue- en las conversaciones con británicos e isleños. 

Según Filmus, el consejo "podrá elaborar políticas a mediano y largo plazo que garanticen que el reclamo convoque el apoyo de todas las naciones del mundo y se ponga fin al colonialismo".

Entre tanto, la adopción de la ley y la publicación de las coordenadas de la plataforma continental argentina, que terminará con la elaboración de nuevos mapas se corresponde a un largo proceso que empezó en abril de 2009, cuando la Argentina presentó su pedido de extensión de límites exterior de la plataforma continental ante un órgano técnico de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar.

La Argentina logró así en 2016 que le aceptaran la extensión en más de 1.782.000 km2 de plataforma continental más allá de las 200 millas marinas, hasta las 350.

Estas se sumarán a los mapas a los 4.799.000 km2 que ya están comprendidos entre las líneas de base y las 200 millas marinas. Ni a la Argentina ni al Reino Unido se les concede al momento plataforma continental ni las islas en disputa ni en la Antártida. 

jueves, 20 de febrero de 2020

El Gobierno quiere que Uruguay deje de recibir aviones militares del Reino Unido en sus aeropuertos


Por Natasha Niebieskikwiat - Clarín.com 

Conflicto de soberanía


Felipe Solá habló del tema con el futuro canciller uruguayo. Según el oficialismo hubo 13 vuelos militares británicos en Montevideo en 2019.

Argentina quiere que el próximo gobierno uruguayo no permita más que aviones militares del Reino Unido aterricen en sus aeropuertos en su ruta hacia y desde las Malvinas. Y quiere, además, estar en alerta por la relación de los orientales y británicos, que suelen realizar ferias y misiones comerciales en un lado y otro y en la que las islas son tratadas con una categoría similar a las de un estado y como Falkland Islands.

Aunque no se abordó esta cuestión como un tema de queja en medio de una agenda más grande en materia política, económica bilateral y regional, el conflicto de soberanía por las islas y el rol de los orientales sobrevoló incluso la visita de quien será el canciller de Luis Lacalle Pou, Ernesto Talvi. El futuro ministro fue recibido el martes último por el ministro Felipe Solá en el Palacio San Martín.

Un rato antes, el designado embajador ante Uruguay, Alberto Iribarne, decía en la Comisión de Acuerdos del Senado durante la presentación y debate legislativo sobre su pliegos que la cuestión Malvinas iba a ser uno de los ejes en su futura misión.

Y en ese tren reveló que hubo "13 vuelos militares desde Uruguay a las Islas Malvinas" en 2019, lo cual, aseguró "viola una suerte de acuerdo tácito" con los vecinos. Porque, remarcó, "la única posibilidad de abastecer aviones británicos en Uruguay era cuando se trataba de cuestiones de emergencia”.

Política a la uruguaya. El stand de Malvinas en Montevideo uruguay Montevideo uruguay stand de las Malvinas como Falklands exposicion de ganaderia y agroindustria en Montevideo

El también ex ministro de Justicia afirmó que además había que trabajar desde Argentina sobre las visitas mutuas de diputados uruguayos a las Malvinas, y de miembros de la Sociedad Rural de uno y otro lado, que según remarcó eran "ejemplos de que existe un lobby británico en favor de su presencia en las Malvinas".  

Por otro, lado, llamó la atención que a la reunión entre Solá y Talvi sumaran a Daniel Filmus, el nuevo secretario del Área Malvinas e islas del Atlántico Sur, quien con el vicecanciller, Pablo Tettamanti, y el propio Iribarne estuvieron conversando con Talvi de Malvinas. Fuentes consultadas por Clarín, recordaron que Talvi aún no está en funciones hasta el 1 de marzo cuando asuma Lacalle Pou. Y manifestaron que se le agradeció al futuro canciller el apoyo de Uruguay histórico en el reclamo de soberanía de las islas. Dijeron que se habló de cooperación conjunta en la Antártida y de profundizar el trabajo en las bases de la Argentina y la Artigas de Uruguay. "Sobre los otros temas quedamos en hablar más adelante", confiaron a este diario. Alberto Fernández dijo al asumir que la cuestión Malvinas será una prioridad de su agenda, pero no ha desenfundado las mismas "armas" del kirchnerismo entre 2003 y 2015.

A lo que se refería Iribarne en el Congreso es a los aviones de la Royal Air Force que desde la victoria británica en la guerra con Argentina de 1982, suelen cubrir la ruta entre las islas y el Reino Unido. Cuando había más tropas en la base de Mount Pleasant hacían más frecuencias. Por lo general hacían escala en la isla Ascensión, otra colonia británica ubicada frente a la costa de África. Y ante emergencias humanitarias o desperfectos técnicos de la aeronave, utilizan el aeropuerto de Carrasco y otras terminales de Brasil para aterrizar en la ruta a Europa. Trece aterrizajes en Carrasco en un año es más que uno por mes y muchos para emergencias.

Pero ocurrieron varias cosas en el último tiempo que explicarían esos aterrizajes. La pista de Ascensión entró en reformas y los vuelos no pudieron seguir aterrizando allí. De allí incluso la ansiedad de los isleños para que Argentina permitiera que un segundo vuelo comercial las uniera con el continente y así surgió el que semanalmente une San Pablo con Mount Pleasant y una vez al mes hace escala en la ciudad de Córdoba.  

Y por otro lado el gobierno de Mauricio Macri mantuvo una política de diálogo con Londres que relajó situaciones en favor de los isleños comparadas con la dureza del Kirchnerismo en el pasado. Igualmente, contrariamente a lo que se dice, el macrismo protestó contra la existencia de esos vuelos. E incluso reclamó por unos vuelos en Brasil cuando se detectaron aterrizajes similares.

La relación de Uruguay con las Malvinas es tan antigua como la de la Argentina. Incluso antes de la conformación de ambos estados. Y durante la administración de Buenos Aires, había barcos que iban y venían entre Montevideo y lo que era Stanley. Lo cierto es que hoy día, también muchos miembros de la sociedad rural y empresarios orientales van y vienen a las islas con temas comerciales y también los isleños. 

Una relación que también ampliaron los chilenos de la Patagonia, pero después de la guerra de 1982. Ellos administran el vuelo semanal de Latam de los sábados entre Punta Arenas y Chile.

En ese tren, Argentina siempre vio con molestia que los isleños montaran sus stand en distintas exposiciones en Montevideo con su propio stand como "Islas Falkland". El régimen de Augusto Pinochet apoyó a los británicos durante la guerra, pero en la actualidad todos los países del Mercosur apoyan el reclamo de soberanía. Con todo, durante el bloqueo que el kirchnerismo le aplicó a las islas entre 2003 y 2015, los barcos que precisaban de sus puertos fueron recibidos igual pero camuflados.

El hermano Uruguay históricamente ha sido socio de los piratas, ademas de un "paraíso  económico", así como los hermanos chilenos...
Los charruas dicen que los aceptan por urgencias sanitarias...jajaja

domingo, 2 de febrero de 2020

El Brexit no cambiará el estatus de Malvinas pero puede afectar su economía

Por Natasha Niebieskikwiat  (Clarin.com) - El 90% de las exportaciones de pescado -su producción principal- y un tercio de las de carne de las islas van a la Unión Europea. Dudas y temor sobre un eventual regreso de los aranceles.
Pingüinos King y ovejas en Volunteer Point, al norte de la capital de las islas. /AFP

El Reino Unido garantizó a sus territorios de ultramar que su estatus jurídico no cambiará con su salida de la Unión Europea. Para el caso de las Malvinas​, ello se traduce por ejemplo en que defenderán el deseo de los isleños de seguir siendo británicos para enfrentar el reclamo de soberanía de la Argentina.

"Queremos asegurarles, y que no quede duda alguna al respecto, que el Reino Unido está totalmente comprometido con la seguridad y la prosperidad de cada uno de los TU británicos", dijo al Penguin News Lord Ahmad, de Wimbledon, ministro del Commonwealth, Naciones Unidas y Asia del Sur.

Pero la carta de intenciones de Londres a sus llamados "Overseas Territories" de que los incluirán igualitariamente en los futuros acuerdos de comercio que se firmen con la UE y el resto del mundo sigue generando una sombra de incertidumbre sobre las viejas colonias.

En lo que hace a la fragilidad que sienten en Malvinas desde que el Brexit ​se fue convirtiendo en realidad, están las palabras de Richard Hyslop, el representante de las islas en el Reino Unido -sucesor de la histórica Suckey Cameron. Hyslop reconoció recientemente a The Express que el Brexit tuvo consecuencias para los isleños y mostraba "cuán dependientes" eran de un único sector económico, la pesca, de la que provienen la mayor parte de sus ingresos.

El futuro económico es hoy una de las mayores preocupaciones en las Malvinas pos Brexit -cuando no la mayor- ya que hasta ahora se rigen por la llamada Decisión de Asociación de Ultramar con la Unión Europea, que les permite acceso al mercado comunitario, libre de aranceles y cuotas. Afuera del mercado, "volverán los aranceles", reconoció Hyslop.

Un 90% de la pesca y un tercio de la carne isleñas se destina a la Unión Europea. Son 40.000 toneladas de pescado que se exportan desde Malvinas a la UE, por 139 millones de libras: un 40% del PBI isleño. Hay por cierto unos 25 buques de Vigo en las Malvinas y otros 19 con bandera propia. Un tercio del calamar importado por España a través de Vigo llega desde las Malvinas.

El llamado Estado de la Economía de las Islas Falkland de 2017, estimó un ingreso promedio por habitante, de U$S100.725 en el año 2015, el último registro disponible. Pero son cifras más o menos estables que los coloca entre los habitantes más ricos del mundo. Lo que ingresa se reparte entre pocos para salud y educación. 

La desaparición del mercado de la UE podría modificar este escenario, afirman. Un 16% menos en pesca, 30% menos en agricultura. Señalan incluso que habrá impactos medioambientales por la pérdida de más de unos 7 millones de dólares en garantías y programas de mantenimiento que pondrían en riesgo la vida de hasta un millón de pingüinos. Londres promete compensarlos. 

Hyslop puso sus esperanzas en el Turismo. En el vuelo semanal San Pablo- Mount Pleasant, con escala mensual en la ciudad de Córdoba. Pero este vuelo será revisado por la administración de Alberto Fernández como todo lo firmado por Mauricio Macri y Londres en 2016.

Este viernes el embajador británico Mark Kent dijo que el Brexit abría con Argentina oportunidades de comercio. "Queremos ver más empresas argentinas invirtiendo en Reino Unido y seguramente más firmas británicas en la Argentina." Pero aclaró que si bien no habría cambios en la cuestión de soberanía, podría sí haber otros en las relaciones comerciales.

El secretario de Malvinas de la Cancillería, Daniel Filmus, ha entre tanto dicho que tarde o temprano el Reino Unido restablecerá negociaciones con la Argentina- "No hay lugar para un sistema colonial en el siglo XXI " señaló el sitio Descassified UK, aunque ello es lejos el deseo de Londres y las islas. El sitio recordaba cifras de la Defensa británica: en el año 2018-2019 dispuso 22,3 millones de libras en la base de Mount Pleasant, "mucho más" que otras de sus bases exteriores. En la isla Ascensión -frente a las costas de Africa- por ejemplo puso 5.5 millones de libras. Ello demuestra el interés estratégico en unas islas que son la puerta a la Antártida. 

viernes, 3 de enero de 2020

Malvinas: Argentina reafirmó su soberanía y se dirigió al Reino Unido

(MDZ) - A través de un comunicado de prensa titulado "Cuestión Malvinas: la Argentina reafirma una vez más su soberanía", la Cancillería que encabeza Felipe Solá reafirmó la soberanía argentina sobre las islas y pidió reanudar las negociaciones con el Reino Unido, a 187 años de la ocupación ilegal.

El gobierno argentino reafirmó los "imprescriptibles derechos de soberanía" sobre las Islas Malvinas y volvió a reclamar "reanudar el proceso negociador bilateral" con el Reino Unido, al cumplirse hoy 187 años de la ocupación ilegal por parte de ese país en el archipiélago.

Así lo afirmó la Cancillería, que encabeza Felipe Solá, a través de un comunicado de prensa difundido esta mañana, con el título "Cuestión Malvinas: la Argentina reafirma una vez más su soberanía".

"El 3 de enero de 1833, las Islas Malvinas, parte integrante del territorio nacional argentino, fueron ilegalmente ocupadas por fuerzas británicas que desalojaron a la población y a las autoridades argentinas allí establecidas legítimamente", se recuerda en el comienzo del texto.

Desde entonces, Argentina "mantuvo ininterrumpidamente, durante los 187 años en los que se sostiene la usurpación, el firme reclamo de ejercer su soberanía efectiva sobre los archipiélagos y los espacios marítimos del Atlántico Sur ocupados hasta hoy por el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte". 

También se recuerda que el país rechazó "ininterrumpidamente las actividades unilaterales de exploración y explotación de recursos naturales renovables y no renovables en espacios marítimos argentinos ilegalmente ocupados" y cuestionó "la continuada presencia militar británica en el Atlántico Sur", al señalar que ambas situaciones "violan resoluciones de Naciones Unidas y suscitaron expresiones de preocupación y rechazo de la comunidad internacional".

"La República Argentina reafirma una vez más los imprescriptibles derechos de soberanía que posee sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes y que son parte integrante de su territorio nacional", destaca el parte de prensa y señala que ese reclamo "constituye un objetivo permanente e irrenunciable del pueblo argentino", tal como lo afirma la Constitución Nacional.

Tras recordar las resoluciones de las Naciones Unidas que instan a reanudar las negociaciones bilaterales y las declaraciones de foros multilaterales que se suman al pedido, la Cancillería destaca las palabras del presidente Alberto Fernández en el marco de su discurso de asunción frente a la Asamblea Legislativa.

A 187 años de la ocupación ilegal por parte del Reino Unido, Argentina ratifica su legítima e imprescriptible soberanía sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur, Sándwich del Sur y los espacios marítimos circundantes. 

En el Siglo XXI no hay más lugar para el colonialismo. Tras cuatro años de concesiones diplomáticas que significaron un retroceso claro en nuestro histórico reclamo de soberanía, la Cuestión Malvinas vuelve a ser una prioridad para la política exterior argentina.

"No hay más lugar para colonialismos en el Siglo XXI", dijo el mandatario en ese discurso y planteó que "para la democracia argentina no existe otro camino que el de la diplomacia y la paz para hacer valer su demanda".

Por último, se destaca que "a poco tiempo de rememorar el bicentenario del primer izamiento de la bandera Nacional en las Islas Malvinas ocurrido el 6 de noviembre de 1820", Argentina reitera "su predisposición a retomar las negociaciones con el Reino Unido con el mismo espíritu constructivo que animó a ambos países por casi dos décadas, luego de 1966, y que los llevó a conversar sobre diversas fórmulas de solución".

Finalmente, se reitera el "permanente y la sincera disposición a reanudar el proceso negociador bilateral con el Reino Unido, tal como lo reclama la comunidad internacional, para hallar una solución pacífica y definitiva a la disputa de soberanía".

jueves, 26 de diciembre de 2019

Reflotan la secretaría de Malvinas para revisar los acuerdos con Gran Bretaña y profundizar el reclamo de soberanía

Daniel Filmus estará a cargo de la Secretaría de Malvinas (Christian Heit)Por Martín Dinatale - Infobae.com - mdinatale@infobae.com
Estará presidida por Daniel Filmus, dependerá de la Cancillería y es el paso previo a la formación de un Consejo Nacional para evaluar políticas a largo plazo sobre las Islas del Atlántico Sur que integrarán opositores, ex combatientes, académicos y el gobernador de Tierra del Fuego

Daniel Filmus estará a cargo de la Secretaría de Malvinas (Christian Heit)

En una nueva estrategia tendiente a reforzar el reclamo de soberanía de la Argentina sobre las islas Malvinas y revisar gran parte de la política exterior que armó Mauricio Macri en torno a este complejo tema geopolítico, el Gobierno dictará en las próximas horas un decreto para crear la Secretaría de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur que estará dirigida por Daniel Filmus.

Según consignaron a Infobae en la Casa Rosada, la idea de Alberto Fernández es darle mayor jerarquía política a este espacio ya que durante el macrismo funcionó una subsecretaría de Malvinas y no tuvo tanto peso desde lo político. Ahora no sólo se firmará este decreto con la Secretaría a cargo de Daniel Filmus que dependerá del canciller Felipe Solá y que abarcará temas de la Antártida y el Atlántico Sur.

El Presidente también avanzará con otro decreto para la creación de un Consejo Nacional de políticas para las Malvinas que estará integrado por referentes de la oposición, ex combatientes, un referente de Tierra del Fuego, académicos y funcionarios del Poder Ejecutivo para fijar políticas a largo plazo en esta materia.

La idea del Gobierno para la secretaría que presidirá Filmus es revisar la política sobre Malvinas que ejecutó la administración de Mauricio Macri. Se seguirá manteniendo el “paraguas” de debate de la soberanía para avanzar en el diálogo con Gran Bretaña. Pero se revisará todo aquello que para Alberto Fernández sea un freno en el reclamo de soberanía.

El Gobierno quiere crear un Consejo Nacional para fijar políticas de Estado a largo plazo sobre las islas Malvinas, la Antártida y el Atlántico Sur
Durante el gobierno de Cristina Kirchner existía la Secretaría de Malvinas que también presidía Filmus. Aunque ahora se le quiere dar a ese mismo organismo mayor amplitud temática al incluir temas del Atlántico Sur y la Antártida. Así, por ejemplo, se le dará un mayor énfasis al desarrollo de un polo logístico en Tierra del Fuego para potenciar el turismo en Antártida que lleva a unas 60.000 personas por año.

En paralelo a esta secretaría que presidirá Filmus, el Gobierno avanza en un decreto para la creación del Consejo Nacional de políticas para Malvinas. Se trata de una instancia estatal similar a la que funcionó en Chile para analizar el conflicto con Bolivia por el reclamo de ese país en su salida al mar. Así, este organismo fijará políticas de Estado a largo plazo para el caso Malvinas consensuadas con la oposición, el mundo académico y el gobierno de Tierra del Fuego.

Algo de esto había adelantado el presidente Fernández en su discurso inaugural de gestión en el Congreso cuando dijo: “No hay más lugar para el colonialismo en el siglo XXI”. Y añadió de inmediato que "para esta tarea no alcanza el mandato de un gobierno, sino una política de Estado de mediano y largo plazo”. Allí convocó a un Congreso donde tengan participación todas las fuerzas políticas para “defender nuestros derechos soberanos sobre las Islas Malvinas, la plataforma continental, la Antártida Argentina y los recursos naturales que estas extensiones poseen porque pertenecen a todos los argentinos”, dijo el Presidente.

miércoles, 27 de noviembre de 2019

El peligro que permanece activo desde la Guerra en Islas Malvinas: se estima que quedan más de 15 mil minas enterradas

Por Joaquín Cavanna - jcavanna@infobae.com 
Las fuerzas militares argentinas habrían instalado 25.000 artefactos en diferentes puntos estratégicos de la Isla Soledad. Un grupo de expertos de Zimbabwe realiza la difícil tarea de remover los explosivos
Las áreas de exploración están cercadas con alambres y carteles
Las áreas de exploración están cercadas con alambres y carteles

(Enviado Especial) Hasta 1982 la playa de Bahía de los Gitanos era la más popular de las Islas Malvinas. Su cercanía a la ciudad de Puerto Argentino, su arena blanca y su mar turquesa permitían que, durante algunos días del verano, el puñado de miles de habitantes pudieran acudir a su costa para el descanso o actividades recreativas.

Sin embargo, desde hace 37 años, esa misma zona se encuentra practicamente vacía. Sus únicos habitantes son pingüinos. Es que desde hace ya casi cuatro décadas, las arenas blancas todavía esconden debajo numerosas minas explosivas, que fueron plantadas por los militares argentinos y que hoy esperan ser desactivadas.

Los restos de la guerra de 1982 están esparcidos en diferentes rincones de la Isla Soledad en las Malvinas.

En un tramo de una ruta cercana a Puerto Soledad todavía yacen los restos de dos helicópteros argentinos derribados por las fuerzas británicas. En la zona de Monte Longdon, aún hay decenas de trincheras, precarias, construidas en su momento por los soldados argentinos. Algunas de ellas, todavía cuentan con las lonas utilizadas para la protección del viento.

Junto al proceso de identificación de ADN de los hasta ahora “Soldados sólo conocidos por Dios” en el cementerio de Darwin, el proceso de detección y destrucción de las minas son los únicos eslabones específicos todavía activos del proceso bélico.
Una de las áreas de exclusión, habitada exclusivamente por pingüinos
Una de las áreas de exclusión, habitada exclusivamente por pingüinos

Se estima que los militares argentinos enterraron un total de 25.000 minas en diferentes puntos de la Isla Soledad. A lo largo de las últimas dos décadas, se detectaron 122 áreas de exploración donde podrían hallarse nuevos explosivos. Del proceso inicial, comenzado en 2009, sólo quedan entre 11 y 12 áreas por estudiar.

Una de ellas, precisamente es la de la playa de Bahía de los Gitanos. Su belleza natural permite sólo una apreciación a cientos de metros de la arena y el mar. Todo el predio está cercado por alambres y carteles de “Peligro, explosivos”. De hecho, los expertos en ambientalismo permitieron que los pingüinos se quedaran en el lugar, ya que no poseen el peso suficiente como para activar cualquiera de los explosivos al pisarlos encima.

El Gobierno británico ya invirtió cerca de diez millones de libras en todo el proceso de desactivación de minas en las Islas Malvinas. En un principio, se discriminaron 20.000 minas anti-persona y unas 5.000 minas anti-vehículos.
Hasta 1982, la playa de Gipsy Cove era la más popular de la Isla Soledad. Después de la guerra, quedó aislada al público, debido a la posible presencia de minas antipersonas debajo de la arena
Hasta 1982, la playa de Gipsy Cove era la más popular de la Isla Soledad. Después de la guerra, quedó aislada al público, debido a la posible presencia de minas antipersonas debajo de la arena

Al igual que con la identificación de los soldados NN, el proceso de desactivación de las minas responde a un trabajo conjunto entre las fuerzas militares británicas y las argentinas. De acuerdo a los testimonios de ex combatientes y a documentación hallada en cuarteles argentinos una vez terminada la guerra, los investigadores pudieron determinar la localización del 50% de las minas. El resto debía ser estudiado minuciosamente.

Hasta el momento se hallaron modelos de minas SB-81 antitanques (italiana), SB-33 anti-personales, C-3-B anti-persona y P4B, antitanques (españolas), M1 (estadounidenses) y Minas Nº 4 y Nº 6 (israelíes).

Según los investigadores, las minas argentinas están instaladas mediante diferentes tendidos de cuerdas de ocho minas cada uno y con un espaciado irregular entre cada explosivo. Los diferentes tendidos fueron instalados paralelamente, por lo que en cada zona se puede llegar a determinar un denominado “panel” de explosivos. De hecho, en algunas zonas se han llegado a hallar numerosos “paneles”.

De acuerdo al terreno de búsqueda, los métodos de excavación son diferentes. Mientras la creencia popular permite pensar que sólo con el uso de perros entrenados y máquinas se podría resolver el asunto, la realidad es que se requiere de la labor humana para tomar las decisiones correctas en cada ocasión.

En la mayoría de las situaciones, se apela a una excavación con máquinas y a un análisis profundo posterior, hecho a pie y por seres humanos. La mayoría de los explosivos cuentan con cantidades mínimas de metal y su hallazgo se puede dar solamente con detectores ubicados a centímetros de la mina.

Hasta el momento, se hallaron explosivos ubicados a 20 cm de la superficie, mientras que hay otros que se creen que están varios metros por debajo de la tierra.

Como es de esperar, los explosivos más difíciles de encontrar son aquellos que se encuentran enterrados de un modo aislado y sin responder a un patrón de instalación específico. Para su hallazgo se requiere de técnicas especiales que suelen ser lentas y pueden verse afectadas por diversos factores externos, como la hostilidad del clima de la zona.
Vista aérea de los trazos de rastreo y extracción de minas realizados por los especialistas
Vista aérea de los trazos de rastreo y extracción de minas realizados por los especialistas
Las playas, precisamente, son los puntos de mayor dificultad para los hallazgos de las minas. El violento e insoportable viento genera producción de dunas en diferentes zonas. La ubicación de las mismas es cambiante, con lo cual es más complicado poder despejar áreas. En algunas cosas, la acumulación de arena sobre un mismo punto fue tal que se llegaron a encontrar minas enterradas a entre 6 y 10 metros de profundidad.

Asimismo, una vez que los explosivos son encontrados, hay dos métodos diferentes para su eliminación. En algunos casos se los quema. En otros, se lleva las minas a una zona aislada para ser detonadas.

Las autoridades británicas destacaron el profesionalismo de la instalación de las minas argentinas. De acuerdo a los registros analizados, se identificó cómo los militares argentinos planificaban desmantelar cada terreno minado una vez finalizada la guerra.
Estos son los diferentes modelos de las minas que se encuentran bajo la tierra de Malvinas
Estos son los diferentes modelos de las minas que se encuentran bajo la tierra de Malvinas
Así, según los últimos registros de estudio y eliminación, hasta mediados de 2017 se habían destruido 7.441 minas antipersona y 1.209 minas antitanques.

Todo el proyecto de desactivación de las minas explosivas en las Islas Malvinas fue comandado por el Destacamento de Servicio Conjunto de Desactivación de Artefactos Explosivos de las Fuerzas Militares de Reino Unido y llevado a cabo por diversas empresas privadas del mismo país.

Sin embargo aquellos que deben detectar, excavar y retirar los explosivos no son británicos, sino ciudadanos de Zimbabwe, África. Según se explicó a Infobae desde las autoridades de las Islas Malvinas, quienes llevan a cabo las tareas son los especialistas más experimentados del mundo en hallazgo y desactivación de minas explosivas.
Una imagen de los especialistas en extracción de minas zimbabwenses, expuesta en el Museo Histórico de las Islas Malvinas
Una imagen de los especialistas en extracción de minas zimbabwenses, expuesta en el Museo Histórico de las Islas Malvinas

Los representantes de las Islas especificaron que los poco más de cien zimbabwenses presentes en las Malvinas participaron en la destrucción de casi un millón de minas explosivas en la frontera de su país con Mozambique, producto de la guerra civil entre los años 1976 y 1979.

Las autoridades de Malvinas prohibieron a los medios sacar fotos o entrevistar a los especialistas de explosivos de Zimbabwe mientras ello se encontraban en plenas tareas de trabajo.

Así y todo, Infobae acudió a una de los hogares comunitarios donde residen decenas de operarios. Es una especie de hostel, que cuenta con un gran salón delantero, con mesas de pool, una barra de bar y música fuerte en su parte delantera, sobre la calle John Street, justo detrás de la Catedral principal de Puerto Argentino. Un operario mantuvo un diálogo breve con este medio y aclaró que no podía hacer declaraciones sin la autorización de un directivo de la empresa. La entrevista nunca pudo llevarse a cabo.

Los operarios de Zimbabwe advirtieron sentirse muy cómodos con el sueldo recibido. Sin embargo, algunos vecinos extranjeros de Malvinas indicaron que su salario es menor que el de la media del resto de los residentes.

En un principio, el objetivo de las autoridades es finalizar con los trabajos de destrucción de las minas explosivas para 2022. Una vez recuperados los terrenos, especialmente las playas, se decidirá si se habilita el retorno de los residentes y turistas o si se preserva el hábitat natural para las especies animales.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...