Mostrando entradas con la etiqueta Opinión. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Opinión. Mostrar todas las entradas

lunes, 11 de noviembre de 2019

Defensa: balance con déficits y pérdidas

Por José Manuel Ugarte - Clarin.com
Resulta innegable que el actual gobierno no recibió una Defensa en buena condiciones. Peor también, que al fin de la actual gestión la situación ha empeorado claramente.
Ejercicio de tropas en Campo de Mayo. Foto: EFE/ Enrique García Medina

Décadas de bajo presupuesto y sobre todo de inadecuada distribución de aquél –presupuesto del 1% del PBI o menor, 80% o más personal, 15 al 17 % funcionamiento, 1 a 5%- equipamiento, imperantes desde 1991- habían ocasionado graves efectos en materia de obsolescencia del equipamiento y limitaciones en el adiestramiento del personal.

Circunstancias a las que se agregaba una estructura deformada, con una desproporcionada cantidad de oficiales de grados altos que incrementa el gasto en personal -incluyendo pasividades- generándose unidades incompletas, y excesivas estructuras burocráticas, todo ello ocasionado por la falta de reestructuración tras las reducciones presupuestarias. También es innegable que al fin de la actual gestión, la situación ha empeorado claramente.

Desde principios de 2016 el país carece virtualmente de aviación de combate, con tres viejos aviones A-4AR por tal concepto. En cambio se compraron a Estados Unidos 12 aviones de entrenamiento anunciados como Beechraft T-6+ Texan II, presuntamente para la lucha contra el narcotráfico. No obstante, se adquirió la versión desarmada T-6, con lo que no pueden cumplir tal función. Buenos aviones de entrenamiento, su adquisición no aparecía como necesaria contándose con los entrenadores básicos Grob G-120, Tecnam P2002J, Emb 312 Tucano, y avanzados IA-63 Pampa.

La carencia de aviación de combate durante todo el período colocó en situación de extrema vulnerabilidad al país.

Como solución, se habría optado tras casi cuatro años por adquirir 12 aviones livianos de combate coreanos FA-50, derivados del avión de adiestramiento avanzado T-50. Sus prestaciones son sustancialmente inferiores a las de los aviones de combate de cuarta generación con que cuentan Chile, Perú y Brasil (con el F-39 Gripen E) . Esta compra implicaría realizar un importante gasto –más de 500 millones de dólares- sin lograr una razonable capacidad de intercepción y combate.

La catástrofe del ARA San Juan debió haber provocado una reacción contra la situación descripta. Lo cierto es que nada concreto se ha hecho en materia de reestructuración. En cambio, las reducciones presupuestarias de 2018 y 2019, impactando sobre los fondos para adiestramiento, han agravado la situación.

Mientras el país carece de submarinos en condiciones de operar, situación en la que se halla parte de los buques de la Armada, habiéndose suspendido la modernización a realizarse con intervención de INVAP de diversos buques, fue dispuesta la adquisición a Francia de 4 patrulleros Gowind OPV-90 por 319 millones de euros, incluyendo tres buques nuevos y uno usado. Éste, “L’Adroit”, tras ocho años de navegación en inútil búsqueda de comprador, rechazado por la Armada francesa y por diversos países, logró ser comprado por Argentina. Se trata de buques que por sus características son sólo aptos para función de policía naval. 

Tal compra se realizó pese a haberse celebrado en marzo de 2016 un convenio entre Astillero Río Santiago y la Armada Argentina para la construcción del OPV Fassmer cuyos planos habían sido adquirido anteriormente –que Chile construyó en el Astillero ASMAR-. En definitiva, el país tiene buques con varias décadas y ninguna modernización y parte de ellos sin condiciones para navegar, pero compra onerosos buques patrulleros con capacidades que se superponen con otros medios del Estado. Si se concreta la compra del FA-50, se habrá alcanzado el milagro de gastar mil millones de dólares, sin salir de la indefensión… 

Durante la actual gestión, se suspendió la modernización del TAM contratada anteriormente con Elbit Systems –se llegó a modernizar un tanque- con lo que el principal blindado argentino, continuará con sus sistemas de los 80s y careciendo de la esencial capacidad de combate nocturno.

En definitiva, plataformas con 30, 40 y 50 años sin modernización, malas condiciones de mantenimiento, múltiples sistemas de armas inoperables, compras redundantes o poco útiles, unidades incompletas, estructuras con deformaciones derivadas del excesivo número de personal de grados altos, aviación de combate y fuerza submarina inexistentes. Sólo puede colocarse en el haber el esfuerzo casi anónimo de quienes luchando con la escasez de medios y recursos procuran pese a todo entrenarse lo mejor posible, permitiendo la esperanza.

Frente a la virtual situación de indefensión, la próxima gestión tiene el enorme desafío y la oportunidad de realizar la postergada –desde 1985- reestructuración y modernización de las Fuerzas Armadas, restableciendo adecuadas proporciones entre los grados militares, obteniendo las unidades completas necesarias, suprimiendo estructuras burocráticas, obteniendo que el gasto militar incluya adecuadas proporciones para funcionamiento y equipamiento, y reequipando a las Fuerzas Armadas. Se requiere no sólo dinero –parte puede obtenerse por reestructuración- sino idoneidad y voluntad política, pero es posible y necesario, si se quieren preservar la integridad territorial y los recursos naturales del país.

*José Manuel Ugarte es Doctor en Derecho y profesor de la UBA. Corredactor de las Leyes de Defensa Nacional y de Seguridad Interior.

Se olvido que la Argentina esta semiquebrada y con astilleros politizados...

lunes, 2 de septiembre de 2019

Diego Guelar: “También en China se está observando con atención lo que pasa en la Argentina”


Por Natasha Niebieskikwiat - Clarin.com


Una larga historia. “Los bandazos nos hicieron mucho daño en términos de credibilidad externa.Gobierno y oposición tienen una gran responsabilidad“, comenta el embajador Diego Guelar. 
JUANO TESONE

¿Por qué, teniendo en el Banco Central reservas del swap chino (intercambio de monedas), el Gobierno no hace uso de ellas?

-Sí lo usa, porque lo computa como reservas, que es uno de sus usos. Cuando uno habla de “reservas argentinas”,el swap chino está ahí. Su segundo uso puede ser para pagar compromisos en renminbi (la moneda china conocida como yuan), se puede usar sin pasar por el dólar. ¿Cuál es el problema? El exportador argentino quiere cobrar dólares y no renminbis, porque este después no se puede convertir. El manejo de conversión internacional está regulado por el dólar. Al sector privado no le sirve el renminbi porque no lo puede convertir en dólar. Si bien es moneda de reserva, no tiene libre convertibilidad. En China te sirve para ese intercambio. Pero fuera de China tenés problemas de conversión a dólar para pagar en renminbis. Por eso no se utiliza. Pero los renminbis forman parte y se computan.

¿Queda pendiente algún swap por hacer?

-Hasta ahora se han cumplido los dos. El primero por un equivalente a 10.000 millones de dólares, fue negociado en 2014 y el segundo se firmó en diciembre pasado durante la visita de Estado que hizo a la Argentina el presidente Xi Jinping. Fue por un equivalente a US$ 8.500 millones. Tenemos un swap por 18.500 millones de dólares.

¿Qué observación hacen en Beijing sobre la crisis argentina?

-No hay ningún elemento que demuestre preocupación, sino que hay todas señales de apoyo a la Argentina en forma estable. Es cierto que el impacto en el mercado tan vapuleado refleja la extrema desconfianza de los inversores. Por supuesto que hoy en todo el mundo, incluyendo China están observando lo que pasa en Argentina. Pero creo que un componente muy importante en esa observación es la “civilidad” que se demuestre en la transición de aquí al 10 de diciembre.

Los chinos afianzaron la relación con Argentina bajo el kirchnerismo y la continuaron con el macrismo. ¿La vuelta de un gobierno K no les representaría riesgos?

-Cualquier país que actúe en la Argentina, por inversiones o créditos, hoy está observando con mucha atención el comportamiento tanto del oficialismo como de la oposición. Lo que ocurra en la Argentina de aquí a diciembre reside en un elemento muy importante: el comportamiento argentino -que insisto, es de oficialismo, oposición y sociedad civil- en virtud de la crisis que hay. Los bandazos en Argentina nos hicieron mucho daño en términos de credibilidad externa y por lo tanto, hoy yo creo que el Gobierno tiene una gran responsabilidad al ser candidato también, y la oposición obviamente, tiene esta misma responsabilidad y el mismo cuidado, por aspirar a tener el poder el 10 de diciembre.

En estos casi cuatro años como embajador en China, ¿qué mirada de la Argentina tiene?

-Creo que me permiten una mirada diferente porque hay un mundo diferente. El mundo del siglo XXI es un mundo caracterizado por la aparición de China, que es una super potencia emergente que no plantea una hegemonía militar. Y que ha logrado ser el principal socio comercial de 130 países en el mundo, empezando con su asociación con los Estados Unidos. China y Estados Unidos tienen la asociación más importante construida en la historia entre dos países. Entonces, acá no se da la historia de Tucídides, es decir, el criterio de la superpotencia emergente que en función de su conflicto con la potencia existente terminan una confrontación. Si esa fuese la historia, se terminó el mundo. Estos son dos socios que están negociando las condiciones de la globalización del siglo XXI. Y en eso aparece Argentina.

¿En qué sentido?

-Tiene una gran posibilidad, porque nos permite sumar a las sociedades tradicionales que teníamos con nuestros propios vecinos, con Europa y con Estados Unidos, un socio complementario. Y el esquema de la Argentina, con una sólida relación con Europa, con Estados Unidos y con China al mismo tiempo, es todo un esquema nuevo para la Argentina, nos abre muchas posibilidades, nos permite consolidar un proceso que venía deteriorándose, que era el Mercosur.

Pero no aprovecha esas oportunidades. ¿Qué lugar dice que le queda a la Argentina?

-Argentina tiene un solo enemigo, que somos nosotros mismos. Con la ubicación estratégica que tenemos, que es excepcional, con el Atlántico Sur, nuestro rol es muy importante para el mundo, que está agobiado por problemas medioambientales, de suministro de alimentos, etc. Pero tenemos, ya, que resolver los problemas de estabilidad que tenemos para poder crecer. Argentina podría producir cinco veces más que lo que produce, y venderlo automáticamente. Y ni siquiera estoy hablando de una Argentina que se especialice en la alta tecnología, sino en una Argentina que explota racionalmente su producción primaria. Empezando por la minería, lo agropecuario, el mar y el gas y el petróleo. Es decir, con la estructura productiva primaria, con extracción, la mínima elaboración necesaria para llevarlo al puerto y mandarlo a destino, la Argentina sería un país rico, en el sentido de país rico con gente rica, con bienestar, porque esa es la verdadera riqueza. Y eso no lo hemos logrado.

Pero Argentina no ha salido de ese esquema de vendedor de productos primarios…

-A nosotros nos vienen a comprar. La Argentina no vende nada. No existe la Argentina vendedora. Existe gente que viene del mundo a comprarnos a nosotros. No nosotros vendiéndonos.

Estados Unidos ha planteado sus problemas con la presencia de China con América Latina. En Argentina, por su base en Neuquén, inversiones en defensa, puertos, logística. ¿Qué piensa?

-El presidente Macri ha sido muy claro en esto. El ha desarrollado una inserción multipolar. Reconoce la amistad y la asociación que tenemos con Estados Unidos, desarrolló el vínculo europeo, y eso lo vemos con el acuerdo de libre comercio del Mercosur con Europa. Y además, ha lanzado y buscado volver a agregar valor en nuestra propuesta de integración regional con China, sin plantear esto en términos de Guerra Fría. Que haya inversiones chinas en la Argentina no es una opción ni política, ni ideológica, ni geo estratégica. Es utilizar las opciones que el mundo plantea y que todos los países están usando.

Claro, pero el planteo en Argentina sí lo hizo Estados Unidos.

- Pero esto es una decisión nuestra. El presidente Macri ha sido muy claro en reafirmar nuestra relación de amistad y de asociación con Estados Unidos, sin caer en un sistema que creo que sería muy negativo para el mundo. Lo mismo le ocurre a nuestros vecinos. ¿Quién podría dudar de la estrecha relación que tienen Chile o Brasil con los Estados Unidos? Pero el más grande negocio internacional que tienen Chile y Brasil es con China. Brasil tiene superávit. Nosotros tenemos déficit, porque vendemos poco. Este es nuestro problema. No porque compremos mucho de China. Sino porque vendemos poco. Nuestros problemas, insisto, somos nosotros mismos. Nuestro gran dilema es la construcción de una reconciliación entre los argentinos que nos permita, sencillamente, levantarnos a la mañana, trabajar, y acumular valor y poder disfrutar, en términos de mercado interno, y poder vender, porque tenemos mucha más capacidad de producir, que de consumir, y por lo tanto eso se transformaría en un ingreso que indudablemente permitiría cumplir con nuestras obligaciones internacionales y dar bienestar a nuestra gente.

¿Y qué piensa de las protestas contra la base china en Neuquén?

-Ese observatorio es ideal para observar el espacio lejano. Los chilenos tienen como 25 observatorios del espacio lejano, con distintas organizaciones, países, institutos. Nosotros tenemos dos. Uno en Mendoza, con la Unión Europea. Y este que tenemos en Neuquén con China. Yo personalmente creo que tendríamos que tener 20 más.

¿Pero qué gana Argentina con esa base en territorio nacional?

-Cada una de esas bases vale aproximadamente 50 millones de dólares, en términos de infraestructura. Ellos la construyeron y nos dan la posibilidad de participar en la observación y en el desarrollo del plan espacial que la Argentina tiene. Un dato muy importante es que todo el mundo está observando el espacio lejano. Es un espacio de paz. No hay gato encerrado, no hay clausulas secretas. No hay peligro militar en la utilización de este observatorio. No es un observatorio de guerra.

¿Qué está buscando el gobierno chino en materia militar? Viene el ministro de Defensa y viajó a Beijing la viceministra argentina

-Hay varios temas muy importantes, como la complementación. Nosotros tenemos una empresa estatal de producción de aviones (se refiere a FAdeA). Hay interés en China en desarrollar tanto helicópteros como aviones de entrenamiento en común. Están dispuestos a hacerlo. Creo que ese es un tema muy importante para dar un ejemplo de un hecho de desarrollo tecnológico en conjunto, que yo creo que no hay ningún tipo de obstáculo para hacerlo. Pero no se ha cerrado nada.

¿Lo ve a Macri?

-Sí, tengo comunicación permanente con el presidente.

¿Y cómo lo ve?

-Lo veo bien. Tranquilo. Lo veo con todo un proceso de maduración a la luz de la experiencia de lo que ha vivido, muy consciente de los errores que se cometieron. Él es muy autocrítico respecto del propio accionar del Gobierno. Y lo veo con mucha fe en términos de lo que la Argentina puede hacer en el futuro.

Usted ha sido uno de los políticos que ha tenido problemas con Marcos Peña.

Yo he debatido muchísimo con Marcos. Yo creo que Marcos es un joven brillante, que tiene ideas muy claras, y diría que en la mayoría de esas ideas yo coincido. Cuando él plantea que hay un mundo del pasado y un mundo del futuro, coincido totalmente con él, y creo que hay que construir ese futuro. Quizás la diferencia es que en algunos debates que hemos tenido, yo creo que el pasado es parte del presente. El futuro es un enorme interrogante y hay que construirlo. No se puede construir no mirando hacia atrás. Ahora, quién maneje, y no mire por el espejo retrovisor se puede pegar una piña, igual que el que no mira para adelante.

viernes, 23 de agosto de 2019

¿Podría Irán aplastar a Gran Bretaña en una guerra?

Por Michael Peck - The National Interest - Traducción Desarrollo y Defensa
"Una sombra de su antigua gloria".

Lo que deja el poder naval y aéreo como los factores clave. Al igual que su flota de tanques, la Armada iraní es una gran mezcolanza de diseños rusos, norcoreanos e indígenas, así como antiguos buques occidentales de los años sesenta y setenta. Pero tiene docenas de misiles y torpederos, así como pequeñas naves equipadas con lanzacohetes y ametralladoras que podrían abrumar a un buque de guerra solitario, más grande. 

Gran Bretaña tiene una armada más convencional con destructores de alta tecnología, fragatas e incluso un nuevo portaaviones, pero con 76 barcos, la Royal Navy no es más que una sombra de su antigua gloria.

"Una comparación de la fuerza militar del Reino Unido e Irán muestra que Gran Bretaña se está quedando atrás en lo que respecta a la mano de obra, la fuerza terrestre y naval y los recursos petroleros", proclamó el periódico después de que Irán se apoderó de un petrolero británico en el Golfo Pérsico, en represalia por la captura de Gran Bretaña de un 
petrolero iraní en Gibraltar.

El artículo del Daily Express se basó en Global Firepower.com , que presenta estadísticas sobre las fuerzas armadas de 137 naciones, y clasifica a esas naciones usando una fórmula patentada que aparentemente incluye la población y la fuerza militar de una nación, el tamaño geográfico, la fortaleza financiera, las reservas de petróleo, infraestructura de transporte y cantidad de equipamiento militar.

Gran Bretaña ocupa el octavo lugar en el "Índice Global de Potencia de Fuego", mientras que Irán se ubica no muy lejos en el puesto 14 (Estados Unidos ocupa el primer lugar, Israel el 17). De hecho, GlobalFirepower.com enumera a Irán como más fuerte que Gran Bretaña en varias categorías: 873,000 personal militar para los 233,000 de Gran Bretaña, 1,634 tanques iraníes para 331 vehículos británicos y 386 buques navales iraníes para 76 británicos (Gran Bretaña tiene más poder aéreo, con 811 aviones militares a 509 iraníes). Irán tiene más petróleo, pero finanzas más débiles.

Todo lo cual demuestra la cantidad de estadísticas que pueden ser engañosas. Gran Bretaña e Irán no están en la misma liga en absoluto.

Primero y principal, mientras que Irán puede o no estar desarrollando armas nucleares, Gran Bretaña ciertamente las tiene. Y no un "paquete de física" armado montado en un búnker subterráneo, sino cuatro submarinos nucleares de clase Vanguard, cada uno armado con 16 misiles balísticos termonucleares Trident. Eso es suficiente potencia de fuego atómica para enviar a Rusia y China a la Edad Media, y mucho menos a Irán.

Sin embargo, Gran Bretaña no usaría armas nucleares contra Irán por razones políticas, e Irán se suicidaría para usarlas contra Gran Bretaña o cualquier otra persona. Lo que deja la posibilidad más inmediata de un conflicto limitado en el Golfo Pérsico, probablemente una repetición de la "Guerra de los petroleros" de los años ochenta, en la que Irán atacará o incautará a los petroleros en represalia por sanciones económicas, mientras que Gran Bretaña (y Estados Unidos, y posiblemente Europa) intentará detenerlos.

En cuyo caso, cuántos tanques tienen Irán y Gran Bretaña no importa. No importa que los tanques Challenger 2 de Gran Bretaña sean vehículos de clase mundial que dejan atrás la flota más grande pero heterogénea de Irán de tanques rusos, estadounidenses y británicos de los años 70 y de fabricación local. Pero ese no es el punto: Gran Bretaña no está enviando una división blindada para invadir Irán. Y si lo hiciera, ciertamente sería parte de una fuerza multinacional (en su mayoría estadounidense).

Lo que deja el poder naval y aéreo como los factores clave. Al igual que su flota de tanques, la armada iraní es una gran mezcolanza de diseños rusos, norcoreanos e indígenas, así como antiguos buques occidentales de los años sesenta y setenta.  Actualmente, Gran Bretaña solo está enviando un solo destructor y una fragata como escolta de convoyes en el Golfo Pérsico.
Resultado de imagen para Saeqeh,
Lo mismo en el aire, donde el museo de Irán mezcla de un puñado de viejos cazas F-14 y F-4 de fabricación estadounidense, aviones de fabricación rusa que huyeron de Irak a Irán y fueron internados, y diseños iraníes como el Saeqeh, que parece notablemente como los cazas F-5 que Estados Unidos vendió a Irán en la década de 1970. Gran Bretaña tiene el avanzado Eurofighter Typhoon, ahora ha recibido sus primeros cazas sigilosos F-35 y puede soportar su avión de combate con una variedad de buques tanque, aviones de guerra electrónica y drones.

Pero aquí es donde las comparaciones numéricas de la fuerza militar realmente fallan. Si Irán invadiera Gran Bretaña, no habría duda de qué el juego es más fuerte. Sin embargo, en el Golfo Pérsico, las fuerzas británicas están operando a 3.000 millas del Reino Unido. Incluso con acceso a las bases que pertenecen a los hostiles vecinos árabes de Irán, los británicos seguirían operando en las aguas natales de Irán, donde todas las herramientas de la guerra de guerrillas costeras (minas, ataques de pequeñas embarcaciones) estarían disponibles para Teherán.

Entonces, ¿Gran Bretaña o Irán son más fuertes? Depende de las circunstancias.

lunes, 5 de agosto de 2019

Mauricio Macri y Gómez Centurión pelean por el voto de la familia militar

Por Andrés Fidanza -Perfil.com

Macri prometió aumentos y más formación. Gómez Centurión mandó una carta hablando de “promesas incumplidas”. FOTO: CEDOC

Juan José Gómez Centurión metió el dedo en la llaga. En una de las llagas que deja el macrismo: la decepción de la familia militar. Se trata de un colectivo que abarca entre 500 mil y un millón de personas. “En 2015 creímos que comenzaba una nueva etapa, que rompíamos con la inercia del pasado para iniciar el camino de la reconstrucción del Sistema de Defensa”, se lamenta calculadamente Gómez Centurión, en la carta que hizo circular entre sus ex camaradas. 

 El precandidato a presidente tuvo rango de mayor en el Ejército. Es veterano de Malvinas y protagonizó levantamientos carapintadas. Bajo la presidencia de Mauricio Macri fue director de la Aduana y vicepresidente del Banco Nación. Ahora, busca captar el voto militar. ¿Cuántos votos son? No existen registros precisos. 

Según el analista Rosendo Fraga, es un mini-padrón de un millón de personas, entre activos, retirados y familiares. Un ex funcionario calcula medio millón. Un consultor estima entre 500 mil y 800 mil. Tampoco está claro que compartan valores homogéneos.

La enorme brecha etaria arrastra diferencias políticas e incluso socioeconómicas. Lejos del estereotipo del militar con aires aristocráticos, algunos familiares de las 44 víctimas del ARA San Juan eran de clase media baja o directamente baja. Gómez Centurión también denuncia "presiones" y llamados de Cambiemos para bajar su candidatura Para Gómez Centurión, Cambiemos defraudó doblemente a las Fuerzas: no hubo reconocimiento material y tampoco simbólico. Ni salto presupuestario, ni cierre a los juicios por crímenes de lesa humanidad.

En el medio, la tragedia del submarino. Con un agregado: el ministro de Defensa, Oscar Aguad, sugirió que se había tratado de un caso de mala praxis por parte de la Marina. “Promesas incumplidas, planes dejados a un lado en nombre del oportunismo, la coyuntura económica, la ignorancia y la falta de apego a lo nacional”, detalla Gómez Centurión. 

En contrapartida, el Gobierno apura un plan de re-seducción. El secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, adelantó que existe un proyecto para indemnizar a familiares de soldados muertos en enfrentamientos con grupos armados en los setenta. En la cena de camaradería con la cúpula del Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea, Macri celebró la “normalización de la imagen de las fuerzas”. Prometió aumentos salariales y dar mayor formación en “ciberdefensa, la ciberguerra y la inteligencia”. 

En la Rosada relativizan el clima de desilusión, y se jactan de haber reducido el porcentaje del salario en negro: de 40% a 10%. También destacan haber dado participación a los militares en controles de frontera y situaciones de catástrofe. Por ejemplo, el reciente derrumbe de un cerro sobre la ruta 40. 

Un experto en temas de Defensa minimiza esas concesiones, sin descartar un posible apoyo al macrismo: “El que entra como oficial o suboficial tiene expectativas profesionales, ya sea guiado por la patria o por ser Napoleón. Pero esa carrera no existe. Y tampoco hay incentivo simbólico: Macri hace gestos, pero a la vez rebaja el reclamo por la soberanía de Malvinas. El militar eso lo percibe, aunque no vaya a votar a los K”.

lunes, 29 de julio de 2019

Expertos: el ejército de EE. UU. es una 'exhibición de antigüedades'

Por David Axe - The National Interest - Traducción Desarrollo y Defensa
El ejército de EE. UU. posee armas demasiado viejas y pesadas que serían casi inútiles en una guerra con Rusia o China, según dos expertos de los influyentes think tanks de Washington, DC
Dos de esas armas anticuadas estaban en exhibición en la capital de Estados Unidos para el desfile. El controvertido y fuertemente militarizado mitin de Donald Trump el 4 de julio, Thomas Mahnken del Centro de Evaluación Estratégica y Presupuestaria y Roger Zakheim del Instituto Ronald Reagan señalaron en un ensayo conjunto en The Atlantic que "el tanque de batalla principal M-1 y el vehículo de combate de infantería M-2, ambas piezas centrales de las fuerzas pesadas del Ejército de los EE. UU. Y ambas presentes para el evento de Trump, parecían más una exhibición de antigüedades militares que una exhibición de una potencia militar del siglo XXI". 

Los modelos M-1 y M-2 "se diseñaron en la década de 1970 y se obtuvieron en grandes cantidades durante la década de 1980", explicaron los expertos. "Más de tres décadas después, siguen siendo, aunque con modificaciones, el pilar del ejército de los Estados Unidos y se han utilizado en las guerras en Irak y Afganistán".

"El avión que sobrevoló la capital se hizo eco del tema de una fuerza avanzada pero envejecida", agregaron Mahnken y Zakheim. El bombardero furtivo B-2 que voló sobre Washington, DC el 4 de julio es casi tan viejo.

Aunque es un impresionante avión capaz de evadir el radar enemigo, la Fuerza Aérea de EE. UU. tiene menos de 20 de ellos, muy por debajo de los 132 que la Fuerza Aérea originalmente imaginó comprar cuando el bombardero tomó vuelo por primera vez en 1988, y su sucesor, el B- 21 Raider, aún tiene que hacer su primer vuelo.

Los dos F-22 Raptors que lo flanqueaban son aviones más nuevos pero, como el B-2, existen solo en números pequeños (187 en lugar de los 750 originalmente previstos), parte de un ciclo de producción que se truncó hace más de una década cuando Apareció que los Estados Unidos no se enfrentarían a adversarios sofisticados en el futuro previsible.

Ahora, en una era en la que China y Rusia están fabricando aviones de combate y defensas aéreas capaces, los aviones no sigilosos de Estados Unidos se están volviendo más vulnerables. Décadas después de su introducción, el sigilo aún se está abriendo camino en el ejército estadounidense, en la forma del avión F-35 que la Fuerza Aérea, la Armada y el Cuerpo de Marines están adquiriendo.

Mientras tanto, la mayoría de los aviones de combate estadounidenses no son sigilosos y son cada vez menos útiles en entornos de alta amenaza. De hecho, como resultado de la falta de programas de modernización de aeronaves en los últimos 30 años, la fuerza de combate de la Fuerza Aérea es la mitad del tamaño que tenía cuando cayó el Muro de Berlín, y ha alcanzado una edad promedio sin precedentes de 26 años.

La manifestación del Día de la Independencia de Trump fue estrictamente un asunto de poder terrestre y aéreo. Pero si hubiera incluido un desfile naval, habría puesto de relieve los problemas de la vejez y la escasez que aquejan a la Marina de los Estados Unidos, también, según Mahnken y Zakheim.

"El pueblo estadounidense habría visto algunos barcos nuevos, tal vez uno de los tres destructores de clase Zumwalt sigilosos que la Marina está comprando, o algunos de los pequeños barcos de combate litorales destinados a cumplir una variedad de funciones".

"También podrían haber visto submarinos de ataque con propulsión nuclear de clase Virginia - buques capaces que, sin embargo, se están comprando en cantidades demasiado pequeñas para evitar que nuestro inventario disminuya en un momento en que tanto China como Rusia son cada vez más activas bajo el mar".

Los Estados Unidos tienden a no exhibir sus armas nucleares en público, como lo hacen Rusia y Corea del Norte. "Si Trump hubiera hecho eso, el público no habría visto fila tras fila de nuevos misiles, como los que han aparecido en los recientes desfiles de Rusia y China, sino más bien una fuerza de misiles y bombarderos terrestres y marinos que se remontan a "la Guerra Fría tardía o sus consecuencias inmediatas".

"La exhibición militar del Día de la Independencia y su secuela imaginaria muestran que el Departamento de Defensa se tomó un respiro de un cuarto de siglo al pensar seriamente en la necesidad de pelear guerras contra adversarios capaces", escribieron Mahnken y Zakheim.

Las guerras del futuro pueden depender no tanto de los tipos de cosas que puedes poner en el desfile, sino de las nuevas tecnologías que reinventan la guerra.

Los adversarios han invertido en debilitar la capacidad de los Estados Unidos para proyectar el poder militar en el extranjero, incluso al atacar las bases críticas de las operaciones, desactivar las redes de información e interferir con los satélites de comunicación, navegación e imágenes que respaldan las operaciones militares.

Si Estados Unidos no invierte en estas áreas, es poco probable que la próxima exhibición militar sea un desfile de la victoria.

martes, 16 de julio de 2019

Comprar un avión militar significa comprar una relación internacional

Por Gabriel Balbo - Ambito.com
Comprar un avión militar significa comprar una relación internacional.
Comprar un avión militar significa comprar una relación internacional
En el contexto actual de un mundo globalizado, podemos afirmar que, ya transitando el segundo decenio del siglo XXI, el desarrollo económico y la seguridad de un Estado están condicionados tanto por su trayectoria tecnológica como por las relaciones internacionales que alimente.

El sociólogo y científico norteamericano Immanuel Wallerstein señala (visualiza) al mundo como un sistema (un “sistema-mundo”) conformado por diferentes tipos (o niveles) de naciones. Así, tenemos a los países centrales (industrializados), caracterizados por operar las líneas de productos de mayor valor agregado (las líneas “centrales”), países periféricos, considerados los proveedores al sistema de producción global de materias primas y/o semielaborados (los productos “periféricos), y por último considera la existencia de países semiperiféricos, que son aquellos que cuentan con estructuras productivas que combinan ambas lógicas dentro de una misma economía productiva. En este sentido, Argentina puede considerarse un país semi-periférico.

Tanto en las naciones de tipo periférico como semi-periférico, la ausencia de un acervo tecnológico doméstico de importancia se configura como una debilidad, de forma tal que limita su bienestar económico y su seguridad nacional a la obtención de la tecnología necesaria desde los considerados países centrales. Estos últimos, detentando las capacidades mencionadas, las hacen valer como un elemento de poder relativo a la hora de entablar sus relaciones político-económicas, sopesando de manera complementaria mutuos intereses y lazos que se hayan construido a través de los años.

En el ámbito de la industria para la defensa, los conocimientos y desarrollos tecnológicos de una nación son celosamente cuidados y mayormente restringidos en su difusión y transferencia, primando la seguridad nacional (y porque no, internacional) y las relaciones geopolíticas, otorgándose a terceros países la disponibilidad de la tecnología según convenga.

La cadena de valor de la industria aeronáutica se ha destacado históricamente por su complejidad: un avión en sí mismo es un conjunto de sistemas y subsistemas complejos y su operabilidad implica además la suma de todos los aspectos relacionados con el adiestramiento y mantenimiento. A esta particularidad debemos adicionarle (en prácticamente todos los casos) la internacionalización de este tipo de proyectos, que se percibe en la configuración de cadenas de valor globales de diseño y producción de una aeronave (las CGVs), caracterizadas porque el origen de las partes de un sistema pueden provenir de países distintos del prime, generador del programa de desarrollo y fabricación.

Considerando esta perspectiva, si tomamos como ejemplo el reciente anuncio de acuerdo por la venta de aviones Pampa III a Guatemala, es preciso considerar que FADEA, en su carácter de prime, es un integrador de sistemas complejos dentro de una CGV, la cual debe estar perfectamente ajustada para que su producción sea efectiva (vale decir, para que el producto final llegue a su destino y en condiciones de operabilidad).

¿Que significa esto último desde el punto de vista práctico? Significa que FADEA necesita que Honeywell Aerospace (EEUU) le provea el motor, que Elbit Systems (Israel) le provea la aviónica, que Liebherr Aerospace (Alemania) le provea los subsistemas de aterrizaje (entre otros), todos ellos sistemas planificados para la conformación de un producto de alta complejidad (la aeronave) en su fase de diseño.

Asimismo, si tomamos el caso inverso y suponemos (de acuerdo con las versiones que circulan) una futura compra de aviones FA-50 Golden Eagle a Corea del Sur, siendo el prime la compañía KAI (Korean Aerospace Industries), para que el producto final (que se compre) llegue a destino y esté en condiciones de operabilidad, la GE Aviation (EEUU) tendrá que proveer el motor, Honeywell (EEUU la aviónica, ELTA Systems (Israel) el radar, etc. En cada caso los actores involucrados, condicionados por las relaciones Estado-Estado subyacentes, se reservarán el derecho de proveer o no su parte en el sistema en cuestión.

Pero además de que la relación entre paíes debe ser buena al momento de la compra (o venta) del sistema, debe mantenerse intacta durante, al menos, el tiempo que dure su vida útil. En el caso de aviones militares nunca se considera este horizonte de menos de 30 años.

Las relaciones dentro de la CVG de la industria aeronáutica militar (y es extrapolable a la mayoría de las cadenas de valor consideradas estratégicas) no escapa a la lógica de las relaciones internacionales, donde los Estados se guardan siempre la instancia de aprobación (o veto) a este tipo de transacciones de carácter sensible. Un caso análogo (y que ha tenido gran impacto en la prensa y en el mundo financiero) ha surgido hacia finales de mayo de este año en el sector de las telecomunicaciones, donde la administración Trump ha cuestionado la provisión de chipsets por parte de firmas norteamericanas (como Broadcom o Qualcomm) al productor chino de equipamientos Huawei, en relación con el despliegue (y el dominio) de la tecnología 5G de comunicaciones móviles.

En este escenario de interdependencia productiva y dependencia tecnológica, se torna evidente que tanto la industria argentina como el sistema de defensa nacional necesitan avanzar con el fundamento de acuerdos de largo plazo. A su vez, estos acuerdos deben estar basados en un claro interés nacional.

Argentina, en tanto potencia media (semi-periférica según Walllerstein), tiene la oportunidad de consolidar económicamente su industria de alto valor agregado a partir de inserciones inteligentes dentro de las CVGs. Estas contribuciones deben considerar las propias capacidades (así como las limitaciones) y evaluar la magnitud de las externalidades positivas que generan (así como sus censuras).

La integración de sistemas complejos en Argentina es una posibilidad cierta: INVAP y FADEA son dos modelos ya contrastados y con real potencial. La venta de sistemas propios a terceros países es, sin dudas, una auspiciosa realidad y reafirma la magnitud de ese potencial: existen ejemplos recientes como el acuerdo los Pampa III para Guatemala, la venta de un reactor nuclear de investigación a Holanda o centros de medicina nuclear y radioterapia a Bolivia, entre otros.

En el plano de la defensa, el factor tecnológico juega un rol clave a la hora de la construcción de deterrence (poder disuasorio), y nuestro país necesita adquirir mayores capacidades, ya sea a partir de desarrollos propios, transferencia tecnológica o de compras estratégicas.

No obstante, redundamos en la idea de la necesidad de un claro interés nacional y de una política exterior acorde, que permanezca estable y que transfiera sustentabilidad a estas lógicas en el tiempo.

En este último sentido, se ha mutado en pocos años de la “no alineación” a considerar estrechas relaciones con Estados Unidos (en su carácter de potencia hegemónica y basadas en la teoría del “realismo periférico”), para luego volver a una posición internacional sostenida en el multilateralismo (con ciertos sesgos y rasgos proteccionistas), y recientemente virando hacia una política más abierta, evidenciada con el rol de anfitrión en la Cumbre del G20.

Por lo tanto, es necesario contemplar el mapa de relaciones globales, elegir a los proveedores de tecnologías sensibles de acuerdo con una lógica de fortalecimiento de las relaciones políticas entre países (bloques regionales), y sobre todo respetando un plan estratégico de largo plazo. Es esencial que la venta de un sistema propio cuente con compromisos duraderos con los proveedores extranjeros de subsistemas y que en cada compra de un sistema a un tercer país se considere la opción de fabricación de partes en el ámbito local.

Así, ya sea para alimentar la posibilidad de generación de riqueza y valor desde la producción nacional, como para el fortalecimiento del instrumento militar, se puede afirmar sin dudar que comprar (o vender) un avión es adquirir una relación internacional.

lunes, 24 de junio de 2019

¿Está Israel pensando en un ataque militar contra Irán? La historia nos dice que es posible.

Por Doreen Horschig - The National Interest - Traducción Desarrollo y Defensa
Si la historia sirve de guía, Israel puede atacar a Irán mientras el mundo observa en silencio.

Irán  derribó un avión no tripulado estadounidense  el 19 de junio, lo que incrementó aún más las tensiones entre Irán y sus adversarios.

Las relaciones con Irán han ido empeorando durante meses. A principios de mayo, un año después de que Estados Unidos se  retiró del acuerdo nuclear  negociado en 2015 entre Irán, Estados Unidos, la Unión Europea y otros cinco países, el presidente iraní, Hassan Rouhani,  dijo  que su país también puede  retirarse del acuerdo , que limita su capacidad para desarrollar armas nucleares a cambio de levantar las sanciones.

En junio, Rouhani anunció que Irán  reiniciará  el enriquecimiento de uranio , lo que podría poner al país en vías de desarrollar un arma nuclear dentro de un año. El gobierno de Rouhani insiste en que su uranio se destinará a la energía nuclear civil  , no a las armas.

Como " disuasión " para Irán, Estados Unidos está  enviando 1,000  tropas adicionales a Medio Oriente.

Estados Unidos no es el único país que está considerando una respuesta militar en Irán.
" Israel no permitirá que Irán obtenga armas nucleares ", dijo el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, el 17 de junio. Netanyahu también dijo que Irán debe ser castigado por violar el acuerdo nuclear.

 Se sabe que Israel, que cuando ha sido amenazado en su seguridad nacional desde su fundación como patria judía en el Medio Oriente en 1948, toma medidas agresivas y preventivas para protegerse a sí mismo, incluso lanzando  ataques preventivos contra  naciones vecinas que percibe como amenazantes.

Si las relaciones internacionales con Irán se vuelven más volátiles, Israel podría tomar medidas dramáticas y unilaterales contra su vecino y adversario de larga data.

Cómo la Doctrina del Principio justifica los ataques preventivos.

Soy un  académico de seguridad internacional  que estudia el uso proactivo de Israel de su ejército para prevenir la acumulación de armas nucleares en el Medio Oriente. Israel tiene una política de contraproliferación, llamada  Begin Doctrine , que le permite realizar ataques preventivos contra enemigos con programas de armas de destrucción masiva. Al utilizar la Doctrina Begin como una justificación para los ataques preventivos, el gobierno israelí ha diezmado silenciosamente las instalaciones nucleares y químicas en todo el Medio Oriente durante décadas.

Cuando las potenciales ambiciones militares nucleares del presidente Saddam Hussein suscitaron preocupación en 1981, el gobierno israelí destruyó un reactor nuclear iraquí en un ataque sorpresa llamado  Operación Ópera . "En ningún caso permitiremos que un enemigo desarrolle armas de destrucción masiva contra el pueblo de Israel", declaró un comunicado del gobierno   en ese momento. "Defenderemos a los ciudadanos de Israel a tiempo y con todos los medios a nuestra disposición".

En 2007, Israel respondió a la falla de Siria  en reportar  su procesamiento de uranio al golpear un reactor nuclear en la región de Deir ez-Zor. Los Estados Unidos, que según se  informó fueron informados  antes del ataque, no hicieron ningún esfuerzo por detener a Israel.

Israel también ha sido acusado de  patrocinar los asesinatos  de  al menos cuatro científicos nucleares iraníes desde 2010 . Los  incidentes  nunca se han investigado completamente, e Israel no ha confirmado ni negado la responsabilidad de los asesinatos selectivos. Israel también ha disuadido la proliferación nuclear en el Medio Oriente utilizando estrategias menos letales y de alta tecnología.

En 2008 y 2009, Israel utilizó  un malware informático  llamado Stuxnet para interrumpir la infraestructura nuclear de Irán. El programa infectó el software que  controlaba la velocidad de la centrifugadora en la planta nuclear de Natanz , acelerando y desacelerando alternativamente las máquinas que producen uranio enriquecido para paralizar la producción del material. La administración de Obama  apoyó secretamente los ciberataques .

Aunque los Estados Unidos, las Naciones Unidas y otras potencias mundiales  condenaron oficialmente algunas de estas  agresiones militares israelíes no provocadas , otros ataques israelíes preventivos han sido callados por la comunidad internacional.

Mi investigación sugiere que la comunidad internacional incluso puede apreciar el papel de Israel como un perro guardián de la no proliferación nuclear en el Medio Oriente  . Israel nunca ha sido castigado por atacar los programas de armas de sus vecinos.

Décadas después del ataque de Israel contra la planta nuclear de Irak en 1981, el presidente Bill Clinton lo calificó de " algo realmente bueno ". "Evitó que Saddam Hussein desarrollara la energía nuclear", dijo en el Foro Económico Mundial de Davos en 2005. "Pero no me queda claro que tengan esa opción en Irán", agregó.
Eso fue hace 14 años. En 2005, Irán estaba comenzando su acumulación nuclear. 

Hoy, el gobierno de Israel parece  fuerte en su creencia de  que tiene la opción de atacar a Irán. El gobierno fundamentalista islámico de Irán es  abiertamente hostil a Israel . Al citar los temores de que Irán use armas nucleares contra Israel, Netanyahu  advirtió que "la adquisición iraní de armas nucleares sería infinitamente más costosa que cualquier escenario que pueda imaginar para detenerlo".

Le dijo a Irán y otros adversarios que no  "probaran" a Israel .Si el acuerdo nuclear se rompe aún más e Irán reinicia el enriquecimiento de uranio,  Israel podría lanzar ataques aéreos dirigidos  contra él.

Riesgos de un ataque israelí

La historia sugiere que es poco probable que otros países disuadan activamente la agresión militar israelí bajo el disfraz de no proliferación nuclear. La administración Trump ha expresado un sentimiento anti iraní y es un  firme partidario del gobierno de Netanyahu .

Y aunque las potencias europeas reconocerán los ataques preventivos israelíes contra las instalaciones nucleares como una violación del derecho internacional y de la soberanía de los vecinos de Israel, también consideran que el programa nuclear de Irán es  una grave preocupación de seguridad mundial .

Un Irán nuclear podría escalar los conflictos en curso en el Medio Oriente hacia intercambios nucleares y, como dicen algunos comentaristas, incitar a otras potencias regionales como  Arabia Saudita y Egipto a desarrollar armas nucleares por sí mismas .

Por supuesto, los posibles ataques israelíes contra Irán presentan sus propios  riesgos graves . Debido a que la mayoría de los reactores de Irán están en plena operación, los ataques aéreos pueden significar cortar el suministro de energía a los ciudadanos iraníes y podrían liberar grandes cantidades de contaminantes radioactivos al aire.

Irán,  un país bien equipado militarmente , seguramente tomaría represalias contra cualquier ataque israelí. Eso, también, desencadenaría un conflicto que se extendería en espiral en todo el Medio Oriente. Por supuesto, Israel enfrentó peligros similares cuando persiguió los programas de armas de Siria, Irak y otros vecinos.

Si la historia sirve de guía, Israel puede atacar a Irán mientras el mundo observa en silencio.

martes, 11 de junio de 2019

Sin compromiso de cooperación entre los Estados, no podremos erradicar la pesca ilegal

Por Roberto García Moritán - @RGarciaMoritan - Infobae.com
 
Naciones Unidas ha declarado incluso un día de este mes como el Día Internacional de Lucha contra la Pesca Ilegal para enfatizar los desafíos mundiales y regionales para combatir la pesca fraudulenta, que asciende a 26 millones de toneladas anuales por un valor aproximado de 25 mil millones de dólares. Se trata del tercer delito más lucrativo del mundo, luego del tráfico de armas y las drogas.

Con el 90% del sector pesquero mundial explotado o sobreexplotado, la cuestión de la prohibición de la pesca ilegal adquiere un carácter de enorme urgencia para preservar la sostenibilidad de los ecosistemas en los océanos. La mayoría de las zonas económicas exclusivas (ZEE) se encuentran amenazadas por este problema y son vulnerables a los operadores pesqueros ilegales. Science Advance ha publicado que el 77% proviene de China, Corea del Sur, España, Indonesia, Japón y Taiwán.

Para combatir este flagelo como el que afecta a la Argentina (la denominada milla 201, con pérdidas anuales de varios miles de millones de dólares), la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO, por sus siglas en inglés) ha adoptado diversos instrumentos como el Código de Conducta para la Pesca Responsable de 1995, el Acuerdo de Medidas del Estado del Puerto (PSMAA) de 2009 y, entre otros, las directrices voluntarias para la realización del estado del pabellón de 2014. Atento a que el problema no puede enfrentarse o cubrirse exclusivamente por patrullas marítimas y vigilancia remota, la FAO estimula la cooperación internacional y el desarrollo de plataformas tecnológicas avanzadas de intercambio de información para reducir los riesgos de la pesca ilegal.

Los países de África Oriental, por ejemplo, han creado Fish Africa para mejorar el intercambio de datos y el cumplimiento de reglamentos e instrumentos jurídicamente vinculantes para prevenir la pesca ilegal.

Las 15 organizaciones regionales de pesca son mecanismos adicionales que adquieren relevancia para tratar la pesca depredadora en alta mar como es el caso en el hemisferio sur de la Comisión Internacional para la Conservación del Atún del Atlántico (ICCAT), la Organización Regional de Ordenación Pesquera del Pacífico Sur (SPRFMO), la Organización de Pesca del Atlántico Suroriental (SEAFO) o, entre otros, el Convenio para la Conservación de los Recursos Vivos Marinos Antárticos (CCAMLR).

Otro ejemplo de cooperación transfronteriza es la labor de coordinación para proteger el estatus de las pesquerías que encaran desde hace una década Colombia, Ecuador, Perú y Chile en el marco de SPRFMO. Estos países han logrado fijar estrategias comunes y un marco subregional de trabajo conjunto, la Comisión Permanente del Pacífico Sur (CPPS).

El Atlántico suroriental también cuenta con una organización de ordenamiento pesquero. La SEAFO, establecida en 1995, cubre una zona significativa del Atlántico sur incluyendo parte del área denominada 41 por la FAO, y está integrada por Angola, Sudáfrica, Namibia y el Reino Unido en nombre de Santa Elena, Islas Ascensión y Tristán da Cunha. La convención, firmada en el 2001, ha sido ratificada por nueve Estados.

Estos antecedentes ponen en evidencia una acción multilateral contra la pesca ilegal de gran interés y en proceso de expansión. Es importante que todos los Estados reiteren su compromiso de cooperación para erradicar este flagelo que representa una amenaza para la seguridad alimentaria global.

El autor es ex vicecanciller de la Nación.

lunes, 10 de junio de 2019

Malvinas: definiciones para un próximo gobierno

Por Agustín Romero - Clarin.com

Tenemos a nuestro favor más de 40 resoluciones (que no se cumplen) de diversos organismos de la ONU pidiendo que Argentina y el Reino Unido negocien la Cuestión Malvinas

El canciller Jorge Faurie. Foto Maxi Failla 

El Día de la Reivindicación de la Soberanía, el 30° aniversario del primer comunicado conjunto de Argentina y Reino Unido y la cercanía de la elección presidencial son una buena oportunidad para reflexionar sobre el futuro de las relaciones con Londres y de las acciones argentinas con respecto al archipiélago austral.

Son cuatro los puntos que la próxima administración presidencial debería tener en cuenta. En 1989 se llega en la capital de España al primer entendimiento que sentó las bases del restablecimiento de la relación con el Reino Unido y la protección del reclamo de soberanía desde la guerra de 1982.

Esta comunicación no fue técnicamente un acuerdo bilateral pero es conocido como Acuerdo de Madrid I, ya que sí fueron sus consecuencias prácticamente como las de un tratado a pesar de que el mismo nunca pasó por el Congreso para ser ratificado. En septiembre de 2016 ambos países llegan al Comunicado Foradori-Duncan, el cual terminó siendo un instrumento considerado, al menos para Londres, como un verdadero tratado con alcances y consecuencias jurídicas y no meramente una hoja de ruta en la relación bilateral.

En segundo lugar, el próximo gobierno deberá desterrar el mito impulsado desde Londres que plantea que si las relaciones bilaterales con nuestro país son buenas y no se involucra el tema de la soberanía habrá mayor comercio, inversiones y financiamiento. Los datos hablan por sí solos.

En 2011, segundo gobierno de CFK y una etapa considerada de confrontación y aumento de las tensiones bilaterales, entre otras razones, como respuesta de la insistencia a un diálogo sobre Malvinas y a las leyes que defienden los recursos argentinos en la zona disputada, el flujo comercial entre ambos países fue el más alto si consideramos el período 2001-2013, con un saldo favorable para Argentina.

A pesar de que el gobierno del presidente Macri acordó con Londres eliminar todos los obstáculos para el desarrollo isleño y del Atlántico Sur; que nunca estuvo presente el tema de la soberanía en las reuniones de alto nivel con Gran Bretaña y que a ambos lados del Atlántico festejan el excelente clima del vínculo, en los años 2016 y 2017 el Reino Unido no estuvo presente dentro de los 18 destinos de exportación más significativos para nuestro país y en el último año poco más del 1% del total de las exportaciones argentinas fueron hacia la Corona inglesa mientras que menos de 1% de las importaciones totales de nuestro país provienen de ese origen.

Tercero, la reciente definición del caso Chagos. La postura de Londres es desalentar a nuestro país a que inicie acciones jurídicas sobre la soberanía del archipiélago austral en el Tribunal Internacional de Justicia (TIJ) argumentando que las relaciones bilaterales son muy buenas y que se debe solucionar el tema bilateralmente.

Sin embargo, tenemos a nuestro favor más de 40 resoluciones (que no se cumplen) de diversos organismos de la ONU pidiendo que Argentina y el Reino Unido negocien la Cuestión Malvinas. La falta de ese diálogo fue la base de la consideración invocada por Mauricio para reclamar primero ante la Asamblea General de la ONU y ella ante el TIJ.

Finalmente, edificar una política de Estado. Hemos pasado de la “política de seducción” a la estrategia de la confrontación y de la búsqueda del apoyo latinoamericano al abandono del mismo. Aún no sabemos qué piensan los candidatos. La falta de consensos mínimos sobre la estrategia a seguir daña el reclamo y dilata la búsqueda de un avance de la solución de fondo.

Un eco de la fracasada estrategia diplomática para Malvinas

Nigel PhillipsPor Jorge Argüello - Infobae.com


Foto: Nigel Phillips
En vísperas del Día de la Reafirmación de los Derechos Argentinos sobre nuestras Malvinas, desde las islas usurpadas nos llegó con fuerza y claridad el eco de la costosa e inútil estrategia diplomática seguida por el actual gobierno nacional frente a las pretendidas e ilegítimas autoridades de los archipiélagos australes y sus mandantes en el Reino Unido.

No fue esta vez un funcionario nacional esgrimiendo los mismos argumentos con los que, en los 90, se quiso hacer creer a los argentinos que un manso acercamiento a los ocupantes de las islas, sin condiciones para negociar la cuestión de fondo, es decir, la soberanía, podía mejorar la posición de nuestro país en sus reclamos.

La voz que escuchamos en estos días para confirmar el error estratégico del actual Gobierno nacional llegó en cambio desde Malvinas y fue la del funcionario elegido por Londres para administrar la ocupación, el "gobernador" Nigel Phillips, en el reporte anual que eleva a sus autoridades británicas para rendirles cuentas.

"En términos de la situación geopolítica, este año hemos verificado progresos con los compromisos establecidos" en el acuerdo internacional celebrado por el Reino Unido y la Argentina en 2016, afirmó envalentonado Phillips, en su discurso ante el "poder legislativo" de los isleños.

Aludía de ese modo al acuerdo internacional Foradori- Duncan (por el apellido de sus firmantes), con el que el Gobierno del presidente Mauricio Macri, sin consulta ni aprobación del Congreso Nacional, reflotó el "paraguas de soberanía" que congela las reivindicaciones de nuestro país sobre todas las islas y espacios marítimos del Atlántico Sur, y a la vez consolida los intereses económicos británicos.

Al respecto, en abril pasado, alertamos al gobierno nacional sobre las implicancias de aceptar empresas británicas en una licitación para la exploración de gas y petróleo de tres cuencas de la plataforma continental argentina, en un área de importancia estratégica y geopolítica para nuestro país.

En su alocución, el señor Phillips citó como otro logro para los intereses británicos, bajo este reabierto "paraguas de soberanía", las gestiones ante Buenos Aires para mejorar la conexión aérea entre las islas, el continente y el resto de la región.

"Se hicieron buenos progresos" para firmar un convenio con una compañía aérea —del que el gobierno nacional aceptó excluir a Aerolíneas Argentinas— para operar una nueva ruta semanal entre San Pablo (Brasil) y las Islas Malvinas, que abrirá las conexiones con "Sudamérica, Norteamérica, Europa y Asia", se entusiasmó.

Pero hay un párrafo del discurso de Phillips, en especial, que sintetiza de manera contundente y general la situación regresiva a la que nos llevaron estos dos años del enfoque diplomático de nuestra cancillería frente a Londres.

"Estos avances son bienvenidos. Sin embargo, la cuestión de la soberanía no está en discusión. Tal como la primera ministra, Theresa May, reafirmó en su mensaje navideño de 2018, mientras los habitantes de las islas quieran seguir siendo parte del Reino Unido, eso nunca cambiará", sentenció Phillips.

Ese es, sin más, el eco del pésimo mensaje enviado desde Buenos Aires desde 2016. Argentina repite el error de congelar la disputa de soberanía —que con el más amplio respaldo internacional Naciones Unidas emplaza a resolver cada año— y duerme cualquier posibilidad de negociación de fondo a cambio de nada.

Esta estéril estrategia se vuelve aún más inexplicable cuando el Reino Unido atraviesa su mayor crisis política interna en décadas, empantanado por un Brexit inconcluso que la debilita y aísla de Europa, y con la administración Trump poniendo la "relación especial" de las dos potencias en su peor momento en medio siglo.

Por lo demás, es doblemente doloroso escuchar a un mensajero de la satisfacción británica como Phillips, designado a dedo por Londres y por tiempo indefinido, una especie de monarca títere local que controla a discreción la "asamblea legislativa" montada para mantener las apariencias de democracia interna.

En los hechos, con sus facultades Phillips designa a las principales autoridades locales, puede poner y sacar jueces, regalar y confiscar tierras, detener y deportar personas, o determinar quién recibe el estatus para votar en comicios locales.

O sea, la que escuchamos es la voz satisfecha de un personaje cuyo único límite lo impone la reina de Inglaterra, a 13 mil kilómetros de distancia de la colonia. Una voz que nos vuelve como el eco del fracaso de una política diplomática que vuelve a alejarnos, por ahora, de la recuperación de la soberanía sobre todos esos territorios.

El autor es secretario de Estado Cuestión Malvinas, provincia de Tierra del Fuego.

sábado, 1 de junio de 2019

Las diez razones del “Mar de Maíz”

Por: Santiago del Solar, Jefe de Gabinete de la Secretaría de Gobierno de Agroindustria. - Clarin.com

El Jefe de Gabinete de la Secretaría de Gobierno de Agroindustria argumenta el gran crecimiento que tuvo el cereal.

En cuatro campañas, en maíz se logró un crecimiento del 66% de la producción y 47,5% del área implantada.

“Para cada problema complejo, siempre hay una respuesta que es simple, es clara y es errónea”. La frase es de Henry Louis Mencken, escritor y periodista norteamericano de la primera parte del siglo XX, y se puede aplicar perfectamente a cualquier intento de explicar con un único argumento el éxito de la cosecha récord de maíz, estimada en 56 millones de toneladas.

¿Cómo llegamos al actual "Mar de Maíz"? Esa respuesta la podemos encontrar si tenemos en cuenta varios factores:

1. Desde el 14 de diciembre de 2015, a cuatro días de asumir el actual gobierno, se eliminaron los cupos de exportación y se dio previsibilidad al mercado. Eso devolvió el incentivo a la producción de maíz y significó la base del salto exponencial que dio el cultivo. De esta manera, en cuatro campañas, se logró un crecimiento del 66% de la producción y 47,5% del área implantada.

2. Hoy las retenciones rondan el 9% (antes eran del 20%) y tienen fecha de vencimiento (diciembre de 2020). Si bien se habían eliminado con la actual gestión, los requerimientos macroeconómicos y las turbulencias internacionales obligaron a volver a instrumentar este tributo para todos los productos y servicios de la economía. Lo hemos dicho muchas veces, no es un impuesto con el que nos sintamos cómodos y se está trabajando fuertemente para equilibrar las cuentas y prescindir totalmente de este gravamen.

3. La logística es el costo principal del maíz. Para mejorar la eficiencia en este aspecto, se han realizado importantes inversiones en infraestructura vial y ferroviaria. También se habilitó el uso de camiones escalados, que permiten aumentar un 20% la capacidad al agregarle al vehículo un eje más. Para más adelante, se está trabajando en la habilitación de bitrenes para el transporte de granos. Todo esto redunda en una reducción del costo operativo dentro de la cadena de valor. Además, se implementó el sistema Stop, gracias al cual, entre otras cuestiones, se redujo a la mitad el tiempo de espera dentro de las terminales. Hoy ronda las 6/7 horas cuando antes era de 12. Además, la espera afuera de las terminales, no supera las 12 horas, cuando antes podía llegar a ser de 48 horas. Mientras que con la implementación del programa Cosecha Segura, se redujo el delito, se han detenido personas con pedido de captura y se pudo actuar rápidamente frente al bloqueo de acopios. Todo esto es resultado del trabajo conjunto que se realizó con los ministerios de Transporte y de Seguridad, AFIP y la secretaría de Gobierno de Agroindustria.

4. En las últimas cuatro campañas se registró un importante aumento del consumo interno de maíz, que alcanzó un 27%. Sin dudas, uno de los factores que influyó en este incremento fue la política de inserción internacional de las carnes y el aumento de su competitividad. Al crecer la producción dentro de esta cadena, se tracciona la demanda de insumos de este cereal. A su vez, un “Mar de Maíz” distribuido en todas las regiones productivas, aumenta la rentabilidad de la ganadería y la lechería porque además de un mayor volumen disponible también se reducen los costos logísticos. El círculo virtuoso ya está en marcha.

5. La tecnología es otro factor que garantiza un crecimiento lineal de la producción de maíz. Hoy hay una gran variedad de precios y eventos disponibles. Además, gracias a la relevancia de la Argentina en la producción del cultivo también hay investigación y desarrollo locales. Esto es fundamental a la hora de ganar eficiencia. ¿Quién va a investigar un híbrido resistente al “Mal de Río Cuarto” en Francia? Hoy, la investigación en tecnología para este cultivo se adapta a las necesidades productivas locales.

6. En relación al clima, fue un año favorable y atrás quedó la sequía de la campaña anterior que redujo fuertemente la producción de este cultivo.

7. Aumento del consumo de fertilizantes. Las ventas de estos insumos alcanzaron un récord histórico con 3,8 millones de toneladas en 2017.

8. Después de la fuerte sequía del año pasado y las pérdidas que provocó a la economía nacional, la campaña de maíz pudo ser récord gracias a las herramientas financieras que funcionan dentro de la cadena. Los mercados institucionales y las bolsas permiten hacer contratos a futuro y con eso financiarse con los bancos o los proveedores. Toda la cadena de valor trabajó para que ese financiamiento estuviera en tiempo y forma.

9. El año pasado presentamos el Sistema de Información Simplificado Agrícola (SISA) que estableció un único registro que concentra todos los requerimientos del Estado Nacional y reduce en más del 50% la información solicitada y la cantidad de declaraciones juradas por año. El 100% de los trámites pasan a ser digitales y las altas son automáticas. Además, se instrumentó un Scoring Automático, que determina una mejora en los niveles de retención y devolución de IVA y ganancias a partir del cumplimiento fiscal.

10. La confianza fue fundamental desde el primer momento. Los integrantes de la cadena de valor del maíz vivieron más que cualquier otro rubro lo que significó la ausencia de previsibilidad. Hoy, el rumbo planteado por este gobierno está claro y siempre supimos y valoramos lo que representa el campo como motor del país y generador de inversiones y empleo a nivel federal.

El "Mar de Maíz" ya es un hecho y un importante incentivo para seguir alcanzando metas que hace solo cuatro años parecían muy lejanas.

martes, 14 de mayo de 2019

5 caza bombarderos Super Etendard franceses están en movimiento

Por David Axe - The National Interest - Traducción Desarrollo y Defensa
Cinco ex combatientes de la marina francesa Super Etendard han llegado al puerto de Bahía Blanca en Argentina. Los bombarderos subsónicos eventualmente equiparán a la Armada Argentina y, para fines de 2019, podrían ser los aviones de combate más sofisticados en las fuerzas armadas argentinas.

La adquisición por parte de Buenos Aires de los antiguos aviones franceses representa un cambio menor en la suerte de un militar que durante mucho tiempo ha luchado por mantener los aviones en el aire.
Resultado de imagen para Super Etendard
La compra de Super Etendard por $ 13 millones no ha estado exenta de complicaciones, según informó Scramble el 12 de mayo de 2019 . "Los cinco estaban programados para ser descargados el 9 de mayo de 2019, pero esto resultó imposible debido a una huelga en el puerto en el muelle de usos múltiples de la empresa Patagonia Norte, en Ingeniero White".

Los Super Etendards originalmente entraron en servicio con la marina francesa a fines de los 70 o principios de los 80. Los franceses en la década de 1990 actualizaron los aviones con capacidad de vuelo al estándar Super Etendard Modernize antes de retirarlos en 2016.
Resultado de imagen para Super Etendard Modernize
La marina argentina anteriormente operaba 14 Super Etendards, adquiriendo cinco de ellos a tiempo para el servicio durante la Guerra de las Malvinas de 1982. Los Super Etendards argentinos que lanzaron misiles anti-barco Exocet hundieron dos barcos británicos, un destructor y un buque de carga. A fines de 2017, ninguno de los Super Etendards originales estaba en condiciones de volar, según la encuesta de vuelo de 2018 de las armas aéreas mundiales.

Los esfuerzos de la marina por reconstruir su flota de cazas se producen en medio de una lucha más amplia por parte del Ministerio de Defensa argentino para mantener componentes aéreos viables. Las fuerzas británicas en 1982 derribaron a cerca de un tercio de los 400 aviones de combate de Argentina, pero en las décadas subsiguientes los problemas de financiación y la mala gestión contribuyeron a un número aún mayor.
Resultado de imagen para a-4 skyhawk argentinos
A finales de 2015, Buenos Aires podría reunir menos de 250 aviones de combate, incluidos algunos A-4 subsónicos de la Guerra de Vietnam, e igualmente viejos, pero supersónicos los Mirage de fabricación francesa. Incluso los aviones que podían volar carecían de sistemas modernos.

"Toda la flota de la fuerza aérea carece de sistemas y sistemas de aviónica modernos, y aún utiliza equipos analógicos", escribió Santiago Rivas en una edición de 2015 de la revista Combat Aircraft. "Las aeronaves han perdido el equipo de autoprotección, incluidos los receptores de advertencia de radar, los dispensadores de desperdicios / destellos, etc.".

“Críticamente, solo los A-4 tienen una capacidad de reabastecimiento de combustible por vía aérea y solo hay dos reabastecedores. La capacidad de [alerta temprana en el aire] no existe ", agregó Rivas," a pesar del hecho de que controlar el espacio aéreo de un país tan grande es una tarea importante y vital ".
Resultado de imagen para Mirage argentina + monumento
Los Mirage dejaron el servicio a mediados de 2015. Para reconstruir su capacidad de caza supersónico, Buenos Aires consideró comprar nuevos Gripens de Brasil, viejos F-16 americanos, Mirage F.1s de segunda mano de España y nuevos FC-1 de China antes de finalmente decidirse por 14 bloques de Kfir israelíes de 60 años, a precios razonables. Moverse a $ 350 millones incluyendo varios años de mantenimiento.

Parecía que la fuerza aérea podría estar en el rebote. Pero no todos fueron felices, especialmente Brig. Mario Roca, quien a fines de 2015 era el oficial número tres de la fuerza aérea. Roca argumentó que los combatientes israelíes carecían de un moderno sistema de armas. Sólo seis de ellos estarían equipados con radares, señaló. En cualquier caso, los Estados Unidos se negaron a otorgar una licencia de exportación para los motores de fabricación estadounidense de Kfir. Argentina se quedó sin luchadores supersónicos. 

Para 2018, Argentina también había retirado todos sus A-4. La rama voladora había querido mejorar a los luchadores para que sirvieran hasta 2022, pero la falta de repuestos los hacía insostenibles .
Resultado de imagen para IA-63
Hoy en día, solo un puñado de aviones de combate capaces de armas permanecen en el servicio argentino, incluidas alrededor de dos docenas de aviones de ataque subsónicos IA-63 y aviones de contrainsurgencia IA-58. Pero los IA-58 también están programados para una jubilación inminente.
Resultado de imagen para IA-58
En el contexto del largo desarme unilateral de las Fuerzas Armadas Argentinas, la adquisición de cinco Super Etendards a pesar del problema de su edad al menos pueden volar y luchar.

La planificación territorial debe estar en la agenda pública

Por ROBERTO MONTEVERDE, PRESIDENTE DE SAPLAT - Clarin.com
Hay que mejorar las prácticas del urbanismo con una mirada mutidisciplinaria y federal.

Buenos Aires. Vista del ingreso a la ciudad. Foto: Martín Bonetto

Con la participación de un conjunto de actores con diversos saberes y experiencias, que se desempeñan en todas las provincias, a fines del año pasado se constituyó la Sociedad Argentina de Planificación Territorial (SAPLAT), cuyo propósito es investigar, debatir e intercambiar experiencias para el mejoramiento de las prácticas del urbanismo y la planificación territorial en el país, desde una perspectiva multidisciplinar y federal.

La planificación y la gestión de territorios (urbanos y rurales) están adquiriendo una mayor visibilidad y ocupando un mayor espacio en las agendas públicas. El agravamiento de algunas cuestiones explica esta afirmación: crecimiento desorganizado, dificultades de acceso al suelo y a la vivienda, segregación socio-espacial; movilidad urbana con un fuerte crecimiento del uso del automóvil por sobre los medios públicos, especulación inmobiliaria, riesgos ambientales producto del impacto de algunas actividades productivas-económicas sobre el territorio.

La planificación urbana y territorial está experimentando una lenta pero positiva transformación, avanzando en la relación planificación-gestión y en la incorporación de la participación de la población en la discusión de estos temas, como respuesta a la gran cantidad de planes no ejecutados y a la necesidad de producir resultados positivos en las gestiones públicas.

En este proceso, un grupo de profesionales de diferente formación y recorrido, del ámbito público, privado y académico, fueron acumulando experiencias, conformando un interesante capital de prácticas y conocimientos que hasta el momento se atesoran a nivel individual o en grupos acotados, pero que es necesario capitalizar colectivamente. También se reconoce una creciente participación de distintas disciplinas en el desarrollo de prácticas de planificación urbanoterritorial, en el sector público, en los ámbitos universitarios, en equipos consultores y organismos multilaterales.

Las motivaciones iniciales de este espacio son:
• Promover el debate en temas urbanos y territoriales a fin de posicionarlo en la agenda pública, procurando incidir en las decisiones locales, provinciales y nacionales.
• Estimular la producción de nuevos conocimientos en la materia, propiciando la articulación entre campos disciplinares conexos, que incluya las dimensiones ambientales, económicas, sociales, institucionales y jurídicas del territorio.
• Contribuir al diseño y gestión de políticas públicas territoriales de corto, mediano y largo plazo en los niveles, locales, provinciales, regionales, metropolitanas y nacional.
• Promover nuevos marcos normativos y legislativos para la aplicación de instrumentos de gestión territorial para incidir en el mercado de suelo y la construcción del hábitat.
• Fortalecer las capacidades de los estados (local, provincial, nacional) en los proceso de planificación y gestión territorial para una efectiva orientación del crecimiento de las ciudades.
• Vincular la práctica profesional con las modalidades de enseñanza de las disciplinas relacionadas al territorio
• Promover el fortalecimiento de cuadros técnicos de los gobiernos, especialmente en los municipios y alentar la conformación de equipos multidisciplinares
• Desarrollar cursos, seminarios, talleres, foros, congresos, encuentros, jornadas y conferencias para la formación y capacitación.

Un simple recorrido por las experiencias concretas desarrolladas en el país presenta un abanico de disciplinas que convergen en estos temas. Sin ser excluyente, se reconoce la presencia de urbanistas, arquitectos, geógrafos, ingenieros, agrimensores, politólogos, economistas, contadores, ambientalistas, sociólogos, abogados, entre otros, que aportan sus miradas y pericias en el abordaje de temas de alto grado de complejidad como los referidos a la planificación y gestión territorial.

Por este motivo pretendemos que este espacio tenga un carácter multidimensional y “multidisciplinar” en tanto áreas de conocimiento; y “federal”, en tanto representación de las similitudes y diferencias territoriales, políticas y sociales que presenta la Argentina.

SAPLAT se organiza en ocho ámbitos regionales de trabajo y participación, NOA: Jujuy, Salta, Tucumán, Catamarca, Santiago; NEA: Formosa, Chaco, Misiones, Corrientes; Cuyo: San Luis, La Rioja, San Juan, Mendoza; Centro: Córdoba, La Pampa; Litoral: Santa Fe, Entre Ríos; Buenos Aires: Buenos Aires, CABA; Patagonia Norte: Neuquén, Río Negro; Patagonia Austral: Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego.

Los interesados en construir este espacio reivindicamos:

• El carácter técnico-político de planificación urbano-territorial, y el decisivo papel que debe jugar el estado en el diseño de políticas públicas de mediano y largo plazo

• La necesidad de un enfoque multidisciplinario de la planificación urbano-territorial que exige la participación activa e integrada de una amplia diversidad de profesionales e interesados en la resolución de procesos complejos.

• La importancia del involucramiento y participación de los ciudadanos, para impulsar prioridades en la agenda pública y construir consensos que den legitimidad a las decisiones de los gobiernos locales y propician el desarrollo de una base técnica de la planificación urbano-territorial, en sus enfoques, métodos de gestión y de evaluación permanente que conduzca a una revisión periódica de los planes y programas de desarrollo, para incrementar su eficacia.

• La importancia de la formación y la investigación de los planificadores urbano-territoriales para asegurar la continua adaptación de la enseñanza con las exigencias del presente y el futuro.

• El compromiso ético, profesional y ciudadano de los planificadores urbano-territoriales con el diseño e implementación de políticas públicas que tengan por objetivo la construcción de territorios más equilibrados, integrados, inclusivos y sostenibles.

• La responsabilidad y el protagonismo fundamental de los organismos del Estado en la promoción y sostenimiento de procesos de desarrollo urbano-territorial.

• La necesidad de contribuir al debate público sobre los principales procesos y tendencias económicosociales con impacto decisivo en la evolución de nuestros territorios.

Hay cinco puntos que entendemos como prioritarios:
• Los modelos de crecimiento urbano expansivo, con su impacto en la ciudad y entornos rurales.
• El deterioro de la calidad del hábitat, con signos crecientes de fragmentación socio-espacial.
• Los sistemas naturales amenazados por la actividad antrópica y particularmente por ciertos modelos productivos.
• La crisis de la movilidad urbana y su impacto ambiental y social.

Y finalmente un punto de carácter transversal, que identificamos como las escasas capacidades locales para la gestión territorial, de carácter técnico y político en gobiernos, equipos profesionales y ciudadanía para abordar la complejidad de los conflictos actuales. Están todos invitados a esta construcción colectiva.

lunes, 29 de abril de 2019

Guardacostas, custodios de nuestra soberanía

(La Nación) - Los argentinos deberíamos valorar y equipar mucho mejor a quienes, con su incansable e irreemplazable labor, protegen nuestro patrimonio marítimo
 Resultado de imagen para Guardacostas, custodios de nuestra soberanía
 La tarea de la Prefectura, a bordo del buque Prefecto Derbes, para evitar la pesca ilegal entre Puerto Madryn y la milla 200 La tarea de la Prefectura, a bordo del buque Prefecto Derbes, para evitar la pesca ilegal entre Puerto Madryn y la milla 200 Fuente: LA NACION

Luego de que la Comisión de Límites de la Plataforma Continental (Copla) de las Naciones Unidas (ONU) avalara el pedido efectuado por la Argentina en 2009, la activa y sostenida gestión de distintas administraciones nos permitió sumar, en 2017, 1633 kilómetros cuadrados más a nuestra plataforma continental, accediendo al ciento por ciento de nuestro reclamo. Dicha plataforma, abierta a la pesca internacional, se extiende a continuación de la llamada Zona Económica Exclusiva (ZEE), que va desde la línea de base de nuestra costa hasta la milla 200, esto es, a casi 400 kilómetros de la orilla, y donde cada país tiene soberanía sobre los recursos naturales del suelo y del subsuelo, la mayoría aún por descubrir.

Ante la ausencia de regulaciones aplicables en alta mar que contemplen ciclos biológicos, temporadas o tamaños, a medianoche la actividad pesquera ilegal en la plataforma es incansable; tanto que se habla de auténticas "ciudades flotantes", por la cantidad de luces de buques que allí se observan. La luz incandescente les sirve para atraer moluscos. Se calcula que, anualmente, unos 700 pesqueros trabajan en la zona, muchos incluso apagan sus sistemas para no ser divisados visualmente en infracción o por radares, pero no pueden escapar de la tecnología que brinda la detección satelital. Muchos de ellos son barcos chinos del tipo denominado poteras, arrastreros o palangreros, según sea, que emplean a miles de marineros extranjeros, habitantes del mar por largos meses, sobre quienes se ha denunciado que trabajan en condiciones infrahumanas, cercanas a la esclavitud. Detrás de la mejor pesca, infringen constantemente el límite de nuestra ZEE y violan la ley federal de pesca, sin que nuestro país tenga los medios para impedirlo.

Apenas cinco embarcaciones argentinas, en campañas de entre 15 y 40 días, realizan el patrullaje de 24 horas que permite detectar y detener a estas embarcaciones que ingresan en nuestra ZEE desde la segunda de las mayores zonas de pesca no regulada ni declarada del planeta, en la que se da un crecimiento del 5% de actividad cada año. Cuatro soldados del escuadrón Albatros, armados con fusiles automáticos livianos, integran cada tripulación.

Deben nuestros centinelas del mar anticiparse y evitar alertar a los buques pesqueros mercantes chinos, coreanos, rusos o españoles para poder capturarlos. Localizan al infractor mediante radar, lo identifican y proceden a comunicarse por radio, enviando también señales luminosas y sonoras, En una persecución que se prolongó por un día y medio, tras haber realizado más de 300 llamados al buque chino Yan Yuan Yu y antes de que este lograra darse a la fuga, el 14 de marzo fue capturado y hundido, habiendo debido rescatar del agua a la tripulación. Desde el año 2000, la Prefectura lleva más de 70 buques capturados en nuestra ZEE.

La codiciada riqueza ictícola comprende merluza de distintos tipos, caballa, langostinos, corvina, lenguado, abadejo, mero, cazón y gatuzo, entre otras muchas especies que integran las toneladas de carga que desplazan ilegalmente los buques hacia sus países de origen. Zonas pobladas por especies con alto valor comercial son territorios apetecibles para la pesca indiscriminada, alejada del manejo sustentable y respetuoso de la biodiversidad, por la imposibilidad de aplicar normas internacionales vigentes. La Organización para la Protección de los Recursos del Atlántico Sudoccidental (Opras) es una ONG que promueve los cambios que muchas veces la geopolítica no impulsa debidamente. No podemos descuidar nuestros recursos ni desproteger la industria pesquera nacional sin reclamar acuerdos de cooperación que sirvan para regular y evitar una dramática depredación de los recursos.

La presencia de los abnegados y valientes guardacostas no sabe de horarios ni de condiciones climáticas. Orgullosos de defender y proteger nuestro patrimonio, los argentinos debemos valorarlos, equiparlos mucho mejor y agradecerles su irreemplazable trabajo en aquella frontera para que la riqueza que custodian no se nos escurra en manos de flotas extranjeras que vulneran nuestra soberanía. Mucho resta aún por hacer para acompañar esta gesta desde distintos sectores.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...