Mostrando entradas con la etiqueta China. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta China. Mostrar todas las entradas

martes, 21 de enero de 2020

Lanziani analizó con empresarios chinos como siguen las obras de las represas Cóndor Cliff y La Barrancosa

(Ambito.com) - El secretario de Energía se reunió con directivos de la firma china Gezhouba. "Fue una muy buena reunión", dijeron los funcionarios argentinos consultados por Ámbito.
El gobierno de Mauricio Macri modificó el proyecto original de ambas represas
El gobierno de Mauricio Macri modificó el proyecto original de ambas represas, que había sido elaborado por la administración de Cristina Fernández, de modo tal que ambas tendrán menos turbinas, menos cota y menos embalse, medidas que implicaron un achicamiento de la inversión de u$s1.300 millones. Se estima que ambas represas generarán 1.310 MW, lo que representará el 3% de la energía disponible a nivel nacional, con un pico máximo del 10%.

El secretario de Energía, Sergio Lanziani, recibió este lunes a al miembro titular del comité ejecutivo de la empresa China Gezhouba Group Corporation (CGGC), Yuan Zhiziong, para analizar la dilatada construcción de las represas hidroeléctricas Cóndor Cliff y La Barrancosa en Santa Cruz.

Según informaron desde el despacho de Lanziani, el secretario y el directivo asiáticos conversaron sobre los mega proyectos de energía y sus respectivas centrales eléctricas. “El enviado de la empresa china calificó el encuentro como muy positivo”, señalaron desde la Secretaría. “Fue una muy buena reunión”, dijeron los funcionarios argentinos consultados por Ámbito.

Foto: Secretaría de Energía de la Nación
Lanziani y Zhiziong dialogaron sobre el futuro de las obras y los aprovechamientos hidroeléctricos del río Santa Cruz, que proveerán electricidad al Sistema Argentino de Interconexión (SADI).

El proyecto de las represas fue presentado internacionalmente en 2012, y un año más tarde adjudicado a la Unión Transitoria de Empresas (UTE) conformada por Electroingeniería, Gezhouba e Hidrocuyo. En 2014, el Gobierno nacional de Cristina Fernández aprobó el modelo de contrato con China para que este país financie parte de la obra, y en febrero de 2015 se ordenó su inicio. En ese marco, la ex presidenta rebautizó a las represas Jorge Cepernic y Néstor Kirchner. Los trabajos comenzaron pero antes de fin de año se detuvieron, y con la llegada de Cambiemos su continuidad estuvo en duda.

En 2017 Mauricio Macri las volvió a renombrar Cóndor Cliff y La Barrancosa, pero frenó los trabajos y miles de trabajadores quedaron sin empleo. Había un supuesto motivo: unos meses antes, en diciembre de 2016, apareció un fallo de la Corte Suprema de Justicia que ordenó analizar el impacto ambiental que podrían tener las represas en la región, y llamar a audiencia pública para discutirlo. El ex ministro de Energía Juan José Aranguren la organizó y defendió ante ambientalistas algunos retoques al master plan original y un achicacamiento de los desembolsos.

Por lo tanto, el gobierno de Macri determinó en una investigación sobre el impacto ecológico que, más allá de algunos recaudos, no hay mayores problemas de convivencia con la flora y fauna locales. Durante la visita que el ex presidente Macri había realizado a China en 2017, se pactó el reinicio de las obras para las cuales el gigante asiático prometió financiamiento por u$s 4.730 millones. Pero tampoco se reactivaron las obras por falta de dólares.

A principios del 2018 el proyecto quedó trabado por el estallido en la Argentina de la “Causa de los Cuadernos” y la aparición de Gerardo Ferreyra, vicepresidente de Electroingeniería, en ese expediente y por la que quedó privado de su libertad.

A fines de 2018, el presidente chino Xi Jinping llegó a la Argentina con motivo del G20 de Buenos Aires y fue recibido en Olivos por Macri. Allí, le prometieron al mandatario definiciones sobre las represas y el reacomodo de las empresas participantes de las obras en la UTE. En enero de 2019 Macri aprovechó una visita por Tierra del Fuego, Santa Cruz y Chubut para visitar el obrador de las represas. Según la UTE unas 1.100 personas trabajan en el propyecto. Ahora, el gobierno de Alberto Fernández se propone avanzar con la iniciativa energética.
El proyecto costará u$s4.730 millones y el 85% de ese monto será financiamiento chino, dado que la inversión está vinculada al
El proyecto costará u$s4.730 millones y el 85% de ese monto será financiamiento chino, dado que la inversión está vinculada al "swap" con el país asiático, que incluyó otras obras, como el Belgrano Cargas y el Salar de Jujuy. Foto: China Gezhouba Group Corporation (CGGC)

De hecho, la semana pasada Lanziani recibió a funcionarios diplomáticos chinos, que le expresaron su interés en "explorar nuevos rubros de cooperación" en el área energética, además de repasar los proyectos ya encarados en común.

Empresas chinas o sus entidades de financiamiento para infraestructura participan en distintos proyectos de energías renovables (parque solar Caucharí en Jujuy), centrales térmicas e hidroeléctricas, además de lo ocurrido en el sector minero. La gestión de Macri también dejó pendiente y sin avances el desarrollo de la cuarta central nuclear en la localidad bonaerense de Lima, entre otros emprendimientos.

viernes, 17 de enero de 2020

La 1ra desventaja de construir islas falsas que China no vio venir

Por Robert Farley - The National Interest - Traducción Desarrollo y Defensa
¿Demasiada tierra para defender?


Punto clave:  las islas artificiales de Beijing son un arma de doble filo. China puede usarlos para proyectar poder, pero también son muchos más lugares que Beijing tendrá que intentar defender.

China ha construido algunas islas en el mar del sur de China. ¿Puede protegerlos?

Durante la Segunda Guerra Mundial, Japón descubrió que el control de las islas ofrecía algunas ventajas estratégicas, pero no lo suficiente como para obligar a los Estados Unidos a reducir cada isla individualmente. Además, con el tiempo las islas se convirtieron en una responsabilidad estratégica, ya que Japón luchó por mantenerlas abastecidas de alimentos, combustible y equipo. Las islas del SCS están convenientemente ubicadas para China, pero ¿realmente representan un activo para el ejército de China? La respuesta es sí, pero en un conflicto real el valor disminuiría rápidamente.
Resultado de imagen para scs islas chinas
Las instalaciones

China ha establecido numerosas instalaciones militares en el mar del sur de China, principalmente en las islas Spratly y Paracel. En Spratlys, China ha construido campos de aviación en Subi, Mischief y Fiery Cross, junto con infraestructura de misiles, radares y helicópteros en varias formaciones más pequeñas. En Paracels, China ha establecido una importante instalación militar en la isla Woody, así como instalaciones de radar y helicópteros en varias otras áreas. China continúa la construcción en toda la región, lo que significa que puede expandir su presencia militar en el futuro. Las bases más grandes (Subi, Mischief, Fiery Cross y Woody Island) tienen la infraestructura necesaria para la gestión de aviones militares, incluidos los cazas y las grandes patrullas. Estos misiles, radares y aviones extienden el alcance letal de los militares de China a lo largo del Mar del Sur de China.

Misiles

Varias de las islas sirven como bases para los sistemas SAM (incluido el HQ-9, con un alcance de 125 millas, y tal vez finalmente el S-400 ruso) y misiles de crucero lanzados desde tierra (GLCM). Estos misiles sirven para hacer que el Mar del Sur de China sea letal para los barcos y aviones estadounidenses que no tienen capacidades de sigilo, o que no disfrutan de un sistema de defensa aérea en capas. Las instalaciones de SAM, impulsadas por redes de radares, pueden limitar efectivamente la capacidad de los aviones enemigos para ingresar a su zona letal sin una importante ayuda de guerra electrónica. Los GLCM pueden agregar otro conjunto de lanzadores a la red A2 / AD de China, aunque no necesariamente con mayor efectividad que los misiles lanzados desde submarinos, barcos o aviones.

Pero es una pregunta abierta sobre la supervivencia de las instalaciones de misiles en un conflicto. Los misiles terrestres sobreviven al ataque aéreo porque pueden esconderse entre colinas, bosques y otras coberturas naturales. No hay una cobertura natural efectiva en las islas que China ha creado, e incluso las instalaciones defensivas hechas por el hombre pueden no sobrevivir al ataque concertado. Además, los lanzadores de misiles dependen de una red logística al menos algo robusta para combustible, energía y municiones, que China puede no ser capaz de proporcionar de manera confiable durante una guerra de disparos.
Resultado de imagen para scs islas chinas
Aeródromos

Las cuatro instalaciones militares más grandes en el SCS tienen amplias instalaciones para la operación de aviones militares. Esto incluye cazas avanzados, pero más importante aún, patrullaje, guerra electrónica y aviones avanzados de alerta temprana. La capacidad de usar estos aeródromos efectivamente extiende el alcance de la burbuja A2 / AD de China, permitiendo la transmisión de datos de objetivos a los lanzadores de misiles en el mar y en China continental. Los aviones de combate en sí mismos sirven para hacer que los cielos sobre el SCS sean aún más letales de lo que serían de otra manera, así como amenazar a los barcos estadounidenses a distancia con misiles de crucero.

Pero en conflicto, la durabilidad de un aeródromo depende de la disponibilidad de materiales y equipos para ejecutar reparaciones después de un ataque. No es obvio que las islas que China ha creado en el Mar Meridional de China serán lo suficientemente robustas como para continuar operando después de los ataques con misiles y bombas estadounidenses. Aunque las islas más grandes tienen refugios para aviones, es una pregunta abierta si estos refugios podrían sobrevivir durante mucho tiempo a un ataque estadounidense concertado.
Resultado de imagen para scs islas chinas
Radares

Los SAM, GLCM y aviones de combate dependen de datos precisos de objetivos para su efectividad. La contribución más importante que las islas SCS pueden ofrecer al ejército chino es a través de las instalaciones de radar que China ha establecido en muchas de las islas. Estas instalaciones, aunque individualmente vulnerables, ayudan a proporcionar una imagen mucho más completa del espacio de batalla de la que China disfrutaría de otra manera. Juntos, mejoran significativamente la letalidad de las redes defensivas de China.

Dicho esto, los radares mismos son vulnerables a una amplia gama de ataques estadounidenses. Estos incluyen métodos cinéticos como misiles (lanzados desde submarinos, aviones furtivos u otras plataformas), guerra electrónica, ataques cibernéticos e incluso incursiones de fuerzas especiales. En un conflicto, China podría perder rápidamente el acceso a la red de radar que ha establecido. Aún así, la red ofrece una forma relativamente económica de complicar el trabajo que enfrentan los militares estadounidenses al penetrar el SCS.

Logística

Todas las capacidades militares de las islas SCS de China dependen de comunicaciones seguras con China continental. La mayoría de las islas construidas por China no pueden soportar grandes reservas de logística, o mantener esas reservas a salvo de ataques. En una guerra de disparos, la necesidad de mantener las islas abastecidas de combustible, equipo y municiones se convertiría rápidamente en una responsabilidad para los activos de transporte chinos . Suponiendo que el PLAN y el PLAAF tendrían poco interés en realizar esfuerzos arriesgados y costosos para reabastecer islas bajo fuego, el valor militar de las islas del SCS sería un activo inútil durante un conflicto. Desafortunadamente para China, la naturaleza misma de la guerra de las islas y la naturaleza de las formaciones específicas que China ha decidido apoyar,

Barcos contra fuertes

Como Lord Horatio Nelson pudo haber bromeado , "un barco es un tonto para luchar contra un fuerte". Pero hay situaciones en las que los barcos tienen una gran ventaja sobre los fuertes. Las islas de China en el SCS no son móviles, y no son lo suficientemente grandes como para ocultar mucho en cuanto a material y material militar. Estados Unidos podrá mapear meticulosamente las instalaciones militares en cada una de las islas del SCS, y probablemente podrá rastrear los envíos de equipos militares a las islas. Esto hará que las islas sean extremadamente vulnerables al ataque de barcos, submarinos y aviones, ya que los misiles no requerirán datos de objetivos en tiempo real.

Un paso positivo para los Estados Unidos sería revertir la decisión de "retirarse en el lugar" del Sistema de Armas Avanzadas en el destructor clase Zumwalt. Poner a disposición una munición para esta arma permitiría a los Zumwalts atacar las instalaciones de las islas chinas a distancia, lo que podría causar daños graves, prácticamente irreparables a un costo relativamente bajo. De lo contrario, las islas absorberán misiles de crucero que podrían usarse efectivamente en objetivos más jugosos.

Las islas del SCS tienen cierta relevancia militar, pero son más importantes como reclamo político de vías fluviales y recursos submarinos. Militarmente, representan una delgada corteza en el sistema A2 / AD de China. Bajo ciertas condiciones, esta corteza podría perturbar la libertad de acción de Estados Unidos, pero no será difícil para la Fuerza Aérea y la Marina de los Estados Unidos avanzar.

miércoles, 15 de enero de 2020

China descubrió el secreto para cerrar la brecha con los militares estadounidenses

Por Robert Farley - The National Interest - Traducción Desarrollo y Defensa

Más que solo gastos de defensa.
Punto clave: China robó y espió su camino para mejorar la destreza militar.

A medida que la República Popular de China (RPC) surgió de la guerra y la revolución en 1949, se hizo evidente que la economía china carecía de la capacidad de competir con los EE. UU. o la URSS en la producción de tecnología militar avanzada. Las transferencias desde la Unión Soviética ayudaron a remediar la brecha en la década de 1950, al igual que las transferencias desde los Estados Unidos y Europa en las décadas de 1970 y 1980. Aún así,  la Revolución Cultural  sofocó la tecnología y la investigación científica, dejando a los chinos aún más atrás.

Por lo tanto, China ha complementado durante mucho tiempo las transferencias legítimas y la innovación nacional con el espionaje industrial. En resumen,  la RPC tiene el hábito bien establecido de robar tecnología de armas de Rusia  y  los Estados Unidos . Con el paso de los años, los espías de Beijing se han vuelto cada vez más hábiles y flexibles en su enfoque. Aquí hay cinco sistemas que los chinos han robado o copiado, total o parcialmente:

J-7:
Resultado de imagen para j-7 aircraft
En 1961, cuando las tensiones entre la URSS y la República Popular China alcanzaron un punto álgido, los soviéticos transfirieron planos y materiales asociados con su nuevo interceptor MiG-21 a China. La oferta representaba un esfuerzo para cerrar parte de la brecha y sugerir a China que la cooperación entre los gigantes comunistas seguía siendo posible.

La ofrenda no funcionó. Las tensiones sino-soviéticas continuaron aumentando, casi hasta el punto de la guerra a fines de la década de 1960. Los chinos trabajaron a partir de los planos y otros materiales, y finalmente produjeron el J-7, una copia virtual del MiG-21. Los chinos finalmente vendieron el J-7 (variante de exportación F-7) en competencia directa con los MiG vendidos por los soviéticos. De hecho, después del acercamiento entre Estados Unidos y la República Popular China a principios de la década de 1970, los chinos vendieron J-7 directamente a los estadounidenses, que los usaron como parte de un escuadrón de agresores para entrenar a pilotos estadounidenses para luchar contra los soviéticos.

J-11:
Resultado de imagen para J-11
El colapso de la Unión Soviética a principios de la década de 1990 anunció un deshielo en las relaciones entre Rusia y China. Rusia ya no tenía fuertes razones para retener su tecnología militar más avanzada de los chinos. Más importante aún, el enorme complejo industrial militar soviético necesitaba urgentemente a los clientes, y los militares rusos ya no podían permitirse nuevos equipos. Por su parte, la RPC necesitaba nuevas fuentes de equipo militar de alta tecnología después de que Europa y Estados Unidos impusieron embargos de armas a raíz de la masacre de la Plaza Tiananmen.

En consecuencia, la década de 1990 vio varios grandes acuerdos de armas entre Moscú y Beijing. Uno de los más importantes fue la venta, la concesión de licencias y la transferencia de tecnología del  caza polivalente "Flanker" Su-27 . El acuerdo le dio a los chinos uno de los cazas de superioridad aérea más peligrosos del mundo, y le dio a la industria de la aviación rusa un salvavidas.

Pero la era de los buenos sentimientos no pudo sostenerse. Los detalles siguen siendo turbios y discutidos, pero los rusos afirman que los chinos comenzaron a violar los términos de licencia casi de inmediato, instalando su propia aviónica en Flankers ( J-11, bajo designación china ). Los chinos también comenzaron a desarrollar una variante, en violación directa de los términos acordados. La apropiación de la tecnología rusa socava la relación entre Rusia y China, lo que hace que los rusos sean mucho más cautelosos de transferir sus joyas de la corona al ejército chino.

J-31:
Resultado de imagen para J-31
Incluso antes de que las filtraciones de Snowden establecieran un extenso espionaje industrial chino, los analistas estadounidenses sospechaban que China estaba robando información asociada con el F-35. La probable realidad de este robo se hizo evidente cuando la información sobre el caza furtivo J-31 estuvo disponible. El J-31 se parece  mucho a un  F-35 bimotor , sin las capacidades VSTOL del F-35B.

El J-31 también presumiblemente carece de gran parte de la aviónica avanzada que tiene el potencial de hacer del F-35 un caza devastador. Sin embargo, el J-31 puede eventualmente operar desde portaaviones y potencialmente podría competir con el Joint Strike Fighter en el mercado de exportación.

UAVs:
Resultado de imagen para UAVs chineses
En 2010, China se quedó atrás de los Estados Unidos en la tecnología de vehículos aéreos no tripulados (UAV). Desde entonces, los chinos se han puesto al día y ahora están produciendo drones capaces de competir con los modelos estadounidenses en el mercado internacional de armas. ¿Cómo se pusieron al día los chinos tan rápido?

Según  la inteligencia de los EE. UU. , los piratas informáticos chinos se apropiaron de la tecnología de varias fuentes, incluidas el gobierno de EE. UU. y las empresas privadas (General Atomics) asociadas con la producción de vehículos aéreos no tripulados.  Los vehículos aéreos no tripulados chinos más nuevos se parecen mucho a los aviones de EE. UU. visualmente  y en rendimiento, un momento notable para la industria de la aviación de China.

Tecnología de visión nocturna:
Resultado de imagen para Chinese PVS 14
Después de la Guerra de Vietnam, el ejército de los Estados Unidos decidió que invertiría mucho en un esfuerzo por "ser dueño de la noche". Esto condujo a importantes avances en la tecnología de visión nocturna, incluido el equipo que permitió a los soldados, vehículos blindados y aviones ver y pelear en la oscuridad. Este equipo le ha dado a los Estados Unidos una gran ventaja en varios conflictos desde la década de 1980.

China está tratando de poner fin a esta ventaja y ha orientado algunos de sus esfuerzos de espionaje para adquirir y replicar tecnología estadounidense en esta área. Esto ha incluido algunos robos cibernéticos, pero también varias operaciones antiguas en las que los empresarios chinos adquirieron ilegalmente tecnología controlada por las exportaciones de compañías estadounidenses.

La última copia:

Estados Unidos se ha vuelto cada vez más agresivo para frenar o detener los esfuerzos de espionaje industrial de China. Esto ha incluido acusaciones de oficiales del EPL, amplias condenas al espionaje chino y represalias selectivas contra algunas empresas chinas. Pero dados los amplios contactos comerciales entre China y Estados Unidos, detener el flujo de tecnología es prácticamente imposible. Además, China ha desarrollado una economía tecnológica grande e innovadora por derecho propio. De hecho, a medida que la tecnología china se pone al día con la estadounidense (y en algunos casos excede a la rusa),  podemos ver que los chinos enfrentan los mismos problemas con el espionaje extranjero .

viernes, 10 de enero de 2020

Brasil: Empresa china presenta banco para financiar compra de maquinaria pesada

Resultado de imagen para Brasil: Empresa china presenta banco para financiar compra de maquinaria pesada(El Constructor) - El Banco XCMG, propiedad del gigante chino de maquinaria de construcción del mismo nombre, anunció hoy oficialmente en Sao Paulo su desembarco en Brasil para dedicarse a la financiación de proyectos de infraestructura y de adquisición de maquinaria pesada en la primera economía de América Latina.

El banco industrial pertenece a la empresa china Xuzhou Construction Machinery Group (XCMG) y hoy se presentó en sociedad de cara a convertirse en uno de los actores clave del desarrollo de la infraestructura en Brasil y, para una segunda fase, en otros países de Sudamérica. "Nuestro objetivo es crear condiciones para desarrollo de las empresas chinas y brasileñas para adquirir equipamiento pesado en el marco de las expectativas con el crecimiento de la infraestructura. En una segunda fase se expandirá el trabajo del banco hacia otros países de Sudamérica", dijo a Xinhua el vicepresidente del Banco XCMG Brasil, Roberto Pontes.

Pontes participó en Sao Paulo del evento en el cual el Banco XCGM Brasil, destinado a financiar empresas de construcción civil e infraestructura para la compra de maquinaria pesada e insumos, anunció oficialmente haber recibido el 23 de octubre pasado la autorización para comenzar sus operaciones por parte del Banco Central brasileño.

El presidente de la principal empresa constructora de China, Wang Min, dijo que "quien tiene la voluntad puede tener éxito" al afirmar que XCMG pretende "promover la inversión en infraestructura y atraer fondos y así promover el crecimiento por múltiples canales y la relación China-Brasil".

China es desde 2009 el principal socio comercial de Brasil.

Wang reconoció que Brasil ha sufrido la caída de la actividad, recesión y despidos de trabajadores en los últimos tiempos, aunque aclaró que esta situación no alejó los planes de la compañía. "Pero pese a eso XCMG en vez de retirar su capital optó por inyectar más capital, promoviendo el desarrollo de la infraestructura", apuntó.

XCMG está instalada desde 2012 en el parque industrial de Pouso Alegre, estado de Minas Gerais, sudeste de Brasil, y allí se instalará también la sede del principal del banco, que tendrá una sucursal en la zona financiera de Sao Paulo, la principal ciudad de Brasil y de Sudamérica. 

Sudamérica es el cuarto mercado regional de la empresa de maquinaria pesada, que a su vez es la sexta del mundo en la actualidad. Brasil representa el 60 por ciento de la inversión existente del grupo en infraestructura en toda Sudamérica.

El capital inicial del banco es de 60 millones de reales (unos 14,8 millones de dólares), según se anunció en el acto.

De acuerdo a Pontes, las autoridades de la nueva entidad de corte industrial "cree en el reinicio de una etapa de crecimiento de la economía brasileña y en las reformas que impulsa el Gobierno". "Existe la expectativa del ingreso de empresas chinas a Brasil y es bueno poder apoyarlas por crédito para el uso del equipamiento", comentó Pontes, quien citó la minería y la construcción civil como sectores clave dentro de toda el área de infraestructura para la financiación.

Por su parte, el diputado brasileño Fausto Pinato, titular del Frente Parlamentario Brasil-China, subrayó en su discurso que Brasil necesita ofrecer "seguridad jurídica" para las nuevas inversiones chinas.

"Con esta inversión XCMG se convierte en el gran ladrillo para que Brasil pueda convertirse en una potencia del sector infraestructura", destacó, mientras su colega legislador, Evair Vieira, destacó que el "principal impedimento para la infraestructura brasileña es la falta de financiamiento".

El banco abrirá sus puertas a las empresas a fines del primer trimestre.

viernes, 3 de enero de 2020

Pronto verás a este avión de combate chino volando por toda África y América Central

Por Sebastien Roblin - The National Interest - Traducción Desarrollo y Defensa
El L-15 Falcon sigue el modelo de sus predecesores occidentales.

Punto clave:  la voluntad de China de vender L-15 a precios reducidos en todo el mundo significa su creciente proyección de poder.

Volar un caza a reacción de alto rendimiento es una habilidad física y mental que requiere mucha práctica, pero cada hora volar un avión de combate puede costar decenas de miles de dólares en gastos de combustible y mantenimiento. Es por eso que las fuerzas aéreas emplean entrenadores líderes de combate (LIFT) más livianos y fáciles de manejar para darles a los pilotos la oportunidad de acumular experiencia de la vida real con vuelo supersónico, maniobras de combate aéreo y lanzamiento de armas antes de que tomen el comando posiblemente difícil de un jet de alto rendimiento.

La cuestión es que los entrenadores de aviones avanzados como el T-50 Golden Eagle de Corea del Sur son bastante capaces de realizar tareas básicas de combate sin conflictos de alta intensidad, mientras que cuestan la mitad o un tercio tanto como un avión de combate nuevo. Por ejemplo, los entrenadores filipinos FA-50 y nigerianos Alpha Jet han jugado un papel importante en la lucha contra las insurgencias en 2017, aunque ambos estuvieron involucrados en trágicos incidentes de fuego amigo.

La Fuerza Aérea de los EE. UU. está buscando comprar 350 nuevos aviones LIFT después de su competencia TX y está evaluando varios diseños que cuestan entre $ 30 y $ 40 millones por fuselaje. Sin embargo, China ya ha estado implementando gradualmente su propio LIFT muy ágil y veloz, con un costo equivalente de solo $ 10 a $ 15 millones, lo que ha despertado interés en África y América Latina.
Imagen relacionada
Construido por Hongdu en Nanchang, China, el Falcon L-15 se asemeja a un Super Hornet abreviado adorablemente o F-16. Los dos turboventiladores AL-222 construidos en Ucrania del Falcon le brindan al aprendiz y al instructor una doble seguridad en caso de que falle un motor, mientras que las pantallas multifunción en la 'cabina de vidrio' y los controles manuales del acelerador y la palanca brindan a los alumnos la oportunidad de trabaja con los tipos de instrumentos típicos de los cazas de cuarta generación .

Las extensiones del borde de ataque del Falcon en la parte delantera de sus alas y una alta tolerancia de carga G de 8.5 le permiten realizar maniobras ajustadas y lograr ángulos de ataque altos de hasta 30 grados sobre el vector del avión. Los controles de vuelo por cable redundantes, cuádruples en tres ejes permiten maniobras precisas. Estos rasgos se utilizan para preparar a los pilotos para la diversa familia de aviones multirrol Flanker de dos motores y supermanevables operados por la Fuerza Aérea y la Armada del Ejército Popular de Liberación de China.

Resultado de imagen para hongdu l-15 falcon cockpitLos prototipos L-15 volaron por primera vez en marzo de 2006 y entraron en servicio en números limitados en 2013 como un Advanced Jet Trainer subsónico designado como JL-10. Este modelo básico cuenta con seis puntos fijos para transportar bombas, cohetes y misiles aire-aire de corto alcance, pero carece de un radar para apuntar a municiones de largo alcance.

Sin embargo, Hongdu luego exhibió un modelo supersónico L-15B con turbofans de postcombustión, lo que permitió que el Halcón alcanzara velocidades de hasta Mach 1.4. El L-15B también tiene una nariz alargada para acomodar un radar de matriz pasiva escaneada electrónicamente con un rango de detección reportado de siete o setenta millas (las fuentes difieren) que pueden escanear objetivos aéreos y de superficie. Un receptor de advertencia de radar agregado en la cola le da la oportunidad de esquivar los ataques con misiles, mientras que una antena IFF podría ayudar a evitar incidentes de fuego amigo.

El L-15B también tiene su capacidad de carga útil reforzada con casi cuatro toneladas de armas cargadas en nueve puntos fijos: seis debajo del ala, un pilón de barriga y dos rieles de punta de ala. El asiento del instructor puede ser utilizado por un Oficial de Sistemas de Armas para manejar armas guiadas. Una foto muestra un cañón de 23 mm en una cápsula del vientre, misiles aire-aire PL-5E de búsqueda de calor (relacionados de forma distante con el AA-2 y Sidewinder), bombas guiadas por láser LT-2 y bombas guiadas por GPS LS-6 con alas desplegables que le permiten deslizarse hacia objetivos a hasta treinta y siete millas de distancia. Según se informa, los misiles más modernos PL-10 y PL-12 más allá del alcance visual guiado por radar (alcance sesenta y dos millas) también podrían transportarse, así como otras municiones aire-tierra.

El L-15B puede incluso cargar un pot de contramedidas electrónicas para servir como un avión de guerra electrónica a precio reducido. Sin embargo, si bien el avión puede volar teóricamente hasta 52,000 pies de altura y distancias de hasta 1,900 millas, cuando está completamente cargado en combate, su radio efectivo se reduce a solo 350 millas.

Por supuesto, el diminuto L-15B no cuenta con la velocidad, las defensas, los sensores y la gran carga útil de un cazar multirrol de cuarta generación como el F-16 o Su-35 . Pero para los países en desarrollo que no esperan luchar contra una gran potencia militar, aviones como el Halcón podrían realizar misiones básicas de defensa aérea y ataques de precisión en tierra, todo en una plataforma que será más barata, más fácil de mantener y se utilizará para entrenar a pilotos. .

La Fuerza Aérea de Zambia hasta ahora ha adquirido seis L-15Z para su escuadrón No. 15 por $ 100 millones, más simuladores y varias armas guiadas. En 2015, la almirante venezolana Carmen Mirandez anunció planes para adquirir una o dos docenas de L-15 para ayudar a los pilotos en la transición a los combatientes Su-30MK2 y F-16. Sin embargo, Caracas, con problemas de liquidez, ha suspendido el acuerdo. La Fuerza Aérea uruguaya también ha expresado su interés en adquirir ocho L-15 para reemplazar sus A-37B Dragonflies, una de las cuales sufrió un accidente en 2016. Pakistán, un aliado cercano de China, es otro operador potencial del L-15B, pero el avión entraría en conflicto con los planes para adquirir aviones JF-17B de dos asientos, que son una colaboración paquistaní-china.
Resultado de imagen para Guizhou JL-9
El L-15 también tiene un entrenador de jet doméstico supersónico rival, el Guizhou JL-9. Un derivado de dos asientos muy modificado del legendario MiG-21 con alas delta acodadas, el JL-9 con turborreactor es menos sofisticado y tiene solo cinco puntos de referencia de armas, pero es más barato con $ 8.5 millones cada uno, y el modelo básico viene con quemadores posteriores, un radar italiano de pulso-doppler y un cañón incorporado de 23 milímetros. 

Los JL-9 y los JL-9H con capacidad de aterrizaje de portaaviones sirven con el Ejército Popular de Liberación y la Fuerza Aérea Naval PLA (PLANAF), y seis modelos de exportación llamados FTC-2000 Shanying ("Águila de montaña") fueron entregados a Sudán en mayo de 2018. Sudán es infame por usar sus aviones de combate para bombardear aldeas en territorio controlado por los rebeldes, y Rusia y China se encuentran entre los pocos principales exportadores de armas de los que Jartum puede obtener armas modernas.

Mientras tanto, China opera entre 130 y 150 L-15 en nueve escuadrones, presumiblemente principalmente el L-15A subsónico. En general, los pilotos de combate chinos vuelan un número decente de horas al año, pero carecen de entrenamiento adecuado en condiciones de combate realistas; presumiblemente, los entrenadores con capacidad para armas y equipados con radar podrían ayudar a abordar esa deficiencia. Curiosamente, un L-15 fue fotografiado en 2018 con las marcas de PLANAF (se ha denominado JL-10H), lo que sugiere una posible variante de JL-10 para entrenar a pilotos basados ​​en portaaviones. Sin embargo, algunos en los medios de comunicación chinos han expresado dudas de que el fuselaje trasero del Halcón sea lo suficientemente fuerte como para montar un gancho de cola para practicar aterrizajes de portaaviones.
Resultado de imagen para subsónico K-8
El mercado de aviones de entrenamiento / ataque ligero está relativamente lleno de competidores como el ruso Yak-130, el italiano MB.346, el subsónico K-8 de China, el Golden Eagle T-50 o posiblemente el TX de Boeing. Es demasiado pronto para saber si L-15 y JL-9 serán un gran éxito de exportación, pero las ventas de entrenadores / combatientes supersónicos a precios reducidos podrían convertirse en un significante interesante de la creciente influencia de Beijing en África, Asia y América Latina en años para ven.

Los francotiradores de China están armados y son peligrosos

Por Charlie Gao - The National Interest - Traducción Desarrollo y Defensa
¡Cuidado!

Punto clave: China está reemplazando la vieja tecnología de francotiradores soviéticos con una alternativa elegante y moderna.

Si bien el Ejército de EE. UU. está preocupado por las tácticas y rifles de precisión rusos de próxima generación, China también ha estado haciendo avances significativos en el campo. En la década de 1980, los chinos usaban prácticamente el mismo equipo que la Unión Soviética. Hoy en día, utilizan conjuntos de equipos bastante diferentes, incluidos algunos fusiles con calibres de la OTAN. El desarrollo divergente de los rifles de precisión chinos desde la misma base es una parábola interesante del desarrollo de armas pequeñas impulsado por la doctrina.
Resultado de imagen para SVD, un rifle 7.62x54R
En la década de 1980, la República Popular de China y la Unión Soviética utilizaron los mismos rifles de "francotirador", aunque estos rifles serían descritos con mayor precisión como rifles de tirador designados en el oeste. La Unión Soviética usó el SVD, un rifle 7.62x54R de corto recorrido operado por gas que se alimentaba de un cargador de diez balas y tenía un alcance efectivo de alrededor de ochocientos metros. Con la munición de francotirador rusa adecuada, el SVD podría lograr una precisión de 1-2 MOA. 

China hizo su propio clon de la SVD después de capturar una muestradurante la guerra chino-vietnamita llamada el Tipo 79, más tarde refinada en el Tipo 85. Estos fueron producidos junto con copias de la mira óptica soviética PSO-1 4x. Aparentemente, China tiene problemas para copiar el SVD, ya que sus industrias de armería no estaban maduras. El PSO-1 clonado no pudo manejar el retroceso del cartucho 7.62x54R en las primeras versiones, y se encontraron problemas con la metalurgia del percutor, que se rompió fácilmente en el Tipo 79. Según las fuentes en el CPAF, esto fue arreglado por el tipo 85.

El principal problema con el Tipo 79 y el Tipo 85 fue la falta de municiones adecuadas para ello. Rusia emitió municiones especiales 7.62x54R junto con los cartuchos SVD, 7N1 y posteriores 7N14. China no desarrolló una versión de esto y simplemente emitió municiones para ametralladoras con el Tipo 79 y el Tipo 85. Esto resultó en una precisión inferior. Por qué China no produjo una ronda de francotiradores es incierto, pero quizás el uso limitado de 7.62x54R en el ejército chino, combinado con el impulso del EPL por un nuevo cartucho intermedio en la década de 1980 hizo que desarrollar una ronda de francotiradores adicional fuera una carga innecesaria. La falta de integración de tiradores y rifles de precisión también retrasó la necesidad de tal ronda, los rifles Tipo 79 y Tipo 85 no se emitieron ampliamente entre las tropas regulares, solo encontraron uso con tropas de operaciones especiales, unidades de policía y guardias fronterizos.
Resultado de imagen para QBU-88
Si bien Rusia sigue utilizando el SVD como el principal rifle de "francotirador", China desarrolló un reemplazo con el QBU-88 en la década de 1990. El desarrollo comenzó a principios de la década de 1990 , cuando el rifle completó las pruebas en 1996 y alcanzó el primer servicio con la guarnición de Hong Kong del EPL en 1997. La verdadera raíz del proyecto fue el desarrollo del cartucho de 5,8 mm para ametralladoras. Se desarrolló una ronda de 5.8 mm que se encontró que funciona mejor o igual que las rondas existentes de 7.62x54R en el inventario chino, por lo que se desarrolló un rifle especializado en ese calibre para fines de francotiradores.

El QBU-88 o el Tipo 88 es un diseño relativamente moderno, que utiliza el diseño bullpup para obtener una longitud de barril adicional. Las fuentes chinas afirman que la penetración y la precisión son mayores que las del Tipo 85. Se utilizaron técnicas modernas para fabricar el Tipo 88 y el uso extensivo de polímeros. Se utilizó un nuevo proceso de fosfatación para aplicar el acabado negro al metal. El diseño en sí tiene algunos aspectos cuestionables. El bípode está conectado directamente al cañón., lo que provoca un cambio en el punto de impacto cuando se utiliza el bípode. La seguridad también se encuentra en un lugar difícil de alcanzar detrás del pozo de la revista, lo que requiere que el tirador mueva su mano de apoyo debajo del cargador para activar y desactivar la seguridad. La mayoría de los rifles occidentales de precisión y tirador utilizan una seguridad de pulgar o seguridad de protección de gatillo de alguna variedad, lo que permite una actuación más rápida sin mover la mano desde la posición de disparo. En una actualización del 4x fijo del SVD, el QBU-88 utiliza un alcance de zoom variable de 3-9x con un compensador de caída de bala incorporado en la retícula.
Imagen relacionada
Mientras que el Tipo 88 y el Tipo 85 son los fusiles más comunes en uso, también hay una miríada de otros fusiles para disparos de precisión y para propósitos especiales. Para fines antimateriales, están el AMR-2 (ver arriba) y el QBU-10 (Ver abajo), el AMR-2 es un rifle alimentado con cargador de cerrojo y el QBU-10 es semiautomático. 
Resultado de imagen para QBU-10
También, se destacan la serie de rifles CS / LR , los equivalentes reales chinos a los rifles de precisión occidentales como el Remington 700 y el Steyr SSG69. 
Resultado de imagen para CS / LR4
El CS / LR4 (ver arriba)es el competidor directo, al estar alojando el mismo cartucho de la OTAN de 7.62x51 mm. Fue desarrollado a partir de diseños anteriores, y parece tomar muchas señales de los rifles occidentales, desde la acción de bloqueo frontal de Mauser hasta el stock de orificio para el pulgar. No cumplen con el estándar o la precisión de los rifles occidentales, con una precisión establecida de 2,9 cm a 100 m, o más de 1 MOA. También presenta un riel Picatinny delante del telescopio para que los usuarios puedan montar un dispositivo de visión nocturna frente a su óptica. El CS / LR3 es el mismo arma, con cámara en el cartucho estándar de 5.8 mm utilizado por los militares. Sin embargo, los rifles CS / LR han tenido más uso con las unidades especiales de policía, que necesitan una mayor precisión.

jueves, 2 de enero de 2020

El avión multiusos JF-17 de China podría ser un gran éxito (gracias al 'ADN' F-16)

Por Charlie Gao - The National Interest - Traducción Desarrollo y Defensa
Una fusión del MiG-21 y el F-16 Fighting Falcon.

Punto clave:  La mayor ventaja del JF-17 es su costo.

El caza polivalente JF-17 "Thunder" de China es una de las exportaciones aeroespaciales más exitosas de China. Si bien fue diseñado desde el principio para ser un caza de exportación, su camino hacia el servicio fue muy difícil, involucrando décadas de desarrollo e incluso la participación estadounidense en algunos puntos. En cuanto al diseño, es una fusión del MiG-21 y el F-16 Fighting Falcon. Los bloques más recientes del JF-17 han introducido capacidades avanzadas que nominalmente lo ponen a la par con diseños de veinte años de antigüedad. Pero, ¿cómo ayudó exactamente Estados Unidos a crear el JF-17? ¿El fuselaje antiguo lo retiene o se puede evitar?

El JF-17  surgió de una serie  de proyectos para producir una actualización para la flota de cazas J-7 de la Corporación de Aviones de Chengdu (CAC) de la Fuerza Aérea de Pakistán. Como Pakistán fue uno de los principales facilitadores de la ayuda estadounidense al Mujaheddin afgano antisoviético, Estados Unidos estaba dispuesto a proporcionar ayuda a Pakistán en otros sectores de defensa. Mientras los soviéticos se preparaban para desplegar su caza ligero de próxima generación; el MiG-29, Pakistán quería un avión que pudiera contrarrestarlo.

Esto dio como resultado el  Proyecto Sabre II , un intento de modernizar los J-7 realizados por CAC y Grumman. La iteración original de Sabre II solo extendió el fuselaje del J-7, rediseñó las superficies de control y cambió la ubicación y el tamaño de las tomas de aire. Sin embargo, el Sabre II no pudo alcanzar el rendimiento de los cazas estadounidenses contemporáneos o el rendimiento proyectado del MiG-29 con esta configuración, por lo que el Proyecto Sabre II fue enlatado.

Sin embargo, los tres países decidieron intentarlo más tarde en la década de 1980, lo que resultó en el proyecto "Super 7". Esta vez, la envergadura se incrementó y se formó en una  configuración similar al F-16,  además de los cambios aerodinámicos anteriores. Grumman se retiró del proyecto Super 7 en 1989 debido a la Plaza Tiananmen y las consecuencias resultantes. El proyecto permaneció congelado durante unos 10 años mientras continuaban las negociaciones entre China y Pakistán. En 1992 se encargó un estudio de viabilidad para ver si el desarrollo futuro sería fructífero, tuvo éxito, por lo que se firmó un memorando para continuar el desarrollo.

En 1998,  China y Pakistán reanudaron el desarrollo serio del Super 7. Los costos  se dividieron en 50/50  entre el gobierno de Pakistán y el CAC y el avión pasó a llamarse JF-17. Como Grumman había abandonado, el caza necesitaba un nuevo motor. Se encontró una solución en la oficina de diseño rusa Mikoyan, que ofreció el motor Klimov RD-93 que fue diseñado originalmente para el avión de combate MiG-33 cancelado. El RD-93 era una versión avanzada del RD-33 usado en el MiG-29, sin embargo, solo un RD-93 se usa en el JF-17 en contraste con dos RD-33 en un MiG-29.

Otra innovación clave que ocurrió durante el proceso de desarrollo fue la inclusión de tomas supersónicas sin desviador (DSI) en el diseño JF-17. El diseño  pasó por varias iteraciones,  pero se ve en los aviones de producción JF-17 actuales. En 2003, el primer prototipo salió al aire. Para 2006, el JF-17 estaba finalizado y listo para entrar en producción en serie. Fue adoptado formalmente  en 2007.  El primer JF-17 totalmente fabricado en Pakistán fue creado en 2008.

Los diseñadores del JF-17 han demostrado ser expertos en mantenerse al día con los tiempos posteriores a su entrada en servicio. La carrera inicial de combatientes para Pakistán se ha denominado  JF-17 Bloque I. El  JF-17 Bloque II introdujo una multitud de nuevas capacidades y actualizaciones, incluidos los  compuestos  en la célula para reducir el peso, el reabastecimiento de combustible aire, un sistema completo de vuelo por cable y un mejor radar. China ofreció reemplazar los RD-93 rusos con sus propios WS-13 en el Bloque II JF-17, pero Pakistán  optó por quedarse con el motor ruso .

Para el Bloque III, China espera agregar un radar AESA al JF-17 y mejorar aún más la compatibilidad de aviónica y armas del JF-17. El JF-17 estándar presenta el bus de datos MIL-STD-1760 en algunas implementaciones, lo que permite la compatibilidad con armas occidentales y orientales. Una debilidad potencial del JF-17 es su cañón interno, que sigue siendo el GSh-23 de doble cañón, un legado de su herencia MiG-21. Este cañón es superado por prácticamente cualquier otro cañón automático montado en un avión de combate moderno. Sin embargo, dada la relativa poca frecuencia del uso de cañones en el combate aéreo moderno, este no es un gran problema.

La mayor ventaja del JF-17 es su costo. Con solo 15 millones por avión en su configuración más básica, el JF-17 es mucho más barato que cualquiera de sus competidores, incluso usado. El bloque II JF-17 cuesta alrededor del mismo margen, con Myanmar  comprándolos por solo 16 millones por unidad . Esta ha sido la clave del éxito de exportación del JF-17. Una nación pobre puede presentar un luchador relativamente moderno por un precio muy bajo. Todavía está por verse si realmente puede funcionar a su precio en combate, pero Pakistán parece estar satisfecho con lo que el JF-17 puede hacer en los ensayos. En muchos sentidos, China ha actualizado el caza de presupuesto de la última generación, el MiG-21, para la era moderna con la ayuda y las señales de diseño adicionales del F-16.

viernes, 27 de diciembre de 2019

China canceló dos súper portaaviones. Aquí está la historia por qué.

Por Sebastien Roblin - The National Interest - Traducción Desarrollo y Defensa
Durante más de una década, China ha estado construyendo constantemente planes para desplegar seis portaaviones de capacidad progresivamente mayor.
Punto clave:  en un conflicto de alta intensidad con los Estados Unidos, la Marina del EPL probablemente lucharía por usar sus portaaviones sin exponerlos a niveles de riesgo inaceptablemente altos.

La Armada del Ejército Popular de Liberación de China toma muchas de sus señales de la Armada de los EE. UU. a medida que desarrolla su rama de aviación de portaaviones. Está buscando transportadores de plataforma plana similares a los de su contraparte estadounidense, y ha desarrollado aviones de alerta temprana en el aire y aviones de ataque electrónicos comparables a los Hawkeyes E-2D estadounidenses y los Growlers EA-18 .

Pero esa tendencia puede haber fracasado por una vez. Esto se debe a que la Marina de los EE. UU. ha sido acosada por grandes sobrecostos y demoras en el despliegue de su nueva generación por los superportaaviones clase Gerald Ford debido a fallas persistentes en sus catapultas, equipos de detención, radares y elevadores de armas. 

Aparentemente, problemas similares están afectando el programa de portaaviones de China. El 28 de noviembre, Minnie Chan del South China Morning Post informó que Beijing estaba desechando planes para un quinto y sexto portaaviones nucleares, una vez que terminó la construcción de dos nuevos buques a vapor.

¿La razón? "Desafíos técnicos y altos costos", que incluyen cuestiones particularmente relacionadas con el desarrollo de los sistemas de lanzamiento electromagnético de los últimos dos buques, el mismo sistema que afecta a la Marina de los EE. UU.

Programa de portaaviones truncado de China

Durante más de una década, China ha estado construyendo constantemente planes para desplegar seis portaaviones de capacidad progresivamente mayor.

El primer portaaviones de China, el Tipo 001 Liaoning, era en realidad un viejo "crucero que transportaba aviones" soviético comprado por una ex estrella del baloncesto de Ucrania, aparentemente para su uso como un casino flotante, y luego ampliamente reacondicionado en un portaaviones. Considerablemente más pequeño que sus  compañeros estadounidenses, el Liaoning presenta una rampa curva de 'salto de esquí' que limita la carga útil de combustible y armas que llevan sus cazas J-15 Flying Shark .

El segundo transportista , lanzado en 2017, designado de diversas maneras como el Tipo 001A o el Tipo 002, fue el primer portaaviones de fabricación nacional de China, y es esencialmente un Tipo 001 ligeramente mejorado.

Los portaaviones tercero y cuarto de China (el Tipo 002 o el Tipo 003 según la nomenclatura que prefiera) son significativamente más grandes y más capaces, con cubiertas de vuelo planas equipadas con catapulta que permitirían el despliegue de aviones de combate totalmente cargados.

La etapa final del programa de portaaviones chino consistía en dos portaaviones de cubierta plana aún más grandes que usaban propulsión nuclear, destinados esencialmente a tener la misma capacidad que los súper portaaviones de la Armada de los EE.UU.

Pero en lugar de adoptar las catapultas de vapor utilizadas en la mayoría de los portaaviones de cubierta plana, Beijing estaba decidida a robar un paso tecnológico al adoptar directamente los sistemas de lanzamiento electromagnético de próxima generación, o EMAL, que actualmente solo aparecen en dos nuevos portaaviones Gerald Ford.

Los planificadores de la Marina de los EE. UU. se han entusiasmado durante mucho tiempo con que los EMAL ahorrarían miles de millones de dólares en costos operativos en comparación con las catapultas de vapor, acelerarían las operaciones de los aviones en un 25% y reducirían el desgaste de los aviones al permitir que se ajuste la cantidad de fuerza impulsora de acuerdo con a las necesidades operacionales.

Pero desafortunadamente, los informes de pruebas del Pentágono revelaron que los EMAL se mantuvieron lejos de ser maduros, exhibieron tasas de falla dramáticamente más altas y requirieron tiempos excesivamente largos para reparar debido al sistema de energía distribuido de Ford.
Resultado de imagen para J-15
Las catapultas utilizadas por el tercer y cuarto portaaviones de China también están experimentando problemas iniciales, según Chan: "las pruebas de las catapultas electromagnéticas utilizadas para lanzar el J-15, el único caza basado en portaaviones de China, aún no habían cumplido con el estándar requerido".

Chan cita a una fuente militar al describir otros dos factores detrás de la eliminación de los planes de China para los superportadores de propulsión nuclear.

Un problema es la necesidad de desarrollar un caza furtivo basado en el operador de próxima generación para tener éxito con los J-15 actuales del PLAN. De hecho, hay informes contradictorios sobre si China evolucionará el caza furtivo J-31 más ligero y aún no operativo para operaciones de portaaviones, o si desarrollará una variante naval del jet sigiloso Chengdu J-20 más grande actualmente en servicio.

 La fuente de Chan también afirmó que "China no posee la tecnología nuclear requerida, aunque ha desarrollado muchos submarinos propulsados ​​por energía nuclear ". Aparentemente, las necesidades a gran escala de los portaaviones plantean un desafío técnico mayor.

Prestigio versus Poder de combate

Pekín también puede tener dudas sobre si el mejor aprovechamiento de su presupuesto de defensa es darles mucho dinero a los grandes portaaviones. El mayor valor de los transportistas chinos puede radicar más en el prestigio, la proyección de poder contra adversarios más débiles y la creación de experiencia para el posterior crecimiento de la capacidad, en lugar de la disuasión contra la Marina de los Estados Unidos.

Después de todo, una PLA Navy de seis portaaviones aún estaría en equilibrio con once portaaviones estadounidenses de mayor capacidad. En el pasado, tales desequilibrios navales en el poder a menudo daban como resultado que los barcos más valiosos del lado más débil permanecieran en el puerto en lugar de salirse en una probable derrota. Considere los 17 enormes acorazados Kaiser Wilhelm construidos antes de la Primera Guerra Mundial, que vieron una acción limitada porque fueron contenidos por los 29 acorazados en la Royal Navy.

En un conflicto de alta intensidad con los Estados Unidos, la Marina del EPL probablemente lucharía por usar sus portaaviones sin exponerlos a niveles de riesgo inaceptablemente altos. Los buques de guerra y submarinos de superficie más baratos pero aún capaces, así como los misiles terrestres y los bombarderos antibuque de largo alcance, ofrecen a la Armada del EPL un medio más inmediatamente utilizable para combatir el Pacífico occidental contra un adversario. 

De manera combatible, tales armas de enfrentamiento de largo alcance amenazan la viabilidad futura de incluso la flota de portaaviones más madura de los Estados Unidos. La adaptación de los portaaviones para sobrevivir contra ellos puede implicar el desarrollo de nuevos sistemas no tripulados de largo alcance radicalmente diferentes de los cazas Super Hornet y Lightning en las actuales alas aéreas de los transportistas.

Por lo tanto, la reducción de China de sus ambiciones de transportista puede dejarlo con más tiempo para evaluar cómo se verán realmente los portaaviones del futuro y si valen la pena el costo.

lunes, 23 de diciembre de 2019

La mayor amenaza: La fuerza aérea poderosa de China

Por Robert Farley  y L J. Tyler Lovell - The National Interest - Traducción Desarrollo y Defensa
Una dependencia de la tecnología extranjera.
 
Punto clave:  China todavía depende de Rusia para sus motores a reacción.

La base industrial de defensa china es famosa por su tendencia a "tomar prestado" de diseños extranjeros, particularmente en la industria aeroespacial. Casi la totalidad de la flota de cazas moderna de China ha tomado prestado generosamente o ha copiado directamente modelos extranjeros. 

El J-10 se basó en el IAI israelí Lavi y, por extensión, en el General Dynamics F-16 de los Estados Unidos; el J-11 es un clon del ruso Su-27; el JF-17 es un desarrollo moderno del MiG-21 soviético; el J-20 tiene una extraña semejanza con el F-22, y finalmente, se cree ampliamente que el J-31 depende en gran medida de la tecnología apropiada del F-35 Joint Strike Fighter. 

La apropiación ahorra a China tiempo y dinero en investigación y desarrollo, lo que le permite modernizar el PLAAF a una fracción del costo de sus competidores. Sin embargo, faltan de datos de prueba y desarrollo industrial. Este problema queda claramente ilustrado por la continua dificultad de China para producir un motor a reacción indígena de alta calidad.

El problema del desajuste tecnológico, en su raíz, es que el ladrón carece de secretos comerciales y capital humano asociados con la fabricación y el ensamblaje de un sistema. Como mínimo, esta ausencia puede hacer que la replicación de sistemas extraños sea un proceso costoso y lento, ya que el ladrón debe desarrollar procedimientos de fabricación desde cero. En el peor de los casos, puede conducir a componentes de calidad inferior que reducen las capacidades y la confiabilidad de un sistema. 

Los esfuerzos chinos para realizar ingeniería inversa en ciertos motores a reacción rusos durante los años 1990 y 2000 produjeron invariablemente motores con una vida útil extremadamente corta y sin el poder de sus homólogos rusos . Incluso hoy en día, los motores a reacción siguen siendo un obstáculo para la modernización del caza PLAAF, con sus primeros prototipos de quinta generación notablemente de baja potencia. Para complicar aún más el problema, Rusia desconfía de suministrar motores más potentes que el AL-31 utilizado para alimentar sus Su-27. Sin embargo, China tiene varias vías para solucionar esto.

La opción más obvia es simplemente construir un mejor motor indígena. En 2016, el decimotercer plan quinquenal de China para el desarrollo nacional de industrias emergentes estratégicas enfatizó la importancia de mejorar el rendimiento de los diseños indígenas de motores a reacción y el mayor desarrollo de la industria aeroespacial. Parece que ha habido al menos algo de éxito, ya que los últimos prototipos J-20 funcionan con motores WS-10 mejorados que supuestamente son más sigilosos.y más poderoso que el AL-31. Sin embargo, la falta de información pública sobre los programas de motores indígenas de China hace que sea difícil determinar su verdadera calidad. Los primeros modelos del WS-10 utilizados para impulsar a los Flankers chinos demostraron ser dramáticamente inferiores al AL-31. Si bien la Compañía de Tecnología de Superalloy Aeroespacial de Chengdu (CASTC), de propiedad privada, ha realizado recientemente grandes avances en la tecnología de turbofan, permitiendo motores más fuertes y eficientes, los frutos de su avance aún no han llegado a las unidades de PLAAF de primera línea.

Si el sector privado es clave para romper varios cuellos de botella tecnológicos en elementos de diseño aeroespacial, entonces pueden surgir ramificaciones políticas. En la actualidad, los fabricantes de aviación de propiedad estatal son políticamente ascendentes, y algunos líderes de empresas estatales incluso gobiernan. Si las empresas de propiedad privada como CASTC producen resultados superiores, pueden aumentar su influencia política, las empresas estatales más establecidas y políticamente conectadas podrían consumirlas, o podrían formar asociaciones integrales público-privadas con empresas de propiedad estatal mientras conservan un cierto grado de autonomía. Cualquiera sea el caso, las implicaciones podrían ser profundas para la base industrial de defensa china y el sistema nacional de innovación.

Un método más simple es comprar cazas extranjeros que tengan motores avanzados, como fue el caso con la compra de Su-35 de PLAAF a Rusia . El AL-41F1S del Su-35, alternativamente conocido como ALS-117S, es un motor de vectorización de empuje excepcionalmente potente que representa un salto cuántico sobre el AL-31. Mientras que China expresó originalmente su interés en el ALS-117 como un producto independiente, la negativa de Rusia a exportar el motor solo requirió la compra del Su-35. 

Rusia insiste en que amplias protecciones IP protegen al ALS-117 de la ingeniería inversa china. Sin embargo, dado el cuestionable historial de China de respetar la propiedad intelectual, es plausible que de todos modos intenten realizar ingeniería inversa en partes del ALS-117, aunque esto es más difícil de lo que parece. Fuentes rusas afirman que es casi imposible llegar al "corazón" del motor sin romperlo. Además, las dificultades anteriores de China con el WS-10, a pesar del fácil acceso al AL-31, muestran que el acceso a diseños de motores extranjeros no se traduce inmediatamente en la capacidad de producir motores de calidad similar. Además, la falta de respeto a las protecciones de propiedad intelectual rusas que acordó honrar podría restringir el acceso de China a sistemas rusos avanzados en el futuro. 

Finalmente, Si los rusos tienen razón en que es efectivamente imposible acceder al núcleo del ALS-117 sin romperlo por completo, los intentos de ingeniería inversa le robarían al PLAAF los aviones de combate avanzados que obviamente serían inútiles sin motores. Por lo tanto, si bien la RPC puede obtener una ventaja a corto plazo de la ingeniería inversa del ALS-117, corre el riesgo de "matar al ganso que puso el huevo de oro". sin embargo, el pronóstico es sombrío para el futuro de la industria armamentista rusa y  puede obligarla a mirar hacia otro lado, ya que perder el acceso al mercado chino sería un duro golpe. La influencia de Rusia también se está reduciendo; a medida que mejora la base tecnológica e industrial de China, la importancia de las importaciones rusas continúa disminuyendo. Pekín puede sentirse lo suficientemente confiado en la diferencia de poder dispar para llamar a la iluminación de Moscú. Sin embargo, hacerlo corre el riesgo de descarrilar la relación positiva en la que los dos países han invertido un considerable capital diplomático.

Finalmente, China podría utilizar su floreciente industria de aviones civiles como un trampolín del cual derivar aplicaciones militares. Esto ciertamente tiene sus ventajas. Un enfoque en la aviación civil abre mayores oportunidades para la cooperación con empresas occidentales al tiempo que abre nuevos mercados de exportación para la tecnología de aviación china. Por ejemplo, Alemania está interesada en comprar palas de turbina chinas, que se dice que son superiores a los diseños alemanes en muchos sentidos (irónicamente, gran parte de esta experiencia proviene de China que devora empresas alemanas). Además, satisface una necesidad interna, ya que China es el mercado más grande del mundo para aviones civiles. 

Sin embargo, las compañías estadounidenses y europeas operan bajo severas restricciones con respecto a la transferencia de tecnología, lo que socava su capacidad de proporcionar información útil. Además, la presión política o el robo de propiedad intelectual podrían asustar a las empresas aeroespaciales occidentales justo cuando están comenzando a invertir en la producción china . Dado que el robo de propiedad intelectual ya es un punto clave de discusión, esto podría exacerbar aún más las relaciones sino-americanas en declive y agregarle combustible al fuego de una guerra comercial. El resultado podría dañar la base industrial que China está tratando de expandir y modernizar.

A pesar de estos formidables obstáculos, el avance de China en la aviación militar continúa a buen ritmo, y es poco probable que China se quede atrás en tecnología de motores para siempre. Los avances en la impresión 3D aún pueden proporcionarle una manera de construir, crear prototipos y desarrollar motores a reacción rápidamente. 

Sin embargo, si bien los militares de todo el mundo ya utilizan la impresión 3D para producir piezas para aviones y barcos, aún no ha producido un moderno motor de turborreactor de grado militar. Dada la complejidad inherente de tal tarea, probablemente tomará varios años para que dicha tecnología madure lo suficiente como para una implementación generalizada. Por ahora, parece que la RPC debe tomar decisiones difíciles para dominar el diseño del motor de combate, y así maximizar la efectividad de su brazo aéreo.

China entrega dos fragatas del ex PLAN a la Armada de Bangladesh

Por Gabriel Dominguez, Londres - Jane's Defense Weekly

Una de las dos fragatas de la clase ex PLAN Jiangwei II que fueron entregadas formalmente al BN el 18 de diciembre. El barco que se muestra aquí, anteriormente conocido como Lianyungang, fue revisado en el Astillero Shenjia en Shanghai. Fuente: Via haohanfw.com

Dos fragatas clase 053H3 (Jiangwei II) desmanteladas por la Armada del Ejército Popular de Liberación de China (PLAN) han sido entregadas a la Armada de Bangladesh (BN).

El BN dijo en un comunicado que las naves de motor diesel de 2.200 toneladas, antes conocidas como Jiaxing (número de banderín 521) y Lianyungang (522), fueron transferidas en una ceremonia celebrada el 18 de diciembre en el Astillero Shenjia en Shanghái después de ser revisadas.

Los buques de 112 m de largo y 12,4 m de ancho, que pasarán a llamarse BNS Umer Farroq (también deletreado Umar Farooq ) y BNS Abu Ubaidah una vez en el servicio BN, se dirigieron a Bangladesh después de la ceremonia de entrega.

Los números de banderín F 16 y F 19 han sido pintados en los cascos de los barcos, que pueden alcanzar una velocidad máxima de 24 millas náuticas, según el BN.

Según los medios chinos, el BN adquirió las dos fragatas ex-PLAN en virtud de un acuerdo firmado en junio de 2018.
Resultado de imagen para Jiangwei II
En servicio en el PLAN, el armamento principal de las naves consistía en un cañón gemelo de 100 mm, ocho misiles antibuque YJ-83 disparados desde lanzadores en contenedores montados en inclinación, un lanzador octuple para misiles tierra-aire de corto alcance HHQ-7 ( SAM) y cuatro montajes de cañones gemelos de 37 mm. Ninguno de estos se ha eliminado, aunque los sistemas YJ-83 y HHQ-7 pueden haberse modificado de acuerdo con las versiones de exportación C-802A y FM-90N, particularmente con respecto a los misiles suministrados.

En septiembre de 2019, el BN firmó un contrato para dos fragatas Tipo 053H3 más, incluido el ex Putian (número de banderín 523), que se espera que cambie de nombre BNS Khalid Bin Walid una vez en el servicio de BN.

viernes, 13 de diciembre de 2019

Conoce al caza J-10: el propio F-16 de China que ya está a la venta

Por Sebastien Roblin - The National Interest - Traducción Desarrollo y Defensa
Está un poco detrás de la curva en términos de lo que las fuerzas aéreas modernas están volando.

Punto clave: al  igual que el F-16, el J-10 cuenta con un fuselaje aerodinámicamente inestable y muy ágil que es estabilizado por una computadora en su sistema de control de vuelo de vuelo por cable.

China ha exhibido sus cazas monomotor Chengdu J-10 Vigorous Dragon de forma destacada desde 2018. El último modelo J-10C es comparable con las variantes modernizadas del clásico caza táctico F-16 Fighting Falcon estadounidense con capacidades que incluyen un compromiso más allá del alcance visual, ataque de precisión aire-tierra, instrumentos de cabina de cristal digital, reabastecimiento en vuelo y guerra electrónica.

En noviembre de 2019, el Grupo de la Industria Aeronáutica de Chengdu promocionó un modelo de exportación en la exhibición aérea de Dubái, denominado J-10CE (modelo que se muestra aquí). Pero aunque el F-16 de la era de 1980 continúa siendo exportado cuarenta años después de su introducción y sigue siendo ampliamente operado en más de dos docenas de fuerzas aéreas, Beijing todavía está buscando su primer cliente de exportación J-10.

No está claro qué alteraciones están implicadas en el modelo CE a partir de la línea de base J-10C, pero generalmente los aviones de exportación se degradan con la eliminación de los sistemas más sensibles.
Resultado de imagen para IAI Lavi
En un artículo anterior , se puede leer acerca de cómo es probable que el J-10 tenga ADN en un prototipo de caza a reacción israelí llamado IAI Lavi (Ver arriba), que incluye su entrada por debajo del vientre, canards distintivos (pequeñas alas adicionales cerca de la nariz para mayor elevación y maniobrabilidad) y falta de estabilizadores de cola horizontales. Sin embargo, el J-10 es considerablemente más grande que el Lavi y tiene alas diferentes. 

Al igual que el F-16, el J-10 cuenta con una célula altamente ágil, aerodinámicamente inestable, estabilizada por una computadora en su sistema de control de vuelo de vuelo por cable. Sin embargo, el J-10 ha tenido su parte de dolores de crecimiento, y entre 2014-2018 al menos ocho J-10 se estrellaron, en un incidente que mató a una de las primeras pilotos de combate de China .

Aún así, las capacidades del modelo F-16A original eran mucho más crudas en comparación con los F-16V totalmente actualizados que todavía se fabrican hoy en día. Del mismo modo, el modelo original J-10A siguió siendo relativamente básico en términos de aviónica, pero CAIG ha desarrollado modelos J-10B y C más sofisticados.

Según los informes, el modelo J-10C trae las capacidades más o menos a la par con los aviones de combate de 4.5 generación. Quizás la mayor mejora es la inclusión de un radar de matriz activa escaneada electrónicamente. Los radares AESA son el estándar de oro actual en la guerra aérea, con mayor resolución y mayor discreción y resistencia a las interferencias. China parece haber tomado una ventaja sobre Rusia al desplegar radares AESA en sus últimos aviones de combate.

La visibilidad del J-10C en el radar también se ha reducido al incorporar más materiales compuestos no reflectantes y al incorporar entradas supersónicas sin desvíos. Aunque lejos de las capacidades de un verdadero luchador sigiloso, estas mejoras aún ayudan a disminuir el rango en el que el J-10C puede ser detectado y apuntado.
Resultado de imagen para PL-15
Los J-10C también han sido fotografiados montando misiles aire-aire guiados por radar PL-15 de largo alcance . Estos han causado consternación en los círculos de la aviación militar occidental porque parecen indignar considerablemente al AIM-120D de la Fuerza Aérea de EE . UU. Los J-10 también son capaces de transportar misiles antirradiación de largo alcance diseñados para ubicar a los radares de defensa aérea terrestres y marítimos.

Sin embargo, de acuerdo con un análisis realizado por Justin Bronk de RUSI en Hushkit.net , la aviónica adicional en el modelo B y C probablemente se haya acumulado en algunas de las impresionantes velocidades de la J-10A original y la relación de empuje a peso. 

De hecho, mientras que el J-10A supuestamente tenía una velocidad máxima de Mach 2.2—10% más rápido que el de un F-16, una hoja de datos publicada por CAIG en Dubai enumera una velocidad máxima de Mach 1.8. Los aviones ligeros inevitablemente reciben un mayor impacto en el rendimiento cuando llevan carga útil adicional y aviónica que sus primos bimotores más pesados.
Resultado de imagen para J-7 aircraft
China ha vendido exitosamente aviones viejos pero baratos J-7 (Ver arriba) y J-6 / A-5 en el extranjero, y actualmente está vendiendo entrenadores con capacidad de ataque ligero como el K-8, JL-9 y L-15 Falcon (ver abajo) . Sin embargo, todavía tiene que exportar un jet de cuarta generación totalmente indígena, inicialmente debido a la reticencia a compartir tecnologías indígenas avanzadas.
Resultado de imagen para k-8 fighter jet
Resultado de imagen para JL-9
Resultado de imagen para L-15 Falcon
Aún así, el J-10CE no es el primer intento de comercializar el J-10 de manera más amplia, con una oferta denominada FC-20 Vanguard que se exhibió en Singapur en 2016. Según se informa, Argentina consideró comprar J-10 y, en 2015, un sitio web israelí afirmó que Beijing había acordado vender Teherán 150 J-10 a raíz del acuerdo de paz de JCPOA. Pero esto parecía poco probable incluso teniendo en cuenta la capacidad limitada de Teherán para financiar un pedido tan grande.

El cliente más obvio para las armas chinas de alta tecnología es Pakistán, que tiene una estrecha alianza con Beijing y el dinero y la voluntad política para comprar sistemas más avanzados. En 2009, Pakistán parecía listo para adquirir 36 J-10 en un acuerdo de $ 1.4 mil millones. Pero durante mucho tiempo ha habido un gran obstáculo para las ventas de J-10 paquistaníes, y su nombre es JF-17 Thunder .
Imagen relacionada
El JF-17 es una creación conjunta chino-pakistaní: un J-7 de la vieja escuela renovado con canards y un moderno motor, radar e instrumentación para crear un jet de cuarta generación con capacidades multi-rol y BVR. Si bien el J-10 es más avanzado que el JF-17, ambos claramente ocupan un nicho similar para los cazas ligeros, e Islamabad está más comprometido con la adquisición y la evolución del avión sobre el que ya tiene una propiedad parcial.

El JF-17 más barato también tiene calificaciones de exportación en otros lugares de Asia y África en lugar del J-10.

Otros dos clientes militares chinos tradicionales son Laos y Bangladesh. A principios de 2019, China Military Online publicó un artículo anticipando que llegarían pedidos de una o dos docenas cada uno desde estos países. Sin embargo, Laos tiene una población pequeña y actualmente solo opera aviones de ataque ligeros de entrenamiento Yak-130,(ver abajo) por lo que los cazas sofisticados de varios roles serían un salto difícil.
Resultado de imagen para Yak-130
Bangladesh opera más de tres docenas de cazas J-7 chinos, pero también opera MiG-29 de cuarta generación  y tiene a la venta robustos Su-30 Flanker.

Según los informes, en 2018, la Fuerza Aérea de Bangladesh envió una delegación para inspeccionar el J-10. El artículo chino hace la exagerada afirmación de que Bangladesh necesita nuevos aviones para contrarrestar a los combatientes Rafale de la India construidos en Francia, a pesar de que las relaciones entre India y Bangladesh están mejorando .

Los comentaristas chinos también se jactaron , sin confirmación independiente, de que los J-10C de PLAAF habían superado a los aviones JAS39 Gripen tailandeses en el ejercicio conjunto Falcon Strike de septiembre de 2019 . Tailandia está desarrollando vínculos militares más estrechos con China a medida que se aleja de Estados Unidos desde que Washington condenó un golpe militar en 2013.

Anotar una compra J-10 de Tailandia sería un golpe políticamente prestigioso para Beijing, pero no está claro si Bangkok se siente realmente atraída por la idea.

Un artículo de Ian Storey, del Instituto de Estudios del Sudeste Asiático, argumenta que a pesar de las crecientes relaciones militares tailandesas y chinas, sus ejercicios conjuntos de Falcon Strikes siguen siendo "fotografías" mucho más escritas y poco sofisticadas en comparación con los ejercicios militares Cobra Gold que a menudo involucran aviones estadounidenses. Piso escribe: “... La diplomacia militar de China tiende a enfatizar la forma sobre la sustancia. En segundo lugar, la interoperabilidad plantea un problema porque las fuerzas armadas tailandesas y chinas utilizan diferentes equipos y dependen de intérpretes. Tercero, ambas partes han adoptado un enfoque relativamente cauteloso con respecto a los ejercicios para no revelar sus capacidades de combate completas y tácticas operativas ". Esto puede explicar por qué Tailandia aún tiene que desplegar sus F-16 para hacer ejercicios con China.

A medida que China busca encontrar compradores extranjeros para su J-10, también se encuentra en una encrucijada con el J-10.
Resultado de imagen para Taihang WS-10B
Motores Taiahang WS-10B de mayor empuje en los bancos de pruebas J-10B y J-10C, algunos de ellos con controles de vectores de empuje que otorgan al avión características de vuelo súper maniobrables. 

Un artículo complementario analiza si estos bancos de pruebas J-10 predicen un modelo J-10D ultra ágil o si están destinados a allanar el camino para un caza sigiloso J-20 equipado con motor de empuje vectorial.

martes, 10 de diciembre de 2019

¿Qué están haciendo todas estas armas chinas en el Medio Oriente?

Por Charlie Gao - The National Interest - Traducción Desarrollo y Defensa
Punto clave:  en el futuro, muchas áreas del mundo se inundarán con armas chinas.

La guerra civil siria se libra con armas de fuego de todo el mundo. Si bien las armas estadounidenses y rusas son actualmente las más comunes, las armas chinas están aumentando rápidamente su "cuota de mercado" en el campo de batalla.

Si bien China ha tomado una posición teóricamente neutral en la guerra, las armas chinas terminan en manos de rebeldes, el EI y las fuerzas del régimen. ¿Cómo están llegando allí? ¿Tienen alguna ventaja sobre sus homólogos rusos y estadounidenses?

Probablemente el arma china más común en el Medio Oriente es el fusil Tipo 56, una variante del omnipresente AK. Caracterizado por el anillo completo que rodea la vista frontal, el Tipo 56 se exportó en gran número a Oriente Medio durante los años setenta y ochenta, armando a Irán e Irak durante las guerras Irán-Irak. Esto ha provocado que aparezca en todas partes de la región. Se ha visto en manos de los insurgentes iraquíes y constituye la mayor parte del arsenal del Estado Islámico. Los fusiles Tipo 56 también son lugares comunes dentro del Ejército Sirio Libre y la Fuerza de Defensa Nacional del régimen sirio .

Los fusiles tipo 56 en el campo de batalla podrían venir de cualquier parte, ya que las existencias antiguas están muy extendidas y Norinco todavía fabrica el rifle para la exportación. Son comunes en los mercados internacionales de armas y, a menudo, las compran naciones que buscan armar grupos con cierto nivel de negación.
Resultado de imagen para ametralladora pesada W85
La ametralladora pesada W85 es un caso más interesante. En guerras anteriores en la región, las ametralladoras pesadas más comunes utilizadas por los insurgentes eran de diseño soviético. Sin embargo, en la Guerra Civil siria, el W85 chino ha alcanzado prominencia, apareciendo en muchas fotos y videos de todas partes.

El W85 es una versión modernizada de la ametralladora pesada DshK soviética, que utiliza un nuevo bloque de gas de mira frontal y cambia el receptor para reducir el peso y mejorar la simplicidad. La similitud con la ametralladora más antigua significa que las tripulaciones capacitadas en el Dshk más antiguo tienen un tiempo fácil utilizando el W85. El W85 es la mitad del peso del Dshk, lo que lo hace mucho más móvil y más rápido de configurar.

Se utilizan principalmente en el papel antiaéreo contra los aviones del régimen sirio. Muchos ejemplos vistos en imágenes presentan una mira óptica antiaérea de gran angular, posiblemente indicativa de los W85 de nueva producción. Se especula que el dinero utilizado para adquirir estas armas provino de los estados del Golfo que apoyan a las fuerzas rebeldes. Curiosamente, el W85 también se ha visto en un pequeño vehículo terrestre no tripulado producido por una milicia iraquí.

Resultado de imagen para Norinco CQOtra arma sorprendentemente común es el Norinco CQ, una copia china del M16 estadounidense. Estas armas han aparecido en los mercados de armas en el Medio Oriente a precios significativamente más bajos que los M16 y M4 originales, lo que los convierte en una buena opción para un rebelde que quiere parecer más "táctico" que sus pares.

De dónde vienen no es seguro. Irán es conocido por haber comprado rifles CQ y producirlos bajo licencia, pero rifles similares a los que se ven en el Medio Oriente se han visto y fabricado bajo licencia en Sudán.

Resultado de imagen para Norinco NP-20La pistola Norinco NP-20 también se ha visto ampliamente en los mercados de armas en la región Malhama Tactical, se ha filmado un notorio yihadista "PMC" entrenando con la pistola , que se dice que es la pistola de 9 milímetros más común en algunas áreas de Iraq y Siria a pesar de la proliferación de Glocks y Tariqs iraquíes.

Debido a su parecido con las pistolas occidentales, los NP-20 a menudo se han estampado con marcas occidentales en un intento de aumentar su valor.

No está seguro de dónde provienen los NP-20, pero es probable que sean una nueva producción introducida de contrabando. El diseño solo comenzó a producirse en 1989 y no se sabía que se usara ampliamente en ninguna fuerza militar o policial local antes del conflicto.
Resultado de imagen para QLZ-87
Otras armas chinas se han utilizado en el conflicto en números más pequeños, principalmente armas pesadas como el lanzagranadas automático QLZ-87 y rifles antimateriales M99. 
Resultado de imagen para M99.
La postura neutral de China y la gran capacidad de fabricación de armas le han permitido producir armas para que otras partes puedan proporcionar bajo cobertura negable a sus representantes locales. En el futuro, más y más rebeldes en todo el mundo podrían ser encontrados armados con armas fabricadas en China.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...