Mostrando entradas con la etiqueta Pesca. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Pesca. Mostrar todas las entradas

martes, 19 de marzo de 2019

Se presentará un buque fresquero que innovará la Industria Pesquera Nacional

(La Capital) - La firma Cabo Vírgenes S.R.L junto al Astillero Naval Federico Contessi y Cía S.A llevarán a cabo la ceremonia de bautismo y botadura de "Luca Santino". Será el 28 de marzo a las 13.30 en las instalaciones del Astillero, Altair (ex calle B), espigón 4, puerto Mar del Plata.
La firma Cabo Vírgenes S.R.L junto al Astillero Naval Federico Contessi y Cía S.A realizarán la presentación de su nuevo buque fresquero fabricado con tecnología “nunca antes aplicada en la Industria Pesquera Nacional”.

El buque fue nombrado “Luca Santino” y la ceremonia de bautismo se llevará a cabo el 28 de marzo a las 13.30 en las instalaciones del Astillero, Calle Altair (ex calle B), espigón 4, Puerto Mar del Plata.

El anuncio de esta nueva incorporación se realiza en el marco del proceso de renovación de la flota pesquera. Desde las firmas propietarias y armadoras aseguraron que buscaron “productos de excelencia y la generación del mayor valor agregado” y especificaron que se trata de un “buque fresquero doble cubierta, orientado a la pesca de langostino, donde la premisa principal es la calidad”.
La madrina de la embarcación será Mariana Willatoski.

jueves, 7 de marzo de 2019

Segunda ronda con Londres hoy por maniobras en el Atlántico

Base naval de Puerto Belgrano.Por Edgardo Aguilera - Ambito.com

PLANIFICAN EJERCICIO DE SALVAMENTO EN EL MAR. APURAN TRAER REPUESTOS DE ORIGEN BRITÁNICO - No está en la hoja de ruta ni se trata el intercambio de datos sobre pesqueros en el Atlántico sur; muchos de los que operan en la Milla 201 lo hacen con licencia de Malvinas.
Foto: Base naval de Puerto Belgrano.

Hoy en el edificio Libertador comienza la segunda reunión bilateral sobre Defensa con el Reino Unido. La primera ronda de apertura luego de 14 años de interrupción ocurrió en Londres, en febrero de 2018. El anfitrión es José Vila, subsecretario de Asuntos Internacionales de Defensa. Este funcionario asistió a la edición que se llevó a cabo en Gran Bretaña, y, como era el re-estreno del vínculo tras el enfriamiento de la administración Kirchner, fue acompañado por el embajador argentino Renato Sersale Di Cerisano. Ahora de local, Vila junto a su colega británico Roger Hutton, director de Seguridad Internacional, tratarán de avanzar en los temas de la agenda fijados en aquella oportunidad.

La interoperabilidad militar es la actividad que ya avanzó un peldaño con la ejercitación SAR (sigla inglesa Search and Rescue, traducido Búsqueda y Rescate) que ambas Marinas llevaron a cabo en instalaciones de la Base Naval de Puerto Belgrano entre el 26 y 27 de febrero pasado. De un ejercicio de tablero o “mesa de arena”; en la jerga de los uniformados; ahora los negociadores buscarán sentar las bases para llevar las maniobras al escenario real del Atlántico sur con navíos de los dos países. 

La Armada Argentina es el organismo responsable que entiende en la salvaguarda de la vida humana en el mar, su asistencia y salvamento en la Región de Responsabilidad SAR de la República Argentina (RASRR) establecida por la Organización Marítima Internacional (OMI). Las operaciones SAR están por fuera de reclamos de soberanía, los Estados tienen la obligación de asistir a llamados de socorro conforme el mandato de la OMI.

Hay tres Centros de Coordinación de Rescate Marítimo: en Puerto Belgrano, Buenos Aires y Ushuaia. En las islas Malvinas hay un Subcentro Coordinador que reporta las notificaciones de socorro al Centro Coordinador de Ushuaia.

Urge retomar esas prácticas, cada año se incrementa más el tráfico de cruceros turísticos hacia la Antártida y la presencia de pesqueros en el borde de la Zona Económica Exclusiva y con él los riesgos de incidentes y naufragios.

Otro costado de la actividad marítima en el Atlántico sur que no está previsto en las conversaciones es el monitoreo e intercambio de información de movimiento de pesqueros que bordean la denominada Milla 201. Estimaciones de la subsecretaría de Pesca y del Instituto Nacional de Investigaciones Pesqueras (INIDEP) hablan de unos 600 a 800 millones de dólares anuales perdidos por la captura no declarada de calamar.

Sí se encaró una reciente política de cooperación científica bilateral para evaluar el stock de la especie calamar argentino (illex argentinus) que también es pilar en la economía de las Islas. Conocer de antemano quiénes y dónde están pescando facilitaría la respuesta rápida de la Armada y la Prefectura ante una intrusión en la ZEE. Los datos pueden sensibilizar el humor del gobierno isleño. La vicepresidente Gabriela Michetti en la reciente gira por España se reunió con los máximos referentes del sector pesquero de ése país. Uno de los puntos tratados fue la situación de la flota pesquera española en la Milla 201 y el rol que juega en la Pesca Ilegal No Declarada No Reglamentada porque muchos de pesqueros que operan allí con licencia de Malvinas son españoles.

El encuentro del dúo Vila-Hutton tuvo un anticipo ayer en modo de conferencia del delegado británico. Expuso a puertas cerradas en la Universidad de la Defensa Nacional (UNDEF) entidad de altos estudios dedicada a la formación de militares y civiles en áreas disciplinarias vinculadas con la defensa y la seguridad nacional. La hoja de ruta de hoy contiene entre otros asuntos; cooperación logística en la Antártida, intercambio de personal, sanidad militar y un ofrecimiento para cursantes militares en el Royal College of Defence Studies, institución de estudios a la que asisten militares y civiles británicos seleccionados para liderazgo. El alto costo de la matrícula más gastos de traslado y viáticos de los presuntos aspirantes tornan imposible la oferta. También se tratará con sordina el estado de los repuestos militares adquiridos a proveedores británicos. A pesar de que se flexibilizó el embargo subsisten demoras en insumos destinados a la Armada.

sábado, 2 de marzo de 2019

Persecución de Prefectura Naval a un buque chino que pescaba ilegalmente en el Mar Argentino

(Infobae.com) - El operativo, que incluyó varios tiros, se extendió a lo largo de tres horas. Toda la secuencia quedó filmada y el barco asiático logró escapar
La persecución duró tres horas pero el buque chino logró escapar
En un impresionante operativo que duró más de tres horas, efectivos de la Prefectura Naval Argentina, a bordo del guardacostas GC-24 "Mantilla", persiguieron y capturaron un buque de bandera china que estaba pescando ilegalmente dentro de la zona económica exclusiva del Mar Argentino, a 199 millas náuticas (unos 358 kilómetros) del Golfo San Jorge. Toda la secuencia quedó filmada por las cámaras del barco argentino.

La maniobra  comenzó anoche cuando la tripulación del guardacostas, que patrullaba el Mar Argentino, localizó al buque "HUA XIANG 801" a un kilómetro del límite exterior de la zona de exclusión y observó dos irregularidades: no emitía información de localización satelital mediante su equipo de AIS y su posición no coincidía con la flota pesquera argentina monitoreada por la fuerza de seguridad en el área.

Inmediatamente, el "Mantilla" comenzó a navegar hacia el pesquero y constató que tenía sus redes desplegadas y las luces de faena encendidas, por lo que se activó el protocolo previsto para prevenir la pesca ilegal. Primero, efectuó repetidas comunicaciones en español y en inglés y emitió señales sonoras para advertirlos y que desistieran. Sin embargo, no hubo respuesta alguna.

La persecución duró tres horas pero el buque chino logró escapar
Después, con la intención de escapar, el buque infractor liberó el ancla y empezó a navegar hacia aguas internacionales mientras apagaba todas las luces y liberaba sus equipos de pesca.

En ese momento, se emprendió una cinematográfica persecución: en la huida, el pesquero chino realizó peligrosas maniobras intentando colisionar contra el guardacostas y atentando contra la vida de la tripulación del Prefectura Naval.

"El Mantilla" realizó maniobras evasivas para evitar el choque y continuó intentando comunicarse por radio con el buque. Ante la falta de respuesta y siguiendo el protocolo de actuación, se dio la orden de efectuar disparos de advertencia hacia la proa del pesquero, con lo que se intentó frenar su marcha, sin afectar sus condiciones de navegabilidad para salvaguardar la vida de la tripulación del pesquero.

A pesar de esto, el buque chino no se detuvo y se hicieron más disparos intimidatorios por encima de su línea de flotación. El "HUA XIANG 801" no acató la orden y continuó navegando saliendo del límite de la Zona Económica Exclusiva argentina, hacia aguas internacionales.

Luego de las tres horas y debido a la posición y trayectoria del pesquero, el guardacostas Mantilla interrumpió el operativo y regresó a su zona de patrullaje.

La Prefectura ya había capturado en febrero a otro buque extranjero, de bandera surcoreana, que llevaba en sus bodegas una millonaria carga de pescado. En el caso de "HUA XIANG 801" se solicitará a la Justicia su captura internacional, como ocurrió en febrero de 2018 con el potero chino Jing Yuan 626, que también había sido detectado por el Guardacostas Mantilla pescando ilegalmente.

En ese caso se obligó a la empresa armadora a pagar a la Argentina el valor de los gastos generados en el operativo de persecución que había llevado a cabo la Prefectura Naval Argentina y la multa de 7.000.000 millones de pesos impuesta por la Subsecretaría de Pesca, ambas sumas cobradas por el Estado Argentino.

martes, 26 de febrero de 2019

Limitan la antigüedad de los buques pesqueros a 40 años

(La Capital) - En caso de acreditarse la reconstrucción de más de 60% del buque en territorio nacional, o que se trate de uno con autorización exclusiva para la captura de calamar, la antigüedad podrá ser de hasta 60 años.
El gobierno nacional estableció que los buques habilitados para realizar tareas de pesca en aguas argentinas, con excepción de los artesanales, deberán tener una antigüedad inferior a 40 años desde su fecha de construcción, medida que comenzará a regir en 2040.

Lo hizo a través del decreto 145/2019, que también precisó que en caso de acreditarse la reconstrucción de más de 60% del buque en territorio nacional, o que se trate de uno con autorización exclusiva para la captura de calamar, la antigüedad podrá ser de hasta 60 años.

La Prefectura Naval deberá certificar la reconstrucción de acuerdo a los criterios que fije al efecto, los que deberán contemplar los materiales reemplazados y la tecnología incorporada, tanto en la navegación como en las tareas que se desarrollan a bordo.

Los límites de antigüedad establecidos en el decreto regirán a partir del 1 de enero de 2040. El Régimen Federal de Pesca establece que la Nación fomentará el ejercicio de la pesca marítima en procura del máximo desarrollo compatible con el aprovechamiento racional de los recursos vivos marinos.

La pesca y el procesamiento de los recursos vivos marinos constituyen una actividad industrial que debe analizarse en el marco de una cadena de valor, en la cual la industria naval constituye un eslabón clave, que genera múltiples encadenamientos productivos y generación de empleo calificado.

En la Argentina existen capacidades relevantes para la construcción y reparación de buques pesqueros de calidad, las cuales pueden ser potenciadas, generando un marco de desarrollo progresivo de la oferta y de su competitividad, a partir de las posibilidades y oportunidades que implica modernizar la flota pesquera.

Más de 50% de la flota pesquera argentina posee una antigüedad superior a los estándares internacionales.

Por eso, el decreto destacó que “resulta necesario modernizar la flota pesquera, reemplazando los buques de mayor antigüedad por otros más modernos, lo cual traerá aparejado mejoras en materia de eficiencia productiva, competitividad internacional de la pesca argentina, mayor seguridad operativa para las tripulaciones, mejoras medioambientales y también beneficios económicos para el país”.

Flota 257 buques pesqueros china que opera en la milla 201 pidió permiso para ingresar a aguas nacionales

Resultado de imagen para Flota 257 buques pesqueros china que opera en la milla 201 pidió permiso para ingresar a aguas nacionales(Nuestro Mar) - Es para guarecerse del fuerte temporal pronosticado. Según se supo, la flota foránea ya fue advertida que -para permanecer en aguas nacionales- tendrá que abstenerse de realizar actividades de pesca.

La Agencia Nacional SAR China solicitó a la Armada Argentina y a Prefectura Naval la autorización para el ingreso a la ZEEA de 257 buques pesqueros de ese país a partir de hoy domingo 24 hasta el martes 26, por condiciones climáticas adversas anunciadas en aguas internacionales, ante la presencia de un centro de baja presión con fuertes vientos del suroeste rotando al sur.

Si bien el ingreso fue autorizado, se supo que la flota china deberá cumplir plenamente con la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar (CONVEMAR), permaneciendo en aguas del mar argentino sin realizar actividad de pesca con los equipos AIS y LRIT encendidos como sucedió en anteriores autorizaciones.

Por su parte, el Guardacostas GC-24 “Mantilla” que se encontraba de patrullaje en la milla 200 inició su navegación con destino al fondeadero de Mazarredo (Golfo San Jorge) para resguardase de las inclemencias del viento y la altura de olas. 

El Gobierno impulsa la renovación de la flota pesquera de todo el país (III)

(Perfil.com) - Se anunció la firma de un decreto para la medida en el marco de mesa sectorial de Pesca e Industria Naval celebrada en la Casa Rosada. 
El sector pesquero genera unos 22.000 puestos de trabajo, de acuerdo al Gobierno. En 2018 se exportó pescado por 2.000 millones de dólares, 7% más que el año anterior, y el 60% de las ventas fueron de langostinos. FOTO: CEDOC 

En el marco de la mesa sectorial de Pesca e Industria Naval, el presidente Mauricio Macri anunció la firma de un Decreto de Necesidad y Urgencia que establece el esquema para promover la renovación de la flota de buques con permiso de pesca vigentes. Dichos buques deberán tener una antigüedad inferior a 40 años, pero pueden llegar a 60 años de antigüedad si acreditan una reconstrucción en astilleros nacionales de al menos el 60% del navío, aunque pueden sortear este requisito si se dedican a la pesca de calamar. 

El Poder Ejecutivo promoverá incentivos para que los buques reconstruidos puedan aumentar el volumen permitido de pesca. "De tal forma, aquellos buques de hasta 27 metros de eslora podrán recibir hasta un 10% adicional de especies excedentarias, con excepción de langostinos, en sus autorizaciones de captura", informó el Gobierno, que ya había anunciado en enero una línea de financiamiento por un monto total de 500 millones de pesos a través del Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE) para la adquisición de buques pesqueros construidos por astilleros radicados en el país, con el objetivo de impulsar la renovación de flota y la producción industrial nacional.  

Con estas medidas el Gobierno espera mejorar la cadena de valor del sector, y en paralelo, estimular la generación de empleo en la industria naval nacional. "Esta medida es el resultado del diálogo permanente que mantuvimos con todos los actores del sector. Fija las condiciones de base que nos permitirán delinear reglas claras en términos de mejoras en la eficiencia operativa y la competitividad de la industria naval, favoreciendo, no sólo su desarrollo, sino también a la creación de más y mejores puestos de trabajo de calidad y a la generación de un mayor valor agregado”, indicó el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica.  

El sector pesquero genera unos 22.000 puestos de trabajo, de acuerdo al Gobierno. En 2018 se exportó pescado por 2.000 millones de dólares, 7% más que el año anterior, y el 60% de las ventas fueron de langostinos. Al respecto, el secretario de gobierno de Agroindustria, Luis Etchevehere dijo que "esta importante medida posicionará aún más a la actividad pesquera al mejorar la seguridad en las embarcaciones con una flota renovada que permitirá aumentar nuestra productividad". "En la actualidad el sector de la pesca genera alrededor de 22.000 puestos de trabajo y en 2018 aportó al país un ingreso de USD 2.000 millones. Por su trascendente papel en la economía argentina es fundamental trabajar en la modernización de la flota para seguir desarrollando este sector de la agroindustria", agregó el funcionario.  

 El Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE) abrió en enero la posibilidad de financiar la compra de buques pesqueros construidos en astilleros nacionales por medio de un fondo de 500 millones de pesos (12,5 millones de dólares). Dos meses antes, el Banco Central había flexibilizado la normativa sobre hipoteca naval para que se pudiera tomar por garantía el 40% del valor del barco pesquero si está terminado, o el 50% del valor si está en construcción. 

 La industria naval y la pesca representan el 0,7% del Producto Interior Bruto (PIB) de Argentina y en total hay inscritos 383 armadores, 553 buques con permiso de pesca vigente y 135 plantas industriales en tierra. De la mesa celebrada en la Casa Rosada este lunes participaron, entre otros, Mariano Pérez por el Consejo de Empresas Pesqueras Argentinas (CEPA); Sebastián Agliano por la Asociación de Embarcaciones de Pesca Costera; Antonio fernando Mellino por la Cámara de Frigoríficos Exportadores de la Pesca (CAFREXPORT); César Ciccioti por la Unión de Interes Pesqueros Argentinos (UDIPA); Enrique Godoy y Horacio Martínez, por la Federación de la Industria Naval Argentina (FINA); Silvia Martínez por la Cámara de la Industria Naval Argentina (CINA); Miguel Ángel Álvarez, por la Cámara Santafesina de la Industria Naval (CASIN) y Domingo José Contessi, por la Cámara de la Industria Naval de Mar del Plata.  

 Los referentes de los sindicatos del sector asistentes fueron, entre otros, Raúl Durdos, POr el Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU); Carlos Mezzamico por el Sindicato Unidos Portuarios Argentinos; Armando Alessi, por el SindicaTo de Conductores Navales (SICONARA) y Juan Speroni, por el Sindicato Argentino de Obreros Navales (SAON). Por las empresas, asistieron, entre otros, Jorge Arosa de Tandanor; Juan Pablo Basavilbaso de Iberpesca, Miguel Glikman de Newsan, Antonio Solimeno y José Américo Moscuzza. También, Mauro Zamboni del Grupo Argenova. 
 D.S.  (Fuente www.perfil.com).

jueves, 14 de febrero de 2019

La legislación argentina, benévola con la pesca ilegal

La violación de la Zona Económica Exclusiva Argentina no representa una transgresión a la legislación penal, sino que apenas constituye una infracción administrativa a la Ley Federal de Pesca. De allanarse al pago de la multa reciben una quita del 50% y si pagan la mercadería capturada, se la llevan. El buque O Yang 77 llegó al puerto de Comodoro Rivadavia.
Resultado de imagen para pesca ilegal en argentina
Ya se encuentra amarrado en el puerto de Comodoro Rivadavia el pesquero surcoreano capturado por la Prefectura Naval Argentina faenando dentro de las 200 millas de jurisdicción nacional.  La Dirección Nacional de Pesca y Acuicultura imputará la infracción al Régimen Federal de Pesca por habérselo detectado en operación de pesca dentro de la Zona Económica Exclusiva.

La sanción es solamente económica y de máxima no superaría los 265 mil dólares. Monto que resulta irrisorio para el volumen económico que generan esos barcos. Y, para el caso que la propietaria del buque acepte la infracción administrativa, los “piratas surcoreanos” hasta recibirán el beneficio de una quita importante de la infracción, además, podrán llevarse las 130 toneladas de recurso que fueron detectados en sus bodegas, con el solo hecho de abonar un valor casi simbólico de esos productos. La ley también les permite pagar la multa en cómodas cuotas.

Todo esto es posible, en virtud de que la legislación argentina es benévola con la pesca ilegal y para la mayoría de las empresas extranjeras, que a lo largo de los años han sido interceptadas faenando en aguas argentinas, resulta “conveniente” pagar la multa y volver a pescar.

Como es de rigor en estos casos se procede a labrar actuaciones correspondientes a la infracción según el Art.47 y Art. 54 bis de la Ley 24.922. La armadora de este buque que ya permanece amarrado en el Golfo San Jorge hizo trascender que buscarán destrabar la interdicción del pesquero y que siga operando desde Montevideo.

El O Yang 77 tiene 60,50 metros de eslora, 10.80 metros de manga y había zarpado del puerto de la capital uruguaya el 5 de enero de este año con 45 tripulantes a bordo.

En los últimos años han sido recurrentes las capturas de pesqueros dentro de la ZEEA, por parte de la Prefectura Naval y la Armada Argentina, y salvo algunos casos, las compañías propietarias pagaron la multa y retornaron a aguas internacionales. Además, hubo otros casos de abandono de las embarcaciones, como el potero chino que terminó amarrado en los muelles de Puerto Madryn, el que finalmente debió ser hundido ante la falta total de interés de la armadora, que incluso abandonó a sus tripulantes.

Con todo, cabe señalar que para estos casos se aplica el Capítulo XIII del “Régimen de infracciones y sanciones” de la Ley Federal de Pesca 24.922, que se remite estrictamente a sanciones administrativas pecuniarias. La Justicia Penal Federal solo toma intervención en caso que se produjera una fuga o el buque infractor no hiciera caso a la autoridad marítima que los interceptara.

El Artículo 47 establece que “la carga de productos pesqueros que se halle a bordo de un buque pesquero de pabellón extranjero que se encuentre en los espacios marítimos bajo jurisdicción argentina o en aguas en las que la República Argentina tenga derechos de soberanía sobre los recursos vivos marinos, sin contar con permiso o autorización expresa expedido por la Autoridad de Aplicación, se presume que han sido capturadas en dichos espacios”. De allí que la multa se hará sobre el total de la carga que tenga en sus bodegas.

En tanto, el Artículo 54 de la ley establece que “tratándose de embarcaciones extranjeras, la Autoridad de Aplicación podrá además disponer la retención del buque en puerto argentino hasta que, previa sustanciación del respectivo sumario, se haga efectivo el pago de la multa impuesta o se constituya fianza u otra garantía satisfactoria, si fuera el caso”, precisa.

“Los gastos originados por servicios de remolque, practicaje, portuarios, así como las tasas por servicios aduaneros, sanitarios y de migraciones, que se generen por el buque infractor como consecuencia de la comisión de infracciones a la presente ley, deberán ser abonados por el propietario o armador o su representante, previo a su liberación”, fija la legislación argentina para los pesqueros ilegales que operan sobre el borde de las 200 millas.

Asimismo, el Artículo 54 bis indica que “la Dirección Nacional de Pesca y Acuicultura imputará la infracción a esta ley al supuesto responsable de la comisión del hecho, quien dentro de los diez (10) días hábiles posteriores de notificado podrá: a) Presentarse e iniciar la defensa de sus derechos; b) Allanarse a la imputación”.

La misma legislación advierte que los “piratas del mar argentino” tendrán diversas quitas de la multa a partir de la celeridad en que se allanen a aceptar la sanción, y como si fuera poco, hasta se le permitiría pagar la penalidad en cómodas cuotas: “A pedido de parte se podrán otorgar al infractor plazos y facilidades de pago de la multa en cuestión conforme lo reglamente la autoridad de aplicación”, expresa la normativa.

Tal vez ha llegado el momento de que el Congreso Argentino debata una modificación a esta legislación con un mayor endurecimiento de penas y sanciones para la flota internacional que entra a la ZEEA a robar nuestros recursos. (Nelson Saldivia-REVISTA PUERTO)

sábado, 9 de febrero de 2019

La Prefectura capturó un buque surcoreano por pesca ilegal

Por CARLOS GUAJARDO - Clarin.com
Fue a la altura de Comodoro Rivadavia. Llevaba a bordo casi 130 toneladas de pescado.
El “O Yang 77”, capturado en el Mar Argentino, había zarpado de Montevideo el 5 de enero con 45 tripulantes a bordo.
El pesquero surcoreano capturado por la Prefectura.

Un guardacostas de Prefectura que patrullaba el Mar Argentino para proteger los recursos del país capturó ayer al buque "O Yang 77", de bandera surcoreana, pescando ilegalmente dentro de la Zona Económica Exclusiva, a la altura de Comodoro Rivadavia en la provincia de Chubut. Llevaba a bordo casi 130 toneladas de pescado.

El operativo fue supervisado desde su inicio por la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich y el Prefecto Nacional, Eduardo Scarzello y se realizó en el marco de las tareas de control y vigilancia del mar que lleva a cabo Prefectura.

La maniobra de detención comenzó cuando la tripulación del guardacostas GC-24 Mantilla detectó al buque, mediante un moderno sistema tecnológico, cuando se encontraba con las redes extendidas y arrastrando pescado, dentro de la mencionada Zona de exclusión.
El momento en que efectivos de Prefectura abordan el barco infractor.
De inmediato se activó el protocolo para la defensa de los recursos pesqueros nacionales: el personal del guardacostas estableció una comunicación por radio con el capitán del buque extranjero, con el objeto de que detuviera su marcha, acorde a las normas internacionales.

El capitán del "O Yang 77" acató la orden para detenerse y no levantar la red de pesca que tenía desplegada en el mar, mientras una dotación de la institución, acompañada por un inspector de la Dirección Nacional de Pesca, navegaron hacia el buque y lo abordaron.

En este momento se está realizando un control del pescado fresco capturado para determinar la cantidad de la carga, estimándose, en primera instancia, que transporta a bordo casi 130 toneladas de pescado.

El "O Yang 77" tiene 60,50 metros de eslora (largo), 10.80 metros de manga (ancho) y había zarpado de Montevideo (República Oriental del Uruguay) el 5 de enero de este año con 45 tripulantes a bordo. En este momento está siendo conducido por el personal de Prefectura hacia el Puerto de Comodoro Rivadavia.

viernes, 1 de febrero de 2019

La Argentina y Gran Bretaña reanudan ahora la investigación pesquera en el Atlántico sur

Por Edgardo Aguilera (Ambito.com) - Tras 14 años de ruptura en cooperación científica, se inicia una campaña entre argentinos y británicos de prospección del calamar, fuente de riqueza de los isleños.
BILATERAL. El Buque de Investigación Pesquera Víctor Angelescu zarpará del puerto de Mar del Plata.
BILATERAL. El Buque de Investigación Pesquera Víctor Angelescu zarpará del puerto de Mar del Plata.

Hoy zarpa del puerto de Mar del Plata el buque de investigación pesquera BIP Víctor Angelescu con el objetivo de evaluar el stock de la especie calamar argentino (illex argentinus). A bordo del navío perteneciente al Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero (INIDEP), organizador y ejecutor de la campaña científica, se encuentran dos investigadores del Reino Unido. La participación de los británicos marca la reanudación de la cooperación bilateral interrumpida por decisión de la administración Kirchner.

Los científicos del Inidep durante 15 años dejaron de compartir información sobre cefalópodos con sus pares del Imperial College y con los investigadores isleños del Departamento de Recursos Naturales de las Malvinas.

La colaboración bilateral resucitó al calor del acuerdo que alcanzaron los cancilleres Jorge Faurie y el británico Boris Johnson luego de sucesivas negociaciones en torno del Subcomité Científico de la Comisión de Pesca del Atlántico Sur (CPAS), establecido por la Declaración Conjunta del 28 de noviembre de 1990. El Subcomité Científico de Pesca existe desde 1990 sesionaba con periodicidad pero dejó de reunirse en 2004, cuando Néstor Kirchner canceló su funcionamiento. En 2016 los cancilleres de la Argentina y Gran Bretaña retomaron el diálogo en temas de interés mutuo y la posibilidad de celebrar acuerdos que dejen a resguardo el reclamo sobre las Islas Malvinas, la cuestión del recurso pesquero fue uno de ellos.

El calamar illex es una especie que migra en un recorrido circular desde el Atlántico sur patagónico hacia aguas de la denominada zona de conservación (n.r. en disputa) alrededor de Malvinas, en inglés Falklands Outer Conservation Zone (FOCZ). El seguimiento del stock de illex es indispensable para tomar decisiones sobre el manejo sustentable del recurso.

La economía de las Islas depende en gran medida de la exportación de productos pesqueros a la Unión Europea. Las capturas de calamar a través de licencias de pesca otorgadas por el Gobierno kelper se hacen en ese sector del Atlántico Sur. El Inidep necesita conocer, entre otros datos, el estado de la pesquería al inicio de la temporada, la distribución, las áreas de concentración estival de calamar, estimar la biomasa y abundancia en número de individuos y así poder estimar el escape del 40% de reproductores que será necesario preservar para garantizar el desove y contribuir a la presencia de calamar para la próxima zafra de los poteros nacionales. El 24 de enero pasado en un vuelo de control marítimo la Armada detectó más de 300 pesqueros dedicados a la captura de calamar, alineados en la milla 201. La presencia masiva sin posibilidad de regulación es un factor de alto impacto en la sustentabilidad del caladero.

El BIP Víctor Angelescu tiene planificados 36 días de navegación para completar la evaluación del illex, además se va a trabajar sobre otras especies australes como merluza austral, merluza de cola y merluza negra. El Angelescu está tripulado por personal de la Prefectura Naval una solución que no cayó bien en el ambiente del Inidep, cuyos buques eran conducidos por marinos civiles.

En diciembre de 2018 el Gobierno decidió intervenir el ente científico y designó al contralmirante retirado Marcelo Lobbosco con facultades de director. Se adujo “problemas entre los distintos sectores del organismo (embarcados, científico-técnicos y administrativos), que impiden, entre otras cosas, la realización de las campañas de investigación” según fundamentó el decreto 1127/2018 con las firmas del presidente Mauricio Macri y el Ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica.

miércoles, 30 de enero de 2019

Con financiamiento, la pesca será motor de la industria naval (II)

(El Cronista) - El gobierno anunció una línea de crédito por $500 millones para la adquisición de buques pesqueros construidos en el país.
Con financiamiento, la pesca será motor de la industria naval
La naval es madre de industrias y posee un gran potencial en la generación de empleo. No es casual que la mayoría de los países la apoye de una u otra forma. En Argentina, el sector vio con buenos ojos el gesto del gobierno nacional de lanzar una línea de crédito a fin de impulsar la renovación de la flota pesquera.

El anuncio se realizó en Puerto Madryn en el marco de la mesa sectorial de pesca e industria naval, que fue encabezada por el presidente Mauricio Macri, y contó con la participación del gobernador de Chubut, Mariano Arcioni; los ministros de Transporte Guillermo Dietrich, de Defensa, Oscar Aguad y los secretarios de Ambiente y Desarrollo Sustentable, Sergio Bergman; de Turismo, Gustavo Santos, el secretario general de Presidencia, Fernando de Andreis, el de Agroindustria Luis Miguel Etchevehere, y el subsecretario de Pesca Juan Bosch entre otros.

El encuentro se organizó en torno a cinco ejes de trabajo: la modernización de la flota pesquera, simplificación y transparencia, cuestiones laborales, desarrollo de mercados y productividad.
La línea crediticia, por un total de $500 millones, tendrá un plazo de cinco años con un período de gracia de 12 meses y se financiará hasta $60 millones o su equivalente en dólares por empresa o grupo siempre que no supere el 80% del valor del bien a adquirir.

Los créditos se otorgarán a través de avales de SGR preferidas "A" o garantías emitidas por el Fondo de Garantías Argentino (FOGAR). Las tasas de interés en pesos, se regirán por la variable Badlar Privada - 2% (tasa activa grilla Badlar Privada + 6%, con bonificación del Ministerio de Producción y Trabajo de la Nación del 8% por los primeros dos años). En dólares será Libor + 3% (tasa activa grilla Libor + 5% con bonificación de la cartera del 2% para todo el plazo del crédito).

Este apoyo se suma a la readecuación de la hipoteca naval realizada el pasado 29 de noviembre por el Banco Central, que facilitó la financiación para el sector al tomar como garantía el 40% del valor del buque cuando está terminado o el 50% del valor tasado cuando está en construcción.

"El anuncio es realmente importante. Desde fines de la década del 80 no existía una línea de financiamiento específica para la construcción de buques pesqueros", señalaron desde la Cámara de la Industria Naval de Mar del Plata. Por su parte, Miguel Ángel Sánchez, vicepresidente de la Asociación Bonaerense de la Industria Naval, señaló que "la renovación de la flota pesquera es viable y urgente".

El directivo resaltó que las inversiones recientes del Grupo Solimeno, superiores a los u$s 8 millones para la remodelación y remotorización de su buque pesquero "Ponte de Grande" o las construcciones en la Argentina de barcos por parte de la pesca costera evidencian que el sector puede y quiere consolidarse. "Se persigue un doble objetivo: renovar y modernizar la flota actual de buques y alentar a que se construyan en el país. Este anuncio beneficia a todo el sector pesquero, desde pequeñas y medianas hasta grandes empresas, porque mejora la capacidad productiva y la competitividad de los astilleros locales y tracciona toda la cadena de valor", dijo Sica.

Bosch anunció un proyecto de ley que buscará promover la renovación de la flota en el país, otorgándole un 10% más de cupo o esfuerzo de pesca a los buques que se construyan en la Argentina. De esta forma, el permiso de pesca sería utilizado como garantía y anticipo de mejora en el scoring de la próxima cuotificación para quienes tengan buques construidos en el país.

El sector de la industria naval y la pesca representa el 0.7% del PBI nacional. Existen actualmente 383 armadores inscriptos, 553 buques con permiso de pesca vigente y 135 plantas industriales en tierra. El sector pesquero emplea 22.000 personas en cinco provincias argentinas y exporta más del 90% de lo que produce. En 2018 se realizaron ventas al exterior por más de u$s 2000 millones, un 7% más en relación a 2017. El 60% de las ventas fueron langostinos.

viernes, 25 de enero de 2019

La Armada detectó una“ciudad nocturna” pescando al borde de la zona exclusiva argentina

Por CARLOS GUAJARDO - Clarin.com
Más de 350 barcos de banderas extranjeras depredan el calamar y el langostino, entre Trelew y Comodoro Rivadavia.
Un vuelo de la Armada detectó más de 350 barcos pecando al límite de la Zona Económica Exclusiva. (Foto: Daniel Feldman)

Una verdadera "ciudad nocturna" de barcos pesqueros extranjeros pudo detectar al límite de la milla 200 un control de la Armada Argentina realizado el miércoles en un avión Orión, por personal de la Fuerza Aeronaval 3 con asiento en la Base Almirante Zar de Trelew.

El vuelo se extendió desde esa ciudad hasta Comodoro Rivadavia por todo el litoral marítimo llegándose a detectar más de 350 pesqueros de banderas extranjeras en especial orientales y españoles.

"El área delimitada para estas operaciones aéreas corresponde a la ubicación de uno de los caladeros más importantes hacia el sudoeste del Océano Atlántico. Es decir, la zona marítima más frecuentada por los buques pesqueros argentinos y de terceras banderas por su riqueza ictícola", dijo la Armada en un comunicado.
Un vuelo de la Armada detectó más de 350 barcos pecando al límite de la Zona Económica Exclusiva. (Foto: Daniel Feldman)
Un vuelo de la Armada detectó más de 350 barcos pescando al límite de la Zona Económica Exclusiva. (Foto: Daniel Feldman)

La mayoría de los barcos detectados son los denominados “tangoneros” que se dedican a la pesca del calamar. “Pero hay de todo”, dicen como langostineros y merluceros. La presencia de estos barcos se detectan en vuelos que se hacen de manera imprevista aunque en la Armada, coinciden que en cuanto parte un avión de control si hay barcos pescando dentro de las 200 millas, que es la Zona Económica Exclusiva (ZEE) argentina, se “corren” inmediatamente por lo cual no están en infracción.
Un vuelo de la Armada detectó más de 350 barcos pecando al límite de la Zona Económica Exclusiva. (Foto: Daniel Feldman)
Un vuelo de la Armada detectó más de 350 barcos pescando al límite de la Zona Económica Exclusiva. (Foto: Daniel Feldman)

La Armada realiza estos controles marítimos pese a un presupuesto escaso y además, en este momento cuenta con un solo avión para estas tareas. El otro con el que pueden realizar también controles se encuentra desde hace tiempo en reparación en los talleres de la provincia de Córdoba.

Los vuelos de control de espacios marítimos se concretan contando con la información elaborada en base a datos extraídos durante los días previos de los sistemas de detección y de las fotos satelitales nocturnas capturadas sobre el Mar Argentino.

Con todo este caudal de información se llevan a cabo vuelos de control del mar que en verano dan inicio con la luz vespertina en una franja que abarca la ZEE y las áreas adyacentes al Mar Argentino donde se concentran diariamente entre 200 y 300 pesqueros. Pero en la recorrida de ayer se detectaron muchos más.

Hay que recordar que buques de banderas orientales fueron detectados por barcos de Prefectura pescando en la Zona Económica Exclusiva. En algunos casos prefirieron hundir la embarcación y huir en otras y en otros casos, los tripulantes de arrojaron al mar y fueron rescatados por la fuerza de seguridad de nuestro país secuestrando la carga del pesquero.
Un vuelo de la Armada detectó más de 350 barcos pecando al límite de la Zona Económica Exclusiva. (Foto: Daniel Feldman)
Un vuelo de la Armada detectó más de 350 barcos pecando al límite de la Zona Económica Exclusiva. (Foto: Daniel Feldman)

En su comunicado, la Armada dice que “de noche lo que distingue estos buques pesqueros también llamados “poteros”,que se pueden apreciar principalmente alineados fuera de las 200 millas náuticas pero a una distancia tan mínima que a veces resulta infringida con su potente iluminación que produce el efecto visual de una ciudad en el mar. De día, "sus cascos teñidos con tinta de calamar los vuelve distintivos de su actividad”.

Del vuelo participaron 17 tripulantes entre pilotos, ingenieros de vuelo, mecánicos y operadores quienes trabajan con los sensores de la aeronave como el radar y el SAI-Orión que es un dispositivo de cámaras visuales para la adquisición de imágenes. Entregada la información se utilizan luego unidades de superficie que pueden detectar infracciones, en caso que los pesqueros se encuentren dentro de la zona exclusiva de nuestro país.

lunes, 21 de enero de 2019

Futuro Puerto pesquero chino en Punta Yeguas, Uruguay, envuelto en controversia

(Nuestro Mar) - Más de 500 barcos de bandera china podrían pronto arribar al oeste de Montevideo, Uruguay debido al proyecto ya confirmado de la empresa Shandong BaoMa de instalar una zona franca con puerto, astillero y planta para procesamiento y congelado de pescado.
Resultado de imagen para Futuro Puerto pesquero chino en Punta Yeguas, Uruguay, envuelto en controversia
El emprendimiento de US$200 millones se realizará en un predio de 28 hectáreas en la zona de Punta Yeguas, un área mayormente rural y con un parque público, y podría tener graves consecuencias para el ecosistema marino del Atlántico Sur, hoy amenazado por la sobrepesca y la pesca ilegal.

El predio, ya adquirido por la empresa china, contará con un muelle de 800 metros de largo, donde podrán aparcar barcos de hasta 50.000 toneladas, de acuerdo con mapas a los que accedió Diálogo Chino. Al ser una zona franca, permitiría que los barcos operen sin control del gobierno uruguayo.

“Los barcos chinos son de los más beneficiados de la pesca no declarada del Atlántico Sur. Por eso nos preguntamos qué garantías nos da este proyecto. Es uno de los lugares con mayor biodiversidad del planeta y podría verse afectado”, sostuvo Rodrigo García, fundador de la ONG Oceanosanos.

Flotas pesqueras internacionales, muchas ilegales y no registradas, regularmente visitan la costa de Uruguay y Argentina en busca de las grandes poblaciones de calamar. Ese mismo animal es un eslabón clave en las cadenas alimentarias de los ecosistemas marinos. La pesca del calamar no sólo impacta a esa especie sino también a otras poblaciones de peces, delfines y albatros que son atrapadas por accidente por los barcos pesqueros. A eso se le suma la descarga de sustancias contaminantes de los barcos y sus consecuencias ambientales.

Un lugar de riesgo

El puerto de Montevideo es el segundo mayor del mundo en la recepción de pesca ilegal, de acuerdo con informes de Oceana y Oceanosanos. Además, según datos de la Administración Nacional de Puertos de Uruguay (ANP), desde el año 2013 se registra la descarga de un tripulante muerto por mes proveniente de estas embarcaciones.

“Respetamos la pesca, son lugares de trabajo para muchos. Cualquier barco puede entrar al puerto de Montevideo, excepto con el delito,” afirmó Juan José Domínguez, vicepresidente de la ANP. “Se necesita una policía mundial para controlar lo que puede estar pasando con la pesca, nosotros sólo somos espectadores”.

El presidente de Shandong BaoMa, Jian Hongjun, presentó el proyecto en diciembre en Montevideo junto a representantes de la empresa uruguaya CSI Ingenieros, su socio local. Para avanzar, deberán cambiar la zonificación de la zona, que deberá pasar de ser considerada rural a ser portuaria.

Con sede en China, Shandong BaoMa tiene alrededor de 4000 empleados y se especializa en distintos rubros, la mayoría de ellos ligados al mar, tales como la pesca, la elaboración de harina de pescado y la gestión de terminales portuarias. Además, ha incursionado en infraestructura para explotaciones mineras.

Diálogo Chino se comunicó con ambas empresas involucradas en el proyecto en Uruguay y no obtuvo respuesta. “Es una zona costera que no es productiva, lo más cercano que tiene es un asentamiento irregular de personas y pequeñas chacras. El proyecto generará 300 puestos de trabajo durante la obra y desarrollará más la zona”, sostuvo Gabriel Otero, alcalde del Municipio de Montevideo, zona en la que se ubicará el proyecto.

El emprendimiento se ubicará cerca de los barrios Santa Catalina y Pajas Blancas y del Parque Público Punta Yeguas, un área de 113 hectáreas recuperada por la Intendencia de Montevideo para uso público en 2006. Es frecuentemente utilizado por sus playas y zonas de esparcimiento.

Rechazo en aumento

Al enterarse del proyecto, los vecinos de la zona decidieron organizarse para hacer escuchar su voz y evitar que se avance con la obra. Han solicitado reuniones con diversos órganos de gobierno en Uruguay para obtener más información y resaltar los efectos sociales y ambientales que podría tener el puerto en la zona. “Nos enteramos de todo esto a través de un artículo de prensa, todo a nuestras espaldas. Por eso nos empezamos a juntar y organizarnos. Se está decidiendo sobre bienes comunes que nos pertenecen a todos y los venden por poco dinero para pagar favores”, afirmó Nieves Cancela, vecina de la zona.

Al mismo tiempo, José Martínez, vecino y trabajador portuario, agregó: “Vivo hace 40 años en la zona y tengo un sentido de pertenencia y respeto por el lugar. El daño social y ambiental de proyectos de este tipo nunca se tiene en cuenta. Esperan que reaccionemos cuando está todo hecho.”

A las preocupaciones se suma el impacto que podría tener el puerto en los pescadores artesanales de la zona. Luis Soria, vecino y pescador artesanal, advierte que su actividad ya se ha visto afectada en los últimos años por la pesca ilegal y la sobrepesca y que al sumarle el puerto verán perjudicado su trabajo. “No vamos a poder pescar más en la zona. Se va a restringir la navegación y no nos vamos a poder acercar. Es todo pérdida para nosotros, le estamos entregando parte de nuestra soberanía a un país que está del otro lado del mundo. No tiene sentido,” afirmó.

Relaciones cercanas

La decisión de Shandong BaoMa de instalarse en Montevideo no es casual. Desde su asunción en 2015, el presidente uruguayo Tabaré Vázquez ha buscado un mayor acercamiento a China, incluso deseando la firma de un tratado de libre comercio entre ambos países.

El presidente de China, Xi Jinping, y el de Uruguay sellaron un acuerdo de asociación estratégica entre los dos países en el año 2016. Desde entonces, muchos han sido los avances y los acercamientos. Al mismo tiempo, en 2018, Uruguay se convirtió en el primer país del Mercosur en formar parte de la iniciativa Una Franja, Una Ruta de China que prevé mayores inversiones.

“Le pregunté muchas veces a los embajadores chinos por qué aprecian a Uruguay. Tiene que ver con que hacen muchos negocios con Brasil y Argentina, pero necesitan un lugar seguro donde la parte legal sea muy clara y eso es Uruguay”, sostuvo Gabriel Rozman, presidente de la Cámara de Comercio Uruguaya-China.

Dentro del ranking de destinos de exportación de Uruguay, China ocupó el primer lugar en año pasado, con ventas que superaron los US$2 mil millones (incluyendo desde Zonas Francas). Las exportaciones hacia el mercado chino aumentaron un 12% anual en promedio entre 2012 y 2017.

Las exportaciones uruguayas consisten principalmente en productos como soja, madera, carne premium, lana, pescado y leche. Del otro lado, China envía a Uruguay manufacturas industriales, vehículos automóviles y productos químicos y plásticos, entre otros.

Proyectos de inversión en Uruguay como en el caso de Shandong BaoMa reciben incentivos fiscales y de diverso tipo de parte de Uruguay XXI, la agencia de inversión y promoción de exportaciones del país. Allí fue donde se realizó la presentación del puerto de Punta Yeguas. “Tenemos la posibilidad de tener un puerto de aguas profundas sobre el Atlántico, algo que Argentina y Brasil no pueden tener. Los puertos de Brasil tienen problemas de capacidad y los de Argentina no pueden tomar barcos grandes. El de Montevideo tiene mucho potencial,” agregó Rozman. (FERMIN KOOP - DIALOGO CHINO)

Otra mas de nuestros hermanos uruguayos...

miércoles, 16 de enero de 2019

Anuncian financiamiento para la compra de buques pesqueros nacionales

(SuperCampo) - En el marco de mesa sectorial, el Gobierno anunció el financiamiento por $500 millones para la adquisición de nuevos buques pesqueros nacionales.

En 2018 se realizaron exportaciones por más de 2.000 millones de dólares, un 7% más en relación a 2017. El 60% de las ventas son langostinos.

El Gobierno anunció el financiamiento por un monto total de 500 millones de pesos, a través del Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE), para la adquisición de buques pesqueros construidos por astilleros radicados en el país, con el objetivo de impulsar la renovación de flota y la producción industrial nacional.

Respecto a la línea de financiamiento anunciada, el ministro Sica expresó que “persigue un doble objetivo: renovar y modernizar la flota actual de buques y alentar a que se construyan en el país. Este anuncio beneficia a todo el sector pesquero, desde PyMEs hasta grandes empresas, porque mejora la capacidad productiva y la competitividad de los astilleros locales y tracciona toda la cadena de valor”. 

La línea tendrá un plazo de hasta cinco años, un período de gracia de hasta 12 meses y se financiará hasta 60 millones de pesos (o su equivalente en dólares) por empresa o grupo que no supere el 80 por ciento del valor del bien.

Los créditos se otorgarán a través de avales de SGR preferidas “A” o garantías emitidas por el Fondo de Garantías Argentino (FOGAR). En cuanto a las tasas de interés en pesos, se regirán por la variable Badlar Privada – 2% (tasa activa grilla Badlar Privada + 6%, con bonificación del Ministerio de Producción y Trabajo de la Nación del 8% por los primeros dos años). En dólares será Libor + 3% (tasa activa grilla Libor + 5% con bonificación de la cartera del 2% para todo el plazo del crédito).

Etchevehere señaló que “la cadena pesquera no sólo es una de las más importantes del país sino una de las más federales, generando 22.000 puestos de trabajos en cinco provincias argentinas. Además permite el ingreso de 2 mil millones de dólares al país”. “Por eso debemos seguir trabajando sector público y privado en la modernización de un sector que es una verdadera potencia para la agroindustria argentina”, añadió.

El anuncio fue en la sede de la Cámara de Industria y Comercio de Puerto Madryn (CIMA) que se organizó en torno a cinco ejes de trabajo: la modernización de la flota pesquera, la simplificación y transparencia, las cuestiones laborales, el desarrollo de mercados y la productividad. Se trata de la primera mesa integrada entre la industria pesquera y naval, con foco en toda la cadena de valor. Su antecedente es la mesa de pesca que se realizó en Mar del Plata el 13 de julio del año pasado, con la presencia del presidente Macri.

El Banco Central readecuó el 29 de noviembre del año pasado la normativa sobre hipoteca naval, facilitando la financiación para el sector, ya que se puede tomar garantía el 40% del valor del buque cuando está terminado o el 50% del valor tasado cuando está en construcción.

Fuente: Ministerio de Producción de la Nación

miércoles, 19 de diciembre de 2018

El nuevo buque costero del Inidep costará un millón de dólares más de lo previsto

(Pescare.com) - Así lo informó el propio instituto. Según se explicó, el cambio de presupuesto obedece a la incorporación de un motor silencioso y cambios en la estructura.