Mostrando entradas con la etiqueta Pesca. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Pesca. Mostrar todas las entradas

martes, 16 de julio de 2019

La preocupante presencia militar británica en Malvinas

Michael GovePor Roberto García Moritán - @RGarciaMoritan - Infobae.com


Michael Gove
La pesca es una cuestión candente que desnuda agresiones intolerables. El diario The Guardian informó que un euro diputado del Reino Unido aconseja hundir a los buques pesqueros extranjeros que faenen en aguas británicas como se hiciera con el ARA Belgrano en la que murieron 323 marinos argentinos. Si bien se trata de una reprochable manifestación individual, el irresponsable desatino adquiere relevancia ante referencias de que Londres defenderá la pesca con un considerable aumento de presencia naval, tanto en Gran Sol como en Malvinas.

El Ministro Michael Gove, responsable de pesca en el gobierno de la señora May, ha señalado que una vez que se consuma el divorcio con la Unión Europea fletará una armada, compuesta por cinco buques de guerra y dotados de helicópteros y drones, para el control de la pesca en dichas aguas. De acuerdo a informaciones públicas, el buque HMS Forth, con 90 metros de eslora, cañones automáticos de 30 milímetros y 24 nudos de velocidad  crucero, se destinaría a Malvinas.

El tema es desilusionante por cuanto Malvinas, Georgias del Sur y Sándwich del Sur no enfrentan un problema significativo de pesca ilegal. De hecho no se ha producido una situación conocida de depredación de estas características en las últimas décadas que justifique la necesidad de una reacción comparable a la que enfrenta la Argentina en la milla 201. Menos aún de pesqueros argentinos. Consecuentemente, la protección pesquera anunciada por el Ministro Gove sería claramente excesiva en el Atlántico Sur.

No es la primera vez que el Reino Unido utiliza medios  militares desproporcionados en lo que hace a la pesca. Ya existió un episodio criminal con el hundimiento por parte de la fuerza aérea británica de un barco pesquero argentino desarmado en Malvinas, en mayo de 1982. Falleció un pescador y doce resultaron heridos.

La pesca ilegal, no declarada y no registrada (INDNR) en las aguas circundantes a Malvinas es muy distinta a la milla 201 por las características del caladero. Tampoco tiene la amenaza de una masiva presencia pesquera extranjera. El hecho lo prueba el énfasis de las decisiones de las autoridades ilegitimas del archipiélago al haber negado licencias de pesca a buques chinos por  no ajustarse con normas sustentables y no por pesca ilegal pese a reconocer que China no cumple con los estándares internacionales en la materia.

Tampoco Malvinas es una zona marítima con una situación de competencia pesquera similar o comprable a Gran Sol en el Atlántico norte. En este contexto y existiendo una dilatada y sensible disputa de soberanía por resolver en el marco de las resoluciones pertinentes de las Naciones Unidas, es hora que el Reino Unido adopte un enfoque de mayor contención y prudencia y evite caer en medidas irritables, como las anunciadas por el Ministro Gove, que poco tienen que ver con la protección de intereses exclusivamente pesqueros.

El autor es ex vicecanciller de la Nación.

jueves, 4 de julio de 2019

Tras haber recibido una inversión de 8 millones de dólares, el “Ponte de Rande” volverá a navegar

(Pescare) - El buque cuenta con un nuevo motor, equipamiento e instalaciones completamente renovadas que incluyen mejoras en cuestiones de seguridad.
 Resultado de imagen para ponte de rande barco
Cuenta regresiva para regresar a zona de pesca. El buque congelador “Ponte de Rande” atravesará el próximo martes una serie de pruebas técnicas. Si todo sale como su armador Antonio Solimeno espera, volverá a operar.

Atrás habrán quedado once meses de estadía en el muelle. En el proceso la empresa invirtió unos 8 millones de dólares para el recambio de su planta propulsora y motor auxiliar, renovar puente de mando, planta y camarotes, entre otras secciones.
Resultado de imagen para ponte de rande barco
Entre las mejoras más relevantes se cuenta justamente el reemplazo de su motor principal original, un Deutz 358 por un nuevo Caterpillar MaK M32 que además de propulsar a la embarcación, tiene la capacidad de proveer energía eléctrica al equipamiento de a bordo.

Según explicó Solimeno, la adquisición de este nuevo motor fabricado en Alemania demandó una inversión superior a los 2 millones de dólares y la implementación de una compleja tarea logística no sólo para su transporte, sino también para su montaje.

El empresario precisó, además, que la decisión está en sintonía con el objetivo de “unificar la tecnología” de su flota y de evolucionar hacia el cumplimiento de normas de sustentabilidad, especialmente en materia de eficiencia y emanación de gases.

Etapas del trabajo

La remodelación del buque se realizó a través de un proyecto elaborado y conducido por el propio Grupo Solimeno. El trabajo contó con el aporte de una red de proveedores y talleres, en su mayoría de origen marplatense. “Este buque permaneció inactivo durante once meses y su actualización representó un enorme desafío para todos los que intervinieron”, destacó Solimeno.

Se actuó sobre la planta de procesamiento y congelado a bordo, instalaciones eléctricas y sanitarias, equipos de refrigeración, puente de mando, camarotes, cocina y comedores para mejorar así la habitabilidad y proveerle a la tripulación un mayor confort.

De acuerdo al cálculo que realiza Solimeno, unas 180 mil horas-hombre fueron necesarias para llevar adelante la tarea. “Durante todo este tiempo hubo entre setenta y noventa personas trabajando diariamente a bordo”, indicó.
Resultado de imagen para ponte de rande barco
Nueva tecnología en el puente.

El “Ponte de Rande” puede navegar con una tripulación de hasta 58 personas y entre otras características cuenta con una capacidad de carga de mil toneladas y una planta con posibilidades de congelar hasta cuarenta y cinco toneladas diarias.

Además de realizar el congelado y el procesamiento a bordo, el buque también dedica parte de sus capturas al abastecimiento de plantas radicadas en el puerto local, donde la materia prima es reprocesada y transformada en productos elaborados.

Nuevas comodidades a bordo.

 “Esta obra nos permitió actualizar los equipamientos de seguridad y además renovar las instalaciones para el tratamiento de los residuos oleosos y de las aguas residuales (…) La obra demostró no sólo la capacidad del personal técnico de nuestra empresa para planificar y concretar un trabajo tan complejo, también puso de manifiesto la aptitud de las empresas del puerto de Mar del Plata que fueron convocadas para sumarse al proyecto”, destacó el empresario.
Resultado de imagen para ponte de rande barco
Por último, Solimeno expuso que mediante las pruebas en dique se comprobó que el casco del “Ponte de Rande” está en óptimas condiciones, lo que impulsó a la empresa a realizar esta millonaria inversión que garantizará la continuidad operativa de la unidad por varias décadas.

martes, 11 de junio de 2019

Sin compromiso de cooperación entre los Estados, no podremos erradicar la pesca ilegal

Por Roberto García Moritán - @RGarciaMoritan - Infobae.com
 
Naciones Unidas ha declarado incluso un día de este mes como el Día Internacional de Lucha contra la Pesca Ilegal para enfatizar los desafíos mundiales y regionales para combatir la pesca fraudulenta, que asciende a 26 millones de toneladas anuales por un valor aproximado de 25 mil millones de dólares. Se trata del tercer delito más lucrativo del mundo, luego del tráfico de armas y las drogas.

Con el 90% del sector pesquero mundial explotado o sobreexplotado, la cuestión de la prohibición de la pesca ilegal adquiere un carácter de enorme urgencia para preservar la sostenibilidad de los ecosistemas en los océanos. La mayoría de las zonas económicas exclusivas (ZEE) se encuentran amenazadas por este problema y son vulnerables a los operadores pesqueros ilegales. Science Advance ha publicado que el 77% proviene de China, Corea del Sur, España, Indonesia, Japón y Taiwán.

Para combatir este flagelo como el que afecta a la Argentina (la denominada milla 201, con pérdidas anuales de varios miles de millones de dólares), la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO, por sus siglas en inglés) ha adoptado diversos instrumentos como el Código de Conducta para la Pesca Responsable de 1995, el Acuerdo de Medidas del Estado del Puerto (PSMAA) de 2009 y, entre otros, las directrices voluntarias para la realización del estado del pabellón de 2014. Atento a que el problema no puede enfrentarse o cubrirse exclusivamente por patrullas marítimas y vigilancia remota, la FAO estimula la cooperación internacional y el desarrollo de plataformas tecnológicas avanzadas de intercambio de información para reducir los riesgos de la pesca ilegal.

Los países de África Oriental, por ejemplo, han creado Fish Africa para mejorar el intercambio de datos y el cumplimiento de reglamentos e instrumentos jurídicamente vinculantes para prevenir la pesca ilegal.

Las 15 organizaciones regionales de pesca son mecanismos adicionales que adquieren relevancia para tratar la pesca depredadora en alta mar como es el caso en el hemisferio sur de la Comisión Internacional para la Conservación del Atún del Atlántico (ICCAT), la Organización Regional de Ordenación Pesquera del Pacífico Sur (SPRFMO), la Organización de Pesca del Atlántico Suroriental (SEAFO) o, entre otros, el Convenio para la Conservación de los Recursos Vivos Marinos Antárticos (CCAMLR).

Otro ejemplo de cooperación transfronteriza es la labor de coordinación para proteger el estatus de las pesquerías que encaran desde hace una década Colombia, Ecuador, Perú y Chile en el marco de SPRFMO. Estos países han logrado fijar estrategias comunes y un marco subregional de trabajo conjunto, la Comisión Permanente del Pacífico Sur (CPPS).

El Atlántico suroriental también cuenta con una organización de ordenamiento pesquero. La SEAFO, establecida en 1995, cubre una zona significativa del Atlántico sur incluyendo parte del área denominada 41 por la FAO, y está integrada por Angola, Sudáfrica, Namibia y el Reino Unido en nombre de Santa Elena, Islas Ascensión y Tristán da Cunha. La convención, firmada en el 2001, ha sido ratificada por nueve Estados.

Estos antecedentes ponen en evidencia una acción multilateral contra la pesca ilegal de gran interés y en proceso de expansión. Es importante que todos los Estados reiteren su compromiso de cooperación para erradicar este flagelo que representa una amenaza para la seguridad alimentaria global.

El autor es ex vicecanciller de la Nación.

lunes, 10 de junio de 2019

El Gobierno licita la compra de 2,4 millones de latas de merluza en conserva

Resultado de imagen para El Gobierno licita la compra de 2,4 millones de latas de merluza en conserva(Pescare.com) - Buscan apuntalar la actividad de las conserveras y atender a la población vulnerable. La iniciativa tiene un presupuesto de 144 millones de pesos.


El Gobierno nacional se propuso la compra de 2,4 millones de latas de merluza en conserva o aceite comestible para apuntalar la actividad de las plantas marplatenses y atender la demanda de personas en situación de vulnerabilidad alimentaria.

La iniciativa partió de la Secretaría de Agroindustria y el Ministerio de Salud y Acción Social con un presupuesto de 144 millones de pesos. Mediante la Resolución 228 de esta última cartera se abrió la licitación pública. En tanto, la apertura de los sobres está prevista para el 14 de junio. “Se resolvió reemplazar la licitación de caballa, que durante años permaneció desierta como consecuencia de cuestiones vinculadas al volumen y la estacionalidad, por la de merluza (…) Es un claro apoyo a las cinco conserveras de Mar del Plata”, señalaron fuentes de la Subsecretaría de Pesca de la Nación.

Requisitos de la licitación

La mercadería deberá estar contenida en latas de entre 380 y 400 gramos, de acuerdo a los detalles establecidos en el pliego, al que accedió Pescare.com.ar. Además, las latas tendrán que portar en forma legible la frase “prohibida su venta y comercialización”.

Los interesados pueden presentarse en la convocatoria a través del COMPR.AR, utilizando el formulario electrónico que suministra el sistema, y cumpliendo todos los requisitos allí establecidos.

Por caso, el precio cotizado deberá ser por lata; sin embargo, se deberá consignarse la capacidad del envase que corresponda al producto: “A los efectos de la comparación se considerará el precio por kilogramo”, aclara el texto.

Por otra parte, la mercadería deberá presentarse en pallets tipo arlog, con sus correspondientes esquineros, en packs de cartón o polietileno, todos con la misma cantidad de unidades, en los cuales deberá figurar el número de envases. En ningún caso deberán superar los 1.100 kilógramos.

Impacto en la producción

Consultado acerca del proyecto, Alejandro Pennisi, presidente de la Cámara Argentina de Industriales del Pescado, aseguró que servirá para apuntalar la producción en una coyuntura compleja para el sector. “Me parece bien. Llega en un momento en el que tenemos muy poca producción. Como está el mercado interno, estamos teniendo muy poca demanda y, además, muchos barcos se están yendo al sur por el langostino y no hay pesca de la que nosotros ponemos en lata, básicamente anchoíta y caballa”, señaló.

Respecto de los montos y volúmenes previstos en la licitación, evaluó: “La iniciativa tiene características viables. De todas maneras, esto está todo en el inicio. Tenemos que hacer las presentaciones. Esperemos que se puedan aceptar y empezar a producir. Nos va a dar un empujón para pasar el invierno”.

lunes, 29 de abril de 2019

Guardacostas, custodios de nuestra soberanía

(La Nación) - Los argentinos deberíamos valorar y equipar mucho mejor a quienes, con su incansable e irreemplazable labor, protegen nuestro patrimonio marítimo
 Resultado de imagen para Guardacostas, custodios de nuestra soberanía
 La tarea de la Prefectura, a bordo del buque Prefecto Derbes, para evitar la pesca ilegal entre Puerto Madryn y la milla 200 La tarea de la Prefectura, a bordo del buque Prefecto Derbes, para evitar la pesca ilegal entre Puerto Madryn y la milla 200 Fuente: LA NACION

Luego de que la Comisión de Límites de la Plataforma Continental (Copla) de las Naciones Unidas (ONU) avalara el pedido efectuado por la Argentina en 2009, la activa y sostenida gestión de distintas administraciones nos permitió sumar, en 2017, 1633 kilómetros cuadrados más a nuestra plataforma continental, accediendo al ciento por ciento de nuestro reclamo. Dicha plataforma, abierta a la pesca internacional, se extiende a continuación de la llamada Zona Económica Exclusiva (ZEE), que va desde la línea de base de nuestra costa hasta la milla 200, esto es, a casi 400 kilómetros de la orilla, y donde cada país tiene soberanía sobre los recursos naturales del suelo y del subsuelo, la mayoría aún por descubrir.

Ante la ausencia de regulaciones aplicables en alta mar que contemplen ciclos biológicos, temporadas o tamaños, a medianoche la actividad pesquera ilegal en la plataforma es incansable; tanto que se habla de auténticas "ciudades flotantes", por la cantidad de luces de buques que allí se observan. La luz incandescente les sirve para atraer moluscos. Se calcula que, anualmente, unos 700 pesqueros trabajan en la zona, muchos incluso apagan sus sistemas para no ser divisados visualmente en infracción o por radares, pero no pueden escapar de la tecnología que brinda la detección satelital. Muchos de ellos son barcos chinos del tipo denominado poteras, arrastreros o palangreros, según sea, que emplean a miles de marineros extranjeros, habitantes del mar por largos meses, sobre quienes se ha denunciado que trabajan en condiciones infrahumanas, cercanas a la esclavitud. Detrás de la mejor pesca, infringen constantemente el límite de nuestra ZEE y violan la ley federal de pesca, sin que nuestro país tenga los medios para impedirlo.

Apenas cinco embarcaciones argentinas, en campañas de entre 15 y 40 días, realizan el patrullaje de 24 horas que permite detectar y detener a estas embarcaciones que ingresan en nuestra ZEE desde la segunda de las mayores zonas de pesca no regulada ni declarada del planeta, en la que se da un crecimiento del 5% de actividad cada año. Cuatro soldados del escuadrón Albatros, armados con fusiles automáticos livianos, integran cada tripulación.

Deben nuestros centinelas del mar anticiparse y evitar alertar a los buques pesqueros mercantes chinos, coreanos, rusos o españoles para poder capturarlos. Localizan al infractor mediante radar, lo identifican y proceden a comunicarse por radio, enviando también señales luminosas y sonoras, En una persecución que se prolongó por un día y medio, tras haber realizado más de 300 llamados al buque chino Yan Yuan Yu y antes de que este lograra darse a la fuga, el 14 de marzo fue capturado y hundido, habiendo debido rescatar del agua a la tripulación. Desde el año 2000, la Prefectura lleva más de 70 buques capturados en nuestra ZEE.

La codiciada riqueza ictícola comprende merluza de distintos tipos, caballa, langostinos, corvina, lenguado, abadejo, mero, cazón y gatuzo, entre otras muchas especies que integran las toneladas de carga que desplazan ilegalmente los buques hacia sus países de origen. Zonas pobladas por especies con alto valor comercial son territorios apetecibles para la pesca indiscriminada, alejada del manejo sustentable y respetuoso de la biodiversidad, por la imposibilidad de aplicar normas internacionales vigentes. La Organización para la Protección de los Recursos del Atlántico Sudoccidental (Opras) es una ONG que promueve los cambios que muchas veces la geopolítica no impulsa debidamente. No podemos descuidar nuestros recursos ni desproteger la industria pesquera nacional sin reclamar acuerdos de cooperación que sirvan para regular y evitar una dramática depredación de los recursos.

La presencia de los abnegados y valientes guardacostas no sabe de horarios ni de condiciones climáticas. Orgullosos de defender y proteger nuestro patrimonio, los argentinos debemos valorarlos, equiparlos mucho mejor y agradecerles su irreemplazable trabajo en aquella frontera para que la riqueza que custodian no se nos escurra en manos de flotas extranjeras que vulneran nuestra soberanía. Mucho resta aún por hacer para acompañar esta gesta desde distintos sectores.

viernes, 12 de abril de 2019

Denuncian que se arrojan al mar casi mil toneladas de pescados por día

Por Fernando Morales - Infobae.com
Jorge Frías, secretario general de la Asociación Argentina de Capitanes Pilotos y Patrones de Pesca, pidió modificar la legislación para revertir la situación. "Es un verdadero delito de lesa humanidad", aseguró
Resultado de imagen para Denuncian que se arrojan al mar casi mil toneladas de pescados por día
En los últimos tiempos, la actividad pesquera en el Atlántico Sur ha sido noticia en forma reiterada. Los naufragios de los buques pesqueros Repunte y Rigel -con su secuela de muerte y misterio acerca de las verdaderas razones de sus respectivos siniestros- conmueven aún hoy a la sociedad marplatense. Por otra parte, una seguidilla de operativos de la Prefectura Naval para capturar pesqueros piratas que depredan la zona económica exclusiva llama la atención acerca de la necesidad de dotar de recursos a las fuerzas que custodian las riquezas marinas del país.

Pero si el dato de algunos centenares de toneladas robadas por buques extranjeros furtivos indigna, cuál será la reacción de la sociedad al tomar conocimiento de que cada día los barcos pesqueros legalmente habilitados para capturar peces en el mar devuelven a las aguas el 40% de lo que sus redes recogen. ¿El motivo? Ese volumen corresponde a especies ictícolas que no son las que las empresas pesqueras dueñas de los buques ordenaron a sus tripulantes capturar.

Desidia, falta de interés por parte de las autoridades del área, interés de los empresario por maximizar ganancias y una legislación pesquera inadecuada son algunos de los factores que hacen que los pesqueros argentinos sean mucho más depredadores que la más pirata de las flotas extranjeras. Y todo ello ante la imposibilidad de que los profesionales del mar que operan los barcos de pesca puedan hacer algo por evitarlo.

Jorge Frías es algo más que un capitán de pesca: es un sobreviviente de la dura y riesgosa vida del pescador. Fue víctima del naufragio del buque pesquero Sheriff 1º, incidente en el cual perdió la vida su hermano, también pescador. Hoy Frías ocupa el cargo de secretario general de la Asociación Argentina de Capitanes Pilotos y Patrones de Pesca. En un extenso diálogo con Infobae, descorre el velo de una realidad preocupante: "Los argentinos nos damos el lujo de tirar miles de toneladas de comida al mar, mientras que muchos compatriotas pasan hambre".

—¿Cuáles son los datos duros más relevantes de la actividad pesquera nacional?

—Entre 500 y 600 buques pesqueros se encuentran habilitados para pescar en distintas áreas fijadas por la autoridad pesquera nacional y lo hacen sobre distintas especies según los permisos que poseen. En este momento, el grueso de la actividad extractiva se centra en el langostino, lo que genera conflictos y rispideces fruto de una falta de políticas adecuadas para ordenar la actividad. No existe un enfoque ecosistémico en el sector. En 2018 se capturaron 220.000 toneladas solo de langostino, por un importe equivalente a 2.500 millones dólares, y a esto hay que agregar otras especies que totalizaron una captura en el año de 800.000 toneladas de las cuales el 40% se descarta sin que a nadie le importe. La actividad pesquera genera puestos de trabajo directos para unos 25.000 pescadores a los que hay que agregar la mano de obra indirecta (empleada en las plantas procesadoras y distribuidoras en tierra) que ronda la misma cantidad, es decir unas 50.000 familias viven de la actividad.

Entrando en el nudo de la controversia que enfrenta a pescadores y funcionarios nacionales, Frías no vacila en hacer suyas las palabras del senador nacional Pino Solanas, al reflexionar: "El desperdicio atroz que se realiza en relación con los recursos pesqueros es un verdadero delito de lesa humanidad, ya que se está privando a cientos de miles de argentinos, de la posibilidad de alimentarse cada día".

—¿Porque se descarta semejante cantidad de alimento?

"Los pescadores estamos cautivos de una sumatoria de hechos graves. Por un lado, la legislación pesquera vigente otorga a cada empresa permisos de pesca para operar en determinadas zonas y sobre determinadas especies. Así las cosas, si un buque salió al mar a pescar langostino y regresa con langostino y merluza en sus bodegas, la autoridad pesquera controla que esa especie agregada (la merluza en este caso) no exceda el 10% del volumen de la especie que se salió a pescar. Si se excede ese margen, el capitán es sancionado por pescar un recurso no autorizado", explicó Frías.

En este punto, y tal como lo muestran las imágenes del documental Descarte cero que la misma Asociación de Capitanes de Pesca ha producido, los propios marineros se ven obligados a arrojar al mar grandes volúmenes de pescado capturado en sus redes para no exceder ese exiguo margen que la ley fija.

Y agregó Frías: "Hay otro problema: el empresario que espera ver su bodega llena de langostino, que tiene un valor de comercialización alto, no desea recibir una especie de menor valor en su planta y cuando un capitán se niega a tirar alimento al mar no solo se arriesga a ser sancionado por la autoridad de aplicación, sino que además suele perder su trabajo más temprano que tarde".

Son varias las razones por las cuales se producen estas "capturas no deseadas" sobre especies que no son las buscadas. Uno de los motivos más comunes es la utilización de "artes de pesca"(redes) inadecuadas, dado que la autoridad de aplicación es bastante laxa con los controles sobre las mismas. Asimismo, durante la gestión del actual subsecretario de Pesca se redujeron a su mínima expresión las presencias de inspectores de pesca a bordo de los buques durante las travesías. Una medida que al día de hoy sigue generando polémica en el sector.

Hace un par de días, el subsecretario de Pesca de la Nación, Juan Bosch, arremetió contra los pescadores profesionales: los responsabilizó  por la exagerada cantidad de pescado que es desperdiciado en cada marea (ciclo que va desde que el barco sale de muelle hasta que regresa cargado a puerto).

Frías respondió con dureza: "Argentina tiene una extensión marítima enorme equivalente a un tercio de su superficie continental, el mar genera una riqueza fenomenal que lamentablemente los que han tenido la responsabilidad de cuidarla no lo han hecho en el pasado y no lo hacen en la actualidad. Cuando un funcionario de jerarquía nacional pretende culpar a los trabajadores sobre temas tan delicados como este, resulta cuando menos llamativo".

Y sostuvo: "Hace más de diez años que la asociación que encabezo viene desarrollando campañas de concientización en materia de aprovechamiento del recurso pesquero. Participamos en seminarios en el país y en el exterior, hemos hecho un libro dedicado a la temática de la pesca sustentable, con un enorme esfuerzo hicimos una película con la participación de especialistas en la materia y venimos proponiendo cambiar la forma en que se pesca en el país, sin que se nos preste atención. El subsecretario miente, él sabe que con la legislación vigente nada puede hacerse para evitar este verdadero delirio que es arrojar comida al mar".

Más allá de la controversia coyuntural, el sector pesquero reconoció que desde el sindicato de pescadores se viene bregando por la necesidad de reducir los descartes a cero. La propuesta gremial se basa en la posibilidad que el pescado acompañante a la especie deseada por cada empresa pesquera, sea llevado a las plantas de procesamiento, para ser transformado y envasado como alimento.

"Si la ecuación económica no cierra para los empresarios, habrá que buscar la manera en conjunto con el Estado Nacional para que las cuentas cierren para todos. Todo tendrá una solución mejor a la que brinda el actual escenario en el que si llegamos a puerto con pescado no deseado nos castigan y si lo tiramos al mar somos los depredadores del recurso ictícola", sentenció Frías.

Frías también se pronunció sobre el reciente DNU que fija un plazo de 20 años para que ninguna empresa pesquera tenga buques operativos con más de 40 años de antigüedad (actualmente hay buques que en algunos casos orillan los 70 años de servicio).

"Obviamente que no compartimos el criterio utilizado por el PEN, la medida ha sido tomada a partir de las recientes tragedias sufridas con los hundimientos del Rigel y el Repunte, pero no nos resulta admisible plantear que armadores que hace décadas obtienen suculentas ganancias operando buques obsoletos, ahora tengan que ser 'ayudados' con fondos públicos para renovar su flota. Además es un contra sentido haber promulgado un decreto de Necesidad y Urgencia y al mismo tiempo dar un plazo de 20 años para que se vea algún cambio", explicó.

Por último, volvió a llamar la atención sobre la formación que los futuros oficiales pescadores reciben en la Escuela Nacional de Pesca. Al decir del dirigente gremial, los planes de estudio y el adiestramiento que la Armada Argentina imparte en el instituto distan mucho de lo que la Organización Marítima Internacional a reglamentado en materia de formación y titulación de los tripulantes de buques pesqueros.

jueves, 11 de abril de 2019

China arrebata a Galicia el liderazgo pesquero en el área del Cono Sur y la pesca oceánica mundial

(Nuestro Mar) - La flota asiática rozó las 130.000 toneladas y convierte el último "sorpasso" en estructural. El desembolso del Kremlin para ayudar a la expansión de la flota rusa es más recatado y asciende, según un informe elaborado por la Comisión Europea, a unos 300 millones de euros al año.
Dentro de las 200 millas de dominio marítimo argentino operan 66 poteros, gran parte de ellos de capital gallego: Iberconsa, Nueva Pescanova, Profand o Vieirasa son algunos de los players de esa pesquería. El año pasado esta flota desembarcó 108.000 toneladas de pota (illex argentinus), ligeramente por encima del ejercicio anterior, aunque a años luz de los registros de 2014 (169.000 toneladas), antes de la ruidosa irrupción del fenómeno meteorológico conocido como El Niño.

Entre los caladeros de Argentina e Islas Malvinas trabajan más de un centenar de buques con participación gallega, que son los que, históricamente, han erigido a las empresas españolas una hegemonía cimentada a lo largo de casi medio siglo.

Eso se acabó. La pesca declarada de los buques con bandera china en el Atlántico Sudoccidental (zona 41) superó en 2017 a la española, según los datos que acaba de actualizar la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). No es la primera vez que se produce un sorpasso, pero los datos sí evidencian su carácter estructural por la evolución de ambas flotas.

En suma, los buques del coloso asiático declararon la captura de 127.580 toneladas, mayoritariamente calamar ( illex y loligo), a los que habría que sumar la actividad de los más de 200 buques que operan al margen de cualquier control fuera de las 200 millas de Argentina y las Malvinas.
Resultado de imagen para China arrebata a Galicia el liderazgo pesquero en el área del Cono Sur y la pesca oceánica mundial
Futuro puerto pesquero chino en Uruguay
A medio plazo dispondrán de una base en Montevideo, promovida por la multinacional Shandong Baoma Fishery. Se llamará Zhongjin Puerto SA y prestará servicio a 500 barcos al año, un muelle de 800 metros, astillero de reparaciones, área de repostaje y factorías de elaborados y harina de pescado.

"Hay gran cantidad de barcos pesqueros trabajando en el Atlántico Sur, y cada dos años deben regresar a China para ser reparados por completo, eso es muy costoso. Por eso es necesario construir en un país de la región un puerto que sirva de base de pesquería", justificó el presidente de Shandong Baoma y líder del proyecto, Jiang Hongiun.

Que será rentable: si los 66 buques poteros registrados en Argentina descargaron esas 108.000 toneladas de illex el año pasado, el volumen de los barcos que operan de forma ilegal, no declarada y no reglamentada (INDNR) fue, con seguridad, superior. De ahí que los registros de la FAO resulten estimativos.

Aún con esa salvedad, se constata también el ligero retroceso en capturas de la flota asiática a nivel global y que había experimentado ya en 2016. Sus buques faenaron 13,4 millones de toneladas, frente a los 14 del ejercicio anterior, a pesar de la expansiva política de subsidios emprendida por Pekín.

La estrategia pasa por subsidios y exenciones fiscales con inyecciones anuales de 5.200 millones de euros para pescar más y en más caladeros, con -entre otras acciones- la compra de pesqueras consolidadas (Hijos de Carlos Albo, Altamare, Krustamoz).

Ese presupuesto supera en diez veces al de todo el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación; es otras 40 veces más elevado a la de la Consellería do Mar; equivale, por último, al 10% de la riqueza que genera Galicia en todo un año. El incremento de la clase media china y el mayor desarrollo de su industria transformadora han forzado al país a frenar sus exportaciones de pescado: lo que capturan, cada vez más, se queda en casa.

El desembolso del Kremlin para ayudar a la expansión de la flota rusa es más recatado y asciende, según un informe elaborado por la Comisión Europea, a unos 300 millones de euros al año. Bajo la batuta del primer ministro, Dmitri Medvédev, el objetivo pasa por la renovación de más de 400 buques hasta 2030 con un sistema de asignación de cuotas ( investment quotas) que se fija en base a la inversión que realicen las empresas.

"Alrededor del 75 % de la cuota de inversión se asigna a inversiones en buques pesqueros, principalmente en el procesamiento de pescado, y el resto se asigna a inversiones en instalaciones de procesamiento. La mayor parte de la cuota se obtiene mediante la construcción de buques de procesamiento de pescado", según el estudio The Russian Seafood Modernization: A Message from Russia.

Y la rusa es una de las pocas flotas que eleva año tras año sus capturas, con lo que aspira a recuperar las medallas que -también en materia pesquera- perdió tras la caída del Muro de Berlín. En 2017 alcanzó los 4,6 millones de toneladas; en siete años elevó su cosecha en más de un 20% (la de España se contrajo en casi dos puntos en el mismo periodo).

Otros países que también elevaron sus volúmenes de capturas fueron Argentina -gracias al boom del langostino patagónico-, donde la industria de capital gallego sí es líder, y donde ha aumentado su capacidad con las compras de Pesquera Santa Cruz o Valastro (Grupo Iberconsa), Consermar (Grupo Profand) o las expansiones de las también viguesas Lanzal y Videmar. Allí se superaron las 813.000 toneladas, de acuerdo al último informe de la FAO.

Islandia, Perú, Chile y Sudáfrica completaron la nómina de países que elevaron sus capturas oceánicas. (LARA GRAÑA - FARO DE VIGO)

miércoles, 10 de abril de 2019

Contessi botó al innovador buque “Luca Santino”

(Pescare.com) - Se trata de un fresquero de doble cubierta que construyó para la firma Cabo Vírgenes. Operará sobre langostino desde Puerto Madryn.
Resultado de imagen para Contessi botó al innovador “Luca Santino”
En el soleado mediodía de este jueves, Contessi llevó adelante la primera de las cinco botaduras que tiene proyectadas para este año. El clásico estallido de la botella de champagne sobre el casco del “Luca Santino” inauguró esta nueva etapa.

El buque, un prototipo 27 AC/CV de 26,9 metros de eslora y 7,80 de manga, es un fresquero de doble cubierta que el astillero construyó para la firma Cabo Vírgenes. La embarcación operará sobre langostino desde Puerto Madryn, aunque también está diseñada para ejercer pesca de media agua.

Una de sus características salientes es la incorporación de una fábrica de hielo líquido a bordo que le permitirá reemplazar al hielo en escamas. El equipamiento instalado es capaz de producir 20 toneladas diarias aproximadamente.

“Se ha resignado volumen en bodega e incorporado tecnología nunca antes aplicada en la industria pesquera”, subrayaron desde la firma armadora, cuyos representante, Eduardo del Río, argumentó que se busca apuntalar la calidad del producto.

“Hasta ahora, en todos los casos que se pusieron plantas de hielo líquido a bordo eran de dimensiones muy pequeñas y solo servían para enfriar un porcentaje acotado de las capturas. Acá han jugado a fondo”, le explicó el directivo, Domingo Contessi, a Pescare.com.ar.

Para el astillero representó un desafío, salir de la zona de confort: “Concretarlo fue mucho más complejo de lo que esperábamos. Nos decían que no iba a funcionar, que estábamos locos, pero si queremos modernizar la flota no sólo necesitamos barcos nuevos, sino también animarnos a nuevos conceptos”, agregó Contessi.
Por otra parte, como ya ha sido probado en otras construcciones, la doble cubierta permite que la clasificación se lleve adelante bajo techo. En este tipo de estructuras, la captura se descarga desde una rampa de popa al pozo y desde allí se desplaza con cintas transportadoras por la planta.

La modalidad de trabajo tiene un doble beneficio: que el pescado reciba un mejor tratamiento y, al mismo tiempo, que la tripulación gane en seguridad. En cuanto a propulsión, el buque cuenta con un motor principal y dos auxiliares: uno a babor y otro a estribor.
Resultado de imagen para Contessi botó al innovador “Luca Santino”
Circulo virtuoso

Durante su discurso, Contessi destacó el presente que atraviesa el astillero y la industria naval en general; aunque se mostró cauteloso ante el esquema que fijarán las autoridades para la importación de buques usados, circunstancia que el constructor ve como una sombra. “Nuestra industria está comenzando a transitar un circulo virtuoso de producción, desarrollo y empleo. Hoy cumplimos un hito importante con esta botadura, pero además en nuestros galpones hay otros cuatro buques en construcción simultánea y afuera estamos ampliando nuestras instalaciones”, señaló.

En ese sentido, reconoció que el escenario está motorizado por el presente del langostino y las medidas que buscan impulsar la renovación de flota: “Para que eso se extienda en el tiempo y se replique en todos los astilleros de la Argentina es necesario una política de incentivos y crediticia adecuada”, exhortó.

Nuevo desafío

En otro orden, se encargó de anunciar que la propia Cabo Vírgenes ordenó recientemente la construcción de un buque costero de 21 metros de eslora que se llamará “Espartano”. También exhibirá doble cubierta y tendrá proa-bulbo, una novedad para barcos de ese tamaño.

viernes, 5 de abril de 2019

Industriales pesqueros abren más mercados de exportación

Resultado de imagen para Industriales pesqueros abren más mercados de exportaciónPor AGUSTÍN BARLETTI - Cronista.com
Este sector, que genera ventas al mundo por u$s 2.100 millones anuales, promovió sus productos en Estados Unidos.

En 2015 la pesca argentina generó exportaciones por u$s 1.400 millones y hoy las ventas al mundo superan los u$s 2.100 millones. El crecimiento del 40% en un sector con buenos sueldos, y un derrame económico en todos los puertos del interior, se debe en gran parte a la constante promoción y apertura de nuevos mercados.

Organizado por el consulado argentino en Miami y el Consejo Federal Pesquero, se llevó a cabo el "Argentine Seafood Day". A Miami llegaron ocho empresas pesqueras y prácticamente sin intermediarios se reunieron con dueños de restaurantes y supermercados. "Son los propios armadores que salen a pescar quienes participan de las rondas de negocios. Tenemos calamar, centolla, vieira, merluza y langostino entre tantos otros productos. El caladero argentino es uno de los más importantes del mundo.

Nuestra matriz originalmente era de una fábrica, y hoy por impulso del presidente Macri la desarrollamos para que sea un supermercado. El desafío es dar valor agregado y exportar a las góndolas directamente, por eso estamos trabajando junto a los empresarios para llevar nuestros productos a todo el mundo", dijo a Transport & Cargo Juan Bosch, subsecretario de Pesca y Acuicultura de la Nación.

La misión comercial encabezada por el subsecretario, venía de participar de una feria en Boston, y seguía viaje rumbo a Vigo, Bruselas, Rusia y China. "En todas las ferias de pesca importantes del mundo participamos con un stand con el Consejo Federal Pesquero, la Subsecretaría y la Agencia Argentina de Inversiones y Comercio Internacional. Allí van los empresarios, se vinculan con importadores locales y distribuidores y se cierran muchos negocios", destacó Bosch.

En este rubro la comercialización es clave y la ventaja del país se refleja en las particularidades del producto porque es salvaje, totalmente natural y sobre pesquerías sostenibles. No es criadero, no tiene aditivos, antibióticos, y es sumamente natural. "Es importante hacer estos eventos para penetrar el mercado americano, que es muy exigente. En esta estrategia también suman las asociaciones como la realizada con Aceitera General Deheza que trajo sus aceites, y con las bodegas que vinieron para mostrar el maridaje con sus vinos. Así vamos llevando los productos argentinos por todo el mundo", aseguró el
funcionario.

Leandro Fernández Suárez, Cónsul General y Director del Centro de Promoción Argentina en Miami resaltó que "impulsamos estas iniciativas porque la exportación significa llevar trabajo a la Argentina. Realizamos una degustación en el Miami Culinary
Institute dependiente del Miami Dade College frente a 40 potenciales compradores del sector. Desde el consulado estamos muy satisfechos y queremos repetir esta positiva experiencia. Tenemos que salir al mundo, y buscar oportunidades".

Juan Bosch destacó el gran paso dado con la sanción del decreto de necesidad y urgencia 145/2019 que establece las bases para la modernización de la flota pesquera. La norma señala que cumplido el plazo de 20 años, los buques con permiso de pesca vigente deberán tener una antigüedad inferior a 40 años. No obstante, la misma podría ampliarse a 60 años si los empresarios acreditan reparaciones en el 60% de las naves o si se fija como destino la captura de calamar. Asimismo, se favorece con un incremento del 10% de capacidad de pesca a los buques que sean construidos en el territorio nacional, en ocasión de su renovación. 

Otro ítem permite a los propietarios de buques ofrecer sus permisos de pesca como garantía de forma complementaria a la hipoteca naval, junto a la autorización de pesca y la cuota individual de captura. Esto se suma a la línea de crédito habilitada por el gobierno a través del Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE) para la adquisición de buques pesqueros construidos en astilleros argentinos, por un monto total de $500 millones.

"Trabajamos durante seis meses con esta norma. Reunimos 11 gremios, todos los astilleros, los armadores, la Secretaría de Industria, la Subsecretaría de Pesca y entre todos debatimos y consensuamos. Hay que renovar más de 400 barcos e invertir más de u$s 2.000 millones. Armamos un esquema para desarrollar la industria naval para que los buques estén en las condiciones que demanda el siglo XXI", destacó el funcionario.

domingo, 24 de marzo de 2019

La lucha de los guardacostas argentinos contra los 400 buques extranjeros que depredan el mar

Por Leandro Vesco - La Nación
Resultado de imagen para La lucha de los guardacostas argentinos contra los 400 buques extranjeros que depredan el mar
A BORDO DEL GUARDACOSTAS DERBES.- "Esta es nuestra tranquera marítima. Estamos acá para capturar todo barco extranjero que pase las 200 millas", dice en el puente de mando el Prefecto Principal Capitán Gustavo Fernández.

La flota de pesqueros resplandece como una ciudad suspendida sobre el agua en la vasta noche austral. Su luz enceguece. El radar del Guardacostas GC-28 Prefecto Derbes de la Prefectura Naval, en el que la nación estuvo a bordo cuatro días, exhibe una isla flotante de 400 barcos, la mayoría buques poteros. El ruido de esas factorías ensordece y atrae la atención de las aves que, confundidas, sobrevuelan excitadas ese amanecer ficticio y cargado de olor a gas oil.

El solitario Derbes se posiciona en la milla 200, en la latitud sur 47, a la altura de Puerto Deseado, Santa Cruz, y frente a los barcos poteros de distintas nacionalidades que pugnan por entrar a la plataforma marítima argentina para llevarse miles de toneladas de calamar, merluza común y negra, langostino y más de veinte especies. Los barcos, en su mayoría chinos, despliegan grandes brazos metálicos con potentes luces que atraen a los calamares, que son atrapados con las poteras, unos tubos con múltiples anzuelos.

La lucha es desigual: el Derbes es una de las cinco embarcaciones que patrullan el área de la Zona Económica Exclusiva (ZEE) argentina, contra la acción depredadora de la flota extranjera. Esta operación la hacen en soledad contra hasta 400 pesqueros. Una flota que, según datos de la ONG internacional Healthy Oceans, crece un 5% cada año y es la segunda mayor concentración de barcos de pesca no regulada ni declarada del mundo.

Cada guardacostas navega sin escolta, turnándose en campañas que tienen una duración de 15 a 40 días, entre los 42° y 48° de latitud sur.

La marcha del Derbes es sutil, los dos motores de 1400 caballos de fuerza bajan sus revoluciones. Cada grado que el capitán ordena virar es calculado con estratégica decisión. La flota extranjera no debe poder anticipar los movimientos del guardacostas. Cerca de la medianoche, cuando la actividad es plena, el buque se posiciona frente a ellos y navega sobre la milla 200, haciendo realidad la frontera. Los poteros, pero también los buques arrastreros y palangreros navegan, desafiantes, a media milla del Guardacostas.

Transgresiones

El recurso ictícola argentino es muy preciado por países como China, Corea del Sur, Rusia, España y en menor medida Estados Unidos, que envían sus flotas mercantes a pescar las diferentes especies en el límite con nuestra plataforma continental. Esta acción es riesgosa y muchas veces amenazante. En su afán por conseguir la mejor pesca, trasgreden la milla 200 y violan la Ley Federal de Pesca. "Aunque penetren un metro, nuestro trabajo es capturar al buque infractor que pesca en aguas nacionales y llevarlo al puerto más cercano", resume Fernández.

 El capitán Gustavo Fernández, en el momento en que el Derbes se posiciona frente a la flota extranjera El capitán Gustavo Fernández, en el momento en que el Derbes se posiciona frente a la flota extranjera Fuente: LA NACION - Crédito: Ricardo Pristupluk / Enviado Especial
El 14 de marzo de 2016, el Guardacostas Derbes no solo capturó sino que hundió un buque chino, el Lu Yan Yuan Yu. "Hubo que rescatar a sus tripulantes desde el agua, tuvimos la suerte de hacerlo y también un maletín con documentación. Y pudimos reconocer al capitán", afirma Alejandro Girard, primer oficial.

La persecución y luego hundimiento del buque arrastrero chino se prolongó por un día y medio. "Vimos que estaba pescando en la milla 197, hicimos 322 llamados pero nunca nos contestó, se hizo a la fuga", afirma Girard. El protocolo de procedimiento se basa en ubicar al blanco en el radar, identificarlo y detenerlo. Usan el canal 16, y la comunicación es en castellano y en inglés, el idioma internacional del mar. En el Derbes, al igual que en los demás guardacostas, existe un grupo de cuatro soldados del escuadrón Albatros, quienes abordan con fusiles automáticos FAL el buque capturado.

Si el barco infractor no detiene sus motores, entonces el próximo paso es hacer señales luminosas y sonoras. Si se da a la fuga, se efectúan disparos invalidantes, como por ejemplo a las antenas de radar y GPS. "Uno de nuestros objetivos es salvaguardar los recursos económicos del país", dice Girard.

Fuentes de la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura de la Nación afirmaron que no está estimado cuánto pierde la Argentina por la depredación ilegal. La Argentina les vende a unos 100 países el 90% de lo que produce. El año pasado la mejora interanual fue de 8,7% y se marcó un récord de operaciones. ¿El producto estrella? El langostino.


Ciudad flotante
Resultado de imagen para La lucha de los guardacostas argentinos contra los 400 buques extranjeros que depredan el marUna vista aérea de los pesqueros en plena actividad Una vista aérea de los pesqueros en plena actividad

Siguiendo gigantescos cardúmenes de calamares (de la especie Illex argentinus), la flota de buques poteros está habitada por un promedio de 14.000 marineros que permanecen allí durante seis u ocho meses (algunos todo el año). Viven en barcos en donde la vida diaria es muy dura. Healthy Oceans habla de abuso sexual, esclavitud y hasta asesinatos dentro de estos buques, que suelen reabastecerse en el puerto de Montevideo. "Es el segundo puerto más visitado por barcos de pesca sospechada como ilegal", dice Milko Schvartzman, coordinador dentro de esta organización.

La ZEE es la superficie que se extiende desde las líneas de base de la costa hasta la milla 200. Cada milla náutica equivale a 1852 metros. Por lo tanto, el Mar Argentino penetra casi 400 kilómetros desde su orilla. Dentro de ella pueden pescar solo barcos con bandera nacional. Los extranjeros tienen permitido hacer paso inocente, es decir, sin pescar. Algunas de las especies más buscadas, como el calamar, viene subiendo el Atlántico desde las Islas Malvinas, en busca de aguas más cálidas en nuestra plataforma.

"Sabemos cuándo partimos pero nunca cuándo volvemos", confiesa al abordar el Guardacostas Derbes el oficial Juan José Ayala, que llega desde Bella Vista, Buenos Aires. El lugar de zarpada es en Puerto Madryn. Por espacio de 15 días, 41 tripulantes deberán convivir en un barco de 69 metros de eslora (largo) por 10,5 metros de manga (ancho). Cargan 65.000 litros de agua potable y 290.000 de gas oil, navegando sobre aguas que no podrían asegurar la supervivencia de un ser humano más de cuatro minutos. El barco siempre lleva víveres para estar ocho días en alta mar. Es por si se pierde la comunicación con tierra.

 El radar muestra la posición de los buques extranjeros El radar muestra la posición de los buques extranjeros Fuente: LA NACION - Crédito: Ricardo Pristupluk / Enviado Especial
La vida en el barco se resume a pequeñas caminatas sobre cubierta, la sobremesa en la Cámara de Oficiales, donde un mantel antideslizante intenta mantener las botellas erguidas, y las charlas en el puente, el punto de encuentro. Las olas, de más de dos metros, obligan a hacer equilibrio y condicionan la alimentación. "Si el clima lo permite hago sopa", aclara Pablo Mamani, el cocinero, que fue timonel y ante el pase de retiro del encargado de las ollas, debió hacerse cargo de esa tarea. "Después de una tormenta, hacemos guiso para levantar el ánimo", dice. La cocina es el único recurso que se tiene para ubicar los días en el almanaque: los sábados a la noche hay pizza y los domingos, asado. El clima, como siempre es el que determina todo.

"Extraño mucho a mi familia, pero elegí estar acá porque siento que estoy sirviendo a mi país", aclara Lina Gauna. Es radio operadora, nacida en Formosa y una de las dos mujeres que forman parte de la tripulación. "Es una experiencia muy buena para una mujer, los compañeros se adaptan a nuestra presencia", dice.

Detrás de los cardúmenes

El Derbes tiene una velocidad crucero de 10 nudos (cada nudo equivale a 1,852 km/h), por lo que le lleva un día de navegación ir hasta las 200 millas. Desde aquí, gracias a su sistema de radar, podrá saber con certeza dónde está la "ciudad flotante".

En el trayecto una solitaria ballena franca austral pasa por babor, levantando una columna de agua. También es época de orcas, que ingresan al Golfo Nuevo. Las gaviotas sobrevuelan la cubierta durante todo el patrullaje. Las olas, sometidas al viento austral, rolan el barco (lo mueven de babor a estribor). Caminar sin agarrarse de paredes y barandas es imposible.

Resultado de imagen para La lucha de los guardacostas argentinos contra los 400 buques extranjeros que depredan el marAl Derbes le lleva un día de navegación llegar desde la costa hasta las 200 millas Fuente: LA NACION - Crédito: Ricardo Pristupluk / Enviado Especial

La ciudad flotante se mueve siguiendo los cardúmenes entre la latitud sur 42 hasta la 48 (desde Península Valdés hasta Puerto Deseado). Para llegar hasta ella hay que hacer una derrota de 260 millas náuticas. "Mi labor es estar atento las 24 horas", afirma el Jefe de Operaciones Raúl Kloster, a cargo de mantener actualizadas las cartas de navegación.

El guardacostas tiene un sistema denominado MIRA (Monitoreo e identificación de Radar AIS) que barre 50 millas con una señal que logra traducir todos los AIS (Sistema de Identificación Automática) de los barcos que están navegando. Este código criptográfico muestra en pantalla la información completa de los buques (nacionalidad, puerto de destino, origen, etc.). Muchos de los barcos pesqueros apagan esta señal y entonces el radar los toma sólo como un blanco. Este oficial es quien también se encarga de hacer la derrota (recorrido) del barco. Las profundidades son erráticas y cruciales. La plataforma marítima argentina tiene un promedio de 150 metros. Más allá de las 200 millas, los sensores marcan hasta 4100 metros de profundidad.

"Por donde pasan los poteros, barren con todo", asegura Nelson Guerrero, inspector de pesca y único civil a bordo. La tensión y el silencio en el puente son absolutos, la mirada está puesta en la pantalla del radar. "Esta frontera es desconocida para los argentinos, se respeta gracias a nuestra presencia acá -sintetiza el capitán-. El mar es un medio hostil, pero sentimos orgullo de hacer este trabajo".
Fuente: 

martes, 19 de marzo de 2019

Se presentará un buque fresquero que innovará la Industria Pesquera Nacional

(La Capital) - La firma Cabo Vírgenes S.R.L junto al Astillero Naval Federico Contessi y Cía S.A llevarán a cabo la ceremonia de bautismo y botadura de "Luca Santino". Será el 28 de marzo a las 13.30 en las instalaciones del Astillero, Altair (ex calle B), espigón 4, puerto Mar del Plata.
La firma Cabo Vírgenes S.R.L junto al Astillero Naval Federico Contessi y Cía S.A realizarán la presentación de su nuevo buque fresquero fabricado con tecnología “nunca antes aplicada en la Industria Pesquera Nacional”.

El buque fue nombrado “Luca Santino” y la ceremonia de bautismo se llevará a cabo el 28 de marzo a las 13.30 en las instalaciones del Astillero, Calle Altair (ex calle B), espigón 4, Puerto Mar del Plata.

El anuncio de esta nueva incorporación se realiza en el marco del proceso de renovación de la flota pesquera. Desde las firmas propietarias y armadoras aseguraron que buscaron “productos de excelencia y la generación del mayor valor agregado” y especificaron que se trata de un “buque fresquero doble cubierta, orientado a la pesca de langostino, donde la premisa principal es la calidad”.
La madrina de la embarcación será Mariana Willatoski.

jueves, 7 de marzo de 2019

Segunda ronda con Londres hoy por maniobras en el Atlántico

Base naval de Puerto Belgrano.Por Edgardo Aguilera - Ambito.com

PLANIFICAN EJERCICIO DE SALVAMENTO EN EL MAR. APURAN TRAER REPUESTOS DE ORIGEN BRITÁNICO - No está en la hoja de ruta ni se trata el intercambio de datos sobre pesqueros en el Atlántico sur; muchos de los que operan en la Milla 201 lo hacen con licencia de Malvinas.
Foto: Base naval de Puerto Belgrano.

Hoy en el edificio Libertador comienza la segunda reunión bilateral sobre Defensa con el Reino Unido. La primera ronda de apertura luego de 14 años de interrupción ocurrió en Londres, en febrero de 2018. El anfitrión es José Vila, subsecretario de Asuntos Internacionales de Defensa. Este funcionario asistió a la edición que se llevó a cabo en Gran Bretaña, y, como era el re-estreno del vínculo tras el enfriamiento de la administración Kirchner, fue acompañado por el embajador argentino Renato Sersale Di Cerisano. Ahora de local, Vila junto a su colega británico Roger Hutton, director de Seguridad Internacional, tratarán de avanzar en los temas de la agenda fijados en aquella oportunidad.

La interoperabilidad militar es la actividad que ya avanzó un peldaño con la ejercitación SAR (sigla inglesa Search and Rescue, traducido Búsqueda y Rescate) que ambas Marinas llevaron a cabo en instalaciones de la Base Naval de Puerto Belgrano entre el 26 y 27 de febrero pasado. De un ejercicio de tablero o “mesa de arena”; en la jerga de los uniformados; ahora los negociadores buscarán sentar las bases para llevar las maniobras al escenario real del Atlántico sur con navíos de los dos países. 

La Armada Argentina es el organismo responsable que entiende en la salvaguarda de la vida humana en el mar, su asistencia y salvamento en la Región de Responsabilidad SAR de la República Argentina (RASRR) establecida por la Organización Marítima Internacional (OMI). Las operaciones SAR están por fuera de reclamos de soberanía, los Estados tienen la obligación de asistir a llamados de socorro conforme el mandato de la OMI.

Hay tres Centros de Coordinación de Rescate Marítimo: en Puerto Belgrano, Buenos Aires y Ushuaia. En las islas Malvinas hay un Subcentro Coordinador que reporta las notificaciones de socorro al Centro Coordinador de Ushuaia.

Urge retomar esas prácticas, cada año se incrementa más el tráfico de cruceros turísticos hacia la Antártida y la presencia de pesqueros en el borde de la Zona Económica Exclusiva y con él los riesgos de incidentes y naufragios.

Otro costado de la actividad marítima en el Atlántico sur que no está previsto en las conversaciones es el monitoreo e intercambio de información de movimiento de pesqueros que bordean la denominada Milla 201. Estimaciones de la subsecretaría de Pesca y del Instituto Nacional de Investigaciones Pesqueras (INIDEP) hablan de unos 600 a 800 millones de dólares anuales perdidos por la captura no declarada de calamar.

Sí se encaró una reciente política de cooperación científica bilateral para evaluar el stock de la especie calamar argentino (illex argentinus) que también es pilar en la economía de las Islas. Conocer de antemano quiénes y dónde están pescando facilitaría la respuesta rápida de la Armada y la Prefectura ante una intrusión en la ZEE. Los datos pueden sensibilizar el humor del gobierno isleño. La vicepresidente Gabriela Michetti en la reciente gira por España se reunió con los máximos referentes del sector pesquero de ése país. Uno de los puntos tratados fue la situación de la flota pesquera española en la Milla 201 y el rol que juega en la Pesca Ilegal No Declarada No Reglamentada porque muchos de pesqueros que operan allí con licencia de Malvinas son españoles.

El encuentro del dúo Vila-Hutton tuvo un anticipo ayer en modo de conferencia del delegado británico. Expuso a puertas cerradas en la Universidad de la Defensa Nacional (UNDEF) entidad de altos estudios dedicada a la formación de militares y civiles en áreas disciplinarias vinculadas con la defensa y la seguridad nacional. La hoja de ruta de hoy contiene entre otros asuntos; cooperación logística en la Antártida, intercambio de personal, sanidad militar y un ofrecimiento para cursantes militares en el Royal College of Defence Studies, institución de estudios a la que asisten militares y civiles británicos seleccionados para liderazgo. El alto costo de la matrícula más gastos de traslado y viáticos de los presuntos aspirantes tornan imposible la oferta. También se tratará con sordina el estado de los repuestos militares adquiridos a proveedores británicos. A pesar de que se flexibilizó el embargo subsisten demoras en insumos destinados a la Armada.

sábado, 2 de marzo de 2019

Persecución de Prefectura Naval a un buque chino que pescaba ilegalmente en el Mar Argentino

(Infobae.com) - El operativo, que incluyó varios tiros, se extendió a lo largo de tres horas. Toda la secuencia quedó filmada y el barco asiático logró escapar
La persecución duró tres horas pero el buque chino logró escapar
En un impresionante operativo que duró más de tres horas, efectivos de la Prefectura Naval Argentina, a bordo del guardacostas GC-24 "Mantilla", persiguieron y capturaron un buque de bandera china que estaba pescando ilegalmente dentro de la zona económica exclusiva del Mar Argentino, a 199 millas náuticas (unos 358 kilómetros) del Golfo San Jorge. Toda la secuencia quedó filmada por las cámaras del barco argentino.

La maniobra  comenzó anoche cuando la tripulación del guardacostas, que patrullaba el Mar Argentino, localizó al buque "HUA XIANG 801" a un kilómetro del límite exterior de la zona de exclusión y observó dos irregularidades: no emitía información de localización satelital mediante su equipo de AIS y su posición no coincidía con la flota pesquera argentina monitoreada por la fuerza de seguridad en el área.

Inmediatamente, el "Mantilla" comenzó a navegar hacia el pesquero y constató que tenía sus redes desplegadas y las luces de faena encendidas, por lo que se activó el protocolo previsto para prevenir la pesca ilegal. Primero, efectuó repetidas comunicaciones en español y en inglés y emitió señales sonoras para advertirlos y que desistieran. Sin embargo, no hubo respuesta alguna.

La persecución duró tres horas pero el buque chino logró escapar
Después, con la intención de escapar, el buque infractor liberó el ancla y empezó a navegar hacia aguas internacionales mientras apagaba todas las luces y liberaba sus equipos de pesca.

En ese momento, se emprendió una cinematográfica persecución: en la huida, el pesquero chino realizó peligrosas maniobras intentando colisionar contra el guardacostas y atentando contra la vida de la tripulación del Prefectura Naval.

"El Mantilla" realizó maniobras evasivas para evitar el choque y continuó intentando comunicarse por radio con el buque. Ante la falta de respuesta y siguiendo el protocolo de actuación, se dio la orden de efectuar disparos de advertencia hacia la proa del pesquero, con lo que se intentó frenar su marcha, sin afectar sus condiciones de navegabilidad para salvaguardar la vida de la tripulación del pesquero.

A pesar de esto, el buque chino no se detuvo y se hicieron más disparos intimidatorios por encima de su línea de flotación. El "HUA XIANG 801" no acató la orden y continuó navegando saliendo del límite de la Zona Económica Exclusiva argentina, hacia aguas internacionales.

Luego de las tres horas y debido a la posición y trayectoria del pesquero, el guardacostas Mantilla interrumpió el operativo y regresó a su zona de patrullaje.

La Prefectura ya había capturado en febrero a otro buque extranjero, de bandera surcoreana, que llevaba en sus bodegas una millonaria carga de pescado. En el caso de "HUA XIANG 801" se solicitará a la Justicia su captura internacional, como ocurrió en febrero de 2018 con el potero chino Jing Yuan 626, que también había sido detectado por el Guardacostas Mantilla pescando ilegalmente.

En ese caso se obligó a la empresa armadora a pagar a la Argentina el valor de los gastos generados en el operativo de persecución que había llevado a cabo la Prefectura Naval Argentina y la multa de 7.000.000 millones de pesos impuesta por la Subsecretaría de Pesca, ambas sumas cobradas por el Estado Argentino.

martes, 26 de febrero de 2019

Limitan la antigüedad de los buques pesqueros a 40 años

(La Capital) - En caso de acreditarse la reconstrucción de más de 60% del buque en territorio nacional, o que se trate de uno con autorización exclusiva para la captura de calamar, la antigüedad podrá ser de hasta 60 años.
El gobierno nacional estableció que los buques habilitados para realizar tareas de pesca en aguas argentinas, con excepción de los artesanales, deberán tener una antigüedad inferior a 40 años desde su fecha de construcción, medida que comenzará a regir en 2040.

Lo hizo a través del decreto 145/2019, que también precisó que en caso de acreditarse la reconstrucción de más de 60% del buque en territorio nacional, o que se trate de uno con autorización exclusiva para la captura de calamar, la antigüedad podrá ser de hasta 60 años.

La Prefectura Naval deberá certificar la reconstrucción de acuerdo a los criterios que fije al efecto, los que deberán contemplar los materiales reemplazados y la tecnología incorporada, tanto en la navegación como en las tareas que se desarrollan a bordo.

Los límites de antigüedad establecidos en el decreto regirán a partir del 1 de enero de 2040. El Régimen Federal de Pesca establece que la Nación fomentará el ejercicio de la pesca marítima en procura del máximo desarrollo compatible con el aprovechamiento racional de los recursos vivos marinos.

La pesca y el procesamiento de los recursos vivos marinos constituyen una actividad industrial que debe analizarse en el marco de una cadena de valor, en la cual la industria naval constituye un eslabón clave, que genera múltiples encadenamientos productivos y generación de empleo calificado.

En la Argentina existen capacidades relevantes para la construcción y reparación de buques pesqueros de calidad, las cuales pueden ser potenciadas, generando un marco de desarrollo progresivo de la oferta y de su competitividad, a partir de las posibilidades y oportunidades que implica modernizar la flota pesquera.

Más de 50% de la flota pesquera argentina posee una antigüedad superior a los estándares internacionales.

Por eso, el decreto destacó que “resulta necesario modernizar la flota pesquera, reemplazando los buques de mayor antigüedad por otros más modernos, lo cual traerá aparejado mejoras en materia de eficiencia productiva, competitividad internacional de la pesca argentina, mayor seguridad operativa para las tripulaciones, mejoras medioambientales y también beneficios económicos para el país”.

Flota 257 buques pesqueros china que opera en la milla 201 pidió permiso para ingresar a aguas nacionales

Resultado de imagen para Flota 257 buques pesqueros china que opera en la milla 201 pidió permiso para ingresar a aguas nacionales(Nuestro Mar) - Es para guarecerse del fuerte temporal pronosticado. Según se supo, la flota foránea ya fue advertida que -para permanecer en aguas nacionales- tendrá que abstenerse de realizar actividades de pesca.

La Agencia Nacional SAR China solicitó a la Armada Argentina y a Prefectura Naval la autorización para el ingreso a la ZEEA de 257 buques pesqueros de ese país a partir de hoy domingo 24 hasta el martes 26, por condiciones climáticas adversas anunciadas en aguas internacionales, ante la presencia de un centro de baja presión con fuertes vientos del suroeste rotando al sur.

Si bien el ingreso fue autorizado, se supo que la flota china deberá cumplir plenamente con la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar (CONVEMAR), permaneciendo en aguas del mar argentino sin realizar actividad de pesca con los equipos AIS y LRIT encendidos como sucedió en anteriores autorizaciones.

Por su parte, el Guardacostas GC-24 “Mantilla” que se encontraba de patrullaje en la milla 200 inició su navegación con destino al fondeadero de Mazarredo (Golfo San Jorge) para resguardase de las inclemencias del viento y la altura de olas. 

El Gobierno impulsa la renovación de la flota pesquera de todo el país (III)

(Perfil.com) - Se anunció la firma de un decreto para la medida en el marco de mesa sectorial de Pesca e Industria Naval celebrada en la Casa Rosada. 
El sector pesquero genera unos 22.000 puestos de trabajo, de acuerdo al Gobierno. En 2018 se exportó pescado por 2.000 millones de dólares, 7% más que el año anterior, y el 60% de las ventas fueron de langostinos. FOTO: CEDOC 

En el marco de la mesa sectorial de Pesca e Industria Naval, el presidente Mauricio Macri anunció la firma de un Decreto de Necesidad y Urgencia que establece el esquema para promover la renovación de la flota de buques con permiso de pesca vigentes. Dichos buques deberán tener una antigüedad inferior a 40 años, pero pueden llegar a 60 años de antigüedad si acreditan una reconstrucción en astilleros nacionales de al menos el 60% del navío, aunque pueden sortear este requisito si se dedican a la pesca de calamar. 

El Poder Ejecutivo promoverá incentivos para que los buques reconstruidos puedan aumentar el volumen permitido de pesca. "De tal forma, aquellos buques de hasta 27 metros de eslora podrán recibir hasta un 10% adicional de especies excedentarias, con excepción de langostinos, en sus autorizaciones de captura", informó el Gobierno, que ya había anunciado en enero una línea de financiamiento por un monto total de 500 millones de pesos a través del Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE) para la adquisición de buques pesqueros construidos por astilleros radicados en el país, con el objetivo de impulsar la renovación de flota y la producción industrial nacional.  

Con estas medidas el Gobierno espera mejorar la cadena de valor del sector, y en paralelo, estimular la generación de empleo en la industria naval nacional. "Esta medida es el resultado del diálogo permanente que mantuvimos con todos los actores del sector. Fija las condiciones de base que nos permitirán delinear reglas claras en términos de mejoras en la eficiencia operativa y la competitividad de la industria naval, favoreciendo, no sólo su desarrollo, sino también a la creación de más y mejores puestos de trabajo de calidad y a la generación de un mayor valor agregado”, indicó el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica.  

El sector pesquero genera unos 22.000 puestos de trabajo, de acuerdo al Gobierno. En 2018 se exportó pescado por 2.000 millones de dólares, 7% más que el año anterior, y el 60% de las ventas fueron de langostinos. Al respecto, el secretario de gobierno de Agroindustria, Luis Etchevehere dijo que "esta importante medida posicionará aún más a la actividad pesquera al mejorar la seguridad en las embarcaciones con una flota renovada que permitirá aumentar nuestra productividad". "En la actualidad el sector de la pesca genera alrededor de 22.000 puestos de trabajo y en 2018 aportó al país un ingreso de USD 2.000 millones. Por su trascendente papel en la economía argentina es fundamental trabajar en la modernización de la flota para seguir desarrollando este sector de la agroindustria", agregó el funcionario.  

 El Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE) abrió en enero la posibilidad de financiar la compra de buques pesqueros construidos en astilleros nacionales por medio de un fondo de 500 millones de pesos (12,5 millones de dólares). Dos meses antes, el Banco Central había flexibilizado la normativa sobre hipoteca naval para que se pudiera tomar por garantía el 40% del valor del barco pesquero si está terminado, o el 50% del valor si está en construcción. 

 La industria naval y la pesca representan el 0,7% del Producto Interior Bruto (PIB) de Argentina y en total hay inscritos 383 armadores, 553 buques con permiso de pesca vigente y 135 plantas industriales en tierra. De la mesa celebrada en la Casa Rosada este lunes participaron, entre otros, Mariano Pérez por el Consejo de Empresas Pesqueras Argentinas (CEPA); Sebastián Agliano por la Asociación de Embarcaciones de Pesca Costera; Antonio fernando Mellino por la Cámara de Frigoríficos Exportadores de la Pesca (CAFREXPORT); César Ciccioti por la Unión de Interes Pesqueros Argentinos (UDIPA); Enrique Godoy y Horacio Martínez, por la Federación de la Industria Naval Argentina (FINA); Silvia Martínez por la Cámara de la Industria Naval Argentina (CINA); Miguel Ángel Álvarez, por la Cámara Santafesina de la Industria Naval (CASIN) y Domingo José Contessi, por la Cámara de la Industria Naval de Mar del Plata.  

 Los referentes de los sindicatos del sector asistentes fueron, entre otros, Raúl Durdos, POr el Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU); Carlos Mezzamico por el Sindicato Unidos Portuarios Argentinos; Armando Alessi, por el SindicaTo de Conductores Navales (SICONARA) y Juan Speroni, por el Sindicato Argentino de Obreros Navales (SAON). Por las empresas, asistieron, entre otros, Jorge Arosa de Tandanor; Juan Pablo Basavilbaso de Iberpesca, Miguel Glikman de Newsan, Antonio Solimeno y José Américo Moscuzza. También, Mauro Zamboni del Grupo Argenova. 
 D.S.  (Fuente www.perfil.com).

jueves, 14 de febrero de 2019

La legislación argentina, benévola con la pesca ilegal

La violación de la Zona Económica Exclusiva Argentina no representa una transgresión a la legislación penal, sino que apenas constituye una infracción administrativa a la Ley Federal de Pesca. De allanarse al pago de la multa reciben una quita del 50% y si pagan la mercadería capturada, se la llevan. El buque O Yang 77 llegó al puerto de Comodoro Rivadavia.
Resultado de imagen para pesca ilegal en argentina
Ya se encuentra amarrado en el puerto de Comodoro Rivadavia el pesquero surcoreano capturado por la Prefectura Naval Argentina faenando dentro de las 200 millas de jurisdicción nacional.  La Dirección Nacional de Pesca y Acuicultura imputará la infracción al Régimen Federal de Pesca por habérselo detectado en operación de pesca dentro de la Zona Económica Exclusiva.

La sanción es solamente económica y de máxima no superaría los 265 mil dólares. Monto que resulta irrisorio para el volumen económico que generan esos barcos. Y, para el caso que la propietaria del buque acepte la infracción administrativa, los “piratas surcoreanos” hasta recibirán el beneficio de una quita importante de la infracción, además, podrán llevarse las 130 toneladas de recurso que fueron detectados en sus bodegas, con el solo hecho de abonar un valor casi simbólico de esos productos. La ley también les permite pagar la multa en cómodas cuotas.

Todo esto es posible, en virtud de que la legislación argentina es benévola con la pesca ilegal y para la mayoría de las empresas extranjeras, que a lo largo de los años han sido interceptadas faenando en aguas argentinas, resulta “conveniente” pagar la multa y volver a pescar.

Como es de rigor en estos casos se procede a labrar actuaciones correspondientes a la infracción según el Art.47 y Art. 54 bis de la Ley 24.922. La armadora de este buque que ya permanece amarrado en el Golfo San Jorge hizo trascender que buscarán destrabar la interdicción del pesquero y que siga operando desde Montevideo.

El O Yang 77 tiene 60,50 metros de eslora, 10.80 metros de manga y había zarpado del puerto de la capital uruguaya el 5 de enero de este año con 45 tripulantes a bordo.

En los últimos años han sido recurrentes las capturas de pesqueros dentro de la ZEEA, por parte de la Prefectura Naval y la Armada Argentina, y salvo algunos casos, las compañías propietarias pagaron la multa y retornaron a aguas internacionales. Además, hubo otros casos de abandono de las embarcaciones, como el potero chino que terminó amarrado en los muelles de Puerto Madryn, el que finalmente debió ser hundido ante la falta total de interés de la armadora, que incluso abandonó a sus tripulantes.

Con todo, cabe señalar que para estos casos se aplica el Capítulo XIII del “Régimen de infracciones y sanciones” de la Ley Federal de Pesca 24.922, que se remite estrictamente a sanciones administrativas pecuniarias. La Justicia Penal Federal solo toma intervención en caso que se produjera una fuga o el buque infractor no hiciera caso a la autoridad marítima que los interceptara.

El Artículo 47 establece que “la carga de productos pesqueros que se halle a bordo de un buque pesquero de pabellón extranjero que se encuentre en los espacios marítimos bajo jurisdicción argentina o en aguas en las que la República Argentina tenga derechos de soberanía sobre los recursos vivos marinos, sin contar con permiso o autorización expresa expedido por la Autoridad de Aplicación, se presume que han sido capturadas en dichos espacios”. De allí que la multa se hará sobre el total de la carga que tenga en sus bodegas.

En tanto, el Artículo 54 de la ley establece que “tratándose de embarcaciones extranjeras, la Autoridad de Aplicación podrá además disponer la retención del buque en puerto argentino hasta que, previa sustanciación del respectivo sumario, se haga efectivo el pago de la multa impuesta o se constituya fianza u otra garantía satisfactoria, si fuera el caso”, precisa.

“Los gastos originados por servicios de remolque, practicaje, portuarios, así como las tasas por servicios aduaneros, sanitarios y de migraciones, que se generen por el buque infractor como consecuencia de la comisión de infracciones a la presente ley, deberán ser abonados por el propietario o armador o su representante, previo a su liberación”, fija la legislación argentina para los pesqueros ilegales que operan sobre el borde de las 200 millas.

Asimismo, el Artículo 54 bis indica que “la Dirección Nacional de Pesca y Acuicultura imputará la infracción a esta ley al supuesto responsable de la comisión del hecho, quien dentro de los diez (10) días hábiles posteriores de notificado podrá: a) Presentarse e iniciar la defensa de sus derechos; b) Allanarse a la imputación”.

La misma legislación advierte que los “piratas del mar argentino” tendrán diversas quitas de la multa a partir de la celeridad en que se allanen a aceptar la sanción, y como si fuera poco, hasta se le permitiría pagar la penalidad en cómodas cuotas: “A pedido de parte se podrán otorgar al infractor plazos y facilidades de pago de la multa en cuestión conforme lo reglamente la autoridad de aplicación”, expresa la normativa.

Tal vez ha llegado el momento de que el Congreso Argentino debata una modificación a esta legislación con un mayor endurecimiento de penas y sanciones para la flota internacional que entra a la ZEEA a robar nuestros recursos. (Nelson Saldivia-REVISTA PUERTO)

sábado, 9 de febrero de 2019

La Prefectura capturó un buque surcoreano por pesca ilegal

Por CARLOS GUAJARDO - Clarin.com
Fue a la altura de Comodoro Rivadavia. Llevaba a bordo casi 130 toneladas de pescado.
El “O Yang 77”, capturado en el Mar Argentino, había zarpado de Montevideo el 5 de enero con 45 tripulantes a bordo.
El pesquero surcoreano capturado por la Prefectura.

Un guardacostas de Prefectura que patrullaba el Mar Argentino para proteger los recursos del país capturó ayer al buque "O Yang 77", de bandera surcoreana, pescando ilegalmente dentro de la Zona Económica Exclusiva, a la altura de Comodoro Rivadavia en la provincia de Chubut. Llevaba a bordo casi 130 toneladas de pescado.

El operativo fue supervisado desde su inicio por la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich y el Prefecto Nacional, Eduardo Scarzello y se realizó en el marco de las tareas de control y vigilancia del mar que lleva a cabo Prefectura.

La maniobra de detención comenzó cuando la tripulación del guardacostas GC-24 Mantilla detectó al buque, mediante un moderno sistema tecnológico, cuando se encontraba con las redes extendidas y arrastrando pescado, dentro de la mencionada Zona de exclusión.
El momento en que efectivos de Prefectura abordan el barco infractor.
De inmediato se activó el protocolo para la defensa de los recursos pesqueros nacionales: el personal del guardacostas estableció una comunicación por radio con el capitán del buque extranjero, con el objeto de que detuviera su marcha, acorde a las normas internacionales.

El capitán del "O Yang 77" acató la orden para detenerse y no levantar la red de pesca que tenía desplegada en el mar, mientras una dotación de la institución, acompañada por un inspector de la Dirección Nacional de Pesca, navegaron hacia el buque y lo abordaron.

En este momento se está realizando un control del pescado fresco capturado para determinar la cantidad de la carga, estimándose, en primera instancia, que transporta a bordo casi 130 toneladas de pescado.

El "O Yang 77" tiene 60,50 metros de eslora (largo), 10.80 metros de manga (ancho) y había zarpado de Montevideo (República Oriental del Uruguay) el 5 de enero de este año con 45 tripulantes a bordo. En este momento está siendo conducido por el personal de Prefectura hacia el Puerto de Comodoro Rivadavia.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...