Mostrando entradas con la etiqueta defensa - Submarinos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta defensa - Submarinos. Mostrar todas las entradas

viernes, 8 de marzo de 2019

Conoce el arma secreta de Estados Unidos para matar las armas nucleares "submarinas" de China

Por Kris Osborn - The National Interest - Traducción Desarrollo y Defensa
La Armada acaba de ordenar 19 aviones de Poseidon más de caza: ¿podrían detener a los SSBN chinos?
El año pasado, el capitán James Fanell, ex director de operaciones de inteligencia e información de la Flota de los Estados Unidos y el Pacífico, advirtió al Congreso sobre la necesidad de rastrear y disuadir a los submarinos chinos con armas nucleares.

(Washington, DC ) El creciente alcance global de los submarinos de misiles balísticos armados con armas nucleares chinos, armados con armas JL-2 que, según se informa, pueden llegar a partes de los EE. UU., continúa inspirando un esfuerzo continuo de la Armada para acelerar la producción de submarinos de ataque. Además, habilita los drones para desplegarlos en el Pacífico y continúa con la adquisición de aviones de caza antisubmarina con torpedos como el P-8 / A Poseidón.

Tratando de superar la geografía dispersa de la "tiranía de la distancia" del Pacífico, y rastrear la creciente flota de submarinos de China, la Marina está trabajando con el Congreso para producir hasta tres submarinos de clase de Virginia por año, yendo más allá del plan actual para construir dos. En el aire, la Armada se ha estado moviendo para colocar sus nuevos drones marinos Triton en Guam y recientemente le ha otorgado a Boeing un acuerdo de $ 2.4 mil millones para producir 19 aviones de vigilancia y ataque P-8A Poseidon más.
Resultado de la imagen para P-8A Poseidon
Dado el papel del Poseidón como un avión de vigilancia de alta tecnología, conocido por la captura de video de una isla falsa china en el Mar de China Meridional (recuperación de tierras) hace varios años, se necesita poca imaginación para imaginar cómo podrían funcionar sus sensores avanzados, sonoboyas y armas. como parte de una estrategia de contención contra la expansión china, e incluso operar como un elemento disuasivo contra la creciente flota china de submarinos de misiles balísticos con armas nucleares (SSBN).

Imagen relacionadaEn los últimos años, la Armada del EPL ha estado expandiendo su alcance más allá del Pacífico como parte de un esfuerzo visible para convertirse en una fuerza internacional de gran poder. Los SSBN chinos han sido vistos a grandes distancias de las costas del Pacífico occidental, según numerosos informes noticiosos, y la existencia tanto de JL-2 como de JL-3 emergentes ha aumentado la presión sobre EE. UU. 

Según el Centro Nacional de Inteligencia Aérea y Espacial, los chinos habían desplegado hasta 48 lanzadores JL-2 en submarinos a partir de 2017. Con rangos de más de 4,500 millas, los JL-2 que viajan más allá de las inmediaciones de China pueden poner en riesgo las áreas de EE. UU.

El año pasado, el capitán James Fanell, ex director de operaciones de inteligencia e información de la Flota de los Estados Unidos y el Pacífico, advirtió al Congreso sobre la necesidad de rastrear y disuadir a los submarinos chinos con armas nucleares.

"Cada vez que un [PLA] SSBN parte en una patrulla nuclear estratégica, la [Marina de los EE. UU.] debe seguir lo suficientemente cerca como para estar a punto de hundirlos si alguna vez intentan lanzar un ICBM con punta nuclear hacia nuestras costas", dijo al Congreso: de acuerdo con un ensayo llamado "Nueva doctrina y capacidades de la estrategia de disuasión nuclear submarina de China" de la Universidad de Defensa Nacional. (Dr. Toshi Yoshirara y Dr. James Holmes)

El ensayo continúa argumentando que, dadas las dificultades asociadas con la interceptación de posibles SLBM chinos (misiles balísticos lanzados desde el submarino), una forma inteligente de abordar la amenaza podría ser "mantener a las SSBN chinas en riesgo para que puedan ser destruidas preventivamente antes" que sus SLBMs puedan ser lanzados ".
Imagen relacionada
El Poseidón, junto con los submarinos de ataque SSN habilitados para ISR, parece estar bien posicionado para ayudar a realizar esta misión de caza secundaria de SSBN por varias razones. No solo la velocidad de 564 mph del P-8 es considerablemente más rápida que la P-3 Orion que reemplaza, sino que sus seis tanques de combustible adicionales le permiten buscar franjas más amplias del océano y pasar más tiempo patrullando áreas de alta amenaza. Los desarrolladores de la Armada explican que el Poseidón puede operar en misiones de 10 horas a rangos de hasta 1,200 millas náuticas. Una mayor capacidad de tiempo de permanencia, fortificada por altas velocidades, parece posicionar bien al Poseidón para cubrir amplias áreas en busca de SSBN chinos "ocultos".

El P-8A, una variante militarizada del Boeing 737-800, incluye estaciones de torpedos y misiles Harpoons, 129 sonoboyas y una estación de reabastecimiento de combustible en vuelo, proporcionando alcances más largos, penetración de profundidad de caza secundaria y varias opciones de ataque. Dado que un P-8 puede llevar a cabo misiones de caza submarinos con sonoboyas desde altitudes más altas que los barcos de superficie, helicópteros u otros aviones de vuelo más bajo, puede operar con menor riesgo de fuego de superficie enemigo y ataques de pequeños botes. A diferencia de muchos drones y otros recursos ISR, un Poseidon no solo puede encontrar y rastrear submarinos enemigos, sino que también puede atacarlos y destruirlos.

Junto con su radar de vigilancia AN / APY-10 y cámaras electro ópticas / infrarrojas de la serie MX optimizadas para escanear la superficie del océano, las sonoboyas en paracaídas del Poseidon pueden encontrar submarinos a varias profundidades debajo de la superficie. La aeronave de vigilancia puede operar como un "nodo" dentro de una red de caza secundaria más amplia que consta de buques de superficie, buques de superficie no tripulados, sensores aéreos marítimos montados en aviones no tripulados y submarinos. Como parte de su contribución a las misiones de caza secundaria interconectadas, el Poseidón puede recurrir a una matriz de escaneado electrónico activo, un radar de apertura sintética y un indicador de objetivo de movimiento en el suelo.

Al bajar los hidrófonos y una brújula magnética a una profundidad predeterminada, conectado por cable a un radiotransmisor de superficie flotante, las sonoboyas del Poseidon pueden convertir la energía acústica del agua en una señal de radio enviada a los procesadores de computadoras de los aviones.

Además, las sonoboyas enviadas por Poseidón pueden contribuir a la "Línea de defensa submarina de la US Fish Hook", una red perfecta de hidrófonos, sensores y activos estratégicamente ubicados que se extienden desde las zonas costeras fuera del norte de China hasta las Filipinas hasta Indonesia. , de acuerdo con un ensayo de la Fundación Carnegie para la Paz Internacional, llamado "Submarinos de misiles balísticos nucleares de China y estabilidad estratégica".

Una presencia mejorada de caza secundaria ofrecida por el Poseidón, al parecer, podría ayudar a reforzar este esfuerzo de la "Línea de defensa submarina" para evitar que los SSBN chinos salgan de la región sin ser detectados.

Curiosamente, los Poseidones podrían ofrecer un matiz significativo a la postura de disuasión nuclear bien cultivada del Pentágono, al introducir un método técnicamente avanzado para encontrar y destruir las SSBN del enemigo desde el aire. Se alinea con el enfoque actual de "poder ofensivo puede ser la mejor defensa" central para la estrategia de disuasión estratégica de la tríada nuclear del Pentágono. Mantener a los SSBN chinos en riesgo, podría al menos ayudar a disuadir a China de contemplar algún tipo de ataque nuclear desde un submarino. El Poseidón casi podría funcionar como una especie de tejido conectivo entre las partes submarina y aérea de la tríada nuclear. El tramo aéreo actual de la tríada, que consta de plataformas como los bombarderos B-2 y B-52, no puede rastrear ni destruir submarinos.

Actualmente en servicio con los ejércitos del Reino Unido, Noruega y Australia, entre otros, el Poseidón es cada vez más solicitado en el mercado internacional.

viernes, 22 de febrero de 2019

Argentina reanuda trabajo en ARA Santa Cruz (II)

Por Santiago Rivas, Buenos Aires - Jane's Defense Weekly - Traducción Desarrollo y Defensa
El trabajo de mantenimiento en el submarino argentino clase TR-1700 ARA Santa Cruz se ha reanudado, según el ministro de Defensa argentino, Oscar Aguad.
Resultado de imagen para ARA Santa Cruz
El trabajo en el barco fue detenido por el Ministerio de Defensa argentino luego de la pérdida en el mar del submarino hermano ARA San Juan el 15 de noviembre de 2017 para determinar si ese accidente fue causado por una falla que podría repetirse en ARA Santa Cruz .

Según los informes, llevará dos años devolver a Santa Cruz al servicio.

Como el único otro barco de Argentina, el ARA Salta de tipo 209 , está fuera de servicio, la Armada Argentina no tiene submarinos en funcionamiento.

miércoles, 20 de febrero de 2019

¿Irán realmente está construyendo sus propios submarinos?

Por Mark Episkopos - The National Interest - Traducción Desarrollo y Defensa
¿O es esta noticia falsa?

En otro hito más en el camino de Teherán para convertirse en una potencia regional autosuficiente, las noticias estatales iraníes anunciaron que la Armada iraní ha encargado su primer submarino casero.

El nuevo buque de la clase Fateh fue presentado por el presidente iraní, Hassan Rouhani, a fines de la semana pasada, en una ceremonia celebrada en la base naval de Bandar Abbas.

El ministro de defensa iraní, el brigadier general Amir Hatami, señaló que "el submarino Fateh (" conquistador ") es completamente propio y ha sido diseñado y desarrollado por expertos competentes de la [Organización] de Industrias Marinas del Ministerio de Defensa y disfruta de [las] ​​tecnologías modernas del mundo. ”

En la medida en que Teherán ha aprovechado sus recursos limitados para producir un submarino moderno en el país, el logro es un paso simbólico en el camino de Irán hacia la autosuficiencia militar. El presidente Rouhani capturó el estado de ánimo triunfal en Teherán: “No nos inclinaremos ante los hegemónicos. Estamos listos para sacrificarnos y derramar nuestra sangre para proteger a Irán ".

Pero si bien los militares iraníes han dejado en claro que poseen un submarino de cosecha propia, el rendimiento y la confiabilidad de Fateh son otra cuestión. Específicamente, los detalles cuantificables son difíciles de encontrar, y lo poco que sabemos es filtrado directamente a través de los medios estatales iraníes. El Fateh tiene un tonelaje de desplazamiento (peso del barco) de 600 toneladas, lo que lo coloca en lo que los puntos de venta iraníes y occidentales han denominado una categoría de submarino "semipesado". Entre mini-submarinos de la clase Ghadir de Irán y pesado clase Kilo Yunes, la clase Fateh está diseñado para equilibrar la potencia de fuego con capacidad de maniobra; Puede operar durante cinco semanas a una profundidad sumergida de 200 metros.

De acuerdo con las fuentes de noticias iraníes, Fateh es un buque “de vanguardia” equipado con “sonar, manejo eléctrico, manejo combinado de batalla, guía de misiles guiada de superficie a superficie, guía de torpedos, guerra electrónica y de telecomunicaciones, seguridad y Sistemas de telecomunicaciones integrados "." Estado del arte "es una forma curiosa de describir el paquete de características estándar de los submarinos militares modernos; aún así, una parte clave de la suite de armas de Fateh sigue siendo un misterio.

Se sabe desde hace algún tiempo que las embarcaciones Fateh llevarán cuatro torpedos de 533 mm con dos más en reserva, así como ocho minas navales. Las fuentes iraníes han proporcionado información mucho menos concreta sobre los misiles de crucero a bordo de Fateh, que supuestamente pueden ser disparados desde una posición sumergida. Al llegar a menos de 50 metros de largo y con un pequeño bastidor para alardear, queda por ver cuántos y exactamente qué tipos de misiles de crucero pueden estar incrustados en el barco. Tampoco está claro si algunos o todos sus seis torpedos a bordo tendrán que girarse para acomodar los misiles de crucero en cuestión.

El submarino Fateh se lanza pisándole los talones al primer destructor de producción nacional de Irán, Sahand , encargado hace varios meses. Este submarino se desplegará en el Golfo Pérsico, con planes aparentes para embarcarse en futuras misiones en el Mar de Omán.

Teherán aún no ha especificado en cuántos buques estará formada la clase Fateh. Parece que hay al menos otro submarino Fateh en producción , pero los detalles son extremadamente escasos.

Si bien la actual lista de 33 submarinos de Irán parece formidable por su gran tamaño, una parte significativa de estos está envejeciendo de origen norcoreanas y rusas. A pesar de algunas preguntas técnicas, la inauguración de la clase Fateh sugiere que Irán está avanzando con su programa de modernización naval a pesar de la presión económica de un régimen de sanciones occidental de larga data. 

domingo, 17 de febrero de 2019

El Gobierno proyecta devolverle a la Argentina un submarino para la defensa

Por Martín Dinatale - mdinatale@infobae.com - Infobae.com
En el Ministerio de Defensa, Tandanor y la Armada hay coincidencias en que el país debe recuperar capacidad táctica en el Atlántico Sur; los planes para reparar el ARA Santa Cruz
El submarino ARA Santa Cruz
ARA Santa Cruz
Apenas tres meses después del hallazgo del ARA San Juan a 900 metros de profundidad, con una causa judicial en marcha y bajo los efectos aun no borrados del duelo por los 44 tripulantes del buque hundido en el Atlántico Sur, en el Gobierno asoma la idea de devolver a la Armada argentina un submarino con fines de defensa efectivos para la custodia de las aguas nacionales y sus amplios recursos naturales.

En rigor, se trata mucho más que de la recuperación de un buque de estrategia disuasiva y con amplia capacidad de maniobra. Para muchos argentinos volver a tener un submarino será una suerte de liberación interna, catarsis o redefinición de una nueva etapa en la reciente historia trágica de la marina.

¿Se cumplió el ciclo de duelo de la Armada después del hallazgo y la catástrofe que significó el hundimiento del ARA San Juan? ¿Está en condiciones la Argentina de volver a tener un submarino para su defensa en el Atlántico Sur? ¿Hay voluntad política y fondos para recuperar su flota histórica? ¿Quiénes son los que podrían volver a concretar el sueño argentino de tener un submarino?

Estas y muchas otras preguntas repiquetean desde hace varios meses entre los marinos argentinos, en las oficinas de la Armada, en el Ministerio de Defensa o en la Casa Rosada a casi tres meses del hallazgo del ARA San Juan.

Según una investigación que realizó Infobae, en las últimas semanas hay coincidencias tanto en el Gobierno como en el sector castrense de que la administración de Mauricio Macri encare el proceso de restablecimiento de un submarino para la Argentina.

Por razones presupuestarias, la idea inicial que empezó a rodar en el Ministerio de Defensa y en el astillero Tandanor es que se ponga en marcha el proceso de reparación de media vida del ARA Santa Cruz por un simple motivo: es el camino menos costoso y más rápido para que la Argentina vuelva a tener un submarino.

Uno de los argumentos centrales es que desde el 15 de noviembre del 2017 en que se hundió el ARA San Juan, la Armada argentina ya no cuenta con un submarino en mar mientras que la mayoría de los países de la región tienen este tipo de embarcaciones de efecto disuasivo y estrategia táctica. Los militares de Brasil cuentan con 5 submarinos, Chile con 4, Perú tiene 6 y Colombia 2.

El ARA Santa Cruz tiene las mismas características que el San Juan: son de clase TR 1700 y su poder de despliegue en el mar es el mismo.

La reparación de este buque rondaría los 20 millones de dólares según consignaron a Infobae en Tandanor, en el Ministerio de Defensa y en la Armada. Ya se gastaron en los últimos cuatro años unos 250 millones de pesos en parte de la reparación del ARA Santa Cruz y lo que resta por hacer es ínfimo en comparación a otra alternativa viable en términos económicos.

A su vez, la última vez que estuvo en el mar el ARA Santa Cruz fue en el 2015 y se trata de una embarcación donde los marinos que hoy reciben capacitación estarían familiarizados con ese tipo de tecnología.
El submarino Ara Santa Fe
El submarino ARA Santa Fe

Comprar un submarino nuevo a otro país resulta impensado hoy para el Gobierno ya que esto requeriría de no menos de 250 millones de dólares. Ya hubo países como Alemania, Estados Unidos y Francia que ofrecieron vender a la Argentina un submarino. Pero no hubo respuestas ni fondos. En tanto, reparar por completo el ARA Santa Fe le costaría al Estado USD 200 millones. Hoy no se podría avanzar con este trabajo de reparación del Santa Fe ya que se requeriría además de ayuda externa.

El ministro de Defensa Oscar Aguad cree que se podrá avanzar presupuestariamente este año con el arreglo de media vida del submarino ARA Santa Cruz. "La modernización puede llevar dos años. Hay voluntad política de hacerlo porque el submarino es un arma táctica insustituible para el cuidado de los recursos en el Atlántico Sur", explicó un allegado al ministro.

Desde la empresa estatal Tandanor que se encarga de realizar los arreglos de media vida de los submarinos y de reparar los buques de la Armada aseguraron a Infobae que están en condiciones de poner en marcha el submarino ARA Santa Cruz para que la Argentina vuelva a contar con una flota de esas características.

El ARA Santa Cruz se encuentra hoy en los astilleros de Tandanor a la espera de su arreglo y el proceso para ponerlo nuevamente en aguas podría llegar a durar dos años. Dependerá en gran medida de los repuestos de motores que le facilite la Armada al astillero estatal. Además, Tandanor deberá programar con tiempo la reparación del submarino ya que sus 470 operarios se encuentran trabajando en el arreglo de más de 50 buques nacionales y extranjeros.

"La reparación del ARA Santa Cruz es lo más factible hoy de hacer para que la Argentina vuelva a tener un submarino con capacidad disuasiva y por una cuestión de geopolítica externa", explicó a Infobae el director ejecutivo de Tandanor Jorge Arosa. Para este marino retirado que peleó en la guerra de Malvinas, "la Argentina no debería carecer de un submarino ya que eso lo podría en inferioridad de condiciones frente a las Fuerzas Armadas de la región".

En tanto, Luis Riva, el secretario de Investigación y Producción para la Defensa del Ministerio que está a cargo de Tandanor, FADEA y Fabricaciones Militares dijo a Infobae que "Tandanor está en condiciones de terminar la reparación del submarino ARA Santa Cruz que hoy está en el astillero, con un costo de unos 700 millones de pesos, incluyendo varias actualizaciones y mejoras. En dos años podría estar navegando y sería la forma más rápida y económica para que la Argentina vuelva a disponer de un submarino".

Hay un dato sugestivo en el presupuesto 2019 para la Defensa que contempla un ítem destinada a la reparación de buques de la Armada. Pero en el Ministerio de Defensa aclararon que eso no sería para reparar el ARA Santa Cruz ya que otorgar la cuota devengado para el gasto no implicaría que el monto este liberado para este año.

No obstante, en la Armada coinciden en la necesidad de que la Argentina vuelva a tener un submarino cuanto antes. Oficialmente, esa fuerza sostuvo: "El submarino es un buque estratégico de por si, que contribuye decisivamente a negar el mar a eventuales oponentes en la defensa de los intereses vitales de la Nación, por sus propias características de operación discreta".

A la vez, la Marina explicó a Infobae que "un submarino contribuye al control de los espacios marítimos. Un país con un mar del tamaño y características del nuestro requiere de medios idóneos como los submarinos. Esta visión viene desde los años 30 con la primera incorporación de submarinos al país. La Armada no tiene dudas sobre la necesidad de contar con submarinos para ejercer las responsabilidades que el país le demanda dentro del instrumento militar de la Nación".

¿Existen en la Argentina recursos humanos y capacidad de estrategia militar para afrontar hoy el mantenimiento de un submarino?

Desde la Armada aseguran que cuentan con una capacidad humana para tener personal que puede manejar tres submarinos al mismo tiempo y que actualmente existen convenios con Perú, Alemania y Australia para que los marinos sigan capacitándose para no perder tiempo y actualización. Pero todo tiene un límite: si en lo inmediato la Argentina no logra tener un submarino en mar los conocimientos y capacitación podrían sufrir inconvenientes ya que se estima que adiestrar a un comandante de un submarino puede llevar unos 30 años.

Por su parte, el almirante Carlos Daniel Abbondanza, que es director general de Doctrina de la Armada expresó a Infobae que "Argentina tiene que tener un submarino ya que es un arma estratégica para la disuasión y una movilidad discreta en el mar".

Abbondanza coincide en que las directivas del decreto presidencial que se emitió el año pasado para realizar una profunda reforma militar contempla en su capítulo referido al Atlántico Sur "el ordenamiento de una actitud defensiva que más allá de una hipótesis de conflicto con países vecinos que hoy no existe la presencia de un submarino serviría ante una amenaza externa".

Entre las funciones que ejercía el ARA San Juan y que hoy se perdieron porque la Armada no cuenta aun con un nuevo submarino en el mar figuran: la capacidad de patrullaje disuasivo para la preservación de recursos naturales y la defensa ante eventuales amenazas externas.

Está claro que la Armada hoy puede lograr un patrullaje mínimo en las aguas territoriales ya que cuenta con 6 corbetas, 4 destructores, 3 buques científicos y otras cuatro lanchas (???) de patrullaje que se adquirieron a Francia. Sin embargo, el mar argentino es extenso y el radio de influencia de la Armada en las aguas internacionales superan dos veces el territorio de la Argentina.

martes, 22 de enero de 2019

Brasil, más cerca de tener su primer submarino de propulsión nuclear

Por Nelza Oliveira/Diálogo 
El submarino Riachuelo es el primero de cuatro submarinos convencionales previstos dentro del Programa de Desarrollo de Submarinos. (Foto: Nelza Oliveira/Diálogo).
La Marina de Brasil dio un paso más en dirección hacia la construcción de su submarino de propulsión nuclear. Riachuelo, el primero de los cuatro submarinos convencionales del Programa de Desarrollo de Submarinos (PROSUB), fue botado al mar el 14 de diciembre de 2018. Además de los submarinos convencionales, también se prevé la inclusión de un submarino de propulsión nuclear. Desde hace dos años el submarino Riachuelo ha sido sometido a pruebas de puerto en las que se evaluaron su impermeabilidad, flotabilidad y equilibrio, inclusive en el mar. Luego se incorporará a la Fuerza de Submarinos bajo el mando de la Flota Naval de la Marina, responsable por la planificación de las operaciones navales y aeronavales.
Cuando fue botado al mar, el Riachuelo tardó 30 minutos para descender 10 metros hasta el agua. (Foto: Nelza Oliveira/Diálogo

“Como nación pacífica Brasil construye sus embarcaciones no para amenazar a nadie, no para perturbar la tranquilidad de las aguas nacionales, sino porque un país con más de 7000 kilómetros de costa no puede prescindir de los instrumentos para defender su soberanía y riqueza marina”, dijo el entonces presidente de Brasil Michel Temer, durante la ceremonia de botadura. “La ceremonia de hoy [14 de diciembre de 2018] es la conquista más reciente de un proyecto de Estado. Nada de esto sería posible sin el planeamiento, sin un sentido de continuidad y sin visión a largo plazo”.

El PROSUB tiene como finalidad garantizar la soberanía en los 8500 km de costa para proteger la Amazonia Azul, un área marítima de 3,5 millones de kilómetros cuadrados, que concentra las riquezas minerales y petroleras del país. El mar brasileño constituye la ruta de ingreso del 95 por ciento de las exportaciones e importaciones y guarda cerca del 90 por ciento del petróleo nacional.

Megaestructura

Después del lanzamiento de PROSUB en 2008 se construyó la sede del proyecto, el Complejo Naval, una megaestructura en la que en forma simultánea se construyen los cuatro submarinos convencionales y el primer submarino brasileño de propulsión nuclear. La edificación alberga la infraestructura necesaria para la operación y mantenimiento de ambos modelos. El complejo se ubica en el municipio de Itaguaí, a unos 70 km de Río de Janeiro.

En el Complejo Naval, uno de los más modernos del hemisferio sur, se montaron una unidad de fabricación de estructuras metálicas, un astillero de construcción y otro de mantenimiento, que es la Base Naval, además de estructuras complementarias y diversos talleres. La estructura está ubicada a unos metros de las instalaciones ya existentes de Nuclebrás Equipamentos Pesados, donde funciona la prensa metálica más grande de Latinoamérica.

El PROSUB se desarrolla gracias a un acuerdo de transferencia de tecnología firmado entre Brasil y Francia, que acordó transferir tecnología y capacitar a personal brasileño para proyectar y construir submarinos.  Sin embargo no hay intercambio de conocimientos en el área nuclear. Toda la tecnología nuclear para el PROSUB es de origen Brasileño, gracias al Programa Nuclear de la Marina, en las instalaciones del Centro Tecnológico de la Marina en São Paulo. Solo seis países del mundo construyen y operan submarinos de propulsión nuclear.
El ascensor de barcos del Complejo Naval tiene 34 grúas y es uno de los más modernos del mundo. (Foto: Nelza Oliveira/Diálogo)

“En junio pasado [2018], se inauguró la piedra angular del reactor multipropósito brasileño, con el que se capacitará al país para lograr su independencia en radioisótopos. Tenemos una de las mayores reservas de uranio del mundo, contamos con tecnología nuclear y podemos utilizarla en diversos segmentos en beneficio de nuestra sociedad; [también podemos utilizarla] en otras aplicaciones; en la agricultura, etc.”, dijo el Almirante de la Marina de Brasil Bento Costa Lima Leite de Albuquerque Júnior, entonces director general de desarrollo nuclear y tecnológico de la Marina de Brasil.

El PROSUB priorizó la compra de componentes fabricados en Brasil para fortalecer la industria nacional de defensa. En total, se estima que el programa costará USD 9,5 millardos, de los cuales ya se invirtieron USD 4,6 millardos. Después del submarino Riachuelo se prevé que entrará en operaciones un submarino por año: Humaitá en 2020, Tonelero en 2021, y Angostura en 2022. Álvaro Alberto, como bautizaron al submarino de propulsión nuclear, está previsto para 2029.

El Riachuelo

Los nuevos submarinos como el Riachuelo tienen capacidad para 35 tripulantes. Además cuentan con una autonomía para más de 70 días en el mar, alcanzan una velocidad superior a 32 kilómetros por hora y navegan a 300 metros de profundidad.

El Riachuelo mide 75 m de largo, el equivalente a un edificio de cuatro pisos, y pesa 1870 toneladas. El nuevo submarino tiene gran potencial de fuego, con lanzatorpedos de 533 mm, misiles antibuque y dispositivos para minar áreas, destruir embarcaciones y contener, limitar o demorar su tránsito. En los próximos dos años de ensayos y pruebas en el mar el submarino tendrá que navegar a su velocidad máxima por muchas horas, recorrer grandes distancias, emerger en ángulo vertical agudo y sumergirse en condición crítica.

El Riachuelo se empleará en simulaciones de batallas y cercos virtuales de combate. Deberá realizar disparos con todas sus armas y ensayará la salida y el rescate de equipos de buzos de combate. También realizará ejercicios de incendio, naufragio y acciones secretas de inteligencia.

Las simulaciones de defensa y ataque formarán parte de la rutina del equipo de tripulantes. El submarino realizará pruebas de buceo en el límite de seguridad, entre otras medidas. Solo después de estos procedimientos el Riachuelo podrá cumplir con la misión de proteger las aguas oceánicas de interés del país. Se sumará a la flota conformada por otros cinco submarinos: Tupi, Tamoio, Timbira, Tapajó y Tikuna, que forman parte de la flota actual de la Marina de Brasil.

domingo, 13 de enero de 2019

Antes de la desaparición del ARA San Juan, la Armada quería renovar la flota de submarinos

Por Andrés Klipphan - Infobae.com (Nota antigua y vigente)
Un informe "secreto" al que accedió Infobae, revela las intenciones de la fuerza de adquirir nuevos sumergibles por el mal estado general de los buques criollos
La desaparición del ARA San Juan junto a sus 44 tripulantes, el 15 de noviembre de 2017, sorprendió a la Armada Argentina en medio de un debate interno para renovar la flota de submarinos.

Tres documentos incorporados por la propia Armada a la causa que lleva adelante la jueza federal de Caleta Olivia, Marta Yañez, revela la intención de contar con cinco sumergibles de "sexta generación" por el mal estado general de los sumergibles criollos.

Se trata de papers rotulados con el sello de "SECRETO" fechados en el mes de abril y junio de los años 2016 y 2017.

Además de describir los aspectos técnicos de los buques de guerra disponibles en el mercado (el más votado fue el alemán 209/1400), el "COMANDO DE LA FUERZA DE SUBMARINOS" volcó en papel la descarnada situación de la flota actual a la que calificó en "estado de obsolescencia".

Entre los argumentos principales para la adquisición de los modernos submarinos, se afirma que esa es la única manera de cumplir con las metas pautadas históricamente para esa fuerza por la DEMIL que significa "Directiva Estratégica Militar", y que en tiempo de paz parecen excesivas, pero que internamente es evidente que se siguen proyectando:
– Desgastar a las fuerzas navales y/o tráfico marino del oponente.
– Ataques a fuerzas navales.
– Operaciones de minado.
– Obtención de información.
– Operaciones de ataque con misiles tácticos a objetivos terrestres, entre otras acciones.

Desconocimiento oficial. El ministro de Defensa, Oscar Aguad, se mostró sorprendido cuando Infobae lo consultó sobre el proyecto que desde hacía dos años venía elaborando el comando de submarinos para la adquisición de cinco nuevos submarinos, los objetivos que aducían en la documentación para sostener la propuesta, y las quejas internas, y volcadas en las actas "secretas", sobre el fallido reequipamiento de las Fuerza Armadas, denominado "PLANCAMIL" (Plan de Capacidades Militares), anunciado en 2011 por Arturo Puricelli, el entonces ministro del área de Cristina Kirchner y que quedó solo en palabras.

Sobre estos temas, Aguad le dijo a Infobae: "Dentro del ministerio de Defensa, o del Estado Mayor Conjunto, en los años 2016-2017 no hay ningún estudio de esa naturaleza. Puede que en la Armada alguien haya hecho eso. Lo desconozco. Ha habido un plan de equipamiento, para las Fuerzas Armadas, ese plan aún existe, pero sobre el plan que me consulta (por la adquisición de submarinos de sexta generación) no solamente no tengo conocimiento, sino que no se conversó de eso. No tengo otra información".

Durante el diálogo telefónico con este medio, Aguad estaba en el norte de nuestro país supervisando el despliegue que realiza el Ejército Argentino en la provincia de Salta azotada por las inundaciones. Esa fuerza militar desplegó, junto a la Cruz Roja, tiendas de campaña con víveres y atención sanitaria. También estaba instalando un puente portátil para unir ciudades aisladas por el desborde del Río Pilcomayo.
La última imagen: dos meses antes de partir a Ushuaia toda la tripulación se sacó una foto arriba del ARA San Juan. Fue el 1º de agosto de este año.
La última imagen: dos meses antes de partir a Ushuaia toda la tripulación se sacó una foto arriba del ARA San Juan. Fue el 1º de agosto de este año.

En el mismo documento que el ministro Aguad asegura que la Armada Argentina, por entonces a cargo del almirante Marcelo Eduardo Hipólito Srur, no elevó a Defensa, y elaborado en el 30 de abril de 2017, en el punto 9 el capitán de fragata Pedro Martín Fernández, brindó detalles sobre las "obras pendientes" en el ARA San Juan.

Las "falencias" que detalla son las siguientes: los sonares tienen "ruido eléctrico"; "el sistema hidráulico tiene pérdidas"; hay "filtraciones en el tanque de combustible"; "está pendiente verificar el ruido en la línea de eje"; entre otras.

Sobre este punto, el comandante -y uno de los 44 tripulantes desaparecidos- informa que sólo es posible repararlo en "dique seco".

El informe recuerda que era imprescindible "tramitar la imperiosa entrada a dique seco del ARA San Juan durante el primer semestre del año 2018 a fin de asegurar su operatividad, dado que lleva en la actualidad 39 meses sin realizar el mantenimiento correspondiente que, de acuerdo con el manual del fabricante, debería ser cada 18 meses".

Como reveló Infobae, esa era la razón por la cual el sumergible no podía navegar a una profundidad mayor de 100 metros ya que a mayor distancia no estaba certificada su "estanqueidad".

"La no renovación de los submarinos existentes implica la pérdida gradual de capacidades únicas de combate y disuasivas de la Armada Argentina", se describe en los documentos.

En el punto 11 del mismo documento titulado: "Estudio de Comando Mayor del COMANDO DE LA FUERZA DE SUBMARINOS. Submarinos de 6ta. Generación" el capitán de navío Claudio Javier Villamide -en la actualidad en disponibilidad preventiva- se queja porque el Plan de Capacidades Militares anunciado durante el gobierno de Cristina Kirchner "era bastante ambicioso", pero que "no pudo cumplirse".

Como ejemplos sostiene que el PLANCAMIL "hablaba de mantener, reparar los actuales submarinos, y recuperar un submarino más, que era el San Luis, ampliar otro submarino, que era el Santa Fe, y comprar cinco submarinos más además de un buque de apoyo de submarinos (un Buque Madres)".

Flota Argentina

El tema de la adquisición de cinco nuevos sumergibles no era sencillo y tenía sus complicaciones. Así queda demostrado en la proliferación de documentos oficiales que analiza la jueza Yañez.

La magistrada ya solicitó la participación de peritos extranjeros para tener una mirada lo más imparcial posible sobre los inconvenientes técnicos con los que el ARA San Juan fue autorizado a navegar.

Sucede que hasta en estos papers, donde el tema principal es la compra de nuevos buques de guerra, las deficiencias del sumergible desaparecido, quedó patentizado.
Bajo el subtítulo de "Análisis del problema", un segundo documento, está fechado en junio de 2017, esto es cinco meses antes de la desaparición del ARA San Juan, se destaca que "en la actualidad la fuerza de submarinos cuenta con tres submarinos; dos de los cuales se encuentran en estado operativo: El submarino ARA Salta, perteneciente a la cuarta generación de submarinos, el cual ha superado ampliamente su vida útil (…)".

En el párrafo siguiente el documento aborda una vez más la situación del sumergible siniestrado. "El ARA San Juan incorporado en 1985, junto con el submarino ARA Santa Cruz, pertenecen a la quinta generación de submarinos".

Allí se describe que el San Juan tuvo su reparación de media vida, que se cortó el casco para el "recambio de los motores diésel y el recambio de los elementos de batería (utilizándose en este caso el replacado de las mismas)", es decir que no se las cambió por otras nuevas.

Sobre el ARA Santa Cruz, los marinos recuerdan que se encuentra en el complejo CINAR (Complejo Industrial Naval Argentino), que depende de Presidencia de la Nación, "realizando reparaciones mayores y cambio de baterías".

Submarinos de sexta generación.

El documento al que Infobae accedió de manera exclusiva, y que está firmado por el ahora ex Comandante de la Fuerza de Submarinos, Claudio Javier Villamide, y por el Jefe de Estado Mayor del Comando de la Fuerza de Submarinos, Héctor Aníbal Alonso, recuerda que "en las anteriores oportunidades que la Armada enfrentó el mismo problema, incorporación/reemplazo de submarinos, lo resolvió comprando submarinos nuevos en tres oportunidades y comprando submarinos usados en dos oportunidades, disponibles luego de finalizada la Segunda Guerra Mundial".

También reconoce que "en la actualidad no existe abundancia de ofertas de submarinos por Armadas que se encuentren desafectando unidades".

Por esta cuestión el abordaje de los marinos argentinos estuvo centrado los submarinos de sexta generación nuevos disponibles en el mercado.

Algunos de los evaluados fueron:

Submarino clase Scorpene
Submarino Clase Scorpene, de origen francés, y que es utilizado, entre otras marinas por la chilena, la india, la Marina Real de Malasia y la de Brasil. Esta última, aclara el documento, ya solicitó cuatro submarinos Scorpene de propulsión diésel-eléctricos los cuales "están siendo construidos por una empresa conjunta formada por la francesa DCNS y la compañía brasileña Odebrecht", la misma del escándalo de los sobornos.

Resultado de imagen para Submarino Clase 214
-El Submarino Clase 214. De propulsión diésel-eléctrica "se ha convertido en un éxito de ventas para la industria de submarinos alemana", refuerza el documento, y destaca que marinas como la de Grecia, Corea del Sur y Portugal los cuentan entre sus filas.

Submarino Tipo 209. Fue el más votado por el Consejo Asesor del Arma Submarina y por ende la clase de buque que la Armada recomienda incorporar. Entre sus virtudes, según los oficiales que lo propusieron, este submarino de sexta generación es "convencional de ataque diésel/eléctricos, desarrollado por un consorcio alemán y a pesar de no ser operado por la Marina de dicho país, ha sido un éxito de exportación". La Armada de Turquía es el mayor consumidor de ese buque y "el primer usuario fue la Armada de Grecia". El informe también destaca que el submarino más votado por la armada de nuestro país "tiene capacidad para llevar 14 torpedos" y la tripulación que puede llevar a bordo "es de entre 30 y 36 hombres".

La desaparición del ARA San Juan con sus 44 tripulantes, en primer lugar, interrumpió las disquisiciones de la Marina para la compra de nuevos sumergibles; pero también agravó el estado de una flota ya diezmada y en "estado de obsolescencia", tal la definición que la Armada hace de ella.

viernes, 14 de diciembre de 2018

Armada rusa adquirirá 12 nuevos submarinos clase Lada

Por Nikolai Novichkov, Moscú - Jane's Defense Weekly - Traducción Desarrollo y Defensa
La Armada rusa planea adquirir 12 submarinos diesel-eléctricos (SSK) más del Proyecto 677 Lada.
Resultado de imagen para Proyecto 677 Lada
"Continuaremos construyendo el Proyecto 636.3 SSKs de la clase Varshavyanka [clase Kilo mejorada] y al menos 12 de los submarinos más nuevos de la clase Lada", dijo el 3 de diciembre el comandante en jefe de la marina, el almirante Vladimir Korolyov. .
Resultado de imagen para Proyecto 677 Lada
Según el almirante, la industria naval rusa de construcción naval está construyendo dos Project 677 SSK más, los Kronstadt y Velikiye Luki. “El submarino Kronstadt fue lanzado a fines de septiembre. Ambos SSK se entregarán a la marina en 2021 ”, dijo. Una fuente de Admiralty Shipyards dijo a Jane que los contratos para el cuarto y quinto submarinos se firmarían en 2019.

viernes, 23 de noviembre de 2018

Suspenden presentación del Pampa por ausencia de Macri

Por Edgardo Aguilera  - Ambito.com
No despega el nuevo Pampa III. Casi 10 años de espera lleva la Fuerza Aérea para incorporar los nuevos jets entrenadores. La línea de producción para 2019, parada por falta de insumos.
Demora . Una vez más se suspendió el acto de entrega de los tres nuevos aviones Pampa . Esta vez no fue la falta de repuestos.
Demora . Una vez más se suspendió el acto de entrega de los tres nuevos aviones Pampa . Esta vez no fue la falta de repuestos.

Una vez más se posterga la entrega de los 3 nuevos aviones IA-63 Pampa III a la Fuerza Aérea Argentina. Esta vez la razón no es la falta de presupuesto ni de repuestos, una constante en la línea de producción de la Fábrica Argentina de Aviones (FAdeA), los aparatos están terminados. El faltazo de Mauricio Macri, -adujo cuestiones de agenda,- obligó a las autoridades de FAdeA a cancelar la ceremonia de presentación de los tres flamantes aparatos prevista para hoy en Córdoba. La suspensión modificará nuevamente el plazo para que el cliente y usuario: la Fuerza Aérea, incorpore a su dotación esta aeronave en una espera que lleva casi 10 años. La planta de aviones no comunicó aún la nueva fecha para el corte de cintas que hará Macri. La proximidad de la cumbre del G-20 descarta que pueda contarse con la presencia del mandatario en lo que resta de noviembre, circunstancia que corre a fecha incierta la entrega formal e incorporación del trío de Pampa III a la actividad operativa. Las tres aeronaves están comprometidas para dotación del escuadrón basado en la VI Brigada Aérea de Tandil.

Incomprensible actitud de la Casa Rosada si se tiene en cuenta que desde la asunción al cargo, Macri tomó en persona con su faceta de ingeniero; algunas veces delegó en Gustavo Lopetegui; el compromiso de impulsar a FAdeA con una salida comercial al mundo privado y la exportación. El Pampa III es el único producto de la planta cordobesa con potencial para captar mercados militares externos.

El IA-63 Pampa es un avión de entrenamiento biplaza con capacidad de combate, diseñado y construido en el país en la década de 1980 con asistencia de la empresa alemana Dornier Flugzeugwerke. Se mejoró en sucesivas versiones hasta llegar a la 3a generación removiendo obsolescencias de partes y conjuntos desarrollados por pymes criollas, resta su colocación en un nicho con interesados regionales, de medio oriente y África.

Tres planes de negocios, variantes de co-producción, duermen en carpetas diseminadas entre las oficinas del ministro Oscar Aguad, el secretario de Investigación, Política Industrial y Producción, Luis Riva y el presidente de FAdeA, Antonio Beltramone. El grupo alemán Grob busca adquirir las células (fuselaje y alas, se diría la carrocería en palabras del rubro automotriz) del Pampa e integrar en Alemania la aviónica, comunicaciones, el tren de aterrizaje y terminar el avión en un modelo propio denominado Wolf, a posteriori se compartiría la tecnología para renovar las máquinas criollas.

En una nueva edición del Congreso Internacional de las industrias Aeronáutica, Defensa y Espacio que motorizó la Cámara Argentina Aeronáutica y Espacial (CARAE) en Córdoba, se conoció el proyecto de México. Lo expuso el general Rodolfo Rodríguez Quezada: sumar fortalezas y alcanzar algún tipo de acuerdo de complementación aeronáutica entre ambas naciones con foco en el IA-63 Pampa III, fabricar y modificar la aeronave en asociación con la industria aeronáutica mexicana, un aporte inmediato sería la planta motriz Honeywell que impulsa al Pampa, se fabrica en Honeywell Aerospace de Chihuahua. La tercera opción de Sudáfrica, el grupo Paramount, vino de la mano del brigadier mayor Alejandro Amorós, comandante de Adiestramiento y Alistamiento de la Fuerza Aérea, se trataría más que nada de un "trading" del Pampa en países árabes y africanos con una mínima renovación del cockpit.

Antes la estatal cordobesa tiene que salvar el obstáculo de asegurar la continuidad en la línea. ¿Hay un plan de producción para 2019? El interrogante parece no tener respuesta si uno mira que tras los tres aparatos terminados con el colorido albiceleste, yacen tres más que no avanzan porque faltan insumos críticos, entre ellos, aviónica, trenes de aterrizaje, actuadores, cartuchos para los asientos de eyección y el cordón detonante para la cúpula, odioso elemento que por controversias con la fecha de caducidad del explosivo iniciador dejó en tierra a la totalidad de los Pampa II en uso en la Fuerza Aérea. Una prueba de laboratorio a una muestra de éste explosivo, que aprobó el Grupo Aéreo de la IV Brigada Aérea basada en Mendoza, volvió a la operatividad a los Pampa II que serán utilizados como observadores en el escudo aéreo montado para el G-20.

Que nos se cuente con esos repuestos destinados al ensamble tiene una explicación; la empresa adeuda a los proveedores clave internacionales, entre ellos Israel Aerospace Industries (IAI), Elbit, Liebherr, MBA y otros locales.

Actualizar la cartera de morosidades para restablecer la provisión de insumos tampoco garantiza que la línea se moverá a ritmo. Una orden de compra en el ambiente de la industria aeronáutica demora en promedio 6 meses desde que se impone hasta que se cuenta con el producto.

lunes, 19 de noviembre de 2018

El ARA San Juan implosionó y el casco está totalmente deformado

(Ambito.com) -  Una de las imágenes que detalla la localización del submarino a 900 metros de profundidad.
Una de las imágenes que detalla la localización del submarino a 800 metros de profundidad.
El submarino ARA San Juan fue localizado sobre el lecho marino con el casco "totalmente deformado, colapsado e implosionado" y sin "aberturas de consideración", partes de la hélice enterradas y restos desperdigados en un radio de 70 metros, informó el jefe de la Base Naval de Mar del Plata, capitán Gabriel Attis, a los familiares de los tripulantes.

Attis detalló el estado del buque, que se encontraba desaparecido desde el 15 de noviembre de 2017, durante dos encuentros que mantuvo durante la madrugada con los familiares, en el hotel céntrico marplatense en el que se alojan y en el predio naval donde amarrar el sumersigle hundido.

Según el reporte al que tuvo acceso la agencia Télam, el buque "Seabed Constructor" de la empresa Ocean Infinity llegó al área del búsqueda a las 22.20 del viernes y comenzó la exploración con un vehículo de operación remota (ROV) a las 23.30.

El punto inspeccionado, añadió, fue detectado "a 907 metros de profundidad" sobre el lecho marino, y según las imágenes captadas por el dispositivo "el casco resistente se encuentra en una sola pieza, totalmente deformado, colapsado e implosionado, y sin aberturas de consideración".

"Se detectó un tubo de aire de alta presión sobre el fondo, más adelante se hallaron pedazos de la libre circulación de popa. En cercanías se divisó el casco resistente en su totalidad desde popa hasta proa por la banda de estribor, observándose que no se encontraba ninguna parte externa al casco resistente adosada al mismo", señaló Attis ante los familiares.

El jefe de la Base indicó además que "avanzando hacia la proa se pudo apreciar tres mástiles torsionados hacia popa, interpretando que corresponden al periscopio de ataque, periscopio de observación y mástil" de Medidas de Apoyo Electrónicas. 

"En la calota de proa se observaron los tubos lanzatorpedos sin sus puertas externas y la ausencia de los tanques de lastre y libre circulación. Recorriendo hacia popa se identificaron el tanque de embarque de torpedos, la escotilla de baterías de proa cerradas y la garita de buzos", acotó.

El informe leído por Attis señaló también que "sobre la banda de babor, el casco resistente se observa muy deformado hacia el interno, la calota de proa visiblemente íntegra y compartimento de torpedos y cámara de oficiales totalmente colapsado hacia el interno".

En cercanías de la proa y sobre la banda de babor, se identificó la vela del buque "recostada sobre su banda de babor", y con su estructura "prácticamente integra".

"En cercanía de la vela se encontró la línea de eje, y la hélice con dos de sus palas enterradas en el fondo y las cinco siguientes totalmente visibles. Siguiendo hacia popa y en cercanías del casco resistente se observaron los restos de los tanques de lastre de popa, con el timón vertical y los planos de popa en posición a subir", agregó.

"En cercanías del casco resistente se observaron restos de los tanques de laste de proa con los tubos de aire de alta presión en su interior esparcidos en las proximidades, con gran cantidad de tubos de aire y otros restos de tuberías, cadenas, amarras y pedazos de chapas", añadió.

Attis indicó que "prácticamente la gran mayoría de los restos observados se aprecian dentro de un radio aproximado de 70 metros del casco resistente, lo que se interpreta como restos de una implosión cercana al fondo".

Aguad: "No hay factibilidad técnica de reflotar el ARA San Juan"

Oscar Aguad.(Ambito.com) - El ministro de Defensa, Oscar Aguad, remarcó que "no hay factibilidad técnica de reflotar" el submarino ARA San Juan del fondo del mar y consideró que "no debe haber en el mundo" herramientas tecnológicas para concretar esa tarea con éxito.

"No es que sea una decisión: no se puede. Es tanto el dolor de algunos familiares, que todavía están haciendo el duelo, que no se pueden generar estas expectativas. Hay pícaros que dicen estas cosas aun sabiendo que no se puede hacer. No se puede jugar así con el dolor", señaló el funcionario nacional. En este sentido, Aguad aseguró que no se trata de un impedimento económico, sino de que "no debe haber en el mundo capacidad técnica como para reflotar una mole de más de dos mil toneladas".

"Nosotros ahora tenemos que pagar 7,5 millones de dólares y eso, en este momento del país, es toda una cifra, y sin embargo no hemos puesto ningún reparo en hacerlo porque sabíamos que podíamos encontrar el submarino", agregó en declaraciones a radio Mitre.

El funcionario ratificó así sus declaraciones luego de que el sábado, en la conferencia de prensa que brindó en el edificio Libertad, sede de la Armada, dijera que el país "no tiene los medios como para recuperar" al ARA San Juan del fondo del mar.

El Ministro de Defensa Oscar Aguad, Aguad junto al Vice Almirante Villan y el Capitán de Navío Balbi en conferencia de prensa en el Edificio Libertad, sede de la Marina Argentina, anunciando oficialmente el hallazgo de los restos del submarino ARA San Juan hundido hace un año en el Atlántico Sur.  "Yo diría que no tenemos medios. No teníamos medios siquiera para bajar a las profundidades del mar. Tampoco tenemos equipamiento para extraer un buque de estas características", señaló.

Por su parte José Villán, jefe del estado mayor de la Armada, pidió "prudencia" en el tema hasta tener mayor precisiones. 

Aguad, aseguró que el gobierno nacional realizará "todos los esfuerzos y hasta lo imposible por saber qué pasó". "Por indicación del presidente Mauricio Macri, lo primero que intentamos fue preservar la vida; luego nos propusimos saber qué pasó y luego buscaremos justicia. Haremos todos los esfuerzos que estén a nuestro alcance para llegar a la verdad", detalló. 

Ante la consulta de si el país está en condiciones de rescatar los restos del submarino, Aguad admitió que "no se tienen medios" para esa tarea.

sábado, 17 de noviembre de 2018

La Armada Argentina confirmó que encontraron el ARA San Juan

(Infobae.com) - Así se lo aseguraron a Infobae las máximas autoridades de la fuerza
La Armada Argentina confirmó que los objetos encontrados a 800 metros de profundidad corresponden al ARA San Juan. Así se lo aseguraron a Infobae las máximas autoridades de la fuerza.
(Armada Argentina)
El submarino que desapareció con sus 44 tripulantes el 15 de noviembre de 2017 fue hallado a las 0.30 del sábado.

"El Ministerio de Defensa y la Armada Argentina informan que en el día de la fecha habiéndose investigado el (Punto Dato) POI 24 informado por la empresa Ocean Infinity, mediante la observación realizada con un ROV (vehículo de observación remota) a 800 mts de profundidad, se ha dado identificación positiva al submarino ARA San Juan", señaló un breve comunicado.
Antes de confirmar la noticia, las autoridades de la Armada se comunicaron con los familiares de los tripulantes.

El viernes por la noche, el buque Seabed Constructor, a cargo de la búsqueda del submarino ARA San Juan, llegó al denominado "Sitio 1". Allí había sido detectado un objeto de "60 metros de longitud", a partir de un nuevo análisis de imágenes recopiladas durante los primeros días de la búsqueda.

El buque, enviado nuevamente a la búsqueda por la empresa Ocean Infinity, arribó a la zona a las 22:23 del viernes. Dos horas después, confirmó que se trataba del submarino desaparecido.

El Seabed Constructor navegó "con mejores condiciones meteorológicas", indicó el parte de la Armada, por lo que no tuvo inconvenientes para los operativos que finalizaron con el hallazgo del submarino desaparecido.
(Armada Argentina)
(Armada Argentina)
La confirmación llegó luego de que uno de los minisubmarinos se sumergiera 800 metros dentro del área "15A-4".

La empresa Ocean Infinity había considerado que se trataba de un "contacto tipo C", es decir, de similitud con un submarino por sus dimensiones. Exactamente, "60 metros de longitud", confirmó un parte oficial difundido horas atrás por la Armada Argentina.

A raíz de esto se tomó la decisión de regresar a la zona el jueves, justo el último día en el cuál el Seabed Constructor tenía previsto hacer la búsqueda antes de suspender sus procedimientos hasta febrero por cuestiones de mantenimiento.

viernes, 16 de noviembre de 2018

Muchos consideraron este submarino como un fracaso total. Podría hacer una gran remontada.

Por Brendan Nicholson - The National Interest - Traducción Desarrollo y Defensa
Un submarino 'Hijo de Collins' puede algún día merodear por los océanos.
Los muchos submarinistas consternados durante décadas por las afirmaciones de que sus barcos de clase Collins construidos en Australia son 'submarinos dudosos' pueden en última instancia ser reivindicados por la aparición de un sofisticado "Hijo de Collins" de largo alcance.

El gigante industrial sueco Saab ahora es dueño de Kockums, la compañía que diseñó el Collins de 3.400 toneladas como una evolución de sus submarinos de clase Västergötland, mucho más pequeños, de 1.130 toneladas. Los suecos fueron excluidos del proceso de evaluación competitiva para diseñar los futuros submarinos de Australia porque algunos en el Departamento de Defensa de Australia opinaban que no estaban a la altura del trabajo ya que no habían construido un submarino durante muchos años.

Pero los escandinavos parecen ponerse al día. Kockums ya produjo un 'Son of Collins' más pequeño en el A26 de 1,800 toneladas producido para la marina sueca para reemplazar sus barcos de clase Västergötland.

Ahora Saab se ha asociado con el grupo holandés de construcción naval Damen en un concurso para presentar una oferta por el contrato para construir cuatro submarinos de largo alcance de alrededor de 3,400 toneladas para reemplazar los barcos de 2.650 toneladas utilizados por la Marina Real de los Países Bajos.

La intención es que la armada holandesa continúe desempeñando un papel importante en las aguas europeas y en todo el mundo y, como hacen los submarinistas australianos, viajar muy lejos de casa. Si bien muchos submarinos europeos son pequeños y tienen un alcance relativamente corto, la "morsa" puede viajar aproximadamente 18.500 kilómetros sin repostar. Eso le permite llegar a territorios holandeses en el Caribe que alguna vez comprendieron las Indias Occidentales Holandesas.
Resultado de la imagen para Collins Submarino
El alcance de los submarinos de clase Collins de Australia es de aproximadamente 21,300 kilómetros y se espera que la opción buscada por los holandeses coincida con eso. El objetivo de la oferta es combinar el diseño modular submarino sueco y las técnicas de producción con la tradición de la construcción naval holandesa.

Si el consorcio sueco-holandés gana la competencia, los nuevos submarinos "expedicionarios" de la marina holandesa, diseñados para operaciones de muy largo alcance, se desarrollarán de muchas maneras en buques de la clase Collins.

Saab-Damen dice que el submarino expedicionario se basaría en las capacidades del A26 sueco y pone en práctica la experiencia del submarino de clase Collins diseñado en Suecia con la Royal Navy australiana. Esos factores, y las lecciones operativas reflejadas en la actualización del Gotland, tienen la intención de garantizar que el submarino holandés propuesto esté equipado con tecnología de punta y los beneficios de los equipos clave que se utilizan en tres clases de submarinos, incluido el Collins.

El submarino sueco-holandés tendrá un compartimento y una compuerta a través del cual las fuerzas especiales pueden abandonar y volver a entrar en el barco y a través del cual se pueden lanzar pequeños vehículos tripulados o no tripulados.

La competencia holandesa se decidirá en 2021. Se cree que el principal rival de Saab-Damen en el proceso de selección es el Grupo Naval de Francia, que ya recibió el contrato para construir 12 nuevos submarinos para Australia. Los franceses tienen una historia, desde hace siglos, de construir barcos de guerra muy buenos y nada ha surgido para sugerir que no construirán 12 submarinos excelentes, de largo alcance y sigilosos para la RAN.

Las mejoras al submarino sueco Gotland que se agregaron durante una mejora de mediana edad en el astillero de Saab en Karlskrona incluyeron un sistema de propulsión independiente del aire Stirling (AIP) y un nuevo mástil optrónico para reemplazar el periscopio tradicional. Combinado con las baterías modernas, se espera que un sistema AIP similar permita que el nuevo submarino permanezca sumergido durante semanas a la vez sin tener que ascender a la profundidad del periscopio para elevar su snorkel. Algunos sistemas nuevos instalados en el Gotland y probados en operaciones se están utilizando en el A26, lo que, nuevamente, reduce el riesgo tanto para los constructores como para los operadores de submarinos.
Resultado de imagen para A26
La experiencia de Australia es valorada en el extranjero. En 2015, se enviaron ingenieros de la sede australiana de Saab en Adelaide para ayudar a diseñar el nuevo A26 de Suecia y trabajar en la mejora de la mediana edad de Gotland.

El proyecto de Collins ciertamente tuvo grandes problemas, pero no fueron peores de lo que se esperaría en ningún país que lanzara un programa así desde cero. El proyecto se convirtió en un juego político tan conveniente que, fuera de la RAN, muchos australianos todavía ven los barcos como un fracaso. Para un país que nunca había construido un submarino, el proyecto fue, para Australia, una importante empresa nacional que comenzó con una extensión de tierra pantanosa cerca de Adelaide y, después de una serie de problemas importantes, produjo lo que muchos en la RAN dicen que son los más importantes del mundo. Los mejores submarinos convencionales.

Debido a que los suecos fueron excluidos del proceso de evaluación competitiva para la próxima generación de submarinos de Australia, parte de la experiencia general, y las lecciones duras, a menudo amargas, obtenidas de la construcción y el mantenimiento del Collins fueron abandonadas. Es probable que ese conocimiento fluya hacia el diseño de un barco para los holandeses.

Si el consorcio gana la competencia, algunas secciones del casco se construirán en Suecia y se enviarán a Vlissingen en los Países Bajos para que se puedan adaptar. Saab y Damen dicen que ven un mercado creciente para este tipo de submarino convencional avanzado y, si su oferta es exitosa, esperan vender más internacionalmente.

Aquellos en nuestro Departamento de Defensa que sintieron que la experiencia adquirida en la construcción, el mantenimiento y, en última instancia, la extensión de la vida y la capacidad de nuestros submarinos deberían convertirse en un nuevo "Hijo de Collins" australiano, tal vez algún día veamos un barco de este tipo tripulado por marineros holandeses.

Seawolf: el primer submarino que la Marina estadounidense quiere mantener ultra secreto

Por David Axe - The National Interest - Traducción Desarrollo y Defensa
Y ahora sabemos por qué. 
Es posible que Seawolf haya recibido el mismo equipo bajo el hielo que probó Connecticut en 2011. El Ártico es, después de todo, una nueva área de preocupación para la Marina. Con el retroceso del hielo, se están abriendo nuevas rutas de navegación y las marinas extranjeras se están volviendo más activas.

En algún momento, aparentemente en agosto de 2013 , el USS Seawolf  un submarino nuclear de la marina estadounidense  alivió fuera del puerto de Bremerton, en el estado de Washington, en lo que probablemente fue su quinto o sexto despliegue desde la puesta operativo en 1997.

Un mes después, la Sexta Flota de los EE.UU., a cargo de los buques en aguas europeas, publicó una serie de fotos en el sitio web Flickr que  representa  al embajador de los EE. UU. en Noruega, Barry White, recorriendo el muelle de Seawolf de 350 pies de largo en la base naval de Haakonsvern en el sur de Noruega a miles de millas del estado de Washington.

La forma en que Seawolf llegó a Noruega, y lo que pudo haber hecho en el camino, ofrece una visión rara y tentadora de algunos de los barrios más reservados de los aspectos menos comprendidos del poder naval estadounidense. Parece que Seawolf viajó a Noruega a lo largo de un camino que rara vez tomaba un barco, debajo del hielo ártico.

Servicio silencioso:

A la Marina no le gusta hablar de sus submarinos. Después de todo, la mayor ventaja de un submarino es su sigilo. Y de los aproximadamente 70 submarinos de la rama de navegación, el Seawolf y sus dos embarcaciones hermanas, Connecticut y Jimmy Carter, se encuentran entre las más reservadas. Busque los nombres de cualquiera de los submarinos de la Marina de la clase de Los Ángeles, los más numerosos de la flota, y obtendrá resultados: declaraciones de la Armada y publicaciones de fotos, artículos de noticias ocasionales. Pero trata de buscar barcos de la clase Seawolf y obtendrás casi nada.

Su sitio web oficial  está bloqueado . La última vez que apareció el exterior de Seawolf en una foto de la Armada fue en 2009. Eso es porque Seawolf y sus hermanas son especiales. Más nuevos, más grandes, más rápidos y más pesados ​​que los submarinos de ataque estándar, los Seawolf de casi 3.000 millones de dólares por unidad han sido equipados con cientos de millones de dólares en equipos únicos y están asignados a su propio escuadrón especial en el estado de Washington. Se despliegan durante meses a la vez a menudo sin ningún aviso público. La esposa de un marinero de Seawolf describió el barco como " impredecible ".

Un continuo tamborileo de citas de la Marina es un testimonio mudo de misiones secretas de combate realizadas con éxito aparente. En 2007, el equipo de 140 hombres de Seawolf obtuvo una Mención de Unidad Meritoria, aproximadamente equivalente a una Estrella de Bronce obtenida en combate, y en 2009 siguió con una Mención de Unidad de la Marina, igual a una Estrella de Plata.

Sabemos lo que la fuerza submarina en su conjunto hace para ganarse la vida: reunir inteligencia, lanzar misiles de crucero contra terroristas y a estados deshonestos, enviar comandos a tierra para reconocimiento y redadas. Pero no sabemos cuál de estas misiones atribuir a Seawolf.

Tampoco podemos decir con certeza exactamente donde Seawolf ejerce su tarea en la sombra. Normalmente está asignado a la Flota del Pacífico, pero incluso eso puede cambiar en un apuro.

Piezas de rompecabezas:

Esto es lo que sabemos. En marzo de 2011, la nave hermana de Seawolf, Connecticut, fue elegida por el raro honor de operar bajo el hielo del Ártico para pruebas. Connecticut y el flamante  submarino de la clase de Virginia  New Hampshire navegaron al norte de Prudhoe Bay, Alaska, para uno de los infrecuentes ejercicios "ICEX" de la Marina, iniciados después del submarino USS Nautilus, en 1958, se convirtió en el primer barco submarino en llegar al Norte. Polo.

Connecticut "trabajó con el Laboratorio de Submarinos Árticos de la Armada de los EE. UU. Y el Laboratorio de Física Aplicada de la Universidad de Washington para probar nuevos equipos y entrenar para operaciones bajo el hielo en un entorno ártico", anunció la Armada  .

El nuevo equipo incluye “el sonar de alta frecuencia para operaciones seguras del Ártico y el sistema de comunicaciones acústicas Raytheon profundo Sirena,” la rama de vela  añadió . Sabemos que Seawolf pasó casi tres años en dique seco a partir de septiembre de 2009. Los contratistas hicieron  $ 280 millones en trabajo . Y cuando Seawolf regresó a las frías aguas del Pacífico en abril de 2012, fue "aún más capaz y efectiva que en cualquier otro momento en sus 15 años de servicio", según el Cdr. Dan Packer, su comandante en ese momento.

Es posible que Seawolf haya recibido el mismo equipo bajo el hielo que probó Connecticut en 2011. El Ártico es, después de todo, una nueva área de preocupación para la Marina. Con el retroceso del hielo, se están abriendo nuevas rutas de navegación y las marinas extranjeras se están volviendo más activas. "Tenemos algunos intereses fundamentales, intereses de seguridad, en la región ártica", dijo el almirante Gary Roughead, entonces el principal oficial de la Armada,  en 2009 .

Recepción fría

En cualquier caso, es evidente que Seawolf ha cruzado la cima del mundo para su despliegue actual. Hablando de manera práctica, no hay otra forma en que el barco pudiera haber llegado a Noruega pocas semanas después de salir de su puerto en el estado de Washington.

Entonces, ¿qué estaba haciendo Seawolf bajo el hielo? Lo más probable es simplemente entrenar ... para luchar bajo el hielo. Para un equipo submarino, ir al Ártico "nos da la oportunidad de probar nuestros sistemas de combate, nuestros sistemas de navegación, nuestros sistemas de comunicación y cómo es operar en este entorno tan desafiante", dijo Roughead hace varios años.

Y hay buenas razones además de una tradición de secreto para hacerlo en silencio. Considere la reacción de Moscú al ICEX 2009. "Cualquier acción de submarinos extranjeros en las proximidades de las fronteras marítimas de Rusia naturalmente exige un mayor escrutinio de nuestra parte", advirtió un portavoz del Kremlin. Los rusos también quieren saber qué están haciendo los submarinos de Estados Unidos.

viernes, 2 de noviembre de 2018

El Gobierno extendió el contrato con Ocean Infinity para continuar con la búsqueda del ARA San Juan

(MinutoUno) - El Gobierno extendió el contrato con Ocean Infinity para continuar con la búsqueda del ARA San Juan
El Gobierno extendió el contrato con Ocean Infinity para continuar con la búsqueda del ARA San Juan
El acuerdo extenderá el período de búsqueda del submarino desaparecido hace ya casi un año por dos meses más. El Gobierno acordó este jueves con la empresa Ocean Infinity extender por 60 días la búsqueda del submarino ARA San Juan, desaparecido el 15 de noviembre de 2017.

Desde el inicio de las operaciones el buque Seabed Constructor analizó más de 15 mil kilómetros cuadrados de mar argentino sin éxito hasta el momento. La búsqueda entró en las dos últimas semanas por lo que este jueves se resolvió la extensión del contrato por dos meses más. Los técnicos de Ocean Infinity admitieron a los familiares de los 44 tripulantes "estar desorientados" y no contar con certezas acerca del paradero de la nave desaparecida hace casi un año.

Durante la búsqueda se realizó el rastrillaje de 13 zonas sin éxito y se descartaron 22 contactos de interés, la mayoría de ellos formaciones rocosas de gran porte y se encontró un viejo barco hundido.

jueves, 1 de noviembre de 2018

Surgen imágenes del nuevo submarino chino

Por Andrew Tate, Londres - IHS Jane's Defense Weekly - Traducción Desarrollo y Defensa

Han surgido fotografías en foros en línea que muestran que se ha construido un nuevo diseño de submarino en el astillero chino Jiangnan Changxingdao. Fuente: Via mil.news.sina.com.cn

Aunque las imágenes no permiten realizar estimaciones precisas del tamaño del barco, parece que el submarino tiene aproximadamente 50 m de largo con un diámetro de casco de presión de aproximadamente 5 m. La característica más significativa que se desprende de las fotografías es la ausencia de una aleta (vela). Las imágenes se tomaron mirando hacia arriba y no muestran detalles de la carcasa y el carenado, que parece estar en la posición donde normalmente se construiría la aleta.

No se ha publicado información oficial sobre el barco, pero las publicaciones en línea sugieren que se trata de un submarino experimental. Las imágenes no dan ninguna indicación de cuántos torpedos o tubos de misiles tiene, si los hay.

Las imágenes satelitales del astillero de Wuchang en Wuhan tomadas en octubre de 2014 mostraron un pequeño submarino junto al pontón de acondicionamiento. Se estimó que tenía 35 m de largo con una viga de unos 3,5 m. Sin embargo, no han surgido más fotografías de satélites ni de observadores en tierra, a pesar de que el barco habría tenido un tránsito fluvial de más de 800 km para llegar al mar.

sábado, 27 de octubre de 2018

Ocean Infinity quiso suspender la búsqueda del ARA San Juan y la Armada lo obligó a continuar

Por Gabriel Bermudez - Clarin.com
El gobierno exigió a la empresa que cumpla con el contrato. Y dieron marcha atrás.

El ARA San Juan. Hace un año partió desde Mar del Plata a su última misión.

Tras anunciar que suspendía hasta febrero la búsqueda del submarino argentino desaparecido ARA San Juan, la empresa Ocean Infinity debió dar marcha atrás y comunicar que el operativo continúa, tal como está previsto por contrato. Fue la manera de reparar un escándalo que comenzaba a tomar forma. Y todo sucedió con el Seabed Constructor (el barco ultra tecnológico que rastrea) en alta mar. Una intimación enviada en las primeras horas de la tarde del viernes desde el ministerio de Defensa obligó a la compañía a cambiar de planes.  Pero igualmente la continuidad del rastrillaje, que está muy cerca de cumplir el plazo mínimo de 60 días acordado, sigue con muchas dudas.

La primera versión de la jornada llegó en el habitual informe matinal de situación del buque noruego. A media mañana, se comunicó allí la decisión de suspender preventivamente la búsqueda y poner proa a Punta Arenas, en Chile. "Les resulta inútil seguir ampliando áreas, por lo que van a realizar un estudio pormenorizado en tierra de toda la data recogida, para luego determinar cómo siguen y por cuanto tiempo", revelaron a mediodía los cuatro observadores familiares que representan a la tripulación del submarino. Les dijeron que iban a ser desembarcados en el puerto chileno. 

Por su parte, los tres veedores que representan a la Armada comunicaron la novedad a la fuerza que, a instancias del ministerio de Defensa, se puso en contacto con las autoridades de Ocean Infinity.  La firme postura oficial salió a luz a primera hora de la tarde. "La Armada Argentina, dependiente del Ministerio de Defensa, en el marco de las operaciones de búsqueda del Submarino ARA “San Juan” informa que ante la solicitud de la empresa Ocean Infinity de suspender transitoriamente las operaciones, ha coordinado con la misma la continuidad de la búsqueda en cumplimiento del contrato vigente", dice la breve nota. 

El convenio suscripto en agosto pasado fija un plazo mínimo de 60 días y máximo de 120  para la compañía y la obliga a absorber todos los costos del operativo si en ese plazo no encuentra al submarino.

La comunicación oficial no tardó en impactar a bordo del Seabed Constructor. En una nueva reunión de 20 minutos, el director de la misión informó a veedores y observadores que la decisión de frenar la búsqueda quedaba en suspenso. "Significa que se terminará el área 11 y mientras tanto decidirán qué hacer", explicaron los voceros de los familiares. Les ratificaron que el submarino "no se encuentra en las áreas 1 y 2", las más próximas a los dos indicios más fuertes del operativo: el lugar de la última comunicación satelital Iridium del submarino a las 8:36 del 15 de noviembre y el del evento anómalo informado el 23 de noviembre por la Organización del Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares (CTBTO) con sede en Viena.

Ocean Infinity inició el operativo con 5 áreas, incluidas las 1 y 2, todas ya rastrilladas previamente por la Armada y la ayuda internacional, que se retiró a fines de marzo. Luego agregó 7 más, algunas mar adentro y a una profundidad de más de 2.000 metros. Pero no logró resultados concretos. En casi 50 días de labor, desechó 20 contactos, la mayoría formaciones rocosas. Del 17 de noviembre a agosto pasado, el operativo había descartado 81 indicios y dejado 13 sin verificar. Como la empresa aún no entregó su informe a las autoridades, se desconoce si coinciden o no con los 20 recopilados desde el 7 de setiembre, cuando partió desde Comodoro Rivadavia.

En ese puerto había anunciado ayer Ocean Infinity que amarraría el miércoles 31. En la segunda parada técnica (la primera fue el 3 de octubre) tenía previsto recambiar la tripulación y reaprovisionarse. Sin embargo, ayer por la tarde, durante cinco horas, un buque cisterna le proveyó de combustibles. Luego llegó el anuncio de la suspensión del operativo, la contramarcha por presión del gobierno y la vuelta a fojas cero. Como se encuentra el operativo para dar con el submarino y calmar la angustia de los familiares de su tripulación, que ayer con dolor recordaron que hace un año el submarino partía desde la base naval de Mar del Plata. 

viernes, 26 de octubre de 2018

CABI Cattaneo presenta el vehículo Deep Shadow de entrega de buzos tácticos

Por Luca Peruzzi, París - Jane's Navy International - Tradución Desarrollo y Defensa

CABI Cattaneo's Deep Shadow SDV. Fuente: CABI Cattaneo
El fabricante italiano de sistemas navales CABI Cattaneo dio a conocer los detalles de su nuevo vehículo de entrega de nadadores Deep Shadow (SDV) de fuerzas especiales en la exposición Euronaval 2018 en París.

El vehículo cuenta con un diseño modular y promete flexibilidad operacional y de carga útil para cumplir con los múltiples requisitos de la misión.

Con una longitud total de 9 m, un ancho de 1.45 m y un calado de casco de 1.8 m, el vehículo puede acomodar a dos pilotos y cuatro buzos de combate totalmente equipados. También está disponible una opción para transportar vainas externas, que pueden adaptarse a equipos de misión adicionales.

El vehículo cuenta con un casco compuesto con dos propulsores horizontales (proa y popa) y dos verticales integrados en el casco para aumentar la maniobrabilidad de la plataforma. Tiene un peso vacío de seis toneladas, es alimentado por paquetes de baterías de iones de litio y puede operar a velocidades máximas de más de 8 kt y un rango de 46  millas nauticas a 5 kt.

El SDV puede realizar una serie de operaciones de fuerzas especiales, incluida la proyección encubierta en el entorno litoral, la vigilancia y el reconocimiento, las operaciones de lucha contra el terrorismo y la lucha contra la piratería, las contramedidas de minas y la protección marítima, y ​​el despliegue y recuperación de dispositivos no tripulados remotos.

viernes, 19 de octubre de 2018

BMT para apoyar el proyecto de Tailandia para desarrollar submarinos midget

Por Jon Grevatt - IHS Jane's Defense Industry - Traducción Desarrollo y Defensa
El grupo británico de ingeniería BMT para apoyar el proyecto de Tailandia para desarrollar submarinos midget ganó un contrato de la Royal Thai Navy (RTN) para respaldar su programa para diseñar un submarino enano.

BMT dijo en un comunicado de prensa el 17 de octubre que bajo el nuevo contrato, cuyo valor no fue divulgado, brindará asistencia a la RTN durante la fase de diseño del proyecto. El contrato se firmó en septiembre y el trabajo, que se llevará a cabo desde las oficinas de BMT en Bath, Reino Unido, está programado para completarse en el primer trimestre de 2019. "Se ha contratado a BMT para recomendar las mejores prácticas de administración de ingeniería específica de submarinos para ayudar a RTN a minimizar el riesgo durante la fase de diseño", dijo

El misterio del ARA San Juan: el submarino no se encuentra en la zona donde se produjo la presunta implosión

Por Andrés Klipphan - Infobae.com
Información exclusiva de Infobae revela que el ARA San Juan no pudo ser hallado en las proximidades del lugar donde se estimó su colapso ni en el de la última comunicación

La búsqueda del ARA San Juan por parte de la firma norteamericana Ocean Infinity llegó a su primera conclusión que desalentó a los familiares de los 44 tripulantes desaparecidos hace 11 meses: el submarino no se encuentra en las inmediaciones donde se produjo la presunta implosión del buque de guerra.

En su momento, el 22 de noviembre de 2017, el ex vocero de la Armada, Enrique Balbi, denominó a ese evento, a través del cual los marinos podrían haber fallecido en "40 milisegundos", como una "anomalía hidroacústica" producida "tres horas después y a 30 millas náuticas de distancia de la última ubicación que había reportado".

La novedad ya fue informada al ministro de Defensa, Oscar Aguad, y a los dolientes que estaban esperanzados en que la tecnología de buque Seabed Constructor permitiese hallar al navío en los primeros 20 días de rastrillaje de los, como mínimo, 60 de operatividad, según las imposiciones del pliego de contratación directa.
El buque Seabed Constructor en el puerto de Comodoro Rivadavia (Walter Calderón)
El buque Seabed Constructor en el puerto de Comodoro Rivadavia (Walter Calderón)

Por este motivo, ahora la atención se centra en la ubicación en que se registraron tres intentos de comunicaciones realizadas desde el ARA San Juan –después de la presunta implosión- y que la Armada no lo registró en los libros en su momento, y fueron añadidos después, según las declaraciones que obran en la causa que por la tragedia se investiga en el juzgado federal de Caleta Olivia, a cargo de Marta Yáñez.

Hacia esa posición se encamina en este momento el buque que lleva a bordo a cuatro familiares de las víctimas, entre ellos a Luis Tagliapietra, padre de Alejandro, uno de los oficiales de a bordo, y cabeza visible de una de las tres querellas.

"Las certezas que nos viene dando este operativo de búsqueda es que el submarino no está en lo que fue marcado como epicentro del evento hidroacústico; no está en cercanías de la última posición que se dio en virtud de la última comunicación, de ese PIN satelital. Ahí no está. Es una zona que se revisó una y otra vez y no está", reconoció angustiado, aunque aún con esperanza, Tagliapietra en diálogo telefónico con Infobae.

"Ahora se nos abre una serie de preguntas. Si bien tengo la misma fe y esperanza de encontrarlos en otro lado, se disparan interrogantes como saber qué pasó y viene ligado a los personajes que nos han mentido y nos han ocultado información y dilataron todo lo más que pudieron", agregó el abogado.

Y amplió: "Hay personas que saben mucho más de lo que nos dijeron, empezando por el ministro de Defensa Aguad; siguiendo por el ex jefe de la Armada, el almirante Marcelo Srur; el contraalmirante Luis Enrique López Mazzeo, que era el Comandante de Operaciones Especiales (COA) y el capitán de navío Claudio Villamide, que era el Comandante de la Fuerza de Submarinos. Estos son los cuatro actores que nos han mentido desde el primer momento y saben mucho más de lo que nos dicen y de lo que le dicen a la justicia. Yo estoy absolutamente descreído de este sistema de justicia. Lo uso porque no me queda otra, porque es lo único que tengo, es la herramienta que tengo a mano, pero no creo que sirva".

Tagliapietra, además, desde la cubierta del buque de Ocean Infinity, denunció que la jueza del caso aún no tomó medidas de prueba que solicitaron las querellas como, por ejemplo, tomarle declaración al jefe directo del suboficial de inteligencia Castillo, que estaba a bordo del submarino para identificar a los presuntos pesqueros extranjeros que operaban en aguas nacionales y a los buques de guerra de la Armada Británica y a los aviones pertenecientes a "gobernación Malvinas", tal como consta en la última Orden de Operaciones que recibió el comandante del ARA San Juan.

"La jueza llamó al jefe de Inteligencia de la Armada, al ex y al nuevo, pero nunca llamó al superior directo de Castillo y además el que le dijo a Castillo 'vos vas', quien además tiene responsabilidad por haberlo embarcado un día antes sin ningún tipo de preparación, explicó el abogado querellante.

Tagliapietra también informó a Infobae cómo sigue la búsqueda del submarino: "Ahora estamos rastrillando la Zona 6 Norte, Zona 9 y Zona 10, que serían las coordenadas donde tendría que haber estado el submarino si hubiese seguido navegando hasta las 14:18 del 15 de noviembre pasado, que fueron esos tres intentos de comunicación que la Armada no registró y que, después se supo por el testimonio de un suboficial en comunicaciones, se agregaron cuando tomó estado público a través del portal Infobae que se había perdido comunicación con el ARA San Juan".

Sobre ese mismo tema, el capitán de ultramar y perito Marcelo Covelli opinó: "Lo más probable es que luego de la explosión el submarino podría haber salido a la superficie y habría realizado esos tres intentos de comunicaciones. O sea que el informe del especialista norteamericano Bruce Rule no sería acertado en cuanto a que al ruido detectado sería del colapso del casco".

Bruce Rule es un ex jefe de análisis acústicos de la Oficina Naval de Inteligencia de Estados Unidos que elaboró el único informe detallado sobre la desaparición del buque y que basó parte de su análisis en la información publicada por la Organización del Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares (CTBTO, por sus siglas en inglés) y que estableció, de forma concluyente, que la señal fue producida por el colapso del casco del único submarino argentino en operaciones "a gran profundidad, a las 13:58 GMT (10:58 hora local)".

La segunda conclusión del experto norteamericano es que la duración del "evento de colapso fue de sólo 40 milisegundos", es decir, según el mismo explicó: "El evento fue instantáneo y fatal".

Como se ve, a escasos 30 días para que se cumpla un año de la peor tragedia de la Armada Argentina en tiempos de paz, hay más misterio que certezas sobre las razones, los porqués, y las responsabilidades políticas y de la Armada en la desaparición del ARA San Juan y sus 44 tripulantes.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...