Mostrando entradas con la etiqueta Relaciones internacionales. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Relaciones internacionales. Mostrar todas las entradas

domingo, 20 de enero de 2019

Acuerdo UE-Mercosur: Bolsonaro le dio luz verde a Macri para avanzar

Por Natasha Niebieskikwiat - Clarin.com
Así surgió de un diálogo entre ambos jefes el miércoles en Brasil. Buscan agilizar el bloque comercial.

El miércoles pasado, apenas comenzada la reunión final de presidentes y ministros, Jair Bolsonaro le dijo a Mauricio Macri que le presentaba al ministro de su gobierno más pro Argentina: Paulo Guedes.

Fue un gesto claro. A ello le siguió una breve exposición de Guedes sobre lo que expresó en octubre a la prensa acerca de que ni Argentina ni el Mercosur iban a ser prioridad para la administración entrante. Guedes explicó a Macri que sólo había querido referirse a los intereses internos de su país. Pero fue mucho más allá y le dijo que en política exterior la nueva administración de Brasilia sí quería mejorar el bloque. Eso incluye su modernización, flexibilización y darle luz verde a las negociaciones para cerrar un acuerdo de libre comercio con la Unión Europea. "Eso es música para mis oídos", exclamó Macri para terminar de descomprimir.

Desde que llegó al poder a fines de 2015, Macri intentó sin éxito apurar el TLC entre el Mercosur y la Unión Europea. Pero los brasileños entraron en crisis. Destituyeron a Dilma Rousseff y la debilidad del gobierno transitorio de Michel Temer no ayudó. Por su parte, los europeos, como los franceses, polacos e irlandeses, se oponen a cerrar un acuerdo.

Así entonces, la luz verde de Guedes a Macri es al menos una gran noticia para facilitar el trabajo de Argentina en este semestre que tiene la presidencia mercosuriana. Por cierto, el canciller, Jorge Faurie, ya invitó a Buenos Aires a su par Ernesto Araujo. 

El viaje de Macri a Brasil fue más exitoso de lo esperado. De su ausencia en la asunción de Bolsonaro, en Brasilia, el 1 de enero, ya nadie habla.  Aunque no hubo anuncios importantes y la declaración conjunta fue muy general, el viaje del miércoles estuvo cargado de planes y gestos divertidos entre las partes. El Planalto e Itamaraty organizaron los encuentros de manera pragmática. Primero las bilaterales ministeriales:  Faurie con Araujo; Patricia Bullrich y Germán Garavano con Sergio Moro, a quien le propusieron incorporar a Estados Unidos al control de seguridad en la Triple Frontera, como anticipó Clarín. Es decir, relanzar el desaparecido Grupo 3+1. 

Nicolas Dujovne y Dante Sica estuvieron con sus pares. Estos deberán abordar la cuestión del comercio, sobre todo automotriz. Según contaron altas fuentes a este diario, Oscar Aguad y Fernando Azevedo e Silva empezaron a hablar de los lineamientos para armar una fuerza combinada de paz para ir a misiones conjuntas bajo el consentimiento de Naciones Unidas. Una primera experiencia, se dijeron, podría ser en la frontera de Israel con el Líbano. Y también hablaron de hacer patrullaje conjunto en el Atlántico Sur. Mientras tanto Macri y Bolsonaro conversaron a solas, a lo que se unieron el secretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo. Y después todos juntos, donde Bolsonaro introdujo a Guedes con Macri. 

No faltaron bromas. El ex capitán de Ejército hoy presidente de Brasil miró en un momento a Garavano y con los dedos le hizo el gesto a él y a Macri de que el ministro de Justicia y Derechos Humanos de Argentina debía cortarse pelo. Lo tiene bastante largo. Hubo risas. La situación que después sí vieron los periodistas fue la de un gesto de Bolsonaro replicando la figura de un arma con su pulgar e índice: algo muy típico de él y su entorno pero que incomodó un poco al argentino. 

En Brasil entre tanto -donde no hubo mucho despliegue en la prensa a esta bilateral - se preguntaban si Macri eligió intencionalmente el color de su corbata para dar un mensaje "subliminal"  Era púrpura pero daba algo rosada. Es que una ministra evangelista del presidente brasileño hizo una polémica sugerencia al decir que los nenes debían vestirse de azul y las nenas de rosa. La del presidente brasileño por cierto era azul.

jueves, 17 de enero de 2019

Macri y Bolsonaro promueven una inédita alianza estratégica para las relaciones bilaterales entre Argentina y Brasil

Por Román Lejtman - Infobae.com
(Enviado especial a Brasilia) Conectaron. Mauricio Macri y Jair Bolsonaro descubrieron que tienen muchas cosas en común y que esa unidad de criterio puede abrir un capítulo inédito en las relaciones diplomáticas entre Argentina y Brasil. Macri inició su primera gira del año con módicas expectativas, asumiendo que Bolsonaro relativizaba la importancia del Mercosur y tenía una estrategia cuasi militarista para resolver la crisis de Venezuela. Bolsonaro, a su turno, consideraba que Macri forzaba su estrategia internacional y perdía tiempo con un gradualismo económico que hackeaba su reelección.

Puesto en movimiento los prejuicios de ambos mandatarios, la Cumbre de Brasilia no tenía otra alternativa que concluir con un comunicado oficial de color gris y escrito en léxico florentino para mantener las apariencias. Pero Macri y Bolsonaro asumieron que tenían códigos similares y en un chasquido de dedos se propusieron unir fuerzas y diseñar una estrategia geopolítica que puede influir en el orden global.

Macri llegó a Brasilia con la táctica de aplicar el método del factor humano que usó Nelson Mandela para gobernar un país racista con mayoría negra. Mandela se apoyó en el rugby y ese deporte de élite hizo el milagro de unir a una nación atravesada por el virus del apartheid. El presidente argentino interpretó a su ícono del siglo XX y planteo su reunión con Bolsonaro en clave amistosa y distendida.

Acertó: su colega brasileño describió a su familia ensamblada y confesó los malos momentos que le hizo pasar Boca Juniors cuando Macri estaba a cargo del equipo más popular de la Argentina. Macri sabe lo que es una familia ensamblada y mucho más de la historia xeneize. Pero las coincidencias no terminaron aquí, al momento de buscar otros puntos de contactos: los dos eran perdedores en sus respectivas campañas electorales, y los dos derrotaron estructuras de poder que aparecían invencibles para el establishment y los medios de comunicación.

Fue en ese momento que Macri y Bolsonaro comprendieron que podían construir una estrategia geopolítica común para Argentina y Brasil. Y ese sentimiento compartido fue respaldado por una secuencia realista en el ejercicio de poder. Todos los ministros y secretarios argentinos que participaron en las seis reuniones oficiales propuestas por Brasil, coincidieron frente a Macri que sus contrapartes locales trasmitían buena fe e intenciones políticas para alcanzar acuerdos estratégicos.

Y esos probables acuerdos, que implican el motor de la relación bilateral, están relacionados a la seguridad de las fronteras, el terrorismo, la colaboración judicial, la lucha contra el narcotráfico y el lavado de activos, la flexibilidad del Mercosur, el intercambio comercial, la cooperación en materia satelital y nuclear y la participación conjunta en misiones de paz ordenadas por Naciones Unidas. "Mejoraran las relaciones históricas entre Argentina y Brasil", sintetizó Macri ante Infobae.
(Presidencia)
Esta opinión del presidente argentino ya tiene su correlato. Bolsonaro cree que el Mercosur es una construcción ideológica apoyada en una estructura jurídica que atrasa décadas. Macri comparte la posición de Bolsonaro, pero estaba solo en el bloque regional cuando proponía cambios profundos al funcionamiento del Mercosur. Ahora, los dos jefes de Estado con más volumen político en la asociación multilateral, pueden promover una nueva lógica económica y legal del Mercosur que beneficie por igual a sus cuatro socios (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay).

La predisposición de Bolsonaro respecto al Mercosur no terminó en el capitulo modernización y aggiornamiento. Macri también logró en Brasilia que Bolsonaro avalara la negociación con la Unión Europea, una quimera multilateral que se inició hace ya veinte años. "Queremos cerrar el acuerdo cuanto antes. Porque beneficia al Mercosur y a las economía propias de sus cuatro integrantes", enfatizó el canciller Jorge Faurie en diálogo con Infobae.

La unidad de concepto geopolítico que lograron Macri y Bolsonaro en su primera reunión – a ratificar con el correr del tiempo–, incluyó también la situación institucional de Venezuela. Macri encabezó todas las decisiones diplomáticas multilaterales enfocadas a lograr una remoción pacífica de Nicolás Maduro, pese a la constante presión de la Casa Blanca.

A priori, Bolsonaro aparecía alineado con Donald Trump y su conocida tendencia de resolver las diferencias golpeando la mesa. Pero el presidente de Brasil volvió a sorprender a su colega argentino: se mostró proclive a respaldar las decisiones pacíficas que tome la sociedad venezolana para terminar con el régimen populista.

En este contexto, el Planalto va a acompañar a la Casa Rosada en su ofensiva diplomática contra Maduro, a pesar de las coincidencias ideológicas que unen a Bolsonaro con Trump.

Macri y Bolsonaro abrieron un capítulo histórico en las relaciones bilaterales. Ambos presidentes juraron defender el espacio común del Mercosur, profundizar las relaciones bilaterales y actuar en tándem cuando así lo proponga el orden global. Es un desafió gigantesco que debe ser validado en decisiones y acciones conjuntas. No alcanzará con las palabras o los discursos políticos. El orden global cruje y el Mercosur necesita un lugar en el mundo, distinto al que ocupó en las últimas décadas.

martes, 15 de enero de 2019

Macri se reúne con Bolsonaro para diseñar una nueva agenda política y económica entre Argentina y Brasil

Jair Bolsonaro (Reuters)Por Román Lejtman - Infobae.com

El presidente argentino arribará cerca de la medianoche a Brasilia y horas más tarde protagonizará con Bolsonaro una vertiginosa agenda de trabajo que abordará la flexibilidad del Mercosur, la crisis en Venezuela, el comercio bilateral y la cooperación en seguridad, defensa y prevención de delitos trasnacionales.


Mauricio Macri y Jair Bolsonaro tienen la oportunidad de iniciar una nueva secuencia geopolítica en las relaciones diplomáticas entre Argentina y Brasil. No coinciden en todos los asuntos claves de la agenda global, pero asumen que ambos países pueden funcionar como bloque regional frente al inestable y complejo equilibrio del orden mundial.

En este sentido, los presidentes de Argentina y Brasil deberán tener la suficiente ductilidad diplomática para abrir un vía común que permita aggiornar al Mercosur, proponer una hoja de ruta para la crisis de Venezuela y establecer ciertas normas tarifarias que beneficien por igual a los dos socios más importantes del Mercosur.

Macri volará desde Chubut a Brasilia con una importante comitiva que integran Jorge Faurie, Dante Sica, Nicolás Dujovne, Patricia Bullrich, Germán Garavano y Jorge Aguad, y los secretarios Fulvio Pompeo, Horacio Reyser y Marisa Bircher. El presidente argentino hace un fuerte gesto político con el volumen de su delegación, y Bolsonaro no se ha quedado atrás: Macri es el primer mandatario que recibirá desde su llegada al Palacio del Planalto.

La diplomacia brasileña dispuso una agenda bilateral que permite descubrir los intereses geopolíticos del ex oficial del Ejército que ahora es jefe de Estado. A media mañana del miércoles, el canciller brasileño Ernesto Araújo se encontrará con Faurie en el Palacio Itamaraty. Aguad, Bullrich, Garavano y Pompeo serán recibidos por el general Fernando Azevedo, ministro de Defensa; Sergio Moro, ministro de Justicia, y el general Augusto Heleno, jefe de Gabinete de Seguridad Institucional. Mientras que Dujovne, Sica, Reyser y Bircher viajarán hasta las oficinas de Pablo Guedes, el ministro de Economía de Bolsonaro.

Cada una de estas reuniones bilaterales durará cerca de una hora y su importancia está en el factor humano. En cuarenta y cinco minutos es imposible mejorar la comunicación diplomática entre Buenos Aires y Brasilia, pero el contacto visual, el intercambio de ideas y el tiempo en común contribuye a promover las relaciones diplomáticas.

Faurie dialogará sobre el Mercosur y su eventual flexibilidad política y económica, mientras que Bullrich, Garavano, Aguad y Pompeo abordarán la porosidad de las fronteras comunes, la prevención de operaciones de narcotráfico y lavado que afectan a ambos estados y la cooperación judicial para reprimir actos de corrupción pública. A su turno, en el despacho del ministro Guedes, Dujovne, Sica, Reyser y Bircher plantearán sus perspectivas sobre el comercio exterior bilateral, la política común de aranceles y la posibilidad cerrar el acuerdo Mercosur-Unión Europea durante 2019.

Cuando estas tres audiencias terminen, todos los ministros y secretarios brasileños y argentinos serán trasladados al Palacio del Planalto, adonde Macri será recibido por Bolsonaro. Habrá una revisión de tropas, se izarán las banderas de Argentina y Brasil, se cantarán los himnos patrios y los fotógrafos cumplirán con los retratos oficiales. Después Macri y Bolsonaro, Faurie, Pompeo y el embajador argentino Carlos Magariños, y los ministros Araújo, Guedes y Heleno tomarán un ascensor hasta la Sala de Audiencias del Planalto para protagonizar la reunión más importante de la Cumbre de Brasilia.

Macri tiene la ventaja de sus tres años en la Casa Rosada y puede describir a Bolsonaro cómo el ejercicio del poder es una ciencia inexacta que causa zozobras personales, afecta el aparato digestivo y transforma la sonrisa presidencial en un hábito al borde de la extinción. El presidente está en condiciones de contar sus relaciones personales y diplomáticas con Donald Trump y Xi Jinping y avanzar en su perspectiva respecto a la crisis institucional que conmociona a Venezuela. Macri también desea hablar del Mercosur y su escasa flexibilidad para moverse en el actual sistema internacional.

Bolsonaro no tiene experiencia en audiencias bilaterales. Sin embargo, ciertos voceros del Planalto explicaron a Infobae que el presidente brasileño llega con mucha expectativa al encuentro con Macri. Aún no se definió si ambos mandatarios tendrán una reunión a solas, pero no debería sorprender que ese cónclave ocurra antes que terminé la jornada de trabajo en Brasilia.

Cuando den las 13, y tras la reunión ampliada de las dos delegaciones, los presidentes tienen previsto leer ante los medios una declaración consensuada y después almorzar junto a sus ministros, secretarios y voceros. Será el final de una jornada que puede quedar en la historia de América Latina. Todo dependerá de Macri y Bolsonaro.

sábado, 29 de diciembre de 2018

Jair Bolsonaro aseguró que Benjamin Netanyahu es un "ejemplo de patriotismo" luego de acordar una alianza entre Brasil e Israel

(Infobae.com) - El mandatario electo del gigante sudamericano, que será investido presidente el 1ro de enero, destacó el pasado militar del premier israelí y señaló que es una muestra de "abnegación y trabajo por su pueblo". Los líderes habían acordado en Río de Janeiro una extensa cooperación en tecnología y seguridad entre ambos países
Jair Bolsonaro recibe a Benjamín Netanyahu en Río de Janeiro (Reuters)
El presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, junto al primer ministro israelí Benjamin Netanyahu (Reuters)

El mandatario electo de Brasil, Jair Bolsonaro, destacó el viernes que el primer ministro israelí Benjamín Netanyahu, de visita en el país para la investidura presidencial del brasileño, es un "ejemplo de patriotismo" y dijo que la asociación que ambos pretenden impulsar buscará "hermanar" a los dos países.

"Fue con mucha alegría, satisfacción y honra que hoy conocí a un hombre que, para mí, es un ejemplo de patriotismo, de abnegación y de trabajo por su pueblo. Un capitán [del Ejército] como yo, con una historia que sirve de ejemplo para todo ciudadano de bien", afirmó el líder ultraderechista brasileño en un pronunciamiento en una sinagoga en Río de Janeiro a la que acompañó a Netanyahu.

Bolsonaro, que anunció este viernes tras un primer encuentro con Netanyahu que ambos países negociarán una alianza estratégica para cooperar en diferentes áreas, afirmó que tales acuerdos convertirán a Brasil e Israel no sólo en socios sino en hermanos. "En los últimos años, para estimular al pueblo brasileño y mostrarle que tenemos todas las condiciones para tener éxito, siempre citaba el ejemplo de Israel y decía: miren lo que no tiene y vean lo que hoy es, y miren ahora a Brasil y vean lo que tenemos y lo que no somos", afirmó el capitán de la reserva del Ejército brasileño.

De acuerdo con Bolsonaro, lo que le falta a Brasil para tener éxito como Israel es "aproximarnos a buenos países, buscar asociaciones y acuerdos con ellos. Con Israel seremos más que buenos socios, seremos hermanos".

El presidente electo afirmó además que la visita de Netanyahu a Brasil es histórica no solo por tratarse de la primera de un primer ministro israelí al país sino porque marcará el inicio de una inédita aproximación. Agregó que Brasil quiere aproximarse no sólo a Israel sino también a otros países, entre los que citó Estados Unidos, "que tienen una ideología parecida con la nuestra".

Bolsonaro también se ha referido al presidente Donald Trump como un ejemplo y ha anunciado su intención de aproximar Brasil a Estados Unidos tras los 13 años de Gobierno del socialista Partido de los Trabajadores (PT) que privilegió las relaciones con países del hemisferio sur.

Tras un encuentro privado en una instalación militar en Río de Janeiro, que después fue ampliado para la participación de algunos de los futuros ministros brasileños, Bolsonaro y Netanyahu anunciaron el inicio de una asociación estratégica entre ambos países para cooperar en áreas como tecnología, economía, defensa, agricultura, seguridad y agua.

Invitado por Netanyahu, el presidente electo anunció una visita a Israel antes de marzo próximo acompañado por una importante comitiva y ya como presidente en ejercicio para "poner en práctica" la anunciada asociación.

Bolsonaro ha manifestado interés en tecnologías israelíes para desalinizar agua, producir alimentos en áreas áridas y equipos de seguridad y vigilancia, entre otros.

El primer ministro de Israel se encuentra en una gira de cinco días a Brasil, en el que asistirá el próximo martes 1ro de enero a la investidura de Bolsonaro, pese a la crisis política que enfrenta su país y que lo obligó a anticipar las elecciones, para retribuir el interés del sudamericano, que desde su campaña prometió un acercamiento a Israel y hasta trasladar la embajada brasileña en ese país desde Tel Aviv hasta Jerusalén como ya lo hizo Estados Unidos.

Con información de EFE

viernes, 14 de diciembre de 2018

India, la nueva meta de Mauricio Macri para generar negocios y captar inversiones

Por Martín Dinatale - mdinatale@infobae.com - Infobae.com
El presidente viajará en febrero a Nueva Delhi para reunirse con el primer ministro Modi y cerrar acuerdos en varios campos de la economía. Se trata de un mercado con 1,3 millones de personas
Mauricio Macri junto al primer ministro de India, Narendra Modi
Mauricio Macri junto al primer ministro de India, Narendra Modi

Así como en su momento se deslumbró con el legado de Nelson Mandela hasta convertirse en un ferviente devoto del líder sudafricano, Mauricio Macri ahora se encandiló con la India, su cultura, su crecimiento económico y, sobre todo, con el potencial que implica para generar negocios con la Argentina. Este entusiasmo del Presidente se traducirá en los hechos a partir de febrero cuando realice una visita de Estado para entrevistarse con el primer ministro Narendra Modi y conseguir una batería de acuerdos con proyección económica inmediata.

En los últimos 10 meses Macri se reunió con Modi en tres oportunidades. La última fue en la quinta de Olivos hace 15 días en medio de la cumbre del G20 y el próximo encuentro será en la primer semana de febrero en Nueva Delhi.

Allí, el presidente argentino buscará potenciar las relaciones bilaterales y sacar provecho de un país que lo vislumbra por sus cifras gigantescas: India  tiene una población de 1,3 mil millones de personas, se trata de una economía que creció un 7% el año pasado, maneja un comercio global de 2 trillones de dólares y, extrañamente, la pobreza alcanza no más del 12%. Todo ello, en un país que vive en democracia y que ha logrado vivir al lado de la gigante economía de China como virtual competencia mundial.

"Estamos en el camino correcto para profundizar las relaciones bilaterales entre Argentina y la India. Hay interés de los dos lados por generar oportunidades de negocios de los dos países y creo que podemos lograrlo", expresó a Infobae el embajador de India en Argentina, Sanjiv Ranjan quien se mostró entusiasmado con la visita de Macri a la India en febrero.
Presidencia
Desde Nueva Delhi, el embajador argentino Daniel Chuburu también ultima los detalles del viaje junto con el Palacio San Martín para avanzar en una amplia agenda de temas que buscarán cerrar Macri y Modi con la firme intención de potenciar los vínculos entre ambos países.

La idea es ampliar la balanza comercial que hoy no supera los 3.000 millones de dólares entre ambos países, de los cuales USD 2.000 millones son a favor de la Argentina.

La gama de acuerdos en marcha entre India y Argentina es muy variada. Por ejemplo, se contempla un convenio de cooperación en el desarrollo satelital tanto para internet como para trabajos de exploración científica. India ha desarrollado nanosatélites que logran hacer una barrida de campo para obtener información de cambio climático, agricultura, pesca y mineras.

Desde el negocio de las energías renovable y convencionales el gobierno argentino observa en India una importante ventana de oportunidades por un simple motivo: la India compra al mundo más del 85% de la energía que consume.

En este sentido, no se descarta la posibilidad de cerrar un acuerdo para que la Argentina le venda petróleo a India y que a la vez haya un desarrollo de inversiones indúes en el campo de la energía renovable. De hecho, India se ha convertido en líder en el campo de energía solar tras un fructífero acuerdo que selló con Francia.
También hay negocios en el horizonte en el campo de la agricultura para la compra de maquinaria agrícola argentina, silobolsa y la venta de alimentos. Actualmente la balanza comercial está concentrada en favor de la Argentina para la venta de aceite de soja. Pero India quiere comprar más alimentos y granos a nuestro país.

Hay otro espacio en el que Macri y Modi hablaron durante el desayuno de trabajo que compartieron en la quinta de Olivos y que próximamente desarrollarán en el viaje a Nueva Delhi: la energía nuclear. Por medio de INVAP la Argentina acaba de terminar una planta de reactores para uso medicinal en Bombay y se prevé el desarrollo de nuevos proyectos en esta materia para el 2019 y el 2020.

El espinoso tema de la industria farmacéutica de la India siempre generó fricciones en las relaciones bilaterales. Desde que en el 2015 la Argentina incluyó a la India en el listado de países para importar medicamentos el resultado fue escaso y poco favorable para India. Los remedios de India son muy baratos pero la presión de la industria farmacéutica mundial hizo que aun no pudiera prosperar este negocio en la Argentina. Pero ahora Modi contempla extender a Macri una propuesta para desarrollar laboratorios hindúes en la Argentina y expandir los proyectos de investigación en biomedicina.

Macri llegará a Nueva Delhi en un momento especial para Modi: se encuentra en medio de una campaña electoral por su reelección que culminará en abril por medio de una definición del Congreso ya que se trata de un sistema parlamentarista.

El presidente argentino cree que este viaje puede ofrecerle a la Argentina una gran ventana de oportunidades como lo hizo en su momento con China y Estados Unidos. Sólo que estos dos grandes tienen reglas de juego propias y una presencia mundial que deja a la Argentina en inferioridad de condiciones.

jueves, 6 de diciembre de 2018

Argentina y Gran Bretaña profundizarán la relación en tres temas sensibles: pesca, Antártida y comercio

Por Martín Dinatale - mdinatale@infobae.com - Infobae.com
Asi se acordó tras la reunión de Theresa May y Mauricio Macri el sábado. Ahora aceleran los acuerdos conjuntos en áreas consideradas clave
Macri y Theresa May
Apenas cuatro días después de la reunión bilateral del presidente Mauricio Macri con la primer ministra británica Theresa May en Buenos Aires, trascendió que los gobiernos del Reino Unido y la Argentina buscarán apuntalar al menos tres temas de las relaciones bilaterales en lo inmediato: los trabajos conjuntos para hacer un relevamiento de la pesca en el Atlántico Sur, avanzar en los operativos científicos en la Antártida y profundizar el comercio.

"Hay mucho para trabajar por delante y la reunión del presidente Macri y la primer ministra May dio un fuerte impulso a las relaciones bilaterales", expresó a Infobae un vocero del Foreign Office.

En la Cancillería argentina coincidieron en evaluar que el vínculo entre la Argentina y Gran Bretaña pasa "por un gran momento y hay que aprovecharlo".

El anuncio de los vuelos de Malvinas a Córdoba, sumado a la designación de Londres de un enviado comercial a Buenos Aires para dar impulso a un eventual acuerdo de libre comercio en el futuro, le dieron un fuerte relanzamiento a las relaciones bilaterales.

En este contexto, un funcionario del Gobierno remarcó a Infobae que en los próximos meses se darán a conocer nuevos anuncios que se desprenden de aquella "hoja de ruta" que se fijaron en el 2016 en un comunicado Londres y Buenos Aires.

Tanto el canciller Jorge Faurie como el Foreign Office y los embajadores de Gran Bretaña, Mark Kent, y el argentino Carlos Sersale di Cerisano, trabajan a destajo desde la reunión de Macri y May para seguir profundizando las relaciones en los siguientes tres puntos:

1- Cooperación en pesca. Hace dos semanas se conformó en Londres el Subcomité Científico de la Comisión de Pesca del Atlántico Sur (CPAS). Fue la segunda reunión del año ya que la primera había sido en mayo, en Buenos Aires. En el subcomité científico asisten funcionarios y científicos de Argentina y Gran Bretaña y también representantes de las islas Malvinas. "Lo que discuten es el intercambio de datos científicos y la posible realización de cruceros científicos conjuntos, con el objetivo de garantizar la conservación de los recursos naturales de pesca en el Atlántico Sur", dijo un vocero de la diplomacia británica.

A la vez, en el gobierno argentino destacaron a Infobae que se trabaja en un esquema metodológico de relevamiento científico para determinar cuáles son los niveles de depredación del calamar o la merluza en el Atlántico Sur. "No habrá un acuerdo de pesca ni nada parecido porque actualmente eso es impracticable por la permanencia del conflicto por la islas Malvinas. Pero al menos se buscarán herramientas para evaluar con buques científicos de Gran Bretaña la situación de la fauna marítima para poner límites a la sobreexplotación pesquera en el Atlántico Sur", dijo un encumbrado funcionario de la Casa Rosada.

2-Cooperación antártica: Según se pudo saber existe un memorándum de entendimiento firmado por el British Antarctic Survey (BAS) y el Instituto Antártico Argentino (IAA) para promover los proyectos de investigación científica conjunta y las actividades de capacitación e intercambio.
El memorándum fue firmado en mayo y dura inicialmente 5 años.

La intención de este acuerdo entre Gran Bretaña y Argentina es darle un marco formal a los proyectos de investigación científica conjunta y a las actividades de capacitación e intercambio en la Antártida. Ese documento –que fue rubricado por la directora del BAS, Jane Francis, y el director del IAA, Rodolfo Sánchez– estipula que ambos organismos "buscarán oportunidades para la cooperación, a través de la optimización de los recursos humanos y materiales de ambas instituciones, en iniciativas de mutuo interés sobre ciencia y tecnología antártica".

La directora del BAS, Jane Francis, expresó: "Este acuerdo está en línea con el espíritu del Tratado Antártico. Al trabajar juntos, los científicos del Reino Unido y la Argentina podrán recoger e interpretar datos científicos de importancia que contribuirán a delinear políticas, proteger el medio ambiente y, en última instancia, mejorar la vida de la gente. Tengo muchas expectativas por las nuevas y estimulantes colaboraciones en investigación con nuestros colegas de la Argentina".

A la vez, desde el gobierno argentino explicaron que este acuerdo también busca controlar el impacto ambiental que deja en la zona antártica la presencia de más de 60 cruceros al año.

En paralelo a esto, el HMS Protector, que es el buque científico de la Royal Navy y el primer barco extranjero que se unió a la operación de búsqueda del ARA San Juan, estuvo en el puerto de Buenos Aires entre el 19 y el 24 de noviembre. Los tripulantes británicos tuvieron varias actividades de intercambio con la Armada Argentina y otras organizaciones locales. Según se supo, el capitán Pablo Fal y el capitán Rafael Queirel de la Armada Argentina compartieron parte de la gira científica del HMS Protector por la Antártida.

Desde el Foreign Office dijeron a Infobae que los dos oficiales de la Armada Argentina se embarcaron aquí para participar de la campaña de este año a la Antártida, quienes participaron junto a dos oficiales de la Armada uruguaya y representantes de otros países (Estados Unidos, Canadá, Chile y España) de las actividades comprendidas en la campaña antártica de este año.

3-Potencial comercial. La designación reciente de Londres de un enviado comercial a la Argentina forma parte de un fuerte gesto del Reino Unido después de la reunión de May y Macri del viernes pasado en Buenos Aires. Por medio de una resolución de May, se nombró a Mark Menzies como "enviado comercial" en la Argentina.

Hasta ahora este miembro de la Cámara de los Comunes que tiene buen diálogo con el jefe de Gabinete, Marcos Peña, era miembro del Parlamento británico desde 2010 en representación de Fylde, en Lancanshire. Encabeza el Grupo Parlamentario Multipartidario Británico-Argentino e integra los comités de Finanzas y de Desarrollo Internacional. Es también enviado comercial para Chile, Colombia y Perú.

El anuncio del nuevo enviado británico a la Argentina se encuadra, según coinciden las fuentes diplomáticas de Londres y Buenos Aires en avanzar eventualmente en un acuerdo de libre comercio. Aunque se sabe que esto dependerá en gran medida de cómo se vaya a resolver legalmente el Brexit.
Por lo pronto, la tarea de Menzies será la de potenciar el comercio bilateral entre ambos países tal como lo dejaron sentado en expresiones de deseos Macri y May.

Hay una batería de otros temas pendientes que se abordaron en la reunión reservada del presidente argentino y la primer ministra británica. Se trabajará sobre el impulso de Londres para que Argentina ingrese en la OCDE, aumentarán la cooperación en la lucha contra la corrupción y en la cooperación científica en el área agrotécnica. Pero la pesca, la Antártida y el comercio son ahora los temas urgentes para mantener la "hoja de ruta" de las relaciones.

domingo, 2 de diciembre de 2018

Convenios con Singapur

Por Natasha Niebieskikwiat - Clarin.com (extractado)
Mauricio Macri empezó las bilaterales del G20 con Singapur. El Presidente invitó al premier a invertir en Vaca Muerta y en litio. Buscan mejorar los vuelos entre ambos países.

: El presidente Mauricio Macri y el primer ministro de la República de Singapur, Lee Hsien Loong, acordaron hoy que ambas naciones continúen trabajando para alcanzar nuevos acuerdos comerciales que permitan incrementar el flujo turístico a la Argentina y la exportación de productos agroindustriales al país asiático. Fotos: PresidenciaEl presidente Mauricio Macri y el primer ministro de la República de Singapur, Lee Hsien Loong, acordaron que ambas naciones continúen trabajando para alcanzar nuevos acuerdos comerciales que permitan incrementar el flujo turístico a la Argentina y la exportación de productos agroindustriales al país asiático. Fotos: Presidencia

El presidente empezó el jueves con un desayuno de trabajo con el primer ministro de la República de Singapur, Lee Hsien Loong, en la residencia de Olivos. Y en la bilateral presidencial estuvo su amigo desde la infancia, Nicolás "Nicky" Caputo, empresario y curiosamente cónsul honorario de Singapur. Por ello se sentó enfrente de los argentinos, con la delegación singapurense. 

Por el lado argentino estuvieron el canciller Jorge Faurie, el asesor nacional y secretario de Asuntos Estratégicos del Presidente, Fulvio Pompeo, el ministro Alejandro Finocchiaro, el secretario Lino Barañao, el vicejefe de gabinete Andrés Ibarra y el vocero presidencial Iván Pavlovsky. Lee también estuvo con sus ministros de Relaciones Exteriores, y de Finanzas. Singapur tiene una presidenta, Halimah Yacob, pero el cargo más importante es el del jefe de gobierno. Además, Lee es toda una figura porque es el hijo de quien se considera el "padre" de Singapur. 

Macri invitó a Lee a invertir más en la Argentina. Hoy la presencia es muy baja, aunque los países han incrementado su vínculo diplomático. Singapur es el tercer centro financiero mas importante del mundo, cuarto trader para comerciar con Asia. Los singapurenses se han convertido en expertos en lo que se conoce como "ciudades inteligentes", y "naciones inteligentes". 

Macri convocó a Lee a sumarse a las inversiones de Vaca Muerta, y también a presentarse nuevamente en la licitación del puerto de Buenos Aires para explotar servicios, y los invitó a participar de la minería en el norte argentino, especialmente en la explotación de Litio. 

Argentina abrió su embajada en Singapur recientemente, pero las exportaciones apenas llegan US$ ​ 40 millones a Singapur y, al revés, de Singapur se importa por US$ 120 millones a la Argentina. También se habló de cómo cambiar la ruta de vuelos hoy de Buenos Aires a Singapur -igual se hablará con China- ya que se demora en llegar más de 30 horas. Hoy se viaja por Buenos Aires, Río de Janeiro, Dubai, pero se están buscando alternativas por el Pacífico para reducir el viaje en diez horas. 

sábado, 1 de diciembre de 2018

Se reunieron Mauricio Macri y Theresa May: histórico encuentro en Buenos Aires después de Malvinas

Por MARTÍN BRAVO  (Clarin.com) - Los mandatarios se enfocaron en las coincidencias y la primera ministra inglesa agradeció que hubiera un segundo vuelo desde el país hacia las islas.  
Mauricio Macri y Theresa May, en el G-20.

Sin tocar la disputa por la soberanía de las Islas Malvinas, Mauricio Macri y Theresa May conversaron durante poco más de 15 minutos en una de las pausas de la cumbre del G20. La reunión en una sala reservada del predio de Costa Salguero tuvo una carga simbólica fuerte más allá de la duración y el contenido. Se trató del primer encuentro con un premier británico en Buenos Aires desde la guerra. Los mandatarios buscaron enfocarse en las coincidencias y no hubo referencias al reclamo argentino por la soberanía. May le agradeció a Macri el segundo vuelo que unirá el continente y las Islas. 

"En la charla no se habló del conflicto por la soberanía", dijo a Clarín uno de los presentes en la reunión. Macri reconoció a May el apoyo de Londres en el marco de las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional y por el acceso a la OCDE, y el encuentro giró en torno al comercio, inversiones y acuerdos. 

La premier propuso iniciar conversaciones para avanzar tanto con la Argentina como con el Mercosur en la nueva relación de modo independiente, ante el proceso de salida del Reino Unidos de la Unión Europea. Macri instó a los británicos a invertir en energía, minería y turismo. Los mandatarios a su vez celebraron el acuerdo entre Vodafone y Telecom para ampliar la tecnología 4G en el país. Y May hizo un comentario sobre el interés de la empresa estatal a cargo del metro de Londres para operar los subtes de Buenos Aires una vez terminada la concesión de Metrovías.

La reunión coincidió con la oficialización de un segundo vuelo de Latam que unirá el continente con las islas, desde San Pablo y con dos escalas mensuales en Córdoba. El anuncio fue cuestionado por la gobernadora fueguina Rosana Bertone y otros dirigentes opositores, por considerarlo una imposición de Gran Bretaña para profundizar los vínculos comerciales sin discutir el reclamo de soberanía. La cuestión Malvinas también incluyó la posibilidad de avanzar en acuerdos en pesca y cooperación científica y ambos destacaron el reconocimiento de los soldados argentinos enterrados en el cementerio de Darwin.

“Estamos llevando a cabo importantes discusiones sobre comercio, cómo desarrollar nuestras economías para el mejor beneficio de la gente”, aseguró May en un video difundido en las cuentas de redes sociales del jefe de Estado argentino. Con un elogio de la premier: “Excelente liderazgo del Presidente Macri”.

Si para Macri las actividades de la cumbre y los apoyos de los principales líderes del planeta significan un respiro frente a la crisis económica y las dificultades domésticas, May intenta atravesar la dramática disputa para lograr el acuerdo de salida de la Unión Europea, con una votación clave en el Parlamento el 11 de noviembre. En la previa la mandataria fue tajante en que el desprendimiento no modificará el escenario y la postura de Londres sobre las Malvinas. “La relación profunda con las Islas no va a cambiar como consecuencia del Brexit”, dijo May a Clarín.

"El tratamiento versó sobre los temas del G20. También hablamos de la relación bilateral, del cambio en estos tres años de relacionamiento, tratando de generar confianza y un vínculo constructivo", aseguró Faurie a la prensa luego de la reunión. Además del canciller, Macri estuvo acompañado por Marcos Peña -jefe de Gabinete-, Nicolás Dujovne -ministro de Hacienda-, Fernando De Andreis -Secretario General de la Presidencia- y el secretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo.​

En la reunión May -acompañada por el embajador Mark Kent- habló de un seminario de lucha contra la corrupción celebrado en el Reino Unido y Macri tomó como una posibilidad replicarlo en el país.

miércoles, 28 de noviembre de 2018

Los 10 ambiciosos objetivos que persigue Macri en la Cumbre del G20

Por Juan Diego Wasilevsky  (iProfesional.com) - Cuenta regresiva del G20: Macri se fijó 10 ambiciosos objetivos para negociar en la Cumbre. En Buenos Aires coincidirán los líderes de potencias que explican el 85% del PBI mundial y el Presidente busca obtener un rédito político y económico
Cuenta regresiva del G20: Macri se fijó 10 ambiciosos objetivos para negociar en la Cumbre
Será el encuentro diplomático más importante que se haya desarrollado en la historia argentina reciente. Durante dos jornadas, los líderes de las potencias que, en conjunto, explican el 85% de la producción mundial y el 75% del comercio internacional y la mayor parte de las inversiones globales, estarán cara a cara en Buenos Aires, dándose cita en la Cumbre del G20.

Se trata de la reunión más compleja de este grupo desde que estalló la crisis de las subprime, hace una década, dado que el enfrentamiento entre Estados Unidos y China es apenas la punta del iceberg de otras tensiones políticas y comerciales que están latentes entre otras naciones poderosas.

Por todo esto, el área de 12 kilómetros que permanecerá completamente blindada para los líderes, se convertirá a lo largo de las dos jornadas en el centro de todas las miradas a nivel global.

Mauricio Macri, como anfitrión de este encuentro, se juega mucho. El Presidente persigue objetivos clave para su gestión. Algunos de ellos son bien concretos, otros son más intangibles pero igualmente resultan de vital importancia para un Gobierno que pretende revalidar su continuidad en las elecciones 2019.

A continuación, los 10 objetivos más ambiciosos en este G20 que por primera vez se organiza en Sudamérica:

1. Que el mundo hable del "éxito" de la Cumbre

Macri se juega mucho del trabajo del último año en estas dos jornadas, que definirán en qué medida pudo encausar los diálogos entre los miembros del G20 y si pudo imponer su poder de persuasión.

¿Cómo medirá el mundo si la Cumbre es un éxito o un fracaso? Básicamente, con la obtención de un documento final que plasme al menos tres lineamientos básicos que se planteó el Presidente al ponerse al frente de este trascendental evento.

El propio canciller Jorge Faurie afirmó que el país tiene un rol fundamental, ya que al no ser el G20 una organización internacional o un foro que tenga una estructura fija, "el anfitrión tiene la responsabilidad de encauzar temáticas y articular coincidencias" así como también, la oportunidad de "instalar en la agenda global temas relevantes para nuestro país".

"Para el Gobierno es clave que no fracase la Cumbre. Si se logra un documento final con cierto contenido, entonces podrá considerarse un logro", detalla a iProfesional Marcelo Elizondo, experto en negocios internacionales, quien agrega que las disputas políticas y comerciales hacen que no sea un objetivo tan simple. 

¿Qué plasmaría ese documento? Según el experto, "para que logre su objetivo, no deberá haber párrafos disruptivos en contra de la globalización; los líderes deberán abogar por profundizar el multilateralismo, como antítesis del proteccionismo, y resaltar la relevancia del comercio exterior y las inversiones como principales motores de la economía mundial".

Además, "será beneficioso para la Argentina si se incluye uno de los temas de agenda que planteó el Gobierno, que es el de la seguridad alimentaria, siendo el país uno de los grandes productores de commodities a nivel global".

2. Refrendar el apoyo de las potencias

Macri, como anfitrión, no tendrá un rol de mero espectador: mantendrá una intensa agenda de encuentros bilaterales con los líderes de Estados Unidos, China, Rusia, Alemania, Reino Unido y Japón, entre otros.

Desde las sonrisas y los abrazos para las fotos hasta las promesas de inversión y las palabras halagüeñas para con su figura, todo esto conformará un capital político de máxima importancia para el jefe de Estado.

Para analistas como Sergio Berensztein, la Argentina está capitalizando lo que implica formar parte de la comunidad internacional", especialmente tras el espaldarazo de Estados Unidos para obtener luz verde por parte del FMI.

Donald Trump, por ejemplo, ve una especial necesidad de apoyar a la Argentina como una forma de mantener el orden en el "vecindario", en momentos en que Venezuela sigue en un estado de convulsión.

China, en tanto, mantiene su interés de invertir en la región, mientras que en pocos días se asistirá a una relanzamiento de las relaciones bilaterales con el Reino Unido. 

Una voz influyente, como la del ex embajador de los EE.UU. en la Argentina, Earl Anthony Wayne, asegura que las potencias son conscientes de los riesgos que enfrentan los inversores ante un eventual fracaso político por parte del macrismo y que por eso está recibiendo un fuerte apoyo por parte de las principales potencias.

En este sentido, Elizondo, coincide al señalar que existe un temor muy claro en la comunidad global vinculado con la posibilidad de que sobrevenga un cambio de signo político.

"Macri es visto en el exterior como un presidente que logró restaurar las instituciones. Y tiene el apoyo explícito porque en Latinoamérica hay una incertidumbre política muy fuerte y la Argentina es vista como un ancla segura y como una nación que está con los dos pies dentro del sistema", amplía, para luego agregar que mucho de este apoyo se volverá a ver plasmado en la inminente Cumbre. 

3. Anticiparse al "efecto Bolsonaro"

Macri afirmó que la Argentina se convertirá en la voz de la región sudamericana en la reunión del G20. Sin embargo, él, como vocero, sabe que en 2019 aparecerá una figura de peso que le quitará protagonismo en la marquesina central: Jair Bolsonaro.

El presidente electo de Brasil, tras los años de ostracismo que vivió ese país, hará que la gravitación de su par argentino entre en una zona de grises. “Macri se encontró con el rol de líder regional porque había un espacio vacante. Pero ahora que Brasil pasa a tener un mandatario con una fuerte vocación internacional, dejará de ser el único ‘vocero’”, planteó.

Marcelo Bermolén, de la Universidad Austral, coincidió al señalar que “el contraste de época llevará a que Macri quede opacado ante la aparición de la nueva estrella regional, encarnada por Bolsonaro”.

Por eso, para el presidente argentino el encuentro del G20 se convertirá en un envión político decisivo antes de la irrupción del nuevo mandatario. 

4. Confirmar inversiones de EE.UU. en energía

Trump llega a la Cumbre como el gran aliado: acaba de oficializar el regreso de la carne argentina a los EE.UU. tras 17 años de prohibiciones y las Pymes nacionales pudieron volver a exportar con preferencias arancelarias. Además, tras el cierre al biodiesel albiceleste, la Casa Blanca se comprometió a revisar las restricciones.

Sin embargo, fue su gestión al frente del FMI su mayor muestra de apoyo: "Sin el activismo del presidente de EE.UU., el paquete del FMI no hubiese llegado a los u$s57.000 millones. Ni siquiera hubiera superado los u$s24.000 millones, monto que no hubiese calmado los movimientos especulativos. Ese gap, el Gobierno se lo debe a la intervención de la Casa Blanca", apunta Fabián Calle, analista internacional de la Universidad Austral. 

Ahora, la gran apuesta arrancará el viernes 30 por la mañana, cuando Macri y Trump vuelvan a darse la mano. De esa reunión, el Presidente espera irse con un acuerdo de cooperación firmado, que podría impactar en inversiones directas por parte de empresas de los Estados Unidos por la friolera de u$s20.000 millones en el sector energético, principalmente en Vaca Muerta. 

5. Acordar el "segundo plan quinquenal" con China

El principal objetivo de la cumbre con el mandatario Xi Jinping es rubricar cerca de 40 convenios bilaterales, los cuales abarcarán temas como comercio electrónico, política, economía y finanzas, energía, transporte, infraestructura, ciencia, tecnología, educación y cultura.

Los puntos claves, sin embargo, serán aquellos vinculados con potenciales inversiones en áreas como energía e infraestructura.

En este contexto, desde la embajada del gigante asiático en la Argentina hicieron referencia a un "segundo plan quinquenal".

Según el último dato, los desembolsos de capitales chinos se ubicaron por encima de los u$s1.200 millones, pero expertos señalan que existe un potencial superior a los u$s8.000 millones.

6. Allanar el camino con el FMI de cara al 2019

Para el Gobierno, el acuerdo con el Fondo es clave para garantizarse parte de los dólares necesarios para transitar el próximo año.

Por eso, para el macrismo es decisivo obtener la luz verde en cada una de las revisiones trimestrales que realiza este organismo internacional.

De cara a 2019 hay en juego una partida del orden de los u$s22.800 millones, que equivalen a cerca del 55% de los compromisos que deberá asumir el Gobierno. Todo esto, como parte del  paquete de ayuda acordado en junio último, por una cifra global de poco más de u$s57.000 millones.

Esto explica por qué será vital el encuentro –el tercero en el año- que Macri mantenga con la titular del FMI, Christine Lagarde, el próximo sábado por la tarde en Casa Rosada.

Además, el Presidente tendrá otro mano a mano clave: será el sábado por la tarde en el CCK con el primer ministro de Japón, Shinzo Abe.

¿Por qué es importante esta reunión? Porque el mandatario forma parte de la "mesa chica" del FMI, junto con Estados Unidos.

7. Avanzar con un pronunciamiento contra Maduro

Para Macri, estar en el centro de la escena será un momento clave para pronunciarse nuevamente en contra del régimen de Nicolás Maduro en Venezuela.

Con esto no sólo persigue el objetivo de reforzar su papel de referente en la región frente a las potencias, sino que también es un mensaje que se alinea con los intereses de Trump. Una suerte de devolución de gentilezas. "Para la Argentina, pronunciarse en contra de Maduro tiene un valor estratégico porque es uno de los aspectos que más le preocupa a Estados Unidos en Sudamérica. Sería un gesto de Macri en el marco de la relación estratégica que se estableció con Washington", señala Elizondo.

El experto plantea que este pronunciamiento se daría durante algunos de los discursos del mandatario, pero no formará parte del documento final del G20, donde el tema no recibiría el consenso necesario.

8. Salir airoso de las tensiones políticas

Macri tiene un difícil desafío por delante: además de lograr el buscado consenso y de sellar todos los acuerdos que hay en danza, deberá lidiar con los intereses de los líderes de las grandes potencias, que convierten a esta Cumbre en una de las más calientes en años.

Trump y el presidente chino, Xi Jinping, mantendrán un mano a mano que será vital, en medio de una guerra comercial que ya derivó en aranceles que afectan a exportaciones e importaciones por más de u$s360.000 millones anuales.

También, habrá otros cruces tensos, como el de Trump con la canciller alemana, Angela Merkel: ambos encarnan el duelo "proteccionismo vs. multilateralismo"; o el del príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohammed bin Salman, con el presidente turco, Recep Erdogan, que se encontrarían en Buenos Aires tras la polémica por el asesinato de un periodista disidente. "Si el G20 se desarrolla de manera ordenada y no hay ningún incidente desde el punto protocolar, entonces ahí sí habrá un mérito de la Argentina como país anfitrión", plantea Elizondo.

"De hecho, venimos de un mal antecedente: la semana pasada estuvo la última cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico, que tuvo muchos cortocircuitos y no hubo documento final, empañando el resultado", destaca. 

9. Oficializar acuerdo con el Reino Unido

Sin dudas, una de las reuniones más esperadas será la que Macri mantenga con la premier británica Theresa May, que funcionará como una suerte de relanzamiento de las relaciones bilaterales.

Sucede que el último mano a mano entre mandatarios de ambos países había tenido lugar en 2009, cuando se entrevistaron Cristina Kirchner y Gordon Brown, en Chile. En tanto que hay que retroceder hasta 2001 para encontrar uno organizado en territorio argentino.

La reunión con May tendrá lugar el viernes 30 de noviembre y será trascendental dado que durante la misma se oficializará el acuerdo por un nuevo vuelo a las Islas Malvinas: una ruta que conectará mensualmente a Córdoba y San Pablo, a través de LATAM.

10. "Lavar" la imagen de la Argentina

El país fue noticia a nivel mundial tras la cancelación del último partido correspondiente a la "superfinal" de la Copa Libertadores.

Los más importantes medios internacionales se hicieron eco de los serios incidentes y dedicaron párrafos a preguntarse si la Argentina estaba preparada para recibir a los líderes que representan el 85% del PBI global.

Por eso Macri y el Gobierno asumieron un gran desafío al organizar esta Cumbre, que nunca antes se había realizado en Sudamérica. Claro que, con todas las miradas puestas en Buenos Aires, las organizaciones sociales aprovecharán para protestar contra el plan económico oficial, a los que se sumarán los grupos antiglobalización que siempre actúan en este tipo de eventos.

De hecho, días atrás la titular del Ministerio de Seguridad, Patricia Bullrich, reconoció que "las circunstancias para que un grupo quiera generar una situación violenta pueden existir".

Siendo una Cumbre en la que no se puede permitir le mínimo error, el Gobierno desplegará más de 22.000 efectivos para garantizar la seguridad de las comitivas que, en total, sumarán unas 15.000 personas. "Pocos mandatarios tienen la oportunidad de tener en un mismo plano a los principales líderes del mundo. Será una oportunidad inmejorable para mostrar otra cara de la Argentina", plantea. 

Mauricio Macri y Xi Jinping firmarán un nuevo plan de acción millonario para los próximos cinco años (II)

Por Natasha Niebieskikwiat - Clarin.com
Lo confirmarán el 2 de diciembre en su cita bilateral en la residencia de Olivos . 

Los presidentes de Argentina, Mauricio Macri y China, Xi Jinping, en mayo de 2017. (AP)

El embajador de China ante Argentina, Yang Wanming, confirmó este viernes lo dicho un poco más temprano por funcionarios chinos en Beijing: los presidentes Mauricio Macri y Xi Jinping van a firmar el próximo domingo 2 de diciembre en su cita bilateral en la residencia de Olivos el nuevo plan de acción entre los dos países para los próximos cinco años.

Además, hay en carpeta cuarenta nuevos acuerdos millonarios a rubricar en áreas de inversión, economía e infraestructura. 
Resultado de imagen para aerogeneradores chinos
Según supo Clarín, uno de los acuerdos más importantes, pero no el único, será  la formalización del intercambio de monedas (swap) que dará China por US$ 8500 millones (lo equivalente hoy a su valor en yuanes). Este fue negociado recientemente en persona, en Beijing por el presidente del Banco Central, Guido Sandleris, y se sumará a otro ya existente por casi US$ 11.000 millones.  "Argentina se ha convertido en uno de los socios estratégicos de China más importantes en América Latina", señaló Yang en un encuentro con periodistas de su país y de Argentina para hablar de la inminente cumbre del G20 en Buenos Aires y de la cita Macri-Xi.

En ese marco, en medio de los intentos argentinos por encontrar consensos internacionales en varios temas frente a las posturas nacionalistas de Donald Trump, Yang advirtió que su país defenderá "con firmeza" el multilateralismo y rechazará el proteccionismo para la preservación del comercio internacional.
Resultado de imagen para paneles solares chinos
Por su parte, desde Beijing, el embajador Diego Guelar explicó a Clarín el alcance del plan de acción a cinco años. "Fue elaborado en todas las áreas de Desarrollo de la ya existente Asociación Estratégica Integral entre Argentina y China. Este marca un nivel extraordinario de madurez de esa asociación por lo que podemos definir a China como el primer inversor, el primer banquero y el primer mercado para la Argentina".
Resultado de imagen para trenes chinos argentina
En tono de no querer herir susceptibilidades aclaró que "ello no es contradictorio con la relación con los vecinos, con Estados Unidos, y Europa". Guelar estará llegando al país en las próximas horas.
Entre los otros acuerdos clave que firmarán los presidentes hay uno que pondrá fin a la doble tributación entre las empresas que comercian y que hoy pagan dos veces impuestos al entrar a uno u otro país.

Otro convenio sobre comercio electrónico permitirá vender más a través de estas plataformas; y un acuerdo para la apertura de nuevos mercados, como ovinos, porcinos, miel y cerezas (ya está vigente el de carne bovina).
Resultado de imagen para Changhe Z-11
También está en carpeta un acuerdo estratégico y sensible de usos pacíficos para la cooperación en la industria de la Defensa, que por ejemplo abrirá la posibilidad a los chinos de ayudar a la Argentina en la fabricación de helicópteros y aviones de entrenamiento. 
Resultado de imagen para Guizhou JL-9
Habrá un acuerdo para inversiones en energía térmica y eólica por US$ 3.500 millones. Fuentes del ministerio que comanda Jorge Faurie han señalado que el presidente Macri está muy interesado en que tanto los chinos como otros inversores participen más en el yacimiento de Vaca Muerta.
Resultado de imagen para represas de Santa Cruz,
Por su parte, los chinos quieren seguir su plan -aunque más lento- en las dos represas de Santa Cruz, en las que el Gobierno argentino no está tan interesado pero lo negocia. Beijing insistirá. Por otra parte, otra cuestión que también se está negociando es la de la central nuclear que quieren construir los chinos, y que inicialmente se pensó para levantar en Río Negro, pero también está demorada. 
Resultado de imagen para central nuclear china en argentina
Esta es la segunda visita de Xi a la Argentina, y tendrá forma de visita de Estado. Será condecorado aquí con la Orden de Mayo, máxima distinción. Entre tanto la comunidad internacional tendrá los ojos posados en su eventual bilateral con Trump, y con Putin (confirmada este viernes por el embajador Yang) y por otra parte, en la posible pero no confirmada reunión Trump-Putin.

lunes, 22 de octubre de 2018

Japón: apoyo a Mauricio Macri del segundo país clave en la mesa del FMI

Por Natasha Niebieskikwiat - Clarin.com - El premier nipón está interesado en mantener reuniones bilaterales con el presidente argentino cuando venga a la reunión del G20.

El primer ministro Shinzo Abe con Mauricio Macri de visita oficial en Tokio, en mayo 2017. Kimimasa Mayama/Pool Photo via AP

El primer ministro de Japón, Shinzo Abe, será uno de los líderes del G20 que prolongará unas horas más su estadía en Buenos Aires para mantener encuentros con Mauricio Macri por fuera de la cumbre del Grupo del 30 de noviembre y 1 de diciembre. Ya se han visto y reunido varías veces desde fines de 2015. Pero ahora, la cancillería argentina y el embajador japonés Noriteru Fukushima preparan la ceremonia por la cual Abe tomará la presidencia y sede del G20, para 2019, que se hará en Osaka, Y de hecho, según supo Clarin, el gobierno japonés empezará a detallar su lema a partir del final de los debates y conclusiones de Argentina 2018.

Desde Tokio, adonde Clarín estuvo hasta esta semana en un viaje organizado por la cancillería nipona, dan alta importancia a este viaje de Abe. Es parte del menos mediático pero contundente apoyo que el segundo peso pesado en el FMI -Estados Unidos es el primero-, le viene dando a la administración de Macri. Un apoyo que trasciende por lejos la crisis actual.

En este contexto de amistad y acercamiento, presidente y primer ministro participarán también en un acto propio en el CCK para cerrar el 2018, en el que Argentina y Japón cumplieron los 120 años de relaciones diplomáticas, y en el que hubo cantidad de actividades para festejarlos. Encuentros con funcionarios del gobierno japonés y académicos especializados en Argentina y Latinoamérica, dan cuenta de que si bien no van pronunciarse sobre la manera en que el Presidente manejó la crisis este año, sobre sus eventuales aciertos y errores, un país que actúa con y por gestos y hechos a largo plazo como Japón, decidió apoyar al gobierno de Macri, y a su manejo económico. Ello incluye su pedido de rescate financiero al Fondo, sobre el que de hecho ya se han pronunciado.

“Cambió mucho el ambiente y la posición con el presidente Macri . Se termino de solucionar el problema de la deuda. Y Macri tomó muchas políticas favorables a los empresarios” señaló en tono pragmático Shinji Minami, director de la Dirección de Asuntos de Sudamérica, America Latina y Caribe del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Entre tanto, el profesor Keiichi Ichikawa, define a la Argentina como un país con muchas posibilidades para las empresas de Japón, las que sin embargo -dice- han sufrido como el pais de lo que llama la “mala política”. Ichikawa es uno de los académicos que más conocen esta región. Además habla buen español. Trabaja en el Instituto Nacional de Graduados para los Estudios Políticos (GRIPS). Dice que Macri asumió pocas posibilidades de hacer otras politicas al llegar al poder debido a la herencia recibida y al contexto internacional. De ahí que considera entendible el rescate financiero del FMI pero debe durar sólo un tiempo.

Hay un ciclo vicioso en Argentina. Por una parte hay inestabilidad económica muy seria, otra parte pobre o insuficiente uso de su potencial. El futuro de Argentina depende de que pueda aprovechar en esta oportunidad su potencial exportador de lo que yo llamo fundamentales y Argentina los tiene (productos y servicios) . Es muy claro que Argentina necesita una mejor capacidad de exportar para ganar dólares . Sin embargo en esta capacidad no llega al nivel potencialmente posible. Los próximos meses serán cruciales para que lo pueda hacer”

La presencia de las empresas japonesas en Argentina están muy por detrás de las 1000 que hay en Mexico y de las 700 que están en Brasil. De hecho, el default argentino de 2001, que atrapó a bonistas japoneses (incluyendo a jubilados) más el cierre estricto a las importaciones durante la gestión de Cristina Kirchner redujeron fuertemente la participación política de Japón en Argentina llevando el número de empresas presentes a la mera cifra de 50. A 2017 había subido a 78 las registradas en la Cámara Japonesa de Comercio e Industria en la Argentina, un número que hoy podría estar llegando a 100. Y los anuncios de gigantes como Toyota, Honda, Marubeni, Nissan entre otros sumaron inversiones nuevas por US$ 1611 millones.

viernes, 5 de octubre de 2018

El emir de Qatar llegó a la Argentina para reunirse con Macri e impulsar inversiones en Vaca Muerta

Por Martín Dinatale - mdinatale@infobae.com - Infobae.com.

En medio de un fuerte dispositivo de seguridad, el emir mantendrá una reunión reservada con el Presidente. Llegó con 140 empresarios.

En medio de un fuerte operativo de seguridad y con una comitiva de 140 empresarios, el emir de Qatar, Sheikh Tamim Bin Hamad Al Thani, llegó el miércoles por la noche a la Argentina para reunirse hoy con Mauricio Macri y avanzar en uno de los temas que más desvela al mandatario qatarí: las inversiones petroleras en Vaca Muerta.

Al Thani tiene apenas 39 años y es un multimillonario que maneja Qatar desde el 2013, cuando su padre Hamad Jalifa Al Thani abdicó a su favor. Esta será la tercera vez en menos de dos años que se reúne oficialmente con Macri porque los une la pasión por el fútbol, los negocios y el presidente argentino está ansioso por la llegada de inversiones extranjeras.

Según revelaron a Infobae fuentes de la Cancillería, entre los temas centrales que trae en la agenda Al Thani se encuentra la necesidad de acelerar en el Congreso argentino la aprobación del acuerdo para evitar la doble imposición tributaria y el acuerdo bilateral de inversiones.

Este último punto resulta central para Macri ya que hay un marcado interés de Al Thani por desarrollar proyectos en la Argentina. De hecho, el embajador argentino en Doha, Carlos Hernández, se reunió hace unos días en la sede de Qatar Petroleum, con su CEO, Saad Shareeda Al Kaabi y allí dialogaron sobre las futuras inversiones de Qatar Petroleum en el yacimiento gasífero de Vaca Muerta, así como sobre inversiones en otros recursos energéticos.

Una muestra del interés de Qatar por invertir en Vaca Nuerta es que los directivos de Petroleum llegaron con el emir junto con otros 140 empresarios y se espera que haya anuncios de inversión en este campo.

Macri y el emir de Qatar se reunirán hoy a las 11 en la Casa Rosada y luego darán una declaración conjunta. No habrá conferencia de prensa y se dispuso un estricto operativo de seguridad al punto que no se permitirá el ingreso al Salón Blanco a periodistas que no estén acreditados en la Casa Rosada. Luego de la declaración a la prensa, Macri ofrecerá un almuerzo al mandatario qatarí, quien más tarde estará con autoridades del Congreso y el sábado

El emir de Qatar está promocionando por el mundo el Mundial 2022 y también llegó a la Argentina  interesado en los juegos Olímpicos ya que su hermano es el presidente del Comité Olímpico de Qatar.
"Hay una gran amistad entre Macri y Al Thani que se traducirá ahora en grandes inversiones de Qatar en la Argentina", explicó a Infobae una destacada fuente de la Cancillería que conoce los detalles de la visita oficial del emir qatarí.

Thani estará tres días en Buenos Aires, se hospeda en el Hotel Alvear junto con toda su comitiva y su viaje forma parte de una gira por América del Sur que contempla dos días en Ecuador, dos en Perú y uno en Uruguay. Además de los acuerdos que se propone sellar con el Gobierno, el emir de Qatar llegó a la Argentina para firmar varios acuerdos en áreas relacionadas con la energía renovable, el shale gas, productos agrícolas, ciencia y minería.

Además de la reunión con Macri, Al Thani tendrá un encuentro con el ministro de Hacienda Nicolás Dujovne y el secretario de Energía Javier Iguacel. El ministro de Economía de Qatar es a la vez vicepresidente de la Qatar Investment Authority, un fondo de inversión que tiene destinado realizar proyectos en la Argentina ya que todas las empresas qataríes responden a ese fondo.

lunes, 24 de septiembre de 2018

Pakistán es el nuevo mejor amigo de Rusia

Por Michael Peck - The National Interest - Traducción Desarrollo y Defensa
Rusia ya vendió helicópteros de ataque a Pakistán, firmó un pacto de cooperación militar para entrenar a oficiales paquistaníes y realizó ejercicios conjuntos de entrenamiento. 
Si Rudyard Kipling se encontrara con Vladimir Putin, tendría una dura palabra para ese ruso antideportivo. ¡Cómo se atrevió a poner sus manos en Pakistán! ¿No conoce las reglas del "Gran Juego" de finales del siglo XIX, cuando Gran Bretaña temía que los ejércitos rusos avanzaran desde Asia Central para invadir la India controlada por los británicos (que entonces incluía a la actual Pakistán)?

Pero las reglas han cambiado. India, una vez un aliado ruso, está comprando armas de Estados Unidos. Y Pakistán, una vez aliado de la Guerra Fría de Estados Unidos contra la Unión Soviética, se está volviendo acogedor con Rusia. 

Rusia ya vendió helicópteros de ataque a Pakistán, firmó un pacto de cooperación militar para entrenar a oficiales paquistaníes y realizó ejercicios conjuntos de entrenamiento ."Que el ejército de Pakistán vea a Rusia como un aliado en Afganistán y Asia Central es un cambio radical después de 200 años de temor y lucha contra el 'oso' del otro lado del río Oxus", dice Kamal Alam, investigador visitante del Royal United Services Institute. , un grupo de expertos militar británico.

Mientras que la atención occidental se ha enfocado en que China construya rutas de transporte a través de Pakistán como parte de la esfera económica Belt and Road de Beijing, Pakistán y Rusia se han aliado silenciosamente para apoyar al Talibán, que está luchando contra el gobierno afgano apoyado por Estados Unidos. "Ambos países ahora sienten que la guerra liderada por Estados Unidos en Afganistán es una amenaza para su seguridad", escribe Alam en un estudio de RUSI .

Todo lo cual haría que Kipling se volteara en su "tumba floreciente". Incluso después de la independencia de Gran Bretaña en 1947, el ejército pakistaní había continuado la política del Raj británico de mantener una zona tampón de tribus pashtunes autónomas entre Pakistán y Afganistán donde Rusia tenía una fuerte influencia. Cuando la Unión Soviética ocupó Afganistán en 1979, y la administración Carter temía que los tanques soviéticos se apoderaran de los yacimientos petrolíferos del Golfo Pérsico, Pakistán se convirtió en el conducto por el cual Estados Unidos suministraba armas a los rebeldes afganos. Por su parte, Estados Unidos tendió a respaldar a Pakistán contra su archirrival India, incluyendo armas e incluso el envío de un portaaviones al Golfo de Bengala durante la Guerra Indo-pakistaní de 1971.

¿Entonces qué pasó? El ejército paquistaní ha decidido que "la política de tener una zona de amortiguación con Afganistán ya no es necesaria ya que los rusos ya no son una amenaza para Afganistán, y por defecto Pakistán", escribe Alam. Mientras tanto, Rusia lanzó una "ofensiva de enamoramiento" ya en 2002, cuando el presidente Putin se ofreció a mediar en las tensiones entre India y Pakistán sobre Cachemira. Ahora, Rusia aprovecha hábilmente la política de línea dura de la administración Trump hacia Pakistán, incluyendo recortes en la ayuda militar y la suspensión del entrenamiento de oficiales paquistaníes, con la suspensión de entrenamiento que hiere particularmente el orgullo del ejército pakistaní.

Alam también cree que "el desempeño de Rusia en Siria se ve como una victoria en Pakistán, y por lo tanto, cambia el rumbo del vencedor", dijo Alam al National Interest. Sin embargo, en cuanto a las otras bases rusas en Pakistán similares a las de Siria, Alam cree que es poco probable. "No veo ninguna base rusa en el corto plazo, en todo caso. Pakistán ha tenido un impacto negativo como anfitrión de varias bases estadounidenses en los primeros días de la Guerra contra el Terrorismo ".

Tampoco ve una rivalidad ruso-china para cortejar a Pakistán. "Creo que en este momento hay una cooperación chino-rusa sobre Pakistán ya que esto dificulta a Estados Unidos tanto en el sur de Asia como en Asia central", dijo a TNI. "Al mismo tiempo, los crecientes vínculos de Pakistán con Irán también ayudan a Rusia y China a nivel regional en lo que respecta a desafiar a los EE. UU."

Sin embargo, como escribió Kipling, "Oriente es Este y Oeste es Oeste, y nunca los dos se encontrarán". Por ahora, la alianza ruso-pakistaní solo puede ser un matrimonio de conveniencia. "Los paquistaníes son culturalmente occidentales debido al legado británico, el idioma inglés, el sistema escolar, etc.", dice Alam. "Así que la alianza rusa no es natural. Llevará mucho tiempo reemplazar el Reino Unido y los Estados Unidos como hegemonías culturales en las élites urbanas".

En cuanto a lo que Estados Unidos puede hacer, Estados Unidos "solo tiene que mantener un equilibrio en el nexo Afganistán-Pakistán-India". En este momento, desde el punto de vista de Pakistán, Estados Unidos está cantando el libro afgano e indio y aislando a Pakistán. Si EE. UU. se abre más y detiene el bloqueo militar en términos de venta, todo estará bien nuevamente ".

miércoles, 5 de septiembre de 2018

Por qué EE.UU. está pendiente de cómo le va a la Argentina

Por Paula Lugones - Clarin.com
Washington necesita moderar la influencia china en Sudamérica, alejar el fantasma del populismo y evitar un escenario caótico en el G-20 de Buenos Aires.

Los presidentes Donald Trump y Mauricio Macri en un encuentro bilateral en Washington, en abril de 2017. REUTERS/Kevin Lamarque

No es habitual que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, emita un comunicado de apoyo tan explícito a un gobierno en aprietos. Después de una llamada de 15 minutos con su colega Mauricio Macri, fue difundido por la Casa Blanca a nombre personal del mandatario estadounidense, lo que se interpreta, más allá de las palabras, como un respaldo contundente.

Trump resaltó que Macri está haciendo un “trabajo excelente en esta difícil situación económica y financiera”. “Tengo confianza en el liderazgo de Macri y aliento y apoyo fuertemente su compromiso con el FMI para fortalecer las políticas monetarias y fiscales argentinas para afrontar los actuales desafíos económicos”, señaló el comunicado, minutos antes de que el ministro Nicolás Dujovne ingresara a la sede del Fondo para negociar el anticipo de un desembolso para cerrar las cuentas en 2019 e intentar aquietar a los mercados.

Si bien Trump y Macri se conocen desde los tiempos en que el estadounidense era un magnate inmobiliario de Nueva York y el argentino era el joven heredero de la empresa constructora, la cuestión va más allá de lo personal. Trump confía mucho en las relaciones interpersonales: aprecia sinceramente a Macri y le gusta su perfil de gestión pragmática y empresarial. Pero Estados Unidos necesita además cuidar la relación con la Argentina y que a Macri le vaya bien con sus reformas económicas.

La llegada de Macri a la Rosada significó el reverdecimiento de las relaciones bilaterales congeladas durante el kirchnerismo, que veía a Estados Unidos como el “imperio” a denostar. Pero aquí se entiende también que Macri es la punta de lanza de un movimiento que en el continente frenó al populismo en varios países de la región, una clara preocupación de Washington, que ve en Venezuela un fantasma que no quiere que se replique en el continente.

Por eso Estados Unidos necesita que a la Argentina le vaya bien económicamente y que no haya “riesgos de volver al pasado”. Durante años, Washington estuvo mirando hacia otro lado y ahora necesita consolidar sus negocios en la región y evitar la predominancia china, que con cash e inversiones en infraestructura ocupó un espacio que la Casa Blanca cedió. La reciente gira del secretario estadounidense de Defensa, James Mattis, a Brasil, Argentina, Chile y Colombia confirma también esa preocupación.

Además, en noviembre Buenos Aires albergará la Cumbre del G-20 y lo que menos quiere Estados Unidos es un escenario caótico allí. En este marco se trabaja en otro fuerte gesto de respaldo: una visita de Estado –sería la primera a Sudamérica— de Trump con Macri en la Rosada, poco antes del inicio formal del G-20.

viernes, 24 de agosto de 2018

Evo Morales se quejó por la "frontera militarizada" (II)


LA PAZ (AFP).- El presidente de Bolivia, Evo Morales , expresó ayer su disconformidad con la decisión de la Argentina de instalar una base militar en la frontera y acusó al gobierno de Mauricio Macri de buscar amedrentar. "No estoy de acuerdo con lo que hizo estos últimos días la Argentina: militarizar la frontera con Bolivia , en La Quiaca, al frente de Villazón", señaló Morales en un discurso, reseñó el portal del diario La Razón. "Lo que hacen [los argentinos] es amedrentar", dijo Morales. "Intentarán asustarnos, no nos vamos a asustar, somos un pueblo unido, son fuerzas sociales. Intentarán como sea amedrentarnos, no van a poder", afirmó.

El embajador argentino en La Paz, Normando Álvarez, confirmó a periodistas que el gobierno de Macri decidió la instalación de una unidad militar en Abra Pampa, en la provincia de Jujuy, a 70 km de la frontera con Bolivia. Sin embargo desestimó una versión de que la instalación de la unidad militar, a partir del despliegue de fuerzas en la frontera norte, fue promovida por Estados Unidos para combatir al narcotráfico y al terrorismo. "Para qué necesitamos militares de EE.UU. si nosotros tenemos fuerzas militares profesionales que pueden desarrollar tranquilamente su tarea", expresó.

Esto es lo que piensa este señor productor de coca. SE OLVIDA QUE ES SOCIO EN EL MERCOSUR Y QUE TIENE ZONAS FRANCAS OTORGADAS EN TERRITORIO ARGENTINO Y ENCIMA OPINA ESTO...Gracias, por presentar su verdadero pensamiento, por una instalación militar que esta a 70 Km de la frontera, cuando no tenemos casi aviones militares en condiciones para las emergencias...Me pregunto: ¿Habra alguna conexión geopolitica entre estos dichos y su exquisita relación con Venezuela, Irán, y China?
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...