Mostrando entradas con la etiqueta Homenaje. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Homenaje. Mostrar todas las entradas

jueves, 18 de julio de 2019

AMIA: No olvidar

AMIA, 25 años después: una medida para combatir al Hezbollah. Crédito: AFP.

jueves, 6 de junio de 2019

Los héroes sin armas de Malvinas: dos ataques que revelan el sacrificio y la entrega de la Marina Mercante argentina en la guerra

Por Fernando Morales - Infobae.com
Más de 700 hombres y un puñado de mujeres tripularon una treintena de buques mercantes y pesqueros, que sin armamento ni entrenamiento bélico protagonizaron incontables misiones tácticas y logísticas durante el conflicto de 1982. Cómo se produjeron los hundimientos del pesquero Narwal y el ARA Isla de los Estados


Dos ataques contra embarcaciones argentinas que tuvieron lugar hace 37 años muestran una faceta poco difundida de la guerra de Malvinas. Allí, un grupo de héroes sin armas prestó su servicio con sacrificio y entrega: los más de 700 miembros de la Marina Mercante argentina que participaron de la acción bélica con enorme patriotismo.

"En Malvinas, la Marina Mercante argentina tuvo un rol concreto y específico, indicado por la autoridad, que era, dentro del rol general, el de prestar apoyo a todas las fuerzas que hubo en el área de conflicto. Fueron 51 buques mercantes y cerca de un millar de tripulantes, contando relevos, porque algunos buques tuvieron varias campañas. Hay que destacar que hubo una participación importante de mujeres, quizá fue la mayor cantidad de mujeres dentro de todas las organizaciones que se movilizaron", le contó a Infobae Horacio Vázquez Rivarola, director del Museo Marítimo Ingeniero Pedro Cerviño.

El primero de los ataques ocurrió hace 37 años, el sábado 9 de mayo de 1982. En el receptor del apostadero naval Puerto Argentino comenzó a sucederse la siguiente sucesión de mensajes.

09.05: Aquí Narwal. Somos atacados por aviones ingleses en la altitud 52º 45' Sur y longitud 58º 02' Oeste. Tenemos heridos graves.

09.12: Narwal, averiado y a la deriva, hace agua y peligro de hundirse por fuerte tormenta. Lanzamos botes y balsas al agua con heridos. Estamos tratando de contener la entrada de agua.

11.00: Falleció uno de los heridos. Otro avión inglés nos sobrevuela y ataca nuevamente.

11.05: Han sido destruidas todas las balsas, resta un bote para los que quedamos. Requerimos ayuda urgente.

11.25: Quedan seis hombres en un bote a la deriva. No quedan elementos de salvamento. Narwal a punto de hundirse. Nos arrojamos al agua. ¡¡¡Viva la Patria!!!

El emisor de estos desesperados mensajes no era otro que el oficial de Comunicaciones Arturo Reinoso, del buque pesquero Narwal. El marino mercante cumplía la última orden impartida por su capitán, Néstor Fabiano, quien luego de llegar a la convicción de que su barco se hundía irremediablemente, daba la orden de abandono.

En el conflicto bélico de 1982, los 23 pescadores que tripulaban el Narwal más el capitán de corbeta Juan Carlos González Llanos fueron tomados prisioneros y llevados a bordo del Invencible británico para ser interrogados sobre las tareas de inteligencia naval que desarrollaban y en virtud de las cuales la Corona Británica había decidido neutralizarlos. Entre los tripulantes también fue conducido al navío inglés el cuerpo sin vida del contramaestre Omar Rupp. El hecho marcó la primera muerte de un marino civil en la operación militar de recuperación de las Islas Malvinas.
El Narwal medía 70 metros de eslora (largo), 11 metros de manga (ancho) y contaba con una capacidad de carga de 1400 toneladas
El Narwal medía 70 metros de eslora (largo), 11 metros de manga (ancho) y contaba con una capacidad de carga de 1400 toneladas

Medía 70 metros de eslora (largo), 11 metros de manga (ancho) y contaba con una capacidad de carga de 1400 toneladas. Con el consentimiento de sus propietarios, la nave comenzó a enmascarar con su labor pesquera a partir del 23 de abril de 1982 importantes tareas de inteligencia naval. Otros pesqueros como el Constanza o el María Alejandra completaban un escenario de supuesta actividad pesquera "inocente".

Si bien en un principio la labor del Narwal no despertó sospechas entre la flota británica, durante los primeros días de mayo, según relata el por entonces capitán de pesca de la nave, Asterio Dawata, fueron reiteradamente advertidos por los ingleses, que debían abandonar la zona en la que se encontraban operando.

La mañana del 9 de mayo la paciencia británica se agotó y dos Sea Harrier se lanzaron contra la pequeña y desarmada embarcación. El ataque fue feroz: incluso con el buque ya fuera de servicio y sus tripulantes en el agua, las aeronaves inglesas las destruyeron con fuego de metralla. La misma metralla que había arrancado de cuajo las piernas de Rupp, quien murió desangrado en la cubierta de su buque.
Hasta ser afectado por el entonces Comando en Jefe de la Armada, el Narwal era un buque pesquero perteneciente a la Compañía Sudamericana de Pesca y Exportación que realizaba su faena pesquera habitual en el Atlántico sur
Hasta ser afectado por el entonces Comando en Jefe de la Armada, el Narwal era un buque pesquero perteneciente a la Compañía Sudamericana de Pesca y Exportación que realizaba su faena pesquera habitual en el Atlántico sur

Si bien muchas de las crónicas sobre este suceso hablan de un ataque injustificado por parte de las fuerzas británicas, es una verdad aceptada por las fuerzas armadas beligerantes que las flotas mercantes en operaciones constituyen objetivos lícitos, ya que hundir al petrolero que lleva combustible para los vehículos, naves y aviones de combate, o al carguero que transporta víveres y munición o al pesquero que realiza inteligencia, no es más que minar la capacidad de combate del oponente, lo que en definitiva constituye la premisa básica de la guerra.

La labor del Narwal y sus tripulantes mereció el más alto grado de reconocimiento por parte del alto mando naval inglés, ya que, a poco de iniciarse el interrogatorio, los oficiales de inteligencia ingleses descubrieron que a excepción de González Llanos, no estaban en presencia de tropas de elite entrenadas para el espionaje, sino de simples pescadores con una elevadísima dosis de patriotismo.

Omar Rupp recibió sepultura marina con honores militares, siendo su cuerpo arrojado al mar desde la cubierta de la nave enemiga a bordo de la cual se encontraba el príncipe Andrés, hijo de la Reina Isabel.

Las exequias de Omar Rupp
Las exequias de Omar Rupp

La mayor pérdida de vidas civiles en Malvinas

Al día siguiente del hundimiento del Narwal tendría lugar en el estrecho de San Carlos la más grande pérdida de vidas por parte de marinos civiles ocurrida durante la efímera recuperación de las Islas Malvinas: el hundimiento del ARA Isla de los Estados.

Aquel buque constituyó un caso muy particular ya que, si bien era propiedad de la Armada Argentina, sus servicios estaban afectados al tráfico comercial que realizaba la institución militar a través del Comando de Transportes Navales, una suerte de empresa naviera estatal que cumplía la tarea de llevar mercancías a regiones del país que no eran rentables para las navieras privadas.
El ARA Isla de los Estados
El ARA Isla de los Estados
Es por ello que habitualmente los buques de la empresa estaban tripulados por personal superior y subalterno de la Marina Mercante. Vale destacar también que todo el personal superior de la marina civil ostenta un grado militar como oficial de reserva de la Armada, con lo cual va de suyo que en caso de necesidad el Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas los puede convocar al servicio activo. Esta obligación no aplica al personal subalterno.

"Pero Malvinas hizo que eso no fuera necesario. De los más de 700 hombres y mujeres en el Teatro de Operaciones ninguno tuvo que ser movilizado, aceptamos el llamado de la patria en forma voluntaria", recuerda para Infobae un veterano civil.

El Isla de los Estados fue el primer buque mercante en arribar a Puerto Argentino, al margen de su dotación náutica. Llevaba personal militar de las tres Fuerzas Armadas. En el momento de su hundimiento a los 15 marinos mercantes se agregaron un coordinador de la Armada, tres hombres de la misma fuerza, dos del Ejército, uno de la Fuerza Aérea y uno de la Prefectura Naval. Además, entre los marinos mercantes se encontraban los ciudadanos españoles Manuel Olveira, Alfonso López y Héctor Sandoval. Sólo López y el coordinador miliar Alois Payarola sobrevivieron.

Los hechos
Entre el 2 de abril y el 10 de mayo de 1982 el Isla de los Estados protagonizó diversas misiones logísticas. Su particular diseño lo transformaba en uno de los únicos buques que podían atracar en el muelle de Puerto Argentino. Esto hacía que otros navíos de gran porte fondearan en las proximidades del apostadero naval y aguardaran que el Isla se acercara a recibir su carga.

Una de las primeras y más importantes misiones de esta nave fue la que protagonizó junto al mercante Río Cincel, segundo buque en arribar a las islas portando nada menos que parte de la pista de aterrizaje de aluminio  que serviría para el despegue y aterrizaje de los aviones de la Fuerza Aérea Argentina.

El Cincel protagonizó por aquellos días un heroico salvataje de miembros de la Infantería de marina que habían quedado a merced del mar embravecido a bordo de una diminuta lancha de desembarco de tropas que había perdido su hélice. La nave también quedó en la historia por llevar a bordo a las dos primeras mujeres de Malvinas, las cadetas de la Escuela Nacional de Náutica Olga Cáceres y Marcia Marchesotti.

El último de estos traspasos de carga (alijes) lo realizó al también mercante Río Carcarañá. Al finalizar las maniobras logísticas entrada la noche, los capitanes de ambas naves compartieron una cena a bordo del Carcarañá. En esa oportunidad el comandante anfitrión, Capitán de Ultramar Edgardo Dell'Elicine, aconsejó a su invitado no zarpar sino hasta el día siguiente. Pero su colega naval, Tulio Panigadi, desoyó el consejo y consideró más seguro remontar el estrecho San Carlos, protegido por la oscuridad, ya que ningún buque de la Armada brindó escolta a los numerosos mercantes en operaciones.

En forma paralela, el alto mando naval inglés ordenaba a Christopher Craig, comandante de la fragata Alacrity , que durante la noche del 10 de mayo se dirigiera a la entrada norte del Estrecho San Carlos a efectuar un relevamiento a fin de detectar la posible existencia de minas colocadas por la Marina argentina.

El alto mando naval inglés ordenó a Christopher Craig, comandante de la fragata Alacrity , que durante la noche del 10 de mayo se dirigiera a la entrada norte del Estrecho San Carlos a efectuar un relevamiento a fin de detectar la posible existencia de minas colocadas por la Marina argentina

En estas circunstancias aproximadamente a las 22, el radar del navío inglés detectó un eco que resultó corresponder al Isla de los Estados. Craig ordenó en primer lugar el lanzamiento de una bengala la que en forma indubitable expuso ante los ojos del comandante inglés la silueta del buque argentino. Su silueta delataba perfectamente que no se trataba de un buque militar y que, por lo tanto, no estaba artillado.

Sin embargo, Craig, fiel a la consigna de neutralizar a los buques mercantes en operaciones, abrió fuego con munición de 4,5 pulgadas. Al tomar contacto con los tambores de JP1 (nafta de aviación) y la munición estibada en cubierta, dieron inicio al dantesco final de la nave, una sucesión de explosiones fue arrancando de raíz distintas partes de la nave. Hasta su propio puente de mando desapareció súbitamente.

"Díganle a los de las Islas de enfrente que no tiren"
La frase corresponde al coordinador militar Alois Payarola (por estos días el único sobreviviente de la tragedia). En pleno ataque la pronunció mientras operaba la radio del buque argentino convencido de que el ataque provenía de la artillería del Ejército Argentino ubicada en la costa vecina.

Pero poco después no quedarían dudas de que el ataque letal provenía del enemigo: los certeros impactos se sucedían sin solución de continuidad e impactaban en la obra muerta del buque (es decir, parte del casco que queda por encima de la superficie del agua). Las explosiones comenzaron a sucederse no solo en cubierta sino dentro de las bodegas, por lo que en pocos minutos la tripulación se vio obligada a abandonar la nave.
El Rio Cincel protagonizó por aquellos días un heroico salvataje de miembros de la Infantería de marina

De todo el personal civil, policial y militar que integraba la dotación, sólo sobrevivieron el hoy Capitán de Navío retirado Alois Payarola y el marinero español Alfonso López. Ambos llegaron nadando a la costa a pesar del frio extremo de las aguas. El comandante civil de la nave, Capitán de Ultramar Tulio Panigadi, fue arrastrado por la corriente y murió en el intento de tomar la costa, al igual que el Primer Oficial de a bordo, Jorge Bottaro.

Contrariando un ancestral precepto marino, Craig no prestó ayuda a ninguno de los tripulantes se arrojaron al mar. Por el contrario, imprimió la máxima velocidad a los motores de su buque para alejarse del lugar.

Durante 36 años se aceptó como un hecho innegable que los restos de todos los tripulantes del ARA Isla de los Estados descansaban en el fondo de las aguas del Estrecho San Carlos. Pero en 2018, durante las tareas de reconocimiento de ex combatientes sepultados en el cementerio militar de Darwin, fue reconocido por las pruebas de ADN el cuerpo del Jefe de Máquinas del buque, el maquinista naval Miguel Aguirre, un ex militar que ya como marino mercante y encontrándose en uso de licencia cuando su buque fue afectado a las operaciones militares se presentó como voluntario a pesar de los ruegos familiares para que no lo hiciera.

El Isla de los Estados representa al decir de muchos estudiosos de la guerra de Malvinas el más acabado ejemplo de integralidad operativa. Marinos Mercantes, Marinos de Guerra, Personal de Prefectura Naval, del Ejército y de la Fuerza Aérea cumplían funciones a bordo. Otro ejemplo de valentía y patriotismo.

martes, 2 de abril de 2019

domingo, 27 de enero de 2019

Las Fuerzas Armadas encaran un contrarrevisionismo histórico

Pasqualini y Aguad participaron esta semana del acto homenaje a los muertos en La TabladaPor Nicolás Tosi - La Nación 
En contraste con el kirchnerismo, el Gobierno apoyó en los últimos meses actos de reivindicación a los militares en acciones producidas en períodos democráticos

Pasqualini y Aguad participaron esta semana del acto homenaje a los muertos en La Tablada
Crédito: Hernán Zenteno

El revisionismo es una tendencia que busca someter a un nuevo examen doctrinas, interpretaciones o prácticas establecidas con el propósito de actualizarlas, corregirlas, enmendarlas y a veces negarlas.

Las ceremonias que realizaron las Fuerzas Armadas en los últimos meses, en homenaje a los caídos en las tomas de la guarnición militar de Azul (1974), del regimiento de Formosa (1975) y del cuartel de la Tablada (1989) se pueden interpretar como una reivindicación hacia aquellos soldados abatidos en combate por defender la democracia contra el ataque de grupos armados que buscaban desestabilizar a los gobiernos constitucionales.

¿Son estos homenajes actos aislados o forman parte del comienzo de un movimiento de contrarrevisionismo de las Fuerzas Armadas?

El analista político Rosendo Fraga plantea dos puntos importantes para entender las diferencias en la política de revisión del pasado de las Fuerzas Armadas. El primero, la actitud del Estado frente al conflicto, y el segundo, la conmemoración de los muertos en el conflicto armado de los años setenta.

En cuanto a la actitud del Estado frente al conflicto sugirió dos escenarios: uno de revisión del pasado que llevó adelante el kirchnerismo, donde se "denunciaban e impulsaban causas contra el personal de las Fuerzas Armadas", y otro distinto, como el que tiene actualmente con Cambiemos, que "se ubica como un neutral que no carga jurídicamente contra el personal militar que actuó en los años setenta, pero que no impide los juicios que se están desarrollando ni los que se inician".

En la conmemoración de los muertos en el conflicto, Fraga señaló que "en el kirchnerismo se prohibió conmemorar los caídos en las Fuerzas Armadas, y en cambio ahora no solo se permite, sino que el Gobierno participa de ellos".

Así lo demostrarían las tres ceremonias antes mencionadas, que contaron con la presencia de funcionarios. Claudio Avruj , secretario de Derechos Humanos, estuvo en octubre en el acto por el aniversario del ataque -realizado por Montoneros- contra el regimiento de Formosa en 1975. Fue inédito. Ese tipo de actos no contaba con la presencia de ningún funcionario.

El 23 de enero pasado, el Ejército rindió homenaje a los excombatientes y caídos en el ataque contra el cuartel de La Tablada, ocurrido durante el gobierno de Raúl Alfonsín , por parte de manifestantes del Movimiento Todos por la Patria. La conmemoración contó con la presencia del ministro de Defensa, Oscar Aguad , y del propio Avruj. Y en la conmemoración del ataque a la guarnición de Azul, por parte del Ejército Revolucionario del Pueblo, ocurrida en el último gobierno de Juan Domingo Perón, en 1974, estuvieron presentes funcionarios locales.

El periodista y politólogo Ceferino Reato coincidió con Fraga en que existe una diferencia entre las actitudes de los últimos dos gobiernos: "El macrismo tiene una visión de las Fuerzas Armadas muy distinta de la que tenía el kirchnerismo". Y dentro de este último, hizo una distinción entre el pensamiento de Cristina y Néstor Kirchner.

"El cristinismo imponía la visión de que los militares se dividen en los que son realmente populares, como las Fuerzas Armadas venezolanas o [César] Milani, y otras que, en cambio, representan a la oligarquía", sostuvo Reato. Mientras que Néstor Kirchner iba más allá porque "impugnaba totalmente a las Fuerzas Armadas", para el historiador Sebastián Miranda, durante el kirchnerismo existía "la teoría en la cual había ocurrido una represión feroz, a partir del Proceso, que se había volcado hacia los jóvenes idealistas que luchaban por un mundo mejor, que tenían ideas distintas, y que estaban enfrentados, reprimidos y desaparecidos por las Fuerzas Armadas por el simple hecho de pensar distinto".

Miranda señaló que "hay una merma en la agresividad sobre las Fuerzas Armadas". Y que esta baja en el nivel de virulencia ayuda a establecer "una especie de tregua" que permite que la situación se perciba "bastante más tranquila desde el punto de vista de la opinión pública".

El jefe del Estado Mayor del Ejército, teniente general Claudio Pasqualini, destacó que la imagen de la fuerza "se encuentra actualmente en muy buen nivel y que está dando claras muestras de su integración con la sociedad, a la cual se debe y de la cual se nutre", y pone como ejemplo los trabajos realizados recientemente en las inundaciones de Chaco, Santa Fe, Corrientes, Entre Ríos y Formosa.

Aguad remarcó: "Voy a ser más enfático que Pasqualini, hay un reconocimiento y una adhesión de la sociedad hacia las Fuerzas Armadas".

jueves, 24 de enero de 2019

El Ejército homenajeó a los combatientes y caídos del asalto al cuartel de La Tablada

Por Juan Robledo - Infobae.com
Fue en Pigüé, provincia de Buenos Aires, a donde fue mudado el regimiento tras el ataque. El jefe del Ejército, Claudio Pasqualini, estuvo acompañado por el ministro de Defensa y el secretario de Derechos Humanos, quienes llevaron la "adhesión" del presidente
A tres décadas del último ataque de la guerrilla setentista, el Ejército realizó este miércoles el mayor reconocimiento a los caídos en el Regimiento de Infantería Mecanizada 3 de Pigüé. Familiares de los nueve militares y dos policías caídos durante las jornadas del 23 y el 24 de enero de 1989, cuando guerrilleros del Movimiento Todos por la Patria (MTP) irrumpieron en el regimiento de La Tablada, recibieron diplomas y distinciones de manos del ministro de Defensa, Oscar Aguad, el jefe del Ejército, Claudio Pasqualini, el jefe del Estado Mayor Conjunto Bari del Valle Sosa y el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, en una emotiva ceremonia en la guarnición militar del sudeste bonaerense, a más de 500 kilómetros de la Ciudad de Buenos Aires, a donde fue mudado tras el intento de copamiento.

Pasqualini, único orador del acto, sostuvo en su discurso que el ataque "afectó no sólo al Ejército sino a toda la sociedad argentina, la que fue sorprendida y agraviada por un hecho de violencia inexplicable, ejecutado en plena vigencia de las instituciones democráticas y del Estado de Derecho". El teniente general del Ejército consideró que "hoy el único camino posible es el de la unión de todos los argentinos".
Durante la muy cuidada ceremonia, que respetó al pie de la letra los protocolos y rituales militares, fueron homenajeados los familiares del mayor Horacio Fernández Cutiellos, segundo jefe del Regimiento 3, el cabo primero José Gustavo Albornoz, los soldados conscriptos Julio Grillo, Roberto Tadeo Taddía, Leonardo Martín Días y Héctor cardozo; el teniente Ricardo Alberto Rolón y el sargento Ramón Wladimiro Orué de la Compañía de Comandos 601 y el sargento ayudante Ricardo Raúl Esquivel del Colegio Militar de la Nación, además del comisario inspector Emilio García García y el sargento José Manuel Soria, de la policía bonaerense, todos ellos caídos durante el intento de copamiento.

Entre las autoridades presentes se encontraron también el capellán de la guarnición militar Pigüé, el presbítero Javier Rowhein, quien al bendecir las distinciones que recibieron los familiares de los caídos, pidió "que brille para ellos la luz que no tiene fin". Además, estuvieron el intendente de Saavedra, el kirchnerista Hugo Corvatta, y el de Coronel Suárez, el cambiemista Roberto "Pachi" Palacios.
Además de los caídos, recibieron diplomas de honor por su participación en la defensa de los cuarteles de La Tablada, los "heridos en combate" teniente primero (R) Hugo Rodolfo Costas, el sargento ayudante Ricardo Israel, el sargento mayor de la policía bonaerense José Rodolfo Bias y el ayudante de tercera de la Prefectura Naval Fortunato Adolfo López.

El jefe del Ejército explicó el por qué del homenaje "a quienes aquel día cumplieron el sagrado deber del soldado de defender nuestra bandera hasta perder la vida": "Los Legionario Romanos decían que el soldado moría dos veces: la primera, cuando caía en combate, y la segunda, cuando era olvidado por sus compañeros… ¡Nosotros no los olvidamos!".

Por último, tras citar en tres oportunidades las palabras del entonces presidente Raúl Alfonsín, Pasqualini añadió: "La muerte del los defensores del cuartel no ha sido en vano. Mantengamos una visión amplia y generosa, y tomemos esos ejemplos de virtudes para que el sacrificio de estos hombres nos fortalezca como Nación y nos impulse a trabajar en la construcción de la Patria que todos anhelamos".

Ausente con aviso, el entonces ministro de Defensa Horacio Jaunarena hizo llegar una carta que fue leída durante la ceremonia y en la que destacó que "aquellos que ofrendaron su vida en la defensa y recuperación de la unidad militar, la sacrificaron por defender la vida y la libertad de todos nosotros. A ellos, nuestro perpetuo agradecimiento. Me consta, por haber estado al frente del Ministerio de Defensa en aquel entonces, la entrega y el patriotismo con el que ellos cumplieron su deber".
Fotos Lihuel Althabe
Fotos Lihuel Althabe

Tras la ceremonia, y en diálogo con los medios, tanto el ministro Aguad como el secretario Avruj destacaron que su presencia respondía a una adhesión del presidente de la Nación Mauricio Macri. "Quienes murieron en La Tablada fueron héroes de la Patria. Macri es un presidente consustanciado con el sistema democrático y la defensa de la instituciones del país. Atacar al Ejército Argentino es atacar a una de las instituciones del país y de la democracia", dijo Aguad. Mientras que Avruj sostuvo que "el presidente Macri sabe de nuestra presencia y lo vio con buen grado. Es una adhesión del presidente a este evento".

Consultado por Infobae respecto del juicio que se lleva adelante por la desaparición de dos guerrilleros, Avruj explicó que "la Justicia tiene que hacer su trabajo en función de procesos que se están llevando a cabo. Hoy lo que estamos haciendo es reafirmar el compromiso de todos los argentinos con la democracia, con los hombres de bien, y reafirmar este cambio cultural importante donde no es posible la violencia, no es posible levantarse gratuitamente contra las instituciones del Estado, que no es posible querer violentar la democracia por nadie".

jueves, 23 de agosto de 2018

Un buque heroico que participó en Malvinas será donado a la ciudad de Santa Fe

Por Luciano Andreychuk / Twitter: @landreychuk (El Litoral) - Es el ARA “Alférez Sobral”. Dejó de estar en servicio activo, y la Armada Argentina lo cederá a Santa Fe. Aquí será un buque-museo para divulgación histórica y educativa, que ayudará a mantener la memoria por los caídos en la Guerra.
Una imponente toma del buque que soportó un bombardeo durante la Guerra de Malvinas y que ahora será donado a la ciudad para fines turísticos y de divulgación histórica y educativa. Foto: Internet (Wikipedia) 

El Aviso ARA “Alférez Sobral”, un buque con casi 44 metros de eslora y 10,3 metros de manga, es como esos abuelos octogenarios que sobrevivieron a todo y tienen mucho para contar y enseñar. Será el heroico silencio de sus hierros el que hable, por la memoria de los caídos en Malvinas. Ahora, el “Sobral” fue donado por la Armada Argentina a la ciudad y amarrará aquí, aún sin lugar confirmado. Su imponente estructura se utilizará como museo, escuela, lugar de conferencias y una referencia de divulgación histórica y conmemorativa.

Las gestiones empezaron hace casi dos años, impulsadas por el Centro de Ex Combatientes de Santa Fe y con los avales de legisladores provinciales, funcionarios municipales y demás fuerzas políticas locales. El trámite administrativo con la Armada Argentina no era sencillo. Finalmente, esa institución determinó que el buque dejaría de estar en servicio activo, al igual que otras unidades navales. Entonces, al pasar a “jubilación”, el proceso de cesión sin cargo a la ciudad tuvo su impulso.

El “Sobral” es un buque de guerra (tiene un armamento muy pequeño), pero es como un “patrullero”, una autoridad en el mar al servicio de la Patria. Fue oficialmente entregado a la Armada Nacional en 1972 para cumplir tareas secundarias —logísticas y de apoyo— a la flota de mar (hoy tiene base en Mar del Plata). Desde ese año realizó tareas de prevención de accidentes, apoyo en comunicaciones y actuó en la intervención de pesqueros ilegales. Tuvo navegaciones en todo el Atlántico Sur.

El 13 de octubre de 1980, auxilió y luego remolcó hasta Bahía Blanca al pesquero Nueva Julia. Pero en plena Guerra de Malvinas, en 1982, el ARA “Sobral” fue bombardeado por helicópteros británicos, mientras retornaba de una misión de búsqueda y rescate en mar. Tras el ataque murieron ocho soldados: el comandante y siete tripulantes.
Resultado de imagen para ARA “Alférez Sobral”.
Un dato más que valioso: dos de los sobrevivientes a ese ataque británico son santafesinos: el cabo segundo Ricardo Abel Cuevas, de Rincón, y el marinero Olvaldo Venencia, de Coronda. Fue una epopeya náutica estar en altamar y llegar a duras penas hasta la costa. Tras su reparación —en Puerto Belgrano—, fue condecorado con la medalla Honor Al Valor en Combate. Parte del buque está en el Museo Naval de la Nación, en la localidad de Tigre.

“Hacer soberanía navegando”

Toda esta historia empezó casi por casualidad, en medio de una reunión por otros temas entre integrantes del Centro de Ex Combatientes de Santa Fe y autoridades de la Armada Argentina. En esa reunión se comentó que varias unidades navales iban a ser sacadas del servicio activo, por cuestiones de paso del tiempo y de uso. Dentro de esa lista de buques “a jubilar” estaba el “Sobral”. 

“Nosotros solicitamos este buque porque reúne muchas condiciones elogiosas, históricas y conmemorativas. Tiene mucha historia: hizo soberanía navegando. Estuvo en zona antártica, remontó buques, estuvo en Malvinas, hizo patrullajes y combatió pesqueros ilegales. Todos estos elementos constituyen al buque en algo de un valor histórico muy importante, y que lo tendremos aquí en la ciudad”, cuenta a El Litoral Adolfo “Fito” Schweighofer, referente del Centro de Ex Combatientes de Malvinas local.

El registro gráfico es del 1° de septiembre de 2015. Ese día, el “Sobral” llegó al Dique I para realizar ejercicios de intervención en catástrofes. Foto: Archivo El Litoral / Flavio Raina

Uso turístico, histórico y educativo

El “Sobral” quedará encallado, y su lugar de ubicación aún deberá determinarse. Podría ser el Canal de Acceso o el Puerto. Tiene 30 camas para alojamiento de contingentes. “Se va a acondicionar para que sea visitado por la gente. Hay tres espacios que se adaptarán para salas de conferencias. Se colgarán fotos de buque y de la campaña antártica, de los héroes caídos en Malvinas. Todo para que el público que lo visite tenga una idea de su historia”, enfatiza Schweighofer.

Pero además de todo lo que podrá ofrecer esta pieza museo epopéyica de la historia naval argentina, estará para la contemplación. “Toda vez que hay en una ciudad un buque como éste, la gente queda deslumbrada: se saca fotos, aprende de nuestra historia. Hasta podría haber un pequeño bar temático. Será un atractivo turístico que sumará mucho a la ciudad”, se entusiasma.

El veterano de guerra habló en nombre de todos los integrantes del Centro de Ex Combatientes: “Esto es una alegría enorme. Logramos un objeto que para nosotros es muy importante. También se habló con los chicos del Liceo Fluvial para que puedan hacer alguna pasantía a bordo del buque. Todo esto nos llena de alegría. Tener en Santa Fe el ‘Alférez Sobral’ va a permitir conocerlo, disfrutarlo, aprender, y mantener la memoria sobre Malvinas”, resalta el ex combatiente.

Por último, agradeció en nombre del Centro de Ex Combatientes “al intendente José Corral, a los concejales, a muchos actores políticos que nos apoyaron en esta iniciativa. También a la Cámara de Turismo. Nos dieron los avales y un sí rotundo para que el buque esté en la ciudad. Toda esta gestión fue del Centro, pero esto es para la ciudad: no hay ningún interés político ni económico, no nos interesa”, deja en claro Schweighofer.

Un antecedente

El martes 1° de septiembre de 2015, el Aviso ARA “Alférez Sobral” llegó a Santa Fe para realizar ejercicios de intervención en catástrofes, en conjunto con el Ejército Argentino y la Fuerza Aérea de intervención en catástrofes, como inundaciones. En aquellos días, el buque desplegó ejercicios de rescate, coordinación con ejército y operaciones en el agua.

La misiva formal

Con membrete del Estado Mayor General de la Armada, (departamento de Relaciones Públicas), Josué Alfredo Núnez, capitán de Navío de la Armada Argentina, le envió una misiva al intendente José Corral (fechada el 8 de agosto de 2018), en nombre y “por especial encargo” del Secretario General de la Armada, contraalmirante Gustavo José Iglesias, “en atención a la nota enviada al señor jefe del Estado Mayor de la Armada Argentina, Vicealmirante José Luis Villán, mediante la cual se solicita la donación de un buque que haya participado en la gesta de Malvinas”.

“Cumplo en confirmarle (dice Núñez a Corral) que es intención de esta institución darle curso favorable a esa petición, para la cual ya se iniciaron diferentes trámites con el objetivo de llevar a cabo el proceso de cesión sin cargo del ‘Aviso ARA Sobral’ a la Municipalidad de Santa Fe”, finaliza la misiva oficial.

viernes, 25 de mayo de 2018

Feliz Día de la Patría

Resultado de imagen para feliz 25 de mayo
Feliz 25 de Mayo, les desea Desarrollo y Defensa a nuestros lectores y amigos...

lunes, 21 de mayo de 2018

Por primera vez, un canciller británico homenajeó en la Argentina a los caídos en Malvinas

(Ambito.com) - El Canciller del Reino Unido, Boris Johnson, homenajeó a los soldados argentinos caídos en la Guerra de Malvinas con una ofrenda floral en el monumento de la porteña Plaza San Martín, lo que constituyó el primer reconocimiento de este tipo de un ministro de Relaciones Exteriores británico en territorio argentino.
Del homenaje participaron también el canciller argentino, Jorge Faurie, el ministro de Defensa Oscar Aguad y la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, quienes recibieron a Johnson en la previa de la reunión de ministros de Relaciones Exteriores del G-20, que se desarrolla entre hoy y mañana en la Argentina.

Antes de este gesto, la única vez que una autoridad británica había homenajeado a los soldados argentinos caídos en el combate por las Islas fue en 1999, cuando el príncipe Carlos hizo lo propio frente a dicho monumento.

"Es un honor reunirme con el ministro de Relaciones Exteriores Faurie y colocar una ofrenda floral en el Monumento a los Caídos, que conmemora a todos los que murieron en el conflicto de las Islas Falkland", expresó Johnson en referencia a Malvinas, al término del homenaje.

Por otra parte, aseguró que la relación entre el Reino Unido y la Argentina "ha recorrido un largo camino en los últimos años" y que "esta visita será una oportunidad para construir y mejorar una cooperación cada vez más estrecha".

"Espero que éste sea un nuevo capítulo en nuestra relación, y un auge en las perspectivas comerciales, después de que el Reino Unido abandone la Unión Europea", agregó el canciller británico.

La visita de Johnson a la Argentina es la primera de un canciller del Reino Unido al país en los últimos 22 años, según destacó el gobierno británico.

jueves, 3 de mayo de 2018

Un héroe: Gómez Roca se había empecinado en salvar a la mayor parte de su tripulación

(La Gaceta) - Permaneció en su puesto de mando hasta el último instante.
 
EL REGRESO. Sin timón ni comunicación el Sobral logró volver a la costa.

El 1 de mayo de 1982, luego de varios días navegando por el Atlántico Sur, el capitán Sergio Gómez Roca, al mando del aviso ARA “Alférez Sobral”, recibió la orden de destacarse hacia un punto donde debían encontrar y rescatar a dos pilotos. Eran los tripulantes de un avión Camberra que había sido derribado. Ellos se habían eyectado y cayeron al mar, marcando el bautismo de fuego de la Fuerza Aérea Argentina.

La misión implicaba un altísimo riesgo, ya que iban a internarse en la zona de exclusión británica y estarían expuestos a los ataques del enemigo. Continuaron navegando, pero al llegar al lugar no encontraron a los pilotos eyectados y comenzaron con las tareas de búsqueda.

El Sobral logró pasar inadvertido durante toda la noche del 1 de mayo y el día siguiente, pero esa noche fue detectado y sobrevolado por un helicóptero Sea King británico que se alejó enseguida. Un enfrentamiento sería inminente, por lo que se ordenó cubrir el puesto de combate. Minutos después fueron sobrevolados por otro helicóptero y el comandante ordenó abrir fuego contra esa aeronave.
Resultado de imagen para ARA “Alférez Sobral”
Gómez Roca sabía que se avecinaba un nuevo ataque enemigo, pero insistió en la búsqueda de los compatriotas. Optó por quedarse con una dotación mínima en los puestos de control y de combate del barco y el resto de la tripulación recibió la orden de guarecerse en las bodegas, para mantenerla a salvo.

El capitán divisó unas luces que se aproximaban. Eran misiles teledirigidos de las fuerzas británicas, que terminaron con su vida y la de otros seis marinos de distinto rango. El barco quedó prácticamente destruido, sin comunicación y con el puente de mando convertido en un manojo de hierros retorcidos.

Tres días después, luego de una navegación casi a la deriva, el Sobral logró acercarse a la costa patagónica con la tripulación sobreviviente. Sin saberlo, Gómez Roca pasó a la historia por su valor y por convertirse en el primer comandante argentino que murió en su puesto de mando por acción de guerra frente al enemigo. La odisea del Sobral ha sido rescatada por varios historiadores, y una detallada semblanza puede leerse en el libro “La epopeya del aviso Alférez Sobral”, de Jorge Muñoz.

Una vida entera entregada al mar

Resultado de imagen para Sergio Gómez RocaSergio Raúl Gómez Roca nació en Salta el 7 de junio de 1942. Por razones profesionales, su padre fue trasladado a la ciudad de Mar del Plata, donde el joven Sergio tomó contacto con el mar y con la Armada Argentina. Ingresó a la Escuela Naval Militar en febrero de 1958 y cinco años después, luego de efectuar el primer Viaje de Instrucción en la fragata ARA Libertad, egresó como Guardiamarina. 

En 1965, casi dos años después de recibirse, se casó con Juana Rubí Ferrer, su novia desde sus años de cadete naval. Hizo una carrera profesional tradicional, prestando servicio en unidades navales de superficie y adquiriendo capacitación en buceo. Tuvo el honor de recibir del Gobierno español la condecoración Orden al Mérito Naval de Primera Clase. Luego de 27 años en la Armada se le asignó el comando del aviso ARA “Alférez Sobral”, una de las unidades que más millas navegaba al año y de larga tradición en nuestra Marina. 

Quienes lo conocían aseguran que era dueño de una personalidad muy particular que combinaba seriedad y formalismo con ocurrencias humorísticas que le permitían atemperar situaciones complicadas. Gómez Roca fue ascendido post mortem al grado de Capitán de Fragata.

Por sus actos, lo conoceréis...Eternamente, gracias.

lunes, 30 de abril de 2018

Recordarán en Santa Fe el bautismo de fuego de la Fuerza Aérea

(Telam) - La III Brigada Aérea de Reconquista, provincia de Santa Fe, será este martes la sede del acto que conmemorará el 36to aniversario del bautismo de fuego de la Fuerza Aérea Argentina, ocurrido durante la Guerra de Malvinas. 
La ceremonia se desarrollará en la unidad que alberga al Sistema de Armas IA-58 Pucará, una aeronave que tuvo una destacada participación en Malvinas y que además fue la única construida por la entonces Fábrica Militar de Aviones que entró en combate.

El acto será presidido por el jefe del Estado Mayor General de la Fuerza Aérea, brigadier general VGM Enrique Víctor Amrein y contará con un desfile de fuerzas de tierra y pasajes aéreos de los IA-58 Pucará. 

miércoles, 21 de marzo de 2018

Hallan muerto a un jefe militar en la base antártica Marambio

Carlos Rolando (al centro) se desempeñaba como jefe del Componente Aéreo de la base antártica Vicecomodoro Marambio.(Clarin.com) - Es el vicecomodoro Carlos Ariel Rolando, que estaba a cargo del grupo aéreo de la base. 

Foto: Carlos Rolando (al centro) se desempeñaba como jefe del Componente Aéreo de la base antártica Vicecomodoro Marambio.

El jefe del Componente Aéreo de la base Marambio, vicecomodoro Carlos Ariel Rolando, fue encontrado muerto esta tarde en la habitación que ocupaba en esa estación antártica, según dio a conocer esta tarde la Fuerza Aérea Argentina.

De acuerdo a un comunicado oficial, el deceso se produjo "por razones que se deberán establecer" y "mientras el citado oficial descansaba en su habitación, luego de realizar actividades concernientes a la carga y descarga logística del rompehielos ARA Almirante Irízar mediante helicópteros de la Fuerza Aérea, como parte de la Campaña Antártica de Verano 2017-2018".

"Las autoridades de la Institución se han puesto en contacto con los familiares directos, para anoticiarlos del suceso y expresarles su profundo pesar", agregó la Fuerza Aérea en el texto.

"Asimismo, se dio parte a las autoridades judiciales correspondientes, localizadas en la ciudad de Ushuaia, provincia de Tierra del Fuego, quienes oficiaran las actuaciones de rigor", cierra el comunicado oficial.
La Base Marambio es escenario de una intensa actividad en esta época del año, debido a la realización de la Campaña Antártica de Verano. (Archivo)
La Base Marambio es escenario de una intensa actividad en esta época del año, debido a la realización de la Campaña Antártica de Verano. (Archivo)

Rolando, casado y padre de cuatro hijas, había nacido en 1967 en la provincia de Santa Fe. Dueño de una extensa trayectoria en la Fuerza Aérea, tripuló distintos modelos y se destacó como tripulante de la Flota Presidencial. Su último destino fue el Comando Conjunto Antártico del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas.
Los helicópteros Mil MI-17, de origen ruso, durante su despliegue a la base Marambio. Son operados por la Fuerza Aérea Argentina y tienen un rol clave en las tareas de carga y descarga. (Archivo)
Los helicópteros Mil MI-17, de origen ruso, durante su despliegue a la base Marambio. Son operados por la Fuerza Aérea Argentina y tienen un rol clave en las tareas de carga y descarga. (Archivo).

La base Vicecomodoro Marambio es una de las más importantes que posee la Argentina en el territorio antártico. Fundada en 1969, es operada por la Fuerza Aérea y cuenta con dos pistas de aterrizaje (la más moderna, de 1600 metros de longitud), que permiten la conexión con el continente durante todo el año.

En estos momentos, precisamente, la base es escenario de una intensa actividad debido a la realización de la Campaña Antártica de Verano 2017/18, que ya se encuentra en su etapa final. Para el jueves estaba previsto el viaje de un grupo de periodistas, con el objetivo de conocer en detalle las operaciones que se realizan. Ese viaje fue cancelado esta tarde sin conocerse los motivos.

Que en paz descanse. Cumplió con su deber hasta el final.

viernes, 19 de enero de 2018

Giro institucional: homenaje del Ejército en el aniversario de un ataque guerrillero de 1974

Giro institucional: homenaje del Ejército en el aniversario de un ataque guerrillero de 1974Por Guido Braslavsky - Clarin.com
Se cumplen 44 años del asalto de miembros del ERP a la guarnición en Azul. Encabezará este viernes la ceremonia, para recordar a los soldados caídos, el jefe de la fuerza, teniente general Diego Suñer.

El jefe del Ejercito, teniente general Diego Luis Suñer en el acto por el Dia del Ejercito Argentino. (Foto David Fernandez)

El Ejército realizará un acto este viernes, a las 19, al cumplirse 44 años del ataque a la Guarnición del Ejército en Azul, por parte de la guerrilla guevarista del Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP), con el objetivo de recordar al personal militar muerto en la defensa de los cuarteles.

La ceremonia plasmará un fuerte giro institucional del Ejército, respecto a la violencia de la década del 70: no sólo será encabezado por el propio jefe del Estado Mayor General, teniente general Diego Suñer, sino que será el primero de “una serie de actos programados cuya única finalidad es recordar a los caídos durante la defensa de cuarteles en período constitucional”, informó el Ejército.

Durante el kirchnerismo este tipo de homenajes estuvieron prohibidos.

Lo cierto es que ese ataque a las que eran las unidades más poderosas del país -el Regimiento 10 de Caballería Blindada y el Grupo de Artillería Blindada 1- se produjo el 19 de enero de 1974, durante el gobierno constitucional de Juan Domingo Perón.

Organizado por el líder del ERP, Roberto Santucho y ejecutado en el terreno por Enrique Gorriarán Merlo, actuaron entre 100 y 120 guerrilleros. Murieron el jefe de la guarnición, coronel Camilo Arturo Gay, emboscado mientras se dirigía a defender los cuarteles, su esposa Hilda Irma Casaux, quien había sido tomada prisionera junto con sus dos hijos; y el conscripto Daniel Osvaldo González, que estaba de centinela.

Esa noche fue tomado prisionero el segundo jefe de la guarnición, teniente coronel Jorge Roberto Ibarzábal, que estuvo secuestrado más de 10 meses en una “cárcel del pueblo” y terminó siendo asesinado de un disparo (indefenso dentro de un armario metálico) cuando la policía interceptó la camioneta en que sus captores lo trasladaban, el 19 de noviembre del mismo año.

El acto tendrá otra particularidad. El Ejército reconocerá a los familiares de los fallecidos: a Juan Carlos Gay, hijo del coronel Gay e Hilda Irma Casaux, a los hijos de Ibárzabal; y a Inés González, hermana del conscripto González.

En octubre de 1993, Patricia Gay, la muchacha de 14 años que vio morir a su madre, se quitó la vida. Tenía 33 años. Los hijos de Ibarzábal son Silvia, vicepresidenta de Afavita (Asociación de Familiares y Amigos de Víctimas del Terrorismo) que hace años lucha por un reconocimiento a las víctimas de la guerrilla; y Roberto (h), que al ser secuestrado su padre tenía 10 años y hoy es coronel en actividad, y que hizo su carrera militar con bajo perfil.

El ERP quería hacerse de armamento, pero el ataque resultó un total fracaso. Tras horas de combates en la oscuridad de la noche, y la huida de los atacantes, el último dramático episodio se dio en la herrería, donde el ERP había concentrado a sus prisioneros: la esposa del coronel Gay, sus dos hijos Juan Carlos y Patricia y un amigo que pasaba las vacaciones con ellos.

Como reconstruyó Clarín en una investigación publicada un día antes de cumplirse 35 años del ataque, el 18 de enero de 2009: “En el interior de la herrería, los dos guerrilleros del ERP, Guillermo Altera y Santiago Carrara, intentan negociar con los defensores del cuartel. Quieren rendirse. Piden la presencia de un juez y de periodistas. "Se ordenó irrumpir", dijo a Clarín un oficial del Ejército que pidió reserva de su nombre.

"Las tropas toman por asalto la herrería, incluso entran por las claraboyas, y empieza un tiroteo que termina con la vida de la mujer de Gay y del guerrillero Altera. Carrara queda herido de gravedad”, relató. Carrara fue condenado a 15 años y estuvo en la cárcel hasta 1984, en que fue liberado por el 2 x 1 y terminaría viviendo en Alemania, desde donde negó responsabilidad en la muerte de la señora de Gay.

El ataque a Azul tendría enormes consecuencias políticas. Perón que había asumido tres meses antes, tomó el episodio como un desafío a su gobierno, como un ataque a las Fuerzas Armadas y como una afrenta personal. Cargó las culpas sobre el entonces gobernador de Buenos Aires, Oscar Bidegain y lo obligó a renunciar. La Provincia quedó en manos Victorio Calabró, de la UOM. En mensajes al pueblo y a los militares que defendieron Azul, vestido con su uniforme de teniente general, Perón habló de “aniquilar” y “exterminar uno a uno” a los guerrilleros a quienes calificó de “psicópatas”.

El Ejército anunció que habrá homenajes similares este año para recordar el ataque a la Fábrica Militar de Villa María, ocurrido en la noche del 10 al 11 de agosto de 1974, donde fue tomado prisionero el mayor Argentino del Valle Larrabure (que apareció sin vida tras un dramático cautiverio de un año); el ataque al Comando de Sanidad ocurrido el 6 de septiembre de 1973, donde murió el segundo jefe del Regimiento de Patricios, coronel Raúl Juan Duarte Ardoy; y el 5 de octubre se recordará a los muertos durante el ataque al Regimiento de Infantería de Monte 29, por parte de Montoneros.

viernes, 24 de noviembre de 2017

ARA San Juan: Acompañamos a nuestro amigo Jorge Lucio en este difícil momento

Nuestro rezo por todos los tripulantes del ARA San Juan, y en especial al cabo primero Germán Suárez -operador de sonar-, hijo de nuestro amigo y colaborador Jorge Lucio. Esperamos con esperanza, poder ver nuevamente su sonrisa...
Jorge Elias 

martes, 3 de octubre de 2017

Edgardo Antoniana, te vamos a extrañar

Así anunciaba TN la triste noticia de la muerte de Edgardo AntoñanaLos fines de semana, ya no van a ser lo mismo. Adios, al compañero de los fines de semana en TN, se nos fue un gran periodista y querible persona...

viernes, 30 de junio de 2017

El desafío de defender la soberanía

Por Juan Alfredo Rempel - La Nación
La labor de control y vigilancia que desarrolla esta bicentenaria institución, sobre la así llamada zona económica exclusiva y plataforma continental, con sus recursos y riquezas, en tan extenso litoral marítimo, hace de la Prefectura Naval Argentina un componente fundamental del sistema de seguridad del Estado, merecedor del reconocimiento y gratitud por parte de la Nación.
Resultado de imagen para Prefectura Naval Argentina
Mencionar la tarea que para este fin desarrollan los Buques Guardacostas es solo una parte de la misión, donde el ejercicio del poder de policía se complementa mediante sistemas de posicionamiento satelital, sobrevuelos de aviones patrulleros marítimos, patrullas combinadas, que conforman un mecanismo integral de control.
Resultado de imagen para aviones patrulleros marítimos + PNA
Las tareas de prevención, resguardo y protección de las riquezas en el Mar Argentino, son actividades, en general, poco conocidas y rara vez difundidas en la ciudadanía, al tiempo que implican un gran esfuerzo económico, logístico y humano por parte de la Institución, en particular, y del Estado al aplicar los recursos necesarios para concretarlo.
Resultado de imagen para Buques Guardacostas
La cuestión se ubica en escenarios harto complejos, distantes del continente, en condiciones muchas veces adversas, con olas y vientos de magnitud, donde la pericia y profesionalidad del personal a cargo torna relevante y, más aun, cuando los infractores desoyen las advertencias de la Autoridad Marítima, ocasión en la que se ponen en práctica, protocolos preestablecidos propios de circunstancias que alcanzan a comprometer las relaciones diplomáticas con el país de la bandera del infractor.

Justo es reconocer, al tiempo de celebrar el 207º aniversario de creación de la fuerza, el acierto de la actual gestión de gobierno, al disponer la provisión de un mayor y mejor equipamiento y tecnología, asegurando el cumplimiento de su misión de salvaguarda de la vida humana en el mar, la seguridad de la navegación, la prevención ante la pesca furtiva, contaminación y protección de los recursos naturales en las aguas, entre otras tantas funciones que le alcanzan. Prueba de ello es la captura en los últimos años de más de setenta buques extranjeros, hallados operando en aguas jurisdiccionales, sin permiso de pesca.

Acaso todo esfuerzo que se lleve a cabo a favor de estos objetivos resultará insuficiente, como en tantas otras funciones del Estado, pero no se duda en sostener que la Prefectura Naval se muestra plenamente capacitada, a la altura de las más desarrolladas organizaciones guardacostas del mundo.
Imagen relacionada
Cabe así sostener que la fuerza se encuentra en condiciones de afrontar con éxito su misión, máxime con el desafío de preservación de los recursos del nuevo espacio incorporado al territorio, al determinarse el límite exterior de la Plataforma Continental a 350 millas marinas, unos 650 kilómetros del continente, área de tan significativa importancia, que contiene insospechadas riquezas para el futuro de la economía de la Nación y sus habitantes.
Resultado de imagen para Plataforma Continental a 350 millas marinas
Que este 30 de junio sea, una vez más, oportuno momento de sincero reconocimiento a una larga y demostrada defensa de los derechos de soberanía en el mar y zonas de frontera, asegurando, como reza su escudo de campaña, valor y seguridad en las costas y en las aguas.

Prefecto general (R), abogado y ex vicerrector del Instituto Universitario de Seguridad Marítima de la Prefectura Naval Argentina
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...