viernes, 20 de enero de 2017

Fondos como para atravesar un año sin sobresaltos financieros

Resultado de imagen para sobresaltos financierosPor Miguel A. Kiguel - LA NACION
Con la colocación de ayer de 7000 millones de dólares en bonos a 5 y 7 años, el Gobierno logró despejar las dudas respecto de su capacidad de conseguir los fondos para cumplir sin sobresaltos el programa financiero de este año.

Este no es un tema menor, ya que desde la elección de Trump en noviembre del año pasado comenzaron a alzarse voces que expusieron dudas sobre las posibilidades de conseguir los fondos. Las preocupaciones eran fundadas, dado que según nuestros cálculos había que ir a buscar al mercado externo unos 20.000 millones de dólares y otros 15.000 millones en el mercado local.

El principal temor era, y en alguna medida sigue siendo, que una política fiscal expansiva en Estados Unidos aumente la demanda de fondos y la tasa de inflación y que, en consecuencia, haya una suba en las tasas de interés tanto de corto como de largo plazo. Esto generaría una menor oferta de fondos para los países emergentes y en un caso extremo incluso podría llevar a que se cierren los mercados financieros, como ha pasado muchas veces en el pasado, y que no haya financiamiento a ninguna tasa de interés (¿Se acuerdan de la crisis de Lehman Brothers?).

Ante ese panorama, el Gobierno se anticipó, ya que a la colocación de los 7000 millones le sumó un crédito con bancos por 6000 millones de dólares a 18 meses. De esta forma, apenas comenzado el año, se aseguró más de la mitad de los fondos externos, que era la principal fuente de preocupación.

El resto del programa se podrá ir cumpliendo en forma gradual aprovechando las oportunidades que vayan surgiendo tanto local como internacionalmente, aunque el grueso del financiamiento debería venir del mercado local, que es más previsible y donde los montos que el Tesoro busca debería ser relativamente fácil de obtener dada la base inversora que hoy existe en el país.

Si este diagnóstico es correcto, es de esperar una nueva baja del riesgo país durante este año, que irá ocurriendo a medida que los inversores se convenzan de que el programa financiero es manejable y que el Gobierno muestre su compromiso de cumplir la reducción del déficit fiscal.

El autor es economista
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...