lunes, 25 de abril de 2011

Empleo de lanchas rápidas de ataque para misiones costeras

Por Cecilio Bartolomé
Las lanchas rápidas de ataque, dotadas principalmente con mísiles se han convertido en uno de los tipos de buque de guerra mas difundidos. Sin embargo, parece ser que no se han desarrollado requerimientos tácticos por las Marinas dadas sus características y diseños operativos.
Foto: Lancha rápida de la clase QUITO (Ecuador). Su armamento consiste en un cañón de 76 mm, un cañón gemelo de 35 mm y cuatro misiles Exocet MM-38.
Esta elección fue influida por su elevada potencia de fuego en comparación con su desplazamiento, su tamaño limitado y de un relativo bajo costo. No presenta dificultades de dotación y mantenimiento, siendo capaz de hundir o dejar fuera de combate a un buque de guerra cuyo desplazamiento es quizás hasta veinte veces el suyo propio.
Una lancha rápida de ataque es un buque de Guerra pequeño con desplazamiento entre 50 y 500 toneladas. Este tipo de buque va armado con mísiles antibuque superficie-superficie (por ejemplo, Exocet) de largo alcance (30 a 70 km), lo que reduce la necesidad de persecuciones a alta velocidad dándoles un mayor margen mientras se acercan a sus blancos, del tipo “dispara y olvida” (que requieren información general acerca de la situación del blanco antes del lanzamiento que le permita dirigirse automáticamente al mismo, con sistemas inerciales y de búsqueda),  desde un mínimo de dos hasta un máximo de ocho mísiles, dotados con cabezas de combate pesadas con capacidad perforante para blindaje medio y cuyo peso mínimo es de 120 a 150 kg.
Foto: Algunas de los armas con que puede ser equipadas esta veteranas naves.

Llevan también un sistema de cañón de calibre pequeño o mediano para defensa antiaérea o antihelicóptero. Además, puede estar equipados con tubos lanzatorpedos, un segundo o tercer cañón, rieles para lanzamiento de minas, mísiles superficie-aire, etc., que se pueden añadir de acuerdo con los requerimientos locales y un diseño básico que se los permita incorporar.

La propulsión puede ser tanto por diesel o con turbinas de gas (COGAC, CODAG o CODOG de difícil mantenimiento). En los cascos convencionales, los motores diesel son la solución mas empleada, empleándose un sistema de cuatro motores y cuatro ejes, permitiéndole una velocidad de 35 nudos que no le permite obtener gran ventaja al atacar a buques de guerra modernos, excepto si es un hidroala, y en un mar calmo (menor de nivel 7). Cuentan con autonomías entre 1500 y 2000 millas con una velocidad de crucero de 15 a 18 millas y de hasta 500 –600 millas a la velocidad máxima. Sus dotaciones comprenden a un promedio de 25 a 35 hombres.

El equipamiento electrónico es sencillo, comprende a un radar principal de exploración aérea y de superficie, un radar de navegación y un radar para control de tiro para el o los cañones. Además, según los requerimientos del comprador, influenciadas por razones técnicas, geopolíticas y económicas, pueden estar equipados con equipos de guerra electrónica (contramedidas electrónicas) y un sistema integrado de mando y control.
Foto: Lancha rápida de ataque de la Armada Chilena.

Existe el concepto que las lanchas rápidas de ataque, son los “caballitos de batalla” de cualquier marina mediana o pequeña y que son empleadas en diferentes misiones, quizás algunas no de acuerdo con las capacidades de una embarcación estandarizada, lo que puede generar fracasos operativos.

Ciertamente, una lancha rápida de ataque tiene que estar capacitada para operar aun con mar agitado, tanto en todo tiempo (noche y día) y clima (invierno y verano) pero al considerar su diseño y desplazamiento muestra inevitablemente sus limitaciones materiales y para su dotación, especialmente en combate de lo que se desprende que esta clase de buque está destinados principalmente para su empleo en agua costeras. Aunque existe la posibilidad de efectuar misiones en mar abierto y a gran distancia, las mismas requieren una cuidadosa planificación y un excelente estudio de las condiciones metereológicas. Todo, con una tripulación bien entrenada.

En las zonas costeras, las lanchas rápidas de ataque son uno de los medios más eficaces con relación a su costo para un país que requiere defender sus costas de un ataque desde el mar, por varias razones: aguas poco profundas, estrechos, pasajes obligatorios ofrecen posibilidades para el ocultamiento de la lancha y la realización de un ataque repentino a un blanco que no puede maniobrar o navegar a toda velocidad. Esta acción puede realizarla en las propias aguas como en las enemigas. Además, las operaciones en aguas costeras pueden estar dentro del alcance de la propia aviación, lo que le proporcionan una ventaja contra los ataques aéreos asociada a sus pequeñas dimensiones.

Es conveniente cuando se decide el empleo de las lanchas rápidas de ataque en operaciones ofensivas, hacerlo en grupos de cuatro a seis unidades subdivididas en dos secciones con el fin de saturar las defensas del blanco lo que requiere contra con una flota de 20 lanchas rápidas como mínimo, debido a las necesidades de patrullaje, niveles de desgaste, fatiga de la dotación, mantenimiento, etc.

El campo ideal para el empleo de este tipo de nave consistiría en atacar él trafico mercante enemigo o combatir con embarcaciones enemigas similares para ganar el control de una cierta zona marítima. Esto ha sido percibido por Suecia e Israel, pero aun no por otras marinas. Se trata de un importante aspecto, ya que afecta a la táctica, el diseño y el armamento de las lanchas rápidas con diversos tipos de mísiles, según la misión, así como por el empleo de torpedos –un arma de gran eficacia y relativamente barata-si se la emplea contra buques mercantes o grandes buques de transporte de tropas que impacta sobre la obra viva que con un impacto de misil en la superestructura, en la que hay instalados muy pocos armamentos o equipos electrónicos sensibles. Frente a un buque de gran porte se puede emplear en forma conjunta los torpedos y al retirarse atacarlo con mísiles antibuque calculando que el impacto alcance al blanco, simultáneamente con los torpedos.

La marina alemana emplea sus lanchas rápidas del tipo más pequeño (148) en formaciones encabezadas por las más grandes (148) en formaciones más grandes encabezadas por las más grandes del tipo 143 que disponen de un sistema integrado de mando y control, el sistema AGIS de AEG-Telefunken, que les permite guiar a otros buques en un ataque coordinado, rápido y eficiente, actuando bajo una fuerte cobertura aérea.
Foto: Tipo 143 Clase Albatros

La Tipo 148 (Clase Tigre) esta armada con cuatro misiles guiados Exocet (Alemania) o Harpoon (Grecia), un cañón OTO Melara de 76 mm, un cañón Bofors de 40 mm y veinte minas.
Foto: Lancha rápida de ataque Tipo 148

Las condiciones operativas básicas en todos los países son bastante similares, aunque las condiciones geográficas difieran, en ellos las lanchas rápidas de ataque sean un medio flexible y útil que se empleen en cualquier circunstancia posible, incluso con sus limitaciones pudiendo ser sus formas de empleo:
1) En tiempo de guerra:
a) En aguas costeras nacionales:
- Interceptar los intentos del enemigo de desembarcar comandos o saboteadores.
- Atacar buques enemigos que realicen operaciones ofensivas o se encuentren en transito.
- Asegurar la defensa del litoral nacional contra cualquier amenaza desde el mar.
b) En aguas costeras enemigas:
- Efectuar operaciones de ataque contra grandes buques de superficie.
- Atacar el trafico mercante enemigo.
- Hacer frente a lanchas rápidas del enemigo para ganar el control sobre sus aguas costeras.
- Desembarco de grupos de fuerzas especiales.
2) En tiempos de paz:
- Patrullaje de las aguas costeras nacionales y la zona económica exclusiva, con el fin de evitar el contrabando y la infiltración, proteger la pesca ilegal y los derechos de prospección, etc.

Si bien, algunas de estas tareas podrían realizarse con otros tipos de buques de guerra, la lancha rápida de ataque es sin duda un buque disponible actualmente que puede cubrir estas necesidades a un precio moderado. Una consecuencia de este empleo multipropósito es la necesidad de contar en ellas con un equipamiento de armas multipropósito especificas, ya que los mísiles antibuques serian en muchas situaciones un equipamiento excesivo para realizar la tarea prevista.
Foto: Clase La Combattante III (Francia) deriva de la Tipo 148 alemana.
 
Existe una tendencia hacia el equipamiento de un mínimo de dos sistemas de cañones (uno de doble propósito de 76 mm y dos antiaéreos de 30, 35 o 40 mm) con el fin de aprovechar completamente su capacidad, un sistema de torpedos de largo alcance, rieles para lanzamiento de minas (ideal para, rieles para lanzamiento de minas (ideal para operaciones de minado rápido en aguas estrechas o en proximidades de puertos enemigos) y equipamiento de guerra electrónica.
Foto: Tipo 143A Clase Gepard

El sistema misilistico debe ser modular de manera que permita el rápido reemplazo de los mísiles de largo alcance (Ej.: Harpoon) por un mayor numero de mísiles más pequeños y de menor alcance, como la clase Reshef israelí, por ejemplo, para operar contra diferentes tipos de blancos, como los costeros (Ej.: Gabriel) lo que incrementa el desplazamiento de las lanchas rápidas de ataque.
Con el fin de obtener mejores resultados, las más modernas permiten ser equipadas con un helicóptero liviano para aumentar sus capacidades de combate transhorizonte (Ej: Aliya Sa'ar 4.5), y también así dotar a la tripulación con mísiles antiaéreos de disparo sobre el hombro (Ej. Stinger).
Foto: Lancha rápida de ataque construida en China para Pakistán.
La adquisición de una flotilla de lanchas rápidas es un excelente comienzo para una marina, pero solo el comienzo. El futuro, ya llegó.

Anexo 1

Lancha rápida de ataque Clase Saar 4.5
La clase Saar 4.5, es una clase de barco misilero de la armada israelí, una versión mejorada y agrandada de la clase Saar 4 (INS Chochit o INS Nirit). Dos barcos de esta clase fueron construidos, el primero fue el INS Aliya, botado en 1980, seguido por el INS Geula.
La Saar 4.5 incorporó muchas mejoras sobre en sistemas electrónicos respecto a la Saar 4: sistema de mando y control, detección, clasificación e identificación, sistema de control de fuego, radar, sonar, equipos de guerra electrónica y comunicaciones. Los motores y sistemas de propulsión también fueron mejorados.
El barco es 4 metros más largo que el Saar 4, pudiendo acomodar un hangar y consiguiendo una cubierta para el helicóptero Dolphin Aerospatiale (Dauphin). Sin embargo, no todos los barcos de esta clase son adecuados para el uso de helicópteros. En términos de la proporción potencia de fuego-desplazamiento, la Saar 4.5 es el navío de combate más potente en el mundo, llevando en combate hasta 14 sistemas de ataque.
La armada israelí decomisionó tanto al INS Aliya como al INS Geula, siendo vendidos a México para servir en la armada mexicana en enero de 2004. Los reportajes de prensa indican que los israelíes quitaron los sistemas antibuque Harpoon antes de la venta, sin embargo, los sistemas antibuque Gabriel fueron incluídos en la venta.
El 31 de julio de 2006, cuando hacía un bloqueo, Hezbollah dijo que habían destruido una Saar 4.5. Sin embargo, las Fuerzas de Defensa de Israel respondió que esta afirmación era falsa y que ningún barco fue destruido. Esto se dijo 17 días después de que la INS Hanit fuera atacada por Hezbollah, usando una versión iraní del misil chino C-802. Durante este incidente anterior, las Fuerzas de Defensa de Israel afirmó que los sistemas antimisil del barco no estaban conectados.
Especificaciones:
Motores: 4 Maybach, 12,000 CV
Velocidad: Max. 33 nudos, Crucero 19 nudos
Rango operativo: A 19 nudos 4800 millas, A 30 nudos 2200 millas
Radares: Radar de búsqueda aérea Neptune/ S.P.S y radar de control de fuego Orion
Desplazamiento: 488 toneladas
Eslora: 58 m
Manga: 7.62 m
Velocidad: 61 km/h
Tripulación: 53
Armamento: 8 misiles antibuque Harpoon, 4 misiles antibuque Gabriel, Misles antiaéreos Barak, Tubo lanzatorpedos, lanzador de cargas de profundidad, cañón Oto Melara o Phalanx 20 mm CIWS Mk.15, 2 ametralladoras Oerlikon, 2 ametralladoras M2 de 12,7 mm

Fuente: Desarrollo y Defensa
Bibliografía consultada: Tecnología Militar Nro 2/82, Pág. 25-32, Monch Ed. Impresa en Alemania.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...