domingo, 25 de abril de 2010

Argentina, con el dilema del reemplazo de los Deltas

Enfrentada al inexorable retiro de sus cazabombarderos deltas del tipo MIRAGE entre los años 2013 y 2014, la Fuerza Aérea Argentina (FAA) se halla frente a las alternativas representadas por las ofertas de KFIR C-10 y MIRAGE F-1EJ, recibidas de los fabricantes ISRAEL AEROSPACE INDUSTRIES (IAI) de Israel y DASSAULT de Francia. En realidad la FAA tiene más interés en el MIRAGE 2000 como solución de largo plazo, específicamente en las versiones modernizadas S5 o 5F, que podrían ser compradas de segunda mano cuando se conviertan en excedentes. Pero la disponibilidad de esos aviones se ha ido dilatando, debido a la lentitud del programa de adquisición de los DASSAULT RAFALE que deben reemplazarlos en el Ejército del Aire de Francia.
DASSAULT ofrece doce MIRAGE F-1EJ, más un biplaza F-1DJ, los que serían sometidos a una revisión mayor de depósito en Francia antes de su entrega al país sudamericano. IAI propone entre diez y doce KFIR C-10 y C-12 (biplaza), que serían producidos mediante la recuperación y modernización de células de C-2 o C-7 almacenadas.

Aunque son ofrecidos por DASSAULT, los F-1EJ/DJ son aviones excedentes de la fuerza aérea de Jordania, que los ha reemplazado en años recientes con cazabombarderos F-16. Son aparatos que representan tecnología principios de los años ochenta, equipados con sistemas mejores, principalmente el radar CYRANO IVM (Mejorado) de THALES y un presentador frontal de datos (HUD) VE-120 del mismo proveedor francés. Una de sus ventajas es que la integración operativa y logística de esos aviones en la FAA sería muy rápida, por ser sus sistemas similares a aquellos de los deltas operados hasta hoy por esta fuerza. Todas las armas empleadas por los FINGER y MARA podrían ser incorporadas sin dificultades, quizás sumando también el AIM-9M SIDEWINDER. El motor SNECMA ATAR 9K-50 tampoco representaría un gran desafío para los técnicos argentinos ya especializados en el ATAR 9C.

En cambio el aparato ofrecido por IAI tiene posiblemente mejor electrónica, representada por el radar ELTA EL/M-2032 y una cabina en general más moderna del tipo glass-cockpit, con pantallas digitales alfanuméricas multipropósito y la opción de incluir la mira montada en el casco DASH del fabricante israelí ELBIT. Un dato a considerar es que Colombia y Ecuador también han comprado este cazabombardero. El KFIR ofrece también la posibilidad de incorporar un amplio rango de armas y sistemas de designación de blancos o reconocimiento de origen israelí, aunque esa posibilidad dependería de la voluntad incierta del gobierno argentino de financiar la compra de esas armas y sistemas.

El motor del KFIR C-10 es un J79-GE-J1E, una variante modernizada y de mayor empuje del célebre J79 de GENERAL ELECTRIC –que impulsó aviones como el F-104 STARFIGHTER y el F-4 PHANTOM II- producida bajo licencia en Israel por IAI BEDEK. Desarrollado originalmente para impulsar una variante degradada del F-16, que se pretendía vender a países del Tercer Mundo pero que nunca prosperó, es un motor también sobrepasado tecnológicamente. En resumen, las alternativas disponibles para la FAA son el MIRAGE F-1EJ, cuyas ventajas serían la economía de compra y una integración operativa muy rápida, o el más caro pero también más capaz KFIR C-10, cuya integración tomaría más tiempo y sería más compleja. Ninguna de estas alternativas es una solución definitiva, ya que ambos aparatos deberán ser también reemplazados en menos de una década.

Fuente: Enfoque Estratégico.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...