Mostrando entradas con la etiqueta Pesca. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Pesca. Mostrar todas las entradas

viernes, 5 de octubre de 2018

Pesca de calamar en el Atlántico sur: la amenaza china

Resultado de imagen para Pesca de calamar en el Atlántico sur: la amenaza chinaPor Roberto García Moritán - @RGarciaMoritan - Infobae.com

Anuarios estadísticos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés) informan que anualmente se consume en el mundo 2,7 millones de toneladas de calamar. De acuerdo con fuentes del gobierno chino, sus buques capturan entre el 60% y el 70% del desembarque de calamar en aguas internacionales. Sobre esta base, es probable que una proporción similar se mantenga en el Atlántico sur e incluye la pesca en la milla 201, la pesca ilegal en el mar argentino y la realizada con las cuestionadas licencias del Reino Unido en aguas circundantes a Malvinas.

En la última década el incremento de la presencia de la flota china ha sido sorprendente y el volumen de pesca, alarmante. Ha aprovechado épocas de abundancia, como el 2015, y se ha beneficiado incluso en períodos de bajo registro como fue, por ejemplo, el 2016, logrando un notable mejor resultado al obtenido por Argentina operando en su zona económica exclusiva (ZEE).

Diversos informes permiten entender el predominio chino en la pesca del calamar en particular en zonas tan distante como es el Atlántico sur. También las ventajas artificiales con las que gozan, por ejemplo, con subsidios al combustible y a la producción industrial, regímenes laborales muy cuestionables y sin aranceles en los mercados de destino. La revista Science ha señalado que, sin estas distorsiones, la mayoría de la pesca china no sería rentable a las tasas de explotación vigentes. La misma observación la realiza Science Advance en una nota de Enric Sala que afirma que el 54% de la pesca china sería deficitaria sin subsidios. National Geographic ha informado que esa práctica, que ha dotado a China de una sobrecapacidad pesquera, es cuatro veces superior a las ganancias.

South China Morning Post, en un artículo firmado por Stephen Chen, indica que la presencia abrumadora de China está afirmando la capacidad de influenciar en las negociaciones sobre conservación y distribución de los recursos mundiales de calamar para su propio interés. Asimismo, señala que para China la pesca de calamar es un paso hacia la conquista de los océanos con respaldo financiero gubernamental. También a través del apoyo de un conocimiento científico avanzado con información de última generación conformada por un conjunto de satélites y buques de investigación que le permite conocer con mucha precisión el tamaño y los cardúmenes de calamar. Según Chen, esos pronósticos oficiales son la mayor red de información de calamar con una exactitud del 70 al 90 por ciento.

Estas circunstancias, entre otras, ponen en evidencia que el problema de la pesca del calamar en el Atlántico sur es una cuestión que la Argentina debería analizar con un renovado cuidado geoestratégico y con una mayor atención en lo que hace al conocimiento científico sobe el estado del caladero. El tema, por su dimensión, supera incluso el importante e indispensable control naval del espacio marítimo.

También, en momentos en que se mantienen negociaciones en Naciones Unidas para un nuevo acuerdo para la conservación de la biodiversidad en la alta mar, habría que meditar sobre la vigencia del esquema del manejo de Illex argentinus tras tres décadas de desarrollo de esta pesquería en nuestra ZEE, en los espacios marítimos en disputa y en aguas internacionales. Sería desilusionante, de mantenerse las tendencias actuales, que algún día el Illex sea solo argentinus en la denominación científica.

miércoles, 19 de septiembre de 2018

Córdoba: descubren a chinos que pescaban con descargas eléctricas

 (Perfil.com) - La práctica está prohibida debido a que causa graves problemas ambientales. 
La Policía de la provincia de Córdoba sorprendió en una laguna de Río Segundo a siete ciudadanos chinos que pescaban usando descargas eléctricas en el agua, una modalidad prohibida por el daño ambiental que causa. Según informó el portal de noticias del Gobierno de la Provincia de Córdoba, personal de Policía Ambiental junto con la Patrulla Rural de Río Segundo llegaron a la laguna tras recibir una denuncia que alertaba sobre la presencia de pescadores furtivos en la Laguna Larga. 
Cuando los agentes arribaron a la laguna constataron que los sujetos se encontraban pescando mediante descargas eléctricas en el agua y con elementos prohibidos, por lo que los efectivos los identificaron y realizaron las actuaciones correspondientes por infringir la normativa vigente. En la causa que se inició consta que cuando los pescadores visualizaron el móvil policial acercarse, arrojaron al agua una canasta que, al parecer, contenía los peces que habían capturado, según consignó la agencia NA. 
chinos-descarga-electrica
Además de identificar a las personas que estaban pescando, los efectivos que participaron del procedimiento secuestraron tres redes de 100 metros en total, cinco trampas tipo carpa, una batería, un convertidor eléctrico para realizar las descargas al agua, una caña modificada tipo picana, dos mediomundo con electricidad y un bote inflable. Según se informó, la modalidad de descargas eléctricas se realizaba para inmovilizar a los peces que luego eran recogidos con las redes y otros elementos. Esa modalidad está prohibida por las leyes provinciales 4.412 y 22.421 de regulación de la pesca y conservación de la fauna respectivamente ya que genera un importante daño ambiental.  Tras el secuestro de los elementos de pesca, a los ciudadanos chinos se les inició un sumario administrativo que determinará la multa aplicable y además se los inscribió en el Registro de Infractores que lleva la Dirección de Policía Ambiental. 
Fuente www.perfil.com.

viernes, 7 de septiembre de 2018

La pesca gallega en aguas de Malvinas, con Argentina al margen

Por Roberto García Moritán - Clarin.com
Todas las sociedades mixtas de pesca que operan tienen capital gallego como la amplia mayoría de los barcos abanderados en las Islas. Esto desilusiona a la Argentina. ¿Qué pensaría España si alguna provincia argentina entablara negocios tan significativos con Gibraltar?


Trabajadores descargan pescado (la mayoría calamar) de un barco en Puerto Stanley. Foto AP Foto/Paul Byrne.

Un nuevo buque español de última generación ha sido botado en Vigo para la zafra del calamar loligo en los caladeros norte y sur de Islas Malvinas. Esto representan el 75% de las capturas en aguas circundantes del archipiélago. La flota gallega de calamar, con 17 barcos con licencias de pesca otorgadas por las Islas, es una de las que más faena en la zona. Por día, promedian unas 670 toneladas de caputuras. Este año, esos buques dispondrán, además, de atraques alternativos tras el acuerdo con la petrolera Premier Oil para el uso de sus instalaciones.

La vinculación de Galicia con Malvinas es reconocida por las autoridades ilegítimas de las Islas. El representante de la Asamblea Legislativa, Phyllis Rendell, así lo ha admitido recientemente al destacar que las empresas gallegas son las que más han contribuido a la industria pesquera isleña.
Pesca en Malvinas. REUTERS/Marcos Brindicci
Pesca en Malvinas. REUTERS/Marcos Brindicci

Todas las sociedades mixtas de pesca que operan tienen capital gallego como la amplia mayoría de los barcos abanderados en las Islas. Una cuestión muy desilusionante para la Argentina, el principal país de la diáspora gallega. Qué pensaría España si alguna provincia argentina entablara negocios tan significativos con Gibraltar.

De acuerdo a Penguin News la primera campaña del calamar de este año ha sido la mejor desde 1995, logrando en un mes la mitad de la media anual. La pesca del 2018 ya supera la del 2017. Y está, a su vez, fue un 37% mayor que la de 2016.

Asimismo señala, según el científico Sasha Arkhipin, que todos los barcos tienen capturas estabilizadas en alrededor de 30 a 40 toneladas diarias, especialmente en la zona norte conocida como Loligo Box. Más allá de la preocupación que despierta esta depredación pesquera, ha resultado estimulante la noticia de que Malvinas habría decidido no otorgar licencias de pesca de calamar a buques con bandera de China hasta que ese país no cumpla con los estándares internacionales sobre pesca ilegal. La medida, de acuerdo a la prensa, se habría adoptado tras los incidentes en la llamada milla 201 de Argentina.

En la actualidad, hay más de 500 barcos asiáticos concentrados en el Atlántico Sur, una de las zonas de mayor biodiversidad marina del planeta. Dado que hasta ahora se aplican pocas medidas de conservación en los caladeros de calamar fuera del mar argentino, la pesca ilegal y no regulada tiene un impacto negativo significativo en dicho eco sistema. Es de esperar que el caladero goce de buena salud y soporte una presión de extracción que, lamentablemente, no cuenta con datos científicos de sustentabilidad.

También que se incorpore una mayor dosis de racionalidad y de cooperación en la lucha contra la pesca indiscriminada más allá de las 200 millas. El diálogo abierto con el Reino Unido en materia de pesca, podría ser un primer paso.

Roberto García Moritán es ex vicecanciller

viernes, 10 de agosto de 2018

Contessi botó al buque fresquero “Acrux”

(Pescare.com) - El acto tuvo lugar esta tarde con la presencia del ministro de Agroindustria, Miguel Etchevehere. Otras tres embarcaciones están en construcción.
En una tarde dominada por nubes y grises, el rojo exhibido por el casco del “Acrux” se presentó como una ruptura no sólo cromática, sino también de forma. Fue el primer fresquero de altura que el astillero Contessi entrega en casi diez años. La mayoría de los últimos barcos construidos fueron costeros.

Por su trascendencia, el acto realizado este jueves por la tarde, convocó la presencia de autoridades del Gobierno nacional y provincial; entre ellas la del ministro de Agroindustria de la Nación, Miguel Etchevehere; y la del subsecretario de Pesca, Juan Manuel Bosch.

Para el astillero es su barco número 128. Esta construcción lo tomó en un momento de plena actividad, con toda su capacidad instalada operando. Otros tres buques se siguen construyendo en la nave central, destacándose un moderno tangonero congelador de 39 metros.

La firma responsable del “Acrux” es De Angelis y Logghe S.A. que reemplazará al “Judith I” de cara a modernizar la captura del langostino; aunque la unidad también fue pensada para operar sobre otras especies como merluza hubbsi o pelágicas. El criterio del diseño fue la versatilidad.

Desde 2009 que no se botaba un fresquero.

Características técnicas

La embarcación, que tendrá puerto de asiento en Mar del Plata, mide 28,50 metros de eslora; 28,13 de arqueo; 7,80 de manga moldeada y cuenta con un puntal moldeado de 3,65 metros.
contes
Otro detalle que la distingue es la doble cubierta. Permitirá que todo el trabajo de clasificación se lleve adelante bajo techo. La captura se descargará desde una rampa de popa al pozo aislado y desde allí se desplazará con cintas transportadoras por la planta de elaborado. Allí el recurso será lavado automáticamente y diferido a la bodega refrigerada para su encajonado con hielo. Desde el astillero proyectan que con esta modalidad de trabajo el pescado o marisco recibirá un mejor tratamiento y la tripulación ganará en seguridad.

Al mismo tiempo, los alojamientos y espacios habitables se encuentran sobre la línea de flotación y cumplen con las nuevas regulaciones de la Organización Internacional de Trabajo (OIT) en materia de confort y garantías para los trabajadores.

Durante su discurso, Domingo Contessi pidió apuntalar el trabajo del sector naval: “No podemos conformarnos con una realidad coyuntural, necesitamos que se consolide para poder seguir renovando la flota e invirtiendo en infraestructura, no sólo en este astillero, sino en toda la industria naval”, dijo. En ese sentido, reconoció acciones por parte del Gobierno, pero al mismo tiempo alertó sobre la necesidad de instrumentar herramientas financieras: “Estamos trabajando con las autoridades en ello y somos optimistas”, expuso.


Etchevehere y Contessi en recorrida por el barco.

Reintegros en la mira

Por otra parte, Contessi le dedicó un párrafo al vencimiento del Decreto 639/17, que mejoró los reintegros a las exportaciones en el último año: “Pedimos no volver a un esquema donde un filet de merluza procesado por trabajadores en tierra tenga el mismo reintegro que uno hecho por máquinas a bordo”, lanzó.

Según entiende, ese criterio es tan ilógico como que la cola en bloque de langostino para ser reprocesada en el extranjero siga teniendo el mismo reintegro que el langostino pelado y desvenado en la Argentina. En cualquier caso, si bien aún resta una definición clara por parte del Ministerio de Hacienda, Etchevehere dejó señales que hacen pensar que el alcance del decreto 639 no será actualizado.

Aún así, el ministro reconoció el esfuerzo que hace la industria: “Acá como vimos hay generaciones perserverando, llevando adelante una pasión, demostrando orgullo, demostrando que aquí hay una importantísima industria que da empleo y agrega valor. De nuestra parte, lo que no tenemos que hacer es entorpecer. Tenemos que facilitar para que ustedes puedan expresar ese potencial. Tenemos que trabajar en equipo”, expresó. 

martes, 7 de agosto de 2018

El Atlántico Sur Argentino enajenado

Resultado de imagen para DR. CÉSAR AUGUSTO LERENA Por Dr. César Augusto Lerena -  Infosur
Ocurren en nuestro país cuestiones suficientemente graves que le impiden al argentino medio ver un panorama peor, pero, algo huele mal entre el Reino Unido de Gran Bretaña y la Cancillería Argentina respecto al Archipiélago de Malvinas  y nuestro mar argentino.


El 13 de septiembre de 2016 el entonces Secretario de Relaciones Exteriores Carlos Foradori declaró junto al ministro británico, Alan Duncan, respecto al Atlántico Sur lo siguiente: «…adoptar las medidas apropiadas para remover todos los obstáculos que limitan el crecimiento económico y el desarrollo sustentable de las Islas Malvinas, incluyendo comercio, pesca, navegación e hidrocarburos» manteniendo la “fórmula del paraguas”. Aquellas declaraciones fueron reiteradas -pese a la oposición del Congreso Nacional- por el actual Ministro de Relaciones Exteriores Jorge Faurie y el Embajador inglés Mark Kent.

Además, de una reunión llevada a cabo en Londres entre el vicecanciller argentino Pedro Villagra Delgado y el referido Duncan junto a la llamativa participación de los legisladores británicos en Malvinas Mike Summers y Phyl Rendell, la Cancillería reunió en Buenos Aires el 14 y 15 de mayo de 2018 al desactivado (2005) Subcomité Científico de la Comisión de Pesca del Atlántico Sur (CPAS), formado por funcionarios británicos y argentinos para retomar las actividades de cooperación científica bilateral, quedando prevista una próxima reunión en Londres en noviembre de 2018 , aunque, también habrían participado de la misma -insólitamente- habitantes de Malvinas. Algo huele mal: No se puede acordar cuidar nuestros recursos con quién los depreda .

¡Es la biología, estúpido! Acordar con los ingleses sobre las capturas o la investigación del recurso en el Atlántico resulta inadmisible porque se trataría de aportarle información científica al Reino Unido sobre el ecosistema argentino; una información que a la luz de la dependencia económica que tienen las islas a la captura del calamar, resulta confidencial y estratégica.

Si la Cancillería Argentina acuerda con los británicos asegurándoles que el recurso pesquero llegue a Malvinas y evitando que otros buques sin licencia inglesa los pesquen previamente o los propios buques argentinos los capturen cortando el ciclo migratorio al archipiélago, sería contribuir a sostener la ocupación inglesa. ¡Una acción más bien propia de una colonia del Commonwealth!      

El gobierno, seguramente bajo pretexto de insertarse en el mundo, manifiesta no tener «hipótesis de conflicto» y, pareciera estar dispuesto a cooperar con el Reino Unido de Gran Bretaña en el desarrollo de Malvinas, dejando de lado lo prescrito en la Constitución Nacional. Es poco probable que, promover un acuerdo pesquero y facilitar los traslados aéreos con los isleños se trate solo una cuestión de ineptitud, y cualquiera podría suponer -aunque el gobierno no lo diga- que se trata de una moneda de cambio para recibir apoyo internacional y hasta «la generosidad» de Inglaterra de levantarle el embargo de armas a la Argentina. Ya lo vivimos con Cavallo, cuando la Unión Europea cerró las puertas a las exportaciones nacionales luego de la guerra de Malvinas.      

La cuestión territorial

Ahora bien, qué pasaría si Bolivia hubiese invadido la Provincia de Jujuy (53.219km2), Paraguay hubiese hecho lo mismo con la Provincia de Formosa (72.066km2), Brasil la Provincia de Misiones (29.801km2) y Chile la isla grande de Tierra del Fuego (21.263km2): sería un escándalo nacional y estarían movilizados los argentinos y, ello, a pesar de que tendríamos menos territorio ocupado por extranjeros que el invadido y explotado unilateralmente por el Reino Unido de Gran Bretaña en el mar argentino.

¿El gobierno se limitaría en ese caso hipotético solo a reclamar en las Naciones Unidas que estos países vecinos se sienten a negociar sobre la soberanía del territorio, como desde hace más de 50 años lo hace la Cancillería argentina, respecto Malvinas?          

La superficie total continental e insular argentino alcanza a los 3.761.274 km2; de ellos, 2.791.810 km2 corresponden al territorio continental; 11.410 km2 a las Islas Malvinas , 310 Km2 a las Sándwich del Sur y 3.850 Km2 a las Georgias del Sur; 969.464 km2 al continente antártico, que comprende la Antártida Argentina, las islas Shetland del Sur (3.687 Km2) y las Islas Orcadas del Sur (750 Km2).  

El territorio marítimo argentino y su correspondiente plataforma hasta las 200 millas marinas alcanza a los 4.799.000 km2 y, más allá de las 200 millas la extensión de la plataforma continental ocupa 1.784.000 km2; pero, al gobierno, poco parece importarle que una parte importante de este mar y sus islas estén ocupados y explotados por una potencia extranjera.

Aunque los sucesivos gobiernos no lo digan y pocos argentinos lo sepan, 1.639.900 km2 de ese territorio marítimo se encuentra invadido por Inglaterra y no solo los 11.410 km2 de Malvinas. Y ello ocurre, como consecuencia de la ocupación de facto de 200 millas marinas -unos 438.000 km2- alrededor de Malvinas  y otras tantas millas alrededor de Georgias del Sur y Sándwich del Sur .

Se agregan a ello 1.900 Km2 ocupados en forma prepotente  al noroeste de Malvinas -el GAP o brecha marítima- una importante área de calamar y, más de 1 millón de km2 declarados “reserva ecológica” en forma unilateral por Gran Bretaña y donde, por lo tanto, se nos impide el ejercicio de nuestros derechos soberanos. Además de ello, el Reino Unido reclama derechos sobre la plataforma continental argentina y la Antártida.

¿No es hora qué el gobierno nos informe oficialmente, cuántos kilómetros cuadrados tenemos ocupados por Inglaterra y cuáles son los beneficios de cooperar con el gobierno inglés en Malvinas y el atlántico sur?

La cuestión territorial, es dramática y humillante, pero la situación es peor aún.

La cuestión pesquera

A la explotación de los recursos pesqueros por parte de la flota argentina se suman las capturas de buques uruguayos como consecuencia del Tratado del Río de la Plata y su Frente Marítimo firmado en 1973, por el cual, la Argentina comparte una importante zona común de pesca del atlántico sur.

Además de ello, más de 500 buques extranjeros pescan ilegalmente unas 800 mil toneladas anuales de recursos migratorios y asociados de la Zona Económica Exclusiva (ZEE) Argentina y, a su vez, buques españoles, coreanos, taiwaneses, chinos, neozelandeses, noruegos, polacos, rusos, chilenos, sudafricanos, uruguayos y británicos pescan con licencia inglesa en la ZEE Argentina de Malvinas y de las Islas Georgias del Sur, con la particularidad, de que «más del 90% de la exportación malvinense es de participación española y termina en el mercado español y, mientras eso ocurre, la “madre patria” española solo captura el 1% en la ZEE de Gran Bretaña y, por el contrario,  es tenedor casi exclusivo de las cuotas de pesca de Malvinas»  . 

Seamos claros: más que declamar soberanía, los gobiernos de turno no han hecho absolutamente nada por reducir esas capturas que afectan el ecosistema argentino, cuyos productos compiten en el mercado internacional y fortalecen la posición inglesa en Malvinas. Son varias las estrategias posibles para modificar esta apropiación británica del recurso, pero, en ningún caso, la de acordar las capturas, transferir información biológica o favorecer la logística aérea de las Islas.

Pero la inacción es más grave aún, ya que todos los Subsecretarios y sus directores de Pesca, desde 1982 a la fecha, no le han exigido el pago de derechos ni aplicado sanciones y/o multas a los buques extranjeros licenciados por el gobierno ingles en Malvinas que pescan en la Zona Económica Exclusiva Argentina , en total violación al Régimen Federal de Pesca.

Estos buques, han capturado en territorio nacional millones de toneladas de pescados y calamares  sin contar con permisos de pesca y cuotas de captura, violando, gran parte de los artículos de la Ley 24.922 y, haciéndose pasibles a las penalidades previstas en el artículo 3º de la Ley 26.386.

Sobre esta cuestión un fiscal federal debería intervenir para establecer si los citados funcionarios han incumplido -al menos- con los deberes de funcionarios públicos y cuál es la pérdida económica del país por la falta de pago de derechos y la ausencia de penalidades y, qué acciones se han tomado, para evitar la captura clandestina de nuestros recursos pesqueros.

Como será la impunidad con la que los ingleses explotan nuestros recursos pesqueros en el territorio marítimo nacional, que la Subsecretaría de Pesca Argentina no los considera propios, ya que, como puede verse en las estadísticas de desembarques (léase capturas) de la página oficial del Ministerio de Agroindustria de la Nación , no se registran las capturas de los buques extranjeros que operan con licencia inglesa en el área de Malvinas (captura de foto, 13/7/18) .  

Respecto a los 500 buques extranjeros que pescan sin control dentro y fuera de la ZEE Argentina (en este último caso migratorios y asociados); deberíamos preguntarnos, ¿qué ha hecho el gobierno? Casi nada, la Prefectura ha capturado un promedio de 2 buques por año en los últimos 35 años y, ello, podría deberse a una decisión política del gobierno, a la carencia de medios suficientes para asegurar un control sostenido en todo el territorio marítimo o a la incapacidad de la Prefectura, porque, nadie podría creer, que ante semejante cantidad de buques depredadores solo ese número insignificante barcos capturados han pescado nuestros recursos pesqueros o asociados.

En medio de tanto desamparo en las Islas celebraban en 2016 «los treinta años de un hito que resultó fundamental para el desarrollo y transformación de la economía del archipiélago» como expresó su Director de Pesca John Barton, refiriéndose a la proclamación del 29 de octubre de 1986 de la «Zona Interina de Conservación y Administración (FICZ) y al decir que la pesca en Malvinas representa un 40% del PBI de las Islas, mientras, que la Legisladora británica en las Islas Phyl Rendel, con intereses en la pesca, manifestó que cuando uno mira la ciudad, casi todo ha sido construido con lo que podemos llamar los fondos generados por la pesca y el calamar» .

Por su parte, la Asociación de Empresas de Pesca de las Islas Falkland, FIFCA, a fines de 2016 manifestó que se ha logrado “una significativa localización de la industria, y en particular una recaudación sustancial en materia impositiva que equivale al 10% del valor de las ventas, más una tasa de transbordo que se aplica a los buques que no cuentan con licencia de captura, por lo que entienden, que el costo de las licencias deberían comenzar a bajar” .

Es evidente la escasa preocupación que tienen las autoridades argentinas en defender los recursos pesqueros y el espacio marítimo, contrastando con los avances y preocupación de unos pocos malvinenses bajo la dirección del inglés Barton. Y tal es el contraste, que mientras, el gobierno inglés en Malvinas le niega licencias de pesca a los buques chinos por entender que este país no cumple con los estándares internacionales sobre pesca ilegal (INDNR)  el Consejo Federal Pesquero, bajo el pretexto de renovar la flota, facilita el nuevo ingreso de poteros chinos usados al Atlántico Sur.

Se recicla, no la flota, sino el viejo cuento de la disponibilidad del recurso, la participación en el negocio de algunas empresas locales de capitales chinos y se deja afuera a la industria nacional.       

La cuestión portuaria de Montevideo  

Por Decreto 256/10, el gobierno argentino estableció la obligatoriedad a los buques que hacen tránsito con Malvinas de solicitar permiso a las autoridades nacionales; medida que fue apoyada retóricamente por América latina, y aunque, inicialmente Uruguay tomó la decisión de no autorizar el ingreso a sus puertos de buques que operen en Malvinas, desde hace años pueden verse cientos de buques con licencia de la gobernación británica en las Islas o barcos que capturan especies migratorias o asociadas de la ZEE Argentina, a punto tal, que en 2015 operaron en Montevideo 359 buques extranjeros y un año después se creó la Cámara de Agentes Pesqueros Extranjeros (CAPE),  constituyéndose este Puerto, en el apoyo logístico más importante del atlántico sur de los buques que depredan el mar argentino, representando, para ese país un ingreso de 300 millones dólares anuales .

Los transbordos de productos argentinos en Montevideo y la concentración de las operaciones del atlántico sur en este puerto, lo colocan en el centro de la escena y, nos retrotraen, poco menos que a 1770 cuando por Real Orden del 7/12/1770 se estableció a Montevideo como el único puerto para operar en el Virreinato.

Si se confirma que China invertirá en Montevideo para hacer un centro de logística pesquero y un puerto franco, el dominio del atlántico sur quedará en manos de los asiáticos y Gran Bretaña.    
La cuestión del apoyo económico a las actividades marítimas

Mientras que España tiene una ayuda de 1.550 millones de EUR del Fondo Europeo Marítimo y de Pesca y, buques de este país pescan nuestros recursos y conforman joint ventures en Malvinas, los sucesivos gobiernos argentinos no destinan fondos para el control y ocupación del mar argentino ni para el desarrollo de la industria naval, mercante y pesquera.

El último hecho fue el veto del PEN a dos artículos de la reciente ley Marina Mercante aprobada por el Congreso que hubiese permitido financiar la construcción de barcos mercantes y fluviales que, a la par de refundar la fabricación de buques en país, generar recursos económicos, ocupar mano de obra argentina, habría de mostrar nuestra vocación soberana en la hidrovía Paraná-Paraguay y el litoral marítimo.

La cuestión militar y el Acuerdo de Madrid

De las declaraciones, mal llamadas “Acuerdos de Madrid”  promovidos por Dante Caputo durante el gobierno radical y firmados por Domingo Cavallo en 1989/90 sin ratificación del Congreso , se conoce la “fórmula del paraguas” que congeló a la Argentina en una inconducente pretensión ante las Naciones Unidas de discutir la soberanía con Gran Bretaña, mientras que el Reino Unido avanza en forma sostenida y creciente ocupando más y más territorio marítimo argentino y reclamando derechos sobre la plataforma continental y la Antártida.

Sin embargo, poco se conoce de los demás aspectos de esas “declaraciones conjuntas”, que Julio González precisa en forma magistral en su libro  “Tratado de 1990 entre Argentina y Gran Bretaña (la rendición incondicional de la Argentina)” donde refiere: «En el artículo 2° el Tratado refiere a la soberanía de las Malvinas, Georgias y Sandwich del Sur y de sus espacios marítimos circundantes, de la Declaración Conjunta del 19 de octubre de 1989; pero, este enunciado es falso. Como hemos de ver los artículos 12º, 16º y el Anexo 1 crean obligaciones que abarcan todo el territorio de Argentina y comprometen su soberanía: a) Inversiones Económicas Privadas (artículo 12º); b) Política Exterior de la Argentina en América Latina y en la C.E.E. (artículo 16º) y, c) Control sobre las Fuerzas Armadas Argentinas (Anexo 1 párrafo primero)».

El Dr. Julio González, detalla en forma pormenorizada nuestra pérdida de soberanía con la firma de este documento y precisa «…el artículo 4º publicitado como un logro del gobierno argentino, exhibe en cambio una supremacía total de Gran Bretaña sobre el territorio de nuestro país y una hegemonía no disimulada sobre la conducción política e institucional de la Argentina desde el momento en que Inglaterra adquiere el derecho de Controlar todos los actos de las Fuerzas Armadas de la Argentina (artículo 52 A, B y C del Tratado).

En el artículo 5° se consignan los derechos que adquiere Gran Bretaña sobre las Fuerzas Armadas de la Argentina» y concluye: «Todo lo transcripto y analizado hasta aquí nos permite constatar que a partir del 31 de marzo de 1990 la Patagonia Argentina y el Mar Austral Argentino serán objeto de una soberanía virtualmente compartida con Gran Bretaña. La “Bilateralidad” de las relaciones militares entre Inglaterra y la Argentina en esa zona excluye toda participación de las fuerzas armadas argentinas.

Es así como la Argentina marítima y aérea queda en su parte austral bloqueada, vigilada y aislada por la hegemonía de una Potencia Extracontinental que usurpa un archipiélago de su territorio y que además es árbitro permanente de sus fronteras con la República de Chile. Todo esto se ha concedido y aceptado a cambio de nada».

En este escenario, de dependencia militar, alguien podría explicar, ¿qué hacía el antiguo submarino ARA San Juan sumergido al este de Malvinas o en el talud continental? ¿desconocía la Armada, el efecto que podía ocasionar en el Reino Unido el submarino en ese espacio marítimo? ¿se trataba de una operación secreta no comunicada según lo pactado en los “acuerdos de Madrid”?

La situación militar de hoy es mucho peor que la incapacidad en la que se encontraba la Argentina, en los recordados episodios de febrero de 1960 en el Golfo Nuevo y luego de la guerra de 1982. Por el contrario, el Reino Unido posee en Malvinas la base militar más importante del cono sur; el importantísimo aeropuerto de Monte Agradable con dos pistas de asfalto asiento militar de tropas de la Royal Air Force británica, un submarino nuclear, fragatas misilísticas y realiza periódicas operaciones marítimas con las que reafirma la ocupación británica.

A todo ello se agrega el Satellite Launch and Tracking Control General (CLTC) en Neuquén bajo soberanía y control del Ministerio de Defensa chino e importantes pistas privadas en la Patagonia.
El Atlántico Sur está enajenado por obra de la incapacidad de los gobiernos de turno. Algo hay que hacer al respecto, menos acordar con quien nos cercena la soberanía, bajo pena de traición a la patria.

NOTAS:

i- El archipiélago de las Malvinas está formado por dos islas principales, separadas por el estrecho de San Carlos: Al este la Isla “Soledad” (6.353 km²) y al oeste la Isla “Gran Malvina” (4.377 km²). Además, hay unas 15 Islas de más de 20 Km2 y entre menores e islotes unas 200; entre las que podemos mencionar al este de la Isla Soledad: las de Bougainville y María; al sur: las de Águila, Jorge, Pelada y Beauchesne; al oeste de la Gran Malvina: San José, San Rafael y Goicochea; y al noroeste: las de Borbón; Vigía, Trinidad; Rosario y las Sebaldinas.

ii- Hasta abril de 1982 las Islas tenían tres millas de protección alrededor. El 29/10/1986 el Reino Unido estableció la “Falkland Islands Interim Conservation and Management Zone” (FICZ), la “Zona de Administración y Conservación Pesquera” con un radio de 150 millas alrededor de Malvinas, con lo cual les otorga a los isleños el control de la pesca y el otorgamiento de licencias de pesca dentro de ese radio y por fuera de la ZEE. Cuatro años después, el 28/11/1990, el Gobernador inglés en las islas (por imperio de la Reina) dicta la Proclama N°2 y establece una “Zona Económica Exclusiva” (ZEE) de 200 millas alrededor de las Malvinas, justificándolo en la Convención de las Naciones Unidades sobre el Derecho del Mar.

iii- Por Proclama N°1 del Gobernador de las Malvinas del 7 de mayo de 1993 se establecen 200 millas alrededor de los archipiélagos Georgias del Sur y Sándwich del Sur.

iv- Por Proclama del 22/8/1994 del Gobernador inglés en Malvinas.

v- La flota de la UE cierra filas. Redes Nº 208 pág. 22/28, mar-abr 2017.

vi- MercoPress. South Atlantic New Agency 15/2/2016 “Falklands: comenzó la temporada del calamar Illex con 105 licencias otorgadas” “El gobierno de las Falklands ha venido implementando su política de pesca y extendiendo los consiguientes permisos o licencias desde 1987 cuando el establecimiento definitivo de su zona económica exclusiva en aguas circundantes”.

vii- MercoPress. South Atlantic New Agency, 29/10/16. Penguin News. “El total del tonelaje de calamar Illex capturado en las tres décadas se estima en unos 3.7 millones, en tanto el tonelaje de Loligo en 1.6 millones de los cuales, algo así como 57.000 contenedores”. “El calamar generalmente representa el 75% del total de capturas anuales de pesca en aguas de las Falklands”.

viii- https://www.agroindustria.gob.ar/sitio/areas/pesca_maritima/desembarques/

ix- La Dirección de Pesca de Malvinas publica las capturas anuales.

x- MercoPress. South Atlantic New Agency, 29/10/16. Penguin News.

xi- MercoPress. South Atlantic New Agency, 4/11/16. Penguin News.

xii- La Opinión a Coruña, 16/6/18 Información del presidente de la Cooperativa de Armadores de Vigo (ARVI), Javier Touza.

xiii- Presidente del Centro de Navegación Mario Baubeta, 20/12/11 Mercopress.

xiv- La Declaración Conjunta sobre soberanía se emite en Madrid el 19/10/1989. Arturo Frondizi le dijo a Cavallo respecto a los acuerdos de Madrid, para los peronistas usted es un traidor a la patria”. El 16 y 17/8/1989 (previo a Madrid) se reunieron en Nueva York el Embajador inglés Crispin Tickell y el embajador argentino Lucio García del Solar. El inglés le dijo: “le pedimos que Argentina reconozca que existe una Zona exclusiva de Pesca (FICZ). No le pedimos al gobierno argentino que diga nada en público, sino que sigan las cosas”. A lo que García del Solar respondió: “…La Argentina no está pidiendo el levantamiento de la Zona de pesca; si la zona militar” (sic). En los hechos la moneda de pago al ganador de la guerra de 1982 por Malvinas.

xv- González, Julio “Tratado de 1990 entre Argentina y Gran Bretaña (la rendición incondicional de la Argentina)”: La Constitución Nacional en su art. 67 inciso 19 establece categóricamente que “corresponde al Congreso... aprobar o desechar los tratados concluidos con las demás naciones”. Por lo tanto, si no media consideración y aprobación del Cuerpo Legislativo el Tratado anglo-argentino precipitadamente firmado en Madrid el 15 de febrero de 1990, no habrá de ser obligatorio para la República Argentina ni tendrá el carácter de “ley suprema de la Nación” que el art. 31 de la Constitución Nacional les adjudica a los Tratados aprobados por el Senado y por la Cámara de Diputados de la Nación.

(DR. CÉSAR AUGUSTO LERENA - Experto en Atlántico Sur y Pesca)

domingo, 15 de julio de 2018

La Argentina busca clasificarse al “Mundial” del cultivo de peces

(Infobae.com) - La acuicultura es una actividad poco desarrollada en el país, a pesar que la ONU considera a la Argentina entre los cinco países de la región con mayor potencialidad. Qué especies se crían y en qué regiones. Qué pasa con la actividad a nivel global
La Argentina participó esta semana del 33° Período de Sesiones del Comité de Pesca (COFI) de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés), que se realizó entre el 9 y el 13 de julio en Roma, Italia. El país estuvo representado por el director Nacional de Coordinación Pesquera de la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura del Ministerio de Agroindustria, Mauricio Remes Lenicov.

La delegación nacional destacó el trabajo de Naciones Unidas en la elaboración del informe bianual bajo el título "El Estado Mundial de la Pesca y la Acuicultura 2018", también conocido como SOFIA. Según el estudio, la producción en América Latina y el Caribe aumentará 24,2% para el año 2030 entre pesca de captura y acuicultura, pasando de 12,9 millones de toneladas a 16 Mtn. Por su parte, la FAO estima que el consumo en la región pegará un salto de 33%.

Por el lado de las exportaciones latinoamericanas, principalmente de camarón, atún, salmón y harina de pescado de Ecuador, Chile y Perú, podrían registrar un incremento de 29% para 2030, pasando de 3,9 a 5,1 Mtn.; al tiempo que las importaciones experimentarán un incremento mayor que rondaría el 53%, de las 2,3 Mtn de 2016 a 3,5 Mtn para dentro de 12 años.

La Argentina es considerada entre los 25 principales países de un total de 195 que reúne la FAO en la Producción de Pesca de Captura Marina. Según el informe SOFIA, el promedio anual entre 2005 y 2014 era de casi 880 mil toneladas, mientras que en 2006 bajó a poco más de 736 mil toneladas. La caída entre ambos períodos fue de 16,7%. La participación sobre el total a nivel mundial es de sólo 0,9%.

Para Naciones Unidas, la producción de pescado prevista para la Argentina entre Pesca y Acuicultura pasaría de unas 759 mil toneladas en 2016 a 853 mil toneladas en 2030, con una tasa de desarrollo de 12,4%. Sin embargo, para el caso de la acuicultura las cifras de producción y tasas de crecimiento son ínfimas en comparación a otros países de la región, siendo de apenas 4.000 toneladas y de 3,9% respectivamente. Por ejemplo, Perú producirá para 2030 unas 221 mil toneladas, registrando la mayor suba de producción con casi 121%; en el mismo período, estiman que Brasil producirá 1,1 Mtn con un desarrollo de la actividad acuícola del 89%.

Acuicultura mundial

Según el Director General de la FAO, José Graziano Da Silva, "las sociedades humanas enfrentan el inmenso desafío de tener que proporcionar alimentos y medios de vida a una población que, para mediados del siglo XXI, superará con creces los 9.000 millones de personas, al tiempo que deberán abordar los efectos desproporcionados del cambio climático y la degradación ambiental en la base de los recursos". El representante del organismo internacional considera que el informe SOFIA 2018, "pone de relieve la importancia crítica de la pesca y la acuicultura para la alimentación, la nutrición y el empleo de millones de personas, muchas de las cuales tienen grandes dificultades para mantener unos medios de vida razonables".

Graziano Da Silva recordó que "la producción total de pescado alcanzó en 2016 un máximo histórico de 171 Mtn, de las que el 88% se utilizaron para el consumo humano directo, gracias a la estabilidad relativa de la producción de la pesca de captura, la reducción del despilfarro y el continuo crecimiento de la acuicultura" y agrega que "como resultado de esta producción, en 2016 se registró un consumo per capita de 20,3 kg, que también supone un máximo histórico". Cabe aclarar que del total producido, la acuicultura representó un 47% del total y un 53% si se excluyen los usos no alimentarios (incluida la reducción para la preparación de harina y aceite de pescado).
El hombre de la FAO señala además que "desde 1961, el crecimiento anual mundial del consumo de pescado ha duplicado el crecimiento demográfico, poniendo de manifiesto que el sector pesquero es fundamental para alcanzar la meta de la FAO de un mundo sin hambre ni malnutrición". Para esto, y ante la estabilidad de la producción de la pesca de captura desde finales de la década de 1980, la acuicultura ha sido la desencadenante del impresionante crecimiento continuo del suministro de pescado para el consumo humano.

Un lugar en la mesa

La producción acuícola mundial en 2016 fue de 80 Mtn de pescado comestible y 30,1 Mtn de plantas acuáticas, así como 37.900 toneladas de productos no alimentarios. La producción de pescado comestible cultivado ascendió a 54,1 Mtn de peces de aleta, 17,1 Mtn de moluscos, 7,9 Mtn de crustáceos y 938.500 toneladas de otros animales acuáticos.

China es, por lejos, el principal productor de pescado comestible cultivado y viene produciendo una cantidad mayor que todo el resto del mundo, cada año, desde 1991. Le siguen en importancia la India, Indonesia, Vietnam, Bangladesh, Egipto y Noruega.

En 2016, hubo 37 países en los que la producción de peces cultivados superó a las capturas en el medio natural. Estos países pertenecen a todas las regiones, salvo Oceanía, y en conjunto representan cerca de la mitad de la población humana mundial. La acuicultura supuso menos de la mitad pero más del 30% del total de la producción pesquera nacional en otros 22 países en 2016. Pero, ¿qué lugar ocupa la Argentina en el concierto de naciones que desarrollan esta industria acuática?

En diálogo con Infobae, el presidente de la Asociación Argentina de Acuicultura (AAA), Luis Portaluppi, señaló que la participación de nuestro país apenas puede medirse en términos regionales y alcanza el 0,04% de lo producido en América Latina. El dirigente advirtió que "el porcentaje de participación es muy pequeño y tenderá a ser menor en la medida que el resto siga creciendo. Para que el sector se desarrolle hay que hacer lo mismo que se hizo con la avicultura o la carne porcina a mediados del siglo pasado. El potencial sigue estando, el tema es agarrar el toro por las astas", manifestó Portaluppi quien afirmó: "Lo que se requiere es inversión genuina, no especulativa, en crianza de peces marinos para recuperar las toneladas históricas que venía comercializando el país a través de la pesca extractiva. Falta una decisión política para impulsar al sector", aseguró.

Qué y dónde se produce

Portaluppi relató que, en lo que refiere al manejo en cautiverio de animales y plantas acuáticas, "el país no está muy desarrollado. Desde la AAA, en 2010 logramos instalar la actividad en la agenda nacional. En octubre de 2015 se aprobó la Ley Nacional de Fomento de la Acuicultura, que fue reglamentada en setiembre del año pasado", señaló el dirigente, y destacó que una de las provincias que adhirió a la Ley Nacional de Fomento fue Neuquén que "está armando un plan estratégico en sus embalses para aumentar la producción de salmónidos, especialmente trucha, para lograr suplir la importación desde Chile", dijo.

El titular de la Asociación subrayó que en el país "no hay grandes empresas; los cultivos son artesanales. En Comahue, por ejemplo, los emprendimientos son de tipo familiar, y alcanzan apenas entre cuatro y ocho toneladas al año. En el NEA (Noreste argentino), muchas cooperativas yerbateras optaron por el cultivo de peces para diversificar sus negocios". En relación a la generación de empleo de la acuicultura, sostuvo que "si bien existe un registro nacional de establecimientos acuícolas, no hay estadísticas sobre la mano de obra afectada a la actividad, aunque se calcula que hay más de 1.000 personas afectadas de manera directa".

Misiones, Corrientes, Formosa y Chaco iniciaron un programa de cultivo de especies de agua dulce como el Pacú, Surubí, Dorado, y Sábalo que supera las 1.500 toneladas anuales. En la región patagónica (Neuquén, Río Negro, Chubut, y Tierra del Fuego) se cultivan unas 900 toneladas anuales de Trucha. En Mar del Plata está el Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero (INIDEP, dependiente del Ministerio de Agroindustria), en cuya estación de maricultura se cría Besugo, Lenguado, Pez Limón y avanzan con la cría de Cangrejo Azul y Chernia. El INIDEP también cuenta con otro centro en la localidad rionegrina de Las Grutas deonde se desarrollan moluscos bivalbos; mientras que en Tierra del Fuego se cultiva centolla. "Casi todas en estado experimental", apunta Portaluppi.

Cabe mencionar que en marzo pasado, el gobierno fueguino de Rosana Bertone presentó el Plan de Desarrollo Acuícola. En esa oportunidad, el Secretario de Inversión y Desarrollo de esa provincia, Leonardo Zara, recordó que su administración había adherido a un acuerdo entre el Gobierno Nacional y Noruega. "Ellos son líderes mundiales. La provincia tuvo un desarrollo incipiente en los primeros tiempos de formación del territorio y nos falta incorporar tecnología para acceder a los mercados con una calidad certificada. Nos falta formalizar, acceder al crédito para el sector, porque son pymes (pequeñas y medianas empresas) que necesitan crecer a gran escala", sostuvo.

"La FAO nos considera entre los cinco países con mayor potencial en la acuicultura. Sin embargo, como tenemos una tradición agrícola ganadera, se considera que este tipo de actividades tienen una potencialidad atrasada", afirma el presidente de la AAA. "Hoy, con la tecnología adecuada, es posible producir cualquier cosa en diferentes partes del mundo y a cualquier precio. El problema de invertir acá es que somos el país que menos pescado consume en la región (poco más de 7 kg de pescado por habitante por año, mientras que el consumo en la Unión Europa es de 20 kg promedio con picos de hasta 45 kilos) y encima somos los que más caro lo pagamos porque competimos en precio con el consumidor europeo", explica.

Portaluppi considera que esa situación "plantea un problema de escala de producción, porque para producir en acuicultura hay que pensar en lograr con el producto un precio competitivo, que requiere un rendimiento de por lo menos 1.000 toneladas, para lo cual se necesita una inversión superior a los U$S 10 millones. Hay que tener en cuenta en la cadena de valor, el alimento balanceado te lleva hasta el 65% del valor del kilo producido. Y ni que hablar de la incertidumbre que genera el marco económico", manifestó.

jueves, 28 de junio de 2018

Botaron al buque costero “Francesca”

(Pescare.com) - El acto se realizó en el astillero TecnoPesca Argentina. La embarcación operará desde Mar del Plata sobre variado costero y pelágicas.

No sólo el langostino moviliza la construcción de nuevos barcos. En una actividad imantada por el marisco, también hay lugar para el desarrollo de otro tipo de proyectos orientados hacia la pesca costera local.

La muestra está en el “Francesca”, el buque que en esta fría y, por momentos lluviosa, tarde de sábado bajó desde el astillero TecnoPesca Argentina (TPA). La unidad tendrá puerto de asiento en Mar del Plata con las especies de costa y las pelágicas como objetivos.

La apuesta es de Juan Alberto Greco y su hermano José Agustín a través de Pesquera Norkadi S.A. Los armadores buscan hacer más eficiente la pesca del variado y, al mismo tiempo, aportar una herramienta de trabajo moderna al caladero.

El buque, de 20.82 metros de eslora, 6,40 de manga y 3,12 de puntal, surgió como consecuencia de la reformulación de los permisos del “Marysol”, “Doña Ada” y “Gala”. Así nace con un volumen de captura anual de 1.535 toneladas.

La ficha técnica, además, indica que corresponde a la serie TPA 20M y que cuenta con una planta propulsora Scania de 552KW. A partir de un esfuerzo económico familiar, su construcción demandó seis años. “Remamos durante todo este tiempo para poder terminarlo”, definió Juan Greco.

Las políticas públicas para instrumentar herramientas financieras que apuntalen la iniciativa privada siguen ausentes. De allí que los discursos de los actores se orientaron hacia una demanda que viene replicándose en cada botadura.

“Sería más conveniente que el país contara con instrumentos financieros. Desde los astilleros nos sentimos responsables por no haber sabido transmitir a las autoridades de los distintos gobiernos sobre el beneficio que le trae a la industria naval el financiamiento. Seguimos trabajando en eso y notamos ya algún eco“, evaluó el presidente de TPA, Enrique Godoy.

En ese sentido, el empresario recordó que un barco es un bien de capital que le ofrece trabajo a muchas personas. En el caso de TPA, “Francesca” es la quinta embarcación que sale de su factoría; pero la primera realizada en su propio varadero. “No es nada fácil crecer y hacer al mismo tiempo. Hay que soportar mucha presión. Esto se logra con un grupo humano que acompaña”, insistió Godoy.

miércoles, 20 de junio de 2018

Preparan la botadura del “Francesca”

(Pescare.com.ar) - La ceremonia tendrá lugar este sábado en el astillero TecnoPesca Argentina. Se trata de un buque costero que operará sobre variado y pelágicas desde Mar del Plata.
Se aproxima la segunda botadura del año. En este caso, se llevará adelante en TecnoPesca Argentina (TPA). Desde las gradas del astillero local bajará el costero “Francesca”, nuevo emprendimiento de Juan Alberto Greco y su hermano José Agustín, con tradición en el oficio.

La ceremonia está prevista para este sábado 23 de junio, a las 15.30, y marca un contraste con las últimas de su tipo. El proyecto no está vinculado al langostino, sino que está direccionado a las especies que integran el variado costero y los recursos pelágicos.

El buque, de 20.82 metros de eslora, 6,40 de manga y 3,12 de puntal, surgió como consecuencia de la reformulación de los permisos del “Marysol”, “Doña Ada” y “Gala”. Tendrá un volumen de captura anual de 1.535 toneladas, de acuerdo a lo aprobado por el Consejo Federal Pesquero.

La unidad corresponde a la serie TPA 20 M y cuenta con una planta propulsora Scania de 552KW. Su puerto asiento estará en Mar del Plata.

Últimos retoques sobre el casco.

La apuesta de Pesquera Norkadi S.A, la firma armadora responsable, es hacer más eficiente la pesca del variado y aportar una herramienta de trabajo moderna y segura al caladero, demanda que crece en el sector a la luz de los últimos acontecimientos. 

Por ahora, los actores de la industria naval y los armadores encaran el desafío con escaso acompañamiento del Estado. Las políticas públicas para apuntalar la iniciativa privada siguen ausentes tras muchos años de reclamos.

La construcción del “Francesca”, por caso, demandó unos seis años. “Fue todo a puro pulmón”, definió Greco frente a la consulta de Pescare.com.ar.  El armador, además, expuso sensaciones mezcladas, todavía afectado por el naufragio del “Rigel”: “Somos una comunidad que comparte tristezas y también pequeñas celebraciones como estas. Es parte de nuestro trabajo”, concluyó.

viernes, 8 de junio de 2018

Astillero Contessi botó al costero “Bagual”

(Pescare) - El astillero celebró el bautismo y botadura número 127 en sus instalaciones. Paralelamente, tiene otras cuatro obras en ejecución.
Resultado de imagen para costero “Bagual”
Ni la intermitente llovizna, ni el viento helado opacaron el acto. El astillero Contessi celebró en la mañana de este sábado la ceremonia de bautismo y botadura del buque costero “Bagual”, la obra número 127 en el historial de la firma.

La embarcación es una iniciativa del empresario Juan Carlos Ottulich y del propio Grupo Veraz. Reemplazará al “Gauchito” y al “Betty” en el trabajo sobre langostino que emprenderá desde el puerto de Rawson, una vez que concluya el ordenamiento del permiso.

El barco responde al prototipo 19AC/GB. Mide 20,80 metros de eslora, posee una manga moldeada de 6,60 metros y un puntal moldeado de 3,18 metros. “Es versátil, apta para realizar pesca de arrastre con o sin tangones, así como de media agua”, definen sus constructores.

Su armado había finalizado en diciembre del año pasado. Durante estos seis meses estuvo a la espera de los trámites iniciados ante la Subsecretaría de Pesca de la Nación y el Consejo Federal Pesquero para acceder al caladero. “Las demoras burocráticas siguen siendo un obstáculo. Lamentablemente en estos aspectos no nos sentimos acompañados, sino que sentimos que sucede todo lo contrario”, lanzó el directivo Domingo Contessi en un pasaje de su discurso.
Resultado de imagen para costero “Bagual”
De todas maneras, el presente del astillero es venturoso, en buena parte traccionado por el boom del langostino. En sus instalaciones ya se aprecian con distintos grados de avance a cuatro pesqueros en construcción, circunstancia inusual para el sector. El primero en tocar el agua será el “Acraux”. En aproximadamente cuarenta días se botará a este fresquero de doble cubierta perteneciente a la firma De Angelis y Logghe S.A. Será el primero en su tipo que emerge desde 2009.

Pero el proyecto más ambicioso de Contessi pasa por un congelador de 39,6 metros de eslora y moderno diseño para Pesquera Veraz. En este caso, la idea es reemplazar al “Miss Patagonia”, que ya acumula 29 años de trabajo. “Para poder iniciar todas estas obras en plazos competitivos hemos iniciado un plan de inversión en maquinarias y equipamiento de última generación. También hemos incrementado nuestro plantel laboral en un 26 por ciento y seguimos contratando semana a semana nuevos empleados”, detalló Contessi.

Al mismo tiempo, la proyección de crecimiento incluye una nueva nave industrial y estructuras que permitan encarar buques de mayor porte: “Nuestro desafío es lograr que esta bonanza coyuntural de un astillero se consolide en el tiempo y se traslade a toda la industria”, remarcó Contessi.

Además, aprovechó la oportunidad para reclamar algún tipo de beneficio para el armador que apuesta por el trabajo argentino, ya sea mediante un cupo de pesca o en la forma de considerar la historia de capturas: “Nos gusta competir en igualdad de condiciones”, señaló al cuestionar la importación de buques usados, hoy limitada por la Secretaría de Industria.

De cerca pudieron escuchar el mensaje las autoridades presentes: el subsecretario de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Provincia de Buenos Aires, Miguel Tezanos Pinto; el director de Pesca bonaerense, Miguel Dobarro; y la representante del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable en el Consejo,  María Silvia Giangiobbe, entre otras.

Bagual, significado del nombre

Refiere a caballo salvaje, que no ha sido domado. La elección vinculada a lo campestre sigue la serie iniciada por Ottulich con el “El Gaucho”

viernes, 1 de junio de 2018

La pesca ilegal en el Mar Argentino genera pérdidas por U$S 5.000 millones

La pesca ilegal en el Mar Argentino genera pérdidas por U$S 5.000 millones
(La Nueva) - Preocupación en la Zona Económica Exclusiva argentina, que abarca unos 370 kilómetros a partir de la orilla continental.

La pesca ilegal, no declarada y no reglamentada en el Mar Argentino, genera cada año pérdidas de unos 5.000 millones de dólares al país y perjudica a miles de trabajadores que dependen del sector. Asimismo, la actividad realizada de forma ilegal (en su mayoría por barcos de bandera extranjera) amenaza a las diferentes especies de la zona, pese a los esfuerzos del Estado para combatir la problemática, publicó el Diario Popular.

Esta práctica se da en todo el mundo y preocupa su proliferación en la Zona Económica Exclusiva argentina, que abarca 200 millas náuticas (unos 370 kilómetros) a partir de la orilla continental. El territorio es custodiado los 365 días del año por la Armada Argentina y la Prefectura Naval Argentina, policía auxiliar pesquera de la autoridad de aplicación, que es la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura de la Nación.

Si bien fuentes oficiales no pudieron precisar un número, el perjuicio al Estado por esta práctica, que también afecta a la llamada "milla 201" (está pasando el límite de la ZEE), llega a ser cada año de unos 5.000 millones de dólares. Además, cuesta miles de empleos en la industria pesquera, según una estimación realizada por el exsubsecretario de Pesca César Lerena al sitio especializado Diálogo Chino.

Dentro de las 200 millas donde el Estado tiene potestad, ya fueron capturados 75 buques pescando de manera ilegal, la mayoría de ellos de bandera china y buscando distintas especies, aunque las más buscadas son calamares y langostinos.

Desde la cartera de Pesca, conducida por Juan Bosch, explicaron que esta problemática "representa una seria amenaza contra la conservación efectiva y la ordenación de los recursos pesqueros mundiales".

"Puede, inclusive, llegar a provocar el colapso total de una pesquería o perjudicar gravemente los esfuerzos por restaurar las poblaciones agotadas, con la consecuente afectación a las comunidades que dependen de la pesca para su sustento alimentario y su ingreso familiar. Amenaza todos los eslabones del sistema alimentario de la pesca", alertaro desde la subsecretaría, dependiente del Ministerio que conduce Luis Etchevehere. (NA).

sábado, 12 de mayo de 2018

El gobierno busca reanudar la cooperación pesquera con Gran Bretaña (II)

Un barco carga combustible frente a Puerto Stanley, Malvinas. Foto: Andres DEliaPor Natasha Niebieskikwiat - Clarin.com
El proyecto supone intercambiar datos para la conservación de los recursos ictícolas.

Un barco carga combustible frente a Puerto Stanley, Malvinas. Foto: Andres DElia

Entre las actividades paralelas a la reunión del Tratado Antártico que se hará este lunes 14 en Buenos Aires, el Gobierno firmará un memorándum de entendimiento con el Reino Unido sobre cooperación antártica. Por otro lado van a recomenzar las reuniones bilaterales de pesca, que anticipó Clarín hace semanas y que buscan ponerse de acuerdo sobre cooperación e intercambio de datos para la conservación de los stocks del Atlántico Sur, que suelen estar en peligro.

El contexto de estos entendimientos es el deshielo que emprendieron Buenos Aires y Londres hace dos años, y que se tradujo en una serie de acuerdos bilaterales. Ocurre que están siempre en conflicto por el reclamo argentino de soberanía sobre las Malvinas, islas Georgias y Sandwich del Sur.

El memorándum de cooperación antártica que oficializa actividades científicas y turísticas que se vienen haciendo de manera conjunta lo van a firmar el director del Instituto Antártico Argentino, Rodolfo Sánchez, y la directora del British Antartic Survey, Jane Francis.

Por otra parte, ni el Reino Unido ni Argentina quieren dar detalles sobre la puesta en funcionamiento de lo que fue la comisión de pesca del suratlántico -que hizo "morir" el kirchnerismo en 2005 en represalia porque los británicos cambiaron el sistema de licencias de pesca a buques extranjeros de manera unilateral y a su favor en la llamada zona económica exclusiva. Persisten aún diferencias que se conocerán en los próximos días. Versiones no confirmadas afirman que en las reuniones participarían representantes de las Malvinas. Pero las mismas se manejan con extremo hermetismo.

jueves, 10 de mayo de 2018

Gran Bretaña y la Argentina empezarán a controlar en forma conjunta la pesca en el Atlántico sur

Por Martín Dinatale- mdinatale@infobae.com
El Canciller Jorge Faurie durante una reunión reciente con el embajador británico Mark Kent
En un nuevo paso de acercamiento en las relaciones bilaterales de la Argentina y el Reino Unido en torno al histórico conflicto de las islas Malvinas, los gobiernos de Londres y Buenos Aires se disponen a negociar la semana que viene un acuerdo de cooperación científica para la conservación de recursos pesqueros en el Atlántico Sur.

Según adelantaron a Infobae fuentes calificadas de la cancillería argentina, el acuerdo forma parte de la "hoja de ruta" que se fijaron Mauricio Macri y Theresa May para acercar posiciones en torno a las Malvinas. El primer paso fue la identificación de los soldados argentinos caídos en la guerra de 1982.

La cancillería y el Foreign Office destacaron que "con el propósito de profundizar un diálogo constructivo y substantivo con el Reino Unido en temas de interés común, los días 14 y 15 de mayo se reunirá en Buenos Aires el Subcomité Científico de la Comisión de Pesca del Atlántico Sur (CPAS), establecida por la Declaración Conjunta del 28 de noviembre de 1990".

El objetivo de la reunión es retomar las actividades de cooperación científica bilateral para la conservación de los recursos pesqueros en el Atlántico Sudoccidental.

martes, 8 de mayo de 2018

Pesca ilegal: por primera vez, el Estado argentino cobró los gastos de la persecución a un buque chino

(Clarin.com) - La nave fue seguida en febrero por un guardacosta y un avión de Prefectura. Tuvo que pagar $500 mil, además de una multa. Mirá el video.
Un sobrevuelo detectó casi 200 embarcaciones de pesca a la altura de Chubut, en 2017. Foto Daniel Feldman
Un sobrevuelo detectó casi 200 embarcaciones de pesca a la altura de Chubut, en 2017. Foto Daniel Feldman

El Estado Nacional recuperó $ 500 mil que gastó en la persecución del buque chino Jing Yuan 626, detectado por la Prefectura Naval Argentina el 21 de febrero pasado, cuando pescaba ilegalmente dentro de la Zona Económica Exclusiva. Es la primera vez que la Argentina consigue un resarcimiento de estas características.

Durante los primeros días de marzo, la Jueza Federal de Primera Instancia de Comodoro Rivadavia, Eva Parcio de Seleme, dispuso la captura internacional del buque chino mencionado y de cuatro barcos de la misma bandera que, en una peligrosa maniobra, se acercaron al lugar e intentaron cercar y colisionar al guardacostas de Prefectura, poniendo en riesgo la vida de la tripulación.

Pedido de Captura Buques chinosFinalmente se efectivizó el pago del medio millón de pesos que la empresa armadora Yantai Jingyuan Fisheries debía abonar a la Prefectura por los gastos ocasionados en el operativo de persecución realizado por el guardacostas GC-24 Mantilla y el avión patrullero marítimo de la institución.

Desde la nave argentina se efectuaron disparos de amedrentamiento sobre la embarcación china.

Además, la empresa había abonado la multa de más $ 7.500.000 impuesta por la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura.

El buque Jing Yuan 626 fue detectado por la Prefectura Naval Argentina el 21 de febrero pasado. Le cobraron $ 7.500.000 de multa por pescar ilegalmente. 

El operativo El Jing Yuan 626 había sido detectado pescando a la altura del Golfo San Jorge, por lo que Prefectura activó rápidamente el protocolo para detenerlo. El buque chino apagó todas sus luces y comenzó a navegar hacia aguas internacionales con la intención de escapar.

El capitán del guardacostas comenzó la persecución del pesquero. Sin embargo este no acató la orden, por lo que se efectuaron disparos intimidatorios para evitar que continuara la navegación.
Cuando se desarrollaba el operativo, se acercaron a la zona otros cuatro buques que realizaron peligrosas maniobras e intentos de colisión para impedir que el Jing Yuan 626 fuera detenido.

Luego de casi ocho horas de un seguimiento, que se extendió por más de 130 kilómetros, se ordenó interrumpir la persecución debido a las malas condiciones meteorológicas y la trayectoria del buque infractor y del guardacostas, y a que, concretamente, la nave china se refugió en la zona de exclusión dispuesta en torno a Malvinas.

Antecedentes

El 14 de marzo de 2016 la Prefectura Naval había hundido un barco chino que pescaba ilegalmente en la Zona Económica Exclusiva Argentina, a la altura de Puerto Madryn, y detuvo a los integrantes de la tripulación.

Esa fue el segundo incidente con barcos chinos en el Mar Argentino en pocas semanas, ya que a fines de febrero de ese mismo año la fuerza de seguridad había tenido que disparar para que otro buque de ese país (identificado como Hua Li 8) que pescaba calamares a la altura del Golfo San Jorge abandonara las aguas nacionales. Al buque hundido se lo detectó en plena tarea de pesca y fue advertido para que detuviera su marcha. Ante la negativa, se inició una persecución que terminó con el hundimiento del pesquero. "Sus tripulantes fueron rescatados con vida", había informado Prefectura.

En esa oportunidad, el operativo estuvo a cargo del guardacostas GC-28 Prefecto Derbes, que persiguió al buque Lu Yan Yuan cuando pescaba ilegalmente en la zona de Puerto Madryn. Tras dispararle, el buque emprendió su huida hacia aguas internacionales con las luces apagadas.

El capitán detuvo la navegación porque el barco empezaba a hundirse y la tripulación lo abandonó. El Derbes rescató entonces a todos los pescadores.

lunes, 16 de abril de 2018

Buques chilenos obtuvieron millonarios contratos para operar en las islas Georgias del Sur

(Perfil.com) - Las licencias de pesca permiten además a embarcaciones de Noruega y Nueva Zelanda operar en la zona de 200 millas cuadradas alrededor del territorio argentino durante cuatro años.

Buques noruegos, de Chile y Nueva Zelanda obtuvieron autorización de Gran Bretaña para pescar en el Atlántico Sur en la zona de las Islas Georgias del Sur. La decisión provocó la furia de compañías locales, que quedaron fuera de los acuerdos por unos 100 millones de dólares.
uques noruegos, de Chile y Nueva Zelanda obtuvieron autorización de Gran Bretaña para pescar en el Atlántico Sur en la zona de las Islas Georgias del Sur.
Los diarios británicos The Daily Mail y The Sun brindaron la información y señalaron que el blanco de las críticas inglesas fue el canciller Boris Johnson. Las seis licencias pesqueras fueron entregadas a cuatro firmas noruegas, una chilena y una neozelandesa, según consignó la agencia Noticias Argentinas.

En ese contexto trascendió que las peticiones de dos compañías británicas, South Georgia Fisheries y Fortuna Ltd. fueron rechazadas, lo que generó críticas a nivel local.

Las licencias habilitan a pescar en la zona de 200 millas cuadradas alrededor del territorio argentino de las Georgias del Sur durante cuatro años. La firma noruega Ervik Havfiske ganó la licencia para cuatro buques, otra para el buque neozelandés San Aspiring y la restante para el chileno Antarctic Bay.

Formalmente, los permisos son entregados por el gobierno britànico de las Islas Georgias y Sandwich del Sur, pero la que da la autorización final es la Cancillería del gobierno de Theresa May. Una de las compañías británicas que no obtuvieron licencias anunció que realizará acciones legales.

viernes, 16 de marzo de 2018

Confirman para mayo la reunión entre argentinos y británicos por la pesca en Malvinas (II)

Resultado de imagen para canciller Jorge Faurie recibió hoy al embajador británico en Buenos Aires, Mark Kent
(Clarin.com) - Extractado - El canciller Jorge Faurie y el embajador británico analizaron distintos asuntos sobre el Atlántico Sur.


El canciller Jorge Faurie recibió hoy al embajador británico en Buenos Aires, Mark Kent, con quien repasó temas vinculados con las islas Malvinas como la reunión confirmada para mayo próximo de funcionarios y expertos de ambos países, en el marco de la cooperación científica para la conservación de recursos pesqueros en el Atlántico Sur, tal como anticipó Clarín.

Faurie y Kent también hicieron un repaso a las recientes gestiones conjuntas ante Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay para invitar a compañías aéreas de esos países a "operar un vuelo semanal hacia las Islas Malvinas, el cual dos veces por mes hará una escala en territorio continental argentino".

Durante el encuentro en el Palacio San Martín, el canciller argentino y el diplomático británico dialogaron sobre el próximo viaje de los familiares de los caídos en Malvinas a las Islas, que -adelantada por Clarín- colocarán las placas de los soldados cuyos restos recientemente fueron identificados por el Equipo Argentino de Antropología Forense de la Cruz Roja Internacional.

Por otra parte, el embajador Kent anunció las próximas visitas del Ministro del Tesoro Philip Hammond, quien participará de la reunión de Ministros de Finanzas del G20 y, en mayo, la del Ministro de Asuntos Exteriores, Boris Johnson, para asistir a la reunión de Cancilleres del G20.

jueves, 15 de marzo de 2018

Malvinas ofrece coordinar una reunión con Argentina por la pesca

Desde 2017, que Gran Bretaña está dispuesta a cooperar en pesca e hidrocarburos.(Perfil.com) - En un comunicado, el gobierno isleño señala que si todos los partidos están de acuerdo, se puede acordar una reunión antes de mediados de este año.

Desde 2017, que Gran Bretaña está dispuesta a cooperar en pesca e hidrocarburos. Desde 2017, que Gran Bretaña está dispuesta a cooperar en pesca e hidrocarburos. Foto: Cedoc 

El gobierno de las Islas Malvinas hizo saber que promueve "conversaciones exploratorias sobre pesca e intercambio de datos" en base al comunicado conjunto entre la Argentina y el Reino Unido de septiembre de 2016.

El acuerdo al que hacen referencia los kelpers a través de un comunicado se concretó durante la gestión de la canciller Susana Malcorra, quien concedió una audiencia al vicecanciller británico de Asuntos Exteriores Alan Duncan, en la que fue su primera misión oficial al exterior a poco menos de dos meses de haber asumido. En dicha declaración se resaltó la necesidad de mejorar la cooperación y el compromiso positivo en asuntos de mutuo interés del Atlántico Sur. Luego de ese acuerdo, Malcorra expuso ante el Senado, donde dejó en claro que la soberanía argentina "es un objetivo irrenunciable" y la declaración es solo "un avance".

El comunicado oficial señala que los isleños han estado trabajando "con el gobierno del Reino Unido para progresar en la discusión acerca de la pesca", en especial la del calamar en el Atlántico Sur y "la posibilidad de compartir información científica sobre estos temas". Pero además, señala que "si todos los partidos están de acuerdo, entonces una reunión inicial podría tener lugar antes de mediados de este año".

Por otro lado, consignaron que John Barton, director de Recursos Naturales, dijo: "El diálogo con Argentina en una conversación sobre compartir recursos marinos tiene el potencial de permitir un mejor manejo del stock de pescado compartido y mejorar sustancialmente la sostenibilidad de ese stock".

La pesca es una industria clave en el desarrollo económico de las islas. Aporta entre el 35% y el 48% de su Producto Bruto Interno (PBI). Desde que comenzó en 1986 a explotar los recursos de las aguas en disputa, los ingresos de las Malvinas aumentaron un 500%, garantizando la autosuficiencia económica en todas sus áreas de gobierno menos en la defensa y en política exterior, que aún son financiadas por Londres. Sólo por venta de licencias, las islas recaudan 25 millones de dólares anuales. 

El gobierno de Mauricio Macri buscó reactivar un acuerdo de cooperación científica con el Reino Unido por la pesca en el Atlántico Sur. Así lo declaró a PERFIL Malcorra, durante el viaje que realizó a la Antártida a principios de 2017. De esa forma, el Palacio San Martín sentó las bases para la cooperación que nació en 1990 durante el menemismo y fue congelada en 2005 por Néstor Kirchner. Ahora, desde Malvinas quiere acelerar el proceso.

viernes, 2 de marzo de 2018

Evalúan pedir la captura internacional del potero chino “Jing Yuan 626”

(Pescare.com) - Se trata del barco que huyó luego de ser detectado pescando ilegalmente en el Mar Argentino. La medida está siendo estudiada por la Subsecretaría de Pesca.
Resultado de imagen para Jing Yuan 26
En los próximos días podría liberarse una orden de captura internacional para el buque potero chino “Jing Yuan 626”, que el pasado jueves logró huir tras ser detectado por Prefectura ejerciendo pesca ilegal en el Mar Argentino.

La medida está siendo evaluada en la Subsecretaría de Pesca de la Nación: “Estamos estudiando el caso y viendo algunos antecedentes de hechos similares”, confirmó el subsecretario, Juan Bosch, ante la consulta de Pescare.com.ar.
Resultado de imagen para Hua Li 8
En carpeta está el caso del “Hua Li 8”, otra embarcación china que en abril de 2016 fue detenida en Indonesia luego de que dos meses antes haya escapado de nuestra Zona Económica Exclusiva (ZEE) en circunstancias similares a las del “Jing Yuan 26”.

La continuidad operativa del buque, la intervención de Interpol y dos buques de guerra de Indonesia resultaron claves para ese desenlace, que ahora posiblemente buscará repetirse a partir de la gravedad que revisten las circunstancias.

El último dato que se tienen del “Jing Yuan 626” es que se refugió en la zona de exclusión dispuesta por la administración que ocupa las Islas Malvinas. Esto después de haber recibido ayuda de otros tres poteros para la huída, maniobras que incluyeron intentos de agresión al guardacostas “Mantilla”.

En distintos registros este potero chino aparece ligado a la empresa Beijing Fisheries Co. Ltd., administrada por el gobierno chino. De allí que llama la atención que Cancillería argentina ni siquiera haya elaborado un comunicado de queja.

Los españoles pagaron la multa

Por otra parte, Bosch confirmó que la firma armadora del arrastrero “Playa Pesmar Uno”, el grupo Pesquerías Marinenses, reconoció el haber pescado sin permiso en el Mar Argentino y pagó la multa, con lo cual quedará liberado en los próximos días.
Resultado de imagen para Playa Pesmar Uno
“Fueron 7,5 millones de pesos de multa y 13,8 millones por el valor de las capturas que tenía a bordo. En total, son 21,3 millones. Además, se les está decomisando las redes antireglamentarias (portaban´calcetín´)”, detalló Bosch.

La multa máxima que establece la Ley Federal de Pesca para estos casos es de 10 millones de pesos, un monto que no se actualiza desde 1998 pese a los diversos procesos inflacionarios que erosionaron el valor de la moneda local.

Como los españoles se allanaron, además, obtuvieron un descuento del 25 por ciento. Esto explica los 7,5 millones de pesos que terminaron pagando de multa. “Cuando se acredite el total del pago, el barco quedará liberado”, describió Bosch. En la administración estiman que sucederá el jueves; mientras tanto el barco permanece fondeado en la rada de Comodoro Rivadavia en modo espera.

Fue botado el “María Alejandra 1°”, el nuevo buque del grupo Valastro

(Pescare.com) - La tarea se realizó el pasado jueves en un astillero español tras ocho meses de trabajo en las gradas. Ahora se iniciarán distintas pruebas técnicas.
El grupo Valastro tiene a su nueva embarcación en el agua. El pasado jueves fue botado el congelador “María Alejandra 1°” en el astillero español Armon Burela después de atravesar un proceso de construcción de ocho meses.

El buque, que incorpora moderna tecnología y un diseño de última generación, deberá atravesar ahora una serie de pruebas. La tarea incluye revisión sobre el comportamiento de motores, equipos hidráulicos y toda la electrónica de a bordo.

En principio, los técnicos llevaron adelante en los últimos días pruebas de estabilidad. Una vez atravesado este período, el barco emprenderá el viaje hacia la Argentina. Se estima que será en aproximadamente un mes, según pudo saber Pescare.com.ar.

La intención de la empresa, que encargó la construcción en joint venture con Newsan y mediante una inversión de 5,5 millones de euros, es incorporarlo a la pesca de langostino en aguas nacionales con la posibilidad de manufacturar a bordo.

La apuesta está vinculada a privilegiar la calidad del producto en un mercado cada vez más competitivo: “Los productos Valastro congelados en el mar son reconocidos en los principales mercados mundiales. Esto hace que el grupo se comprometa cada día más con la calidad de sus procesos y con el cumplimiento de sus compromisos con los clientes”, expresan desde la web de la firma.

Por su parte y con una concepción similar, recientemente el grupo Moscuzza incorporó al buque “José Américo”; mientras que ya planea la construcción de al menos otros dos barcos, también en Armon, de acuerdo a lo que reflejan distintos medios europeos.

El vínculo del astillero con los intereses locales excede el plano de la pesca comercial. En el terreno de la investigación científica y oceanográfica erigió al “Víctor Angelescu” para el Inidep; mientras que en marzo iniciará la construcción del barco costero del instituto. En este último caso, el plazo de ejecución de la obra es de once meses, por lo que estará disponible para 2019.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...