Mostrando entradas con la etiqueta Estrategía. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Estrategía. Mostrar todas las entradas

domingo, 17 de junio de 2018

América Latina, la nueva escala en la Ruta de la Seda del siglo XXI

El presidente argentino junto a su par chino en Pekín. Foto: AFP.Por Mariano Roca - Infobae.com
Aunque originalmente no se encontraban contemplados en el megaprograma chino de inversiones, hay una serie de proyectos de infraestructura de gran envergadura que colocan a la región en la esfera de intereses del gigante asiático. 

El presidente argentino junto a su par chino en Pekín. Foto: AFP.

Para China, "los países de América Latina y el Caribe forman parte de la extensión natural de la Ruta de la Seda Marítima y son participantes indispensables de la cooperación internacional de la Franja y la Ruta". Así quedó reflejado en la declaración final de la segunda reunión ministerial del Foro que reunió al gigante asiático y a la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) en Santiago de Chile en enero pasado.

Aunque el proyecto original hacía referencia a la conectividad entre los continentes asiático, europeo y africano, y sus mares adyacentes, en esta última Cumbre se abrió a los países de la región su ambiciosa iniciativa conocida como La Ruta de la Seda del siglo XXI.

La iniciativa One Belt, One Road ("Una Franja, una Ruta") –conocida por su sigla en inglés OBOR– constituye el mayor y potencialmente más dinámico corredor económico del planeta, representa alrededor del 55 % del PBI global, alberga el 70 % de la población mundial y concentra el 75 % de las reservas de energía conocidas. A fines de 2014, el gobierno de Pekín lanzó el Fondo de la Ruta de la Seda, una contribución de 40.000 millones de dólares, que se suma a los cerca de 30.000 millones de dólares aportados al capital inicial del Banco Asiático de Inversión en Infraestructura (AIIB), del que China es el socio mayoritario con el 32 % de las acciones.

Este programa de inversiones tiene "la potencialidad para modificar el mapa económico mundial y proyectar un nuevo modelo de globalización", según afirma el analista español Xulio Ríos, director del Observatorio de Política China. Se trata, a juicio de este especialista, de la propuesta de "un nuevo modelo de globalización centrado no tanto en el comercio como en las infraestructuras y en un desarrollo inclusivo". Ríos no duda en definir a OBOR como "el proyecto más ambicioso que promueve el actual liderazgo chino", con el presidente Xi Jinping a la cabeza.

Desde una particular óptica geopolítica, el analista uruguayo Raúl Zibechi, colaborador del portal Sputnik Mundo, asegura que la nueva Ruta de la Seda es "probablemente el mejor camino para que la transición de la decadente hegemonía estadounidense hacia una asiática se realice sin una guerra nuclear". Destaca que, en el plano financiero, uno de los aspectos centrales de la estrategia china es la internacionalización de su moneda, el renminbi, un punto considerado" clave en su ascenso al rango de potencia global".
La nueva Ruta de la Seda china en la región. Archivo DEF.
La nueva Ruta de la Seda china en la región. Archivo DEF.

EL IMPACTO EN AMÉRICA LATINA

"Para América Latina, OBOR es una oportunidad para aumentar la financiación bilateral procedente de China al reducir al mismo tiempo la dependencia que tiene la región de los commodities y permitir una focalización en el estímulo de la productividad y el agregado de valor a sus productos para mantener un crecimiento estable", señalan los analistas Sumedh Deorukhkar y Le Xia, en un informe publicado por BBVA Research en noviembre de 2017. Advierten que China, por su parte, estaría dispuesta a financiar una porción mayor de los proyectos de infraestructura si los países de la región mostraran su apertura al programa patrocinado por Pekín.

"La iniciativa OBOR podría ayudar a amortiguar el impacto del creciente proteccionismo de EE. UU. y permitir a China promover mejor sus instituciones financieras y su estrategia de integración comercial con otras economías", señalan los mismos autores en un informe publicado en marzo de este año. "Para economías como las de América Latina, que actualmente no forman parte de esa iniciativa pero que podrían verse afectadas por el proteccionismo estadounidense, la plataforma de OBOR ofrece una oportunidad para obtener un mayor acceso a mercados asiáticos claves", consideran.

Con miras a la profundización de los vínculos de su país con las economías latinoamericanas, el presidente Xi Jinping ya había planteado en 2014 un esquema de cooperación bajo el concepto "1+3+6", donde 1 reflejaba un único plan de cooperación con América Latina y el Caribe para el período 2015-2019; 3 hacía referencia a los tres motores de esa relación: el comercio, la inversión y las finanzas; y 6 aludía a las áreas estratégicas a las que apunta el país asiático, a saber: energía y recursos, infraestructura, cultura, industria manufacturera, innovación científica y tecnológica, y tecnología informática.

Juan Carlos Varela, presidente de Panamá, junto a su par chino, Xi Jinping en el anuncio del establecimiento de relaciones diplomáticas entre ambos países. Foto: Presidencia de de la República de Panamá.Juan Carlos Varela, presidente de Panamá, junto a su par chino, Xi Jinping en el anuncio del establecimiento de relaciones diplomáticas entre ambos países. Foto: Presidencia de de la República de Panamá.

PANAMÁ Y UN DRÁSTICO GIRO GEOPOLÍTICO

La oferta china de extender su ambicioso programa de inversiones a nuestra región sedujo al gobierno panameño, conducido por Juan Carlos Varela, que no dudó en romper sus históricos vínculos con Taiwán y entablar relaciones diplomáticas con la República Popular China. En el comunicado conjunto emitido en julio del año pasado, en el que se oficializó esa decisión, el país centroamericano dejó sentado su giro geopolítico al mencionar la existencia de un "único gobierno legítimo que representa a toda China", de cuyo territorio Taiwán debía ser considerada "parte inalienable".

No fue casual que la noticia coincidiera con el inicio de las obras del nuevo puerto de contenedores ubicado en la isla Margarita –en la provincia panameña de Colón–, un megaproyecto que permitirá atender buques de gran porte, conocidos como "neo-panamax" y "super post-panamax". Su construcción, que se encuentra a cargo del grupo chino Landbridge, significará una inversión del orden de los 1100 millones de dólares y permitirá dotar a esta terminal portuaria de una capacidad de manejo de hasta 2,5 millones de TEU (unidad de medida que equivale a un contenedor de 20 pies de largo, es decir, 6,09 metros de largo). Cabe recordar que China es actualmente el segundo usuario del canal de Panamá y el principal proveedor de la Zona Libre de Colón, principal centro de distribución del continente americano.

Para sellar esta sociedad estratégica, el gobierno panameño firmó, en noviembre, 19 acuerdos de comercio e inversión con China, que incluyeron la adhesión formal a la iniciativa OBOR "potenciando su rol como la gran conexión con el canal de Panamá" y el estudio de factibilidad para la construcción de un futuro ferrocarril que conecte la ciudad de Panamá con la provincia de Chiriquí, en la frontera occidental del país. También se contempló, en ese marco, la negociación de un Tratado de Libre Comercio (TLC) entre ambos países, que se sumaría a los que China firmó en el pasado reciente con Chile (2005), Perú (2009) y Costa Rica (2010).

DE BRASIL A PERÚ, EN EL TREN BIOCEÁNICO

Otro de los grandes proyectos de infraestructura que China ve con buenos ojos en la región es el Corredor Ferroviario Bioceánico Central (CFBC), que uniría el puerto brasileño de Santos, en el océano Atlántico, con la terminal portuaria de Ilo, en la costa peruana del Pacífico. Con una extensión total de 3755 kilómetros, se estima que el CFBC permitiría reducir de 67 a 42 días los tiempos de transporte de mercaderías de Brasil a China. Tres entidades bancarias chinas –el Eximbank, el ICBC y el Banco de China– ya habrían mostrado su interés en financiar esta gigantesca obra.

Uno de sus mayores impulsores es el gobierno de Evo Morales, que define ambiciosamente a esta obra como "el canal de Panamá del siglo XXI". La Secretaría Técnica del CFBC se ubicará en el departamento boliviano de Cochabamba. En la declaración final de la Cumbre de Jefes de Estado del Mercosur y sus países asociados, que se celebró en Mendoza en junio de 2017, se mencionó el "interés regional" en el proyecto "debido a su articulación y potencial desarrollo con la Hidrovía Paraná-Paraguay", y su importancia para mejorar la "logística del comercio exterior entre los Estados partes y asociados del Mercosur y sus potenciales socios extrazona".

El tercer gran foco de atención de China es el futuro Túnel Internacional de Agua Negra, una vía de interconexión binacional entre la provincia de San Juan y la región chilena de Coquimbo a través de la cordillera de los Andes. Esta obra, que constará de dos galerías unidireccionales paralelas de 13,9 kilómetros de largo, permitirá el paso de automóviles y camiones de carga durante todo el año. El objetivo es mejorar sensiblemente la integración transfronteriza y agilizar la conectividad del Corredor Bioceánico Central, una vía de comunicación de 2472 kilómetros que une Porto Alegre (Brasil) con Coquimbo (Chile) y atraviesa uno de los principales ejes productivos del continente.

En mayo de este año,tuvo lugar la apertura de sobres para la precalificación de empresas interesadas. Se presentaron diez consorcios internacionales, con participación china en cuatro de ellos, a saber: China Railway Tunnel Group (CRTG), asociado con Benito Roggio e Hijos y la chilena Sigdo Koppers; China Railway Construction Corporation (CRCC), con la local Panedile; Power China, con la Sociedad Argentina de Construcción y Desarrollo Estratégico (SACDE), de Marcelo Mindlin; y China Communications Construction Company (CCCC), con la argentina JCR. En cuanto al financiamiento de las obras, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) cuenta con una línea de crédito por 1500 millones de dólares, que irá desembolsando durante el período de construcción, estimado en ocho años.

Frente a las reservas que despierta el avance de la influencia del gigante asiático en el histórico "patio trasero" de los EE. UU., los funcionarios chinos se han encargado de enfatizar que la iniciativa OBOR no tiene nada que ver con un objetivo de "competencia geopolítica". "No se trata de un juego de suma cero", remarcó el canciller Wang Yi, durante el reciente Foro China-CELAC, en el cual manifestó que su país participará activamente en la potenciación de la conectividad terrestre y marítima para acercar ambos mercados, en el marco de "una plataforma de cooperación internacional abierta, transparente e inclusiva".

viernes, 6 de abril de 2018

Israel es una superpotencia gracias a las armas nucleares. Así es como los consiguieron.

Por Zachary Keck - The National Interest - Traducción Desarrollo y Defensa


Feinberg fue uno de los diecisiete millonarios que formaban el Sonneborn Institute. En 1958, Feinberg recurrió a muchos de los mismos miembros del Sonneborn Institute, así como a muchos otros líderes judíos en América del Norte y Europa, para recaudar dinero para el proyecto nuclear de Dimona después del llamamiento de Ben-Gurion en 1958. Era ampliamente exitoso: nuevamente, según Karpin, "la campaña secreta de recaudación de fondos comenzó a fines de 1958, y continuó durante dos años. Unos veinticinco millonarios aportaron un total de alrededor de $40 millones de dólares ".

Aunque Israel no lo reconoce oficialmente, se entiende que el país  posee un  arsenal de armas nucleares ( aunque el número exacto de ojivas nucleares está en disputa ). Igualmente se entiende que los Estados Unidos se opusieron al programa de armas nucleares de Israel durante el gobierno de John F. Kennedy y, en menor medida, las administraciones de Lyndon B. Johnson. Una parte de la historia que es menos conocida es que gran parte del financiamiento para el programa de armas nucleares de Israel provino de estadounidenses privados en un esfuerzo que fue encabezado por Abraham Feinberg, un prominente estadounidense que sirvió como asesor no oficial del presidente Kennedy y Presidente Johnson.

El interés de Israel en las armas nucleares se remonta básicamente a la fundación del estado judío en 1948. El líder fundador del país, David Ben-Gurion, estaba obsesionado tanto por el Holocausto como por la incesante hostilidad que Israel enfrentaba desde sus vecinos árabes mucho más grandes. Ben-Gurion veía las armas nucleares como una opción de último recurso para garantizar la supervivencia del estado judío en caso de que sus enemigos alguna vez usaran sus poblaciones y economías mucho más grandes para construir ejércitos superiores convencionales.

El problema que Ben-Gurion y sus asesores más cercanos enfrentaron fue que su país joven, pobre y relativamente poco sofisticado no poseía los recursos tecnológicos y materiales necesarios para apoyar un programa indígena de armas nucleares. La mejor esperanza de Israel para adquirir armas nucleares vino de encontrar un patrón extranjero. Afortunadamente para Israel, las circunstancias contemporáneas crearon las condiciones para que obtuviera este apoyo.

Específicamente, a mediados de la década de 1950, el control de Francia sobre Argelia -que consideraba parte de Francia y no solo de otra colonia- fue cada vez más cuestionado por una insurgencia nacional que estaba recibiendo apoyo sustancial del líder egipcio Gamal Abdel Nasser. París respondió obteniendo la ayuda de Israel para proporcionar información de inteligencia sobre la situación argelina a cambio del armamento convencional francés. La oportunidad de transformar esto en cooperación nuclear se presentó en 1956 cuando París pidió a Israel que proporcionara a Francia y Gran Bretaña un pretexto para intervenir militarmente en lo que se convirtió en la crisis del Canal de Suez.

Resultado de imagen para reactor de Dimona.Ben-Gurion tenía grandes reservas sobre la participación de Israel en el plan. Estos fueron superados cuando Francia aceptó proporcionar a Israel un pequeño reactor de investigación similar al reactor EL-3 que Francia había construido en Saclay. Por supuesto, la invasión de Suez salió mal y con los Estados Unidos y la Unión Soviética amenazando a Israel, Francia y Gran Bretaña de diferentes maneras para lograr que se retiraran. Francia no pudo proteger a Israel de las amenazas de las superpotencias. Sin embargo, antes de acordar retirarse, Israel exigió que París endulzara la cooperación nuclear. Francia acordó proporcionar a Israel un reactor mucho más grande que produce plutonio en Dimona, uranio natural para alimentar el reactor y una planta de reprocesamiento, básicamente todo lo que Israel necesitaría para usar la planta para producir plutonio para una bomba a excepción de agua pesada.

Este fue un golpe importante: ningún país antes o después ha proporcionado a otro estado una cantidad tan grande de tecnología necesaria para construir una bomba nuclear. Aún así, fue solo la mitad de la batalla. Ben-Gurion aún tenía que aportar los fondos necesarios para pagar el acuerdo nuclear de Francia. No se sabe cuánto costaron construir las instalaciones nucleares de Dimona, pero es probable que Israel haya pagado a Francia al menos 80 a 100 millones en dólares de 1960. Esa fue una enorme cantidad de dinero para Israel en ese momento. Además, a Ben-Gurion le preocupaba que si desviaba fondos de defensa para el proyecto nuclear, invitara a la oposición de los militares, que estaba luchando por desplegar un ejército convencional que pudiera derrotar a los enemigos árabes de Israel.

En cambio, el primer ministro israelí decidió crear un fondo privado para financiar el acuerdo con Francia. Como documenta Michael Karpin en su excelente historia del programa nuclear de Israel, Ben-Gurion dirigió a su personal simplemente para "llamar a Abe", refiriéndose a Abe Feinberg. Feinberg era un prominente empresario de Nueva York, filántropo y líder judío estadounidense con estrechos vínculos con el Partido Demócrata. Antes de la entrada de Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial, Feinberg había recaudado dinero para ayudar a los judíos europeos a emigrar a Palestina. Después de que la guerra terminó, él, como Ben-Gurion, fue a Europa para ver los campos de concentración del Holocausto. También ayudó a contrabandear sobrevivientes del Holocausto a Palestina en un momento en que los británicos habían creado bloqueos para evitar la inmigración ilegal de judíos. Durante este tiempo, forjó lazos duraderos con muchos de los hombres que más tarde se convertirían en líderes principales del estado de Israel. Al regresar a los Estados Unidos, ayudó a presionar al presidente Harry Truman para que reconociera al estado judío una vez que declarara su independencia. 

Por lo tanto, era natural que en octubre de 1958 Ben-Gurion recurriera a Feinberg para ayudar a recaudar los fondos necesarios para el trato con Dimona. De hecho, esta no era la primera vez que Ben-Gurion recurría a los líderes judíos estadounidenses para recaudar dinero para las causas de Israel. Previendo que pronto habría una guerra de independencia, Ben-Gurion fue a Nueva York en 1945 para recaudar fondos para comprar armamentos para los judíos en Palestina. Esta misión fue un éxito. Según Karpin: "En los documentos secretos del estado-en-la-creación los diecisiete millonarios estadounidenses recibieron el nombre en clave 'The Sonneborn Institute', en honor a su anfitrión. En los próximos años, sus miembros contribuirían millones de dólares para comprar municiones, maquinaria, equipo de hospital y medicinas, y barcos para transportar refugiados "a Palestina".

En 1958, Feinberg recurrió a muchos de los mismos miembros del Sonneborn Institute, así como a muchos otros líderes judíos en América del Norte y Europa, para recaudar dinero para el proyecto nuclear de Dimona después del llamamiento de Ben-Gurion en 1958. Fue ampliamente exitoso: nuevamente, según Karpin, "la campaña secreta de recaudación de fondos comenzó a fines de 1958, y continuó durante dos años. Unos veinticinco millonarios aportaron un total de alrededor de $ 40 millones de dólares ".

¿Qué tan importante fue la misión de Feinberg para el éxito del proyecto nuclear israelí? De acuerdo con Karpin: Si Ben-Gurion no hubiera estado seguro de que Feinberg podría reunir los millones necesarios para el proyecto de la comunidad judía mundial, es dudoso que hubiera emprendido el trato con Francia. Israel de los años 50 y 60 nunca podría haber pagado por la tecnología avanzada, erigido el reactor Dimona y construido un elemento disuasivo nuclear con sus propios recursos.

Sin embargo, este no fue el final de la participación de Feinberg en las relaciones entre EE.UU. e Israel. De hecho, después de que los demócratas retomaron la Casa Blanca en las elecciones de 1960, Feinberg se convirtió en asesor no oficial de JFK y LBJ. Por ejemplo, en 1961, Feinberg  dirigió el esfuerzo  por persuadir a Ben-Gurion para que permitiera las inspecciones estadounidenses del reactor de Dimona.

jueves, 29 de marzo de 2018

La impactante historia de cómo un país construyó armas nucleares y las dio

Por Dave Majumdar - The National Interest - Traducción Desarrollo y Defensa


La región y el mundo son indudablemente más seguros debido a las decisiones tomadas en la década de 1990 de renunciar al programa nuclear de Sudáfrica. Además, el desmantelamiento del programa relativamente pequeño proporcionó una plantilla de cómo otras potencias nucleares podrían pensar en eliminar sus propios programas. Sin embargo, con la excepción de los estados sucesores soviéticos (que enfrentaron restricciones dramáticamente diferentes), ningún otro estado ha tomado el ejemplo de Sudáfrica. Con el aumento aparente de las tensiones globales en los últimos años, parece poco probable que alguien se una a Sudáfrica en el club post-nuclear en el corto plazo.

La República de Sudáfrica es el único país del mundo que ha construido un programa de armas nucleares y luego ha desarrollado ese programa después de que las condiciones nacionales e internacionales cambiaran. ¿Por qué Sudáfrica decidió construir armas nucleares, cómo las construyó y por qué decidió renunciar a ellas? Las respuestas son en gran parte idiosincráticas, aunque pueden contener algunas lecciones para el futuro del desarrollo de las armas nucleares en la Península de Corea y en otros lugares.

Orígenes del programa

Sudáfrica buscó armas nucleares por razones familiares. A pesar de que disfrutaba de una supuesta dominación convencional sobre cualquier posible oponente regional, a Pretoria le preocupaba que la ventaja pudiera erosionarse con el tiempo. El gobierno sudafricano también apreció que el desdén generalizado por su  sistema de apartheid  podría evitar que los países occidentales (incluido Estados Unidos) acudieran en su ayuda en cualquier confrontación seria contra la Unión Soviética o sus aliados. Las armas nucleares no solo proporcionarían una forma directa de enfrentar un ataque militar contra Sudáfrica, sino también un medio para aprovechar el apoyo diplomático y militar occidental durante una crisis.

Sudáfrica podría extraer el uranio requerido en su propio territorio y enriquecerlo en instalaciones domésticas. Con una economía industrial moderna y acceso a instituciones de aprendizaje e investigación tecnológicamente sofisticadas en los Estados Unidos y Europa, Sudáfrica podría desarrollar fácilmente la experiencia técnica necesaria para construir un arma. Ya el blanco del severo desdén internacional por sus instituciones nacionales, el gobierno sudafricano no se preocupó demasiado por cómo la búsqueda de armas nucleares podría convertirlo en un paria internacional.

Resultado de imagen para South Africa + atomic bomb
En general, Sudáfrica construyó seis armas de fisión de armas de uranio (similar en naturaleza a la arma de Little Boy lanzada en Hiroshima). Los dispositivos eran demasiado grandes para caber en cualquier misil sudafricano existente y, en consecuencia, habrían sido lanzados por bombarderos como el inglés Electric Canberra o el Blackburn Buccaneer. Sudáfrica exploró la posibilidad de construir o adquirir misiles balísticos capaces de portar armas nucleares, aunque esto habría requerido una mejora sustancial de los propios dispositivos. Nunca se ha confirmado una prueba completa de los dispositivos, ya que la fuerte presión de los Estados Unidos, la Unión Soviética y Francia ayudó a Pretoria a cancelar una detonación subterránea en 1977.

Asistencia extranjera

Los rumores de asistencia extranjera para el programa nuclear de Sudáfrica han circulado durante años. Como regla general, los estados no discuten abiertamente sus contribuciones a la proliferación nuclear. En el caso de Sudáfrica, la naturaleza del régimen hizo que la idea de la asistencia abierta fuera aún más venenosa.

foto sentada
Sitio de la detonación nuclear subterranea
Aún así, los analistas sospechan o conocen de al menos cuatro países que suministraron un grado de apoyo al programa nuclear de Sudáfrica. Estados Unidos suministró gran parte de la tecnología inicial asociada con el programa nuclear civil de Sudáfrica bajo una variedad de diferentes programas de asistencia. Aunque no estaba destinado a acelerar la proliferación, la asistencia sí sirvió de base para el eventual programa nuclear de Sudáfrica. Francia y  Pakistán  también pueden haber suministrado asistencia técnica en varios puntos durante el desarrollo del programa.

Las denuncias de  apoyo israelí al programa sudafricano  han circulado durante años. En la Guerra Fría, Taiwán, Israel y Sudáfrica constituyeron el Eje de los marginados, países que son anatema para gran parte de la comunidad diplomática. Es muy probable que Israel haya suministrado alguna tecnología asociada con el programa de misiles balísticos de Sudáfrica  , aunque el apareamiento de estos misiles con dispositivos nucleares nunca llegó a buen término. Israel y Sudáfrica también intercambiaron algunos componentes materiales básicos de dispositivos nucleares, aunque no los dispositivos mismos. Debido a la continuidad del secreto, el grado de cooperación técnica entre los dos estados puede que nunca se conozca, pero los dispositivos nucleares sudafricanos fueron en general diferentes a los que se cree que están en el arsenal israelí.

Desconstrucción

La reducción general de las tensiones asociadas con el final de la Guerra Fría redujo la necesidad de Sudáfrica de un elemento de disuasión nuclear independiente. Estados como Angola ya no podían contar con la Unión Soviética y  Cuba  para obtener apoyo, y en consecuencia no podían representar una verdadera amenaza militar convencional para Sudáfrica. Al mismo tiempo, Pretoria hizo importantes concesiones diplomáticas que redujeron las tensiones en la región, incluida la concesión de la independencia de Namibia.

Al mismo tiempo, el Partido Nacional comenzó las negociaciones con el Congreso Nacional Africano para terminar con el régimen del apartheid. La perspectiva de un gobierno sudafricano liderado por el ANC que posee armas nucleares también puede haber dado una pausa al régimen de apartheid;  FW De Klerk niega esto,  pero seguramente existen razones para dudar de que el aparato de seguridad del Partido Nacional compartiera su razonamiento. Resultó que el ANC tenía poco o ningún interés en pagar los costos diplomáticos y militares de mantener un elemento de disuasión nuclear que disuadió, en efecto, a nadie. Para 1994, todos los dispositivos nucleares de Sudáfrica habían sido desmontados.

Trascendencia

Además de los Estados sucesores soviéticos, que tenían un control muy limitado sobre los arsenales nucleares que quedaban en su territorio, Sudáfrica es el único país que desarrolló, y luego renunció, a las armas nucleares. Algunos defensores del control de armas han señalado a Sudáfrica como un posible modelo para un mayor desarme nuclear.

Pero el caso de Sudáfrica es profundamente idiosincrásico. Las principales amenazas a la seguridad nacional del estado desaparecieron simultáneamente a un cambio en la naturaleza del régimen, haciendo que los cambios a gran escala en la política de seguridad nacional fueran mucho más fáciles de lo que hubieran sido de otro modo. Es poco probable que estas condiciones se repitan en muchas situaciones que involucran poderes con armas nucleares.

Lo mejor que podemos decir es que algo similar podría suceder en la Península Coreana, si el régimen de Corea del Norte finalmente colapsó y sus armas pasarian a ser propiedad del gobierno de Seúl. En este caso, el cambio de régimen y un cambio dramático en el entorno de amenaza bien podrían permitir a la República de Corea abandonar el programa nuclear del Norte y desarmar las armas restantes.

Pero por el momento la idea de un  colapso de Corea del Norte  parece una perspectiva cada vez más distante (si bien atractiva). Además, mientras que Seúl sin duda estaría bajo la inmensa presión de Pekín, Washington y Tokio para renunciar y desarmar el programa nuclear, el nuevo entorno de seguridad del noreste de Asia no necesariamente favorecería tal movimiento.

Conclusión

La región y el mundo son indudablemente más seguros debido a las decisiones tomadas en la década de 1990 de renunciar al programa nuclear de Sudáfrica. Además, el desmantelamiento del programa relativamente pequeño proporcionó una plantilla de cómo otras potencias nucleares podrían pensar en eliminar sus propios programas. Sin embargo, con la excepción de los estados sucesores soviéticos (que enfrentaron restricciones dramáticamente diferentes), ningún otro estado ha tomado el ejemplo de Sudáfrica. Con el aumento aparente de las tensiones globales en los últimos años, parece poco probable que alguien se una a Sudáfrica en el club post-nuclear en el corto plazo.

lunes, 26 de marzo de 2018

¿Para qué invertir en la defensa del Mar Argentino?

Por Contralmirante Gabriel Urchipia (R) - Infobae.com
Hoy más que nunca, después de la desaparición del submarino ARA San Juan, es necesario revisar los supuestos que hacen a la defensa de los intereses argentinos en el mar. 
La flota de mar argentina durante un ejercicio. Foto: Gentileza Gaceta Marinera.
El concepto clásico de la defensa ha estado ligado al ejercicio legítimo de la soberanía, que en el mar no solo tiene que ver con la vigilancia, uso y protección de los espacios marítimos de jurisdicción nacional, sino con la salvaguarda del libre comercio internacional, el sostén logístico antártico, el cumplimiento de acuerdos internacionales y el apoyo a la ciencia y tecnología nacionales.

Para imaginar los espacios marítimos involucrados, debemos pensar en la superficie de dos Argentinas y más de cuatro, cuando se suman las áreas de responsabilidad de búsqueda y rescate, la proyección sobre las aguas de convergencia antártica y las rutas bioceánicas de nuestro comercio exterior. En esta amplia superficie marina, la Armada se preparó para desarrollar un amplio porfolio de actividades, que ha cumplido alistando, adiestrando y sosteniendo una fuerza naval creíble con tripulaciones preparadas para asumir los riesgos inherentes.

Muchos piensan que una marina costera sería suficiente para cubrir las actividades de prevención y cumplimiento de las leyes argentinas en el mar. Sin embargo, se olvidan de que los países más necesitados de recursos siempre buscarán burlarse de los límites difusos y extensos de los espacios marítimos nacionales y que, fuera de las aguas jurisdiccionales, existen inmensos recursos naturales a los que el mundo busca acceder y rutas comerciales, que en tiempos de crisis deben ser protegidas.

También hay quienes olvidan que las Malvinas y la Antártida son asuntos con final abierto, y que si bien la Argentina ha optado por la vía pacífica en sus reclamos de soberanía, el mantenimiento de la paz y la seguridad en el mar requiere, en situaciones de crisis, la cooperación con Armadas de países amigos y socios comerciales en ambos océanos. De esta forma, la participación naval en los espacios nacionales y de ultramar es una contribución directa al interés nacional y a los fines de la política
exterior del país.

Este fue, con algunas excepciones, el pensamiento dominante en la Argentina desde su independencia. Ser un país soberano y dependiente no son situaciones contradictorias, sino que forman parte del progresivo aislamiento e inseguridad producto de una visión de negación del mar, que fue deliberadamente apoyada por las potencias marítimas dominantes para asegurar su comercio y la subordinación de las economías periféricas. La realidad nos señala que el mar siempre fue una
oportunidad para los estados que comprendieron su importancia. Nosotros nunca lo entendimos.

Las oportunidades pasan  

Un aporte valioso, efectivo, y que nuestros socios y eventuales aliados apreciarían, sería disponer de medios navales que, sin ser de la más alta tecnología, fueran eficaces e interoperables, una capacidad de acción submarina convencional pequeña pero de primera línea tecnológica, una fuerza de proyección anfibia con alta disponibilidad para acudir donde fuera necesario en tiempo y forma, y la capacidad de vigilancia aérea y marítima en coordinación con nuestros aliados comerciales. De esta forma, en la medida que la integración regional avance, surgirán nuevos intereses marítimos compartidos, cuya protección debemos coordinar en forma conjunta, dinamizando aún más la integración económica y con una política exterior que valore a su Armada como una valiosa herramienta de acción.

Lamentablemente, la escasez de recursos presupuestarios ha sido una constante en los últimos 35 años que ni la Ley de Reestructuración de las Fuerzas Armadas de 1998 pudo cambiar, ya que no llegó a reglamentarse. Recién en el 2008, el planeamiento estratégico tradicional tuvo la contribución del planeamiento por capacidades liderado por el Estado Mayor Conjunto, con la finalidad de reemplazar las hipótesis de conflicto por el diseño y desarrollo de aptitudes capaces de producir efectos acordes al amplio espectro de tareas impuestas por la misión asignada a las Fuerzas Armadas.

El proceso de planificación convocó a gran cantidad de profesionales que en forma colaborativa diseñaron una estructura de fuerzas que terminó siendo incompatible con las asignaciones presupuestarias en continuo descenso, por lo que el cumplimento de la misión asignada por la Ley de Defensa Nacional pasó a ser una utopía. A esta altura de los acontecimientos, las opciones que iban surgiendo implicaban un replanteo de la misión de las Fuerzas, y/o cambios en la conformación de las
capacidades militares según un nuevo redespliegue y la adecuación de la organización, medios, infraestructura, doctrina, formación, adiestramiento y logística. 

Al inicio de la gestión del presidente Macri, surgió una alternativa posible. En la primera audiencia con el Ministro de Defensa, el 20 de febrero del 2016, el presidente le dijo: "Trabaje en un plan innovador que modernice a las fuerzas y las aggiorne al siglo XXI". Estaba claro que la desinversión en material y el elevado gasto en sueldos no permitían cambiar en el corto plazo la realidad de la defensa que se encontraba en un estado "terminal". 

La idea de usar la ciencia y la tecnología para modernizar las capacidades militares podría haber significado un camino virtuoso para recomponer las necesidades operativas de las Fuerzas, al complementar sus canales de obtención de medios dentro del ciclo logístico de la jurisdicción. Era además una forma de agregar valor al desarrollo tecnológico aplicado al uso del mar, donde la industria naval y la producción para la defensa siempre fueron generadores de conocimiento y recursos que la Argentina estaba en condiciones de aprovechar. 

Sin embargo, nuevamente, las decisiones fueron en dirección contraria y se anunció la adquisición de equipamiento y medios en el exterior que, además de no materializarse, no tuvo en cuenta el sostenimiento del material del que disponían las Fuerzas, en su mayoría adquirido en el extranjero, para evitar seguir "canibalizando" las unidades que dejaban de operar.

La propuesta aquí planteada no implicaba dejar de importar componentes de reemplazo, sino que el sostenimiento del material hubiera sido posible mediante la llamada "ingeniería inversa", que implica desarrollar localmente soluciones tecnológicas e instalarlas en los sistemas existentes, lo cual habría permitido extender los ciclos de vida útil y ganar tiempo, mientras se resolvía el problema de fondo, esto es, cambiar la capacidad o adquirir nuevo equipamiento.

Respecto del material que estaba llegando al fin de su vida útil, la participación de la investigación, desarrollo y producción nacional habría sido una alternativa para predecir el límite de inicio de la obsolescencia de cada sistema, para anticipar soluciones tecnológicas posibles, extender el ciclo de vida útil mediante el desarrollo de componentes y prever los reemplazos de las partes excedidas para satisfacer en tiempo las necesidades operacionales.

Por último, respecto del material en estado de obsolescencia o aquel que se debía reemplazar, la ciencia y la tecnología nacionales hubieran sido un canal de obtención de productos innovadores, que reemplazaran lo viejo por lo nuevo, y que motivaran a las nuevas generaciones de profesionales y técnicos de nuestro país a proponer cambios en el diseño y el desarrollo de las Fuerzas, de forma colaborativa entre militares y funcionarios civiles.

De haberse cumplido la misión expresada por el Presidente en febrero del 2016, la ciencia y la tecnología nacional podrían haber trabajado en la obtención de medios para la defensa, lo cual hubiese sido un primer paso para contribuir a reducir las vulnerabilidades del sector por la excesiva dependencia externa del material y para adquirir conocimientos tecnológicos a aplicar en el sostenimiento y modernización de sus medios.

Fallas

La catástrofe del submarino San Juan que enluta a los argentinos, pero más aun a la familia militar, sorprendió a todos. Sería absurdo inculpar la tragedia a las últimas personas que circunstancialmente se hicieron cargo de la institución y que desarrollaron su carrera con restricciones de la más diversa índole pero que no cejaron en tratar de sostener los días de navegación, vuelo y ejercicios en el terreno.

En su libro Infortunios militares, Eliot Cohen dice que la catástrofe ocurre cuando se suman tres tipos de fallas: de aprendizaje, de previsión y de adaptación. Las fallas de aprendizaje comenzaron con la pérdida de personal altamente calificado y la reducción de actividades operativas, producto de la progresiva disminución de los presupuestos asignados. De esta forma, la gestión del conocimiento quedó no solo afectada por la salida de hombres valiosos, sino también por la pérdida de motivación de los más jóvenes.

Las fallas de previsión surgieron a partir del aumento de riesgos y accidentes que eran consecuentes con la baja tasa de reinversión en el mantenimiento y el alistamiento. La Ley de Reestructuración de las Fuerzas Armadas hubiera sido un paliativo importante porque se hubiera podido reinvertir fondos dentro de la misma jurisdicción a través de la venta de activos de su propiedad. Las fallas de adaptación fueron consecuencia del fracaso de sucesivas reformas políticas  para cambiar la cultura organizacional de las Fuerzas sin entender las raíces del ethos militar, el cual fue blanco de severos cuestionamientos por su actuación en el pasado y por el escaso interés y compromiso de los líderes políticos sobre temas de defensa.

La lección por aprender es entender que la pérdida de capacidades y competencias militares en el mar tiene efectos estratégicos futuros. El desencuentro de la Argentina con su mar lleva muchos años. La naturaleza y riquezas del territorio que sedujeron a los argentinos a poblar sus Pampas no son incompatibles con el desarrollo de un poder naval sustentable y efectivo. Más aún, podemos afirmar que, así como la política exterior fue capaz de consolidar nuestro proyecto de Nación, sin soberanía en el mar no podremos sustentarla debido a las necesidades de recursos, espacios y compromisos que vendrán desde diferentes rincones del mundo.

Esperemos que la catástrofe del submarino ARA San Juan tenga una lectura humilde y valiente de la sociedad y de sus líderes políticos para poder entender la naturaleza profunda de los problemas que atraviesa el poder naval de la Nación

jueves, 1 de marzo de 2018

"No habrá lluvia de inversiones" y otras 7 definiciones del canciller Jorge Faurie sobre la economía que viene

Por Martín Dinatale - mdinatale@infobae.com - Infobae.com
El ministro se disertó en un almuerzo de la Fundación Mediterránea ante un centenar de empresarios; la competitividad, los nuevos mercados y la revolución tecnológica

El canciller Jorge Faurie desplegó ayer todas sus bondades de orador y encantador de auditorios ante un centenar de empresarios argentinos para desmenuzar las directivas centrales del plan económico del gobierno en el plano internacional y sin mayores preámbulos dijo: "no esperen lluvia de inversiones en la Argentina porque los inversores externos tardan en llegar y se toman su tiempo".

No fueron las únicas definiciones económicas y de política exterior que lanzó el canciller Faurie. Ante un centenar de empresarios de la Fundación Mediterránea que lo oyeron en un almuerzo organizado en el Hotel Alvear, el ministro de Relaciones Exteriores desarrolló las siguientes 7 impresiones más relevantes sobre la economía que viene y sobre el programa de la Argentina en su relación con el mundo:

1- Competitividad. Al hablar sobre el eventual acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea y el Mercosur el canciller dijo que "no hay que temer a la competitividad con los empresarios europeos porque lo primordial en este acuerdo será que estará allanada la cuestión arancelaria de los productos". Al evaluar los alcances de este acuerdo de libre comercio Faurie remarcó que "el Mercosur estuvo jaqueado durante mucho tiempo en cuestiones políticas y se olvidó de que la integración económica comercial que debe buscar como bloque".

 2-Chile, Asia y la apertura. "No somos abogados de la apertura indiscriminada", se atajó el ministro al hablar de los acuerdos de libre comercio. Pero dejó en claro que Macri buscará beneficiarse con un acuerdo con Chile, la Alianza del Pacífico y Asia "como un mercado central para que la Argentina pueda atender la seguridad alimentaria".

3-Inversiones. Ante una pregunta de la presidenta de la Fundación Mediterránea, la empresaria María Pia Astori sobre la eventual llegada de inversiones a la Argentina Faurie fue tajante: "no habrá lluvia de inversiones como se dijo. O como dijeron los medios. Como ustedes saben los empresarios se toman su tiempo y las inversiones tardan en llegar. Mucho más después de 12 años de aislamiento en que estuvo sumergida la Argentina".

4-Revolución tecnológica. Ante los empresarios el canciller también habló del mundo económico que se viene. "Hay un elemento catalítico que es el de la revolución tecnológica. El cambio del sistema productivo en el desarrollo del comercio obligará a dar respuestas a un nuevo mundo que ya está presente". En este sentido, Faurie remarcó que este será uno de los ejes de la cumbre del G20 que se realizará en Buenos Aires en noviembre donde la educación y la economía con inclusión social es el tema elegido por Macri como anfitrión de la reunión de presidentes.

5-Valor agregado. "El gran desafío que tenemos como Argentina es salir a recuperar los mercados perdidos en los últimos años y otorgar a nuestros productos un valor agregado. Argentina tiene un rol significativo en este porque puede convertirse en supermercado del mundo".

6-Socio predilecto. No será Estados Unidos ni China. "Por la historia en común que tenemos y las raíces que nos unen tenemos en claro que la Unión Europea es y debe ser nuestro socio. Debemos lograr una consolidación con el mercado europeo", sostuvo al hablar de los lazos con la UE.

7-Otros mercados. Además de la posibilidad de cerrar cuanto antes un acuerdo de libre comercio entre el Mercosur y la UE, Faurie mencionó la necesidad de avanzar hacia un entendimiento de Unión Aduanera del Mercosur con mercados como Canadá, la EFTA (Liechtensein, Suiza, Noruega e Islandia), India y Africa.

El canciller Faurie dejó una sensación de optimismo y una buena impresión entre los empresarios de la legendaria Fundación Mediterrána. No solo ello. También emitió elogios hacia uno de sus socios predilectos como fue Domingo Cavallo. Sobre el ex ministro de Economía, el canciller recordó el vuelo que le dio al Ministerio de Relaciones Exteriores con perfil económico durante los años 90.

Faurie fue recibido por María Pía Astori; el vicepresidente de la Fundación a nivel nacional, Marcos Brito y el vicepresidente regional Buenos Aires, Gonzalo Verdomar Weis. Este le dio una cálida bienvenida al canciller, detalló la labor de la Fundación Mediterránea en todo el país que trabaja desde hace 41 años con empresarios y con estudios económicos bajo la dirección de IERAL y mencionó el clima de "nuevo aire" político que vive la Argentina en su exposición hacia el mundo.

sábado, 24 de febrero de 2018

China intensifica la compra de campos y Argentina es una de las preferidas

China intensifica la compra de campos y Argentina es una de las preferidas(Cronista.com) - La numerosa población, la escasez de tierras arables y el cambio de dieta suscitado por el desarrollo económico empujan a China a intensificar la compra. Argentina junto con Chile y Brasil, registran la llegada de inversiones en campos de cereales,  soja, cultivos de frutas o haciendas de ganado.

La numerosa población, la escasez de tierras arables y el cambio de dieta suscitado por el desarrollo económico empujan a China a intensificar la compra de tierras agrícolas en el extranjero.

China concentra una quinta parte de la población mundial pero solamente el 10% de las tierras arables disponibles en el mundo. La contaminación endémica, el exceso de fertilizantes químicos, la urbanización y el cambio climático tienden a disminuir la superficie agrícola y su productividad.

El desarrollo del poder adquisitivo estimula por otra parte el consumo de carne, un cambio de dieta que obliga a aumentar las importaciones de soja y de maíz para alimentar el ganado.

Al mismo tiempo, los escándalos sanitarios que afectaron recientemente la industria alimentaria china (arroz contaminado con cadmio, leche con melamina...) reforzaron el interés por los alimentos importados.

Todo eso llevó a un espectacular aumento de las inversiones agrícolas de China en el extranjero, que desde 2010 totalizan 94.000 millones de dólares, según los organismos estadounidenses Heritage Foundation y American Enterprise Institute.

China pone el punto de mira a varios países del sudeste asiático, África y América Latina, según Land Matrix, una base de datos independiente de un grupo de investigadores. Argentina, Chile, Brasil, Mozambique, Nigeria, Zimbabue, Camboya y Laos entre otros países, registran la llegada de inversiones chinas, ya sean estatales o privadas, en campos de cereales, de soja, cultivos de frutas o haciendas de ganado.

Desde 2012, investigadores recopilaron proyectos chinos por un total de nueve millones de hectáreas en países en desarrollo.

El grupo inmobiliario Shanghai CRED, asociado con un grupo minero, compró en 2016 en Australia el rancho más grande del mundo, S. Kidman & Co, dueño de 185.000 cabezas de ganado y del 2,5% de las tierras agrícolas del país.

En 2012, el grupo chino Shandong Ruyi había comprado la plantación de algodón más grande de Australia. Por su parte, los gigantes agroalimentarios Bright Food, Yili y Pengxin compraron decenas de fábricas de leche en Nueva Zelanda, provocando malestar entre los agricultores locales.

En Estados Unidos, el chino Shuanghui compró el fabricante de salchichas Smithfield Foods, un paso para poder acceder a las tierras ganaderas estadounidenses.

En Francia los multimillonarios chinos multiplican las compras de viñedos y hace poco las autoridades descubrieron que inversores chinos habían adquirido 1.700 hectáreas de tierras cerealistas en el centro del país a través de un montaje jurídico que permitió evitar el control de la administración.

El conglomerado chino Reward Group confirmó en febrero a la AFP que había comprado “alrededor de 3.000 hectáreas” de tierras en Francia para cultivar trigo biológico. Ese mismo conglomerado va a instalar una cadena de panaderías en Francia.

Esa intensificación de las inversiones chinas en la agricultura francesa, que tiene lugar en un momento de descontento de los agricultores, suscitó una reacción del presidente francés que este jueves anunció una nueva reglamentación sobre las compras de tierras agrícolas por extranjeros.

martes, 20 de febrero de 2018

Cuáles son las "guerras encubiertas" del poderoso ejército de Israel

Un piloto israelí, a los mandos de un F-16.Por Guillermo D. Olmo (@BBCgolmo) - BBC Mundo


Un piloto israelí, a los mandos de un F-16. GETTY IMAGES
Se sospecha que la aviación israelí actúa también en la península del Sinaí, en Egipto. 

Israel no perdía un avión de combate en acción desde 1982, por lo que el incidente hizo saltar todas las alarmas. El derribo el pasado sábado de un caza F-16 israelí por la artillería antiaérea de las fuerzas sirias leales al presidente Bashar al Assad ha sido interpretado como un paso más en la preocupante escalada bélica entre Israel e Irán, su gran rival, aliada del gobierno sirio.

Según la versión de las autoridades israelíes, el avión fue interceptado cuando regresaba de una misión de respuesta a la incursión en espacio aéreo israelí de un dron iraní operado desde la vecina Siria. Teherán negó las acusaciones y acusa a Israel de violar la soberanía siria con sus constantes operaciones aéreas.

El episodio ha puesto de manifiesto el creciente esfuerzo de la poderosa maquinaria militar israelí por contrarrestar el peso iraní en Siria, un esfuerzo que normalmente el ejército israelí prefiere mantener en secreto. Aunque, de acuerdo con diversas informaciones, Siria no es el único frente en el que Israel, rodeado de países y grupos armados musulmanes a los que está enfrentado, libra lo que entiende como una batalla por su seguridad.
Puesto militar en la frontera entre Israel y Líbano.
Hoy son tres las zonas prioritarias de preocupación para los estrategas de las Fuerzas de Defensa, como Israel denomina a sus fuerzas armadas.

- Los estrategas israelíes están preocupados por la evolución de los acontecimientos en Siria.

La caída del F-16 llevó a los titulares algo que se sospechaba hace tiempo: que Israel no observa de brazos cruzados lo que ocurre en el cada vez más envenenado avispero sirio. "Aviones israelíes han estado operando sobre Siria constantemente en los últimos años", señala Jonathan Marcus, corresponsal en asuntos de seguridad y defensa de la BBC. "Israel ve con gran alarma cómo están saliendo las cosas en la guerra civil siria".

Las fuerzas israelíes tratan de contrarrestar la influencia que Irán está ganando en Siria. La ayuda rusa e iraní, unida al desinterés de Estados Unidos, que ha evitado implicarse a fondo en el conflicto y se ha centrado en la lucha contra Estado Islámico, han permitido apuntalar a Al Assad en el poder.
Pero, no es eso lo que más inquieta al primer ministro israelí Benjamin Netanyahu, y sus asesores.

David Makovsky, analista del Washington Institute for Near East Policy, le dijo a BBC Mundo que "Teherán se ha aprovechado de la guerra para crear una estructura militar permanente en Siria". El pasado 11 de febrero, el general Yoel Strick, jefe del Mando Norte del ejército israelí, advirtió de las intenciones iraníes. "No lo permitiremos", prometió. Esa estructura incluye la apertura de rutas y el envío de equipos y armamento para sostener a diversas milicias chiitas patrocinadas por Teherán.
Entre ellas está Hezbolá (el Partido de Dios, en español), otra de las bestias negras de Israel.

Ambos se han enzarzado en diferentes oleadas de enfrentamientos de baja intensidad y en 2006 en una guerra abierta que obligó a prolongar la misión de paz de Naciones Unidas en la frontera entre Israel y el Líbano, la FPNUL (Fuerza Provisional de Naciones Unidas para el Líbano). "El propósito de las operaciones israelíes ha sido interferir en los envíos de armas iraníes a Hezbolá a través de Siria", explica Marcus.

Los enfrentamientos entre Israel y Hezbolá obligaron a prolongar la misión de paz de Naciones Unidas en el Líbano. Los siete años de implicación en la lucha siria le han costado a Hezbolá muchas bajas, pero, en palabras de Marcus, también "le han dado mucha experiencia en la guerra convencional". Ahora podría ser un enemigo capaz de ir más allá de las acciones de guerrilla y plantar cara en operaciones más ambiciosas.
Resultado de imagen para acontecimientos en Siria
Los consejos de los mandos de la Guardia Revolucionaria, el cuerpo militar de élite iraní, y los misiles de largo alcance que se sospecha que le habría suministrado Irán han hecho a Hezbolá más fuerte. 

El pasado mes de septiembre, Damasco informó que aviones de combate israelíes atacaron un centro de investigación militar en la localidad de Masyaf en el que, de acuerdo con el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, trabajaban experto iraníes. Es una de las incursiones de las que se tuvo noticia. De otras muchas, dicen los expertos, no se sabe nada.
Mapa del Medio Oriente
Mapa del Medio Oriente

No está claro si la estrategia de ataques desde el aire le está dando resultado a Israel, ni tampoco su alcance. Lo que nadie duda es que hay un elemento que los estrategas israelíes no pueden ignorar: Rusia. 

El columnista Anshel Pfeffer escribió en el diario israelí Haaretz que "aunque Rusia no está interceptando a los aviones israelíes pese a su control del espacio aéreo sirio, tampoco detendrá los intentos de las fuerzas de Al Assad de abatirlos". Es posible que no transcurran otros 36 años antes de que otro caza hebreo sea derribado en acción. Pfeffer cree que a "Israel no le queda otra elección que aceptar las reglas de Moscú".

- Líbano, ¿la próxima gran guerra?

La frontera entre Israel y el Líbano ha sido el escenario de enfrentamientos y protestas. Al final de las rutas de transporte de armamento que atraviesan Siria está el Líbano, la cuna y bastión de Hezbolá.
Allí atesora un poderoso arsenal que acrecentó en los últimos años. "Hezbolá tiene 100.000 cohetes en el Líbano" estima Makovsky. "Se teme que Irán les haya entregado algunos de largo alcance y alta precisión", apunta Marcus. Es una de las razones por las que el analista cree que el Líbano ha sido también objetivo de acciones selectivas de las fuerzas israelíes. Aunque el gobierno israelí nunca lo ha confirmado.

En enero de 2015, un militar español miembro de la FPNUL murió por un proyectil lanzado por fuerzas israelíes que intercambiaban fuego con posiciones de Hezbolá. Los restos de un cohete que cayó en la ciudad libanesa de Kaoukaba. Se estima que Hezbolá almacena hasta 100.000 cohetes en el Líbano. 
Los restos de un cohete que cayó en la ciudad libanesa de Kaoukaba.
Marcus afirma que "Israel tiene un gran problema estratégico en su frontera norte". "Hay una gran preocupación por todos esos misiles y la gran capacidad de Hezbolá en el sur del Líbano". Israel teme que la lluvia de cohetes con la que se ha sido atacado en enfrentamientos anteriores por sus enemigos pueda convertirse ahora en un ataque masivo con misiles de mayor envergadura y poder destructor.
El experto cree que "es de temer una intervención a gran escala de Israel en Líbano para erradicar esta amenaza". Esto supondría el estallido de un nuevo gran conflicto en la región. "Es muy probable, porque tal campo de armas al otro lado de la frontera no es algo que el gobierno israelí vaya a tolerar para siempre". 

El Líbano ya fue en el pasado escenario de intervenciones militares israelíes y uno de los lugares más castigados por la violencia derivada del largo pulso que mantiene con los países árabes. Pero Marcus cree que "una guerra ahora sería muy diferente a las anteriores y no está claro quien pudiera proclamarse victorioso". "Gran parte del armamento de Hezbolá se oculta bajo tierra en aldeas, por lo que destruirlo requeriría el precio de muchas bajas entre la población civil y entre las tropas israelíes que habría que desplegar sobre el terreno"
Resultado de imagen para New York Times informó recientemente, citando fuentes estadounidenses, que la fuerza aérea israelí
- El Sinaí, la lucha en la sombra de Egipto. 

El tercer frente queda al sur y de él tampoco hay confirmación oficial. The New York Times informó recientemente, citando fuentes estadounidenses, que la fuerza aérea israelí lleva a cabo desde hace más de dos años ataques aéreos encubiertos sobre los grupos yihadistas que operan en la Península del Sinaí, en Egipto.

El ejército egipcio lucha contra estos grupos y el gobierno de Abdel Fattah El Sisi habría pedido la colaboración hebrea.  Según The New York Times, las aeronaves israelíes que participan en estas operaciones lo hacen desprovistas de sus distintivos nacionales, como la estrella de David, y siguen las rutas habituales de la aviación egipcia para dar la impresión de que pertenecen a ella.

Marcus afirma que "está claro que ha habido numerosos ataques y bombardeos, con aviones y drones, en la Península del Sinaí que no han sido obra de las fuerzas egipcias, aunque la fuerza aérea egipcia haya participado de alguna manera". La zona del Sinaí ha sido el escenario de sangrientos atentados obra de grupos yihadistas.

La razón de la colaboración con Egipto, en el pasado la gran potencia árabe opuesta a Israel, es que "ambos comparten un problema de seguridad común muy claro en el Sinaí, donde operan grupos vinculados o apoyados por elementos yihadistas". Allí opera, entre otros, el grupo conocido como Provincia Sinaí (Wilayat Sinai, en árabe), que en noviembre de 2014 declaró su lealtad a Estado Islámico. La zona, una vasta extensión desértica muy deprimida, ha sido el escenario de sangrientos atentados.

En 2015 una bomba estalló en un avión ruso de pasajeros que había despegado de la ciudad de Sharm el Sheikh con 224 pasajeros a bordo sin dejar sobrevivientes. En 2017, más de 300 fieles murieron en el ataque a una mezquita sufí.

El Sinaí es una zona de interés para la seguridad israelí por su conexión con la Franja de Gaza, territorio controlado por el movimiento de resistencia palestino Hamás.  La colaboración de las autoridades egipcias ha permitido en los últimos años poner freno al tránsito de armas y militantes que discurría por la red de túneles excavados por la insurgencia entre el Sinaí y Gaza. El Cairo ha declarado al Sinaí área de seguridad militar y ha vetado el acceso de periodistas a la zona.

viernes, 12 de enero de 2018

¿Cómo evitar que China invada Taiwán algún día? Con submarinos.

Por Kyle Mizokami - The National Interest - Traducción Desarrollo y Defensa
El país con quizás la necesidad más grave de una fuerza submarina moderna en el mundo industrializado en realidad tiene el más antiguo. La mitad de la fuerza submarina de Taiwán consiste en barcos de la Segunda Guerra Mundial, mientras que la otra mitad tiene "apenas" cuarenta años. El resultado es una fuerza que no puede responder a la flota submarina de China y no puede proteger adecuadamente al país de la invasión.
En 1949, el final de la Guerra Civil China dio lugar a una división entre la República Popular de China en el continente y la República de China en la isla de Taiwán. El Estrecho de Taiwán, una sección estrecha del Pacífico que separa las dos Chinas, tiene entre 80 y 200 millas de ancho. Aunque relativamente estrecha, la presencia del estrecho o "The Black Ditch" como los marineros solían llamarlo, ha impedido a un lado conquistar al otro y resolver el problema de China por la fuerza.

Desde el final de la guerra hasta la década de 1990, Taiwan disfrutó de una superioridad naval que disminuía lentamente y que impidió la invasión comunista china. China simplemente no tenía el enlace marítimo para transportar cientos de miles de tropas a través del estrecho y conquistar Taipei, ni tenía la flota de superficie y la fuerza aérea para apoyar una invasión. Sin embargo, un aumento consistente de dos dígitos en los gastos de defensa de Pekín desde 1992 ha inclinado lenta pero firmemente el péndulo hacia el lado de los comunistas.

Si bien la invasión todavía no es práctica, el Ejército Popular de Liberación (ELP) se fortalece a diario. En su informe anual de 2017 al Congreso , el Pentágono estima que las fuerzas militares regionales superan en número al de las fuerzas militares taiwanesas. China supera a Taiwán veinticuatro a cuatro en destructores, cuarenta y dos a veintidós en fragatas y setenta y cinco a cuarenta en patrulleras de misiles costeros. En submarinos, China supera en número a Taiwán de treinta y cuatro a cuatro.

Una poderosa flota de submarinos taiwaneses contribuiría en gran medida a impedir una invasión china. Una amenaza submarina a una fuerza invasora a bordo causaría un considerable malestar a la Armada del Ejército de Liberación Popular encargada de entregar decenas, si no cientos de miles de tropas de combate a través de aguas hostiles en las playas taiwanesas. China necesitaría dedicar recursos considerables para neutralizar la amenaza submarina. Lo que agrava el problema es que, única entre las marinas modernas, China nunca ha llevado a cabo una campaña de guerra antisubmarina en ninguna forma.

La flota submarina actual de Taiwan consiste en dos submarinos holandeses, ROCS Hai Lung y ROCS Hai Hu . Los buques de la clase Hai Lung se construyeron en los Países Bajos desde 1982 hasta 1986 y son de edad avanzada según los estándares de submarinos diesel eléctricos. Cada uno desplaza un máximo de 2.600 toneladas bajo el agua, puede hacer 20 nudos sumergidos y tiene una tripulación de sesenta y siete. Los sensores principales consisten en el conjunto de sonar pasivo / activo integrado de Thales SIASS-Z, un radar de búsqueda / búsqueda ZW-06. Los submarinos tienen seis tubos de torpedos de 553 mm para los torpedos de peso pesado Mark 48 y misiles antibuque Harpoon UGH-84 (Bloque I y Bloque II). En 2016, The Diplomat informó que Taipei planeaba reacondicionar la clase Hai Lung para extender sus vidas de servicio otros quince años.

Treinta años de edad, para submarinos son las buenas noticias. La mala noticia es que el resto de la flota taiwanesa consiste en un par de submarinos de la Marina de EE. UU. Que datan de la Segunda Guerra Mundial. El primer submarino, ROCS Hai Shih , es el antiguo submarino de clase Tench USS Cutlass , mientras que ROCS Hai Pao es el antiguo submarino de clase Balao USS Tusk . Ambos submarinos fueron transferidos a Taiwán a principios de la década de 1970 para el entrenamiento de guerra antisubmarina y se consideró que, incluso entonces, no eran aptos para el servicio de primera línea. Los dos submarinos fueron transferidos a Taiwán con sus tubos de torpedos soldados, pero hay informes de que han sido reabiertos. También son capaces de colocar minas de mar.

El gobierno de Taiwán ha tratado por décadas de adquirir nuevos submarinos sin éxito. Aunque existe una industria de submarinos eléctricos diesel fuerte y vibrante, ningún país está dispuesto a vender barcos modernos a la nación isleña y enojar a China. A medida que la influencia económica de China ha crecido, ha utilizado la amenaza de sanciones económicas para evitar que los países vendan armas a lo que considera una "provincia separatista". En 2001, la administración de George W. Bush prometió vender los submarinos del país. En última instancia, el plan quedó en nada, ya que los astilleros estadounidenses construyeron solo submarinos de propulsión nuclear, financieramente insostenibles para Taiwan y un puente político demasiado lejos incluso para Washington.

En 2017, el Jefe de Estado Mayor de la Armada de la República de China Lee Tsung-hsiao anunció que su país desarrollaría y fabricaría una flota de ocho submarinos en la clase de 1.200 a 3.000 toneladas. A partir de 2016, Taiwán asignó $ 99 millones en cuatro años para cubrir los costos de desarrollo de los submarinos. Sin embargo, Taiwán no puede desarrollar razonablemente todas las tecnologías necesarias involucradas dentro de un marco de tiempo razonable. En 2017, Defense News informó que Taiwan estaba luchando con cinco tecnologías clave, incluidos los periscopios y los tubos de torpedos, y los expertos creían que la tecnología extranjera sería en última instancia necesaria para hacer realidad los ocho submarinos. Se espera que los primeros submarinos estén listos para el servicio en 2027 .

Una pequeña fuerza de ocho submarinos taiwaneses sería un poderoso impedimento para la acción militar china y un aliciente para que ambas partes resuelvan pacíficamente la cuestión de China. Si Taipei finalmente puede construir esa fuerza es cuestionable, ya que el poder económico, político y militar de China sofoca la capacidad de Taiwán para defenderse, incluso en tiempo de paz. Mientras tanto, la debilidad relativa de Taiwán contra el poder militar de China solo crece.

sábado, 9 de diciembre de 2017

La verdadera razón de Rusia quiere nuevos misiles y armas hipersónicas

Por Dave Majumdar - The National Interest - Tradución Desarrollo y Defensa
Rusia está comenzando a alejarse de sus armas nucleares no estratégicas y comienza a operar nuevas armas guiadas de precisión de largo alcance como el misil de crucero Kalibr. Eventualmente, los rusos esperan usar armas hipersónicas de largo alcance para la disuasión convencional.
"Debido al ímpetu adquirido en las armas de alta precisión y la investigación actual en misiles hipersónicos, la parte principal de las tareas de disuasión estratégica puede ser la transferencia de la esfera nuclear a la no nuclear", dijo el jefe del estado mayor general de Rusia, Valery Gerasimov en la sesión de la junta del 7 de noviembre en el Ministerio de Defensa .

Según lo predicho por muchos analistas que se concentran en el ejército ruso, el Kremlin se está alejando de sus armas nucleares a medida que mejoran sus capacidades de ataque convencional de largo alcance. "Las fuerzas de disuasión no nucleares han ganado un gran impulso", dijo Gerasimov.
Resultado de imagen para Iskander-M
"En los últimos cinco años, las Fuerzas Armadas han logrado avances en armas de gran precisión y largo alcance. Se están suministrando los sistemas de misiles Iskander-M, buques de guerra submarinos y de superficie con los sistemas de misiles Kalibr. El avión de largo alcance se está modernizando para operar el nuevo misil de crucero Kh-101 ".
Resultado de imagen para Kh-101
Durante la década de 1990 y principios de 2000, especialmente después de la intervención de la OTAN en Kosovo sin la aprobación del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, Rusia desarrolló una doctrina en la que usaría armas nucleares primero para "desescalar" un conflicto. La estrategia fue adoptada en 2000, aunque según la Agencia Central de Inteligencia, la doctrina se originó en 1997. La idea era que la amenaza de una represalia nuclear defensiva limitada contra incluso un agresor convencional forzaría a esa fuerza atacante a retroceder.

"La estrategia de desescalada de Rusia proporciona en su lugar infligir 'daños a medida', definido como 'daño [que es] subjetivamente inaceptable para el oponente [y] excede los beneficios que el agresor espera obtener como resultado del uso de la fuerza militar, ''escribió Nikolai Sokov en el Boletín del científico atómico en 2014. "La eficacia de los daños amenazantes a medida asume una asimetría en las apuestas de un conflicto".

Mientras que la estrategia de desescalamiento de Rusia no se hizo ampliamente conocida en Occidente hasta la publicación de la Doctrina Militar 2010 del Kremlin , ese documento en realidad aumentó el umbral de Moscú para el uso de armas nucleares. "Mientras que el documento de 2000 permitió su uso 'en situaciones críticas para la seguridad nacional' de Rusia, en la edición de 2010 los limitó a situaciones en las que 'la propia existencia del estado está bajo amenaza'", escribió Sokov.

Sin embargo, Rusia solo tenía la intención de utilizar la doctrina de la desescalada hasta que pudiera reconstruir sus fuerzas convencionales y desarrollar armas guiadas de precisión de largo alcance, como señaló la CIA en su informe, que data del año 2000. De hecho, como señaló Sokov,  en Rusia la doctrina militar del 2000 " se caracterizó por el uso limitado de armas nucleares como una medida provisional en la que se puede confiar hasta que Rusia pueda desarrollar una capacidad de ataque convencional más moderna".

Los rusos parecen haber comenzado a alejarse de su dependencia de las armas nucleares ya en 2013, donde los ejercicios de Zapad de ese año no contaron con esas armas. "Esto sugiere que Moscú ha ganado más confianza en sus capacidades convencionales", escribió Sokov. "A medida que estas capacidades continúen mejorando, es probable que Rusia dependa menos de sus armas nucleares ".

Se ha demostrado que Sokov es correcto, como lo demuestra el discurso de Gerasimov. El ejército ruso se está alejando de su dependencia de las armas nucleares, lo cual solo puede ser algo bueno.

lunes, 6 de noviembre de 2017

China bota un "creador mágico de islas" en medio de las disputas marítimas

(Russian Today) - Pekín ha construido el buque draga de succión con cortadora más grande de Asia, capaz de 'cortar' un campo de fútbol del fondo marino y trasladarlo unos 15 kilómetros.
China bota un "creador mágico de islas" en medio de las disputas marítimas
China bota a su 'creador de islas' Tian Kun Hao.

China ha botado un "creador mágico de islas", informa el diario China Daily, que se remite a un comunicado del Instituto de Estudio y Diseño Marino de Shanghái, que elaboró dicho buque. Se trata de la Tian Kun Hao, la draga de succión con cortadora más grande de Asia, capaz de cortar grandes secciones del fondo marino y trasladarlas unos 15 kilómetros para crear nuevas islas.
Resultado de imagen para Tian Kun Hao.
La construcción de este buque arrancó a principios de 2016, en medio de tensiones por las islas en disputa en el mar de la China Meridional, donde Pekín construye islas artificiales. En los próximos meses el buque pasará por distintas pruebas y se espera que sea entregado en junio de 2018 a la empresa Tianjin Dredging Co., que forma parte de la constructora China Communications Construction Co.
Resultado de imagen para Tian Kun Hao.
Las características de la draga:

  • El buque mide 140 metros;
  • Consta de 4 tipos de cortadores que pueden triturar incluso rocas duras;
  • La draga puede operar hasta 35 metros bajo el mar;
  • Puede dragar hasta 6.000 metros cúbicos del suelo por hora;
  • Trasladará automáticamente el suelo a una distancia de hasta 15.000 metros;
  • El buque puede excavar un área equiparable a un campo de fútbol de un metro de espesor, explicó al diario Wang Jian, el viceingeniero en jefe Tianjin Dredging Co. que usará la draga.

jueves, 19 de octubre de 2017

5 maneras en que la Marina de los Estados Unidos podría quedar obsoleta

Por Kyle Mizokami - The National Interest (Traducción para Desarrollo y Defensa).
La Marina de los Estados Unidos es una víctima del éxito de Estados Unidos. Gracias a la red mundial de intereses y alianzas de Norteamérica, el área de responsabilidad de la Marina es para todos los efectos todo el planeta, con muy pocos cuerpos de agua fuera de los límites. Desde el Mar Negro hasta el Mar Amarillo, se espera que la USS Navy muestre la bandera o se encuentre en combate en todo el mundo.
Un área tan vasta de responsabilidad también significa que la Armada de EE.UU. debe poder prevalecer frente a un conjunto de amenazas igualmente vasto. Desde las lanchas rápidas de baja tecnología y las minas de la Armada iraní hasta los misiles balísticos estrategicos de alta tecnología de la República Popular China, la Armada debe estar preparada para tratar con todos ellos. Aquí presento un resumen de cinco de las mayores amenazas.

Minas

Una de las amenazas más desconcertantes para la Marina de los Estados Unidos es decididamente baja: las minas marinas. Inventada en el siglo XIV por un oficial de artillería chino, las minas marítimas ocupan un lugar peculiar en el espectro de amenazas: fácil de ignorar en tiempos de paz, pero rápidamente uno de los más apremiantes problemas para una marina expedicionaria en tiempo de guerra.
Resultado de imagen para marine mines
En los últimos treinta años, varias naves estadounidenses han sido golpeadas por minas, incluida la fragata  Samuel B. Roberts, el  crucero  Princeton  y el barco de asalto anfibio  Trípoli . Con todo, varios miles de millones de dólares en barcos de combate quedaron marginados del combate por lo que probablemente no fue algo más de medio millón de dólares, eso sucedió, con el empleo de las minas.

Los adversarios potenciales de Estados Unidos mantienen un robusto inventario de minas. Se estima que China  tiene  de cincuenta mil a cien mil minas de todo tipo, y se estima que Irán tiene " varios miles ". A pesar de su aversión por tratar con ellos, en cualquier conflicto futuro, la Armada de los Estados Unidos casi seguramente tendrá que ir a operar en los campos en donde estan las minas

Misiles Balísticos Anti Buques

Aprovechando la gran fuerza de cohetes del país, China ha desarrollado misiles balísticos de alcance intermedio diseñados para atacar buques de guerra, en particular a los portaaviones. Aunque ambos misiles antibuque y los misiles balísticos han existido durante décadas, la combinación de dos ha creado una amenaza completamente nueva, muy diferente a cualquier otra que haya existido anteriormente.
Resultado de imagen para DF-26,
El desarrollo de los   misiles DF-21D y ahora el DF-26, son una nueva amenaza importante para las marinas de guerra que desean operar en aguas adyacentes al continente chino. Los dos misiles son un componente importante de la estrategia de "anti-acceso y denegación de área" de China, diseñada para crear zonas de exclusión en el Pacífico occidental. Debe asumirse que en algún momento China exportará la tecnología, a países como Rusia o Corea del Norte, y que las MAPE serán eventualmente una amenaza mundial.

Submarinos

La Marina de los Estados Unidos dejó de enfatizar la guerra antisubmarina después del final de la Guerra Fría, y el énfasis en las operaciones terrestres después del 11 de septiembre erosionó aún más las capacidades de caza submarina de la Marina. La retirada del S-3 Viking, la demora en el reemplazo del P-3C Orion, la falta de nuevos sensores y armas antisubmarinos a bordo y la pérdida de experiencia institucional en ASW han sido costos de oportunidad comprensibles debido a la falta de enemigos.
Resultado de imagen para S-3 Viking
En los últimos cuatro o seis años, sin embargo, la amenaza submarina ha adquirido un mayor nivel de urgencia. Los gobiernos de China y Rusia no solo están creciendo de manera más agresiva, sino que están aumentando sus flotas secundarias. Corea del Norte parece decidido a botar un submarino con misiles balísticos lanzados desde el submarino. Es decir, que la guerra antisubmarina ha vuelto.

Misiles Antibuques Supersónicos

La guerra entre buques es otro reino de la guerra naval que pasó a un segundo plano durante un cuarto de siglo. Hoy, los misiles buque vuelven a proliferar en todo el mundo, más rápido y más letal que nunca.
Resultado de imagen para YJ-18
El misil de crucero antibuque YJ-18 de China   tiene un alcance estimado de 290 millas y una velocidad de fase terminal de Mach 2.5 a Mach 3. Rusia ha desarrollado el misil BrahMos indo-ruso capaz de alcanzar Mach 3 y, aunque no ha enviado el arma, Rusia claramente podría fabricarlo.

El alcance de las armas como el YJ-18 aumentará enormemente la cantidad de blancos propios que la Armada debe monitorear -y prepararse para hundir naves y submarinos- para quitar la iniciativa a las fuerzas enemigas. Otra alternativa, es hacer frente a los misiles una vez lanzados, y con una velocidad de Mach 3 y, en el caso de BrahMos, con una altitud de vuelo de 14 metros, habrá muy poco tiempo para enfrentar una amenaza entrante.

Armas de energía dirigida.

Así como la introducción del misil guiado marcó el comienzo de una era de guerra completamente nueva, cada vez más aparece así también el láser. El lanzamiento de armas de energía dirigida por los adversarios de Estados Unidos será una grave amenaza y una eventualidad. Todas las grandes ventajas anunciadas por el Pentágono con respecto al armamento láser, silenciosas y en gran parte invisibles, el bajo costo por disparo, la incapacidad de esquivar un arma que se mueve a la velocidad de la luz, también se aplicarán a los láseres de nuestros adversarios.
Resultado de imagen para laser weapon system
Rusia y China están indudablemente trabajando en la tecnología láser, y desde allí, las láseres se convertirán en un lugar común. Al igual que los misiles antibuque, incluso los actores no estatales algún día los poseerán. ¿Cuál será el efecto sobre las fuerzas estadounidenses cuando los misiles AMRAAM pueden ser quemados en los cielos, los buques cercanos a la costa ser atacados con rayos láser y los misiles antibuques son destruidos por armas láser que pueden disparar múltiples veces al mismo objetivo en cuestión de segundos?

Kyle Mizokami es un escritor de defensa y seguridad nacional con sede en San Francisco. En 2009 cofundó el blog de seguridad y defensa Japan Security Watch. Puede seguirlo en Twitter:  @KyleMizokami .
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...