Mostrando entradas con la etiqueta Medio Ambiente. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Medio Ambiente. Mostrar todas las entradas

domingo, 1 de julio de 2018

La Justicia porteña suspendió la autorización para incinerar basura

(Clarin.com) - Lo demandaron ambientalistas y recicladores. Dicen que ese sistema es peligroso y caro.
La Justicia porteña suspendió la autorización para que el Gobierno de la Ciudad pueda incinerar residuos, según fuentes oficiales.
Reciclaje. Casi el 40% de los residuos porteños se recuperan en el centro ubicado en Villa Soldati. / Télam

Lo dice un fallo de la jueza Elena Liberatori, del Juzgado de 1° en lo Contencioso y Administrativo porteño, que ordena la "suspensión inmediata de los efectos de la ley 5.966", aprobada por la Legislatura en mayo. Ambientalistas y cartoneros se oponen a esa norma porque afirman que el sistema que respalda afecta a la salud y al medio ambiente, y temen por las fuentes de trabajo de recicladores. La ONG Greenpeace también indicó que es caro.

El de la basura es un problema clave. Aunque se hicieron campañas en Capital y se entierran menos desechos, el Área Metropolitana está rezagada, lo que se recicla no es suficiente y advierten que en cinco años el relleno sanitario colapsará. 
Protesta de recicladores. El 3 de mayo, cuando se aprobó la ley ahora frenada. / Maxi Failla
Protesta de recicladores. El 3 de mayo, cuando se aprobó la ley ahora frenada. / Maxi Failla

La ley 5.966, del 3 de mayo, modificó a la 1.854, de Basura Cero, de 2005, al autorizar la combustión de residuos sólidos urbanos con recuperación de energía (termovalorización), con independencia del grado de reducción de la cantidad de residuos que son destinados a disposición final a los rellenos sanitarios.

La demanda fue presentada por la Federación de Cooperativas de Reciclado Limitada, la Cooperativa El Ceibo, la Cooperativa de Trabajo El Álamo, la Cooperativa de Trabajo las Madreselvas, la Cooperativa de Trabajo Reciclando Trabajo y Dignidad, la Cooperativa del Sur, la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN), la Asociación por la Justicia Ambiental (AJAM) y Greenpeace Argentina. Según el Observatorio del Derecho a la Ciudad, que la patrocinó, en los fundamentos de la sentencia figura que las cuestiones ambientales tienen dispuesto que el procedimiento legislativo sea el de doble lectura y no se cumplió.
Reciclado. En Soldati. / Télam
Reciclado. En Soldati. / Télam

El fallo, agregaron las fuentes, también indica que el Plan Urbano Ambiental dispone que debe aprobarse un Código Ambiental para poner en marcha las acciones ordenadas en dicho Plan. "Sobre la base de esta obligación constitucional incumplida desde el año 1996, tanto por el GCBA y por la Legislatura de la Ciudad, se ha construido la costumbre de que los proyectos que involucran materia o asuntos medioambientales, se legislan por procedimiento común, una verdadera corruptela", señalaron desde el Observatorio del Derecho a la Ciudad.

Tras aprobarse la ley en cuestión, en el Ministerio de Ambiente y Espacio Público dijeron a Clarín que es más barato recuperar el material reutilizable que quemarlo. Y desde el oficialismo en la Legislatura indicaron que esa norma garantiza que los reciclables no serán incinerados. Pero para ambientalistas este punto no está claro. 

De hecho, las cooperativas de recuperadores urbanos, que reúnen a 5.500 trabajadores, indicaron que temen que se quemen también reciclables: entonces se quedarían sin trabajo.

La solución simple: Mantener el reciclado con separación del desechable y la quema de este para generar energía eléctrica. (Jorge Elias). Un bosquejo fue realizado en el 2009 en el blog Proyecto Pragmalia:  http://proyectopragmalia.blogspot.com/2009/06/47-obtencion-de-energia-electrica-desde.html

jueves, 14 de junio de 2018

La Ceamse se hace cargo del caos de la basura de Mar del Plata


LPO (La Plata) - Operará el predio de residuos. Invertirá 140 millones de pesos en infraestructura.



La Coordinación Ecológica Área Metropolitana Sociedad del Estado (CEAMSE) se hará cargo del predio de residuos urbanos de Mar del Plata. La empresa llega para solucionar uno de los problemas más graves en cuento a gestión de la basura en la provincia de Buenos Aires.

El presidente de la Ceamse, Gustavo Coria, firmó ayer con el intendente Carlos Arroyo un convenio para que la empresa comience a operar el Complejo Ambiental General Pueyrredón por un período de 36 meses a cambio del pago de $13.750.000 mensuales.

El convenio también contempla la construcción de la planta de líquidos lixiviados para un procesamiento de 300 metros cúbicos por día, y la ejecución de la Planta Separación y Clasificación de Residuos, donde a partir de ahora los recuperadores urbanos van a poder realizar su trabajo de reciclaje y separación de una forma digna. Esta última obra está unida a la necesidad de reordenar el trabajo que llevan adelante los recuperadores informales, quienes en los últimos meses invadieron algunos sectores operativos del predio, generando así una situación que los expertos describieron como "caótica".

La Ceamse viene administrando residuos del Área Metropolitana desde hace 40 años, con un volumen de 18.500 toneladas diarias.

Según cifras de La Capital, la construcción del galpón que estará a cargo del Ceamse tiene un costo de $14 millones. En tanto, la construcción de la planta para el tratamiento de los líquidos lixiviados costaría unos $126 millones.

El acuerdo deberá ser convalidado por el Concejo Deliberante dentro de un plazo de 90 días. Según trascendió, desde el gobierno de Mar del Plata confían en que los convenios que establecen los plazos y los montos de la contratación sean aprobados sin dificultades.

La base del optimismo se basa en el antecedente de que meses atrás la mayoría de los concejales declaró una "emergencia ambiental" que habilitó a la gestión de Arroyo a avanzar con distintas medidas para tratar de superar la crítica situación de la disposición final de residuos, entre las cuales, se contemplaba la posibilidad de realizar una contratación directa.

En las últimas horas, trascendió que el manejo del predio quedará a cargo de Tecsan SA. Desde el sindicalismo en Mar del Plata aseguran que esa decisión genera "algo de tranquilidad" con respecto a la situación laboral de los 50 operarios vinculados a la empresa, entre quienes además de haber obreros de la Construcción, hay afiliados al sindicato de Camioneros y a Agoec.

La rambla de Mar del Plata, el 4 de enero de 2018.

En pleno verano, Mar del Plata atravesó días de caos con la recolección de residuos. Los barrios de la ciudad y hasta sus playas amanecieron repleta de basura y el conflicto tuvo su punto de mayor tensión hacia el mediodía cuando los trabajadores decidieron trasladar la protesta a la Municipalidad y quemar una montaña de residuos.

Todo explotó el mismo día en que Vidal desembarcó en la ciudad para apuntalar a Mar del Plata como el eje principal del turismo bonaerense. Por eso, el titular de la Ceamse afirmó tras la firma del convenio con Arroyo que la propia Vidal estuvo preocupada desde el primer momento por el tema.

El problema surgió cuando el intendente Arroyo anunció que no renovaría el contrato a Tecsan y que planeaba municipalizar el servicio, incluyendo a solo 25 de los 50 trabajadores.

miércoles, 13 de junio de 2018

Con basura reciclada hacen asfalto, baldosas y tapas para desagües

Por Karina Niebla - Clarin.com
En una planta de Soldati, la Ciudad trata el 40% de los residuos que tiran los porteños. Con lo que recupera también produce abono para las plazas. Y hasta materiales para fabricar ropa.
En el complejo de Soldati se recupera el 40% de la basura que tiran los porteños. Foto: Mario Quinteros.
En el complejo de Soldati se recupera el 40% de la basura que tiran los porteños. Foto: Mario Quinteros.

Palas mecánicas, trituradoras, cintas transportadoras, regadores, volquetes. Todos en movimiento simultáneo y en concierto involuntario, en un predio de seis hectáreas en Villa Soldati. Allí funcionan las cinco plantas donde se recupera y trata el 40% de la basura producida en territorio porteño.

Según datos oficiales, se generan 6.700 toneladas de desechos por día en la Ciudad. De ellas, 2.500 se tratan en este centro y vuelven a la industria como materia prima, o a parques en forma de abono. Los tipos de residuos procesados allí son bien variados: están los que se producen en restaurantes, y los de las obras en construcción; los que se originan en la poda y los que vienen de las campanas verdes.
El complejo de Villa Soldati donde el Gobierno porteño tiene sus plantas de tratamiento de residuos. Foto: Mario Quinteros
Las plantas de reciclado quedan junto a la cancha de San Lorenzo. Foto: Mario Quinteros.

Clarín recorrió las instalaciones y terminó su visita en la planta de reciclables, el único Centro Verde de los 15 que hay en la Ciudad que funciona, en parte, de forma automatizada.

El recorrido empezó una hora antes, en la planta de orgánicos, que trata diez toneladas diarias de material que viene de un circuito exclusivo de recolección de 80 locales, entre restaurantes, patios de comida, hoteles y hospitales.

Pese al tipo de desechos que trata, no hay olores desagradables: es que la nave de la planta que recibe el material tiene un sistema de flujo de aire. Los residuos son seleccionados por operarios en una cinta transportadora, descompuestos por 12 días en un biorreactor, y acopiados por tres o cuatro semanas para que terminen de madurar. El resultado es enmienda orgánica, que se usa como abono en las plazas y parques.

El recorrido siguió por la planta que trata los restos de poda, unas 50 toneladas por día en promedio pero que en estas semanas, “temporada alta” de poda, supera las 100 toneladas. Estas ingresaban a la máquina y salían hechas astillas, chips, virutas, fibras y pallets, para usarlos como cobertores en parques y jardines, o para hacer compost.

En el camino le siguió la planta de tratamiento de restos de construcción, que fue la primera, en 2013. Todos los volquetes de obras porteñas, unos 700 por día, deben descargar sus escombros aquí. Son 2.400 toneladas diarias, que son transformadas en material reutilizable para obras civiles y viales, o en materia prima para hacer hormigón.
Con los restos de las podashacen composts y se recupera la madera. Foto: Mario Quinteros.
Con los restos de las podas hacen composts y se recupera la madera. Foto: Mario Quinteros.

Las botellas PET tienen una planta de tratamiento especial: allí se convierten en escamas, que tienen un valor agregado mucho mayor, ya que esta transformación es el primer paso para reutilizar el material en la producción de nuevas botellas, cerdas para escobillones y hasta buzos tipo polar. En esa planta trabajan dos operarios de cada una de las nueve cooperativas que llevan PET, y se tratan ocho toneladas de material por día.

“Los recuperadores les dan prioridad al papel y al cartón, porque es lo que más valor tiene en el mercado -explicó el director del Centro de Reciclaje, Pablo Rodríguez-. Por eso, con esta planta buscamos que también valoren el PET y lo recolecten”.
Varias de las baldosas que se colocan en las calles están confeccionadas con materiales recuperados. GCBA.
Varias de las baldosas que se colocan en las calles están confeccionadas con materiales recuperados. GCBA.

La última escala de la visita fue el Centro Verde Automatizado, que funciona con tecnología MRF, la cual automatiza el proceso de separación de 30 toneladas de material reciclable por día. Este proviene tanto de las campanas verdes de toda la Ciudad como de lo recolectado por la cooperativa Alelí en la Comuna 4.

A fin de año estará lista otra planta MRF en Barracas, y en febrero se inaugurará una en Saavedra, indicaron fuentes de Ambiente y Espacio Público de la Ciudad.

Lo que falta

En el Gobierno porteño celebran los avances en materia de reciclaje, pero reconocen que todavía falta. Desde la Federación Argentina de Cartoneros, Carreros y Recicladores (FACCyR) señalan que, aunque ven la planta MRF con buenos ojos, hay que solucionar algunas fallas técnicas. Y cooperativas de cartoneros que trabajan en otros Centros Verdes de la Ciudad acusan problemas tanto en la recolección como en el procesamiento.

Para Alejandro Valiente, del equipo técnico de la FACCyR, el Centro Verde Automatizado es una buena inversión, porque “permite en casi la misma cantidad de metros cuadrados de un Centro Verde convencional clasificar muchos más residuos”. Pero también observa que la maquinaria de la planta MRF “vino configurada como se usa en Estados Unidos, por lo que no separa los distintos tipos de calidad del papel como los compra la industria argentina, que le da más valor al papel blanco, de oficina”. Tampoco es posible clasificar el vidrio por colores: “La máquina lo muele todo y el producto resultante queda muy contaminado por las etiquetas”, señala.
Con basura reciclada, hacen tapas para los desagües de las calles. GCBA.
Con basura reciclada, hacen tapas para los desagües de las calles. GCBA.

La necesidad de más plantas de reciclaje es otro de los puntos que marca Valiente. “La mitad de los cartoneros oficializados no tienen un Centro Verde para procesar los materiales, por lo que se los llevan a sus casas y los venden a intermediarios”, asegura.

En la Ciudad, la basura se recicla en 15 Centros Verdes. El único automatizado es el de Soldati, donde trabaja la cooperativa Alelí. En los otros 14 opera el resto de las cooperativas, entre ellas El Ceibo, que recolecta en Palermo y Recoleta, y El Álamo, que levanta material en Parque Chas, Agronomía, Villa Santa Rita y Villa Pueyrredón.

Esta última también ganó el concurso para recolectar en Villa del Parque y Devoto, “pero el Gobierno porteño no autorizó el aumento del cupo de integrantes por cooperativa, que es necesario para formalizar a todos nuestros trabajadores”, lamenta Alicia Montoya, directora de El Álamo. Es por eso que, afirma, “nos faltan incentivos y uniformes para muchos de ellos”.

Desde El Ceibo se quejan de la falta de presupuesto. Su presidenta, Cristina Lescano, cuenta que los vehículos que recibieron en comodato del Gobierno porteño “están viejos” y que no les dan el dinero para repararlos. Y asegura que el Centro Verde en el que trabajan, en Retiro Norte, “se llueve, y así se moja el material”.

Separación en origen, sólo entre húmedos y secos

En otras ciudades, como Roma, San Francisco o San Pablo, la basura se separa en más de dos categorías: tanto en las casas como en las calles hay cestos que clasifican los reciclables de acuerdo a sus materiales (papel, plástico, metal o vidrio) o según sirvan para ser reutilizados como materia prima para industrias o para generar compost.

Por aquí, en cambio, sólo se distingue entre residuos húmedos y secos, y no hay planes de cambiar este sistema en el corto plazo, según aclaran en la Subsecretaría de Higiene Urbana porteña.

“Aumentar el grado de separación obliga a tener una recolección diferenciada de mayor volumen, porque cada tipo de basura va en un camión diferente”, explica Renzo Morosi, subsecretario de Higiene Urbana de la Ciudad.

En pocas palabras, separar la basura en más tipos multiplicaría los costos. “Ya tenemos una recolección de húmedos que implica 3.000 barrenderos y 2.000 choferes de camiones entre los que operan contenedores y los que lavan calles -precisa Morosi-. Aumentar las rutas implicaría elevar ese número y, por lógica, subir el gasto del sistema de recolección”.

Otro factor que influye es que todavía es insuficiente lo que se separa para reciclar, incluso clasificando en apenas dos categorías. “Falta promover una práctica de separación en origen: si uno mira los contenedores negros de la Ciudad, en los que sólo van residuos húmedos, ve que adentro la mitad de los productos son reciclables”, señala Andrés Nápoli, director ejecutivo de la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN).

jueves, 7 de junio de 2018

Proponen instalar una planta para quemar basura en Campo de Mayo, cerca del nuevo parque nacional

Por Tomás Marcó del Pont - En medio de las negociaciones entre varios ministerios por los distintos proyectos que se planean en las casi cuatro mil hectáreas de Campo de Mayo, la Ceamse propuso instalar una planta para quemar los residuos que llegan al predio, lo que generaría una gran polémica por la cercanía con el ecoparque que anunció Mauricio Macri y planea el ministerio de Ambiente en el lugar.

Fuente: Archivo - Crédito: Aníbal Greco / LA NACIÓN

Según confirmaron a LA NACION fuentes de la Ceamse, la empresa encargada de la gestión de los residuos urbanos propuso hacer una de las plantas de incineración con recuperación de energía en las hectáreas que tiene en Campo de Mayo, a metros de donde Sergio Bergman busca recuperar un espacio verde y reinsertar nueva flora y fauna. "Es uno de los lugares que propusimos para poner la planta de zona norte. La idea surgió antes de que se proyecte el parque nacional. Cuando empezamos a analizar opciones, no teníamos idea del parque. Ninguna de las dos cosas son seguras, quizás lo que se confirme primero eliminará a lo otro", indicaron desde la Ceamse.

Sin embargo, desde la empresa que gestiona el 80% de la basura del Área Metropolitana de Buenos Aires creen que si se decide avanzar con la creación del parque nacional, tendrán que buscar otro lugar para instalar la planta. "De los tres lugares propuestos en Campo de Mayo- dos son en Tres de Febrero y otro en San Martín- elegiríamos tan solo uno para poner la planta de zona Norte, no tenemos pensado otro lugar. Es un lugar lógico, donde ya funciona un relleno sanitario y podría funcionar la planta de termovalorización. Si ponen el parque nacional ahí, tendremos que buscar otra alternativa", explicaron.

La palabra de Bergman

La idea del parque nacional, pegado al predio de la Ceamse donde se hace el tratamiento de basura, genera un poco de ruido. Sergio Bergman , ministro de Ambiente, se refirió a la cercanía que podría haber entre los nuevos animales y plantas con toneladas de basura y explicó que la idea es preservar una zona de amortiguamiento que rodee el parque para separarlo de los rellenos sanitarios.

"No podés tener un basural al lado de un parque nacional. La idea es asignarle hectáreas a la zona de amortiguamiento que va a haber entre el basural y el ecoparque. Además, se espera otra tecnología para la gestión de residuos y se busca armar un master planning para que no todo vaya a la Ceamse porque está que explota", indicó.

"De las 3800, creo que el parque va a estar cerca de las 2 mil, no más. La idea es recuperar el lugar con la restauración y reinserción de flora y fauna en un epicentro urbano y preservarlo. Tenés que preservar la zona de amortiguamiento. No quiero que me den 3000 hectáreas y que esté en el límite del basural o el polo logístico. Es mejor tener 1500 mejor preservadas", agregó.

En la otra vereda no ven con buenos ojos la idea de hacer un parque nacional tan cerca de un lugar donde por día llegan dos mil camiones. "Al margen de que esté o no la planta, ya existe el relleno sanitario, donde va el 80% de los residuos del Área Metropolitana de Buenos Aires", explicaron desde la Ceamse.

Vista aérea de Campo de Mayo"Es raro que haya un parque nacional donde se hace un tratamiento de residuos, más allá de que sea un relleno o una planta. No vi el proyecto del parque nacional pero acá entran dos mil camiones con basura por día y van a seguir llegando", agregaron.

Vista aérea de Campo de Mayo

Qué dicen los ambientalistas

Andrés Napoli, director ejecutivo de Fundación Ambiente y Recursos Naturales, valoró la intención del gobierno de crear un parque nacional pero aclaró que Campo de Mayo no es el mejor lugar para realizarlo. "Si bien creemos que los parques nacionales son los mejores instrumentos de conservación y es bueno que la Argentina amplíe sus parques nacionales, creemos que es bueno que apunten a las zonas prioritarias", explicó.

"No quiero plantear que una organización ambiental se opone a la creación de un parque nacional. Obvio que queremos la creación, pero sabemos que hay zonas prioritarias y este lugar nos resulta inconveniente", agregó.

Napoli se mostró preocupado por el cuidado del futuro ecoparque, ya que considera una extensión muy grande de tierra, y la cercanía con la Ceamse, donde llegan toneladas de basura por día. "Tenemos nuestras dudas sobre cómo se va a custodiar el área. Es extensa y necesita mucho cuidado. Si le agregamos la presencia de la Ceamse y de un posible planta incineradora, la situación es totalmente contradictoria y la creación del parque nacional no va a servir para compensar los efectos de una planta de este tipo", apuntó.

Un nuevo Campo de Mayo

Desde que Macri anunció que convertirá en parque nacional un sector del predio de Campo de Mayo, los Ministerios de Defensa, Transporte y Medio Ambiente de la Nación, Administración de Parques Nacionales, el Organismo de desarrollo sostenible de la Provincia de Buenos Aires, la Ceamse y la AABE, dependiente de jefatura de Gabinete, se disputan las casi 4000 hectáreas ubicadas en los partidos de San Martín, Tres de Febrero, Tigre, San Miguel y Malvinas Argentinas.

Los organismos trabajan en un proyecto de reaprovechamiento de Campo de Mayo, resguardando las actividades de adiestramiento militar que allí se realizan y la creación de un parque nacional destinado a la preservación y restauración de la flora y fauna pampeana.

Por otro lado, hay un interés del ministerio de Transporte en el área para construir un polo logístico. La cartera conducida por Guillermo Dietrich entiende que se trata de un punto neurálgico gracias a los corredores viales y ferroviarias en las cercanías.

Además, el Ministerio de Medioambiente y la Administración de Parques Nacionales buscan aprovechar la proximidad de Campo de Mayo al mayor conglomerado urbano del país para la construcción de un área específica destinada a la educación y experiencia en la temática de Parques a nivel nacional.

El proyecto de un parque nacional

"Hemos decidido preservar una parte importante de Campo de Mayo y transformarlo en un parque nacional. Será uno de los parques nacionales urbanos más grandes del mundo". El anuncio que hizo Mauricio Macri a comienzos de marzo va tomando forma aunque todavía no se tomó ninguna decisión oficial y continúan las mesas de negociación entre los involucrados por conseguir al menos algunas de las hectáreas más deseadas de la Provincia, que dejaron de pertenecer al Ejército y pasaron a manos de AABE.

El proyecto más impactante dentro del predio de Campo de Mayo está a cargo del ministerio de Ambiente. Según contó el ministro Sergio Bergman a LA NACION, la idea es recuperar el espacio verde y hacer un "especie de Temaikén". "Queremos hacer una restauración del valor ambiental y recuperar su ecosistema. Que vuelva la flora y la fauna, hay que hacer un trabajo de recuperación de ese lugar para que sea un parque", indicó.

"La idea es hacer como en Iberá. Restaurar y reparar el ambiente y lograr que sea un lugar educativo. Al estar en una zona tan urbanizada, tiene la ventaja de que millones de personas van a tener el acceso a un espacio verde donde se va a hacer una inversión importante en senderos, camino para biking y trekking", agregó.

Además, Bergman afirmó que se está armando un centro logístico para el nuevo rediseño de los trenes y prometió que se van a preservar las instalaciones del Ejército y que nada de lo que está vinculado con la memoria del lugar va a ser intervenido. "Se está trabajando con la gente de Parques, que está haciendo la mesa de master planning con los técnicos de los otros ministerios. No es que el Presidente comunicó un proyecto sino que tomó la decisión y estamos trabajando entre todos", concluyó.

martes, 5 de junio de 2018

Lanzan plan para forestar un millón más de hectáreas a 2030, con foco en cambio climático y empleo

Por Carlos Pagura - Ambito.com
"¡Argentinos, planten árboles!". La arenga que Domingo Sarmiento lanzó en uno de sus discursos hace casi un siglo y medio fue recordada otra vez durante el lanzamiento de ForestAr 2030, el plan interministerial que busca duplicar la superficie de hectáreas forestadas con el propósito de potenciar esa industria y combatir los efectos del cambio climático.

La meta es pasar de las 1.300.000 hectáreas forestadas actuales a más de 2.000.000 de aquí a 12 años, lo que redundaría, según las expectativas oficiales, en llevar los 100.000 puestos de trabajo del sector a 200.000.

El ministro de Agroindustria, Luis Etchevehere, resaltó que el plan "cumple con tres cualidades necesarias: sostenibilidad social, económica y medioambiental. Plantar árboles no es solo retener carbono para un mejor ambiente, sino generar empleo. Hay 7.000 pymes involucradas en la actividad y tenemos que seguir sentados en la mesa mundial para ofrecer más productos de forestación". 

En diálogo con ámbito.com, el funcionario afirmó que existen oportunidades para generar empleos en toda la cadena, "desde la plantación de los árboles, el raleo, los viveros, el transporte, la manutención y la industria en sí misma". 

"El potencial es enorme, porque tenemos las tierras más aptas, un clima ideal y productores muy capacitados. Un árbol que acá cosechamos a los 14 o 16 años, en otras partes del mundo tienen que esperar 60 o 70 años para que alcance el mismo diámetro", graficó.

Aclaró además que las especies a plantar "dependerán de la zona, porque algunas se dan más para el eucalipto, otras para el pino" y vaticinó que "habrá mucho mercado por la necesidad de papel o para la construcción de viviendas de madera, más eficientes para ahorrar energía". 

Otro aspecto apuntado son los proyectos de biomasa, que utilizan las sobras del proceso forestal para generar energía limpia. El primero de los emprendimientos de este tipo del Programa RenovAr comenzó a generar electricidad en agosto pasado en Puerto Esperanza, Misiones. Demandó una inversión de más de $ 100 millones, la construcción de una planta de 10.000 m2 de superficie y la contratación de 400 obreros y entrega energía al Sistema Interconectado Nacional. 

Etchevehere barajó también la posibilidad de "radicar industrias como papeleras y pasteras", un antecedente que rápidamente trae a la memoria el conflicto con la uruguaya Botnia. "Está perfectamente demostrado que haciendo las cosas bien no causa ningún impacto negativo", subrayó.

Por su parte, el ministro de Ambiente y Desarrollo Sustentable, Sergio Bergman, sostuvo que "No solo deforestar cero es nuestra meta, sino que también lo es la reforestación mediante un trabajo convergente y sinérgico. Nosotros sabemos las hectáreas que queremos forestar y el dióxido de carbono que queremos absorber, pero también sabemos que agregará valor y permitirá exportar y generar ingreso de divisas, como una inserción inteligente en un mercado cada vez más competitivo".

"Tenemos que traducir el problema del cambio climático en una oportunidad; el impulso a una economía de múltiple efecto, a partir de la comunicación y educación respecto a los beneficios ecosistémicos del bosque y de la cadena de valor de la madera, de planes de inversión, de la generación de nuevos negocios", agregó.

El programa, en el que intervendrán las carteras de Ambiente, Agroindustria, Producción, Desarrollo Social, Trabajo y Educación, contará con la asistencia de la organización ecologista The Nature Conservancy, y fue anunciado en el marco del Día Mundial del Ambiente.

En los próximos meses se definirá además el futuro de la ley de promoción de Bosques Cultivados, que determina las nuevas plantaciones que puedan amortiguar el daño ambiental que se produjo por la reducción en la masa de bosques nativos con que contaba el país. Sancionada en 1998 y prorrogada en 2008, la 25.080 tenía un plazo de ejecución de diez años, por lo que sus metas vencen este año y deberán ser revisadas.

Otra feliz coincidencia con Proyecto Pragmalia. Hace mas de dos años, Desarrollo y Defensa le envio un mail con información al Ministro de Medio Ambiente Bergman cuando se hizo cargo con esta propuesta, reseñada en: 

jueves, 10 de mayo de 2018

La Ciudad sumará otra Reserva Ecológica, en la Costanera Norte

Por Silvia Gómez - Clarin.com - Lo acordó el Gobierno porteño con la UBA, tras una ley sancionada hace seis años. Será un espacio ambiental protegido de 18 hectáreas detrás de Ciudad Universitaria.
El predio tiene 18 hectáreas junto a la costa del Río de la Plata. Foto: Mario Quinteros.
El predio tiene 18 hectáreas junto a la costa del Río de la Plata. Foto: Mario Quinteros.

Seis años después de que se dictara la ley que le dio entidad a la Reserva Ecológica Costanera Norte, el Gobierno porteño y la Universidad de Buenos Aires llegaron a un acuerdo para garantizar el manejo sustentable de este humedal y su mantenimiento.

La Reserva se encuentra en Nuñez y es un auténtico oasis. Un puente de madera la une a Ciudad Universitaria, detrás del pabellón de la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo. El puente se encuentra no bien se atraviesa un estacionamiento: un camino central permite llegar hasta el frente costero y una serie de senderos sinuosos e irregulares permiten adentrarse en este pulmón verde. Pequeño si se lo compara con la Reserva Ecológica Costanera Sur, que tiene 360 hectáreas. Pero en una Ciudad con 6 metros cuadrados de espacio verde por habitante, las 18 hectáreas de Costanera Norte son un aliciente.

En sus 18 hectáreas convive una increíble biodiversidad de aves, más de 200 especies; y además tres ecosistemas: un humedal, un bosque y la costa del río. La reserva se formó sobre terrenos ganados al río y justamente esta circunstancia la pone en jaque, porque el balance natural no funciona a la perfección como en sitios 100% naturales. Por eso es necesario intervenir para protegerla.

Los puntos centrales del convenio que firmaron Alberto Barbieri (rector de la UBA) y Horacio Rodríguez Larreta, jefe de Gobierno porteño, indican que "la Ciudad se ocupará del mantenimiento y/o reacondicionamiento; la dotará de seguridad y vigilancia; de instalación de equipamiento y del servicio de guardaparques".
Resultado de imagen para Reserva Ecológica, en la Costanera Norte
En este sentido, la Reserva Ecológica Costanera Sur será sin dudas un referente: desde hace algunos años se constituyó en uno de los paseos más lindos de la Ciudad, con caminos internos en excelente estado, recuperó el frente costero, la laguna de los Coipos y se la dotó de un importante sistema contra incendios, incluso con cámaras que detectan parámetros de temperatura y que permiten identificar el inicio de fuego. Además, se organizan avistajes de aves y paseos nocturnos, entre muchas otras actividades. "Es una noticia importantísima. Particularmente, este tipo de espacios verdes no solo mejoran la calidad del aire, sino que sirven para controlar inundaciones, porque aportan superficie de absorción, y por otro lado ayudan a mitigar la erosión de la costa", explicó Germán Ausina, gerente operativo de Costanera Sur.

Por su parte, la UBA se comprometió a realizar el relevamiento de los recursos biológicos existentes, que debe ser entregado a la Ciudad en 180 días. De hecho, la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales realizó uno en 2007. Ese relevamiento fue la base del plan de manejo que se convirtió en ley en 2012. Y juntos, la UBA y la Ciudad elaborarán los proyectos "conducentes a la protección, cuidado, conservación y mejoramiento de la diversidad biológica existente". Ambiente y Espacio Público porteño será el ministerio a cargo de la intervención de este espacio: "Hacemos un enorme trabajo para fomentar nuestra flora y fauna autóctona, y tenemos muy buenos resultados. La reserva nos va a permitir ampliar nuestro trabajo", entendió el ministro Eduardo Macchiavelli. 

Barbieri se mostró muy satisfecho: "Logramos llegar a buen puerto, después de tanto tiempo. Lo más importante es que el Gobierno asumió que debía hacerse cargo de los costos de esta reserva. En tanto que la UBA aportará el conocimiento de todas sus universidades, con la participación de docentes, investigadores y estudiantes, para generar los mejores programas de conservación. Era una decisión política necesaria para que toda la comunidad pueda disfrutar de este sitio increíble", le dijo a Clarín.

En tanto, el ex legislador porteño Adrián Camps, que fue impulsor de esta ley, celebró el acuerdo: "Nos costó mucho lograr la sanción porque existe una situación compleja. Las tierras pertenecen a la UBA, pero la misma ley que las otorgó dice que se tiene que reservar 60 metros de la franja costera bajo administración de la Ciudad. Esto requería un acuerdo para que ambas situaciones pudieran convivir", explicó.

Debido a esta situación, la Ciudad buscó incluir estas tierras en el Distrito Joven que se acaba de votar en la Legislatura. Cuando la UBA se opuso, finalmente se terminó destrabando este conflicto que llegó a su fin con la firma del acuerdo. La universidad tiene ahora seis meses para mover la primera ficha.

viernes, 4 de mayo de 2018

La Legislatura aprobó la ley que permite quemar basura en la Ciudad

Por Laura Rocha - Infobae.com
La sanción se consiguió con los 34 votos del bloque oficial y los apoyos de dos legisladores
(
En medio de críticas de cartoneros y representantes de ONGs ambientalistas, el bloque oficialista Vamos Juntos consiguió los votos para reformar la ley de basura cero y habilitar la incineración en la ciudad de Buenos Aires. La sanción, que se consiguió con los 34 votos del bloque oficial y los apoyos de Sergio Abrevaya (GEN) y Marcelo Depierro, ex aliado de Graciela Ocaña, terminó con gritos y forcejeos con activistas de Greenpeace y los cartoneros cantando el himno nacional argentino.

La nueva norma establece un cronograma de reducción de residuos e incluye, luego de las modificaciones acordadas en la Legislatura, a los cartoneros como actores exclusivos a cargo de la recolección diferenciada de la basura y prohíbe que se incinere cualquier residuo que pueda ser reciclable. También se creó un organismo que será el encargado de hacer las mediciones de las emisiones que generen las plantas que transformarán la basura en energía (waste to energy).

Aunque no se dio información oficial, Infobae pudo averiguar que las plantas se instalarán en la Ciudad; otra, en Lomas de Zamora y una tercera, en San Miguel. Cada uno de los establecimientos contendrá una planta de procesamiento mecánico biológico, igual a la que funciona en el predio de José León Suárez, Norte III.

En el Área Metropolitana de Buenos Aires se generan y se entierran diariamente 17.000 toneladas de desecho, el 87% en José León Suárez. La Coordinación Ecológica Metropolitana Sociedad del Estado (Ceamse) asegura que en el plazo de cinco años colapsa la capacidad de los rellenos sanitarios del sistema.

Un grupo de investigadores de universidades nacionales envió a la Legislatura un documento en el que manifiesta su oposición a la técnica de incineración como solución a la problemática de la basura.
"Recomendamos hacer explícita la exclusión de plásticos que desde hace más de 15 años forman parte de los circuitos de recuperación y reciclado: tereftalato de polietileno, policloruro de vinilo, polietileno de alta y baja densidad, polipropileno y poliestireno; con el mismo criterio recomendamos excluir a los distintos tipos de papeles y cartones", sostienen los expertos y lamentan que el debate de esta reforma no haya tenido suficiente tiempo.

La Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN) volvió ayer a reiterar su postura: "La incineración de residuos sólidos urbanos no es una tecnología renovable ni limpia, ya que la basura domiciliaria no es un recurso renovable, y su combustión genera emisiones de gases de efecto invernadero, sustancias peligrosas para la salud y el ambiente. Esta tecnología compite con el reciclado y con la denominada economía circular. En esa competencia, los residuos reciclables (de mayor poder calorífico) son los más codiciados, tanto por las plantas incineradoras como por la industria del reciclado. Además es cara, ya sea para generar energía como para tratar a los residuos".

Según el gobierno, la técnica de recuperación de energía por la incineración tiene estándares de calidad elevados; recuerda que hay más de 2000 plantas funcionando en todo el mundo y 500 de ellas en Europa. Los costos de esas plantas están entre 450 millones de dólares y USD 800 millones; las fuentes oficiales aseguran que esa inversión será exclusivamente privada y que los empresarios recuperarán la inversión con la energía que vendan al mercado eléctrico.

Carlos Briones, representante de la industria del plástico cree que aprobar esta reforma es "un atajo". "En 13 años no se cumplió la actual ley, lamentablemente la gente no sabe cómo reciclar. Es reconocer el fracaso de una política e intentar solucionarlo con esta medida. De este modo perjudica directamente a la industria porque acaba con el principio de economía circular. No es que estamos en contra de la tecnología pero es una ilusión que pretendan solucionar el problema de los residuos de esta manera. Hace más de 20 años se adeuda una ley de envases, más de 2000 municipios están obligados a reciclar y tener rellenos sanitarios y no lo hacen. Creer que esta reforma va a arreglar algo es un error", le dijo a Infobae.

Alicia Montoya, de la cooperativa El Álamo indicó: "Esto ha sido de espaldas a la Ciudad. Para habilitar las plantas van a necesitar 40 votos. Esto es sólo una batalla".

La incineración fue prohibida en la Ciudad de Buenos Aires en el año 1976. Luego, en 2005 la ley de basura cero también mantuvo al margen la tecnología de termovalorización que ya tenía avances tecnológicos importantes. Con la promulgación de la norma reformada, se habilitará nuevamente.

lunes, 23 de abril de 2018

Se instalarán 2 plantas de incineración en Provincia y una en Ciudad

Horacio Rodríguez Larreta y el ministro de Espacio Urbano y Ambiente, Eduardo Macchiavelli.(Tres lineas clipping.com) - Las empresas recolectoras tienen contrato hasta 2024 y seguirán operando. "Sólo cambia la disposición", explicaron.GCBA

 El gobierno porteño avanza con el proyecto de Termovalorización que en una primera etapa contempla la instalación de tres plantas, una en la Ciudad y dos en la provincia de Buenos Aires. Los cambios en la normativa que permitirán la incineración se votarán el 3 de mayo en la Legislatura. 

Se trata de una iniciativa que cambiará la disposición final de los residuos. En lugar de pasar a formar parte del relleno del CEAMSE, la basura se transformará en energía mediante su incineración. 

Las empresas recolectoras seguirán sus operaciones de la misma manera que hasta ahora. "Lo único que cambia es la disposición, el tratamiento. No la recolección", explicó a LPO un experto. "La recesión del contrato de basura seria carísima", agregó sobre una posibilidad que tampoco está en los planes de gobierno. 

Como explicó LPO idea es transformar el negocio de la basura en un negocio energético, lo que permitiría internacionalizar los jugadores. El estado podría llegar a pagar 150 dólares por cada MW generado a partir de los residuos, casi 3 veces más del precio de la energía eólica.

 Con el nuevo sistema continúa la necesidad de llevar los residuos hasta la planta de tratamiento. Sin embargo las fuentes consultadas por LPO coinciden en la necesidad de un cambio en la concientización sobre la importancia de separar los residuos. 

 "La separación en origen te hace ahorrar plata", comentaron desde una de las empresas que tiene a su cargo la tarea de recolectar la basura de los contenedores grises y amarillos que se utilizan en el distrito capitalino. Uno de los grandes déficits que tiene actualmente la Ciudad es el fracaso en la política de separación de residuos, que contribuyó al incumplimiento de la Ley de Basura Cero. 

 En el oficialismo tienen previsto aprobar las modificaciones a la ley en la sesión del próximo 3 de mayo. En un principio el PRO había considerado hacerlo una semana antes, pero prefirieron atrasar la votación ante la posibilidad de sumar legisladores opositores al proyecto, aunque desde Vamos Juntos no quisieron adelantar nombres. 

Una de las dificultades del proyecto de termovalorización es la oposición de los cartoneros. "Dentro de la composición de los residuos lo que más energía calórica aporta son los materiales reciclables. No creo que hagan estos hornos para quemar la yerba y los pañales", le habían dicho a LPO desde el CTEP.

La modificación de la disposición final de los residuos será una tarea conjunta entre la Ciudad, la Provincia y la Nación. "Vamos a trabajar con 48 municipios del Conurbano y la Provincia", anticiparon desde el gobierno porteño. El gasto que implica la instalación de las plantas es demasiado grande para que lo absorba el distrito capitalino.

La Legislatura porteña empezó a tratar en la última reunión de la comisión de Planeamiento la instalación de una planta de separación de residuos en Saavedra. Algunos vecinos se opusieron ya que por ley el polígono delimitado por las calles Holmberg, Deheza, avenida Parque Goyeneche y Arias debía ser dedicado a un espacio verde.

La planta es un Centro Verde Automatizado y se la denomina MRF (por sus siglas en inglés Material Recovery Facilities). Allí se separan y recuperan los materiales reciclables, provenientes de una recolección diferenciada realizada por Recuperadores Urbanos. "La nueva planta mejorará la eficiencia de la captación de material, ya que recibirá todo lo recuperado proveniente de las comunas 12 y 13, y parte de la 14 y la 15, que hoy está siendo traslado a los Centros Verdes de zona sur", explicó Renzo Morosi, subsecretario de Higiene Urbana que depende del ministerio de Ambiente y Espacio Público.

La planta puede llegar a procesar más de 10 toneladas de reciclables por hora y, según aseguran en el Gobierno creará fuentes de trabajo para los cartoneros. "120 recuperadores pasarán a trabajar como operarios en el Centro, en tres turnos de trabajo. Esto mejorará considerablemente sus condiciones de trabajo y el incentivo que reciben", agregó Morosi. 

miércoles, 28 de marzo de 2018

El Gobierno porteño presentó un proyecto para permitir la incineración de la basura

El frente de la planta de incineración de Alkmaar, en Holanda, uno de los modelos estudiados que se podrían implementar en Buenos Aires.
Por Nora Sánchez  (Clarin.com) - En cinco años ya no habrá lugar para enterrar los residuos y desde la Ciudad buscan opciones.



El frente de la planta de incineración de Alkmaar, en Holanda, uno de los modelos estudiados que se podrían implementar en Buenos Aires.

Era un secreto a voces, pero ahora llega la confirmación oficial: el Gobierno porteño quiere incinerar los residuos y acaba de presentar un proyecto en la Legislatura porteña para habilitar esa posibilidad, hoy prohibida por la ley Basura Cero. El sistema que se permitiría es el de combustión con recuperación energética o termovalorización. Además, extiende el plazo límite para dejar de tirar artículos reciclables o aprovechables, que hoy es el año 2020, hasta el 2028.

El proyecto consiste en la modificación de la ley Basura Cero. Uno de sus puntos principales es reformular el artículo 7° de esa norma, que prohíbe "la combustión, en cualquiera de sus formas, de residuos sólidos urbanos con o sin recuperación de energía". La iniciativa, firmada por el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, y el ministro de Ambiente y Espacio Público, Eduardo Macchiavelli, lo reformula para que lo que quede prohibido sea la combustión de basura "sin recuperación de energía", tanto dentro de los límites de la Ciudad como en otras jurisdicciones.

Además, incluye entre los objetivos de la ley "promover el aprovechamiento de los residuos sólidos urbanos, incluyendo la combustión con recuperación energética".

Por otra parte, la iniciativa incorpora como posibilidad para tratar los residuos su transformación en otros aprovechables, por medio de "la conversión por métodos químicos (hidrogenación, oxidación húmeda o hidrólisis), térmicos con recuperación energética o bioquímicos (compostaje, digestión anaerobia y degradación biológica)".

Al mismo tiempo, el proyecto cambia los plazos previstos por la ley Basura Cero para ir reduciendo la cantidad de basura que se envía al relleno de la Ceamse. Originalmente, para este año debía haberse reducido un 75% y para 2020, ya no debían enviarse materiales reaprovechables. El año de referencia era 2004 cuando, según el Ministerio de Ambiente, la cantidad de basura era baja porque seguían los efectos pos crisis de 2001. En aquel entonces, se enviaba un promedio de 4.000 toneladas por día a enterrar.

Con el cambio de la ley, se tomaría como referencia el año 2012, cuando ya se enviaban 5.838 toneladas diarias. Para 2021, habría que disminuir la cantidad de desechos que van al relleno a la mitad; para 2025 al 65%, y para 2030, al 80%. Antes, para 2028, estaría prohibida "la disposición final de materiales tanto reciclables como reaprovechables".
La planta de incineración con valorización energética de Isséanne está en París, a 40 cuadras de la torre Eiffel.
La planta de incineración con valorización energética de Isséanne está en París, a 40 cuadras de la torre Eiffel.

Hace un mes, funcionarios del Ceamse y del Gobierno porteño visitaron plantas de incineración de residuos con valorización energética en las ciudades europeas de París, Viena y Amsterdam. El objetivo fue estudiar esa tecnología como un medio para enviar menos basura a los rellenos.

Estas plantas cuentan con grandes hornos donde se quema la basura. Con la energía de la combustión se calienta agua para obtener vapor que, primero, pasa por una turbina que asociada a un alternador genera energía eléctrica. Luego el mismo vapor alimenta el sistema de calefacción urbana, hasta volver a la planta para que se repita el ciclo. Sólo se envían a los rellenos las cenizas y la escoria.

Las emisiones de estas plantas, que son controladas fuertemente por el Estado, son tratadas para que no contaminen. En la de Isséane, en las afueras de París, el humo pasa por un filtro electrostático que le quita las cenizas. Los gases ácidos son tratados con bicarbonato de sodio y las dioxinas, con carbón activado. Más adelante, otro filtro retiene las cenizas más finas. Y los óxidos de nitrógeno se reducen con la ayuda de un catalizador y una inyección de amoníaco. Así se convierten en nitrógeno y vapor de agua. Finalmente, las emisiones resultantes se dispersan a gran altura.

En la Ciudad viven 2.891.000 personas que tiran 6.760 toneladas por día. El 73% recibe algún tratamiento. Entre los materiales que se recuperan de esos desechos y los que rescatan los cartoneros, se reutiliza la mitad. Las 2.999 toneladas restantes se entierran.

En el área metropolitana de Buenos Aires hay 15.839.000 habitantes que, según la Ceamse, tiran 18.500 toneladas de basura por día, el 96% de las cuales se entierran. Por eso, advierten, en cinco años el relleno colapsará y no habrá lugar para tirar la basura.

lunes, 19 de marzo de 2018

Perú refuerza su estrategia contra desastres naturales

Por Julieta Pelcastre/Diálogo
La Marina de Guerra del Perú responde a desastres naturales y provee ayuda humanitaria con bases modulares móviles.
La Marina de Guerra del Perú instaló una base modular para trabajos de ayuda humanitaria ante cualquier desastre natural en la provincia de Huarochirí, Lima. (Foto: Marina de Guerra del Perú).

Por su ubicación geográfica, el territorio peruano está expuesto al impacto de varios fenómenos causantes de desastres naturales. En consecuencia, la Marina de Guerra del Perú instaló el 1.º de febrero de 2018 una Base Modular Móvil (BMM), en el distrito Ricardo Palma, departamento de Lima, que funcionará como centro logístico y de servicios básicos ante cualquier desastre natural para apoyar a la población afectada.

“La instalación de las bases modulares responde al objetivo principal de [poder] establecernos en el menor tiempo posible en cualquier punto del territorio donde se presente una situación de desastre o emergencia”, dijo a Diálogo el Contralmirante Manuel Bulnes Torres, comandante de la Fuerza de Infantería de Marina del Perú. “Contamos con instalaciones que pueden albergar a personal capacitado en tareas de rescate en estructuras colapsadas, remoción de escombros, evacuación de heridos, y cualquier otra actividad requerida”.

Además de la unidad la institución naval cuenta con dos bases modulares más. Una está desplegada en la Estación Naval de Paita, en la zona norte. La otra está en la Base Naval del Callao, y será desplegada en la zona sur del país.

“Contaremos con las BMM distribuidas en el norte, centro y sur del país”, comentó a Diálogo el Capitán de Fragata de la Marina de Guerra del Perú Ricardo Ingunza, comandante del Batallón de Ingeniería y responsable del Sistema Nacional de Gestión de Desastres de la Fuerza de Infantería de Marina. “Así podremos hacer frente a posibles emergencias”.

Las bases móviles asignadas al Batallón de Ingeniería de Infantería de Marina Teniente Segundo Juan José Jordán de Vivero, participan en operaciones de apoyo al Sistema Nacional de Gestión de Riesgo de Desastres, convirtiéndose en la unidad de primera respuesta. Las unidades modulares pueden complementarse unas a otras si la magnitud del desastre lo requiere. La primera vez que se instaló una de estas unidades fue en 2017, en el distrito de Chaclacayo, provincia de Lima.

“Gracias a las BMM hemos mejorado nuestras capacidades de brindarle una mejor habitabilidad a nuestro personal y de esta forma estar listos en caso de cualquier situación de desastre”, resaltó el Contralmte. Bulnes. “Asimismo, son un punto de soporte logístico y centro de operaciones desde donde se pueden planificar las acciones en forma coordinada con las autoridades locales desde el lugar del incidente”.
Resultado de imagen para Base Modular Móvil (BMM) + perú
Las bondades

La BMM de Huarochirí, al oeste de Lima, reúne las condiciones de bienestar, seguridad y servicios básicos; cuenta con un recipiente para tratamiento de agua dulce y aguas residuales, refrigeradores y congeladores. Tiene además dos grupos electrógenos que generan 50 kilowatts cada uno, un contenedor de agua dulce con capacidad para 5000 galones y un tanque de combustible de 1300 galones, aparte de un almacén y un puesto de comando.

Las bases modulares móviles de la Marina de Guerra del Perú brindan una mejor habitabilidad al personal naval, que está listo ante cualquier emergencia en las zonas norte, centro y sur del país. (Foto: Marina de Guerra del Perú).

Cuenta además con un módulo para comunicaciones por voz y datos, con capacidad para enlazar videoconferencias a nivel nacional. El área necesaria para una BMM es de 4200 metros cuadrados, y los insumos y materiales pueden ser movilizados con los dos montacargas tipo Bobcat que forman parte del equipo.

Las bases modulares están adscritas a las compañías de intervención rápida para desastres, creadas por el Batallón de Ingeniería de Infantería de Marina. Las compañías están estructuradas por tres elementos básicos de comando, de maniobra y logístico.
Resultado de imagen para Base Modular Móvil (BMM) + perú
El primero está conformado por el personal necesario para el funcionamiento y operación del puesto de comando, donde se realizan funciones parecidas a las de un estado mayor, tales como administración de personal, operaciones, monitoreo del desastre o emergencia, logística, comunicaciones y asuntos civiles. El segundo, el elemento de maniobra, es el encargado de realizar las tareas de apoyo directo a la población a través de sus secciones de seguridad, búsqueda y rescate, remoción de escombros y evacuación de heridos. En el tercero se encuentran las BMM, elementos de movilidad asignados y personal responsable de brindar soporte a toda la unidad desplegada, que en conjunto sobrepasan los 100 efectivos militares.

“Las BMM son solo una parte de los recursos asignados para hacer frente a los desastres”, agregó el Contralmte. Bulnes. “A través de los buques BAP Eten y BAP Tacna de la Marina de Guerra del Perú se realiza el despliegue de la Fuerza de Intervención Rápida. Las embarcaciones se encuentran en condiciones de transportar ayuda humanitaria a otros sectores costeros del país que lo requieran”.
Resultado de imagen para Base Modular Móvil (BMM) + perú
A partir de la experiencia

Históricamente, durante los meses de enero a abril se generan situaciones de peligro en el área de la cuenca del río Rímac, producto de las lluvias en la sierra. “Estas condiciones podrían generar situaciones de desastres por deslizamientos y la obstrucción de la carretera central, que es de vital importancia para el abastecimiento de la capital”, dijo el Contralmte. Bulnes.

El despliegue operacional ante los desastres provocados por el fenómeno climatológico El Niño Costero en 2017, “puso en evidencia la efectividad de los recursos humanos y materiales con los que cuenta la Brigada Anfibia de la Fuerza de Infantería de Marina”, explicó el Contralmte. Bulnes. “Se evidenció la alta capacitación del personal en provecho de la población afectada”.

Con la experiencia de 2017 y debido a los pronósticos emitidos por el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología del Perú, se tomó la decisión de desplegar la tercera BMM y establecerla en la provincia de Huarochirí. La base se encuentra lista para brindar ayuda si la situación lo requiere. Por lo pronto, el personal ejecuta trabajos de prevención en apoyo a la población local, en estrecha coordinación con las autoridades locales.

“Los desastres naturales han sido reconocidos en el ámbito internacional como una amenaza al Estado y a la defensa nacional, debido a su gran poder destructivo. Afectan el desarrollo de la vida humana y la infraestructura donde se sustenta el desarrollo económico del país. [Así] nace la necesidad del empleo de las fuerzas armadas ante la ocurrencia de situaciones de desastre”, finalizó el Cap. de Frag. Ingunza”.

sábado, 27 de enero de 2018

Grandes empresarios deben reponer 45.000 hectáreas de bosques nativos en Salta

Grandes empresarios deben reponer 45.000 hectáreas de bosques nativos en SaltaPor  MANUEL PARERA - Cronista.com
Tras denuncias por violación a la Ley de Bosques, el Ministerio de Ambiente ordenó a la provincia suspender desmontes. La medida impacta en fincas de empresarios.

Tras una pérdida de cerca de 45.000 hectáreas de bosques nativos, el ministro de Ambiente de la Nación firmó ayer la Resolución 56/2018 en la cual instó a la provincia de Salta a dejar sin efecto distintos permisos de desmonte autorizados por decretos provinciales en 2010 (decretos 2211/10 y 3136/10). 

La medida afecta las propiedades de reconocidos empresarios, tanto del sector agroindustrial como de otros rubros. Entre ellos, según consta en el Anexo del decreto, se destaca por ejemplo la finca "Cuchuy", perteneciente a Alejandro Braun Peña, primo del Jefe de Gabinete de la Nación Marcos Peña. También se encuentran mencionadas fincas como "El Carmen", de la familia Navilli (dueños de Compañía Argentina de Granos y Molino Cañuelas, entre otras), "La Maravilla", de Alejandro Roggio (referente del Grupo Roggio) o "Nuevo Horizonte", de los empresarios Andrés von Buch y Arnaldo Hasenclever, entre otros. Todas localizadas en el departamento de San Martín, en el extremo norte de Salta.

Se estima que por los permisos que había dado la provincia, entre 2009 y 2017, se habrían registrado una pérdida concreta de 44.767 hectáreas de bosque nativo, por 32 habilitaciones que, en base de los decretado por Sergio Bergman, resultan ahora violatorias de la Ley de Bosques (N´ 26331).

Específicamente, afirmó que "si bien dichas normas fueron derogadas en 2014 por la misma provincia, mediante el decreto 3749/14, mientras estuvieron vigentes se autorizaron cambios de uso de suelo en 32 fincas, sobre alrededor de 80.000 hectáreas de bosques protegidos en zonas rojas y amarillas".

La organización ecologista Greenpeace años atrás había advertido sobre el tema. En 2014 denunció los desmontes y frenó de hecho la acción durante un mes. En diciembre pasado, la propia organización denunció que las topadoras había vuelto a arrasar con cerca de 900 hectáreas más de bosques nativos. La presión en redes sociales y campañas de difusión motivó la decisión de Ambiente, que además de exigir a la provincia que gobierna Juan Manuel Urtubey la paralización de los desmontes, instó a restaurar más de 40.000 hectáreas y prohibió la emisión de certificados de exportación de palo santo provenientes de estas áreas.

En un documento actualizado a 2016, Greenpeace apuntó que en fincas como la de "El Carmen", que abarca 7407 hectáreas de las cuales 90% son bosques nativos y catalogada en Categoría II-Amarillo (no permite desmonte, sí aprovechamiento sustentable), el gobierno salteño había autorizado el cambio de zonificación a Categoría III-Verde "para poder realizar el desmonte de 3327 hectáreas para agricultura y ganadería". En el caso de "Cuchuy", la estancia fue clasificada en las Categorías I-Rojo y II-Amarillo, donde se prohiben desmontes, sin embargo por el cambio de zonificación se denuncia que lleva desmontadas más de 6000 hectáreas. "Celebramos que Nación y provincia tomen la decisión de defender a los bosques y su gente. Se estaba cometiendo un crimen y violando impunemente la Ley de Bosques, y la casa, el almacén y la farmacia de comunidades indígenas. Braun Peña deberá sacar ya a las topadoras del bosque", afirmó Hernán Giardini, coordinador de la campaña de bosques de Greenpeace.

El decreto establece además que de continuar ejecutándose las autorizaciones se sumarían otras 33.386 hectáreas de pérdida de bosques. En tanto, el Ministerio de Producción de Salta anunció que se procedió a la suspensión de la ejecución de los cambios de uso de suelos autorizados. "En este marco, la Secretaría de Ambiente notifica a Braun Peña que debe suspender el desmonte de la finca Cuchuy".

jueves, 25 de enero de 2018

Otra vez el fuego, otra vez los helicópteros

Por LUIS A. FRANCO (Cronista.com) - Otra vez el fuego, otra vez los helicópteros
Director de Aeromarket
Cientos de miles de hectáreas ardieron en varias provincias por el fuego descontrolado y decenas de dotaciones de bomberos y voluntarios suelen desplegarse para contener el flagelo, el fuego quema mucho más terreno por una razón clave: la falta de alerta temprana y una respuesta rápida y eficiente.
Resultado de imagen para incendios + helicopteros
En la mayoría de los países del mundo las aeronaves son consideradas herramientas imprescindibles para combatir el fuego forestal o de llanura. Es razonable, las naciones serias saben que las llamas no perdonan y destruyen riqueza.

A una distancia de entre 100 y 300 km de los focos que se desarrollaron en La Pampa y Mendoza, hay decenas de aviones aeroaplicadores aptos para la lucha contra flagelos como los que padecen las mencionadas provincias (también hubo incendios en la Mesopotamia), sin embargo, estos recursos y otros medios aéreos locales no son adecuadamente considerados en la planificación que realizan las autoridades.

En la gestión del ingeniero Mauricio Macri ya van dos temporadas en que la preparación para actuar contra el fuego carece de suficiente claridad y/o idoneidad en el uso de los presupuestos.

A fin del año pasado, el gobierno nacional contrató para la prevención y combate de incendios a la empresa chilena Helicópteros del Pacífico con el fin de trasladar brigadistas y, eventualmente, el uso de equipo hidrante (bambi bucket/canasta para lanzar agua y retardantes) para sofocar focos de fuego si así se requería. La empresa, que utiliza básicamente helicópteros UH-1H (1960/1970) que son considerados anticuados para ese trabajo en la mayor parte del mundo, solicitó que la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) aceptara su condición técnica y autorizara la operación excepcionalmente (EXP-ANC: 0054309/2017).

En esta oportunidad la contratación la realizó el Ministerio de Seguridad de la Nación bajo cuya jurisdicción está la Secretaría de Protección Civil que interviene en el Sistema Federal de Manejo del Fuego. Antes de agosto de 2017, la responsabilidad estuvo en manos del Ministerio de Ambiente y Recursos Sustentables que también tuvo serios inconvenientes con contrataciones (Licitación Pública Nº 1/2016), suspensión de licitaciones y acuerdos directos con prestatarios; tal vez por eso pasaron el asunto a Seguridad.

El problema del fuego es grave. Hoy hay distancias de más de 700 km en terrenos de alto riesgo sin aeronaves alertas para enfrentar un foco de incendio, por ejemplo entre Colón, Entre Ríos y Esquinas, Corrientes, una zona forestal de alto valor. Es sólo uno de los ejemplos.

Sería muy positivo que el gobierno muestre cuál es el plan que tiene para luchar contra el fuego y cómo se manejan los fondos destinados para su implementación, si acaso hay plan.

Este año aunque es de desear que la apreciación no resulte premonitoria la sequía y los vientos que se registran hacen temer que haya incendios en campos y bosques. Lo importante, como en tantas circunstancias del devenir humano, es prevenir. El despliegue del recurso aéreo para vigilar, contener focos ígneos y trasladar brigadistas es imprescindible.

miércoles, 17 de enero de 2018

Urge construir la pista para aviones hidrantes en Monte Comán

(Diario San Rafael) - Los incendios forestales que afectaron el este de San Rafael, evidenciaron la necesidad de reactivar el proyecto de una pista de aterrizaje a la vera de la ruta 146. Se trata de una recta de unos 700 metros, paralela al río Diamante y a una laguna formada con agua de dicho curso. 
Los incendios forestales que afectaron el este de San Rafael generaron la necesidad de reactivar el proyecto de la pista de aterrizaje de Monte Comán.

A la vera de la ruta 146, se encuentra un espacio que se destinó para que aterricen aviones hidrantes en el marco de los incendios forestales, pero un litigio judicial hizo que el Estado provincial abandone la posibilidad de concretar la construcción.

Ahora, tras la contención de los incendios que afectaron miles de hectáreas, queda claro que el lugar donde se ubica la traza de suelo natural es el indicado para realizar la pista. Se trata de una recta de unos 700 metros, paralela al río Diamante y a una laguna formada con agua de dicho curso. En ese aspecto, el recurso para las aeronaves no sería inconveniente.

Los aviones hidrantes que operaron desde el 29 de diciembre, cuando se desataron los incendios forestales, debían despegar en General Alvear, cuando lo ideal –en las últimas jornadas- era que estuvieran operativos desde Monte Comán, pero la falta de pavimentación, a raíz del problema judicial, negó esa opción.

A partir de lo sucedido, pudo saber Diario San Rafael que desde el Gobierno provincial quieren reflotar la chance de construir la pista de aterrizaje y despegue de aviones hidrantes, pero antes tendrán que resolver la parte judicial. Incluso desde el Municipio se evaluó asfaltar los 700 metros de extensión, pero por razones de jurisdicción no se puede concretar dicha obra.

viernes, 22 de diciembre de 2017

La Argentina exigió a Uruguay que haya un control ambiental por la nueva pastera

Por Martín Dinatale - mdinatale@infobae.com
Reclamó un monitoreo conjunto en la desembocadura del río Negro. El presidente Vázquez había dicho que la nueva planta estará en el interior del país y no requerirá controles de Argentina.
La pastera UPM (ex Botnia) de Fray Bentos que generó un conflicto con Uruguay.
La pastera UPM (ex Botnia) de Fray Bentos que generó un conflicto con Uruguay.

En un nuevo capítulo de las tensas relaciones que hubo entre la Argentina y Uruguay por la pastera UPM (ex Botnia) de Fray Bentos, el gobierno de Mauricio Macri reclamó a la administración de Tabaré Vázquez que se realice un monitoreo ambiental conjunto en la desembocadura del río Negro para evaluar los desechos que tendrá la nueva planta de celulosa que los uruguayos empezaron a construir cerca de la ciudad Paso de los Toros, en el interior del país.

Durante una reunión que realizó ayer la Comisión Administradora del Río Uruguay (CARU), el presidente actual de ese organismo binacional, el dirigente del PRO entrerriano Mauro Vazón, pidió a sus pares de Uruguay que se ponga en marcha un programa de monitoreo ambiental sobre la desembocadura del río Negro. Sucede que a unos 400 kilómetros del río Uruguay, sobre las márgenes del Río Negro se empezó a construir la pastera de UPM que tendrá una inversión de USD 6.000 millones y empleará a más de 500 trabajadores.

Según expresó Vazón a Infobae, "la intención de la Argentina es que haya un acuerdo con Uruguay para realizar un monitoreo ambiental en la desembocadura del río Negro en las márgenes del río Uruguay para despejar todo tipo de dudas y lograr entendimiento entre ambos pueblos". La decisión de la Argentina será evaluada ahora por Uruguay. La idea del gobierno de Macri en la CARU es que no se llegue a una tensión con la administración de Tabaré Vázquez como la que se dio en otros años con el kirchnerismo por la planta de Fray Bentos.

Además, en el plan de monitoreo ambiental del río Uruguay que propuso la Argentina en la CARU y que aceptó Uruguay se contempla el monitoreo de los 500 kilómetros de extensión que hay en ambas márgenes de las aguas internacionales. Se incluyen más de ocho puntos de control entre ambas márgenes para realizar muestreos del agua en forma permanente y evitar denuncias de contaminación a futuro.

La novedad en este caso es que ahora la Argentina propuso que haya un monitoreo específico sobre la desembocadura del río Negro para controlar a futuro el efluente de la planta de UPM que estará en paso de los Toros. El punto es que este planteo de la Argentina podría llegar a generar un nuevo cortocircuito con Montevideo. Fuentes de la diplomacia uruguaya dijeron a Infobae que la intención de la Argentina de controlar una planta que se encuentra en el interior de Uruguay no será muy bien recibida.

De hecho, el presidente Vázquez expresó hace unos meses al anunciar la puesta en marcha de la obra: "Nosotros no le vamos a pedir cuentas a Brasil de lo que haga en su territorio, salvo lo que esté colindando, y no le vamos a pedir cuentas a Argentina sobre lo que haga dentro de su territorio. Esto es en el Uruguay profundo y es el país soberano el que define la instalación de este emprendimiento". El año pasado se informó que la nueva planta produciría unas 2.600.000 toneladas anuales de pasta de celulosa, el doble de lo que produce la otra de UPM en Fray Bentos. Y también se comunicó que incidiría en un aumento de entre 2 y 2.5 puntos del Producto Bruto Interno (PBI) de Uruguay.

Vazón aclaró a Infobae que un monitoreo ambiental conjunto del río Negro no debería presentar problemas ya que se trata de un planteo de trabajo que se viene realizando en la CARU. "Hay un trabajo muy bueno y mucha coordinación con Uruguay", dijo el actual presidente de la CARU. Además de este plan de control ambiental, ambos países ya acordaron un ambicioso plan para la hidrovía que busca la adopción de acciones necesarias para que las hidrovías operen los 365 días del año y las 24 horas del día, con una profundidad mínima asegurada y se apoyará la adopción de medidas para facilitar la navegación, los tránsitos y transbordos, enmarcados dentro del concepto de facilitación del movimiento de personas, del comercio exterior y su logística. 

En el marco del plenario de la CARU ya se resolvió adjudicar a la empresa Jan De Nul N.V. la obra en referencia al concurso de precios para la "contratación de los trabajos de dragado de apertura, profundización y mantenimiento en el río Uruguay entre el km 0 y el km 206,8, incluido el canal de acceso al Puerto de Concepción del Uruguay" y conforme a lo establecido por la Comisión Evaluadora. La intención de esta obra será la de profundizar el dragado del río Uruguay para que se facilite un mayor nivel de tránsito de buques y se logre de esta manera abaratar los costos de los fletes para exportar productos a otros países por vía marítima.

sábado, 9 de diciembre de 2017

La planta de tratamiento de Punta Lara ya recibe a los primeros camiones de basura

La planta de tratamiento de Punta Lara ya recibe a los primeros camiones de basuraPor Fabián Debesa - Clarin.com
Cuando funcione a pleno, permitirá recuperar el 63% de los residuos urbanos de La Plata, Ensenada, Berisso, Magdalena y Brandsen.

La nueva planta del CEAMSE en Ensenada recibió las primeras 30 toneladas de basura. Cuando funcione a pleno recibirá hasta 900 toneladas por día. (Mauricio Nievas)

Parecía que la escena nunca llegaría: pero un día, los camiones repletos de restos urbanos recogidos en las calles de La Plata comenzaron a depositar las bolsas en una nueva planta de tratamiento que reemplazará y determinará el cierre definitivo del relleno sanitario de Punta Lara.

Fue necesaria una inversión de $ 300 millones, 11 años de litigio y peleas en la Justicia y varias propuestas fallidas o desechadas. Al final de ese extenso recorrido, en el inmenso galpón que contiene al sistema de Tratamiento Mecánico Biológico (TMB) los operarios de la CEAMSE comenzaron el proceso de disposición de las primeras 30 toneladas de basura.

La planta recibirá hasta un máximo de 900 toneladas por día de residuos domiciliarios. Son los que produce la capital bonaerense y las ciudades de la región. Y son las que ahora van a parar al relleno que está a pocos metros de la flamante TMB, en el camino que une el centro de La Plata con el balneario de Punta Lara, en el partido de Ensenada.
La planta de tratamiento de Punta Lara ya recibe a los primeros camiones de basura
En la planta se separarán los materiales reciclables de la fracción orgánica. (Mauricio Nievas)

Las autoridades de CEAMSE explicaron que en tres meses la planta estará a pleno. Por ahora se incorporarán entre 30 y 40 toneladas por semana, para ajustar detalles de funcionamiento de los equipos. El contenido de los volquetes atraviesa por un proceso mecánico de separación, que permite la extracción de los materiales reciclables factibles de ser reinsertados en el circuito productivo y por otro lado, queda la fracción orgánica. Este segmento orgánico será destinado a un tratamiento biológico de descomposición aeróbica que permitirá la obtención de material bioestabilizado y eventualmente compost.

Luego de esta etapa, con los residuos materiales con elevado poder calorífico se prevé la elaboración de combustible derivado de residuos (CDR), que puede ser utilizado por la industria a fin de sustituir el uso de combustibles fósiles.

En el estadio final, los residuos que no hayan podido ser utilizados (básicamente materiales inertes), serán enfardados envueltos con film para la recuperación de canteras. “Con esta tecnología se recupera el 63% de los restos urbanos. La generación de basura es un problema en el que el Estado debe aportar una solución. Esta planta es un salto de calidad en el tratamiento de la basura”, explicó el presidente del CEAMSE, Gustavo Coria.
La planta de tratamiento de Punta Lara ya recibe a los primeros camiones de basura
La planta recibirá residuos generados en La Plata, Ensenada, Berisso, Magdalena y Brandsen. (Mauricio Nievas)
La Región Capital se convertirá en la primera a nivel nacional que realiza el tratamiento del 100 % de los restos hogareños y urbanos. Esto permitirá clausurar el relleno a cielo abierto que funcionó por casi medio siglo. A mediados de la década pasada, un planteo judicial de una ONG derivó en el pedido de cierre del complejo. El caso llegó a la Corte Suprema y los jueces avanzaron en un plan que se demoró, porque no encontraban sitios para instalar la planta de reciclado. Al final en intendente de Ensenada aceptó y ahora se inauguró.

En la capital bonaerense habrá un nuevo régimen de recolección. El Concejo Deliberante aprobó un proyecto del pliego para el servicio que el intendente Julio Garro se propone aplicar en julio del año que viene. El sistema divide a la ciudad en dos zonas para la recolección y el barrido e incorpora contenedores. También extiende a todo el partido el sistema de la “bolsa verde”.

La planta de tratamiento de Punta Lara ya recibe a los primeros camiones de basura
La apertura de esta planta permitirá cerrar el relleno sanitario de Ensenada. (Mauricio Nievas)

Según el diagrama propuesto, el servicio -hoy a cargo de Esur- podrá ser prestado por una o más empresas. Y el contrato será por ocho años con posibilidad de prórroga.

viernes, 8 de diciembre de 2017

En un fallo histórico, la Corte ordenó que vuelva a correr el río Atuel en La Pampa

Por Gustavo Laurnagaray - Clarin.com
Es un conflicto entre esa provincia y Mendoza. Dicen que las represas le quitaron caudal y se dañó el ecosistema.
En un fallo histórico, la Corte ordenó que vuelva a correr el río Atuel en La Pampa
Los Nihuiles, la represa que se construyó en 1947 en Mendoza habría “secado” el río en La Pampa. Foto: Los Andes

La Corte Suprema ordenó a la provincia de Mendoza fijar, junto a La Pampa, un caudal de agua en el río Atuel que recomponga el ecosistema en el noroeste pampeano. Ese caudal debe estar establecido en un plazo de 30 días. Además las dos provincias, junto a la Nación, deben diseñar un plan de obras en otros 120 días.

El fallo responde a un histórico reclamo de La Pampa por el corte del río Atuel, que comenzó hace más de un siglo, en la década de 1910 cuando las obras de particulares y las represas le quitaron caudal al río. Pero el golpe de gracia llegó en 1947 con la construcción de la represa Los Nihuiles en el sur de Mendoza. Allí el corte fue total y provocó un éxodo del 40% de los pobladores de Santa Isabel y Algarrogo del Aguila a otras ciudades pampeanas como General Acha y Santa Rosa y hacia el sur mendocino. La desertificación completó el desplobamiento en las décadas siguientes. En 1905 el censo nacional estableció que Santa Isabel (en el noroeste pampeano) tenía 3.000 habitantes y Alvear (sur de Mendoza), 3.200. En 2010, Santa Isabel seguía con 3.000 habitantes y Alvear llegó a los 52.000 pobladores.
En La Pampa el fallo fue recibido con algarabía: se trata de una lucha histórica de organizaciones sociales y ambientales a las que se sumaron los gobiernos pampeanos desde el año 2014. “Nuestro oeste ha sido condenado a lo largo de tantos años por Mendoza y un Estado Nacional ausente”, dijo el gobernador pampeano Carlos Verna. “Hoy, luego de años de lucha, podemos decir que los pampeanos dimos un paso adelante para recuperar la cuenca del Atuel, río que nos fue robado”, afirmó.

En Mendoza el fallo se vivió como una derrota, a pesar que la Corte no accedió al pedido de La Pampa de un resarcirmiento económico por el daño ambiental provocado por el corte del río. “Es un fallo muy favorable a La Pampa, aunque también es cierto que no da todo lo que pidió la provincia”, admitió Héctor Gómez, presidente de la Fundación Chadileuvú, entidad pampeana que desde los años ’60 reclama por el río Atuel.

“Nuestro oeste ha sido condenado a lo largo de tantos años por Mendoza y un Estado Nacional ausente”, dijo el gobernador pampeano Carlos Verna.

El gobernador de Mendoza Alfredo Cornejo pidió una reunión con Verna junto al ministerio del Interior Rogelio Frigerio para avanzar en el mandato de la Corte. El mendocino dijo que “a través de un diálogo fructífero en el marco del federalismo de concertación, es posible avanzar en encontrar soluciones al conflicto que involucra a nuestras provincias”.

La Corte, en su voto mayoritario, dijo que el actual juicio es diferente que el de 1987, que declaró la interprovincialidad del río Atuel. “El conflicto involucra ahora cuestiones de mayor alcance y derechos de incidencia colectiva incorporada en la reforma de la Constitución Nacional producida en el año 1994”, afirmó. Y agrega: “en efecto, el ambiente es un bien colectivo, de pertenencia comunitaria, de uso común e indivisible. Esta calificación cambia sustancialmente el enfoque del problema, cuya solución no solo debe atender a las pretensiones de los estados provinciales, ya que los afectados son múltiples y comprende una amplia región.

”En otro párrafo dice que “además, este conflicto se refiere al uso del agua que es un micro bien ambiental y que, por lo tanto, también presenta los caracteres de derecho de incidencia colectiva, uso común e indivisible”. El máximo tribunal señala que la oferta de agua ha disminuido y que la demanda aumentó. “La solución de este conflicto, por otra parte, es cada vez más frecuente en el mundo actual y lo será en el futuro, requiere conductas que exceden tanto los intereses personales, como los provinciales. También hay que tener en cuenta que la cantidad de agua debe ser destinada a la conservación del ecosistema interprovincial, para que mantenga su sustentabilidad. Asimismo, se debe considerar el interés de las generaciones futuras, cuyo derecho a gozar del ambiente está protegido por el derecho vigente”.

El fallo de la Corte lleva los votos positivos de Ricardo Lorenzetti, Elena Highton, Horacio Rosatti y Juan Carlos Maqueda, y el voto en disidencia de Carlos Rosenkrantz.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...