Mostrando entradas con la etiqueta defensa - Submarinos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta defensa - Submarinos. Mostrar todas las entradas

viernes, 16 de febrero de 2018

Exclusivo: el último parte de novedades del ARA San Juan con todas las fallas y faltantes del submarino antes de zarpar

Por Fernando Morales - Infobae.com

El último reporte que el Capitán de Fragata Pedro Martín Fernández remitió a sus superiores en setiembre de 2017 daba cuenta de todas las fallas que tenía en ese momento el submarino ARA San Juan, desaparecido con sus 44 tripulantes desde el 15 de noviembre.

Infobae consultó a diversas fuentes de la causa y el material divulgado se corresponde a la documentación oficial remitida por la Armada Argentina.

La gran mayoría de los faltantes de material o mecanismos defectuosos no presuponen un peligro inmediato para la seguridad de la nave y su tripulación, pero algunas dan cuenta de elementos de seguridad vencidos hace años y demuestran que por pura "vocación de servicio" sucesivas tripulaciones se hicieron a la mar en condiciones muy distantes de las ideales.

Las fallas abarcan prácticamente todos los sistemas y mecanismos de la nave, desde el motor principal y el timón, hasta la cocina y los sanitarios.

Elementos faltantes y hasta el sutil reclamo por la excesiva cantidad de meses que habían transcurrido entre la última entrada a dique seco – la que debía ser efectuada cada 18 meses- y no se realizaba desde hacía 43 meses.

Un repaso de los pendientes informados por el comandante permite establecer fallas inherentes a sistemas netamente operativos en el aspecto táctico militar, otros que hacen a la habitabilidad y confort de la tripulación y algunos que refieren a fallas de mecanismos auxiliares y principales que tal como declara el comandante no comprometen la seguridad náutica de la unidad.

En este sentido, una falla en el periscopio de observación si bien afecta la misión de vigilancia del submarino, puede ser salvada merced al profesionalismo de la tripulación. Fugas de aceite y/o agua de los motores demandarán mayor observancia del funcionamiento por parte de los maquinistas pero en modo alguno implican un riesgo inminente y el funcionamiento defectuoso del sistema de guiado de torpedos (filoguiado) solo es perentorio en una situación de combate o entrenamiento con disparo de torpedos.

No obstante, en el informe el Capitán Fernández hace expresa mención a la cantidad de años que llevan vencidos los equipos de salvamento de la tripulación, la extrema carencia de unidades generadoras de oxígeno, la falta de certificación de las escotillas, el vencimiento de la pirotecnia (bengalas de auxilio) y hasta faltantes en los elementos de atención sanitaria de emergencia.

A juicio de expertos y peritos navales, estos ítems deberían haber bastado para que el Comando de Fuerza dispusiera la anulación de la zarpada si bien –reiteran- la larga lista no incluye fallas de gravedad en el sistema de baterías o en el snorkel, aunque sí, según el comandante, las válvulas de casco que conectan el interior del submarino con el mar exterior presentan filtraciones.

Un punto que llama especialmente la atención, es que dada la condición de "no certificación" de las escotillas de rescate exterior, en caso de haber sido ubicado el submarino, esta falta de certificación debería haber sido puesta en conocimiento de los eventuales rescatadores ya que una falla en el sistema de estanqueidad en el sistema de acople de las mismas, hubiera implicado un severo riesgo tanto para el San Juan como para la unidad sumergible de rescate.

En base a las consultas efectuadas a expertos en la materia, se señalan en rojo los puntos cruciales que debieron ser objeto de atención por parte del Comando de la Fuerza de Submarinos

LISTA NOVEDADES DEL ARA SAN JUAN ANTES DE PARTIR 1 DE SEPTIEMBRE DE 2017

1.2. Sextante de periscopio: Desmontado y fuera de servicio. Se solicitó recorrido y reparación a ARMP por SOCN2 45/17.

2.1. Antenas LOOP se retiraron los cables de las antenas e instalaron bridas ciegas en cada pasacasco. (Informe Técnico ARMP N2 36/16 "C"). Pendiente prueba de estanqueidad en el mar.
Acoplador: N22 fuera de servicio.

2.7. IFF: Antena desmontada (se reemplazó por antena para teléfono satelital).

3.2. Periscopio de observación: Fuera de servicio. Actuador hidráulico de estribor trabado. Debe desmontarse la caña de periscopio.

3.5. Detector de cavitación: Ruido eléctrico en transductores 3,4 y C.

3.7. DUUX: Fuera de Servicio. Equipo desmontado.

3.8. Sonares Pasivos. PSU 1-2. Tiene ruido eléctrico, se presenta al momento de ir a inmersión y mojar el pasacasco. No se pudo establecer el origen. CSU 3-4 presenta ruido eléctrico en aleta de babor hasta 302 de la popa, el mismo desaparece al aumentar la profundidad. Se desconocen las causas.

3.9. Sonar Activo: falla en la llave TR. Recorrido por ARMP pendiente prueba en navegación.

4.3. TLT 2: Baja aislación en los anfenoles de los cables filoguiado y cable A.

4.8. Mesas de Plotting: SAGEM: fallas repetidas en proyectores y plaquetas de control. Se está avanzando en proyecto de digitalización de la mesa con personal de la Unidad y del SIAG. NEDISCO: fallas aleatorias en proyector de buque propio. Se está avanzando en proyecto de digitalización de la mesa con personal de la Unidad y del SIAG.

4.9. Eyector de señales: eyector de popa fuera de servicio. Sistema de apertura de porta externa trabado.

4.10. Sistema de embarque de torpedos: pérdidas hidráulicas en motor del dispositivo de izado y giro y en las conexiones de la plataforma a la Unidad. Se solicitó recorrido y reparación de ambas plataformas por SOC W 77/16 y 48/17.

4.11. Sistema de Minado: perdidas hidráulicas en los blocks de mando.

5.2. Sistema BIB's: Tuberías del paralelo de proa con avanzado estado de corrosión (las mismas no tendrían que presentar corrosión porque deberían ser de Acero Inoxidable.).

53. Salvavidas de escape: se cuenta con 80 trajes de escape. La mitad es dotación de la Unidad y los restantes consignados por COFS. Los equipos se encuentran vencidos desde: 25 trajes en FEB 10,15 trajes en MAY 10 y 40 trajes en ABR 11.

5.4. Balsas autoinflables: recorridas por ARMP en julio de 2017. Recorrido cilindro de liberación de tapa por ARMP. Pendiente prueba. Próximo vencimiento de pirotecnia octubre de 2017.

5.6. Sistema rescate externo: Ambas escotillas de rescate no se encuentran certificadas.

6.3. Baterías: Elemento N° 99 se encuentra desconectado del sistema por baja tensión, dicha tarea fue realizada en la preparación de la prueba de capacidad con la aprobación de la empresa proveedora de los mismas (HAWKER). Fue informada dicha situación por Mensaje Naval GFH 011310 SEP 15 FM SUSJ a la DICE. Por Mensaje Naval GFH 101355 FEB 16 FM COFS solicitó a PYSU el reclamo y ejecución de la garantía por el elemento en cuestión a la empresa HAWKER. Elemento N2 190 desconectado por baja tensión durante la prueba de capacidad informado por Mensaje Naval GFH 160954 MAR 17 FM SUSJ a la DICE. Elemento

N2 633 desconectado por baja tensión al finalizar la prueba de capacidad, informado por Mensaje Naval GFH 160954 MAR 17 FM SUSJ a DICE. Para mantener compensada las cargas se puentearon provisoriamente un elemento de las baterías parciales 3, 4, 5, 7 y 8 (Mensaje Naval GFH 191130 MAY 17 FM DICE).

6.11. Doble Reóstato de Campo: Baja aislación, posible ruptura de aislante.

6.14. Motores Diesel: Pérdida de agua de refrigeración en MD N2 3, no afecta la operación del motor. Pendiente cambio de colectores.

6.17. Computadora de baterías: por falla en interruptor de potencia se quemaron 60 fusibles de batería correspondientes a los primeros 60 elementos de la batería parcial 8. Al momento sin lectura de tensión en los elementos afectados. No limita operación de batería. Pendiente
adquisición de 60 fusibles para medición de elementos.

6.20. Monitores Diesel: Indicaciones erróneas en los instrumentos de medición eléctrica.

6.22. Sistema de transmisión de Potencia: se detecta ruido en la línea de eje al momento de parar máquinas. Asimismo entre 65 RPM y 85 RPM.

7.2. Sistema automático de gobierno: fallas en el control automático de plano.

7.3 Girocompás: STD22: no transmite señal de rumbo analógica al gabinete RTU del sistema girocompás. ARPB no se encuentra en capacidad de repararlo.

7.5. Izado de mástiles: Periscopio de observación fuera de servicio, actuador hidráulico de estribor trabado.

7.6. Consola control de buque: falla en el arriado automático por velocidad del periscopio de observación con defensa izada a 8 nudos (por no encontrarse el periscopio de observación en servicio no se puede probar dicha falla). Los Indicadores de tanques y contador de revoluciones están descalibrados.

7.8. Planos y timón: Timón vertical presenta un desfasaje de 3 grados a la banda de estribor. Se presume que el origen de la falla es mecánico. Se corrigió compensando tres grados a babor eléctricamente en los sincros del sistema control de gobierno. Se detectó en navegación en superficie un ruido de bajo nivel dentro del tanque de lastre N^l que se presume es del
varillaje de transmisión entre el actuador y el timón.

7.9. Aire: pérdida de aire en tuberías del grupo N2 1 dentro del TL 4. No se observa caída de presión en el grupo.

7.11. Balanceo: Contador en C.C.B. fuera de servicio.

7.14. Indicadores de contenido de tanques: el sistema no es confiable. Indicadores fuera de servicio: TCN 1 y 2, Aguas servidas, TCT 3, Agua dulce 1 y 2, TCR 1.

7.16. Intercomunicadores: Toma estanco a la presión ubicado en el puente fuera de servicio por ingreso de agua. Por falta de repuestos no se encuentran en servicio los correspondientes a la estación periscopio de ataque, periscopio de observación, garita de buzos, MAE, tableros y
SIMATIC.

7.17. Sistema degausslng: fuera de servicio.

7.22. Teléfono autoexcitado: Toma estanco para conexión de teléfono en el puente fuera de servicio por entrada de agua.

9.1. Carena: tiempo desde la última puesta en agua de la Unidad es de 43 meses.

9.2. Válvulas de casco: tiempo desde la última puesta en agua de la Unidad es de 43 meses. Se verificó falta de estanqueidad en válvulas casco Hl, H16y las interceptoras H2, H15.

9.3. Sistema de Refrigeración de agua de mar: pendiente realizar prueba hidráulica a 62,5 bares en dique.

10.3. Regeneración de aire: por plan de estiba se deben tener 1633 canisters de cal soda, se cuenta con 1059 a bordo de los cuales solo 51 tienen fecha de vencimiento en 2021. El resto vencidos según detalle: 448 jun/2014 560 sep/2015.

10.4. Producción de 02: por plan de estiba se deben tener 100 candelas a bordo, se cuenta con 14 candelas embarcadas y 36 en IBMP.

10.5. Agua dulce: sistema no mantiene presión trabajando en automático, en servicio mediante puesta en presión del TCT N2 1.

10.6. Combustible: El contador de embarque de combustible se encuentra fuera de servicio. Se detectó perdida de combustible en puerto en Tanque de Combustible Externo N°9 a 500 mm a proa de la faja de unión y donde termina la cubierta de libre circulación sobre el mencionado tanque (parte superior).

10.7. Aire Acondicionado: Enfriadores de agua de beber sin recorrer. Inconvenientes en la obtención de repuestos para dejar los mismos en condición de diseño.

10.8. Destilador: de baja presión: en proceso de prueba funcional.

10.12. Cocina: triturador fuera de servicio.

10.13. Sanitario: se efectuó modificación al sistema de venteo de los tanques sanitarios. Se deben cambiar las tuberías de venteo por unas de mayor diámetro puesto que el ver>íe|o es muy lento (15/20 min).

10.16. Sanidad: Falta de material según Orden COFS N

miércoles, 14 de febrero de 2018

El Gobierno lanzó una recompensa de 98 millones de pesos para hallar el submarino ARA San Juan

El submarino ARA San Juan (Reuters)
(Infobae.com) - Así lo indica una resolución del Ministerio de Defensa que se publicó este miércoles en el Boletín Oficial.



Foto: El submarino ARA San Juan (Reuters).

El Gobierno lanzó una recompensa de 98 millones de pesos para hallar el submarino ARA San Juan, que perdió contacto con la base naval de Mar del Plata en noviembre del año pasado cuando regresaba desde Ushuaia.

La suma está "destinada a aquellas personas quienes, brinden información y datos útiles que permitan dar con el paradero y la ubicación precisa" de la nave, indica la resolución 131-E/2018 del Ministerio de Defensa, que fue publicada este miércoles en el Boletín Oficial con la firma de Oscar Aguad.

"Dado que el suceso referido posee una gravedad inusitada en nuestro país y que, en rigor, merece los máximos esfuerzos por parte del Estado Nacional resulta menester, además, generar los incentivos adecuados para que la búsqueda realizada por el material naval de la Armada Argentina sea complementado con la participación de empresas del sector privado", explicó el Ministerio en los considerandos.

El ministro de Defensa, Oscar AguadEl ministro de Defensa, Oscar Aguad

Y en esa línea agregó: "Se considera pertinente la fijación de una gratificación de tipo económico para aquellos sujetos privados que brinden información y datos útiles que permitan dar con el paradero y la ubicación precisa del Submarino Ara San Juan".

Quienes quieran suministrar datos deberán comunicarse al correo electrónico subsanjuan@mindef.gov.ar. "El pago de la gratificación será realizado en este Ministerio o en el lugar que designe el representante de esta Cartera de Estado previo informe del representante de la autoridad interviniente sobre el mérito de la información aportada", agrega la norma.

"El Estado Nacional atento esta lamentable y trágica situación, adoptó diversas medidas destinadas a instrumentar una investigación, profunda y precisa, para dilucidar los hechos acaecidos, sus probables causas y, si las hubiere, la determinación de las eventuales responsabilidades", expresó el Ejecutivo. Además, destacó que "se desplegó en la zona del último contacto la casi totalidad de elementos navales de la Armada Argentina" y "se contó con el apoyo de la comunidad internacional que se vio ampliamente conmovida por esta situación".

La semana pasada el presidente Mauricio Macri recibió en la Casa Rosada a 32 familiares de los 44 tripulantes de la nave.  Tras la reunión, en la que los familiares calificaron al mandatario de distante, algunos de ellos manifestaron no irse del todo conformes sino más bien enfocados en aguardar por el cumplimiento de los compromisos asumidos.

"Dijo que venía a escucharnos, hablamos un grupo y lo único concreto que nos pudo decir es que se comprometía a una recompensa, sobre la que no dijo los montos, para que una empresa privada se comprometa en la búsqueda", expresó Itatí Leguizamón, esposa del sonarista Germán Suárez tras el encuentro.

Marcela Moyano, esposa del suboficial primero Hernán Rodríguez, sumó: "Yo no digo que me voy satisfecha porque el dolor que yo tengo no me lo va a quitar la palabra del señor Presidente, después de sentir todo el desamparo de estos 83 días. Hoy por hoy solamente quiero que cumpla con lo que se comprometió, activar para que busquen a nuestros 44 familiares que están esperando ser rescatados".

"Nos vamos con gusto a poco, pero debo admitir que a más de lo que yo esperaba", dijo el abogado Luis Tagliapietra.

domingo, 11 de febrero de 2018

Antes de la desaparición del ARA San Juan, la Armada quería renovar la flota de submarinos

Por Andrés Klipphan - Infobae.com
Un informe "secreto" al que accedió Infobae, revela las intenciones de la fuerza de adquirir nuevos sumergibles por el mal estado general de los buques criollos.

La desaparición del ARA San Juan junto a sus 44 tripulantes, el 15 de noviembre de 2017, sorprendió a la Armada Argentina en medio de un debate interno para renovar la flota de submarinos.

Tres documentos incorporados por la propia Armada a la causa que lleva adelante la jueza federal de Caleta Olivia, Marta Yañez, revela la intención de contar con cinco sumergibles de "sexta generación" por el mal estado general de los sumergibles criollos. Se trata de papers rotulados con el sello de "SECRETO" fechados en el mes de abril y junio de los años 2016 y 2017.

Además de describir los aspectos técnicos de los buques de guerra disponibles en el mercado (el más votado fue el alemán 209/1400), el "COMANDO DE LA FUERZA DE SUBMARINOS" volcó en papel la descarnada situación de la flota actual a la que calificó en "estado de obsolescencia".

Entre los argumentos principales para la adquisición de los modernos submarinos, se afirma que esa es la única manera de cumplir con las metas pautadas históricamente para esa fuerza por la DEMIL que significa "Directiva Estratégica Militar", y que en tiempo de paz parecen excesivas, pero que internamente es evidente que se siguen proyectando:
– Desgastar a las fuerzas navales y/o tráfico marino del oponente.
– Ataques a fuerzas navales.
– Operaciones de minado.
– Obtención de información.
– Operaciones de ataque con misiles tácticos a objetivos terrestres, entre otras acciones.

Desconocimiento oficial. El ministro de Defensa, Oscar Aguad, se mostró sorprendido cuando Infobae lo consultó sobre el proyecto que desde hacía dos años venía elaborando el comando de submarinos para la adquisición de cinco nuevos submarinos, los objetivos que aducían en la documentación para sostener la propuesta, y las quejas internas, y volcadas en las actas "secretas", sobre el fallido reequipamiento de las Fuerza Armadas, denominado "PLANCAMIL" (Plan de Capacidades Militares), anunciado en 2011 por Arturo Puricelli, el entonces ministro del área de Cristina Kirchner y que quedó solo en palabras.

Sobre estos temas, Aguad le dijo a Infobae: "Dentro del ministerio de Defensa, o del Estado Mayor Conjunto, en los años 2016-2017 no hay ningún estudio de esa naturaleza. Puede que en la Armada alguien haya hecho eso. Lo desconozco. Ha habido un plan de equipamiento, para las Fuerzas Armadas, ese plan aún existe, pero sobre el plan que me consulta (por la adquisición de submarinos de sexta generación) no solamente no tengo conocimiento, sino que no se conversó de eso. No tengo otra información".

Durante el diálogo telefónico con este medio, Aguad estaba en el norte de nuestro país supervisando el despliegue que realiza el Ejército Argentino en la provincia de Salta azotada por las inundaciones. Esa fuerza militar desplegó, junto a la Cruz Roja, tiendas de campaña con víveres y atención sanitaria. También estaba instalando un puente portátil para unir ciudades aisladas por el desborde del Río Pilcomayo.
La última imagen: dos meses antes de partir a Ushuaia toda la tripulación se sacó una foto arriba del ARA San Juan. Fue el 1º de agosto de este año.
La última imagen: dos meses antes de partir a Ushuaia toda la tripulación se sacó una foto arriba del ARA San Juan. Fue el 1º de agosto de este año.

En el mismo documento que el ministro Aguad asegura que la Armada Argentina, por entonces a cargo del almirante Marcelo Eduardo Hipólito Srur, no elevó a Defensa, y elaborado en el 30 de abril de 2017, en el punto 9 el capitán de fragata Pedro Martín Fernández, brindó detalles sobre las "obras pendientes" en el ARA San Juan.

Las "falencias" que detalla son las siguientes: los sonares tienen "ruido eléctrico"; "el sistema hidráulico tiene pérdidas"; hay "filtraciones en el tanque de combustible"; "está pendiente verificar el ruido en la línea de eje"; entre otras. Sobre este punto, el comandante -y uno de los 44 tripulantes desaparecidos- informa que sólo es posible repararlo en "dique seco".

El informe recuerda que era imprescindible "tramitar la imperiosa entrada a dique seco del ARA San Juan durante el primer semestre del año 2018 a fin de asegurar su operatividad, dado que lleva en la actualidad 39 meses sin realizar el mantenimiento correspondiente que, de acuerdo con el manual del fabricante, debería ser cada 18 meses".

Como reveló Infobae, esa era la razón por la cual el sumergible no podía navegar a una profundidad mayor de 100 metros ya que a mayor distancia no estaba certificada su "estanqueidad". "La no renovación de los submarinos existentes implica la pérdida gradual de capacidades únicas de combate y disuasivas de la Armada Argentina", se describe en los documentos.

En el punto 11 del mismo documento titulado: "Estudio de Comando Mayor del COMANDO DE LA FUERZA DE SUBMARINOS. Submarinos de 6ta. Generación" el capitán de navío Claudio Javier Villamide -en la actualidad en disponibilidad preventiva- se queja porque el Plan de Capacidades Militares anunciado durante el gobierno de Cristina Kirchner "era bastante ambicioso", pero que "no pudo cumplirse".

Como ejemplos sostiene que el PLANCAMIL "hablaba de mantener, reparar los actuales submarinos, y recuperar un submarino más, que era el San Luis, ampliar otro submarino, que era el Santa Fe, y comprar cinco submarinos más además de un buque de apoyo de submarinos (un Buque Madres)".

Flota Argentina

El tema de la adquisición de cinco nuevos sumergibles no era sencillo y tenía sus complicaciones. Así queda demostrado en la proliferación de documentos oficiales que analiza la jueza Yañez.

La magistrada ya solicitó la participación de peritos extranjeros para tener una mirada lo más imparcial posible sobre los inconvenientes técnicos con los que el ARA San Juan fue autorizado a navegar. Sucede que hasta en estos papers, donde el tema principal es la compra de nuevos buques de guerra, las deficiencias del sumergible desaparecido, quedó patentizado.

Bajo el subtítulo de "Análisis del problema", un segundo documento, está fechado en junio de 2017, esto es cinco meses antes de la desaparición del ARA San Juan, se destaca que "en la actualidad la fuerza de submarinos cuenta con tres submarinos; dos de los cuales se encuentran en estado operativo: El submarino ARA Salta, perteneciente a la cuarta generación de submarinos, el cual ha superado ampliamente su vida útil (…)".

En el párrafo siguiente el documento aborda una vez más la situación del sumergible siniestrado. "El ARA San Juan incorporado en 1985, junto con el submarino ARA Santa Cruz, pertenecen a la quinta generación de submarinos".

Allí se describe que el San Juan tuvo su reparación de media vida, que se cortó el casco para el "recambio de los motores diésel y el recambio de los elementos de batería (utilizándose en este caso el replacado de las mismas)", es decir que no se las cambió por otras nuevas.

Sobre el ARA Santa Cruz, los marinos recuerdan que se encuentra en el complejo CINAR (Complejo Industrial Naval Argentino), que depende de Presidencia de la Nación, "realizando reparaciones mayores y cambio de baterías".

Submarinos de sexta generación.

El documento al que Infobae accedió de manera exclusiva, y que está firmado por el ahora ex Comandante de la Fuerza de Submarinos, Claudio Javier Villamide, y por el Jefe de Estado Mayor del Comando de la Fuerza de Submarinos, Héctor Aníbal Alonso, recuerda que "en las anteriores oportunidades que la Armada enfrentó el mismo problema, incorporación/reemplazo de submarinos, lo resolvió comprando submarinos nuevos en tres oportunidades y comprando submarinos usados en dos oportunidades, disponibles luego de finalizada la Segunda Guerra Mundial".

También reconoce que "en la actualidad no existe abundancia de ofertas de submarinos por Armadas que se encuentren desafectando unidades". Por esta cuestión el abordaje de los marinos argentinos estuvo centrado los submarinos de sexta generación nuevos disponibles en el mercado.

Algunos de los evaluados fueron:
Submarino clase Scorpene
–Submarino Clase Scorpene, de origen francés, y que es utilizado, entre otras marinas por la chilena, la india, la Marina Real de Malasia y la de Brasil. Esta última, aclara el documento, ya solicitó cuatro submarinos Scorpene de propulsión diésel-eléctricos los cuales "están siendo construidos por una empresa conjunta formada por la francesa DCNS y la compañía brasileña Odebrecht", la misma del escándalo de los sobornos.

Imagen relacionada
-El Submarino Clase 214. De propulsión diésel-eléctrica "se ha convertido en un éxito de ventas para la industria de submarinos alemana", refuerza el documento, y destaca que marinas como la de Grecia, Corea del Sur y Portugal los cuentan entre sus filas.

Resultado de imagen para Submarino Tipo 209
–Submarino Tipo 209. Fue el más votado por el Consejo Asesor del Arma Submarina y por ende la clase de buque que la Armada recomienda incorporar. Entre sus virtudes, según los oficiales que lo propusieron, este submarino de sexta generación es "convencional de ataque diésel/eléctricos, desarrollado por un consorcio alemán y a pesar de no ser operado por la Marina de dicho país, ha sido un éxito de exportación". La Armada de Turquía es el mayor consumidor de ese buque y "el primer usuario fue la Armada de Grecia". El informe también destaca que el submarino más votado por la armada de nuestro país "tiene capacidad para llevar 14 torpedos" y la tripulación que puede llevar a bordo "es de entre 30 y 36 hombres".

La desaparición del ARA San Juan con sus 44 tripulantes, en primer lugar, interrumpió las disquisiciones de la Marina para la compra de nuevos sumergibles; pero también agravó el estado de una flota ya diezmada y en "estado de obsolescencia", tal la definición que la Armada hace de ella.

Comentario: Del informe se desprende, la ausencia de coherencia, decisión y control entre el Ministerio de Defensa y la Armada Argentina. Parecería que los ministerios públicos son un mazo de naipes para repartir los porotos ganados en un partido de "truco" -un juego en que las mentiras es parte del mismo juego...pero en donde existe la ausencia de patriotismo, firmeza y caridad con el prójimo -los miembros de las FFAA-. 

viernes, 9 de febrero de 2018

El Gobierno firmó la resolución que ofrece casi 5 millones de dólares por el hallazgo del submarino ARA San Juan

(Nicolás Aboaf)
(Infobae.com) - El Presidente se lo había prometido a los familiares de los tripulantes


(Nicolás Aboaf)

El ministro de Defensa, Oscar Aguad, firmó la resolución que dispone el pago de una recompensa de $98.000.000 por el hallazgo del submarino ARA San Juan, desaparecido desde el 15 de noviembre pasado. Con un dólar que cerró a $20,22, son USD 4.846.686,45.

El martes, el presidente Mauricio Macri recibió el martes a las 14 a los 32 familiares de los 44 tripulantes del submarino  que llegaron desde distintos puntos del país  hasta Casa de Gobierno. El encuentro duró una hora, como estaba previsto.

Según confirmó Infobae, el Presidente les garantizó a los familiares que seguirán los operativos y anticipó que se destinarían más de 4 millones de dólares de recompensa para la búsqueda internacional. Así amplió el presupuesto -ya que el tope hasta ese momento era de 4 millones-, que era uno de los reclamos. Hoy finalmente se confirmó que son casi USD 5 millones.

La reunión entre Macri y los familiares se realizó en el Salón Norte de la Casa Rosada. Todos los familiares con hijos tuvieron, tras el encuentro con el Presidente, una reunión con la titular de Desarrollo Social, Carolina Stanley, para tratar el tema de las becas que el gobierno nacional se había comprometido a entregarles a los hijos de los 44 submarinistas.

Tras la reunión que habían mantenido con Aguad días atrás, el acuerdo fue que "se otorguen becas a hijos de los submarinistas a lo largo de sus estudios, incluidos bebés y niños de menos de 3 años, como así también hijos con capacidades diferentes".

Además en una reunión paralela con muchos de los familiares que no pudieron ingresar a hablar con Mauricio Macri, ya que era uno por tripulante, estuvo la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, que anticipó que se "incorporaría a la Prefectura a la búsqueda".

En diálogo con la prensa, Aguad afirmó: "Fue una reunión muy constructiva. Son situaciones desde lo emocional complejas. El Presidente les hizo llegar su expresión de dolor y la firme intención de seguir buscando el submarino. El compromiso de seguir buscando con la mejor tecnología".

miércoles, 7 de febrero de 2018

Comandante informó por escrito que el ARA San Juan estaba apto para navegar

Oscar Aguad.Por Edgardo Aguilera - Ambito.com
Ese documento fue la base para pasar a retiro a Marcelo Srur, que había sancionado a dos oficiales por esa causa.

El 12 de diciembre de 2017 en una nota dirigida al exjefe de la Armada, el ministro de Defensa Oscar Aguad pone de relieve un informe del comandante del ARA San Juan con calificación favorable sobre la aptitud para navegar que tenía el submarino. 

El escrito fue disparador del pase a retiro obligatorio del almirante Marcelo Srur, quien había sancionado con suspensión de empleo a dos altos oficiales, el contralmirante Luis Lopez Mazzeo, exComandante de Alistamiento y Adiestramiento y al capitán de navío Claudio Villamide, exComandante de la Fuerza de Submarinos, con el argumento de que no habían impedido que el San Juan navegase con posterioridad a anomalías detectadas en 2016. 

Srur amañó esa decisión contra los altos jefes de cara a la crisis que vivía su gestión y no tuvo en cuenta que había elementos objetivos sobre las condiciones de operatividad del San Juan, evaluadas y firmadas nada menos que por su propio comandante. 

La pieza redactada por Aguad -casi una primera foja-, está en las actuaciones que lleva adelante Juan Mocoroa, director general de Asuntos Jurídicos que conduce la Comisión Asesora conformada para "esclarecer los hechos vinculados a los sucesos previos y a las causas que podrían haber ocasionado la desaparición" del submarino. 

La Comisión Asesora tiene dos objetivos principales: analizar las circunstancias técnicas de operación y alistamiento del submarino y verificar sus condiciones de reparación de media vida.

El reproche escrito de Aguad a Srur decía en el segundo párrafo: 

"En el caso concreto, advierte el suscripto que no se tuvo en cuenta al momento de dictar el acto administrativo mentado (n.r. la suspensión de empleo a los jefes sancionados), el Informe N° 07/17 "S", Letra: SUSJ, 3FY de fecha 5 de septiembre de 2017 confeccionado por el Capitán de Fragata Pedro Martín Fernández; a la sazón, comandante del SUBMARINO ARA SAN JUAN. En el referido informe, que fue elevado al COMANDANTE DE LA FUERZA DE SUBMARINOS, se confeccionó un INDICE DE CALIFICACION DE ESTADO DE MATERIAL (I.C.E.M.) en cumplimiento de lo ordenado en el punto 3.1.5 inc. 3 del "PLAN ANUAL NAVAL DEL COMANDO DE LA FUERZA DE SUBMARINOS" (PLANACOFS) N°01/2016 "C". El mentado índice, representa el estado actualizado del material naval SUBMARINO ARA SAN JUAN al 1 de septiembre de 2017. La conclusión a la que arribó allí el Capitán Fernández es que el buque se encontraba en condiciones de "BUQUE HABILITADO" y, concretamente, que el referido índice ascendía a una calificación de 4.25. Y, por tanto, que se encontraba en condiciones de navegabilidad".

El informe citado por el ministro fue confeccionado y rubricado por el comandante del San Juan, quien lo envió a su superior directo, el Comandante de la Fuerza de Submarinos, capitán Villamide, a través del expediente N°07/17 "S", con fecha 5 de setiembre de 2017, dos meses antes de la tragedia. La planilla con 5 hojas, clasificada con un alto nivel de seguridad, denominada Índice de Calificación del Estado del Material (ICEM según el acrónimo usado por los marinos) es hoy un documento inapelable acerca de la calificación que el propio comandante del submarino dio a la totalidad de los sistemas y mecanismos que componen y hacen a la seguridad náutica y la operatividad de la nave. Esta evaluación se hace dos veces al año y en cada cambio de comando, es responsabilidad absoluta del comandante de la unidad.

El capitán Pedro Martínez dio 4.25 puntos sobre un total de 5 y calificó que el San Juan estaba habilitado para navegar. 

La valoración es resultado de ponderar cada uno de los sistemas y subsistemas del submarino en las siguientes áreas: Navegación, Comunicaciones, Sensores, Armas y Control Tiro, Fuerza (n.r. baterías, tableros, generadores, etc.) Propulsión, Control de Buque, Control de Averías, Casco y Servicios. 

La lupa oficial sobre la calificación de 4 puntos sobre 5 que dio Martínez a los mecanismos que hoy se presume intervinieron en el desenlace fatal: Snorkel, Baterías, y Tableros, parece reforzar una de las teorías de Defensa, la de una "crisis técnica súbita e incontrolable". En las actuaciones Defensa observó más datos de componentes instalados en el San Juan con posterioridad al ICEM que firmó el comandante del submarino en setiembre y que de hecho mejoraron aquella valoración para la navegación que finalizaría en siniestro, por caso, "la colocación de bridas ciegas sobre los pasa cables de las antenas loop y la puesta en servicio del periscopio de observación".

 Constan otras referencias técnicas sobre una novedad producida e informada por el capitán del submarino durante una navegación de patrulla que se cumplió en julio de 2017. Ingresó agua de mar al ventilador de la batería de proa durante una maniobra de snorkel, se corrigió en navegación y no hubo ningún pedido de reparación solicitado por la unidad al arribo a su base. También que el submarino estaba con mayor grado de aptitud, 4.25 puntos, que al término de la reparación de media vida que había implementado la gestión Kirchner cuyo guarismo dio 3.91.

martes, 6 de febrero de 2018

ARA San Juan: la Armada aclaró que el submarino no estaba haciendo espionaje

Por Edgardo Aguilera - Ambito.com
Antes de la reunión de Mauricio Macri con los familiares de los 44 tripulantes que se producirá hoy a las 14, la Armada refutó que el submarino ARA San Juan haya estado en misión de espionaje sobre medios navales británicos, 

El comunicado de prensa emitido ayer por la Marina en referencia a una nota publicada por el portal Infobae dice: "Es incorrecto que el submarino San Juan haya estado realizando espionaje, sí Control del Mar y Vigilancia de los espacios marítimos de interés, tanto dentro de nuestra ZEE (n.r., Zona Económica Exclusiva) como en las Zonas Adyacentes de interés Nacional. La tarea de observación y avistaje en aguas de jurisdicción jamás constituye un acto de espionaje. 
Resultado de imagen para ARA San Juan: la Armada aclaró que el submarino no estaba haciendo espionaje
Informaciones imprecisas o incorrectas, como la publicada, afectan a la sensibilidad de los familiares de nuestros 44 tripulantes, los cuales están atravesando por momentos de tremenda congoja y horas de intenso dolor y angustia".

El texto oficial aclara que "La orden de operaciones Nro. 04/2017 del día 24 de octubre de 2017 del comandante de la Fuerza de Submarinos, correspondiente a la última navegación del submarino San Juan, referenciada en un portal digital en las últimas horas, contemplaba como tareas participar del adiestramiento naval integrado, efectuar una patrulla de exploración y ejecutar operaciones de vigilancia y control del mar.

Más adelante, el comunicado concluye: "la Armada notifica conforme el texto de la orden Nro. 04/17 que es absolutamente incorrecto que el Submarino San Juan en su última navegación, debía obtener reconocimiento preciso y obtener la localización, identificación, registro fotográfico/fílmico de los buques ingleses "BP CFL HUNTER", el HMS CLYDE" Y el "FPV PROTEGAT" como así también de "AERONAVES RAF 130 Y AERONAVES DE GOBERNACIÓN MALVINAS" en el área patrulla "Juliana".

Resultado de imagen para milla 201Una lectura integral de la Orden de Operaciones muestra que esa tarea está enlistada en último lugar sobre otras que son las prioritarias, definidas en el argot naval OMP1 (Objetivo Material Prioridad 1), por caso buques frigoríficos, petroleros, logísticos de otras banderas, también pesqueros sin AIS (es el dispositivo electrónico que deben tener encendido los pesqueros para su identificación positiva). 

La misión del submarino como de los buques que son enviados a control del Atlántico sur apunta a monitorear e identificar aquellos infractores que bordean la denominada milla 201 que capturan recursos marinos sin los correspondientes permisos del país. 

La modalidad de la pesca ilegal es levantar recursos y traspasarlos en altura a los buques madre frigoríficos. La determinación de qué tipo de nave y a qué país pertenece es clave para las reclamaciones ante los tribunales.

domingo, 4 de febrero de 2018

ARA San Juan: Rusia deja la búsqueda y el Gobierno ya elaboró un plan de acción alternativo

Mauricio Macri junto a Vladimir Putin, durante su último encuentro en MoscúPor Martín Dinatale - mdinatale@infobae.com - Infobae.com.

La misión de los rusos que tiene un robot sumergible se irá en marzo. Licitaciones, compras o empresas con recompensas, son alternativas evaluadas. Habrá un homenaje a los 44 tripulantes.

Mauricio Macri junto a Vladimir Putin, durante su último encuentro en Moscú

El mandato de Mauricio Macri es irreversible: no se abandonará la búsqueda del ARA San Juan que está desaparecido desde el 15 de noviembre pasado. Bajo esta estricta directiva presidencial, el Ministerio de Defensa y la Armada ya elaboraron un plan a largo plazo para poner en marcha el operativo de búsqueda del submarino en el Atlántico Sur con presupuesto propio teniendo en cuenta que la última ayuda internacional que es la de Rusia culminará en los primeros días de marzo.

Según confirmaron a Infobae fuentes calificadas del Gobierno, el Ministerio de Defensa ya coordinó con la Armada un esquema alternativo de búsqueda del submarino que contempla al menos tres variables de acción: se analiza la posibilidad de llamar a una licitación internacional para contratar un robot de búsqueda profunda; también está contemplada la idea de comprar ese artefacto sofisticado que hoy están usando los rusos y, por último, se podría lograr a un acuerdo con dos empresas que recibirían una recompensa del Estado para este tipo de búsquedas.

El avión ruso Antónov An-124, uno de los más grandes del mundo, que llegó en noviembre del año pasado para sumarse a la búsqueda del submarino ARA San Juan con un grupo de rescate y el robot sumergible teledirigido denominado Pantera Plus, dejará su misión a fines de febrero o en los primeros días de marzo. Así se lo confirmaron los diplomáticos rusos al gobierno argentino. De esta manera, Rusia es el último país que participará en la ayuda a la Argentina para dar con el ARA San Juan. Durante la búsqueda del submarino intervinieron siete países, entre ellos Rusia, Brasil, Chile, Reino Unido y Estados Unidos.

Con la salida de Rusia del operativo de búsqueda, la Argentina se quedará con los cuatro buques operativos que seguirán las tareas de localización del ARA San Juan en el Atlántico Sur. De hecho hoy están operando en altamar dos buques Oportunidad, 14 aeronaves y 400 sonoboyas, además de más de 2000 efectivos de las Fuerzas Armadas. También estan trabajando en apoyo del operativo un buque del Conicet y otro del Ministerio de Agricultura. "No vamos a dejar ni un solo día de buscar el submarino San Juan. El Gobierno en pleno y las Fuerzas Armadas están comprometidas con esta misión", dijo a Infobae un allegado al ministro de Defensa.
Resultado de imagen para Pantera Plus
Pero hay un problema: la Argentina no cuenta con un robot sumergible para seguir a 1.000 metros de profundidad la búsqueda. Es que el aparato no tripulado de Rusia, el Pantera Plus, está dotado de un sonar que escanea el fondo del mar. La Armada argentina podría encontrar el submarino con los actuales buques pero no tendrá en adelante la posibilidad de verificar el eventual hallazgo en la profundidad del mar.

Ante esta disyuntiva el ministro de Defensa Oscar Aguad instruyó a la Armada a poner en marcha un esquema alternativo para seguir con el operativo de búsqueda. Así, se contempla llamar a una licitación internacional para contratar un robot sumergible del estilo de Rusia. Fuentes del gobierno dijeron a Infobae que el problema que esta alternativa llevará un tiempo y si los rusos dejan de operar en los primeros días de marzo el proceso de licitación se dará más tarde.

La otra posibilidad que maneja el Ministerio de Defensa es el de comprar el robot sumergible que tiene un costo estimado de 4 millones de dólares. "Es la posibilidad más cierta", graficó un funcionario del Gobierno.

Pero también se maneja una tercera alternativa para seguir con el operativo de búsqueda del ARA San Juan que es el de lograr un acuerdo con alguna compañía internacional que se dedica a emprender la búsqueda bajo el acuerdo de un pago de recompensa establecido. Sólo se le paga si se encuentra el submarino. Según pudo saber Infobae, actualmente hay dos empresas norteamericanas dedicadas a este tipo de tareas. Una de ellas estuvo buscando un avión que se cayó al mar cerca de Malasya. Se estima que el monto de recompensa pautado en este caso sería de entre 5 y 7 millones de dólares.

En el Gobierno están acelerando los procesos para llevar adelante cualquiera de estas posibilidades para seguir adelante con un "completo y profundo" operativo de búsqueda. De esta manera, se descartó la idea que hace 15 días informó el vocero de la Armada, Enrique Balbi, respecto a que el Gobierno estaba evaluando el presupuesto de cinco empresas privadas que podrían reemplazar las tareas de búsqueda que los buques del Reino Unido, Rusia, Estados Unidos, Chile y Brasil realizan desde hace casi dos meses para dar con el ARA San Juan.

A casi tres meses del último contacto que hubo con el ARA San Juan, la Armada informó que intervinieron 4.000 personas en la búsqueda del submarino, 25 buques, dos buques Oportunidad, 14 aeronaves, 400 sonoboyas, e intervinieron siete países, entre ellos Rusia, Brasil, Chile, Reino Unido y Estados Unidos. Hasta el momento, Balbi admitió que "no existe hipótesis alguna de lo que ocurrió con el ARA San Juan porque de los 54 contactos inspeccionados en el fondo del mar ninguno de ellos coincide con el submarino perdido". En los operativos en los que intervinieron las Fuerzas Armadas de la Argentina y de otros siete países se realizó un fondo de barrida de 3.650 metros cuadrados y no se detectó ningún contacto con el submarino.

Por otra parte, el Gobierno seguirá adelante con su plan para apoyar a los familiares de los 44 tripulantes del ARA San Juan y se aclaró en forma tajante: "La Armada y el Gobierno están y estarán cerca de los familiares a la vez que no hay límite alguno del presupuesto destinado a la búsqueda del submarino".

Este plan contempla, además de la asistencia financiera y operativa de las familias de los tripulantes, la realización de un homenaje que le hará el presidente Macri y la Armada a los submarinistas. "Nadie hablará de muertos o de desaparecidos en el mar. Sólo hablaremos de héroes y habrá un mensaje de apoyo permanente", dijo un allegado al ministro Aguad.
Así, se trabaja también en la idea de levantar un monumento de homenaje a los tripulantes del ARA San Juan en un lugar aun no determinado. Esto surge de una idea que llevó adelante en su momento el gobierno de Israel cuando perdió el submarino Dakar en el mediterráneo y 31 años después sólo se encontraron algunos restos con los que se levantó un monumento de homenaje a esos marinos.

En forma paralela a todo esto, el Gobierno sigue de cerca la investigación judicial que está en marcha, puso su disposición toda la información y hay una investigación interna de la Armada que también es monitoreada desde el Ministerio de Defensa.

"Era necesario restablecer la cadena de mandos que se rompió, generar confianza y poner en la cúpula a un hombre conciliador", explicó en este sentido una fuente calificada de la Casa Rosada al evaluar el cambio de cúpula de la Armada donde se desplazó a Marcelo Srur por el vicealmirante de Infantería de Marina José Luis Villán.

El submarino ARA San Juan tenía la orden de espiar a barcos y aviones británicos

Por Andrés Klipphan - Infobae.com
Infobae accedió a los documentos incorporados a la causa que investiga las razones de la desaparición del buque.

"¿Qué misión secreta estaba haciendo? Navegando al final de la plataforma continental marítima al borde del talud… ¿Qué misión tan ultra secreta estaban haciendo? Es mi hermana y necesito que me den explicaciones. Mi hermana está explotada en el fondo del mar".

La pregunta, golpeando la mesa con sus puños cerrados y tensos, no obtuvo respuesta por el ministro Oscar Aguad. Fue realizada el 25 de enero pasado por Silvina Lucía Krawczyk, la hermana de la submarinista Eliana, la única mujer entre los 44 tripulantes del desaparecido ARA San Juan.

En esta nota, Infobae intentará responder el interrogante a través del análisis de documentos secretos y confidenciales que el auditor de la Armada Argentina y el Ministerio de Defensa le enviaron al Juzgado Federal de Caleta Olivia, a cargo de Marta Yañez. Hay al menos dos misiones de dudosa legaliad.

Objetivos británicos

Según la "Orden de Operaciones del Comando de la Fuerza de Submarinos" N° 04/17, fechada el 24 de octubre de 2017,  el submarino ARA San Juan debía "obtener reconocimiento preciso" y "localización, identificación, registro fotográfico/fílmico" de aeronaves militares y logística (RAF 130) que responden a la gobernación de las Islas Malvinas y a la Real Fuerza Aérea británica. El escrito precisa que debía recolectar información sobre varios buques, entre ellos el "BP CFL HUNTER", el "HMS CLYDE" y el "FPV PROTEGAT" (ver página 3 del documento adjunto).

La instrucción, rotulada como "CONFIDENCIAL" por la comandancia de la Armada, es precisa. Además de fiscalizar la presencia de pesqueros extranjeros que desarrollan su tarea comercial "fuera de las 200 millas", la tripulación tenía la misión de realizar inteligencia sobre parte de la flota y la aviación de guerra y comercial inglesa con base en las Islas Malvinas. El dato, desconocido hasta hoy, fue negado ante reiteradas consultas periodísticas y de los familiares de los tripulantes por el Ministerio de Defensa y por la Armada.

Fuentes militares consultadas por Infobae no descartan que en el marco de dichas operaciones el buque de guerra argentino haya sido detectado fuera de la Zona Económica Argentina por naves de patrullaje británica. De ser así, la maniobra podría haber sido interpretada como una invasión a lo que consideran una zona de conservación pesquera de las Malvinas. Esta podría ser una de las razones por las cuales el ARA San Juan era vigilado de cerca en una misión anterior por un submarino nuclear, según surge de los reportes confidenciales publicados por este medio la semana pasada.  Se desconoce hasta ahora si el capitán Pedro Martín Fernández reportó a sus superiores un contacto similar en la última navegación iniciada en Ushuaia.

En la cartografía británica, parte de la zona hacia donde había sido destinado el submarino está señalada como de prohibición de pesca para buques no autorizados por la gobernación de las Islas Malvinas y es patrullada por naves rápidas inglesas, similares a las utilizadas por la Prefectura Naval Argentina para proteger las riquezas naturales en el mar.

Para que no queden dudas sobre la zona en la que el submarino desaparecido debía realizar sus operaciones de fotografía, localización e identificación, la orden estableció un área de patrullaje denominada "Juliana".

Abarcaba una amplia superficie comprendida por las latitudes y longitudes 46° 00′ S, 61° 30′ W- 46° 00′ S, 59° 34′ W- 47° 50′ S, 60° 24′ W, 47° 50′ S, 62° 20′ W , cuya proyección demuestra que el submarino y sus tripulantes debían navegar en un área que el Reino Unido considera como propia.
El área Juliana está delimitada por las latitudes y longitudes 46° 00′ S, 61° 30′ W- 46° 00′ S, 59° 34′ W- 47° 50′ S, 60° 24′ W, 47° 50′ S, 62° 20′ W
El área Juliana está delimitada por las latitudes y longitudes 46° 00′ S, 61° 30′ W- 46° 00′ S, 59° 34′ W- 47° 50′ S, 60° 24′ W, 47° 50′ S, 62° 20′ W

De acuerdo a estos documentos, al submarino argentino se le ordenaba expresamente que violara el artículo 111° de la Convención de la Naciones Unidas Sobre el Derecho del Mar (Convemar), que delimita el derecho de persecución. No existen documentos oficiales que determinen si el ARA San Juan cumplió con esta directriz en la misión en la que desapareció. Sí, en cambio, en su penúltima navegación.  

El 9 y 10 de julio de 2017, cuando el ARA San Juan detectó el "rumor sonar" de un submarino nuclear presumiblemente británico por la zona en que navegaba, que en ese caso la Armada Argentina denominó "Área Micaela", se violaron convenios y tratados internacionales.

Los posicionamientos del submarino argentino cuando identificó a su par nuclear lo ubican, según la cartografía naval (ver infografía), el día 9 a las 19:48 a 18 millas náuticas (33,3 km.) dentro de la Zona Económica Exclusiva Argentina. La proyección de la dirección de donde provenía el "rumor sonar" ubica al submarino extranjero cerca de la posición del ARA San Juan. En cambio al día siguiente, el 10 de julio, a las 03:45, ubica al ARA San Juan sobre la línea imaginaria que determina el límite exterior de la Zona Económica Exclusiva. Y esta vez el "rumor sonar" ubica al submarino nuclear mucho más cerca del submarino de bandera argentina.

Los gráficos aquí presentados muestran la ubicación exacta según las coordenadas volcadas por el comandante en el reporte elevado el 14 de agosto de 2017 al comandante de la Fuerza de Submarinos, capitán de navío Claudio Javier Villamide. Es el mismo oficial superior que firmó las dos órdenes de mando que le solicitaban al ARA San Juan realizar tareas sobre objetivos civiles y militares ingleses dentro del área controlada por el Reino Unido.

Villamide,  fue pasado a "disponibilidad" junto a otros siete oficiales por disposición del ministro de Defensa hasta tanto la jueza federal Yáñez determine qué pasó con el submarino en su última partida.
Los pesqueros chinos

En la misma orden 04/17 del 24 de octubre también se disponen tareas de inteligencia sobre buques pesqueros que operan fuera de las 200 millas.

En la penúltima navegación, el comandante Fernández no sólo se vio obligado "disminuir los ruidos al máximo" por la "posible presencia de un submarino nuclear". También tuvo un incidente con el pesquero chino LU RONG YUAN YU 883.

Según las posiciones que informó el capitán Fernández, este violento evento en el mar sucedió fuera del 200 millas argentinas. La posición náutica del pesquero de bandera China era "PSN 46° 43, 7S 060° 18' 1W".

La cartografía naval difundida por Prefectura Naval Argentina demuestra que el buque asiático estaba pescando calamar Illex en aguas internacionales, de manera legal, lo que deviene en innecesaria la presencia del submarino argentino en la zona. Además, esa área suele ser patrullada durante los 365 días del año por embarcaciones especializadas que están bajo la órbita del Ministerio de Seguridad, como el Guarda Costa 27 Prefecto Fique.
Infografía en base a datos oficiales de Prefectura Naval Argentina.
Infografía en base a datos oficiales de Prefectura Naval Argentina.

La Prefectura, a través de las imágenes obtenidas por el Programa Guardacostas, que opera ininterrumpidamente durante todo el año, ya había identificado al LU RONG YUAN YU 883, el día y el horario marcado por el comandante Fernández. Según esas imágenes satelitales, el pesquero Chino estaba ubicado a 18,17 millas náuticas, fuera de la Zona Económica Exclusiva Argentina. Esto es, a casi 35 kilómetros.

¿Será por esa razón que las autoridades de la Armada Argentina no reportaron el incidente, ni radicaron la denuncia correspondiente? De haberlo hecho, se podría haber actuado jurídicamente sobre el pesquero ya que, según la derrota trazada por el buque de bandera asiática, y tal como se observa en el "reporte histórico" del buque LU RONG YUAN YU 883, estuvo varios días en aguas del Río de la Plata, próximo al puerto de Montevideo, en lo que se entiende como una escala técnica/logística, la que es muy común en este tipo de buques.

La traza exacta del pesquero que intentó agredir –quizás aduciendo defensa- al submarino nacional pudo ser establecida por las herramientas tecnológicas de la PNA que permiten realizar un seguimiento y análisis de las trayectorias de cualquier buque en aguas de soberanía nacional, la denominada "Milla 201", y en el mar libre.

La jueza federal de Caleta Olivia, Marta YáñezPor ese mismo sistema, se pudo determinar que otros cinco objetivos pesqueros sobre los que el ARA San Juan realizó inteligencia también estaban fuera del área de las 200 millas. Se trata de las embarcaciones Lu Quing Yuan Yu 202, Cosecha, Lu Quing Yuan Yu 209, Lu Quing Yuan Yu 210 y Lu Quing Yuan Yu 206.

La jueza federal de Caleta Olivia, Marta Yáñez

Si en la navegación anterior a su desaparición el ARA San Juan individualizó y fotografió a los objetivos ingleses, tal como estaba previsto en la "Orden de Operaciones del Comandante de la Fuerza de Submarinos N° 01", el dato no fue informado en el reporte oficial que consta en la causa.

A esta altura parece difícil que eso hubiese ocurrido ya que el propio comandante Fernández reconoció que durante aquellas tareas encomendadas el único periscopio que funcionaba tenía la óptica dañada, que por momentos solo podía navegar a 5 nudos, que había ingresado agua del snorkel, que desde el momento de zarpar el submarino presentó problemas en su sistema de comunicaciones, que desde el día 11 de navegación perdieron 50 litros de aceite diarios y que, entre otras irregularidades, "a partir del segundo día de navegación se detectó un ruido permanente en la línea de eje entre 65 y 85 revoluciones por minuto (RPM), que se mantuvo a lo largo de toda la navegación".

Esos ruidos, para un submarino, son como los sonidos de un sonajero de un niño para los padres: permiten ubicarlo de inmediato. Es muy probable que esta sea una de las razones por la cual el submarino nuclear no tuvo inconvenientes para detectar en su sonar al ARA San Juan.

Hasta la publicación de esta nota, las autoridades nacionales habían mantenido en secreto las tareas de espionaje encomendadas al submarino.

La única persona con autoridad para responder las inquietudes de los familiares de los 44 tripulantes del ARA San Juan es la jueza Marta Yañez, que tiene por delante una tarea compleja. Quizás esta publicación aporte un grano de arena a su investigación. 

Infografías: Marcelo Regalado

Comentario:
Mas alla de los títulos periodísticos rimbombantes, simplemente la Armada Argentina hacia una tarea propia de la inteligencia naval, es decir "la reunión de información", que es una actividad constante de toda organización militar. Un submarino no lleva "cañas para pescar y disfrutar de las delicias del mar"...

miércoles, 31 de enero de 2018

Exclusivo: un documento secreto reveló que el ARA San Juan había detectado un submarino nuclear británico en una misión anterior

El ARA San Juan está desaparecido desde el 15 de noviembre. Foto: Sergio Galiñanes (ObturArte)Por Andrés Klipphan - Infobae.com
Los registros detallan además severas falencias operativas que tenía el buque desaparecido

El ARA San Juan está desaparecido desde el 15 de noviembre. Foto: Sergio Galiñanes (ObturArte)

El 9 de julio de 2017, a las 19:48, el ARA San Juan "detectó por audio el rumor sonar de un posible submarino nuclear". El acercamiento de la supuesta nave de guerra del Reino Unido había sido "constatado una hora antes ya que se la tenía por registrador". Por ese motivo, la tripulación que había zarpado de la Base Naval de Mar del Plata el 1° de julio, a las 15:00, recibió la orden de "disminuir los ruidos al máximo" y proceder "a grabarlo".

Los tres sonaristas con los que contaba el buque argentino en esa misión -la anterior a la del trágico desenlace con la desaparición de 44 tripulantes y la embarcación- "coincidieron en la clasificación" del submarino, es decir que se trataba de un navío "nuclear".

Las tres grabaciones de los ruidos del submarino que los acechaba tuvieron una duración de "10, 6 y 2 minutos" y fueron enviadas a la Armada Argentina. El dato hasta hoy se mantuvo en secreto.
No fue el único ocultamiento que realizó la fuerza durante las horas de crisis que precedieron a la desaparición del ARA San Juan. A través de un "mensaje naval" con el sello de "SECRETO", y fechado el 10 de noviembre de 2016, es decir un año y cinco días antes de su desaparición, el ARA San Juan había sido "limitado" en su "profundidad operativa" a solo "100 metros". Había una razón: a una mayor profundidad "no permite garantizar su estanqueidad", especifica el documento.

Por estrictas cuestiones de seguridad, los submarinos deben ingresar a un dique seco para las pruebas hidráulicas de válvulas de casco y tuberías cada 18 meses y realizar las verificaciones y reparaciones que aseguren su navegabilidad y que no se pueden hacer a flote mientras el submarino está en el agua.

El ARA San Juan no lo hacía desde "un tiempo sustancialmente mayor de los 18 meses previstos doctrinariamente", según los registros a los que accedió Infobae. Es más del doble del lapso recomendado por el fabricante de la embarcación. Por esa razón se limitó la "profundidad operativa" a 100 metros para garantizar la navegabilidad del submarino.

El "mensaje naval" titulado "Estado Operativo-Limitaciones" del ARA San Juan fue firmado por el capitán de navío Héctor Aníbal Alonso, jefe del Estado Mayor del Comando de la Fuerza de Submarinos, y por el capitán de navío Carlos Alberto Acuña, comandante de la Fuerza de Submarinos, entre otros.

Por entonces ese no era el único inconveniente que tenía el submarino ARA San Juan. "A partir del quinto día de navegación y al momento de querer propulsar en etapa 1 para comenzar la exploración en el área de patrulla, falló el sistema de propulsión, entrando recién en el tercer intento". Según el reporte "CONFIDENCIAL" de la Armada Argentina fechado el 14 de agosto de 2017,  cuyos detalles se publicarán en varias notas, la falla de propulsión del navío "se mantuvo en toda la navegación", esto es, hasta el 19 de julio, día en que el submarino regresó a la Base de Mar del Plata.

El buque de guerra también navegaba con otra serie de inconvenientes, entre ellos la pérdida de "50 litros diarios de aceite", lo que provocó "una disminución en los niveles en los reservorios del sistema hidráulico".

Infobae también pudo establecer a través de una serie de documentos secretos que antes de desaparecer el ARA San Juan tenía a bordo "80 trajes de escape", todos vencidos. Además, de las 100 pastillas que debía portar para la producción de oxígeno en caso de una emergencia, solo había 14.


Desconfianza bajo el agua

Ese 9 de julio de 2017 no fue la única vez que el ARA San Juan identificó a un submarino nuclear en la zona que patrullaba para identificar a pesqueros y buques, principalmente de origen asiático, que operan ilegalmente en el mar argentino o en las adyacencias a la zona económica exclusiva de Argentina.

Así se asegura en la documentación confidencial que está en poder de la jueza federal de Caleta Olivia, Marta Yáñez. En el "Anexo 04", titulado "Informe de actividades Submarino ARA San Juan", se detalla que el 10 de julio, a las 03:45, se detectó al submarino nuclear "nuevamente maniobrando en apuntamiento al contacto apreciándose una rápida variación de su marcación, bien marcado en el registro sonar". El reporte, firmado por el capitán de fragata Pedro Martín Fernández, también destaca que, como el día anterior "se obtuvo una grabación (4 minutos)", que fue "elevada".

La firma tiene un valor trascendental. Fernández fue el comandante del ARA San Juan no solo en esa misión, sino también en la de noviembre, cuando desapareció junto a sus 43 subordinados. Tucumano y de 45 años de edad, el capitán de fragata le había prometido a su madre de 80 que ese sería su último viaje en el submarino aún desaparecido.

El ARA San Juan patrullaba además un área cuyo interés comparten Argentina e Inglaterra pese a que los tratados de paz firmados por ambos países en Madrid obligaban a la Armada a informar al Reino Unido antes de iniciar una misión de este tipo. El submarino argentino hacía caso omiso de dicha prevención presuntamente por orden de la jefatura de la fuerza.

Fuentes navales dicen que no es descabellado que los encuentros entre el ARA San Juan y el submarino nuclear británico se hayan repetido en la última misión. Máxime si el navío de guerra británico tenía registrado que un buque extranjero invadía lo que ellos consideran territorio propio y con derecho a ser defendido. De hecho, para eso tienen unidades de la marina y la fuerza aérea británicas con asiento permanente en el archipiélago.

Es lógico que un submarino nuclear de ese país controle lo que los británicos consideran una zona de conservación interna y externa (aledaña a las Islas Malvinas) en la que otorgan los permisos de pesca, principal ingreso económico para los habitantes de las islas. Diarios británicos ya habían informado que la Armada de ese país había despachado hacia Malvinas submarinos nucleares, aunque Londres siempre lo negó.

¿Es posible que el ARA San Juan, con sus 44 tripulantes, se haya hundido el 15 de noviembre pasado intentando evadir a un submarino nuclear sumergiéndose dentro de la profundidad operativa de diseño pero por debajo del límite de los 100 metros establecido a causa de su falta de mantenimiento en dique seco y que las válvulas y tuberías no hayan resistido? Es una de las hipótesis que investiga la Justicia.

lunes, 29 de enero de 2018

¿Submarinos de propulsión independientes del aire (AIP) : sigiloso, barato y el futuro?

Por Robert Farley - The National Interest - Traducción Desarrollo y Defensa
Durante la última década, la propulsión independiente del aire (AIP) para submarinos se ha extendido rápidamente por todo el mundo. La tecnología, que permite que los submarinos operados convencionalmente operen sin acceso al aire exterior, tiene el potencial de desviar la balanza de los grandes submarinos de ataque nuclear (SSN) que han dominado la guerra submarina desde la década de 1950, y de regreso a pequeños barcos convencionales. 
En términos globales, esto podría volver a hacer que los submarinos sean el gran ecualizador estratégico; armas pequeñas y baratas que pueden destruir los caros buques de guerra de las marinas más poderosas del mundo. ¿Significa esto que Estados Unidos debería invertir en este tipo de embarcaciones? Probablemente no.

Invención

Varias marinas experimentaron con AIP durante el siglo XX. El trabajo más antiguo comenzó en la Segunda Guerra Mundial en las armadas alemana y soviética, aunque ninguno de los experimentos produjo embarcaciones operativamente adecuadas. Después de la guerra, Gran Bretaña, los Estados Unidos y la Unión Soviética aprovecharon la investigación alemana para producir sus propios barcos experimentales, pero la propulsión nuclear parecía ofrecer una dirección más fructífera para el desarrollo submarino.

A mediados de la década de 2000, los desarrollos tecnológicos convergentes permitieron que varios grandes productores de submarinos de todo el mundo comenzaran a desarrollar sistemas prácticos de AIP. Francia, Alemania, Japón, Suecia y China pusieron botes con capacidad AIP, en algunos casos exportando esos submarinos a clientes de todo el mundo.
Resultado de imagen para propulsión independiente del aire (AIP)
Ingenieria

Los sistemas AIP permiten que los submarinos convencionales recarguen sus baterías sin salir a la superficie en busca de aire, lo que les permite permanecer bajo el agua durante largos períodos de tiempo y no exponerse a la detección. Se encuentran tres tipos principales de AIP en submarinos diesel-eléctricos existentes:

Resultado de imagen para mesma aipTurbinas de vapor de ciclo cerrado

Utilizados en submarinos de fabricación francesa, las turbinas de vapor de ciclo cerrado imitan el proceso de producción de energía que se encuentra en los submarinos nucleares (donde un reactor nuclear proporciona calor que convierte el agua en vapor) al mezclar oxígeno y etanol. Este sistema (denominado MESMA por los franceses) es complejo, genera mucha potencia, pero es algo menos eficiente que las alternativas.

Resultado de imagen para AIP submarineCiclo Stirling

Un motor de ciclo Stirling usa diesel para calentar un fluido contenido permanentemente en el motor, que a su vez impulsa un pistón y genera electricidad. El escape se libera en el agua de mar. Esto es un poco más eficiente, y algo menos complicado, que la variante francesa, y se usa en barcos japoneses, suecos y chinos.

Pila de combustible

La tecnología de pila de combustible es probablemente lo mas avanzado en AIP. Una celda de combustible utiliza hidrógeno y oxígeno para generar electricidad, y casi no tiene partes móviles. Pueden generar mucha energía con un mínimo de productos de desecho y son muy silenciosos. Los submarinos de fabricación alemana han aprovechado con éxito la tecnología de células de combustible, y los franceses, los rusos y los indios también se están moviendo en esta dirección.

Tendencias de adquisiciones

Lo mejor de AIP es que las tecnologías involucradas se pueden adaptar a submarinos más antiguos mediante la inserción de una sección de casco. Alemania ha hecho esto con algunos barcos, incluido un Tipo 209, y los informes sugieren que Rusia ha logrado modernizar un Kilo. Suecia ha modernizado cuatro barcos más viejos, y Japón al menos uno. Para las armadas que desean maximizar la letalidad de sus flotillas existentes, las modificaciones pueden ser rentables.

Sin embargo, la mayoría de las marinas están más interesadas en nuevas construcciones. Alemania tiene cuatro tipos de SSP en construcción para varias armadas. Los tipos 209 de nueva construcción también pueden tener AIP. Suecia tiene tres clases de barcos con AIP; el gran japonés Soryus tendrá AIP, al igual que los Scorpenes franceses, los Agosta 90Bs de fabricación francesa (para Pakistán) y Kalvaris de inspiración Scorpene (para India). Los nuevos S-80 españoles tienen AIP, al igual que los dos pequeños barcos portugueses Tridente. La problemática clase Lada de Rusia tiene propulsión AIP, y se espera que la próxima clase diesel-eléctrica (Amur) también la tenga. Las quince embarcaciones Tipo 041 (Yuan) de China tienen AIP, y otras cinco están en camino.

Implicaciones de combate

Los SSP pueden exceder el rendimiento de SSN bajo ciertas condiciones. Pueden aprovechar la buena resistencia y la tranquilidad extrema para tender una emboscada al acercarse a las naves enemigas, aunque esto requiere una buena inteligencia sobre las implementaciones de la flota enemiga. También pueden llevar a cabo una vigilancia de corto y medio alcance de las fuerzas navales enemigas. En situaciones que favorecen barcos pequeños y maniobrables (litorales poco profundos, por ejemplo) pueden representar una seria amenaza de combate para sus primos nucleares más grandes.

Lo que esto significa para los Estados Unidos

¿Deben los Estados Unidos construir SSP? Estados Unidos no ha construido un submarino diesel-eléctrico desde 1959. Gran parte de los conocimientos técnicos asociados con la construcción de submarinos nucleares es transferible a sus primos convencionales, pero sin embargo implicaría una importante curva de aprendizaje. Estados Unidos es un líder mundial en el desarrollo de tecnología de celdas de combustible, por lo que es probable que los constructores estadounidenses hagan ese camino.

Sin embargo, la Marina de los EE.UU. es casi única por su enfoque global; tiene la intención de luchar en áreas distantes de las costas de los EE. UU. las diesel eléctricas, incluso con AIP, tienen alcance más cortos que los barcos nucleares y, por lo tanto, requieren bases cercanas. Además, la conciencia de costos en la Marina de los EE. UU. se ha manifestado principalmente en términos de reducciones de personal, lo que significa que la organización tiende a preferir un menor número de plataformas caras y de alto nivel a un gran número de embarcaciones de bajo costo.

Antes de invertir en embarcaciones AIP, la Marina de los EE. UU. También debería encargarse de la caza rigurosa de futuros escenarios de guerra submarina que involucren vehículos submarinos no tripulados. Los drones autónomos y semiautónomos submarinos potencialmente tienen muchas de las ventajas de los buques AIP, sin requerir inversión en nuevos diseños de submarinos.

Con todo, no hay duda de que los buques equipados con AIP representan una amenaza, bajo ciertas condiciones, para los grandes submarinos de ataque nuclear en los que muchas grandes armadas han llegado a confiar. Sin embargo, esto no significa necesariamente que la mejor respuesta para la Armada de los EE. UU. sea invertir en estos submarinos convencionales. No pueden hacer muchas de las tareas que la armada requiere de su fuerza submarina, y en los próximos años la tecnología puede eclipsar muchas de las ventajas que aportan.

Oficiales sancionados insisten en que el submarino estaba en condiciones

Por Mariano De Vedia - La Nación
Dispuestos a declarar ante la jueza, recurren a un informe firmado por el comandante.

Hasta la fatídica madrugada del 15 de noviembre, el ARA San Juan había tenido 53 días de navegación durante el año, con 7499 millas náuticas y 1029 horas de inmersión. Ese es uno de los argumentos que, cuando sean citados, llevarán a la jueza de Caleta Olivia Marta Yáñez los dos oficiales de la Armada que fueron separados por el ex jefe de la fuerza almirante Marcelo Srur.

En las últimas semanas, la jueza recibió a los abogados del contraalmirante Luis López Mazzeo (hasta diciembre último comandante de adiestramiento y alistamiento) y del capitán de navío Fernando Villamide (el suspendido jefe de la Fuerza de Submarinos), quienes se pusieron a disposición de los requerimientos del juzgado. Sus principales cartas son los descargos que presentaron ante el Ministerio de Defensa para objetar la suspensión disciplinaria.

Srur los acusó de "arriesgar la integridad física de sus subordinados por actuar con negligencia o imprudencia notoria y grave al no impedir que el submarino navegase con posterioridad a las severas anomalías detectadas en julio de 2017".

Sin embargo, Villamide y López Mazzeo sostienen que esas observaciones carecen de sustento y se basan en "informes desactualizados". Afirman que los desperfectos fueron subsanados y remiten al informe posterior, firmado el 5 de septiembre por el comandante del submarino, capitán de fragata Pedro Martín Fernández, quien certificaba que el buque se encontraba habilitado y en condiciones de navegabilidad, al calificarlo con puntaje de 4,25 en una escala de 5 puntos.

Entre las anomalías advertidas en julio se mencionaba que el ARA San Juan contaba con un solo periscopio en servicio, presentaba fallas en el sistema de propulsión, comprobación del ingreso de agua de mar al ventilador de batería de proa al realizarse una maniobra de snorkel, disminución de los niveles de aceite y falta de pirotecnia de emergencia para inmersión.

En sus descargos, ambos oficiales aseguran que el ARA San Juan zarpó de Ushuaia con los dos periscopios en servicio y no tenía limitaciones para comunicarse en HF. Y argumentan que en las navegaciones posteriores al informe de julio el submarino realizó "al menos 30 maniobras de snorkel más sin que se produjeran novedades de ese tipo". Incluso sostienen que "el comandante del submarino calificó el sistema de ventilación con el máximo puntaje posible".

Respecto del reproche por la falta de pirotecnia, señalan que el avance tecnológico determinó que se reemplazaran esas señales por "radiobalizas eyectables, que envían un mensaje en la frecuencia de 406 Mhz a los satélites del sistema". Explican que ese mecanismo "supera ampliamente a la pirotecnia, pues permite recibir en las estaciones en tierra la información de un siniestro ocurrido mar adentro, identificando además al buque accidentado".

Tras los reclamos de López Mazzeo y Villamide, el ministro de Defensa, Oscar Aguad, notificó a Srur que en su resolución había omitido considerar el informe 07/17 S, en el que el capitán del submarino certificaba que el ARA San Juan se encontraba en condiciones de "buque habilitado".

La jueza citó a marinos para hoy

La jueza federal de Caleta Olivia, doctora Marta Yáñez, comenzará a tomar hoy declaraciones testimoniales a personal de la Armada, en la causa en que investiga la desaparición del submarino ARA San Juan, con 44 tripulantes a bordo. Para ello citó al juzgado a dos marinos que fueron recientemente tripulantes de la embarcación, uno de los cuales habría descendido en Ushuaia en noviembre pasado, días antes de la desaparición del buque. La magistrada también citó a declarar al capitán de navío Enrique Balbi, vocero de la Armada, que fue comandante del ARA Salta y es uno de los expertos submarinistas de la fuerza naval. Se presentará el jueves en los tribunales de Caleta Olivia. También declararán en los próximos días ante la jueza Yáñez los contraalmirantes Guillermo Luis Lezana y Eduardo Alfredo Pérez Bacchi, ambos auditores de la Armada.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...