Mostrando entradas con la etiqueta defensa - Submarinos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta defensa - Submarinos. Mostrar todas las entradas

martes, 17 de julio de 2018

El Ministerio de Defensa auditará todas las reparaciones al ARA San Juan realizadas durante el kirchnerismo

Resultado de imagen para ARA San JuanPor Fernando Morales - Infobae.com
La mirada estará puesta más en cuestiones técnicas que administrativas.

Dentro de los efectos colaterales que la tragedia del submarino ARA "San Juan" comenzó a desnudar, ahora hay algunos que se tornan notoriamente palpables. Sin lugar a dudas el más importante tiene que ver con la profunda revisión de todo lo actuado en materia de licitaciones, reparaciones y procesos de adquisición de repuestos, realizados por cuenta y orden de la Armada o del Ministerio de Defensa por intermedio de sus organismos dependientes, TANDANOR y CINAR.

Según las altas fuentes ministeriales a las que accedió Infobae, no se trata solamente de poner en el tapete la posible existencia de sobreprecios, fallas administrativas o eventuales hechos de corrupción. "Queremos ver en especial para el caso del submarino, los aspectos técnicos de cada proceso contratado para encarar la reparación de media vida. Desde la decisión de reparar las baterías en lugar de cambiarlas íntegramente, hasta la calidad y modo de instalación de los sensores de fallas, los de acumulación de gases y todo lo que hace a la seguridad náutica de la embarcación", señalan en la sede ministerial de la calle Azopardo 250.

La medida no abarcará solamente a funcionarios políticos o técnicos; Defensa maneja la teoría de que todo lo relacionado con las tareas de reparación de unidades navales debió haber sido auditado en forma indelegable por personal militar especializado. La Dirección General de Material Naval y la oficina naval denominada "Proyecto Submarino" tendrán que rendir cuentas para deslindar su propia responsabilidad.

Dando por sentado el buen desempeño de los técnicos y operarios de la industria naval que aportaron su mano de obra en las tareas de reparación realizadas tanto en el Rompehielos Irízar como en el ARA San Juan, comienzan a encenderse luces amarillas sobre varios elementos colocados a bordo del submarino en reemplazo de los originales, así como algunas reformas menores en la estructura interna de la nave, en especial en los bancos de baterías. "No se está acusando a nadie, pero queremos ver todos los detalles con la justificación técnica correspondiente en cada caso", indicaron las fuentes.

En ocasión de cumplirse el octavo mes de la desaparición del San Juan luego de la famosa última comunicación del capitán de fragata Fernández con sus superiores, algunas de las familias de los 44 tripulantes del submarino marcharon en plena Avenida de Mayo reclamando la continuidad de la búsqueda y exigiendo la renuncia del ministro Aguad.

Ante esta situación y siempre conforme a lo expresado desde el entorno ministerial, se sostiene que luego del fracaso de la licitación convocada mediante los mecanismos tradicionales y que fuera anulada a partir de la denuncia que realizó una de las querellas que representan a las familias, se delegó la realización de un nuevo proceso de compulsa de precios, pero súper abreviado, a la propia Armada.

El viernes pasado el Ministerio de Defensa ha dado precisas directivas a los altos mandos de la Armada para que el procedimiento no sufra más dilaciones. Lo que la Marina tiene que hacer es proceder a la elección de la firma que será contratada para buscar finalmente los restos de la malograda nave, partiendo de una serie de entrevistas con los representantes de cada firma para luego volcar en un simple cuadro comparativo con las fortalezas y debilidades de cada una. "Se están tardando más de la cuenta", apuntan los asesores ministeriales.

"Le hemos explicado reiteradamente a la Armada que no hay margen para dilatar más el proceso de contratación. En este estado de cosas necesitamos un trámite ágil el que, si bien reúna un marco de certidumbre y confiabilidad, permita saldar de una vez esta deuda que tenemos con las familias y la sociedad toda. Algunos reparos que ponen los uniformados son infundados ya que luego de que tengamos el resultado del análisis naval, será el ministro junto con el jefe de Gabinete quienes asuman la responsabilidad de la medida firmando la resolución respectiva", remarcaron desde el máximo nivel de la cartera ministerial.

Ocean Infinity, Igotest, el venezolano Hugo Marino y la firma Falcon son las empresas que están "rindiendo examen", ante una comisión de oficiales navales y representantes de las familias; otra firma internacionalmente reconocida en el rubro de las búsquedas submarinas, Williamson & Associates Inc, entretanto, ha iniciado una campaña de difusión considerándose dejada de lado por la Armada para poder participar de esta compulsa, pero en el día de la fecha, Defensa ha ordenado a las autoridades navales que tomen contacto con la firma para que no haya excluidos de ningún tipo.

Me pregunto: ¿ La palabra "Termino:" , ya no existe mas en el lenguaje militar... ?

miércoles, 11 de julio de 2018

El Gobierno dio de baja la recompensa que había ofrecido para hallar el submarino ARA San Juan

El submarino ARA San Juan desapareció el 15 de noviembre pasado (Sergio Galiñanes (ObturArte))(Infobae.com) - El submarino ARA San Juan desapareció el 15 de noviembre pasado (Sergio Galiñanes (ObturArte)

El Gobierno dio de baja la recompensa de $98 millones que había ofrecido en febrero pasado para localizar el submarino ARA San Juan, que desapareció el 15 de noviembre de 2017 con una tripulación de 44 personas.

La decisión figura en la resolución 717/2018 del Ministerio de Defensa, que se publicó en el Boletín Oficial de este miércoles con la firma de Oscar Aguad.

El Ejecutivo desactivó el incentivo luego de elegir a la empresa norteamericana Ocean Infinity para dar con la nave, tras anular la contratación directa internacional a través de la cual ya se había preadjudicado a la española Igeotest Geosciens S.L. "No obstante el esfuerzo denodado del Estado Nacional para coordinar y aunar las acciones tendientes a obtener información certera, precisa y veraz que permitieran determinar con precisión la ubicación del Submarino ARA San Juan, la medida en ciernes no ha logrado cumplimentar su objetivo último", justificó el Gobierno en los considerandos de la resolución.

Y agregó que "la finalidad destinada a generar los incentivos adecuados para que la búsqueda realizada por el material naval de la Armada Argentina sea complementado con la participación de empresas del sector privado ha resultado a esta altura infructuosa".

Así, Defensa decidió revocar la recompensa "en virtud de lo expuesto y el tiempo transcurrido sin lograr obtener el éxito deseado tenido en cuenta a la hora del dictado de la citada medida".

lunes, 9 de julio de 2018

Argentina considera reanudar proyecto submarino nuclear (II)

Resultado de imagen para submarino Santa Fe
Sub Santa Fe
Por Santiago Rivas - Jane's Navy International

Tras la pérdida del submarino diesel-eléctrico de la clase TR 1700 (SSK) ARA San Juan en noviembre de 2017, el Ministerio de Defensa (MoD) está considerando reiniciar la construcción del buque hermano ARA Santa Fe y compitiendo como una variante nuclear, el Congreso Nacional Argentino fue informado el 3 de julio.

El San Juan fue uno de los dos submarinos TR1700 construidos en Alemania entregados en la década de 1980 que formaron el núcleo de la fuerza submarina argentina. El segundo barco, ARA Santa Cruz, se encuentra actualmente en un reacondicionamiento extendido que se espera que se complete a finales de 2019 / principios de 2020.

La construcción en el tercer barco Santa Fe comenzó en la década de 1980, pero fue suspendida a principios de la década de 1990 cuando estaba completa en un 70%.

jueves, 5 de julio de 2018

Evalúa el Gobierno la construcción de un submarino nuclear

Se analizó en el Congreso un proyecto para colocar un reactor en la estructura vieja del ARA Santa FePor Mariano De Vedia  - La Nación
Se analizó en el Congreso un proyecto para colocar un reactor en la estructura vieja del ARA Santa Fe

Tras la tragedia del ARA San Juan y casi un año después de que la Armada se quedara sin submarinos, el Gobierno analiza la posibilidad de diseñar y construir un submarino nuclear. El objetivo es ponerlo en el agua en el año 2025.

El proyecto prevé el desarrollo de un reactor nuclear compacto para la propulsión de un submarino y se aprovecharía la estructura del ARA Santa Fe, el sumergible tipo TR-1700, similar al ARA San Juan y cuya construcción fue abandonada hace 25 años, cuando se había completado en un 70 por ciento.

El armazón de este submarino se encuentra, desde mediados de los 90, en los astilleros del Complejo Industrial y Naval Argentino (Cinar), y para el avance del proyecto se deberían destinar 5 millones de dólares en los próximos tres años.

La iniciativa tomó estado público anteayer en la Cámara de Diputados, en un plenario de las comisiones de Defensa y de Ciencia y Tecnología, en el que se resolvió pedir informes al Poder Ejecutivo para que explique la viabilidad y ejecución del proyecto.

La posibilidad de que la Argentina construya un submarino nuclear, en momentos en que Brasil impulsa desarrollar uno propio, sorprendió en las Fuerzas Armadas, que aún esperan del Gobierno una respuesta a los reclamos por el magro aumento salarial anunciado el mismo día en que el proyecto del reactor nuclear se analizaba en el Congreso.

El encuentro fue encabezado por las titulares de ambas comisiones, las diputadas Sandra Castro (FPV-San Juan) y Nilda Garré (FPV-Capital). "Con el aporte de varios expertos invitados, los diputados que integramos las comisiones de Ciencia y Tecnología y Defensa, analizaremos la factibilidad de que la Argentina cuente con un submarino con propulsión nuclear, basado en tecnología nacional", anticipó por Twitter la exministra de Defensa, al anunciar la convocatoria.

Pedido de informes

Como resultado, ambas comisiones acordaron requerir al gobierno de Mauricio Macri que informe si "se prevé utilizar los estudios realizados y concluidos en el Centro Atómico Bariloche para el desarrollo de la ingeniería conceptual y básica de una planta de propulsión nuclear para un submarino tipo TR-1700".

Entre los marinos expertos fueron consultados los contraalmirantes retirados José Luis Pérez Varela, gerente del Proyecto Submarinos de Tandanor, y Carlos Castro Madero. Además expusieron sus opiniones el historiador naval Ricardo Burzaco, especialista en submarinos y director de la revista Defensa y Seguridad-Mercosur, y Horacio Calderón, exrepresentante del astillero Domecq García, que había participado en la construcción del ARA Santa Fe y fue desmantelado en los años 90.

Respecto del submarino inconcluso, se estima que hay partes suficientes para terminarlo y que podrían importarse otros componentes, además de actualizar los sistemas de sensores pasivos y activos.

El diputado Carlos Gastón Roma (Tierra del Fuego-Pro) recomendó incorporar el proyecto al presupuesto para "permitir un desarrollo de las condiciones de factibilidad". En dialogo con LA NACION, explicó que, básicamente, se analizará si es viable utilizar la estructura del ARA Santa Fe para transformar el diseño de propulsión diésel eléctrica a nuclear. Se trataría, sin embargo, de una propulsión híbrida: eléctrica y nuclear. "El reactor puede servir, además, para un rompehielos y para cualquier otro tipo de buque", añadió.

La idea, según pudo saber LA NACION, es que en el desarrollo del proyecto y en la construcción intervengan el Invap y la Armada, teniendo en cuenta el modelo brasileño.

La discusión no es menor en materia de costos. Los 5 millones de dólares que se requieren para el avance del proyecto serían para completar el estudio de factibilidad.

Luego llegará el turno de inversiones mayores. "Para ponerlo en el agua habrá que pensar en una inversión de US$500 millones", graficó a LA NACION una fuente especializada.

En el plenario de comisiones se indicó que Australia firmó un acuerdo para la compra de submarinos franceses -no nucleares- por US$3100 millones. En ese sentido, al citar un artículo del ingeniero José Converti, investigador y profesor del Instituto Balseiro, se explicó que Rusia apunta a desarrollar un nuevo submarino nuclear por US$500 millones. Y, entre otros planes más ambiciosos, se mencionó el caso de Francia, que desarrolla "el proyecto Le Triomphant, con un presupuesto calculado en US$3800 millones".

Al margen del empeño de Brasil, que ya tomó una decisión política para avanzar en esta tecnología, los países que cuentan con submarinos nucleares son China, Rusia, Estados Unidos, Reino Unido, Francia y la India. La Argentina aspira a sumarse a este selecto grupo, en medio de las fuertes restricciones presupuestarias que limitan a las Fuerzas Armadas.

Un proyecto ambicioso

Objetivo: Un grupo de ingenieros del Centro Atómico Bariloche trabajó en el desarrollo de un reactor nuclear para incorporarlo al ARA Santa Fe, un submarino que quedó inconcluso

Costos: Las primeras estimaciones indican que poner un submarino nuclear en el agua en 2025 requeriría una inversión de US$500 millones. Y el avance inmediato del proyecto exigiría US$5 millones en los próximos tres años

Homónimo: El ARA Santa Fe lleva el mismo nombre que el sumergible clase S-21 utilizado en la Guerra de Malvinas y capturado por los británicos.

Antecedente: El proyecto del submarino a propulsión nuclear fue impulsado en la gestión de la exministra de Defensa Nilda Garré. Se opuso el entonces canciller Jorge Taiana porque el proyecto podría generar irritación en el gobierno de EE.UU.

No compran el equipamiento de las lanchas LICA y ahora, salen con un submarino nuclear. Por favor dejense de j.....

El Gobierno cambió la empresa que buscará el submarino ARA San Juan y se lo comunicó a los familiares en la Casa Rosada

Por Andrés Klipphan - Infobae.com
El ministro de Defensa, Oscar Aguad, encabezó la reunión
El submarino ARA San Juan (AFP)
 El submarino ARA San Juan (AFP)

El ministro de Defensa, Oscar Aguad, les informó esta tarde en su despacho a los familiares de los 44 tripulantes desaparecidos junto al ARA San Juan, que el gobierno nacional decidió que la empresa norteamericana Ocean Infinity sea la elegida para buscar al submarino perdido desde el 15 de noviembre pasado.

La medida viene de la mano de la anulación de la contratación directa internacional a través de la cual ya se había preadjudicado a la española Igeotest Geosciens S. L.

La decisión de esta medida impopular entre los dolientes –tanto que generó un acampe frente a la Casa Rosada- , estuvo basada en que la Oficina Nacional de Contrataciones, dependiente del ministerio de Modernización, a cargo de Andrés Ibarra, le había sugerido a Defensa que por algunos errores "insalvables" en la presentación de la oferta de la empresa ibérica sería conveniente no continuar con la compulsa.

De manera paralela la abogada querellante, Valeria Carreras, también había impugnado esa preadjudicación tanto por vía administrativa, como judicial.

Por el consejo de la Oficina Nacional de Contrataciones y con la convicción de demostrar total transparencia en la compulsa de precios, Aguad dio marcha atrás y habría evaluado que Ocean Infinity es la más capacitada para desarrollar la tarea de búsqueda del ARA San Juan. Solo resta determinar cómo será la contratación.

Una de las posibilidades es que se vuelva a ofrecer una recompensa para quien encuentre al submarino. Esta vez la cifra podría trepar a los siete millones de dólares, un monto similar a lo que se estaba dispuesto a invertir en la malograda contratación directa.

La razón sería que la empresa norteamericana, que había participado de la licitación, había quedado fuera por una cuestión: anunciaron que solo cobraría si hallaban al buque de guerra hundido en las profundidades del océano argentino. Algo que no estaba contemplado en los pliegos de condiciones.

Sobre los aspectos técnicos Ocean Infinity parece ajustarse a las necesidades. Tiene 5 mini submarinos con tecnología AUV (Autonomous Underwater Vehicle) y tres robots ROV, que son manejados por un operador por control remoto similares a los que estaban en los barcos rusos que intervinieron en la búsqueda del San Juan.

De concretarse la firma del convenio, no será la primera vez que la firma se relaciona con el ARA San Juan. A esta sociedad la Armada de los Estados Unidos le había alquilado el mini submarino remoto AUV cuando ese país ayudó en el operativo SAR, esto es en la búsqueda y rescate del desaparecido submarino junto a las principales marinas del mundo.

Con la novedad es muy posible que los 22 familiares de los tripulantes, con el abogado Luis Tagliapietra -papá de Alejandro uno de los desaparecidos- a la cabeza, den por finalizada el acampe frente a la Casa Rosada que realizan desde hace una semana.

Tagliapietra, que representa a una de tras tres querellas, le había dicho a Infobae que no se irían de Plaza de Mayo hasta que Aguad no firme la contratación para la búsqueda del buque de guerra.

¿Será suficiente con el anuncio para que los dolientes desarmen las carpas y vuelvan a sus casas?

jueves, 28 de junio de 2018

ARA San Juan: marcha atrás en la adjudicación de la búsqueda privada

El submarino se contactó por última vez con tierra firme el 15 de noviembre del año pasadoPor Fernando Morales - Infobae.com


El submarino se contactó por última vez con tierra firme el 15 de noviembre del año pasado
En forma coincidente con el retiro del Yantar, el último buque extranjero que colaboró en la búsqueda del submarino ARA San Juan, el gobierno nacional convocó a una compulsa de precios internacional para la contratación de un equipo de búsqueda submarina con el objetivo de dar con la nave en las profundidades del Atlántico Sur.

El proceso licitatorio duró algunas semanas, y de las nueve firmas que se presentaron, solo una llegó a calificar para ingresar en la etapa de preadjudicación. Se trata de la firma española Igeotest SL, dedicada a la geología marina pero no específicamente especialista en búsquedas bajo la superficie del mar. La empresa está compuesta por ciudadanos argentinos relacionados con la actividad de la Armada Argentina.

De acuerdo a la normativa vigente (decretos 1023/01 y 1030/16), una comisión evaluadora integrada por personal del Ministerio de Defensa y asesorada por un grupo de oficiales de la Armada emitió un dictamen de precalificación aprobatoria que desembocó en una denuncia penal promovida por una de las querellas que representan a las familias de los marinos desaparecidos.

En la denuncia, la abogada Valeria Carreras señaló supuestas inconsistencias en la documentación societaria de la firma preadjudicada. En ese sentido, la letrada aseguró que los datos societarios de la firma que se presentaron difieren de los correspondientes a los que fueron presentados en la instancia previa a la adjudicación.

Carreras también objetó diversas cuestiones técnicas atinentes al equipamiento ofrecido por la firma, a su presunta indisponibilidad en el corto plazo y a la nula experiencia en tareas de búsqueda. Como contrapartida, el titular de Igeotest, Marcelo Devincenzi (quien se encuentra en Buenos Aires), sostuvo que confía en que cualquier defecto en la oferta de la empresa podrá ser solucionado.

No obstante, en una reunión que mantuvo hoy con un grupo de familiares de los tripulantes del San Juan, el ministro de Defensa Oscar Aguad manifestó que mañana, y luego de que se expida la Oficina Nacional de Contrataciones, el Gobierno tomará la decisión final sobre si dar o no por caído el proceso de contratación. Todo parece indicar que el organismo estatal le bajará el pulgar al expediente en cuestión.

Según pudo saber Infobae, de suspenderse la contratación, el Estado intentará adquirir directamente el dispositivo de búsqueda submarina (AUV), cuyo costo es casi igual al alquiler del mismo por 100 días (unos USD 3.500.000). Fuentes involucradas aseguraron a Infobae que la empresa proveedora brindaría además personal para operar al AUV y ofrecería capacitación a técnicos locales para habilitarlos en tareas de búsqueda en otros siniestros. Asimismo, el Gobierno podría contar con un equipo en préstamo hasta que concrete la entrega de una unidad AUV sin uso, cuya disponibilidad no sería inmediata.

De la reunión en la sede de Defensa participaron la secretaria de Coordinación de Emergencias Graciela Villata, el director general de Asuntos Jurídicos Juan Mocoroa y el jefe interino de la Armada, vicealmirante José Luis Villán.

Algunos familiares expresaron su malestar por las demoras sufridas en la continuidad de las tareas de búsqueda y no descartaron realizar alguna medida de presión, como permanecer por tiempo indefinido en las instalaciones del propio Ministerio de Defensa.

lunes, 25 de junio de 2018

ARA San Juan: después de casi un mes, la Armada envía un buque al área de búsqueda

Por Gabriel Bermúdez - Clarin.com
A fines de mayo, Defensa preadjudicó los trabajos a la española Igeotest Geoscience Group, pero el trámite de firma del convenio se ha demorado más de lo previsto.
La corbeta ARA Espora de la Armada. Viaja con destino a la zona de búsqueda del submarino ARA San Juan. (Foto: Armada Argentina)
La corbeta ARA Espora de la Armada. Viaja con destino a la zona de búsqueda del submarino ARA San Juan. (Foto: Armada Argentina)

Este domingo a las 9 de la mañana zarpó desde la dársena de la base de Puerto Belgrano, la corbeta ARA Espora de la Armada. Viaja con destino a la zona de búsqueda del submarino ARA San Juan. Con esta partida, se cierra el período cercano a un mes en que no hubo buques de esa fuerza abocados a dar con el navío desaparecido el 15 de noviembre.

La corbeta Robinson había sido la última en participar de esa tarea, a fines de mayo. Apenas alcanzó a rastrillar durante una semana, cuando un inconveniente en uno de sus tres generadores que la impulsan la dejó "al límite" para navegar y debió regresar, antes de tiempo, el 27 de mayo pasado a la base naval ubicada frente a Punta Alta, a 30 kilómetros de Bahía Blanca.

Un desperfecto técnico también había obligado anteriormente a regresar antes de lo previsto al destructor Sarandí, reemplazado por la corbeta Robinson, en la zona de búsqueda dispuesta por el Comando de Operaciones de Adiestramiento y Alistamiento de la Armada (COAA) desde Puerto Belgrano.

A lo largo de sus interrumpidas operaciones, la Robinson y el Sarandí acumularon nuevos indicios posibles sobre la presencia del submarino en el lecho marino. Ninguno de los contactos pudo ser verificado, para saber si se trata del San Juan, debido a que la Armada carece de elementos para llegar hasta allí, desde la partida, el pasado 2 de abril, del buque oceanográfico Yantar y el minirov Pantera Plus, ambos de la Marina de la Federación Rusa.

Fuentes oficiales aseguran que existe una docena de contactos para verificar si tienen vinculo con el submarino. Esa tarea será transferida a la empresa que resulte contratada para las tareas de búsqueda. A fines de mayo, el ministerio de Defensa le preadjudicó los trabajos a la compañía española Igeotest Geoscience Group, pero el trámite de firma del convenio se ha demorado más de lo previsto.

Este domingo, la Armada se limitó a informar de la zarpada de la corbeta Espora, con unos cien tripulantes a bordo, aunque sin precisar el área asignada por el COAA para rastrillar en los próximos días.

sábado, 9 de junio de 2018

ARA San Juan: sancionaron al capitán que escribió las coordenadas que situaban al submarino en Malvinas

Por José María Costa  - La Nación
La Armada sancionó al capitán que había manuscrito el borrador de orden de operaciones
La información causó revuelo y dio la vuelta al mundo. Cuando habían pasado cuatro meses de la desaparición del submarino ARA San Juan , el jefe de Gabinete, Marcos Peña , entregó un documento confidencial a los diputados en el que se daba a entender que el submarino había estado cerca de Malvinas , violando una zona de exclusión.
Tras la revelación de LA NACION, el Ministerio de Defensa explicó que el documento manuscrito era tan solo un borrador y que se investigaría cómo dicho papel había llegado a manos de Peña para ser entregados a los legisladores. Unos 80 días después, la Armada sancionó al capitán que había escrito las coordenadas erróneas. "La sanción que se le impuso es por indisciplina, queda en su legajo que tuvo un acto de indisciplina", dijeron desde Defensa a LA NACION y agregaron: "La sanción fue definida en los primeros días de mayo, pero quedó firme ahora tras su proceso de descargo".

El frente de tormenta comenzó a mediados de marzo cuando Peña respondió a la pregunta 456 del informe 108, que envió a la Cámara de Diputados, que el objetivo primario del ARA San Juan "era la localización, identificación, registro fotográfico/fílmico de buques frigoríficos, logísticos, petroleros, buques de investigación de otras banderas, etc., que se encontraran realizando alijo con un buque pesquero". Luego agregó: "Como objetivos materiales secundarios de esta actividad se establecieron buques y aeronaves que operan desde las Islas Malvinas. Ello con el propósito de verificar el cumplimento de los convenios suscriptos por ambos países, en cuanto a la obligación de informar los movimientos de unidades en zonas particulares".

Pero además de estos párrafos de respuesta, Peña había adjuntado en su informe de 1976 páginas la Orden de Operaciones (OP) COFS N° 04/17 "C" que detallaba la misión completa del ARA San Juan.

En ese informe de 8 páginas fechado octubre de 2017, al final de la última foja aparece una enmienda manuscrita que lleva la firma del Capitán de Fragata, Hugo Miguel Correa, Jefe de Operaciones y Guerra Acústica del Comando de la Fuerza de Submarinos de la Armada. Allí modificaba una de las cinco Áreas de Operaciones del ARA San Juan y que bautizaron como Alejandra, las otras cuatro zonas se llamaban: Alessia, Esperanza, Milagros y Juliana.

Si se buscaba en un mapa una de las dos coordenadas manuscritas, 52° 00' S 57° 57' W, el lugar indicado para que opere el submarino era la costa de la isla Soledad, en Malvinas, cerca de Puerto Argentino. Cuando se ingresaba la otra: 52° 20' S 57° 57' W, la ubicación del ARA San Juan era tan solo unos 30 kilómetros más arriba, siempre en las cercanías de las Islas Malvinas. En tanto, las coordenadas impresas en el documento 52° 00' S 67° 57' W y 52° 20' S 67° 57' W, ubicaban al ARA San Juan cerca de Comodoro Rivadavia.

Tras la publicación de la información, Armada había deslindado responsabilidades en el Ministerio de Defensa. Esto obligó a que el titular de la cartera, Oscar Aguad, ordenara al jefe de la Armada, vicealmirante José Luis Villán, explicar el aparente error en la comunicación brindada por el Gobierno ante el Congreso.

"La respuesta dirigida al Honorable Congreso de la Nación por parte de la Armada fue confeccionada siguiendo órdenes estrictas del Ministerio de Defensa, a fin de dar la mayor transparencia de todo lo atinente al submarino ARA San Juan", informó el 19 de marzo pasado, el comunicado naval y agregó: "En función de ello se envió la totalidad de la documentación disponible en respaldo a la respuesta solicitada".

Además, la Armada señaló que la documentación que ubicaba el teatro de operaciones del submarino en la zona de Malvinas, a través de unas coordenadas corregidas a mano, tenía anotaciones manuscritas y no formaba parte de las instrucciones impartidas al ARA San Juan "ni a ninguno de los buques pertenecientes a la Flota de Mar de la Armada".

También explicó que "en esa orden se adjuntó un proyecto de mensaje naval con anotaciones manuscritas referidas al área de operaciones" y, aclaró: "Sin embargo, esas anotaciones no formaron parte de las instrucciones impartidas".

sábado, 2 de junio de 2018

Eligen a una empresa española para buscar al ARA San Juan

Daniela Mozetic - Perfil.com
Geosciences se impuso sobre ocho empresas. El Ministerio de Defensa eligió a la empresa española Igeotest Geosciences S.L. para la búsqueda del submarino ARA San Juan, desaparecido desde el 15 de noviembre de 2017. Se trata de una preadjudicación, ya que ahora hay cinco días para la impugnación de la propuesta.

Según confirmó a PERFIL el ministro de Defensa, Oscar Aguad, la búsqueda podría comenzar en “15 días” en el caso de que no haya impugnaciones y si no, “el proceso podría ser más largo”, admitió. La empresa española estará encargada de la provisión del vehículo submarino autónomo (UAV) para buscar al ARA San Juan y el contrato tendrá un valor de 3.700.000 dólares. La compañía se dedica a la exploración del fondo marino para emprendimientos vinculados con el petróleo y el gas, la infraestructura marina, el dragado y la minería, con una experiencia de más de veinte años, indica en su sitio web. 

Para la búsqueda del submarino a finales de 2017 se contó con la colaboración de buques de Estados Unidos y Rusia, entre muchas naciones, pero ante el fracaso de las expediciones se debió articular un procedimiento de contratación de una empresa privada para continuar con la investigación en el mar.

De acuerdo al detalle publicado en la página oficial de contrataciones del Estado, se presentaron nueve propuestas de distintas empresas, entre ellas la del venezolano Hugo Marino a través de Sea Sistemas Electrónicos Acuáticos, que había prometido en el Congreso que encontraría el submarino en un plazo de cien días. Marino fue uno de los invitados en la primera reunión de la Comisión Bicameral conformada para avanzar en la búsqueda del submarino y realizó un fuerte lobby para lograr la contratación, algo que finalmente no sucedió. Su propuesta era por un valor de 3.820.000 dólares –apenas por encima de la oferta ganadora–, aunque había solicitado un anticipo de 400 mil dólares para comenzar a trabajar, lo que no podía ser aceptado, sumado a que no logró superar las evaluaciones técnicas. En rigor, el plazo de trabajo que estipula el pliego de la licitación también es de cien días, confirmaron desde el Ministerio de Defensa. 

Quejas. Los familiares de los tripulantes del submarino expresaron ayer su “preocupación” porque se preadjudicó uno solo de los items del pliego y no se otorgó a ninguna empresa el servicio de provisión del barco que llevará el vehículo autónomo hasta la zona de la búsqueda. “Esta situación nos genera a los familiares muchas dudas y preocupaciones, para lo que necesitamos explicaciones y acciones urgentes del Ministerio de Defensa”, señaló a este diario Luis Tagliapetra, padre de uno de los tripulantes del submarino. 
Resultado de imagen para Igeotest Geosciences
En principio, se utilizaría un barco de investigación científica del Conicet en el que se transportaría el vehículo autónomo de la empresa española. El barco en cuestión es el Austral y se permitiría que sea tripulado por los especialistas de la compañía contratada. 

Las ofertas de las empresas fueron entre los 1.850.000 dólares y los 8 millones de dólares que pidió la Compañía Sudamericana de Dragados. En tanto, el próximo martes habrá una nueva reunión de la Comisión Bicameral en la que se informará sobre el resultado de la adjudicación y se citará al contraalmirante Guillermo Lezana y al inspector general de la Armada, Eduardo Alfredo Pérez Bacchi, para que brinden testimonios que puedan contribuir con la búsqueda. 
(Fuente www.perfil.com)

lunes, 28 de mayo de 2018

ARA San Juan: por segunda vez, buque de la Armada deja antes de tiempo la zona

La corbeta Meko 140 Robinson regresa a la base naval de Puerto Belgrano desde la zona de búsqueda del submarino ARA San JuanPor Gabriel Bermúdez - Clarin.com
El navío, que se había sumado hace una semana a las tareas de rastrillaje, se encontraba al límite para la navegación.

Por problemas en un generador de energía, la corbeta Meko 140 Robinson regresa a la base naval de Puerto Belgrano desde la zona de búsqueda del submarino ARA San Juan.

Según la Armada, el navío, que se había sumado hace una semana a las tareas de rastrillaje, se encontraba “al límite para la navegación” por lo que se decidió su retorno anticipado al apostadero de la Flota de Mar, ubicado frente a Punta Alta. Aún el Comando de Operaciones de Adiestramiento y Alistamiento (COAA) no informó que buque tomará su lugar en la zona de búsqueda.

Allí había llegado el domingo 20 la Robinson para reemplazar al destructor Sarandí que, también por un inconveniente técnico, en ese caso en el sistema de control, debió regresar a Puerto Belgrano, tras apenas una semana de rastrillaje.

“La corbeta cuenta con tres generadores y se detectó un desperfecto en uno de ellos. No puede navegar con dos en funcionamiento, por lo que necesita ingresar a puerto para calibrarlo y volver a operar” explicó un vocero de la Armada. Antes de decidirse su regreso antes de tiempo, la corbeta debió refugiarse en Bahía Camarones, debido a los fuertes vientos que hubo en la zona durante el fin de semana largo y que le impidieron rastrillar la zona.

En las últimas dos semanas de operaciones, tanto el Sarandí como la Robinson acumularon nuevos indicios posibles sobre la presencia del San Juan, en el lecho marino. Ninguno de los contactos pudo ser verificado, para saber si se trata del submarino, ya que la Armada carece de elementos para llegar hasta allí, desde la partida el pasado 2 de abril, del buque oceanográfico Yantar y el minirov Pantera Plus, ambos de la Marina de la Federación Rusa.

Esa tarea de verificación deberá ser realizada por la empresa SEA, que la semana pasada resultó la ganadora de la licitación convocada por el ministerio de Defensa para buscar al submarino. Según el pliego, se le asignará un área de búsqueda mayor a la que se ha estado rastrillando en los últimos meses, bajo la supervisión del COAA, que tiene sede en Puerto Belgrano.

El jueves pasado, la corbeta Robinson realizó cuatro nuevos contactos ubicados sobre la ruta posible que debería haber llevado el submarino en dirección hacia Mar del Plata, hasta que se perdió contacto con la nave el 15 de noviembre. Están ubicados en el área PAPA 1, dentro de la zona de la posible explosión que habría afectado al submarino. Sin embargo, esos indicios, han sido calificados por especialistas como de “baja posibilidad” de que se trate del San Juan.

miércoles, 23 de mayo de 2018

El venezolano que prometió hallar al ARA San Juan en 100 días ganó licitación

Resultado de imagen para ARA San Juan
(Ambito.com) - Familiares de la tripulación solicitaron que al menos tres veedores participen del operativo de búsqueda.



La licitación para buscar al ARA San Juan la ganó un empresario venezolano que prometió encontrar al submarino en menos de 100 días.

Según trascendió este martes, la comisión evaluadora designada por el Ministerio de Defensa para evaluar a las nueve empresas que se presentaron para buscar al submarino habría elegido a la firma estadounidense Sistemas Electrónicos Acuáticos (SEA), cuyo representante y CEO es el venezolano radicado en Miami Hugo Marino. Habría sido este capitán quien les prometió a los familiares de los 44 tripulantes que en un plazo máximo de 100 días él encontraría al ARA San Juan.

Según publicó el portal Infobae, para dar a conocer la empresa ganadora de la licitación oficialmente faltaría una firma. 

En tanto, se supo que los familiares de la tripulación, solicitaron que al menos tres veedores participen del operativo de búsqueda para "certificar las tareas realizadas y observar que desde el Ministerio de Defensa no se entorpezcan las tareas".

También habría quedado seleccionada para el operativo la empresa estadounidense Ocean Infinity, que ya había participado de manera indirecta en la búsqueda y rescate del submarino. Sin embargo, Ocean Infinity no podría comenzar las tareas antes de noviembre del próximo año ya que está buscando al avión del vuelo MH370 de Malaysia Airlines en el océano Índico.

La semana pasada representantes de los familiares se reunieron con Marino para solicitarle, en caso de ser contratado, que permita la presencia de los tres veedores que están proponiendo para observar las tareas. "Los familiares están en desespero ya que Aguad -ministro de Defensa- lo único que hace es estirar los tiempos de contratación. ¿Qué hay detrás de todo esto?", se preguntaron los familiares en un comunicado emitido este martes, un rato antes de darse a conocer la empresa que habría sido elegida.

Además, en el comunicado, los familiares recordaron que el "condicionamiento climático perjudicaría la búsqueda o directamente no se podría busca hasta noviembre" y especularon: "Tal vez sea un juego político más, con el hallazgo del submarino para sumar votos para las próximas elecciones. Ya no sabemos qué pensar".

viernes, 11 de mayo de 2018

Rusia volverá a buscar submarino perdido si Argentina lo solicita

(Sputnik Mundo) - Diplomático: Rusia volverá a buscar submarino perdido si Argentina lo solicita © REUTERS / Martin Acosta
Resultado de imagen para Rusia volverá a buscar submarino perdido si Argentina lo solicita
MONTEVIDEO (Sputnik) — Rusia volverá a colaborar con Argentina en la búsqueda del submarino desaparecido ARA San Juan en caso de que el Gobierno de Mauricio Macri lo solicite, dijo a Sputnikel consejero político de la embajada rusa en Uruguay, Víktor Popóvich.

"Si Argentina pide colaboración, nuevamente Rusia puede volver a dársela sin ningún problema, ya sea este año o el que viene", dijo Popóvich al ser consultado sobre el retiro del buque oceanográfico Yantar de la búsqueda del San Juan, que desapareció en el Atlántico Sur con 44 tripulantes en noviembre del año pasado.

A principios de abril, la Armada Argentina informó a los familiares de los tripulantes que el buque Yantar abandonaría las tareas de búsqueda. De esa forma concluyó la colaboración extranjera, ya que Rusia era el último país extranjero que permanecía buscando al submarino. Popóvich explicó que el Yantar llevaba nueve meses en alta mar y estaba obligado por reglamento a retornar y permanecer un tiempo en su puerto de origen.

El buque oceanográfico había comenzado el 6 de diciembre la inspección del fondo marino con sus sensores de alta tecnología en la zona de búsqueda en el sudeste de Argentina.

El 15 de noviembre, el submarino San Juan reportó su última posición a 432 kilómetros de la costa a la altura del Golfo de San Jorge (sureste), cuando navegaba en aguas del océano Atlántico desde Ushuaia a su apostadero habitual en la Base Naval de Mar del Plata (este).

jueves, 10 de mayo de 2018

ARA San Juan: buscan en una nueva zona y a más de 1.000 metros de profundidad

La corbeta Rosales, de la Armada Argentina. Busca al ARA San Juan.
Por Gabriel Bermúdez - Clarin.com - Lo hace la Armada Argentina, con una corbeta. Mientras, se define qué empresa se contratará para el operativo.



La corbeta Rosales, de la Armada Argentina. Busca al ARA San Juan.

A una semana de que se cumplan 6 meses de la desaparición del submarino ARA San Juan, la Armada busca por primera vez en un nuevo sector asignado y en profundidades mayores a los 1.000 metros. La tarea está a cargo de la corbeta Rosales que este fin de semana estuvo rastrillando el área de búsqueda "PAPA 4", ubicada al este de la zona económica exclusiva argentina a la altura de Comodoro Rivadavia. Este sector se encuentra al Sud Este del Iridium, punto identificado con el “evento anómalo, singular, corto, violento y no nuclear, consistente con una explosión” que podría haber afectado al submarino y fuera informado en noviembre por la Organización del Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares (CTBTO, en inglés).

Desde el Comando de Operaciones de Adiestramiento y Alistamiento (COAA) ubicado en Puerto Belgrano, se informó que entre sábado y domingo la corbeta se movió desde el vértice noroeste hacia el centro de la nueva área. La Rosales cuenta con un sonar de 160 grados que permite rastrear hasta 1.350 metros de profundidad. Hasta la partida de la ayuda rusa, solo se podía acceder hasta 1.000 metros.

De acuerdo al último parte oficial, durante el fin de semana, la corbeta no hizo contactos nuevos, pero de su derrotero de días anteriores en torno al punto Iridium (en el plano CBRO) quedan pendientes de verificación cuatro indicios. Esos puntos serían asignados al buque de la empresa que va a contratar el ministerio de Defensa, cuyo nombre se conocerá en los próximos días y que surgirá del proceso de licitación al cual se presentaron nueve postulantes. Esta semana, vencerá el período de impugnaciones, tras el cual, la cartera de Defensa que dirige Oscar Aguad se abocará a analizar las propuestas.

Al respecto, los familiares de la tripulación del ARA San Juan pidieron a la Armada que una vez que la compañía contratada comience con el rastrillaje, se mantenga el parte de novedades que reciben en la base naval de Mar del Plata. También solicitaron que dos familiares o personas de confianza del grupo puedan sumarse a la búsqueda a bordo del nuevo barco.

Además, solicitaron la presencia del jefe de la fuerza, vicealmirante José Luis Villán, en la base marplatense. “Él es nuestro vínculo con el ministro de Defensa y con el presidente Macri. Queremos pedirle que se agilice el proceso de contratación. Queremos terminar con esta angustia. Hay que darle un cierre a esta situación”, reclamó una de las familiares este fin de semana a miembros de la Armada.

Los pedidos fueron derivados desde la Armada hacia el Ministerio de Defensa. Aún se desconoce si buques de la Armada acompañarán a la empresa que se contrate en la búsqueda del submarino. Desde la fuerza se informó que igualmente se están alistando otras naves en Puerto Belgrano, en caso de sean requeridas para participar del operativo.

jueves, 3 de mayo de 2018

ARA San Juan: ocho empresas están en carrera para buscar al submarino

Resultado de imagen para ARA San Juan(Ambito.com) - El presupuesto más alto para localizar a la nave es de más de 17 millones de euros. Ahora el Gobierno debe analizar las propuestas para determinar cuál se ajusta mejor en términos técnicos y financieros.

El presupuesto más alto para localizar a la nave es de más de 17 millones de euros. Ahora el Gobierno debe analizar las propuestas para determinar cuál se ajusta mejor en términos técnicos y financieros.

La búsqueda del submarino ARA San Juan, desaparecido desde el pasado 15 de noviembre, entró en una nueva etapa luego que se oficializaran las ofertas para localizar la nave en la que viajaban 44 tripulantes.

Si bien en un principio fueron nueve las compañías presentaron sus propuestas para la contratación, una de ellas no cumplió con los requisitos formales por lo que finalmente ocho firmas están oficialmente en carrera para hallar al ARA San Juan.

Dos firmas presentaron sus propuestas cotizadas en euros. Se trata de "Falcon High Tech America SRL", que ofertó sus servicios por 1.850.000 euros, siendo la de menor costo. En tanto, "Compañía Sud Americana de dragados", pidió 17.780.460 euros convirtiéndose en la propuesta más cara.

Las siete restantes fueron "Sistemas Electrónicos Subacuáticos (SEA)", cuya oferta es de u$s 4.810.000; "Igeostest Geosciences S.L.", por u$s 10.700.000; "Bahía Grande LN S.A.", por u$s 10.209.815; "Proios Salvage S.A", por u$S 7.430.000"; "Grupo HGM Tecnologías Submarinas, S.A.", por u$s 6.140.000; "Williamson & Associates, Inc", u$s 6.234.600, y "Ocean Infinity, Inc", por un monto de u$s 7.500.000.

Tras conocerse las ofertas, ahora el Gobierno deberá analizar el alcance de las distintas propuestas para determinar cuál se ajusta mejor en términos técnicos y financieros. La convocatoria había sido anunciada el 16 de abril pasado por el ministro de Defensa, Oscar Aguad, luego de su paso por la Comisión Bicameral que investiga en el Congreso la desaparición y la búsqueda del submarino.

Este proceso administrativo se puso en marcha luego de que los legisladores integrantes de la Bicameral reclamaran en dos ocasiones una definición en este sentido al gobierno nacional, a partir del reclamo de los familiares de los marinos para que la búsqueda continuara con empresas privadas que pudieran aportar tecnología de punta.

miércoles, 2 de mayo de 2018

El Gobierno pagará $ 177 millones una empresa para buscar el ARA San Juan

ARA San Juan
Por SEBASTIÁN IÑURRIETA- sinurrieta@cronista.com - Cronista.com

Hoy se abren los sobres con las ofertas para la búsqueda. El venezolano que prometió encontrar al submarino en 100 días denuncia que fue excluido de la licitación.

El contrato es por 120 días para la "identificación por un medio visual (fotografía o video)", según reclama el pliego, al submarino ARA San Juan, desaparecido desde el pasado 15 de noviembre con sus 44 tripulantes a bordo. No es un operativo de rescate. Su costo: más de $ 177 millones, casi el doble de los $ 98 millones de recompensa ofrecidos por decreto presidencial en febrero por datos de su paradero. Sería dada de baja.

Hoy se abrirán los sobres con las empresas oferentes y ya hay polémica: el venezolano Hugo Marino, el dueño de SEA (Sistemas Electrónicos Acuáticos) que le prometió a los familiares encontrar la nave en 100 días, denuncia que el Gobierno lo excluyó de la licitación. "Cambió las condiciones del pliego que veníamos hablando y eso hará que yo quede afuera", reprochó ayer ante Infobae el empresario. Y apuntó contra un supuesto competidor, Ocean Infinity, que sería beneficiado, que actualmente está
tratando de hallar el vuelo 370 de Malaysia Airlines perdido en 2014.

En respuesta, desde Balcarce 50 negaron ayer cualquier tipo de preferencia al elaborar las  condiciones del contrato. Sin embargo, pusieron en duda al venezolano, ya que sus antecedentes son difíciles de comprobar (no hay referencias a su firma en noticias sobre las búsquedas de las que dice haber participado) y porque era el único que demandaba un adelanto del 10%. 

"De momento se han contactado cinco empresas, se han evaluado cinco presupuestos", fue el anuncio en enero de Enrique Balbi, vocero de la Armada, mientras sólo Rusia aún colaboraba en el operativo que supo contar con 18 países. Algunas de las empresas que estaban interesadas en participar de la búsqueda, según trascendió, eran Náuticos Corp, Phoenix International y Odyssey Marine 
Exploration, del rescatista oceánico Tom Dettweiler, famoso por haber encontrado al Titanic a 3
mil metros en el fondo del mar. "(Del ARA San Juan) puede no quedar nada", opinó en una entrevista con Clarín el pasado diciembre.

Casualmente, es la misma profundidad a que, detalla el pliego con el logo de la Subsecretaría de Planeamiento Operativo, la empresa contratada deberá buscar al buque argentino, con un Vehículo Autónomo Submarino (AUV, según sus siglas en inglés) en un área de operaciones de 3 mil millas náuticas cuadradas, en paralelo a la chubutense Comodoro Rivadavia. El minisubmarino deberá contar con un sonar de barrido lateral para "detectar anomalías y discriminar objetos sobre el fondo
marino", otro de apertura sintética, una ecosonda de barrido multihaz, un perfilador de subfondo y un magnetómetro.

El "informe integral de la búsqueda", de resultar exitosa, deberá resultar de "registros de videos en alta resolución con indicación de la posición geográfica, fecha, hora y profundidad del contacto inspeccionado". El monto estimado en el pliego es de $ 177.152.000. El criterio de evaluación será "a favor de la oferta más conveniente para el organismo, teniendo en cuenta el precio, la calidad, la idoneidad del oferente y demás condiciones de la oferta".

lunes, 23 de abril de 2018

La Armada reclamó en un informe buque de rescate de submarinos

Por Edgardo Aguilera - Ambito.com
EN 2009 LA FUERZA DE SUBMARINOS SE QUEDÓ SIN BUQUE DE AUXILIO Y NUNCA SE LO REEMPLAZÓ
Los constantes recortes al presupuesto de las fuerzas prorrogaron la incorporación del navío -. 
CONFIDENCIAL. El documento secreto Plan de Capacidades Militares 2011 evidencia que contar con un buque de rescate no es prioritario.
El documento secreto Plan de Capacidades Militares 2011 evidencia que contar con un buque de rescate no es prioritario.

El presupuesto de Defensa, por años, no dio prioridad a la incorporación de un buque de rescate y salvamento de tripulaciones de submarinos accidentados. El último intento de la Armada para contar con una nave de apoyo y sistemas asociados se expresó en una nota confidencial fechada el 11 de mayo de 2017 y lleva la firma del excomandante de la Fuerza de Submarinos, capitán de navío Claudio Villamide. 

La Marina tenía en su flota el aviso (remolcador de altura) ARA Irigoyen asignado a la Fuerza de Submarinos que cumplió esa tarea por 48 años. Salió de servicio en 2009 y nunca se lo reemplazó. 

El Irigoyen fue botado en 1944 en los Estados Unidos para uso de la marina estadounidense y llegó al país en la década del 60. Tenía a bordo una cámara hiperbárica indispensable para efectuar estas operaciones de buceo de intervención a gran profundidad, el guinche y canasto para el descenso de los buzos y una campana de salvamento para socorrer a la dotación del submarino en problemas.

Sucesivos recortes de presupuesto y la asignación de esas diminutas partidas hacia otras prioridades dejaron a la Armada sin la capacidad de auxiliar a las dotaciones de los submarinos que pudieran declarar una emergencia en inmersión como la ocurrida con el San Juan. 

El documento secreto denominado Plan de Capacidades Militares 2011 (en vigencia), al que accedió este diario y que es la piedra angular del Poder Ejecutivo (presidente de la Nación en su rol de comandante en jefe de las FF.AA.) para emitir la Directiva de Política de Defensa, muestra a las claras que contar con un navío de socorro parece no prioritario. La tragedia del San Juan no ha modificado la meta de ajuste que en materia de Defensa se ha fijado el Gobierno nacional. 

En la página 35-43 del Plan, la previsión dice; "En el tercer quinquenio (n.r. 2021-2026) se incorpora un buque de rescate de submarinos con capacidades de apoyo a la operación y recarga de torpedos". Ante ese panorama de largo plazo, el excomandante de Adiestramiento y Alistamiento, contralmirante Luis López Mazzeo -que estuvo a cargo del operativo internacional de búsqueda del San Juan- ordenó a Villamide evaluar alternativas entre los navíos propios para disponer de una plataforma de auxilio ante emergencias en submarinos. 

El análisis realizado por el capitán Villamide determinó la factibilidad de alistar como buque de apoyo y rescate al aviso ARA Bahía Agradable y además contar con el buque de investigación científica ARA Austral para la búsqueda y localización del submarino siniestrado. 

El Bahía Agradable es uno de los cuatro buques de apoyo logístico que la Armada adquirió a la Federación Rusa en 2014. Se lo utilizaba en la actividad petrolera offshore para asistir torres de extracción de petróleo y de gas. Según el informe de Villamide, el Bahía Agradable (ex Tumcha) tiene una cubierta despejada y amplia para poder acomodar los sistemas de auxilio y agrega que la embarcación ya figuraba en la base de datos de la Oficina Internacional de Escape y Rescate de Submarinos (Ismerlo, en sus siglas en inglés) con la capacidad de transportar un sistema de intervención. 

Este organismo es el centro internacional de información y coordinación en rescate submarino, que posibilita a las naciones disponer de la asistencia de más de 40 países en caso de naufragios como el sucedido al ARA San Juan. Entre sus tareas figura normalizar los procedimientos de búsqueda y estandarizar medidas de las escotillas y esclusas de escape con el propósito de que todos los países puedan actuar con sus equipos de socorro en distintos tipos de submarinos. 

Más adelante el informe confidencial producido por Villamide pondera la capacidad de búsqueda del ARA Austral por contar con una sonda multihaz de última generación que "permite localización precisa en un rango de profundidad de 20 a 1.100 metros".

El análisis quedó en el papel. La Armada contaba con plataformas aptas para integrarse y complementarse ante un siniestro de submarino, pero no los fondos para adquirir el denominado sistema de intervención. El más simple consta de un vehículo sumergible operado de manera remota (ROV) que se utiliza para llevar mangueras que, una vez conectadas al casco del submarino accidentado, inyectan aire fresco y mantienen respirable la atmósfera del interior disminuyendo el nivel de CO2 (anhídrido carbónico).

viernes, 20 de abril de 2018

El ARA Salta, el único submarino operativo de la Argentina tiene fallas graves

Por Bruno Yacono - TN.com
Son anomalías similares a las detectadas en el ARA San Juan. Un informe de la Inspección General de la Armada, al que accedió TN.com.ar, habla de limitaciones en la vida útil de las baterías, pérdida de aire y dos radiobalizas obsoletas.
Resultado de imagen para ARA Salta
El 22 de noviembre de 2017, Rodolfo Ramallo, vocero de la Base Naval de Mar del Plata, se vio sorprendido por una pregunta de un periodista español que había llegado desde Madrid para cubrir la desaparición del ARA San Juan. “¿Por qué no utilizan el otro submarino que tienen para encontrarlo?”, consultó. “No es el medio más adecuado para hallar otra nave”, respondió el marino sin mayores precisiones.

La nave en cuestión es el ARA Salta, que se convirtió, tras la pérdida del ARA San Juan, en el único submarino con el que cuenta la Armada, al menos hasta que finalice la reparación del ARA Santa Cruz, en los astilleros de Tandanor. Y su estado no es el mejor. TN.com.ar accedió al informe que presentó en 2016 el entonces Inspector General de la Armada, Guillermo Luis Lezama, al exjefe del Estado Mayor de la Armada, Marcelo Srur. Ahí, se asegura que la nave “presenta deficiencias en su equipamiento operativo”.

El documento enumera faltantes y fallas, similares a los inconvenientes que sufría el ARA San Juan. La anomalía más importante es la limitaciones en la vida útil de sus baterías, que según expertos y excomandantes de la Armada consultados por este sitio puede resultar el mayor peligro de una embarcación de esta clase.
El documento que expone el grave estado del submarino ARA Salta.
“Si son exigidas de forma excesiva, las baterías pueden liberar hidrógeno, degradar la estabilidad de los electrodos y provocar una explosión”, explica uno de ellos.

La lista continúa: el ARA Salta cuenta con dos radiobalizas obsoletas cuya frecuencia no es compatible con el sistema de comunicaciones SAR, una consola de control en modo automático fuera de servicio y un sistema de antena HF de emergencia que tampoco funciona.

A su vez, el mástil del periscopio de observación de la nave está fuera de servicio y la unidad tiene una pérdida de aire por la junta de dilatación del túnel de la línea de eje en el tanque de lastre N 1. Además, el sonar pasivo es, según describe Lezama, “muy poco confiable” para navegar en inmersión.
La Inspección General de la Armada confeccionó el documento.
La Inspección General de la Armada confeccionó el documento.

Los problemas no son solamente mecánicos y técnicos. La nave tiene nueve salvavidas de maniobra obsoletos que no pueden repararse y no cuenta con equipamiento sanitario básico para operar: faltan dos tubos de oxígeno ultralivianos y mochila transportadora. Incluso, no cuenta con un botiquín de emergencia transportable.

Por otra parte, el sistema de dosificación del oxígeno tiene vencida la prueba hidráulica desde el año 2000 y los botellones del sistema de aire comprimido tienen vencida su prueba hidráulica, cuya última aprobación se hizo en 1995.
Las fallas en el ARA Salta.
Las fallas en el ARA Salta.
Este conjunto de irregularidades provocó que la conclusión de Lezama sea contundente: ”Los submarinos en Servicio de Comando de las Fuerzas de Submarino no cumplen los mantenimientos en dique seco con la periodicidad preestablecida”.

En 2017, el ARA Salta fue reparado en los astilleros SPI de Mar del Plata. Las tareas de mantenimiento, en buena medida, no suplieron estos problemas: se le realizó pintura del casco, limpieza de los tanques, reparación de tuberías de circulación de agua, mecanismos del timón, planos laterales de popa y proa y línea de eje y portahélice.

Por estos días el submarino pasa buena parte del año en la Base Naval. Desde la Armada aseguran que su inoperatividad se debe a cuestiones “presupuestarias” y no operativas. TN.com.ar les consultó por el informe de la Inspección General pero no recibió respuesta.

jueves, 19 de abril de 2018

Antonio Gentile, el “aparecido” que diseñó la propulsión nuclear para el submarino ARA San Juan

proyecto fallido. Antonio Gentile coordinó un equipo que desarrolló un reactor de propulsión nuclear para los submarinos TR-1700.Por Mauro Federico - Ambito.com
LA VERDADERA HISTORIA DEL FÍSICO DEL BALSEIRO QUE TRABAJÓ PARA LA ARMADA EN UN PROYECTO "SECRETO"

Convocado en 1977 por la Marina para crear un reactor atómico, que nunca se llegó a fabricar, abandonó la Argentina en 1980, tras enterarse que la Dictadura quería vender las armas a Saddam Hussein.

Antonio Gentile coordinó un equipo que desarrolló un reactor de propulsión nuclear para los submarinos TR-1700.

Todas las historias tienen un lado B. Pero la de Antonio Gentile, el físico del Instituto Balseiro que durante años fue considerado como un "desaparecido" por la última Dictadura Militar y que, según se supo esta semana, vive junto a su familia en los Estados Unidos, cuenta además con un lado C, desconocido para la mayor parte de la opinión pública. Hasta ahora. 

La reconstrucción de la trama oculta de esta historia pudo efectuarse gracias al aporte de dos testigos presenciales de los hechos a punto de ser narrados por primera vez. Se trata de dos ingenieros navales especializados en el diseño de submarinos, uno de los cuales formó parte junto a Gentile de un proyecto reservado de la Armada para dotar a los submarinos de la flota naval argentina tipo TR-1700.

Corría el año 1977 cuando el por entonces titular de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA), vicealmirante Carlos Castro Madero, lanzó a través del decreto 3183, su "Programa Pacífico de Desarrollo Nuclear". El plan generaba recelos entre los integrantes de las Fuerzas Armadas, que intentaban monopolizar el control del poderío atómico con una fuerte impronta bélica, contemplando las hipótesis de conflicto existentes (fundamentalmente con Chile). La gran controversia se centraba en si la Argentina debía o no aplicar el desarrollo nuclear a la construcción de la bomba, en tiempos en los que el mundo se dividía entre los países que la tenían y los que no. Castro Madero se oponía a las posiciones pro-bomba que expresaban los hombres fuertes del Ejército (Leopoldo Fortunato y de la Armada (Emilio Eduardo Massera).

Sin embargo, era consciente que el resultado de la fisión nuclear que los especialistas del Instituto Balseiro habían logrado controlar, conduciría inexorablemente a su aplicación para fines no pacíficos. Y decidió convocar a dos especialistas de su máxima confianza: uno de ellos trabajaba en el Centro Atómico Bariloche. Su nombre: Antonio Gentile. El otro era un ingeniero naval con vasta experiencia en el diseño de submarinos: Julio César Langini, cuyo testimonio es clave para reconstruir lo ocurrido. 

"Castro Madero llamó a ambos para sumarse a un proyecto que tenía que permanecer tabicado debido a razones de seguridad nacional", relató a Ámbito Financiero el ingeniero naval Jorge Bojanic, colega y amigo de Langini. El titular de la CNEA pretendía dotar de propulsión nuclear a los submarinos de la Armada, entre los que se encontraba el hoy desaparecido ARA San Juan. La combinación de ambos saberes le otorgaba a la iniciativa una excelencia pocas veces vista. Corría el año 1978 y los dos expertos debieron abandonar sus trabajos respectivos y dedicarse full life a la tarea encomendada, sin notificar a nadie sobre la misión que debían cumplir, e instalarse en el predio de los Astilleros Domecq García, controlados por la Marina, ubicados en Costanera Sur.

"Langini fue designado como Gerente del Proyecto, bajo la supervisión de la mano derecha de Castro Madero, el capitán de Fragata Alberto Terranova, encargado de la coordinación entre la CNEA y el astillero; el jefe científico del procedimiento era Gentile", detalló Bojanic. "Había que rediseñar los submarinos que habían sido adquiridos al Astillero alemán Thyssen para que entrara el módulo nuclear, y allí es donde cumplía un rol fundamental el hombre del Balseiro, porque su tarea era diseñar ese reactor que dotaría a la nave de propulsión infinita y una autonomía de más de 30 días sumergido sin salir a superficie", acotó.

Con la iniciativa en marcha, estalló el conflicto por el canal de Beagle con Chile, que puso a ambos países en pie de guerra. Esto aceleró los trabajos cuya finalización estaba prevista para principios de 1980. Durante ese lapso, Gentile fue contactado por la Fuerza Aérea, que proyectaba desarrollar el misil Cóndor II, al que preveía dotarlo de tecnología nuclear. El responsable de la Aviación, Brigadier General Omar Graffigna, pretendía que el arma triplicara el alcance en altura de su antecesor (Cóndor I) llevándolo a los 600 kilómetros. Eso inquietó a la dupla de especialistas que comenzaron a entender que sus conocimientos se aplicarían con una finalidad diferente a la que ellos suponían desde un inicio. "Y para colmo apareció en escena un representante del Astillero en el mundo árabe, quien ofreció vender otros cuatro submarinos adaptados para la propulsión atómica al régimen de Saddam Hussein, quien había asumido como presidente de Irak y se perfilaba como un potencial peligro para Occidente, con lo cual Langini y Gentile terminaron de espantarse y huyeron", finalizó Bojanic. Conscientes de que abandonar sus tareas podía ocasionar consecuencias no deseadas para sus familias, ambos decidieron escaparse rumbo a los Estados Unidos.

lunes, 16 de abril de 2018

Submarino nuclear: el país puede pasar del sueño a la realidad en mediano plazo

Por José Converti, Ingeniero - Profesor titular de Ingeniería Nuclear - Instituto Balseiro-UNCuyo. Ex director de ese establecimiento - Los Andes.

El investigador, perteneciente al instituto Doctor José A. Balseiro, asegura que el sumergible nuclear argentino es un objetivo posible.
Submarino nuclear: el país puede pasar del sueño a la realidad en mediano plazo
El submarino Santa Fe en los Astilleros Almirante Storni (CABA).

La tragedia del submarino ARA San Juan y la imperiosa necesidad de re-equipamiento de las Fuerzas Armadas (FFAA) contrastan fuertemente con el nuevo impulso que cobró el proyecto de construcción de un submarino propulsado con energía nuclear en Brasil. Estos hechos nos obligan a evaluar la opción nuclear para nuestra fuerza submarina.

Al inicio de cualquier análisis, es bueno despejar preconceptos instalados en el imaginario colectivo. A simple vista se observa la presencia de dos errores: que la tecnología necesaria para tal emprendimiento está muy lejos de nuestras capacidades y que representa un costo prohibitivo para la Nación.

Ambas suposiciones son falsas. Tanto la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) como las empresas asociadas del sector nuclear, utilizan y desarrollan diferentes tecnologías, las cuales pueden integrarse en el proceso de concretar un reactor nuclear específico para la propulsión de nuestros submarinos.

Los recursos preexistentes, como laboratorios, capacidad de cómputo y recursos humanos altamente calificados, constituyen una sólida base que acorta la brecha tecnológica y presupuestaria, dejando este emprendimiento al alcance de la infraestructura actual.

Vale precisar que a nivel técnico, el factor que diferencia a los reactores convencionales de los propulsores es la integración naval. Lo que se traduce en una serie de requerimientos técnicos relacionados con la limitación de volumen disponible en el casco y la distribución del peso permitido en el submarino. Tales aspectos son cruciales para lograr la flotabilidad y estabilidad del mismo.
La mayoría de los reactores nucleares que propulsan submarinos en el mundo son variantes del PWR (Reactor de Agua Presurizada, por sus siglas en inglés), diseñados bajo la configuración de uno o dos circuitos cerrados de agua o bien bajo una configuración compacta, donde se emplaza el generador de vapor sobre el recipiente de presión del reactor.

Se suele aseverar que el prototipo argentino de reactor nuclear de potencia Carem (actualmente en construcción) tiene como fin secreto la propulsión naval, pero sus bases de diseño y concepción lo vuelven inviable. Este importante proyecto está concebido para la generación de energía eléctrica en una planta estacionaria y en última instancia para competir en el mercado de la núcleo-electricidad.

A los aspectos comentados deben sumársele otros inherentes al diseño del reactor Carem que impiden su desempeño como reactor naval, tal como su gran tamaño, que lo vuelve incompatible con las dimensiones de un submarino clase TR-1700, como el ARA Santa Cruz y el ARA Santa Fe.

Otro factor que lo hace inviable es su diseño auto-presurizado e integrado. No hay antecedentes de submarinos propulsados por reactores de este tipo.

Corresponde precisar la relevancia del proyecto Carem por ser la primera experiencia propia en reactores de potencia de Argentina, y que es íntegramente gestionado por CNEA.

A diferencia de los reactores de investigación, máquinas que ampliamente domina la empresa estatal Invap (Investigación Aplicada), la generación de electricidad -ya sea en tierra o en un submarino propulsado con energía nuclear- requiere presiones superiores a 120 veces la presión atmosférica y temperaturas de trabajo de 300°C.

Esto desvirtúa la creencia de que Invap haya desarrollado reactores navales o que se encuentre en óptimas condiciones para su ejecución. Incluso áreas tan sensibles como los combustibles nucleares, que usan tanto los reactores de investigación de Invap como las centrales de potencia, son dominadas íntegramente por la CNEA.

Seguridad

Es bueno precisar que los combustibles nucleares constituyen la tecnología clave de este desarrollo, ya que usando una variante de arreglos de placas es posible lograr una configuración viable sin sobrepasar el 20% de enriquecimiento del uranio-235 (isótopo útil para la fisión nuclear).

Es decir, se cumple con el límite establecido en el Tratado de No Proliferación de Armas Nucleares, al cual Argentina suscribe desde 1991.

Más aún, este combustible presenta características de seguridad superiores, que lo vuelven óptimo para operaciones oceánicas con capacidad para responder a variaciones abruptas de potencia. Con un diseño optimizado, un único núcleo podría abastecer de energía al submarino durante toda su vida útil sin efectuar recambios de combustible.

Las principales soluciones tecnológicas en el orden internacional, como la dispersión cerámica en matrices metálicas (Cermet) y la utilización de pastillas planas (Caramel), están al alcance de las capacidades actuales con las que cuenta el país.

Junto a lo indicado, es bueno resaltar que la propulsión de un submarino tipo TR1700 requiere de potencias relativamente bajas si se utiliza como propulsor híbrido. El reactor del submarino alimenta a un turbogenerador que abastece tanto a un sistema de banco de baterías reducido como al motor que acciona la hélice del submarino.

Este último aspecto permite una navegación más silenciosa, dejando al reactor en el rango inferior de potencias entre los diseños de su tipo. Los submarinos clase Rubis de la Armada francesa tienen dimensiones semejantes a nuestros TR1700 y constituyen un excelente antecedente. Su planta de propulsión nuclear ocupa el mismo espacio y aproximadamente el mismo peso que la planta de propulsión diésel del TR1700.

Blindaje

Un aspecto técnico a precisar es el blindaje, diferente de las centrales comerciales. Su importancia radica en que debe guardar un compromiso entre su misión principal, que es proteger a la tripulación de la radiación (tanto de rayos gamma como de neutrones), y contar con un peso y volumen que no exceda lo permitido en el submarino.

Es importante, por otra parte, que tanto la distribución del peso como el balanceo permitan obtener una correcta integración de la planta de generación con el resto del submarino. Contar con un prototipo en tierra sería el primer paso en el proyecto, tanto para la validación de los cálculos como para ganar experiencia operativa y entrenamiento de las tripulaciones.

Las condiciones técnicas descriptas se cumplirían razonablemente con la tecnología ya disponible en el país. La estimación de costo efectuada no sobrepasa los 300 millones de dólares norteamericanos, pudiendo ser desarrollado en un lapso no superior a los cinco años.

Vale precisar, por otra parte, que el costo del submarino está directamente relacionado con tres factores claves en el proceso: el diámetro del recipiente de presión, de la sofisticación de equipos incorporados y la experiencia previa de construcción. Queda claro que la incorporación de una planta nuclear no encierra un sobrecosto prohibitivo.

A los fines de contar con una idea de lo que significa el desarrollo de estas tecnologías, es bueno comparar con otros países. Australia, por ejemplo, firmó un acuerdo para la compra de submarinos -no nucleares- franceses por 3.100 millones de dólares cada uno; el proyecto Borei (Rusia), que apunta a desarrollar un nuevo submarino nuclear, representa 500 millones de dólares. Existen otros planes más ambiciosos a la par de costosos.

Francia desarrolla el proyecto Le Triomphant con un presupuesto calculado en 3.800 millones de dólares.

Por lo tanto, desarrollar la propulsión nuclear de submarinos requiere la participación y coordinación de todo el sector nuclear argentino, articulando con las capacidades del Complejo Industrial y Naval Argentino (Cinar). Suponer que este desafío puede ser abordado por un único organismo o empresa es ignorar las enseñanzas que deja la experiencia internacional.

A modo de conclusión, el submarino nuclear argentino no es un "sueño", sino un objetivo posible a mediano y largo plazo, donde es determinante aprovechar y potenciar las capacidades nucleares y navales del país.

Se trata de un proyecto que puede recuperar la capacidad submarina de nuestra nación. Si bien la justificación para desarrollar esta tecnología debe considerar los aspectos geopolíticos y de defensa, no existen limitaciones tecnológicas ni económicas para la concreción del proyecto.

martes, 10 de abril de 2018

ARA San Juan:| El Gobierno decidirá esta semana contratar una empresa para buscar al submarino

Resultado de imagen para Sistemas Electrónicos Acuáticos
TN.com - El Gobierno decidirá esta semana si contrata a una empresa para buscar al submarino

El ministerio de Defensa analiza las propuestas de distintas compañías. De esta manera, se retiraría la recompensa de $ 98 millones.


Las próximas 48 horas serán cruciales para el futuro de la búsqueda del submarino ARA San Juan. El Ministerio de Defensa se encuentra analizando las ofertas de varias empresas internacionales y esta semana se decidirá por una para continuar con el operativo. De este manera, según trascendió, se dejaría de ofrecer la recompensa de 98 millones de pesos con la que la Casa Rosada intentó atraer a firmas extranjeras.

Así lo informó Lorena Arias, que integra el grupo de abogados de familiares de los tripulantes del navío desaparecido. Según contó, el dato fue confirmado por el ministro de Defensa, Oscar Aguad, durante una reunión que mantuvieron en la sede del Ministerio y de la que también participó Marta Vallejos, hermana del submarinista Celso Vallejos.

"El ministro nos aseguró que en las próximas 48 horas se definirá cuál será la empresa elegida y que esta misma semana se hará la contratación, para no demorar más los tiempos de búsqueda", afirmó a Arias. En el encuentro, el funcionario les dijo que se está trabajando con los últimos pasos jurídicos para comparar presupuestos, tecnología y disponibilidad de recursos de las propuestas que se presentaron, con el objetivo de elegir la mejor.

Desde el Ministerio de Defensa están comparando los presupuestos, tecnología y disponibilidad de recurso de la futura empresa que se va a encargar de la búsqueda del submarino.
Desde el Ministerio de Defensa están comparando los presupuestos, tecnología y disponibilidad de recurso de la futura empresa que se va a encargar de la búsqueda del submarino.
"No va a haber ni pliego ni licitación, sino que se hará a través de contratación, pero se está trabajando seriamente sobre las propuestas que se presentaron", aseguró la abogada tras salir de la reunión, que ya había sido pautada hace varias semanas.

Uno de los factores que empujaron al Gobierno a optar por la contratación -según Arias- fue la nota que emitió la comisión Bicameral del Congreso sobre el ARA San Juan, que el jueves último solicitó avanzar con este método para la búsqueda. "El ministro nos confirmó que desde el jueves están con este tema y que nos quedáramos tranquilas que ya está asignada la partida en el presupuesto para la contratación", indicó.

La medida dejaría sin validez a la recompensa de 98 millones de pesos, oficializada en febrero último, para aquella empresa que encontrara al submarino desaparecido o diera información clave para la búsqueda.

El proyecto por el que se inclinan los familiares es el que presentó el venezolano Hugo Marino, CEO de la empresa SEA (Sistemas Electrónicos Acuáticos), que participó de dos reuniones con autoridades del ministerio de Defensa y de una de la comisión bicameral del Congreso. "Nosotros como familia y querella preferiríamos que fuera su empresa si tuviera sus condiciones. Lo conocemos y ya habíamos investigado. Sabemos que hicieron cinco búsquedas en el pasado y todas tuvieron resultados positivos. Eso a las familias les da confianza", destacó la abogada.

Según explicó Marino, su proyecto pretende cubrir un área de 1.600 millas náuticas, que puede alcanzar hasta 4.500 metros de profundidad, con un vehículo autónomo subacuático. Además, detalló que la operación podría demandar entre tres y cuatro semanas para su puesta en marcha -ya que sus equipos deben ser traídos desde Europa- y duraría unos 100 días, con un costo cercano a los 3,8 millones de dólares.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...