Mostrando entradas con la etiqueta Relaciones internacionales. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Relaciones internacionales. Mostrar todas las entradas

sábado, 20 de mayo de 2017

El emperador japonés se sorprendió con el número de pobres en la Argentina

Por Santiago Dapelo - LA NACION
TOKIO.- El presidente Mauricio Macri cerró su gira asiática con un encuentro muy especial. Es que el jefe del Estado y la primera dama, Juliana Awada , fueron recibidos por el emperador Akihito y su esposa Michiko, en el Palacio Imperial de Tokio. Un lugar al que sólo acceden unos pocos elegidos, lo que fue destacado como un gesto más en el acercamiento entre la Argentina y Japón.
Macri y Awada fueron recibidos por el emperador Akihito y su esposa Michiko, en el Palacio Imperial de Tokio
Macri y Awada fueron recibidos por el emperador Akihito y su esposa Michiko, en el Palacio Imperial de Tokio. Foto: Reuters 

"Recién le contaba al emperador que teníamos 30 por ciento de pobreza. ´¡Cómo puede ser!´, me preguntó", contó Macri a LA NACION al regresar de ese encuentro. Según relató el Presidente en el lobby del Palace Hotel, que mira los jardines del Palacio Imperial, en el corazón de la ciudad, el emperador había estado en nuestro país en 1997.
El emperador japonés se sorprendió con el número de pobres en la Argentina
El emperador japonés se sorprendió con el número de pobres en la Argentina. Foto: Reuters 

"Ellos tienen una islita, 70 por ciento roca, con 120 millones de personas y son una potencia mundial. ¿Cómo nosotros, con uno de los siete países más grandes del mundo, con recursos de todo tipo y solamente 40 millones de habitantes podemos tener 30 por ciento de pobreza?", se interrogó Macri. Y agregó: "No entienden; nadie entiende".

El Presidente, Awada y su hija Antonia partirán esta tarde -cerca de las 8 de la mañana hora de la Argentina- rumbo a la Argentina. La primera escala la realizarán en un vuelo privado hasta Dubai. Y luego abordarán una de Emirates.

viernes, 19 de mayo de 2017

Mauricio Macri se reunió con CEOs japoneses y destacó las ventajas de invertir en el país

(La Nación) - El Presidente dijo que su gestión trabaja para bajar la inflación a un dígito y expuso la oportunidad de explotar gas natural en Vaca Muerta
El presidente Mauricio Macri expuso esta mañana en el Foro Económico Japón - Argentina que se realizó en el Hotel The Prince Park Tower Tokyo
El presidente Mauricio Macri expuso esta mañana en el Foro Económico Japón - Argentina que se realizó en el Hotel The Prince Park Tower Tokyo

En su primer día en el último destino de su gira por Asia, el presidente Mauricio Macri se reunió con varios CEOs de importantes empresas japonesas en Tokio. Allí destacó las ventajas de invertir en el país y sostuvo que su gestión trabaja para bajar a un dígito la inflación en 2019.

"Es difícil que ustedes encuentren un país en el mundo con la potencialidad de crecimiento que tiene la Argentina", dijo el jefe del Estado, quien remarcó que espera que el país nipón "apueste fuertemente a la inversión en la Argentina", mencionando específicamente el yacimiento de shale gas (o gas natural) de Vaca Muerta y la explotación del litio.

Macri indicó que el hecho de que esté a punto de reunirse por tercera vez con el primer ministro Shinzo Abe en un lapso de 15 meses "demuestra que hay un enorme interés entre ambos países para establecer una relación estratégica a largo plazo".

Según indicó un comunicado de Presidencia, se ha abierto una nueva etapa en la Argentina, a partir de que el Gobierno estableció "reglas claras" y generó "transparencia" para alentar la llegada de inversores.

"Nosotros estamos abiertos a ayudar a que las empresas japonesas tengan las mejores condiciones para que inviertan", dijo el Presidente junto a ministros y otros funcionarios de Gobierno en la reunión, realizada en el Hotel Prince Park Tower Tokyo.

Además, afirmó que la Argentina "necesita más del orden y de ese compromiso que tiene Japón con mejorar continuamente para convertirse en un país realmente competitivo y productivo".

"Tenemos excelentes recursos humanos e increíbles recursos naturales, pero nos ha faltado el método y la organización", explicó.

"Ahora dejamos de ver el mundo como una amenaza, lo vemos como una oportunidad; es un gran desafío", dijo, y destacó el hecho de que es "el primer presidente argentino en venir después de 19 años". "Esto -dijo- tiene que ver con la decisión de mi país de sumarse al mundo".

Recordó que desde diciembre de 2015 la Argentina comenzó a dejar atrás "el aislamiento que hizo que no nos desarrollemos como otros países o como el promedio de los de la región".

Macri también enfatizó en las posibilidades de explotar la gran reserva de shale gas que existe en el yacimiento de Vaca Muerta y de litio, teniendo en cuenta de que no existe techo para la demanda de ese mineral.

El Presidente señaló que la Argentina necesita también recuperar los años de desinversión en materia de infraestructura y construir puentes, aeropuertos, rutas y puertos para potenciar la actividad comercial y productiva de las economías regionales.

También hizo hincapié en que la inflación está en un proceso de baja y señalo que el costo de vida descenderá a un dígito para el año 2019.

De mismo modo, recordó que entre las principales medidas de sesgo económico que adoptó desde su primer día de gobierno figuran el acuerdo de pago a los holdouts, el retorno a los mercados financieros y la quita de las retenciones a las exportaciones de productos agrícolas.

Agencia DyN

martes, 16 de mayo de 2017

Como China y Japón, otros países asiáticos buscan afianzar lazos con la Argentina

Por Santiago Dapelo - LA NACION
Macri recibió en Pekín invitaciones para visitar Indonesia, Vietnam y Malasia, como parte de una apertura a la reinserción internacional del país; hoy empieza la visita oficial, con fuerte acento en los negocios
Los presidentes Xi, Macri y Putin, ayer, en el foro en Pekín
Los presidentes Xi, Macri y Putin, ayer, en el foro en Pekín. Foto: Reuters 

PEKÍN.- Asia recibió a Mauricio Macri con los brazos abiertos. Mientras el Gobierno se prepara para anunciar, mañana, un paquete de inversiones chinas en la Argentina -como mínimo serán 3000 millones de dólares-, los mandatarios de Indonesia, Malasia y Vietnam se acercaron ayer al Presidente para invitarlo a visitar sus países.

Si bien se trató de un primer contacto, en el Gobierno resaltaron el hecho como una continuidad de lo que ocurre con Macri cada vez que está fuera del país y de la inserción "inteligente" que lleva adelante.

Los primeros ministros de Malasia, Najib Tun Razak, y de Vietnam, Nguyen Xuan Phuc, y el presidente de Indonesia, Joko Widodo, le manifestaron su intención de recibirlo.

El paso de la Argentina por el foro "Una Franja y Una Ruta para la Cooperación Internacional", que reunió a 28 mandatarios de todo el mundo, sirvió como trampolín para impulsar la figura del jefe del Estado, que ocupó un lugar de privilegio siempre cerca del anfitrión, el presidente Xi Jinping .

Otra de las novedades fue que los presidentes y jefes de Estado reunidos durante los últimos dos días en esta ciudad se comprometieron a repetir este encuentro cada dos años. En ese sentido, Macri sostuvo que la posibilidad de que América latina converja con el foro es para la Argentina "una oportunidad" que no hay que dejar pasar.

"Es necesaria una arquitectura de cooperación económica global abierta, inclusiva y equilibrada, que beneficie a todos. Que contribuya a dinamizar nuestros propios objetivos de reducción de la pobreza y creación de oportunidades económicas a través del desarrollo de infraestructura logística, energética y productiva", dijo el Presidente durante su participación de la reunión en el Centro Internacional de Conferencias Yanqi Lake, en la ciudad imperial, que ayer por momentos colapsó. Es que aquí el tránsito, caótico siempre, puede quedar detenido por horas. Lo que Julio Cortázar imaginó en "La autopista del sur" puede ser un infierno cotidiano.

El viaje a China y Japón será así el primer paso de un nuevo escenario mundial para la Argentina, en el que Asia tendrá un papel muy relevante. Esto se verá claramente cuando mañana, Macri y Xi Jinping formalicen varios acuerdos y anuncios de inversiones para la Argentina.

El listado incluirá inversiones energéticas y también de la puesta en marcha de un ambicioso plan por 2100 millones de dólares para la recuperación del tren San Martín, como adelantó ayer en LA NACION el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich. Además, el interés argentino estará puesto en la posible presentación que realizarán ambos mandatarios, en el Gran Palacio del Pueblo, para el financiamiento para construir dos nuevas centrales nucleares por US$ 12.500 millones.

Pero, además, Macri planteó ayer un tema prioritario en su mirada sobre el mundo: el lugar que debería ocupar nuestro país y, por sobre todo, la región. El Presidente deslizó la necesidad de avanzar con acuerdos como el que impulsa entre el Mercosur y la Unión Europea para alcanzar un tratado de libre comercio, y también desde la Unasur, cuya presidencia ejerce la Argentina.

"Tenemos interés en que Una Franja, Una Ruta se articule con Iirsa [Iniciativa para la Integración de la Infraestructura Regional Suramericana] para impulsar entre nuestras regiones a la clave del siglo XXI: la conectividad", remarcó el mandatario argentino.

Ya finalizado el foro -además de la Argentina participaron República Checa, Turquía, Suiza, España, Serbia, Rusia, Polonia, Filipinas, Paquistán, Mongolia, Kenya, Etiopía, Fiji e Italia, entre otros-, hoy comienza la visita oficial. Macri tendrá una intensa agenda en el Foro de Negocios e Inversiones China-Argentina.
Awada y otras primeras damas, en la visita a la Ciudad Prohibida
Awada y otras primeras damas, en la visita a la Ciudad Prohibida. Foto: Reuters / Presidencia

Será la primera de las actividades de la misión empresarial argentina -viajaron más de 130 empresarios de nuestro país y se inscribieron más de 800 empresarios chinos- a China y Japón. El Presidente tiene pautadas 12 reuniones, de las que participarán Alejandro Bulgheroni (Pan American Energy), Marcelo Mindlin (Pampa Holding), Luis Betnaza (Techint), Miguel Kaufmann Brea (UIA), Miguel Etchevehere (Sociedad Rural Argentina), Susana Balbo (Dominio del Plata), Alberto Arizu (Wines of Argentina), Luis Galli (Newsan), Ulises Forte (Instituto de la Carne) y Daniel Funes de Rioja (Copal), entre otros.

Además disertarán la canciller Susana Malcorra y los ministros Luis Caputo (Finanzas), Juan José Aranguren (Energía), Guillermo Dietrich (Transporte) y Ricardo Buryaile (Agroindustria).

Un día después, el Presidente viajará a Shanghai, donde la Argentina tendrá una presencia sin precedente como país invitado de honor en SIAL China, una de las exposiciones más relevantes del sector de alimentos y bebidas del continente asiático. Con el lema "Grown by nature, manufactured by us", más de 60 empresas argentinas presentarán sus productos. Macri prevé recorrer el pabellón de nuestro país.

En la segunda actividad, que aún no fue confirmada oficialmente, Macri almorzaría con el futbolista Carlos Tevez, la estrella del Shanghai Shenhua, con quien mantiene una estrecha relación. ¿Hablarán de la vuelta de Tevez a Boca?, le preguntó LA NACION al secretario de Deporte, Carlos Mac Allister. "Eso sólo lo sabe Mauricio [Macri]", se excusó sonriendo el funcionario.

Después llegará el turno de Tokio, Japón, donde lo aguardan reuniones con el primer ministro Shinzo Abe y con el emperador Akihito y la emperatriz Michiko.

Venezuela fue tema de debate

La situación que atraviesa Venezuela se coló ayer en el foro "Una Franja y Una Ruta para la Cooperación Internacional", que reunió a 28 mandatarios de todo el mundo en China.

Según informaron fuentes oficiales, el presidente Mauricio Macri se refirió a la grave crisis social y política que atraviesa Venezuela con la mandataria chilena, Michelle Bachelet, y el español, Mariano Rajoy.

Durante la charla, el jefe del Estado les manifestó su preocupación por el escenario al que está llevando al pueblo venezolano el gobierno de Nicolás Maduro, que hace semanas enfrenta numerosas protestas en las calles de todo el país que suelen terminar en represión. "Coincidieron en que la situación es un desastre", confiaron a LA NACION integrantes de la comitiva oficial.

lunes, 15 de mayo de 2017

Macri inició la visita a China y recogió los primeros gestos de reconocimiento

Por Santiago Dapelo - LA NACION
Tuvo dos encuentros con el presidente Xi, que le dio un lugar destacado entre otros mandatarios; hoy se verán nuevamente.

PEKÍN.- Dos encuentros en menos de 24 horas y siempre en un lugar de privilegio. El presidente chino, Xi Jinping, dio un claro gesto de reconocimiento a Mauricio Macri . Cuando aún resta un día para que comience la visita oficial, donde se firmarán acuerdos para la realización de obras y para formalizar anuncios de inversiones para la Argentina, el jefe del Estado tuvo una posición destacada junto al líder de la República Popular China.

Tras pasar un par de horas de descanso luego de su paso por Dubai, el Presidente se vio con Xi Jinping en lo que fue el primer contacto entre ambos desde que aterrizó en esta ciudad, ayer por la mañana. Si bien se trató de un saludo de bienvenida en el Gran Palacio del Pueblo, Macri estuvo sentado a la mesa de Xi durante la cena. Lo mismo ocurrió en la gala multicultural en la Opera House: Macri compartió la primera fila con el anfitrión y con el presidente de Rusia, Vladimir Putin .

Hoy por la mañana, en la madrugada de la Argentina, se verán nuevamente, cuando Macri participe de la mesa principal en el Foro Una Franja y Una Ruta para la Cooperación Internacional, junto con el presidente de China y mandatarios invitados. Ése será el punto final para el foro y la antesala de la visita de Estado. "No caben dudas: la Argentina está en la agenda de China. Son gestor concretos", dijo a LA NACION un testigo del paso del Presidente por los distintos actos.

En la cena. Macri conversó con la presidenta chilena, Michelle Bachelet ; el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy; la directora del FMI, Christine Lagarde, y el primer ministro de Grecia, Alexis Tsipras. Después de la fotografía oficial y los saludos de bienvenida, el jefe del Estado compartió la mesa con Xi Jinping y se sentó junto al secretario general de la ONU, Antonio Guterres.

Entre charla y charla, Macri y su esposa, Juliana Awada , disfrutaron de una sopa de venera con estropajo; langosta y camarón frito; carne con hongos, y un bacalao con sabor a vainilla. De postre: tortas, frutas y helado.

Mañana, en tanto, comenzará la etapa más importante de la gira de cuatro días por este país. Es que el listado de acuerdos y contratos bilaterales que firmarán Macri y el presidente chino es muy extenso. Habrá anuncios de inversiones energéticas y también de la puesta en marcha de un ambicioso plan por 2100 millones de dólares para la recuperación del tren San Martín.

Además, el interés argentino está puesto en la posible presentación que realizarán ambos mandatarios pasado mañana, en el Gran Palacio del Pueblo, para el financiamiento para construir dos nuevas centrales nucleares por US$ 12.500 millones. Como contrapartida, el Gobierno presentará el estado de situación sobre las represas Néstor Kirchner y Jorge Cepernic, ambas en Santa Cruz, que podrían reiniciarse en los próximos meses.

Mañana, Macri dirá presente en el Foro de Negocios e Inversiones Argentino-Chino, para el que viajaron especialmente poco más de 130 empresarios argentinos. Y, un día después, el Presidente viajará a Shanghai, donde la Argentina tendrá una presencia sin precedente como país invitado de honor en SIAL China, una de las exposiciones más relevantes del sector de alimentos y bebidas del continente asiático. Con el lema "Grown by nature, manufactured by us", más de 60 empresas argentinas presentarán sus productos.

La segunda actividad aún no fue confirmada, pero el jefe del Estado podría almorzar con el futbolista Carlos Tevez, la estrella del Shanghai Shenhua, con quien mantiene una estrecha relación. ¿Hablarán de la vuelta de Tevez a Boca? Nadie lo confirmó, pero tampoco lo desmienten. Al día siguiente viajará a Tokio.

Buscan ampliar la exportación de carne vacuna

El subsecretario de Ganadería, Rodrigo Troncoso, señaló que la habilitación para exportar carne enfriada argentina a China formará parte de la agenda que esta semana tratarán las delegaciones de ambos países durante la visita de Mauricio Macri a ese país.

China es el mayor comprador de carne congelada sin hueso para el país. Según un informe del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (Ipcva), en 2016 se colocaron en ese mercado 52.793 toneladas de carne congelada, por US$ 218.642.244. En tanto, durante los primeros tres meses de 2017 se vendieron unas 17.900 toneladas. Representó en valor el 25% del total exportado de carne.

"Uno de los puntos del temario entre las comitivas de ambos países será la apertura del mercado para la carne enfriada", dijo Troncoso en China. También señaló que se pedirá mejorar el proceso para habilitar plantas frigoríficas. "Vamos a pedir que el prelisting lo podamos hacer nosotros desde la Argentina", indicó el funcionario sobre las negociaciones con China.

miércoles, 10 de mayo de 2017

Más que yuanes para centrales nucleares: Macri buscará apoyo político, inversiones y un mayor comercio con China

Por Juan Diego Wasilevksy - iProfesional -  Es la gira más trascendente del año, luego de la cumbre con Trump. Se intentarán definir proyectos por u$s30.000 millones. Además, se trabajará para diversificar la canasta exportadora y achicar el déficit. El mandatario sellará alianzas antes de las cumbres de la OMC y del G20 en Buenos Aires
La agenda internacional de Mauricio Macri sigue levantando vuelo. 

Luego de la ansiada cumbre con el mandatario estadounidense Donald Trump y a muy pocos días del mano con el propietario de Alibaba, el Presidente está en plena cuenta regresiva para encarar la gira que lo llevará a China y Japón, previa escala en Emiratos Árabes Unidos.

Para entender la importancia que el equipo de Gobierno le está dando a la estrategia de reinsertar a la Argentina en el mundo, basta saber que, una vez que culmine este rally por Asia, el Presidente habrá recorrido la friolera de 275.000 kilómetros fuera del país. Esto equivale a cerca de siete vueltas al mundo, en apenas un año y medio de gestión.

Macri, quien el 12 de mayo estará haciendo escala en Dubai, tiene previsto aterrizar el día 14 en China, donde llegará acompañado por Juliana Awada y una delegación conformada por funcionarios, gobernadores y empresarios. La misión en el gigante asiático se extenderá por cuatro jornadas. El 18, finalmente, viajará a Tokio, desde donde luego emprenderá su regreso a la Argentina.

"Ha habido un importante cambio en la forma en la que se ve a China. Durante la gestión kirchnerista, esa nación era considerada como una salida de emergencia. Sucedió con los famosos swaps, para sostener reservas, o con los fondos para financiar obras públicas", señala Marcelo Elizondo, ex director de Fundación ExportAr.

En diálogo desde Hong Kong, donde participa de una misión empresaria, Miguel Ponce, ex subsecretario de Industria, remarca que, luego del acercamiento con Trump, el viaje al gigante asiático "tiene como objetivo enviar el mensaje de que la Argentina no sólo está integrándose al mundo, sino que lo está haciendo de manera muy acelerada".

En cuanto a los objetivos, el Gobierno ya dejó en claro que la misión se apoyan en tres ejes: 
-Concreción de proyectos de inversión y búsqueda de financiamiento para obras de infraestructura y promoción de exportaciones
-Diversificación de las ventas y achicamiento del crónico déficit comercial
-Consolidación de la alianza con la región asiática en plena cuenta regresiva hacia las cumbres de la Organización Mundial del Comercio y del G-20, que se desarrollarán en Buenos Aires.

A la caza de inversiones
Al analizar el peso específico que hoy exhibe China en el mapa de inversiones en territorio argentino, queda claro que se está muy lejos de alcanzar el verdadero potencial. 

Según los últimos datos oficiales, las inversiones "ancladas" en el país apenas suman u$680 millones, menos del 1% de la inversión extranjera directa total, ocupando un lejano puesto 17 en el ranking general. 

Para ponerlo en perspectiva, llegaron más desembolsos a través de dos paraísos fiscales, como Bermuda y las Islas Caimán, que desde el gigante asiático. "Claramente hay un déficit en cuanto a la recepción de inversiones. Nuestra economía está `desinvertida` y China no tiene el peso que debería tener", afirma Elizondo.

"Durante las últimas décadas, se dieron diferentes oleadas en las que se potenció la llegada de empresas estadounidenses,europeas y brasileñas. Eran momentos en que las compañías del gigante asiático no se internacionalizaban. Pero ahora, con los cambios en esa economía, buscan ser jugadores relevantes. Por eso es un buen momento para tender puentes", señala Elizondo.

En abril viajó a China una suerte de "misión exploratoria" comandada por el ministro de Finanzas, Luis Caputo, y el secretario de Relaciones Económicas Internacionales, Horacio Reyser, responsable de "capitanear" la búsqueda de capitales. Esa delegación tuvo como objetivo allanar el camino para conseguir financiamiento para diversos proyectos, como la mejora del Ferrocarril Belgrano Cargas y del San Martín, por un monto estimado de más de u$s2.000 millones.

También, para un parque fotovoltaico a gran escala en Jujuy (u$s300 millones) y la búsqueda de compras de viviendas prefabricadas por un valor cercano a los u$s1.000 millones, operación que generó críticas desde el sector forestal nacional, si bien luego el Gobierno salió a aclarar que todavía no había "nada firmado".
En paralelo, uno de los puntos clave de la gira será darle cierre a un ambicioso acuerdo para la construcción de dos nuevas centrales nucleares por la friolera de u$12.500 millones. A este plan se le buscará sumar un acuerdo para levantar una represa en la provincia de San Juan, iniciativa que demandará un desembolso de u$s800 millones.

Durante la gira, también se monitoreará el avance del reciente acuerdo alcanzado con el Banco de Desarrollo de China (CBD), que estará comenzando a otorgar créditos a pequeñas y medianas empresas argentinas por un monto total de u$s150 millones y a tasas convenientes. 

Más que soja 

Los funcionarios macristas no ocultan su entusiasmo tras la visita de Jack Ma, director ejecutivo y cofundador de Alibaba, la principal plataforma de comercio online del gigante asiático. El empresario dejó la promesa de abrir un canal para promocionar alimentos frescos con sello argentino, lo que abriría una ventana que, para el Gobierno, podría disparar millonarios negocios. Con ese ímpetu, la delegación oficial llegará a territorio chino con la idea de diversificar la canasta exportadora. 

"Llevamos una agenda en la que trataremos la forma de potenciar sectores que ya tienen presencia en ese país pero también nuevos o todavía poco relevantes, con el objetivo de evitar que se sigan primarizando nuestras exportaciones hacia ese país", indicó un técnico especializado en inteligencia comercial y que asesora a la comitiva.

"China es, actualmente, nuestro principal mercado para la carne vacuna fresca y congelada. Es el sexto comprador de vinos y es el tercer mayor consumidor de maníes y derivados producidos en la Argentina. Esto da una muestra del potencial que tiene y del terreno que hay por delante", amplía. 

Según el experto, que pidió off the record, "el punto clave es que la clase media de China ha experimentado un boom histórico. Ya son más de 200 millones de personas y la cifra va en aumento. Pero nuestras exportaciones no se están diversificando al ritmo que deseríamos".

Este objetivo de "descommoditizar" la canasta es un anhelo que fue blanqueado por la propia canciller Susana Malcorra cuando, en un encuentro con el embajador de ese país en Buenos Aires, le deslizó un comentario con tono de reproche: "Tenemos un intercambio comercial que, nos parece, está lejos del potencial que podríamos lograr y estamos trabajando para no solamente aumentar la exportación de aceite de soja".

Al analizar las cifras del intercambio bilateral, son varios los puntos que preocupan. En primer lugar, el 65% de los envíos hacia ese destino están concentrados en aceites vegetales y harinas.

En tanto, salvo los envíos de medicamentos por poco más de u$s20 millones anuales, casi no hay espacio para las exportaciones de productos con alto valor agregado (ver cuadro):

En paralelo, la fuente consultada reconoce que uno de los intereses es insistir en un viejo reclamo: equiparar el comercio bilateral. "Está en la agenda, pero sabemos que es algo de más largo plazo", asegura a iProfesional, sin mucha convicción.

Sucede que este pedido se viene haciendo desde las épocas de Néstor Kirchner. Pero cada año que pasó el problema, lejos de mejorar, se fue agravando. "Seguramente habrá espacio para tocar el tema. La Argentina va a plantear un pedido para avanzar con una mejora del desbalance comercial, si bien el tema prioritario es el de las inversiones", afirma Elizondo.

Actualmente, las empresas nacionales tienen un share de apenas 0,3% del total de importaciones realizadas por el gigante asiático. Además, ya se está por completar casi una década con déficit de la balanza comercial bilateral. La tendencia arrancó en 2008 y se profundizó en los últimos tres años, cuando el rojo sobrepasó los u$s6.000 millones (ver cuadro)
Con el objetivo de generar nuevos negocios, con la comitiva oficial estarán viajando representantes de Wines of Argentina -el organismo responsable de promocionar la marca vino argentino en el mundo.

Además, ProMendoza estará organizando un road show con un nutrido grupo de bodegas en búsqueda de potenciales importadores.

En paralelo, el Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA) desarrollará un pabellón de más de 800 metros cuadrados y asistirá junto a 24 frigoríficos exportadores en la feria de alimentos SIAL, una de las mayores a nivel mundial y de la que participará el Presidente.

Como parte del plan para incrementar las exportaciones, los funcionarios le están dando las puntadas finales al acuerdo para que el organismo oficial de sanidad y calidad agroalimentaria de China (similar al SENASA) instale una oficina en el país, lo que le daría mayor celeridad a los permisos que se requieren para exportar desde frutas hasta carne.

En paralelo, el Gobierno también tiene interés en equilibrar la otra balanza: la turística, que en los últimos se tiñó de rojo por los millones de argentinos que cada año se dirigen principalmente a Chile o Estados Unidos, aprovechando el atraso cambiario.

El propio Macri destacó que en la actualidad hay 150 millones de ciudadanos chinos viajando por el mundo y apenas 30.000 cruzan estas fronteras al año. "Si lográsemos que viniesen un par de millones, sería un gran cambio", comentó el mandatario.

En búsqueda de alianzas

Para los analistas, para que se concreten estos negocios y se avance con más desembolsos en la economía real, la parte política jugará un partido determinante.

Elizondo considera que se trata de un viaje clave porque "ayudará a mostrar que la Argentina es `elegible`. ¿Qué significa esto? Que hoy ofrece mejor clima para los negocios y para las inversiones".

El experto recalca que este es el mismo objetivo que persigue el macrismo cuando procura "estar en la mayor cantidad de foros posibles". Cabe destacar que el país será sede de la Conferencia Ministerial de la OMC, que se llevará a cabo en Buenos Aires en diciembre de 2017.

En 2018, en tanto, se desarrollará "el" evento del año: el Summit del G-20, y que contará con los mandatarios de las principales potencias a nivel mundial.

Ponce afirma que la cercanía de la cumbre de la OMC genera que la visita de Macri haya despertado mucho interés en territorio chino. 

"El gigante asiático nunca tuvo un vínculo fácil con la OMC y la Argentina todavía no reconoció a ese país como economía de mercado. Este es un aspecto que le interesa sobremanera a Beijing, pero que es delicado, porque si se le da luz verde, dificultaría la posibilidad de que el Gobierno, en un futuro, utilice instrumentos antidumping frente a situaciones de competencia desleal", acota.

Pero China también tiene otros intereses en el país. Y están vinculados con su necesidad de abastecerse con materias primas básicas. 

"Para la administración de Xi Jinping, la Argentina juega un rol clave, por su papel relevante en el campo de los alimentos, la energía y la minería", acota Elizondo.

"China ve en Sudamérica un terreno importante para cimentar su propio crecimiento, por las commodities, y Brasil y la Argentina son sus dos grandes socios", concluye.

martes, 9 de mayo de 2017

Sergio Mattarella: "Italia pondrá todo el esfuerzo por lograr el acuerdo de la Unión Europea y el Mercosur"

(Presidencia)Por Martín Dinatale - mdinatale@infobae.com
El presidente de Italia se reunió con Macri en la Casa Rosada y brindó un fuerte apoyo al gobierno argentino. Llegó con 50 empresarios

El presidente italiano Sergio Mattarella se reunió este mediodía en la Casa Rosada con su par Mauricio Macri y destacó que "Italia pondrá todo el esfuerzo posible para lograr que el Mercosur y la Unión Europea avancen pronto en la firma de un acuerdo de libre comercio".

Ante la mirada atenta de Macri y de buena parte del gabinete nacional en el Salón Blanco, Mattarella lanzó un claro mensaje de apoyo al gobierno argentino y dijo que dialogó con Macri de "la perspectiva concreta de avanzar pronto en un acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea y el Mercosur ya que éste será un objetivo muy importante para todos los países que estarán incluidos porque contemplará un mercado de 700 millones de personas".

Desde hace 16 años que no venía a la Argentina un presidente italiano y la euforia tanto en las comitivas de Italia como de la Argentina se mostró claramente en los discursos de Mattarella y de Macri. "Italia valora mucho a la Argentina y hará todo lo posible para que la Argentina crezca", dijo Mattarella tras la reunión privada con el mandatario argentino. A su vez, el presidente de Italia destacó "la hermandad histórica que une a nuestros países".

En una devolución de gentilezas, Macri resaltó el gesto de que un presidente de Italia regrese a la Argentina luego de 16 años. "Hay una demostración de afecto y de confianza de Italia en los cambios que estamos haciendo", dijo Macri, quien también resaltó la necesidad de "establecer entre Italia y la Argentina una vocación de unidad para lograr el acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea y el Mercosur". También Macri resaltó los acuerdos firmados con Italia para la colaboración mutua ante la lucha contra el narcotráfico y el terrorismo.

Como adelantó ayer Infobae, Mattarella llegó con una comitiva de 45 empresarios que esta tarde participarán de un Foro Económico en el Palacio San Martín. Ambos presidentes firmaron convenios de cooperación por una inversión italiana proyectada en la Argentina de 100 millones de dólares. El primer convenio aprobado contempla un plan de inversiones de la empresa de Ferrocarriles Italianos con el Ministerio de Transporte que dirige Guillermo Dietrich. Este plan apunta a establecer el plan nacional de reestructuración de la red ferroviaria de la Argentina por una inversión de 40 millones de dólares.

Por otra parte, Macri y Mattarella firmaron un convenio para el desarrollo de una planta de baterías de litio en Jujuy de la empresa italiana FAM, que junto al grupo Eurnekian y el Estado argentino plantean una inversión de otros 40 millones de dólares. Este proyecto de la planta de baterías de litio empleará a unas 100 personas en Jujuy y es la gran apuesta del gobernador Gerardo Morales en alianza con Italia. El tercer convenio prevé las obras de desarrollo vial en las autopistas de Santa Fe por parte de la empresa estatal italiana ANAS, que en su país han establecido más de 25.000 kilómetros de autopistas y que en un acuerdo de 1,2 millones de dólares prevén inversiones para mejorar las rutas y autopistas santafesinas.

En tanto, el cuarto convenio por firmar mañana apunta a una inversión superior a los 20 millones de dólares de la empresa italiana Leonardo para la producción de componentes de aviones para la defensa y el uso civil en acuerdo con la estatal argentina FADEA. Este proyecto se realizará bajo la supervisión del Ministerio de Defensa y el Estado italiano que maneja Leonardo.

Una iniciativa que abre oportunidades de cooperación entre China y Argentina

Una iniciativa que abre oportunidades de cooperación entre China y Argentina
Por Yang Wanming - Embajador chino en Argentina

El embajador de China en la Argentina destaca la importancia de la próxima visita de Estado que Mauricio Macri realizará a su país.


Mauricio Macri y su par chino Xi Jinping, en la cumbre del G20 en septiembre.

La iniciativa “Una Franja y una Ruta” abre nuevas oportunidades para la cooperación entre China y Argentina. Los próximo días 14 y 15 de mayo, el Foro una Franja y una Ruta para la Cooperación Internacional (BRF, por sus siglas en inglés) se celebrará en Beijing, con la participación de cerca de 30 mandatarios y directores de distintas organizaciones internacionales, incluido el presidente Mauricio Macri.

“Una Franja y una ruta” es la abreviatura conjunta de la “Franja Económica de la Ruta de Seda” y de la “Ruta Marítima de Seda del siglo XXI”, iniciativa planteada por el presidente chino Xi Jinping en el año 2013. Su objetivo consiste en desarrollar la cooperación económica entre los países a lo largo de la ruta.

El objetivo es construir una comunidad de interés común en base a la confianza política mutua, la integración económica y la convergencia cultural conjunta. En el transcurso de los últimos tres años, más de 100 países y organizaciones internacionales se han incorporado a esta iniciativa, entre los cuales más de 40 han firmado acuerdos de cooperación con China, cosechando un significativo número de logros tempranos.

Puede decirse que la iniciativa es un importante canal para ampliar y profundizar la cooperación internacional, que está generando nuevas oportunidades para el bienestar de los pueblos de todo el mundo. Este BRF se constituirá como el foro internacional de mayor nivel respecto a la iniciativa, sobre el cual han establecido “la Cooperación Internacional para la Prosperidad Conjunta” como su lema,y “la conectividad de políticas, infraestructura, comercio, finanzas y personas” como los 5 temas principales.

Las discusiones se concentrarán en torno a ejes clave, como la conectividad de infraestructura, la cooperación económica y comercial, la inversión industrial, la energía y los recursos, el apoyo financiero, el intercambio humano y cultural, la protección ecológica y ambiental, y la cooperación marítima. El espíritu de “Una Franja y una Ruta” coincide con la integración inteligente de la Argentina al mundo, concepto de desarrollo sostenido por el Gobierno argentino, y también se corresponde con el rumbo de desarrollo de las relaciones bilaterales a largo plazo.

Damos una cálida bienvenida al presidente Macri al BRF y desde ya agradecemos sus valiosas sugerencias a la iniciativa, con la expectativa de que ambos países, en base a los principios de “consulta extensiva, construcción conjunta y beneficios compartidos”, promuevan de forma mancomunada la construcción de la iniciativa y tracen una ruta de desarrollo de interés común para todas las partes involucradas, a fin de inyectar más energías para el crecimiento de la economía mundial, así como traer más beneficios a ambos pueblos y a los del resto del mundo.

Después del BRF, el presidente Macri realizará un visita de Estado a China, durante la cual mantendrá la tercera reunión con su contraparte china Xi Jinping en los últimos 13 meses, un récord en la historia de las relaciones binacionales. Durante la visita se celebrará, además, la II Reunión de la Comisión Permanente Inter-Gubernamental presidida por los dos cancilleres, y se tiene previsto lograr consensos para profundizar la cooperación en materia de política, comercio y negocios, cultura, educación, ciencia-tecnología, deporte, entre otras áreas. En la coyuntura del 45° aniversario de las relaciones diplomáticas entre China y Argentina, tengo la convicción de que esta visita cimentará el futuro desenvolvimiento de la Asociación Estratégica Integral entre nuestros países desde esta nueva partida histórica.

viernes, 5 de mayo de 2017

El Presidente Macri hará una escala en Emiratos Árabes antes de ir a Japón y China

Por Martín Dinatale - Infobae.com - mdinatale@infobae.com
El Presidente tiene previsto reunirse allí con el príncipe heredero y sellar acuerdos comerciales y de inversión
Mauricio Macri con el Sheikh durante su visita (Presidencia)
Mauricio Macri con el Sheikh durante su visita (Presidencia)

Mauricio Macri hará una inesperada escala en Dubai en su viaje oficial a China y Japón. Allí, se reunirá con el Sheikh Ahmed Bin Zayed al Nahyan, príncipe heredero de los Emiratos Árabes Unidos. 

A bordo de un avión de Fly Emirates, el presidente argentino hará escala el 12 de mayo en Dubai antes de seguir viaje a Beijing y Tokio. Se trata de una parada que el Gobierno organizó aceleradamente en los últimos días y que genera muchas expectativas por los acuerdos económicos que se podrían cerrar allí. "Los Emiratos Árabes Unidos son los más poderosos de todos los países árabes y tienen con la Argentina una muy buena relación, que esperamos se pueda profundizar para sacar buen provecho", sintetizó a Infobae un funcionario del Gobierno que trabaja a contrarreloj en el armado de esta agenda de Medio Oriente.

Según se pudo saber, Macri podría cerrar allí los acuerdos que el 15 de marzo pasado había avanzado con el Sheikh Ahmed Bin Zayed al Nahyan cuando éste visitó Buenos Aires por dos días. Entre estos convenios que la Argentina tiene mucho interés en sellar figura un proyecto para que se utilice la plataforma comercial de Dubai como puente para ofrecer los productos argentinos en Medio Oriente. También se analiza una fuerte inversión de Emiratos Árabes desde un Fondo de Inversión para obras de infraestructura en el país.

Al Nahyan es miembro de la familia del jeque Jalifa bin Zayed bin Sultan Al Nahyan, actual presidente de los Emiratos Árabes Unidos, y al mismo tiempo es el director del fondo soberano Abu Dabi Investment Authority (ADIA), que maneja 650.000 millones de dólares. Según sostienen los diplomáticos de Emiratos Árabes, la intención de las autoridades de ese país es apostar a que en 20 años se puedan tener inversiones diversificadas en todo el mundo y que éstas no se acoten en el área petrolera, que hoy es la principal fuente de riqueza.

Por este motivo, el viaje de Macri a Dubai y su reunión con el príncipe heredero cobra singular atracción para el Gobierno. "Hay proyectos para armar joint ventures y lograr que las empresas argentinas de alimentos sean partner de compañías de Emiratos Árabes para potenciar la ruta comercial de alimentos argentinos en Medio Oriente", sintetizó un diplomático de la Cancillería en diálogo con Infobae.

En rigor, el fondo de inversión ADIA invierte la mayor parte de su capital en acciones de países desarrollados, pero a la vez apuesta fuertemente por países emergentes o bonos de gobiernos.

En su reciente visita a la Argentina, el Sheikh Ahmed Bin Zayed al Nahyan se reunió con Macri en la Casa Rosada y hablaron de los potenciales negocios que ambos países podrían cerrar para complementar sus economías. Según relató un funcionario que estuvo en ese encuentro, "hubo muy buena sintonía" entre ambos mandatarios.

Antes de ello, en noviembre del año pasado, la vicepresidente Gabriela Michetti había estado de visita oficial en Emiratos Árabes Unidos y también se reunió con Al Nahyan.

Macri llegará el 11 de mayo por la tarde a Dubai y se quedará todo el 12 para la visita oficial en Emiratos Árabes. Allí arribará con buena parte de la comitiva oficial integrada por la canciller Susana Malcorra; el ministro de Energía, Juan Aranguren; el ministro de Producción, Francisco Cabrera; el ministro de Ciencia y Tecnología Lino Barañao; el ministro de Hacienda Nicolás Dujovne y el secretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo, entre otros.

El 13 de mayo temprano partirá rumbo a Beijing para iniciar allí su visita oficial y luego partir rumbo a Japón. Desde Dubai Macri partirá en un avión privado rumbo a Oriente.

miércoles, 3 de mayo de 2017

Uruguay da explicaciones sobre el barco de Malvinas

Por Guillermo Pellegrino - Clarin.com
La nave Ernest Shackleton usa en Montevideo una bandera de la marina mercante británica que no es la suya. Y lleva el cartel "Stanley -Falklands Islands".
Uruguay da explicaciones sobre el barco de Malvinas
El buque Ernest Shackleton, que es de investigación y se moviliza habitualmente con bandera de las Islas Malvinas, atracó hace algunas horas en el puerto de Montevideo. En una Cumbre del Mercosur celebrada en la capital uruguaya en diciembre de 2011, se había resuelto que todos los países del bloque prohibieran el ingreso a sus puertos de barcos con bandera de Malvinas. Pero en esta oportunidad el Shackleton ancló con un pabellón de la marina mercante británica.

Al respecto, Clarín.com consultó a Juan José Domínguez, vicepresidente de la Administración de Puertos de Uruguay. “Se resolvió, y eso lo hicieron las cancillerías tiempo atrás, que para prefectura marítima uruguaya (que está en la órbita del Ministerio de Defensa), cualquier barco que venga no va a tener especificaciones de Falkland, sino que fondearán con bandera del Reino Unido”. El jerarca agregó que estos barcos no usan bandera de Malvinas, siempre llegan con una británica.

Al informarle que el Shackleton arribó al puerto de Montevideo con un pabellón de la marina mercante británica (que es de color rojo y tiene en su vértice superior izquierdo la bandera del Reino Unido), Domínguez expresó que “eso está dentro de lo legal” y que “las autoridades del puerto no pueden negarle la entrada”. En cuanto a las alteraciones de banderas, situación que no está del todo clara, dijo que “esa es una cuestión táctica, que habrá que analizarla particularmente”.

En su momento, el tema del ingreso de barcos con bandera de Malvinas a terminales uruguayas llevó a pequeños cortocircuitos entre Buenos Aires y Montevideo. Días antes de la resolución del Mercosur de diciembre de 2011, el ex presidente José Mujica, en la lógica del particular relacionamiento que tenía con su par Cristina Fernández (con la que de a poco intentaba destrabar asuntos pendiente entre ambas naciones) ordenó a la Administración de Puertos que prohibiera el ingreso de buques con emblema de las islas a cualquier terminal uruguaya. Pero al mes trascendió que el ejecutivo oriental estaba dispuesto a admitir a esos barcos, siempre y cuando utilizaran la enseña del Reino Unido. De esa forma no había base legal para cerrarles las puertas.

Este golpe de timón de Mujica tuvo por esos días otros dos objetivos: uno fue el evitar, o en su defecto morigerar, las cuantiosas pérdidas de las empresas uruguayas de distintos rubros que solían -y suelen- abastecen y dar servicio a estos barcos que amarran en la principal terminal portuaria local; y el otro fue para aliviar tensiones con los gobiernos de Gran Bretaña y España, países a los que mayormente pertenecen estos barcos que, como en determinado momento pescan en aguas territoriales de las islas, el gobierno de Malvinas le exige que tenga una bandera suya debido a que las autoridades isleñas tiene en diversos temas bastante autonomía del gobierno británico, por ejemplo las licencias de autorización de pesca se pagan en sus oficinas de administración.

Historicamente, ese país tuvo una conducta mercenaria -lease paraíso fiscal, cueva de ladrones, escondite de opositores políticos, hasta incumplidores de su "aparente neutralidad" -cueva de agentes británicos- durante la IIGM-. No debe olvidarse el envío mensual durante años de un buque con aprovisionamiento a las Islas Malvinas, previamente al conflicto armado de 1982. No se debe esperar nada de esa nación sobre el tema Malvinas...

sábado, 29 de abril de 2017

Satisfacción en EE.UU. por el trato preferencial y el respaldo a Macri

Por Claudio Jacquelin - LA NACION
En el gobierno y los organismos internacionales coinciden en que sirvió para ratificar el rumbo del país.

WASHINGTON.- Mientras el balance absolutamente en rojo sobre los primeros 100 días de gobierno de Donald Trump , que se cumplen hoy, domina la escena política local, los ecos de la visita del presidente Mauricio Macri siguieron repicando positivamente ayer en los estamentos del gobierno vinculados con la Argentina y en oficinas de organismos internacionales con sede en esta ciudad. También en la prensa: el influyente The New York Times incluyó una foto del encuentro en la tapa.

En cada encuentro con funcionarios de esos ámbitos surge espontáneamente la valoración favorable sobre el viaje y subsiste la sorpresa por el trato preferencial que le dispensó Trump a Macri . La conclusión unánime es que "sirvió para reforzar la imagen de la Argentina, reafirmar el rumbo que ha decidido tomar su gobierno y demostrar que la idea es sostener y profundizar los cambios", como lo definió un funcionario de uno de los organismos multilaterales de crédito, una institución con la que la Argentina estuvo enfrentada durante la década pasada.

Del lado estadounidense quedan nítidos cuáles son los intereses y las expectativas que esperan que la Argentina satisfaga. No es sólo que haya un buen clima para los negocios y que se resuelvan algunas situaciones controversiales, como cuestiones de propiedad intelectual (léase patentes) o la posibilidad de que se permita importar bienes de capital usados.

La lista de lo que se espera no es corta y, como podía preverse, la encabeza Venezuela, tema en el que ya el gobierno de Macri parece haber aprobado la primera materia, según dijo a este enviado un importante funcionario del Departamento de Estado: "Fue fundamental la participación de la canciller Susana Malcorra para alcanzar el miércoles pasado el consenso en la Organización de Estados Americanos (OEA)" y convocar a una reunión extraordinaria de cancilleres para analizar la crisis en ese país. La decisión desató la furia del gobierno venezolano, que anunció su decisión de abandonar el organismo.

El "socio estratégico", como calificó Trump al gobierno de Macri, había dado su primera "prueba de amor" antes de la reunión presidencial y, sin dudas, la potenció. Lo que espera Estados Unidos es que siga cumpliendo ese rol porque, como se señaló sincera y descarnadamente en el Departamento de Estado, " si nosotros presionamos es mal visto, por eso es mucho mejor que la presión surja de los países de la región". Clarísimo. Aunque nadie tiene claro aún qué resultados concretos pueda tener esa presión para torcer el rumbo de catástrofe del régimen de Nicolás Maduro.

Los otros objetivos de la administración de Trump que quedaron expuestos cuando Macri ya hacía varias horas que había llegado a Buenos Aires consisten en avanzar protocolos sobre seguridad informática (no se descarta que incluya la venta de tecnología), la lucha contra el narcotráfico, el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo.

A eso hay que sumarle el interés por el avance en la investigación por la muerte del fiscal Alberto Nisman y, sobre todo, la denuncia que habría precipitado la muerte referida al acuerdo del gobierno de Cristina Kirchner con el régimen de Irán para terminar con la imputación a ese país por su responsabilidad en el atentado contra la AMIA. Como se ve, lo que se espera que aporte la Argentina al flamante matrimonio excede lo económico o financiero, aunque en ese terreno hay varias cosas en juego, que también se le reconocen al gobierno argentino.

En el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) aportan por estas horas otra explicación a la buena recepción aquí, que la mejora en la calificación argentina, tras el cierre del pleito con los holdouts y la salida del default, tuvo y sigue teniendo consecuencias positivas. En su caso, por ejemplo, la mejora en la calificación de la Argentina permitió al BID incorporar a su capital prestable 2000 millones de dólares (casi el 8% del total con que cuenta), que eran parte de la garantía que obligaba a tener por el default argentino, explicó el representante argentino en el organismo, Raúl Novoa. Eso también facilitó que el país pueda contar este año con nuevo crédito para obras de infraestructura por US$ 1500 millones.

Cuestiones de peso (y también de dólares) que hacen al nuevo estatus de la relación bilateral. Y que explican que la recepción a Macri fue tan favorable en esta ciudad, no sólo por la empatía personal que pudo sentir Trump por otro presidente que, como él, viene del mundo de los negocios y con el que en sus otras vidas ya habían compartido otros buenos ratos.

"Todos me dijeron: queremos ayudarlos"
Foto: Télam 
El presidente Mauricio Macri resaltó que durante su paso por los Estados Unidos recibió "en todos lados muestras de afecto por la Argentina" y "muchas ganas de ayudarnos". Al mediodía, el Presidente visitó el rompehielos Almirante Irizar, en Puerto Madero, tras su paso por una planta de sueros en la provincia de Buenos Aires. Macri agregó que el presidente de Estados Unidos, Donal Trump, le prometió que "va a arreglar" el problema de la importación de limones argentinos, suspendida a principios de este año.

viernes, 28 de abril de 2017

Macri logró en EE.UU. un fuerte apoyo político y empresarial

Por Mariano Obarrio - LA NACION
Se reunió por primera vez como presidente con Trump, quien destacó su gestión y su rol regional; también fue bien recibido en el Congreso y en el sector económico; anticipan que permitirán el ingreso de limones argentinos
 El presidente Mauricio Macri llegó a la Casa Blanca para reunirse con su par estadounidense, Donald Trump, para tratar temas como la relación bilateral y la situación política en Venezuela. Acompañado por su esposa, Juliana Awada. Foto: Reuters
WASHINGTON.- En la reunión bilateral más importante desde que asumió, el presidente Mauricio Macri recibió ayer un rotundo espaldarazo de su par de los Estados Unidos, Donald Trump, que lo trató como un "socio en la región", se comprometió a recomendar a las empresas norteamericanas que inviertan en la Argentina y les ordenó a sus funcionarios que resuelvan los problemas pendientes.

En una rueda de prensa, Macri confirmó progresos para la exportación argentina de limones, biodiésel y carne. "Hubo fuertes avances", señalaron a LA NACION en la comitiva argentina. Fuentes oficiales dijeron que hubo un compromiso para permitir la exportación de limones argentinos a los Estados Unidos. Macri cosechó además un aval para lograr un rápido ingreso a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), un club de países avanzados, un cambio histórico para Washington.

El Presidente también tuvo una recepción muy favorable en el Congreso, donde elogiaron los cambios que instrumentó. Además, en la reunión con empresarios pudo percibir una gran disposición a invertir en el país. "Hay un clima como nunca hubo. El gobierno de los Estados Unidos le marca al sector privado que la Argentina es un país confiable para invertir", dijo Macri en la Blair House, donde se hospedó, antes de regresar anoche a Buenos Aires.

Tanto en el almuerzo y la reunión bilateral con Trump como con representantes y senadores en el Capitolio, Macri escuchó fuertes pedidos para que lidere la presión de la comunidad internacional sobre Nicolás Maduro, en Venezuela, para que ponga una fecha de elecciones, garantice la división de poderes y libere a los presos políticos.

"Fue un encuentro maravilloso", dijo Macri al disertar en el Centro de Estudios Estratégicos Internacionales (CSIS) ante más de 600 anotados de diversos centros de pensamiento y de empresas norteamericanas.

Al recibir a Macri y a la primera dama, Juliana Awada , Trump junto a su esposa, Melania Trump , dijo que consideraba al Presidente "un gran amigo al que no veía hace 25 años", y agregó en broma: "El me hablará de limones y yo de Corea del Norte".
Mauricio Macri y el presidente Donald Trump durante un almuerzo en la Casa Blanca. Foto: Reuters / Kevin Lamarque
Macri confirmó que la Argentina ingresará en el programa Global Entry, lo que agilizará el ingreso de argentinos que lo soliciten. Pero no se anunciaron avances sobre el ingreso del país al Sistema General de Preferencias (SGP), aunque la cuestión se analizó entre el ministro de Producción, Francisco Cabrera, y el secretario de Comercio, Wilbur Ross, junto con los limones y el biodiésel.
La OEA había convocado a los cancilleres a buscar una solución para Venezuela anteayer y Maduro anunció su retiro de la Organización de Estados Americanos. Macri dijo que "Maduro no se fue porque el proceso dura dos años y debe plata a la OEA". Y anunció que la presión sobre Maduro seguirá con una hoja de ruta de reuniones en la Celac y en Naciones Unidas, donde la canciller Susana Malcorra estará hoy.

"Los diputados y senadores y Trump preguntaron por Venezuela y por las investigaciones por las denuncias y la muerte de Alberto Nisman y sobre cómo avanzaban ambas investigaciones", dijo Macri. "Mi respuesta fue que trabajo para que la Justicia sea independiente y no le puedo decir cuándo va a terminar", añadió ante los periodistas en la Blair House, la casa de visitantes ilustres que le ofreció Trump y en la que se alojó la comitiva.

El Presidente tuvo en esa residencia una reunion con directivos de Dow Chemical, que le anticiparon el desarrolo en el país de un polo petroquímico en Vaca Muerta.

Luego de su reunión con Ross, allegados a Cabrera indicaron que la negociacion por los limones va "muy bien y hay fuertes avances".

El gobierno de Trump, además, desclasificó documentos sobre las violaciones a los derechos humanos en la dictadura militar argentina.

Un miembro de la comitiva comentó que en el almuerzo entre ambas delegaciones Trump le pedía enfáticamente a sus secretarios (ministros), ante cada problema que mencionaba Macri, que "hay que resolver cuanto antes estos temas con nuestro socio en la región". De allí el optimismo del Presidente.

De la reunión con Trump participaron Malcorra, Cabrera, el jefe de Gabinete, Marcos Peña; el ministro de Energía, Juan José Aranguren; el secretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo, y el encargado de negocios de la embajada, Sergio Pérez Gunella. Macri dijo que le explicó a Trump que en la denuncia de EE.UU. contra el biodiésel argentino había un error porque "no había dumping, ni subsidios cruzados, sino un impuesto a la importación". Afirmó que su interlocutor dijo que iba a "intervenir" en el tema.

Aranguren agregó que EE.UU. "no tiene sobreproducción de biodiésel, sino que importa, y no hay problema de que estamos afectando la producción local". Luego, Ross le dijo a Cabrera que el 8 de mayo se podría resolver el tema y que será "mirado con la mejor predisposición".

Trump, con su esposa Melania, recibió a Macri y a Awada en la entrada de la Casa Blanca, y le dedicó una recepción amigable

A su vez, Macri aseguró que llegarán inversiones norteamericanas. "Tener una buena relación con el gobierno y el Congreso es muy importante porque le marca al sector privado que es un país en el cual se puede confiar. Hay un clima como nunca", se entusiamó.

Malcorra intervino para apuntar que Macri le pidió a Trump apoyo en la OCDE y que éste "se comprometió sobre tablas a dar apoyo" en ese frente e instruyó al secretario de Estado, Rex Tillerson. Escuchaban el vicepresidente Mike Pence y la plana mayor de la Casa Blanca: el jefe de gabinete, Reince Priebus; el general Herbert Raymond McMaster, asesor en Seguridad Nacional, y Jared Kushner, el poderoso jefe de asesores.
Mauricio Macri y Donald Trump se despiden en la Casa Blanca. Foto: AP / Pablo Martinez Monsivais
Los temas más relevantes que fueron tratados
  • Relación política: La reunión sirvió para restituir el nivel de diálogo que el macrismo había logrado con Obama. Trump hizo un reconocimiento fuerte del liderazgo de Macri.
  • Relación comercial: No hubo un progreso concreto, pero tampoco se esperaba que ocurriera. Sí hubo una inclusión de los temas económicos en el documento conjunto.
  • Limones: Wilbur Ross, secretario de Comercio de los Estados Unidos, le anunció al ministro Francisco Cabrera que reabrirán la importación que estaba cerrada.
  • Derechos humanos: Washington liberó ayer otra parte de la documentación reservada oficial que Estados Unidos conserva de la época de la dictadura militar.
  • Venezuela: Macri y Trump compartieron la "preocupación" por la situación del país. Acordaron "trabajar estrechamente para preservar las instituciones democráticas".
  • Biodiésel: El 8 de mayo se resolverá si el tema será tratado por la Secretaría de Comercio. Ross le dijo a Cabrera que tienen la mejor disposición.
  • Seguridad y terrorismo: Suscribieron un compromiso conjunto para combatir el tráfico de drogas, el lavado, el financiamiento del terrorismo y la corrupción.
  • Visas: Estados Unidos anunció que en mayo lanzarán en la Argentina el programa Global Entry, que facilita la entrada al país de argentinos de "bajo riesgo".

miércoles, 26 de abril de 2017

Mauricio Macri llega a los Estados Unidos: cómo será su agenda

Por Martín Dinatale - Infobae.com - mdinatale @ infobae.com
El presidente partió este martes por la noche a Houston y luego irá a Washington. Biodiesel, limones y Venezuela, los temas más importantes que tratará con Trump.

El presidente Mauricio Macri partió el martes por la noche en un vuelo privado rumbo a Estados Unidos, donde lo espera un encuentro con su par norteamericano Donald Trump y una agenda cargada con tres temas calientes: las definiciones por inversiones petroleras en el país; la situación de Venezuela; y los conflictos comerciales no cerrados por el biodiesel y los limones.

Según consignaron a Infobae fuentes calificadas de la Casa Rosada, la intención de Macri es tener una "aproximación y testeo" de la relación de Trump con la Argentina. No se esperan grandes anuncios, aunque sí que se aborden temas espinosos de la agenda bilateral y asuntos donde existen coincidencias plenas como es el caso de los cuestionamientos al régimen de Nicolás Maduro.

Macri llegará hoy por la mañana, alrededor de las 10 -hora de Buenos Aires-, a Houston junto con los ministros de Energía y Producción, Juan Aranguren y Francisco Cabrera. Allí visitarán una planta de la empresa Dow y las instalaciones de Tenaris. Luego tendrá un almuerzo organizado por el Instituto Argentino del Petróleo y el Gas (IAPG) con empresarios petroleros. "Se hablará de los proyectos en Vaca Muerta y el potencial que tiene ese yacimiento para la región", dijo un funcionario que forma parte de la comitiva oficial.

El Gobierno espera en esta escala de Houston un anuncio de inversiones de empresarios norteamericanos que refuerce la visita de Macri a Estados Unidos. De hecho, las empresas Dow y Tenaris tienen proyectos de inversión de Vaca Muerta que van a revalidar en este viaje presidencial.

Por la tarde Macri se trasladará a Washington donde lo espera una agenda muy cargada. El plato fuerte de la corta estadía del presidente será la reunión en el Salón Oval de la Casa Blanca con Donlad Trump. Macri llegará acompañado por Juliana Awada y los esperan en un almuerzo reservado el presidente de Estados Unidos y su mujer Melania, quien se trasladará especialmente desde Nueva York para este encuentro.

Durante ese encuentro Macri prevé abordar varios temas de la agenda bilateral: quiere reforzar el comercio bilateral, hablará de la posibilidad de incluir el reclamo por las exportaciones de limones y carnes que están trabadas en Washington por decisión del Departamento de Agricultura, y tratarán sobre los acuerdos de cooperación en materia de lucha contra el narcotráfico y el terrorismo, la situación de Venezuela y las denuncias de la industria estadounidense de biodiesel contra los productores argentinos a los que se acusa de hacer dumping.

No son temas de fácil abordaje los que tendrán en carpeta ambos presidentes en su primer encuentro oficial como jefes de Estado. No obstante, en la Casa Rosada se muestran optimistas. "Las relaciones personales que ambos presidentes tienen puede superar todo escollo", dijo un allegado a Macri. Es muy probable que no haya definiciones de las trabas a los limones que impuso Washington porque para ello falta menos de un mes para que el Departamento de Agricultura defina si levanta o no las restricciones. Sobre el caso de biodiesel el gobierno norteamericano aún no tomó definición alguna si llevará la denuncia del empresariado norteamericano a la OMC.  No es un tema menos porque se juegan USD 1.300 millones para los productores locales que tienen en Estados Unidos su más apetecible mercado.

Si bien el almuerzo de Macri con Trump será a solas, en la comitiva además de Cabrera y Aranguren estarán el jefe de Gabinete, Marcos Peña; el secretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo; la canciller Susana Malcorra y el vocero presidencial Iván Pavlovsky, entre otros.

Luego de la reunión con Trump, Macri disertará en el Centro de Estudios Estratégicos internacionales y más tarde hablará ante unos 300 empresarios en el Hotel Four Seasons con empresarios. Esta reunión fue organizada por la Cámara de Comercio de Estados Unidos y también forma parte del plato fuerte de Macri en Washington. "Hay mucha expectativa de los empresarios norteamericanos por la visita de Macri ya que la Argentina ingresó en otra etapa con una apertura al mundo que es muy bien recibida por el mundo privado", dijo a Infobae Alejandro Díaz, director ejecutivo de la Cámara de Comercio de Estados Unidos en la Argentina. Antes de ese encuentro abierto con empresarios habrá una reunión breve y cerrada con unos 20 CEO en el mismo Hotel Seasons.

Desde la Cámara de Comercio norteamericana confían en que el viaje de Macri logre ampliar el interés que hay en la Argentina del sector privado de Estados Unidos. Es que Estados Unidos es el primer inversor extranjero en la Argentina con un comercio bilateral de unos USD 10.472 millones. Sólo entre los años 2004 a 2007 la Argentina tuvo un saldo favorable en ese intercambio comercial.

miércoles, 19 de abril de 2017

Elogios y promesas de inversión con la presidenta de Suiza

El cruce de elogios entre el presidente Mauricio Macri y su par suiza, Doris Leuthard, duró todo el díaPor Santiago Dapelo - LA NACION
El cruce de elogios entre el presidente Mauricio Macri y su par suiza, Doris Leuthard, duró todo el día. Foto: Archivo / Gobierno de Suiza.

El cruce de elogios entre el presidente Mauricio Macri y su par suiza, Doris Leuthard, duró todo el día, pero como sucede en cada visita de un mandatario extranjero, se trató de un primer paso. Eso sí, auspicioso. Es que las promesas de inversiones y definiciones sobre posibles acuerdos quedaron para más adelante.

El jefe del Estado destacó la "cooperación" que brindó Suiza en "el combate a la corrupción, el lavado de dinero y la evasión fiscal", entre ellas la causa que involucra al empresario Lázaro Báez, a la vez que consideró la visita como "una muestra de afecto y de confianza" en el plan argentino de integrarse al mundo de una "manera inteligente". Leuthard, en tanto, resaltó las medidas que tomó el Gobierno en su primer año de mandato; en especial felicitó a Macri por el resultado del blanqueo de capitales.

"Si todos los antecedentes que tenemos y los esfuerzos por fortalecer la cooperación tienen éxito, estoy segura de que después de esta visita vamos a ver cada vez más resultados", dijo Leuthard en un encuentro que organizó el CARI en el hotel Alvear.

Antes, Leuthard -primera mandataria de ese país en visitar la Argentina- se reunió con Macri en la Casa Rosada. "Valoramos los intercambios que hemos lanzado en ciencia y tecnología, más de 80 proyectos en investigación aplicada. Se van a ir incrementado", dijo el Presidente.

La devolución de Leuthard sonó como música en los oídos de Macri. Es que la mandataria suiza subrayó que el gobierno argentino ha encarado en los últimos años "muchas reformas valientes tendientes a encarar la pobreza".

Los avances pueden ser significativos para nuestro país, ya que Suiza es el sexto inversor directo. Por eso por la tarde, Leuthard, que llegó al país con 30 empresarios, se reunió con el ministro de Producción, Francisco Cabrera; el secretario de Comercio, Miguel Braun, y el presidente de la Agencia Argentina de Inversiones, Juan Procaccini. Ahí hablaron de las oportunidades que existen entre ambas naciones. Según informaron fuentes oficiales a LA NACION, los visitantes se mostraron interesados en incluir a las pymes en sus inversiones. Leuthard, que se quedará hasta mañana, visitará hoy la obra del soterramiento del Sarmiento, y se reunirá con Marcos Peña y los ministros Guillermo Dietrich y Germán Garavano, entre otros.

martes, 11 de abril de 2017

Macri en EE.UU.: irá a la Casa Blanca, el Capitolio y se verá con empresarios

Macri en EE.UU.: irá a la Casa Blanca, el Capitolio y se verá con empresariosPor Natasha Niebieskikwiat - Clarin - Además de ver a Trump, se reunirá con legisladores. Preocupación por las trabas al biodiesel.

El Gobierno termina de definir los detalles de la visita a los Estados Unidos. Macri se verá con Trump. Será un viaje breve y con todas las actividades posiblemente concentradas en un día. En medio de los preparativos, el Gobierno espera que la Casa Blanca comunique oficialmente este miércoles el encuentro entre los presidentes Mauricio Macri y Donald Trump del próximo jueves 27, para cerrar todos los detalles.

En el entretiempo, Presidencia y Cancillería trabajan una visita del Presidente al Capitolio para reunirlo con un grupo de legisladores. Hace unos días, la Cámara de Representantes (Diputados) aprobó una resolución en la que reafirma la importancia de la relación entre la Argentina y Estados Unidos y reconoce las reformas económicas de Macri.

Además, le preparan una charla con empresarios en las oficinas de la Cámara de Comercio, ubicada en el 1615 de la calle H, justo enfrente de la Casa Blanca. Y como publicó Clarín el domingo, Macri en persona podría darle una condecoración al veterano ex presidente James Carter por su presión a la última dictadura para que esta diera cuenta de los desaparecidos y violaciones a los derechos humanos que se cometían de manera contemporánea a la administración demócrata.

La comitiva que acompañará al Presidente será reducida: la canciller Susana Malcorra, el secretario de Asuntos Estratégicos Fulvio Pompeo y quizás se sume el jefe de Gabinete, Marcos Peña, porque es un viaje corto. Viajará también el vocero presidencial Iván Pavlovsky. Y no se descarta que después de la conversación que mantenga hoy con el secretario de Comercio de Trump, Willbur Ross, el ministro de Producción, Francisco Cabrera, se sume a la comitiva.

Lo cierto es que hasta después de que la Casa Blanca no oficialice por sus canales de comunicación la cita presidencial del 27, los funcionarios callan en público los detalles. Una incógnita es si viajará o no Juliana Awada. Es de público conocimiento que la primera dama estadounidense Melania Trump está viviendo en Nueva York con el hijo de la pareja, y que a veces quien representa su rol es la hija del magnate presidente, Ivanka Trump.

Macri quería que su viaje a Estados Unidos fuera antes de la visita de Estado que emprenderá a China y Japón a mediados de mayo. A Trump lo conoce de cuando el republicano y su padre Franco Macri intentaron hacer negocios juntos en Manhattan, en los '80. Desde que en febrero pasado Trump lo invitó a la Casa Blanca, se puso esta meta aunque no estuvieran pulidos los temas de la agenda bilateral y algunas cuestiones comerciales se complicaran.

La canciller Malcorra y el secretario de Estado Rex Tillerson diagraman la visita. Ambos se vieron a solas en Alemania en febrero en el marco de una cumbre del G20 y desde entonces siguen manteniendo comunicación. La semana pasada surgió la inesperada renuncia como embajador en Washington de Martín Lousteau, quien no estará ni durante la visita por pedido de Malcorra. Trump, por su parte, tampoco nombró embajador en Buenos Aires.

Hoy, en la conversación telefónica que mantendrán Cabrera y Ross se sabe que el argentino planteará la preocupación argentina porque la Comisión de Comercio Internacional de ese país aceptó un pedido de una cámara empresaria que nuclea a los productores de biodiesel de EEUU para iniciar una investigación por la supuesta exportación de biocombustible desde la Argentina a precios de dumping.

Pero además, el Gobierno también considera central que Argentina vuelva a formar parte de los países que gozan del beneficio de sistema generalizado de preferencias por el que Estados Unidos baja o no cobra aranceles de importación en ciertos productos.

lunes, 3 de abril de 2017

Inglaterra amenazó a España con guerra como Malvinas por Gibraltar

(Ambito.com) - Poco espacio dedicaron los diarios británicos a recordar el conflicto bélico de 1982. Por el contrario, hicieron énfasis en otro enfrentamiento.

A 35 años de la Guerra de Malvinas, la prensa británica le brindó poco lugar entre sus titulares al recuerdo del conflicto desatado en 1982. Por el contrario, los principales diarios se concentraron en compararla con el actual enfrentamiento desatado tras el "brexit" que atraviesan Gran Bretaña y España por Gibraltar, un enclave situado en el extremo sur de la península ibérica. 

El exlíder del Partido Conservador británico, Michael Howard, sostuvo ayer que la primera ministra británica Theresa May "defenderá" a los gibraltareños como Thatcher hizo con las Malvinas. "Hace 35 años otra primera ministra mujer envió una fuerza especial al otro lado del mundo para proteger a un grupo pequeño de ciudadanos británicos contra otro país de habla hispana, y estoy absolutamente seguro de que nuestra actual primera ministra mostraría la misma resolución en relación con Gibraltar de lo que hizo su predecesora", dijo. Howard habló en calidad de lord e influyente miembro del Partido Conservador. 

Menos alarmista pero igual de firme pareció el ministro de Defensa, Michael Fallon, quien sostuvo ante la BBC la intención del Gobierno británico de "proteger Gibraltar hasta el final". "Vamos a cuidar de Gibraltar. Va a ser protegido de todas las maneras porque su soberanía no puede ser modificada sin que la población esté de acuerdo y ya dejó muy claro que no quiere vivir bajo soberanía española", dijo Fallon. 

En los ojos de los diarios ingleses, la mirada hacia las Malvinas es muy diferente a la de Argentina. Mientras que acá se realizaron vigilias y diversos actos para conmemorar y recordar a los caídos en la guerra, allí se concentraron en otros titulares . "¡Las recuperaremos! Argentina amenaza a Inglaterra 35 años después de la guerra", tituló el diario británico Daily Star. Incluso, un artículo del Telegraph se dedicó a resaltar que la marina británica está ahora mucho más débil que hace 35 años, pero igual aseguran que podría paralizar a España.

jueves, 2 de marzo de 2017

Mundo: Macri reafirmó su visión de integración y destacó el rol de la Argentina

Malcorra destacó los logros en política exteriorPor Santiago Dapelo - LA NACION
Resaltó el protagonismo del país y ratificó a Brasil como socio; reiteró el reclamo por las Malvinas.


Malcorra destacó los logros en política exterior. Foto: Ricardo Pristupluk.
Habló de integración y describió al mundo como "una fuente de oportunidades". Ratificó el "legítimo reclamo por las islas Malvinas", destacó a Brasil como socio estratégico y resaltó que el Mercosur es la plataforma para pensar el futuro de la región; eso sí, con la Argentina como "actor protagónico".

El presidente Mauricio Macri no realizó un extenso recorrido sobre la relación entre la Argentina y el mundo. No hizo falta. En el Gobierno están convencidos de que es una de las facetas que mejor desarrolló durante su primer año al frente del Poder Ejecutivo. Ayer, como hace cinco días en España, el jefe del Estado volvió a marcar diferencias con el mandatario de los Estados Unidos, Donald Trump, con quien no comparte la visión proteccionista que impulsa.

"La Argentina es cada vez más un actor protagónico en la región y en el mundo. Empieza a ser conocida por sus aciertos, por sus virtudes y no por sus defectos", dijo el Presidente durante la apertura de las sesiones ordinarias del Congreso.

Macri aprovechó la oportunidad para repasar algunos "logros" y marcó la importancia de la agenda que viene para nuestro país. "Resolvimos problemas pendientes con el Mercosur y los países de la región y comenzamos a pensar los desafíos del futuro. Establecimos relaciones maduras y pragmáticas con todos los países del mundo: recibimos las visitas de decenas de jefes de Estado y de gobierno, entre ellos cinco de los integrantes del G-7", enumeró el Presidente.

Y agregó: "Este año vamos a organizar la conferencia de la Organización Mundial de Comercio (OMC) y la reunión regional del Foro Económico. Y el próximo, la Argentina será sede del G20, uno de los foros más importantes del mundo".

La canciller Susana Malcorra sostuvo que el discurso del Presidente reafirmó el trabajo que pusieron en marcha hace un año. "Nuestra visión es tener al país integrado al mundo de forma inteligente. En este tiempo hemos salido al mundo y trajimos el mundo a la Argentina", dijo a LA NACION la responsable del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Para Macri, los beneficios de la integración van más allá de lo económico, y aseguró que el siglo XXI es "una fuente de oportunidades". En ese sentido, explicó que su plan incluye que las empresas nacionales "se inserten en las cadenas globales de valor y que la inversión extranjera genere empleo" en nuestro país.

A la hora de elegir un socio, Macri no dudó: "Tenemos que recordar la bendición que significa vivir en una zona de paz, gracias a la alianza estratégica con Brasil y con el Mercosur, que es mucho más que una plataforma comercial".

Macri explicó que el profundo cambio en materia exterior que llevó adelante durante su primer año de gestión es el camino "para avanzar" en los intereses nacionales, incluyendo el "legítimo reclamo por las islas Malvinas, Georgias y Sándwich del Sur". Y añadió: "El diálogo fortalece nuestra posición y nos permite acercarnos para encontrar una solución definitiva a este prolongado diferendo".

Ayer, la Cancillería informó que hubo al menos seis vuelos militares entre las islas Malvinas y aeropuertos brasileños durante 2016. En 2015 habían sido 12. Malcorra instruyó a la embajada argentina en Brasil para que transmita la preocupación y recordó el compromiso brasileño de "no receptar en sus aeropuertos y puertos aeronaves o buques británicos de guerra".

domingo, 26 de febrero de 2017

Argentina, entre China y EE.UU.

Resultado de imagen para Argentina, entre China y EE.UU.
Por Felipe de la Balze. Clarin.com

La competencia entre China y los Estados Unidos será el tema central de la próxima década. 

La inestabilidad geopolítica está creciendo en el mundo. El sistema económico y de seguridad internacional creado por los Estados Unidos, después de la Segunda Guerra Mundial se está fracturando. La anexión de Crimea por Rusia, la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea, las recurrentes tensiones entre China y sus vecinos por la delimitación de fronteras marítimas en los mares del este y sur de China y ahora la elección de Donald Trump son síntomas de las mudanzas que están ocurriendo.

La causa fundamental es el fortalecimiento de potencias emergentes y la declinación relativa de los Estados Unidos. La participación económica de Occidente en el producto bruto mundial declino del 73% en 1980 al 47% en la actualidad y sigue cayendo.

Durante las últimas décadas, el proceso económico de globalización liderado por los Estados Unidos consolidó la fortuna y el poder de los países desarrollados, pero simultáneamente abrió la puerta a un grupo de países en desarrollo que aprovecharon la oportunidad que les brindo el comercio y la inversión internacional para desarrollar sus capacidades productivas. El fortalecimiento económico robusteció sus estados nacionales, creo nuevas capacidades económicas y militares y amplificó el poder relativo de las nuevas potencias emergentes.

El mundo unipolar de la posguerra fría (1990-2010), en el cual los Estados Unidos gozaban de una primacía indiscutida, se está transformando en un mundo multipolar donde varios centros regionales de poder compiten y colaboran en un escenario político, económico y militar fluido y en mutación.

Los Estados Unidos siguen siendo el país más poderoso con ventajas incontestables tanto en el campo militar como en el tecnológico y el corporativo, pero han dejado de ser la potencia hegemónica global.

China se perfila claramente como el gran competidor. El tamaño de su población (casi 1400 millones), su veloz progreso económico y participación creciente en el comercio y la inversión mundial y su cohesión interna (cultural, étnica y política) la catapultan al centro del escenario. Su poderío militar se ha fortalecido durante los últimos años.

Rusia es una gran potencia por su inmensa geografía y sus capacidades militares. Tiene la capacidad para asegurar su propia defensa y reconstruir una esfera de influencia en sus fronteras. Pero no tiene el poderío económico ni el potencial demográfico para competir con los USA y con China a nivel global.

La cohesión interna también cuenta: la Unión Europea, poderosa económicamente está demasiado fragmentada política y culturalmente. Su capacidad militar es limitada y su seguridad depende del paraguas nuclear norteamericano. La salida de Gran Bretaña, el surgimiento de movimientos políticos anti europeos y las tensiones internas generadas por las presiones migratorias son claros indicios de sus limitaciones.

La competencia entre los Estados Unidos y China se desarrollará en diversos planos. Competirán por quien fija las reglas del juego del comercio y del sistema monetario internacional, por el control de las organizaciones internacionales y por las normas de acceso y control del Internet.

Los mares de la región Asia y el Pacifico, por donde transita más del 60% del comercio mundial, serán una zona caliente de competencia diplomática y militar. Finalmente, como China no es auto suficiente en energía, minerales y alimentos la disputa por el acceso a dichas materias primas será un tema candente en América del Sur, en Medio Oriente y en África.

La Historia nos enseña que el surgimiento de nuevas potencias genera tensiones y guerras. Es posible que por un tiempo un “balance y equilibrio de poderes” entre las grandes potencias mantenga la paz y la prosperidad mundial.

Durante el llamado “Concierto de Europa”, que duró desde la caída de Napoleón en 1815 hasta la Primera Guerra Mundial, las seis mayores potencias (Gran Bretaña, Francia, Prusia/Alemania, Rusia, el Imperio Austro Húngaro y el Imperio Otomano) mantuvieron un balance de poder precario, pero relativamente estable. Hubo guerras, pero no fueron generalizadas y la economía mundial prosperó.

Ciertas condiciones aseguraron dicha convivencia: las potencias respetaban la legitimidad interna del sistema político de las demás potencias (aunque no les gustara), las alianzas eran flexibles y mutantes, los conflictos militares fueron contenidas dentro de ciertos límites geográficos y todas las grandes potencias participaban de un sistema capitalista/mercantilista en expansión que, en alguna medida, las beneficiaba.

La competencia geopolítica entre los Estados Unidos y China impactará fuertemente nuestra política externa e interna. Compromisos políticos y militares (como la base espacial china en Neuquén) nos pueden involucrar en conflictos bélicos. Los intereses de las grandes potencias en pugna en temas comerciales y de inversión pueden generar divisiones empresarias y políticas y desestabilizar nuestro sistema de gobierno.

Ante el surgimiento de un nuevo orden mundial, la dirigencia argentina necesita definir su rumbo. ¡Mejor que tengamos un Plan!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...