jueves, 29 de junio de 2017

Se suspendió entrenamiento de pilotos de FAA por falta de fondos

Por Edgardo Aguilera - Ambito.com
ASFIXIA FISCAL DE LA JEFATURA DE GABINETE A EMPRESAS DE DEFENSA
Se lo comunicó la Fábrica Argentina de Aviones, que presta ese servicio con los aviones Grob TP 120 a los aviadores militares. Es por falta de fondos presupuestarios para mantener esas aeronaves.
Suspensión. Copia de la nota donde FAdeA comunica a la Fuerza Aérea la suspensión del servicio de horas de vuelo para el entrenamiento de pilotos por falta de fondos.
Suspensión. Copia de la nota donde FAdeA comunica a la Fuerza Aérea la suspensión del servicio de horas de vuelo para el entrenamiento de pilotos por falta de fondos.

La asfixia presupuestaria de la Jefatura de Gabinete a las empresas dependientes del ministerio de Defensa paralizó la instrucción de pilotos militares. La Fábrica Argentina de Aviones (FAdeA) comunicó a la Fuerza Aérea que a partir del 21 de junio suspende el Servicio de Prestación de Horas de Vuelo en el sistema Grob TP 120 "por falta de fondos". En 2013 la administración Kirchner adquirió 10 aviones entrenadores nuevos de origen alemán Grob TP 120 para solucionar el colapso en la formación de aviadores militares. Hasta ése momento la Fuerza Aérea carecía de un aparato viable para formar los aspirantes a piloto de las tres fuerzas que convergieron en la Escuela de Aviación Militar tras la creación del Curso Básico Conjunto de Aviador Militar. 
Resultado de imagen para Grob TP 120
El curso está bajo el control funcional del jefe del Estado Mayor Conjunto, cargo que hoy ocupa el teniente general Bari Del Valle Sosa. La formación unificada en la Fuerza Aérea buscó ahorrar recursos concentrando el esfuerzo presupuestario en ésa institución y cimentar el trabajo conjunto de los uniformados, una política central luego de las fallas en interoperabilidad que mostró la Guerra por las Malvinas.

Las 10 aeronaves Grob pertenecen a FAdeA, la empresa se encarga del mantenimiento y tiene un contrato de alquiler con la Fuerza Aérea por el que percibe alrededor de 1000 dólares por cada hora de vuelo de entrenamiento. El torniquete fiscal dispuesto por Gustavo Lopetegui, secretario de Coordinación de Políticas Públicas no sólo a FAdeA sino también a Fabricaciones Militares (FM) -no tiene dinero para pagar los sueldos de junio- y a Tandanor, el astillero que reparó el rompehielos Irizar, asfixió la compra de partes y repuestos vitales para el mantener en vuelo las aeronaves Grob. El ingeniero Agustín Sales, gerente de Programas de la planta estatal cordobesa dice en la nota girada a la fuerza que el motivo de la suspensión es: "la falta de fondos necesarios para adquirir los repuestos que aseguren el mantenimiento continuado de las aeronaves Grob (G120TP-A) que prestan el mencionado Servicio".

El faltante de repuestos fue una constante. Desde la incorporación de estos aviones en 2013 nunca se previó un lote mínimo según lo aconseja el manual del fabricante. La situación obligó a canibalizar (sacar partes) dos aviones que hoy están en condición irrecuperable. Son las aeronaves matriculadas E-502 y E-503, el primero voló por última vez el 6 de noviembre de 2014 y el segundo lo hizo el 5 de agosto de 2014 según aportaron a este diario técnicos de la empresa. Sin fondos operativos la fábrica estatal clama por la firma de los dos contratos que son el eje de sustentabilidad: la fabricación de jet entrenadores IA-63 Pampa versión III y los servicios de mantenimiento para aeronaves de la Fuerza Aérea, éste último representa un ingreso anual de más de 50 millones de dólares. Ambos, sin explicación, están demorados desde hace meses en la oficina de Lopetegui. La crítica situación indicaría que la Casa Rosada no tiene política industrial aeronáutica que garantice ritmo en los aportes para el desarrollo de un sector estratégico del país. 

Mantenimiento

Cada semana el presidente de FAdeA, Ercole Felippa peregrina por la jefatura de Gabinete rogando por su aprobación. En la fábrica sobrevuela la sospecha de que el delay esconde otros fines; un cambio en el enfoque comercial quizá concesionar a privados los servicios de mantenimiento aeronáutico para recortar gastos públicos. 

La idea tiene asidero en una colección de frases y requerimientos planteados por Lopetegui; ex directivo de LAN; a la conducción de la planta. Entre ellos; un escrito cursado en los albores de la gestión de Cambiemos para evaluar la viabilidad de FAdeA para ser un centro de mantenimiento destinado empresas aerocomerciales, y la recomendación a Felippa: "el dinero mejor invertido es el de las indemnizaciones", en clara alusión a recortes de personal. 
Imagen relacionada
Las presiones a Felippa para que en un tris vuelva rentable a la empresa también suma Mauricio Macri, quien le dijo: "en la próxima reunión volvé con 200 (operarios) menos y un socio". En la misma línea se han registrado frases de Lopetegui sobre la productividad del astillero Tandanor. Ante la mención de que Tandanor tiene proyectos de construcción de torres eólicas, el secretario se despachó "las únicas torres que dan ganancia son las que tienen ventanas".
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...