lunes, 26 de junio de 2017

Embraer, tabla de salvación para Fábrica de Aviones

Por Edgardo Aguilera - Ambito.com
París, Le Bourget. De la mano de Embraer, la Fábrica Argentina de Aviones (FAdeA) se apresta a aumentar la producción de partes y conjuntos destinados al avión de transporte KC.390 desarrollado por esa empresa para el mercado militar brasileño.

La novedad se conoció en el Salón International de L'Aeronautique et de L'Espace de Le Bourget, Francia que arrancó el lunes pasado y finalizó este fin de semana. El viernes último hubo un encuentro entre funcionarios de alto nivel de las dos empresas, del lado brasileño estuvo Paul Gastao Silva, director del programa KC-390 de Embraer, y del criollo, Fernando Sibilla, vicepresidente de FAdeA junto al gerente general de la planta cordobesa, Juan Carlos Dewez. Repasaron temas de la agenda industrial compartida y el brasileño comentó la excelente aceptación de la máquina que hizo una serie de vuelos de exhibición programados por el organizador de la feria, el Gifas (abreviatura en francés de Groupement des industries françaises aéronautiques et spatiales. Es un poderoso ente que agrupa las industrias más importantes del sector aeronáutico y espacial.

Hasta ahora el principal y único cliente del KC-390 era la fuerza aérea brasileña que pidió a Embraer el desarrollo de un avión de transporte mediano que reemplazara al Hércules. Esta aeronave fue proyectada para actuar en diferentes condiciones geográficas, como la selva amazónica o el Polo Sur. El diseño de ala alta favorece su operación en pistas no preparadas pues la altura de las turbinas impide que "ingesten" piedras o trozos de hielo (cuando opere en la Antártida) con el peligro de destruir las paletas de los rotores. 

El avión de transporte de Embraer que hizo su debut en el Salón Aéreo de París, es el segundo prototipo en condiciones de vuelo. Este aparato hizo ensayos de vuelo en la Base Aérea de Río Gallegos y también en Punta Arenas, Chile, donde es habitual el viento fuerte con arrojo de piedras y escombros.

Aunque en este tipo de feria el hermetismo rodea los negocios, trascendió que al menos dos países están muy interesados en el avión brasileño, uno de ellos es Portugal. El dato no sorprendió tanto, era esperable que Portugal solicitara aeronaves porque al igual que la Argentina y la República Checa, es proveedor de partes y conjuntos para el programa KC.390. FAdeA produce seis componentes entre ellos parte de la compuerta trasera, las puertas protectoras del tren de aterrizaje delantero y el cono de cola. Con dos motores de reacción, el KC-390 tiene una capacidad de carga de 23 toneladas y una velocidad máxima crucero de 860 km/h. Estos parámetros superan la capacidad del Hércules que lleva 18 toneladas y tiene 4 motores turbohélices, más lento en el despliegue a la zona de interés.

La novedad es que la orden de compra de Portugal vendría en breve y por eso los brasileños pusieron en alerta a los funcionarios argentinos. El primer mandamiento de una empresa aeronáutica es cumplir con las entregas en tiempo y forma. Una lección que la planta nacional aún no aprendió en la línea del entrenador avanzado IA-63 Pampa versión III. 

La noticia alegró el periplo por Le Bourget de la delegación de FAdeA que había aterrizado en París para dar la cara ante el universo de proveedores del Pampa, todos presentes en la muestra, entre ellos Honeywell (turbinas), Elbit (aviónica), Liebherr (actuadores), Martin Baker (asiento eyectable), y otros. Se arrastran deudas millonarias que datan de gestiones anteriores. La comitiva de FAdeA dio señales concretas de que el Gobierno está decidido a poner en marcha la línea de producción del Pampa versión III y que fabricará las unidades previstas en el contrato madre de 40 aeronaves. Esos datos se conocían, por caso, entre oficiales de la Fuerza Aérea paraguaya, que visitaron el chalet de Embraer en Le Bourget. Las fuentes paraguayas revelaron que su país quiere Pampas y que hubo conversaciones a nivel de Gobierno canalizadas a la Casa Rosada por intermedio de la Secretaría de Asuntos internacionales de la Jefatura de Gabinete. Dirigida por Fulvio Pompeo, esta secretaría se ha transformado en interlocutor de los temas de defensa y su conectividad con las relaciones exteriores y comerciales del país, una visión que hasta ahora estuvo segmentada en esos ministerios.

La pitada de atención de Embraer tiene otro costado atinente a la oficina de Pompeo. El meneado asunto de la sociedad estratégica argentino brasileña.

El avance de Portugal con la intención de adquirir seis aviones pone en jaque a la Argentina que en tiempos de Nilda Garré enunció igual interés (6 aparatos) y fue ratificado por memorando firmado más tarde entre Agustín Rossi y Celso Amorim.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...