jueves, 18 de mayo de 2017

A Rusia le salió gratis el buque de asalto anfibio Mistral

(Sputnik Mundo) - El acuerdo ruso-egipcio sobre los helicópteros navales Ka-52K Katran para los dos buques de asalto anfibio Mistral ha entrado en la fase final. El experto militar ruso, Alexandr Sítnikov, columnista del diario Svobodnaya Pressa, explica cómo Rusia terminó ganando en la transacción de los portahelicópteros.
Resultado de imagen para Ka-52K Katran
"Si Rusia gana la licitación para los helicópteros, lo que es muy probable, los expertos egipcios les darán acceso a la documentación completa del Mistral a los ingenieros y diseñadores navales rusos", explica Sítnikov.

"Rusia y Egipto llegarán a un acuerdo sobre los Mistral". Esto permitiría a los especialistas rusos entender mejor cómo operan los portahelicópteros de la OTAN. De hecho, el Ministerio de Defensa de Rusia no oculta que la experiencia de esta colaboración se tome en consideración a la hora de desarrollar buques similares. "Es decir, Moscú ha recibido la documentación del Mistral por nada o, siendo más precisos, por el dinero del Cairo", señala el columnista.

Sin embargo, es probable que el mayor ganador sea Egipto, opina el autor. Después del despliegue de la Flota egipcia del Sur, el Cairo se convertirá en una potencia marítima regional y será capaz de proteger el recientemente descubierto enorme yacimiento de gas cerca de su zona económica exclusiva. Sítnikov recuerda que en enero de 2017, Egipto anunció la creación de su Flota del Sur.

En este sentido, según el periodista, el papel crucial lo están desempeñando Rusia y Francia. El país eslavo promovió la venta de los Mistrales específicamente a Egipto, que había sufrido un drástico deterioro de las relaciones con EEUU en verano de 2013, tras el derrocamiento de presidente Mohamed Mursi. "La descarada intervención de Estados Unidos en los asuntos internos de Egipto mediante el apoyo a la denominada Primavera Árabe se convirtió en una ducha de agua fría para la mayoría de los egipcios, que se dieron cuenta de que los estadounidenses les estaban empujando hacia un abismo", explica el autor.

Para Sítnikov, es lógico que el Cairo prefiera a París y Moscú, que, a pesar de la presión de Washington, han conseguido mantener contactos de negocios. "Como resultado, al desobedecer a EEUU, Francia recibió contratos militares adicionales; Rusia obtuvo la documentación del Mistral y un nuevo aliado estratégico; Egipto se convirtió en una potencia marítima", explica el periodista.
Resultado de imagen para Ka-52K Katran
En 2014, Francia construyó dos portahelicópteros de tipo Mistral para Rusia. Sin embargo, en agosto de 2015, el presidente galo decidió cancelar el contrato con Moscú debido a los acontecimientos en Ucrania.Después de eso, Egipto decidió comprar esos buques de asalto anfibio a Francia, con el permiso ruso. Por su parte, los representantes de Rusia anunciaron su disposición de vender el respectivo equipo a Egipto.

Francia devolvió a Rusia 949,7 millones de euros del prepago por los portahelicópteros Mistral, y le transfirió tres procesos tecnológicos clave, incluyendo la construcción de grandes bloques de portahelicópteros. Según el diario Le Monde, el costo de la documentación del diseño, obtenida por Moscú, fue de 220 millones de euros.

Al mismo tiempo, desde el punto de vista formal, Francia cumplió con todos los requisitos de Washington respecto al boicot contra Moscú, observa el autor. Como resultado, París recuperó la reputación de fiable proveedor de armas, lo que tuvo un impacto positivo en el sistema francés de exportaciones militares, que logró aumentar drásticamente los volúmenes.

El rechazo a suministrar los Mistrales a Rusia tuvo un impacto negativo en la reputación de la empresa STX Francia, en particular, y en toda la imagen de la industria de defensa francesa, en general.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...