sábado, 8 de abril de 2017

Para tener en cuenta: diferencias entre un todoterreno y un SUV

(Parabrisas) - Aquel que se acerca al segmento de los SUV, que crece día a día, suele preguntarse si realmente se trata de un todoterreno. Te lo explicamos.
¿Cuáles son las diferencias entre un todoterreno y un SUV?
Los SUV crecen día a día en todo el mundo. Todas las marcas incursionan en este segmento creado con la idea de fusionar las tradicionales 4×4 con un familiar. Ágiles, potentes, lujosos, vienen en infinidad de variantes. La pregunta que muchos usuarios se hacen es: ¿son realmente todoterrenos?

En principio, si cuenta con tracción integral, sí, pero no todo se remite a la fuerza de sus ejes. Podríamos diferenciar cuatro tipos de vehículos en esta categoría. Los tradicionales 4×4 (caso del Jeep, originario del segmento, o el extinto Land Rover Defender), los Sport Utility Vehicle (el padre regional fue la Ford EcoSport, pero hoy hay cientos), las pick ups (en la Argentina y los EE.UU. tienen un mercado muy grande), y finalmente los autos con empuje en las cuatro ruedas, subcategoría que cuenta con mayoría de superdeportivos o berlinas de lujo.
Para delinear la diferencia entre una 4×4 clásica y los modernos crossover, basta entender tres conceptos mecánicos: cómo opera la caja de cambios para aplicar la fuerza, la manera en que la distribuye el diferencial, y la importancia de la suspensión.

Una camioneta todoterreno tiene una caja reductora, destinada a aplicar la potencia en marchas bajas repartida en cada tren y así aprovechar la tracción integral. Por eso, en el interior de estos vehículos, hay dos palancas: una para la caja de cambios; otra, para la reductora, aunque en este caso también puede ser una perilla que activa un sistema eléctrico.
Además, otro detalle es el bloqueo de diferencial, por el cual las ruedas del mismo eje quedan “trabadas” y ambas giran a idéntica velocidad y sentido, independientemente de su apoyo. La fuerza de movimiento es pareja.

No hay dos sin tres, porque las suspensiones en los clásicos off-road son más robustas y responden mejor cuando tienen esquema independiente en el tren trasero. Esto da lugar a que cada rueda opere por separado y se adapte al relieve sin dejar de traccionar. Por otra parte la carrocería es más alta, y los ángulos de ataque y salida (bajo la parrilla y el baúl) bien marcados para pendientes y vados.
Los SUV son diseñados como las anteriores camionetas aunque sobre la base de chasis de autos, por eso su tamaño está entre un sedán y un todoterreno. En su origen se los llamaba crossover: tienen menos aptitud off-road y mayor predisposición al asfalto que los originales.

Hay dos grandes versiones: con tracción en un solo eje e integral, pero sin reductora ni bloqueo del diferencial generalmente con  electrónicamente. Aquellas versiones con propulsión en ambos ejes tienen mejores facilidades para el turismo aventura, pero no hay que confiarse del todo: las diferencias de suspensiones y altura jugarán un papel fundamental.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...