viernes, 24 de marzo de 2017

El secretario de Logística viajó a Estados Unidos para evaluar equipos hidrantes y aviones para la Antártida

(Telam) - El secretario de Logística del Ministerio de Defensa, Walter Ceballos, partió hoy hacia los Estados Unidos para evaluar un sistema hidrante en el combate de incendios forestales que puede ser integrado en los Hércules de la Fuerza Aérea, aviones de transporte que podrían ampliar la conectividad entre las bases antárticas argentinas y helicópteros para operaciones de búsqueda y rescate en alta montaña.
Resultado de imagen para Bell 407 GXP,
Ceballos afirmó en diálogo con Télam que “mañana vamos a participar de la última etapa de evaluación de la nueva certificación del helicóptero Bell 407 GXP, el cual forma parte del trío de candidatos junto al AW-119 'Koala' y el Airbus H-125 que están en consideración para convertirse en nuestros nuevos helicópteros de alta montaña”.

“El viernes vamos a estar en una demostración de un sistemas de aspersión aérea contra incendios forestales que puede cargar hasta 15.000 litros y tiene la facultad de ser montado y desmontado con facilidad, por lo que durante el año puede cumplir cualquier misión de transporte y cuando es necesario se lo configura como hidrante”, indicó.

“Los aviones van a tener asiento en la base aérea de El Palomar, pero en distintos puntos del país va a haber unidades de tierra equipadas con dos camiones cisterna y un equipo de personal militar entrenado para que el reabastecimiento de los sistemas hidrantes se realice en el menor tiempo posible y lo más cerca que se pueda del fuego”, completó.

Ceballos subrayó que “la adquisición de un segundo L-100 y de los sistemas de aspersión tenemos la intención de efectuarla lo antes posible y estamos esperando que se autorice el financiamiento, porque aunque van a ser operados por Defensa y el financiamiento debe salir de Ambiente”.

El funcionario contó que “la última escala del viaje a Estados Unidos va a ser en Oshkosh para evaluar al BT-67 'Basler' que es un avión de transporte turbohélice que por capacidad de carga y autonomía nos permitiría garantizar todo el año el puente aéreo con nuestra base antártica más austral que es Belgrano II”.
Resultado de imagen para bt-67 basler turbo
“Si las condiciones son convenientes la idea es buscar la forma de ingresar el proyecto de inversión en el presupuesto del año que viene para ver si es posible adquirir tres unidades en 2019”, añadió.

El secretario, que ayer se reunió en el edificio Libertador con directivos del consorcio industrial aeroespacial Lockheed Martin, subrayó que “Argentina y Lockheed tienen varios proyectos en común como la oferta que nos hicieron por los aviones de combate FA-50 o la modernización de los aviones de transporte Hércules C-130 y los aviones de patrulla marítima P-3B Orión que se llevan adelante en la Fábrica Argentina de Aviones (FAdeA)”.

“Justamente estuvimos analizando incorporar al Hércules TC-68 que estuvo mucho tiempo abandonado al programa de modernización de la flota de C-130 y creemos que es más que factible porque ya superó todos los ensayos no destructivos que se le hicieron”, agregó.
Resultado de imagen para T-6 Texan II
En referencia a la incorporación programada de aviones para las fuerzas armadas, el funcionario dijo que “de los 12 aviones de entrenamiento T-6 Texan II que se adquirieron a Estados Unidos está previsto que las primeras cuatro unidades lleguen al país en septiembre de este año; el primer pago lo efectuamos en diciembre y el pago correspondiente a marzo se va a abonar en los primeros días de abril”.
Resultado de imagen para C-295
“Además, ya quedó cerrado el acuerdo para la incorporación de cuatro aviones de transporte C-295 cuya operación esperamos concretar este mismo año”, completó.

En referencia a la campaña antártica, el funcionario consideró que “el balance se podrá hacer al final de las operaciones pero hasta ahora se han podido cumplir con éxito todas las tareas acometidas; y de cara a la próxima estamos esperando al rompehielos Almirante Irízar que es fundamental y ya está haciendo pruebas en el astillero Tandanor”.

Respecto de la misión humanitaria que Defensa y Cancillería enviaron a Perú para asistir a las poblaciones afectadas por el alud, Ceballos señaló que “el Hércules que ya está allá no sólo traslado materiales para las comunidades afectadas, sino que también va a colaborar con el traslado de personal a las zonas críticas y la evacuación de damnificados”.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...