sábado, 4 de marzo de 2017

El embajador británico dice que "no hay vuelos secretos" a Malvinas

El embajador británico dice que "no hay vuelos secretos" a MalvinasPor Natasha Niebieskikwiat - Clarin.com
El embajador del Reino Unido ante la Argentina, Mark Kent, aseguró este viernes desde Mendoza que “no hay vuelos secretos desde Malvinas”. Sus palabras, efectuadas desde Mendoza al sitio Mdz, estuvieron en sintonía con las que hicieron otras fuentes diplomáticas del Foreign Office desde Londres consuladas por Clarín.

Embajador del Reino Unido, Mark Kent. FOTO PEDRO LAZARO FERNANDEZ FTP CLARIN

Las mismas hicieron referencia a la preocupación expresada esta semana por la cancillería argentina por una serie de vuelos entre Brasil y las islas, realizadas en 2016. El comunicado firmado por la ministra Susana Malcorra también expresaba que se había transmitido a Itamaraty el “malestar por esta situación de la que recién ahora tomaron conocimiento”.

“Los vuelos militares entre las Islas Falkland y Brasil sólo se realizan si existe una necesidad específica, como por ejemplo por causas médicas, compasivas o desvíos por fallas técnicas, y en todos los casos se efectúan con la correspondiente autorización diplomática”, dijo la fuente del Foreign Office a Clarín.

En las últimas horas estalló un revuelo por la cuestión de estos vuelos, en la que todas las partes evitan hablar de algo que ocurre hace décadas, que conocen y aceptan –incluida la Argentina-. Lo que ocurre es que de vez en cuando, según ha podido comprobar este diario, la situación se escapa de control por la frecuencia de los mismos. Pero los vuelos de la Royal Air Force de Gran Bretaña aterrizan por emergencias en aeropuertos vecinos desde hace décadas.

De hecho, la ex embajadora de Cristina Kirchner ante Londres, Alicia Castro -quien denunció en estos días la existencia de esas escalas en aeropuertos de Brasil y los ligó a un supuesto pacto “Macri-Temer”- no los denuncio cuando ocurrieron bajo el mandato anterior. Castro estaba en su puesto en Reino Unido cuando este diario reveló en su edición del 28 de agosto de 2015 la existencia de este mismo tipo de escalas en el aeropuerto de Carrasco, en Uruguay. Tampoco nadie protestó en los úlitmos años por los ejercicios navales y aéreos que realiza Reino Unido en los puertos de Chile. Lo misterioso del caso que ahora afecta a Brasil es por qué hubo tantos vuelos de ese tipo sólo entre noviembre y diciembre -seis de un total de 12 en el año-, que puede ser incluso hasta un problema militar interno británico.

Por entonces, al igual que ahora, las autoridades argentinas estaban avisadas, y no hubo escalada porque hasta la legislación internacional lo prevé. Son vuelos registrados y se deben a lo que se suele conocer como “causas compasivas”: cuando un soldado tiene que viajar de urgencia a su casa porque le informan que un pariente muy cercano se está por morir, y se los trata de trasladar de la manera más rápida posible. Otros escalas tienen causas en alertas meteorológicas de un trayecto demasiado extenso -Malvinas-Reino Unido- y otras en fallas técnicas de las aeronaves.

Según la Cancillería argentina, en los registros de la Dirección de Malvinas, consta que durante 2015 hubo 12 vuelos similares detectados por la Fuerza Aérea Argentina desde Brasil. También que el entonces secretario del Area Malvinas de la Cancillería, Daniel Filmus realizó gestiones similares con el Embajador de Brasil en Argentina y que se hicieron gestiones desde la embajada en Brasilia. "Las respuestas en ambos casos fueron similares a las obtenidas en enero de 2017”, señaló el comunicado de Malcorra en el que se informó que la Cancillería brasileña reafirmó siempre "el apoyo a nuestro país en la Cuestión Malvinas e indicó que no tenía conocimiento de estos vuelos, comprometiéndose a desarrollar las consultas pertinentes al Ministerio de Defensa local".

Al embajdor Kent se lo vio conversando con su par de Brasil Sergio Danese el miércoles pasado durante la apertura de sesiones del Congreso, al que fueron invitados como cuerpo diplomático extranjero. De esa charla no trascendió ni una palabra
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...