jueves, 16 de febrero de 2017

Otra muestra del interés de la Casa Blanca antes de definir una agenda

Otra muestra del interés de la Casa Blanca, antes de definir una agenda
Por Silvia Pisani - LA NACION

Trump incluyó a la Argentina entre los países de la región con los que explora posibles alianzas. Otra muestra del interés de la Casa Blanca, antes de definir una agenda. Foto: Archivo.

WASHINGTON.- Empeñado en cerrar contactos con líderes regionales, el presidente Donald Trump incluyó a la Argentina en el reducido grupo de países con los que inauguró su exploración regional.

Si bien aún no tiene una agenda definida para la región -ni un funcionario que la lleve adelante-, ya Trump en su momento había subrayado interés por el "papel que la Argentina puede jugar en la región".

El breve contacto que ayer tuvo con Macri se suma a los que en los últimos días el magnate mantuvo con otros dos presidentes de la región: Juan Manuel Santos, de Colombia, y Pedro Pablo Kuczynski, de Perú. En todos los casos, lo que estuvo presente como denominador común fue la situación en Venezuela y su posible desarrollo futuro.

La Casa Blanca acaba de aplicar severas sanciones a funcionarios del gobierno de Nicolás Maduro, entre ellos, el vicepresidente, Tareck El Aissami, por presunto narcotráfico. Se trata de la señal más firme que ha dado la Casa Blanca contra el gobierno de Maduro.

Hasta ahora no está muy claro cuál es la intención de Trump acerca de la región. Pero sí parece evidente que el caso de Venezuela es de los primeros por los que ha mostrado interés. Así se lo expuso tanto a Macri como a los dos líderes que lo precedieron en la línea con la Oficina Oval.

Lo ocurrido ayer constituye sin duda el contacto más significativo entre el gobierno argentino y el norteamericano desde que Trump asumió la presidencia, el pasado 20 de enero. No deja de ser sugestivo que su concreción sorprendiera al embajador Martín Lousteau fuera de esta ciudad y de viaje por Buenos Aires, trabajando en su futuro político. O que la propia embajada pareciera al margen. Por norma, cuando la Casa Blanca quiere un contacto con un presidente apela, primero, a su embajada en esta ciudad. Aunque en el caso de Trump, ya se sabe, todo puede ser distinto.

No está claro aún por qué ni cuál es el lazo conductor de fondo. Pero el gobierno de Trump ha mostrado interés por la Argentina. Días atrás, su vicepresidente, Mike Pence, fue especialmente atento con la vicepresidenta Gabriela Michetti.

De par a par, también Pence la convocó para establecer una línea de contacto para evaluar "cuestiones de la relación bilateral y de interés común" de forma más fluida, según confirmó LA NACION.

Eso ocurrió a comienzos de este mes, cuando Michetti viajó para participar en el tradicional Desayuno Nacional Religioso, que se celebra todos los años para la misma fecha. Fue un evento multitudinario, pero la vicepresidenta fue invitada a un salón aparte, en el que, incluso, fue cortésmente saludada por Trump. No fue más que eso, un saludo. Pero la número dos de la Argentina figuró en un reducido elenco para saludar al presidente.

De hecho, fue días atrás el propio Pence quien había anticipado a Macri la llamada de Trump. Fue el viernes pasado, cuando ambos dialogaron por teléfono. "El presidente tiene muchos deseos de conversar con usted", le anticipó en esa ocasión, de acuerdo con el informe oficial de la Casa Blanca.

Cuando se trata de contactos con la Casa Blanca, los detalles se suelen exprimir al extremo. Por ejemplo, de los tres líderes regionales con los que habló Trump por teléfono Macri parece haber sido, por así decirlo, el más sintético. Apenas unos cinco minutos, contra 20 con Santos y 15 con Kuczynski. Lo otro llamativo es que, transcurridas cuatro horas de las conversación, la Casa Blanca aún no había emitido el informe de rigor sobre lo conversado. Se espera que lo haga en las próximas horas.

Reunión de Malcorra en Alemania

La canciller Susana Malcorra se reunirá hoy en Alemania con su par norteamericano, Rex Tillerson, para ajustar los detalles de la visita de Mauricio Macri a EE.UU. para ver a Donald Trump. Luego de la charla telefónica que Trump mantuvo ayer con Macri, los cancilleres de ambos países se verán hoy en la cumbre de ministros de países del G-20 que se realiza en Bonn. El encuentro estaba previsto antes de la charla telefónica de los mandatarios. Malcorra y Tillerson se verán por primera vez, ya que aún no se habían cruzado en ninguna reunión internacional. Mañana también ambos cancilleres participarán de la cumbre de ministros sobre energía nuclear que se hará en Munich. Malcorra se reunirá a su vez con el ministro de Asuntos Exteriores de Alemania, Sigmar Gabriel, en medio de la cumbre de cancilleres del G-20.

Coincidencias y omisiones

Acuerdo

Invitación: El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, invitó a su par argentino, Mauricio Macri, a una visita a Washington. La primera reunión bilateral se producirá entre "abril y junio", según adelantaron fuentes oficiales. Hoy habrá un encuentro de los cancilleres de ambos países y se podría precisar la fecha de la visita

Venezuela: Fue el único tema sensible del que hablaron durante los cinco minutos que duró la conversación. "Trump le manifestó a Mauricio su preocupación por la difícil situación que se vive en ese país", resaltaron fuentes oficiales. Con los otros mandatarios con lo que habló, el caso Venezuela también estuvo presente. Es el desvelo de Trump en la región

Trato "cálido": Se trató de una conversación "cálida" entre dos personas que "se conocen" desde hace tiempo. Hablaron de sus familias

Por discutir

  • Limones y visas: Pese a la alegría que despertó en el Gobierno la conversación, lo cierto es que desde que Trump se hizo cargo del poder en Estados Unidos suspendió por 60 días la importación de limones desde la Argentina e impuso restricciones en la tramitación de visas para viajar al país norteamericano. "No se plantearon esos temas, fue una charla de sólo cinco minutos. Esas cosas se hablan personalmente", dijeron desde la Casa Rosada
  • El muro de México: Otro tema que se evitó para no generar polémica fue la posición argentina sobre la construcción del muro en la frontera con México que anunció Donald Trump. El lunes Malcorra respaldó la queja de los mexicanos
  • Proteccionismo: Bandera política de Trump, Macri también evitó debatir con el presidente estadounidense la posición de la Argentina y del Mercosur sobre este asunto.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...