miércoles, 15 de febrero de 2017

El Belgrano Norte sumará en tres meses la esperada estación Panamericana

Por Laura Rocha - LA NACION
Se inaugurará en el cruce de las vías con el kilómetro 46 de la autopista; a 100 metros de la nueva parada, avanza la obra de un centro de transbordo con 920 cocheras; fuerte inversión
La futura estación tiene terminados los andenes, el cerramiento perimetral y la iluminación; muy cerca, se construyen cinco niveles de cocheras
La futura estación tiene terminados los andenes, el cerramiento perimetral y la iluminación; muy cerca, se construyen cinco niveles de cocheras. Foto: Fabián Marelli

El tren Belgrano Norte sumará una nueva estación dentro de tres meses: se trata de la esperada para el cruce de las vías con la autopista Panamericana, en el kilómetro 46, en Pilar. Así lo confirmó el Ministerio de Transporte de la Nación, que indicó que la inauguración integra una serie de inversiones que se realizan en esta línea, que en los últimos dos años empeoró su servicio.

El plan original, elaborado por el gobierno anterior, incluía una estación de transbordo, un tren VIP de Pilar a Retiro y una estación en el Aeroparque. Esta última fue archivada ya durante la gestión kirchnerista. Luego, la administración macrista decidió reformar los vagones del convoy destinada al servicio diferencial e incorporarlo al común. Lo que sigue en pie es la estación de transbordo, que incluye cocheras e instalaciones comerciales y es desarrollada por un privado.

"La obra en la estación está casi terminada, y una vez que esté completa va a comenzar a parar el tren que hace el servicio común entre las estaciones Retiro y Villa Rosa, que opera la empresa Ferrovías. Los andenes definitivos están terminados, así como el cerramiento perimetral de la estación, los nuevos accesos y la iluminación. Faltan los últimos detalles, que son refugios, asientos, boleterías y edificio de la estación y baños", indicaron en el Ministerio de Transporte.

La estación, que se llamará Panamericana, debería haber estado lista a fines del año pasado. Sobre la demora en las obras, la explicación del responsable del área, Guillermo Dietrich, apunta al gobierno anterior: "Sumar una nueva estación en una línea con problemas es sumar un problema. Además, la estación, así como está, sin nada, no sería utilizada por la gente".

Convenio

Según detalló el funcionario, el kirchnerismo había firmado un convenio con un privado mediante el cual se ofrecería un servicio de trenes diferencial entre la estación Panamericana y Retiro, con formaciones nuevas con aire acondicionado y a una tarifa especial. La empresa que los fabrica es Emepa y los llamó Alerce. "Pero la incongruencia es que estaba subsidiado casi en su totalidad por el Estado, que además debía hacer las obras de infraestructura necesarias para cubrir ese servicio", agregó el ministro.

Para la actual administración, el convenio implicaba un alto costo para el Estado nacional, al poner prioridad a un servicio diferencial -con poca demanda- y descuidar el servicio común, que utilizan 70.000 pasajeros todos los días y que fue castigado por una marcada desinversión.

Para revertir el deterioro de la línea, la Nación promete invertir $ 3530 millones en recambio de vías, obras en estaciones, señalamiento y recuperación del material rodante, así como en la incorporación de coches y locomotoras. Ya en 2016 se sumaron tres formaciones y se pusieron a disposición las formaciones Alerce que fueron desafectadas del servicio diferencial para pasar a funcionar como un servicio expreso con tarifa común, que se detiene en Retiro, Boulogne, Los Polvorines y Del Viso (estaciones con andenes elevados). Corren con una frecuencia de 15 minutos hasta Grand Bourg y de entre media hora y una hasta Villa Rosa.

A 100 metros de la estación Panamericana habrá un complejo de 920 cocheras distribuidas en cinco niveles; el edificio Pilar Parking, que se desarrolla en el complejo Pilar Bicentenario, demandará una inversión de $ 150 millones.

"Toda inversión necesita seguridad jurídica y certidumbre sobre el cumplimiento de las obligaciones. En este caso, las asumidas por el Estado, con quien estamos conversando sobre los cambios que nos han propuesto a partir del plan de mejora del ramal. Confío en que durante el segundo semestre podría inaugurarse la estación, de modo que no bien bajemos esas presunciones al papel podremos continuar invirtiendo y generando empleo y progreso para el corredor norte", indicó Mateo Corvo Dolcet, presidente del directorio de Pilar Bicentenario SA, firma dueña de la tierra y del proyecto.

Según datos de Autopistas del Sol, en promedio, unos 50.000 autos hacen el trayecto diario entre Pilar y la ciudad de Buenos Aires. Entre combustible y peajes, el gasto mensual puede superar los 10.000 pesos, según cálculos del empresario.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...