viernes, 20 de noviembre de 2015

El Gobierno preguntó a EE.UU. si le vende aviones de combate F-16

Por Daniel Santoro - Clarin.com
Decisiones estratégicas de Defensa para el futuro presidente. Junto al congelamiento de la compra de Kfir a Israel, se supo que pidió presupuesto por esos cazas de última generación.

Luego de congelar la compra de aviones Kfir a Israel, la Fuerza Aérea solicitó "precio y disponibilidad" de F 16 a EE.UU. como una aeronave de combate "definitiva" y cuya eventual adquisición también deberá decidir el futuro presidente.

Altas fuentes de la Fuerza Aérea defendieron ante Clarín el proyecto de los Kfir como un avión "de transición" y con un costo de solo 320 millones de dólares para luego pasar a un avión "definitivo" como el F-16 norteamericano o el Gripen sueco, que demandará una inversión de no menos de 2 mil millones de dólares a largo plazo.

Fuentes allegadas al jefe de la Fuerza Aérea, brigadier general Mario Callejo, definieron al Kfir como un "avión para diez años" para luego intentar comprar aviones de combate de última generación como el F-16 o el Gripen que construirá Brasil con licencia sueca. "El Kfir permitirá que los pilotos no pierdan su adiestramiento", agregaron. La idea es que este segundo escalón empiece a funcionar en el 2026.

El contrato "llave en mano" de los Kfir incluye 12 aviones monoplaza y 2 biplaza para entrenamiento.
Las fuentes confirmaron que el ex Comandante de Operaciones y número tres del arma, brigadier Mario Roca, dio un paso al costado por "objeciones" a que se firmara el acuerdo por los Kfir "entre otras razones" y que ahora tiene una licencia extraordinaria por seis meses antes del retiro, tal como adelantó Clarín el sábado.

El ministro de Defensa, Agustín Rossi, dijo que el congelamiento del contrato con la empresa Israel Aeroespace Industries (IAI) se decidió porque una compra de esa envergadura le "corresponde tomarla al futuro presidente". Por el monto en juego, el contrato debería haber sido firmado por el jefe de Gabinete Aníbal Fernández. Callejo solo había firmado la parte técnica del contrato que integra un llamado "Plan Transversal Sistémico (PTS)" de carácter secreto y que data del 2011. En ese plan estaban todas las alternativas que iban desde los Mirage en desuso españoles, los aviones chinos JF-17 Thunder y los F 16, entre otros.

Las fuentes confirmaron que el contrato con la IAI "no incluye armamento". Por eso los críticos del proyecto decían que "se compraba un avión, pero no un sistema completo". Por esa razón, se estaba negociando con la empresa israelí Rafael un contrato de otros 60 millones de dólares para comprar misiles Python, entre otras armas. Además, explicaron que el software de los Kfir va a permitir usar otro tipo de misiles como los Sidewinder norteamericanos que usan los Mirage de la Fuerza Aérea Argentina. Callejo participará el 27 de noviembre de la ceremonia de desprogramación de los Mirage III, que tienen 40 años de servicio, en la base de Tandil y así la Fuerza Aérea quedará sin ningún avión de combate supersónico.

Además, las fuentes informaron que "8 de los 12 Kfir monoplazas" tendrán radares de combate Elta 2032 de origen israelí. El resto, cuando vuelven en misión de combate, "tendrá la misma información que los radarizados gracias a un sistema de data link". El presupuesto no dio para comprar "cascos inteligentes". Y esta decisión estratégica también quedó para el candidato que gane el domingo.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...