miércoles, 17 de agosto de 2011

La Armada de Chile incorpora tres aeronaves de patrulla marítima y guerra anti-submarina


La Armada de Chile ha recibido oficialmente dos aviones C-295 (denominación local P-295) y un helicóptero Dauphin que fortalecerán las capacidades aeronavales en búsqueda y rescate, vigilancia, patrulla, exploración, apoyo a unidades de la Armada, y salvamento, entre otros.
La ceremonia, celebrada en la base aeronaval de Concón, fue presidida por el ministro de Defensa de Chile, Andrés Allamand, el comandante general de la Armada, almirante Edmundo González, y el comandante de la Aviación Naval, contralmirante Cristián Davanzo. También asistieron el presidente de la Comisión de Defensa del Senado chileno, Baldo Prokurica, autoridades del alto mando naval y representantes de los otros institutos armados.

Tras los discursos de rigor y la correspondiente bendición de las unidades por parte del capellán de la Aviación Naval, se realizó un ejercicio de simulación de una operación de búsqueda y rescate de náufragos en la mar. Uno de los aviones informó al puesto de búsqueda y rescate marítimo de la ubicación de los náufragos con el fin de que el helicóptero Dauphin efectuara el rescate. Posteriormente, los invitados a la ceremonia pudieron apreciar de primera mano las características de las aeronaves y conocer la tecnología de las mismas gracias a las tripulaciones presentes.

Los P-295 tienen dos puntos duros bajo cada ala para cargar armas u otros sistemas, y equipa una completa suite de sensores, incluyendo un radar de búsqueda, aviónica digital compatible con visores nocturnos (NVG), sistema de identificación automática, sistema acústico y un detector de anomalías magnéticas.

La información de todos estos sensores es procesada por el Sistema Táctico Completamente Integrado o Fully Integrated Tactical System (FITS), desarrollado por Airbus Military. Los sistemas de mision presentan la informacion de manera intuitiva a los 4 operadores tacticos a traves de consolas de mision, y tambien a los 2 pilotos.

Estos dos aviones C-295 ASW son parte de una orden por 3 aeronaves, colocada por la Armada de Chile en octubre del 2007. La primera aeronave, un C295 MPA, fue entregada en diciembre 2009. El primero de los aviones en versión anti-submarina llegó al país en abril de este año y el segundo estuvo bajo pruebas el pasado junio en España. Fuentes no oficiales estiman probable la adquisición de ejemplares adicionales entre 2013 y 2014. La Armada de Chile pretende quedarse únicamente con 2 aviones P-3 Orion, cuyos fuselajes tienen un tiempo de vida útil de 10 años más.

Fuente: Infodefensa.com
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...