jueves, 25 de agosto de 2011

En medio de la polémica, los chinos ya trabajan en Río Negro


Por Matías Longoni - mlongoni@clarin.com
Invertirán US$ 1.500 millones en irrigación e infraestructura a cambio de alimentos.
Una avanzada de técnicos de China ya se encuentra en Río Negro planificando el que será el mayor plan de irrigación agrícola desarrollado en el país en más de medio siglo . El gobernador Miguel Saiz, al dar ayer la noticia, aseguró que la iniciativa apunta a poner a producir unas 330.000 hectáreas y podría generar unos 100.000 nuevos puestos de trabajo en la región. Todavía más: aseguró que “en diez años esperamos duplicar la población de la provincia”, actualmente de 633.000 personas.

El desembarco de la gigantesca empresa estatal Heilongjiang Beidahuang, que en su país produce alimentos para el 10% de la población china, unos 150 millones de habitantes, se vio opacado por las protestas de militantes ambientalistas del Grupo de Reflexión Rural (GRR), que ayer irrumpieron en la presentación de Saiz. El presidente de la Cámara Internacional de Comercio China y titular de la flamante Beidahuang Argentina SA, Yue Gang Weng, se sorprendió cuando los cruces verbales llegaron a ser trompadas aisladas.

Y es que el proyecto es de tal envergadura que divide aguas. Río Negro cuenta hasta hoy con una superficie regada de unas 100.000 hectáreas, ubicadas sobre todo en el Alto Valle y dedicadas a la producción de peras y manzanas. Los planes de irrigación abarcan cinco nuevas áreas en los Valles Medio e Inferior del caudaloso Río Negro, que aportará el agua necesaria para regar. Según Saiz, ese curso está arrojando al océano 900 metros cúbicos de agua por segundo.

En la discusión, debe decirse, hay varios mitos. Por caso, que las empresa china se apoderará de las tierras hoy casi ociosas que pertenecen a unos 400 productores. “No hay venta de tierras” , se apuró a aclarar el gobernador, que de todos modos admitió que ya con riego esos terrenos podrían pasar a valer unos 10.000 dólares por hectárea, contra los 150 dólares actuales . Es decir, la iniciativa podría desatar un fabuloso negocio inmobiliario.

Saiz explicó que el pacto con los chinos se limitan a que estos financiarán los US$ 1.500 millones necesarios para tender los canales de riego, levantar una planta aceitera y ampliar el puerto de San Antonio Oeste. A cambio tendrán la prioridad para comprar los nuevos alimentos producidos durante 20 años , aunque “a precios de mercado”. Eso sí, Beidahuang recuperará el dinero en el mismo lapso, con un interés de 5% anual.

Otro mito es que básicamente allí se plantará soja, cuando es algo muy difícil de lograr por las condiciones agronómicas de la zona. Lo más probable es que las nuevas tierras agrícolas se dediquen a cereales como maíz y trigo, o a hortalizas como la cebolla.

Saiz, que dejará su cargo en diciembre próximo, subrayó que una vez que los 12 técnicos chinos que llegaron al país finalicen los estudios se podrán licitar algunas obras, y que quizás a principios de 2012 se podrían comenzar los primeros cultivos. “Será toda mano de obra argentina”, aclaró.

Fuente: Diario Clarín
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...