viernes, 12 de agosto de 2011

Brasil adquiere el sistema de rastreo móvil ruso de Gorizont

Un dispositivo denominado Patriot-Okapi y localmente como COMAN (Conjunto de Monitoreo Móvil Autonomo), que básicamente consta de diez radares móviles de rastreo de 15 km. de alcance, sensores opto-electrónicos y radioeléctricos, así como comunicación con redes satélitales GPS y Glonass, montado en vehículos Land Rover Defender 130, acaba de ser adquirido por el estado de Mato Grosso, para sus fuerzas policiales, en especial para sus cuerpos de élite: el Grupo Especial de Frontera (GEFRON), el Batallón de Operaciones Especiales (BOPE) y el Centro Integrado de Operaciones Aéreas (CIOPAER), algunos de cuyos integrantes ya se han entrenado en la sede del fabricante- el Grupo Industrial Gorizont, en Rostov-on-Don.

Los equipos se usarán para vigilar los casi 1.000 km. de frontera seca y húmeda con Bolivia, en la cual abunda y crece el tráfico de drogas, armas y vehículos robados, así como para ayudar a garantizar la seguridad durante el desarrollo del Campeonato Mundial de Fútbol 2014. Inicialmente serán importados dos vehículos terminados el año próximo y, a principios de 2014, se montarán localmente otros ocho, dentro de un contrato que orilla los 10 millones de dólares y que abre la posibilidad de ensamblar esos productos para toda Sudamérica e, incluso, de agregar al sistema aviones no tripulados (UAV), basados en el austriaco Schiebel Camcopter S-100. Este dispositivo, que permite monitorizar hasta 300 blancos simultáneos, ya es usado entre las fronteras ruso-ucranianas, greco-balcánicas y diversos países asiáticos. Según su representante local, Globaltech, en los próximos años los rusos harán una transferencia tecnológica de casi el 60 por ciento del proyecto a sus socios brasileños (Javier Bonilla, corresponsal de Grupo Edefa - Defensa.com).
FOTO ADJUNTA: “Defender 130” ofrecido por Gorizont.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...